Autor: berserker
jueves, 25 de enero de 2007
Sección: Artículos generales
Información publicada por: berserker


Mostrado 64.862 veces.


Ir a los comentarios

¿La invasión que nunca existió?

-

¿Pudo ser así la historia?

Algunos historiadores cuestionan de forma creciente la versión tradicional católica según la cual el Islam se implantó violentamente en la península, después de una invasión árabe, en el año 711. Estos historiadores argumentan que el Islam ni se impuso ni era ajeno a los hispanos, que lo abrazaron libre y mayoritariamente. En realidad, la tesis de la imposición fue una "conspiración" promovida por la Iglesia con objeto de encubrir su derrota ante los cristianos unitarios, seguidores del arrianismo que predicó Prisciliano. ¿Ocurrió la historia tal y como nos la han contado? ¿Es posible que, en el siglo VIII de nuestra era, un ejército musulmán cruzara el estrecho de Gibraltar, derrotara a las tropas visigodas y avanzara victorioso hasta el punto de llegar a someter a casi todo el territorio peninsular? ¿Un puñado de bereberes pudo someter a 20 millones de hispanos durante varios siglos? En contra de esta hipótesis tenemos el hecho de que los documentos de la época no contienen referencias a aquella terrible invasión que, de ser cierta, habría supuesto para los peninsulares todos los males imaginables. Las primeras noticias no aparecen hasta las crónicas latinas y musulmanas del siglo IX, a seis generaciones (ciento cincuenta años) de los hechos que se relatan, cuando el Islam estaba ya firmemente arraigado en la península. Algunos investigadores, tras que los cristianos omitían consignar cualquier aspecto de lo que estaba sucediendo en su suelo, concluyen que el mito ha pervivido, contra toda lógica, porque a los católicos les ha interesado mantenerlo, porque encubría ante su propio pueblo lo que en realidad fue su fracaso social y religioso. La guerra civil que estalló en la Península Ibérica a principios del siglo VIII, explicada como conflicto político y disfrazada más tarde como invasión de una potencia extranjera, tuvo su auténtico origen en unos hechos que se remontan a cuatro siglos antes, al enfrentamiento producido entre dos corrientes cristianas: los unitarios o arrianos, que negaban que el Hijo fuera igual al Padre -según esta premisa, Jesús no era Dios- y los trinitarios, adheridos al dogma predicado por san Pablo, que mantenían que hay tres personas distintas -Padre, Hijo y Espíritu santo- en un solo Dios verdadero. Por tanto, para aproximarnos a una de las verdades de lo que sucedió realmente en el año 711, cuando un contingente de guerreros del norte de África, entre los que predominan los bereberes, cruzan el estrecho de Gibraltar, derrota a las tropas visigodas lideradas por Don Rodrigo y se establece en la Península Ibérica, tendremos que remontarnos al siglo IV. Un poco de historia En el año 325, el emperador Constantino acababa de convocar un concilio en Nicea para zanjar las disputas teológicas que estaban perjudicando al imperio. Fue una fecha crucial, porque el dogma de la Trinidad se impuso y se incluyó en la religión oficial, mientras que se reafirmaba la excomunión del obispo alejandrino Arrio, que murió en el año 336, el día anterior al fijado por el emperador para obligarle a reconciliarse con la Iglesia. Un siglo después, su mensaje obtuvo un eco imprevisible. Las ideas que Arrio había predicado en Oriente fueron propagadas por Prisciliano en la Península Ibérica y en el sur de la Galia. Este controvertido personaje nació en el seno de una familia senatorial en el año 340 -se cree que en Galicia- y comenzó su predicación hacia el 370. Era un hombre culto, ascético, vegetariano y que no hacía distinción entre hombres y mujeres en cuestión de nombramientos relacionados con el culto, unos principios que retomarán siglos después los cátaros. Los libros de Arrio fueron quemados y apenas quedan obras de Prisciliano. De los signos externos y sacramentos del arrianismo sólo se sabe, por referencias de sus enemigos, el empleo de alguna forma de tonsura y que el bautizo se realizaba mediante tres inmersiones, quizá en correspondencia con la trilogía "cuerpo, alma y espíritu" o "cuerpo físico, astral y mental". Prisciliano tuvo que soportar durante toda su vida pública el acoso teológico y personal de los obispos trinitarios, temerosos de su creciente influencia entre el clero y la población. El último acto de esta historia tuvo lugar en el año 385 en la ciudad de Tréveris, donde el emperador Máximo le hizo acudir para que se defendiera de la acusación de hechicería lanzada por sus adversarios. Hubo un juicio, viciado por intereses clericales e imperiales, y una condena: a Prisciliano le cortaron la cabeza. Fue el primer hereje que sufrió pena de muerte. Curiosamente, el propio emperador Máximo fue ejecutado tres años después por orden de Teodosio. Unamuno sugiere que quien está enterrado en Compostela no es el Apóstol Santiago, sino Prisciliano, lo cual daría idea de la extensión e importancia que alcanzaron sus doctrinas. Lo cierto es que su ejecución afianzaría el arrianismo en el país. Por otra parte, hacia el año 460 tomó el poder en la península el monarca godo Eurico, quien se convirtió a la fe arriana y truncó así las ambiciones de los que no habían dudado en matar a Prisciliano con tal de acabar con sus ideas. En el año 587, el rey godo Recaredo se alió con los trinitarios por conveniencias políticas y, en nombre propio y en el de todo su pueblo, abjuró del arrianismo que habían practicado los anteriores monarcas godos. Se prohibió el culto arriano y se iniciaron brutales persecuciones contra sus seguidores y también contra los judíos, quienes hasta entonces habían practicado su religión libremente. Los arrianos de la península y del sur de Francia se sublevaron y tuvieron que soportar durante el siglo siguiente robos, violaciones, asesinatos y reducción a la esclavitud, perpetrados por elementos de la oligarquía goda y el propio clero. La tensión se rebajó cuando el rey godo Vitiza subió al trono en el año 702 y comenzó a deshacer los entuertos de sus antecesores: declaró una amnistía contra los perseguidos y les restituyó sus bienes; detuvo las medidas hostiles contra los judíos y convocó el XVIII concilio de Toledo, cuyas actas, sospechosamente, se han perdido. El grueso de los historiadores opina que fueron destruidas porque eran contrarias al Cristianismo ortodoxo romano. A la muerte de Vitiza, en torno al año 709, todo cambió. La nobleza y los obispos impidieron que su hijo Achila, que era menor de edad, ocupara el trono, y eligieron en su lugar al que la historia ha conocido como Don Rodrigo, un jefe militar afín a sus intereses. Estalló entonces una guerra civil entre los partidarios de éste, probablemente seguidores del Cristianismo establecido, y quienes apoyaban a los sucesores de Vitiza, más comprometidos con las creencias unitarias o arrianas, que veían en Don Rodrigo a un usurpador del trono visigodo. Al mando de la Bética estaba Rechesindo, el antiguo tutor del hijo de Vitiza. Rodrigo lo mató en una escaramuza y entró en Sevilla sin oposición. Entonces, los partidarios de la estirpe de Vitiza, los debilitados unitarios, pidieron ayuda a su correligionario Tariq, gobernador de la provincia visigótica de Tingitana (la actual Tánger), en el norte de Marruecos, que había sido nombrado por Vitiza y con cuyo reinado mantenía estrechas relaciones comerciales. Tariq era, probablemente, de raza goda, como apunta la sílaba "ic" hijo en lengua germánica. Uno de sus jefes militares era Yulian, de origen romano, a quien la leyenda de la invasión convirtió en el traidor conde Don Julián. Tariq cruzó el estrecho con guerreros de diversas etnias, integrados en la causa unitaria, entre los que abundaban los bereberes. La presencia de estas tropas no provocó una especial reacción entre la población autóctona, ya que la petición de auxilio a fuerzas extranjeras era una práctica muy corriente en Hispania. Los judíos, que habían sido ferozmente perseguidos por los monarcas godos después de que éstos abandonaran la fe arriana, acogieron favorablemente a los recién llegados. Los expertos subrayan que sólo un estado puede organizar una invasión militar. Y no existía entonces un imperio arábigo, sino tribus y pequeños caudillos frecuentemente enfrentados entre sí y carentes de gobierno, administración y ejército. Según el historiador Ignacio Olagüe, "en las crónicas latinas y bereberes aparecen los godos como un grupo aparte que guerreaba contra un enemigo que no era español, ni cristiano, ni hereje, sino anónimo; es decir sarraceno". Lo que no podía decir, o lo ignoraba el cronista, era que los godos luchaban contra la masa del pueblo, contraria a la oligarquía dominante". Suponiendo que la batalla de Guadalete no hubiera sido una ficción, el número de fuerzas que intervino tuvo que ser más modesto de lo que se ha contado, y bastante menor la trascendencia militar que se le atribuye. Se dice que Rodrigo murió en la batalla, pero es más probable que fuera expulsado de Andalucía y buscara refugio en Lusitania, donde pudo haber fundado su propio reino, ya que existía en Viseu una sepultura con la inscripción "Aquí yace Roderico, rey de los godos", que todavía se conservaba en el siglo XVIII en la iglesia de San Miguel de Fetal, según señala el abate Antonio Calvalho da Costa en su Corografía portuguesa. En el siglo IX, vemos que los musulmanes llevaban 140 años en la península, tenían desde hacía un siglo la capital del reino en Córdoba, la más importante y refinada ciudad de Occidente por entonces, con un millón de habitantes, y es evidente que no habían forzado la conversión masiva de indefensos cristianos, ni siquiera hacían proselitismo de su fe ni alardes de su culto. ¿Qué fe seguían entonces los andaluces? Lo más probable es que se tratara del arrianismo tradicional, en discreta evolución hacia el islamismo, que la mayoría de la población acabaría abrazando, igual que adoptó paulatinamente la lengua árabe en sustitución del latín. No hubo imposición, sino una lenta seducción. Y no se trataba de una fe extranjera. Asín Palacios y otros arabistas mantienen que el Islam tiene relación con el Arrianismo y el Judaísmo. Se comprende el respeto de los musulmanes hacia las "gentes del Libro", con las que comparten lo esencial: el sometimiento a un solo Dios con el que pueden comunicarse directamente y desde cualquier lugar. Incluso los investigadores que respaldan la teoría de la invasión juzgan extraño que un puñado de árabes pudieran influir tan profunda e inmediatamente en 20 millones de hispanos. El historiador Olagüe sintetiza su perplejidad en tono irónico: "Tuvo entonces lugar una mutación formidable, como se produce en el teatro un cambio de decoración. España, que era latina, se convierte en árabe; siendo cristiana, adopta el Islam. Como si hubiera repetido el Espíritu Santo el acto de Pentecostés, despiertan un buen día los españoles hablando la lengua del Hedjaz (árabe). Llevan otros trajes, gozan de otras costumbres, manejan otras armas. Los invasores eran 25.000. ¿Qué había sido de los españoles?" Se ha querido transmitir la idea de que España era poco menos que un desierto artístico e intelectual hasta que la fecundó el Islam. Sin embargo, el historiador Bonilla san Martín apunta que "el movimiento priscilianista, los trabajos de los concilios de Toledo, las producciones de los escritores, atestiguan en la España de los siglos IV y V una cultura excepcional. La invasión goda, lejos de sofocar este progreso, lo acrecentó y estimuló notablemente". De hecho, los estudiosos mantienen que el arte arábigo fue una prolongación del ibero y del visigótico. El árabe no empieza a generalizarse por escrito en España hasta la segunda mitad del siglo IX. Es entonces cuando florecen las ciencias, la filosofía y la poesía. La rica lengua árabe es el instrumento; el genio lo aportan aquellos que vivían ya en Al-Andalus y los que llegaron como invitados, tanto del mundo islámico como del cristiano, sin distinción de etnias. No obstante, innovaciones arquitectónicas como el arco de herradura no son una aportación arábiga; éste existía en Occidente y puede verse en varias construcciones de España y Francia anteriores al Islam. Tampoco parece obra suya la mezquita de Córdoba, ni nació mezquita. Ese templo, bosque de columnas, es incompatible con el culto musulmán y con el cristiano, ya que ambos exigen espacios diáfanos para seguir al oficiante. En suma, demasiadas incógnitas a la hora de analizar un periodo que fue trascendental para la posterior evolución de la sociedad española y que la historiografía oficial ha catalogado, de forma excesivamente parcial y simplista, como un invasión y una reconquista, pero como decía Ortega y Gasset "Una reconquista de seis siglos no es una reconquista". Lo más probable es que nunca existiera una invasión violenta sino una revolución interna de los pobladores de la Hispania que se dejaron seducir por la magia de lo nuevo y mejor.

-


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Kaerkwes 23 de ene. 2007

    supongo que estés bien preparado para la "crucifixión" que te espera majete.

  2. #2 ofion_serpiente 23 de ene. 2007

    La destrucción del reino visigótico por una escasa fuerza no es una novedad en la historia de la expansión del islam. Algo idéntico pasó con la conquista de Siria, Irán, Palestina, Egipto etc, etc. Ahora se nos dirá que la razón fue que la mayoría de la población era Unitaria y no Trinitaria, y que existen lápidas de predicadores muslimes en el Levante español que acreditan una conversión paulatina de la población, mayoritariamente arriana, es decir, unitaria, que entendía que los bereberes recientemente islamizados eran portadores de la verdadera fe. Si esperan un instante, les acercaré la página deceltiberia en que este tema fue tratado

  3. #3 ofion_serpiente 23 de ene. 2007

    http://www.celtiberia.net/articulo.asp?id=1497

  4. #4 Brigantinus 23 de ene. 2007

    Este tema ha sido sacado a colación varias veces. Hay varios artículos sobre este particular. De todos modos, sería interesante conocer la "conexión francesa" de este, según Olagüe, fraude. Porque si lo del Guadalete es un pufo, y no hubo tal invasión. ¿Contra quienes se enfrentaron los francos en Poitiers?

  5. #5 Lykonius 23 de ene. 2007

    berserker, si te triplicaran o cuadruplicaran los impuestos por no convertirte a la única fe de Mahoma, o si te trataran como un perro por ser cristiano/ateo/agnóstico... ya verías cuantos conocidos tuyos se harían musulmanes en un santiamén, aunque sólo hubieran 30000 árabes... evidentemente no vale la pena leer (ni discutir) más ya que evidenmtemente quien postula estas hipótesis no se leen nada de história ni de crónicas ni testimonios.

  6. #6 orison 23 de ene. 2007

    Berseker lo de que eramos 20 millones en aquella epoca me suena al refran "eramos pocos y pario la abuela" en epoca del descubrimiento de America se calculaba creo recordar 7 millones de habitantes. Bueno sin animo de mortificar esta por ahi "F" ahora si pintan los baguadas "Movimiento complejo,social , violento que durante las invasiones barbaras sufio la Tarraconense y las del oeste de las Galias en Africa yla Bretaña. Movimiento de insatisfaccion social en ultimos tiempos del imperio romano.Tambien en el norte de Africa la agitacion que se conoce con el nombre de "circunceilione" Contra quienes se enfrentaron los francos en Poitiers? Brigantinus un apunte"wikipedia" La invasión islámica Los pueblos asentados en los territorios vascos no se resistieron a la invasión islámica. Roncesvalles En el año 778 el ejército de Carlomagno sufrió un duro revés en Roncesvalles. Se desconoce quienes fueron los atacantes, y los historiadores manejan tres hipótesis. La primera dice que una coalición de vascones y musulmanes; la segunda, una combinación de vascones de ambas laderas del Pirineo y, la tercera, vascones ultrapirenaicos descontentos con el fortalecimiento del régimen franco en Aquitania. Hay otras como que fueron sólo musulmanes, que es la que canta la Canción de Roldán. La reconquista En el siglo IX surge el reino de Pamplona, e Iñigo Arista (816-852) fue coronado rey. Casi toda la parte oriental del actual País Vasco (Guipúzcoa, Vizcaya y Álava) fue alternativamente parte del reino de Navarra y del reino de Castilla. Los vascos tomaron parte activa en la Reconquista repoblando nuevos territorios y participando con sus naves en la conquista castellana de Andalucía.

  7. #7 berserker 23 de ene. 2007

    Madre mia Lykonius evidentemente al que no vale la pena leerte es a ti, al afirmar cosas como que los cristianos o judios eran obligados a convertirse a la única fe, debes de ser tu el que no lees nada de historia, ni crónicas o testimonios como tu dices, poque si era asi entonces ,como es que esos musulmanes intolerantes permitieron tanto el cristianismo bajo su dominio ,como el judaismo (el cual alcanzó gran esplendor como lo atestiguan sus maravillosas juderias hasta precisamente la llegada de los cristianos -tan tolerantes ellos-...), y en cuanto a los impuestos en temas de religion , informate sobre la politica de los reyes catolicos sobre los territorios ocupados de Al-Andalus , en los que primero se les exigieron fuertes impuestos solo por su confesión, y más tarde cuando estorbaban fueron expulsados como los judios , cometiendo un genocidio mas para la historia. Te recomiendo que seas tu el que leas al menos un poco antes de hablar.

  8. #8 berserker 23 de ene. 2007

    Orison desde cuando la wikipedia es una fuente fiable?? porque en esta web se la ha demonizado en ocasiones inumerables.... O es válida solo cuando nos interesa? Y lo de los 20 millones es una aproximación hipotética válida como cualquiera , o es que había un censo que nos diera su número exacto?

  9. #9 F. 23 de ene. 2007

    Sinceramente, no logro entender qué ocurre últimamente en celtiberia, por donde pululanartículos de este tipo o del de Botoriita que, además de tenr mucha hipótesis y pocas pruebas, gran parte de lo escrito es ompletamente erróneo. En este caso, lo del priscilianismo tiene su miga, desde luego. Y además tiene frases antológicas, de las que destaco dos: "el movimiento priscilianista, los trabajos de los concilios de Toledo, las producciones de los escritores, atestiguan en la España de los siglos IV y V una cultura excepcional. La invasión goda, lejos de sofocar este progreso, lo acrecentó y estimuló notablemente". Aunque esta me gusta aún más: "Los expertos subrayan que sólo un estado puede organizar una invasión militar. Y no existía entonces un imperio arábigo, sino tribus y pequeños caudillos frecuentemente enfrentados entre sí y carentes de gobierno, administración y ejército" ¿La cara que debieron poner los bizantinos en Yarmuk y los persas en Qaddisiya, al ser derrotados por unas tribus sin ejército! ¡Qué cara de tonto se te tiene que poner! Es una pena que últimamente sólo importe decir algo original y, si es polémico, mejor aún. Eso sí, en celtiberia se está creando una historia alternativa de España que, cuando juntemos todos los artículos al respecto, que ya son unos cuantos, va a quedar estupenda. En fin. Nada, nada, a seguir así. Me imagino que ahora vendrá el típico mensaje sobre que si demos argumentos, de que si respeto. Pues vale. Y me imagino que lo de inquisidor de la Historia y esos cuentos que algunos me endosan no tardarán en aparecer. Pues vale también. Siete vidas me quedan para responder. Saludos

  10. #10 F. 23 de ene. 2007

    orison: sin ánimo de mortificar. La última mención de bagaudas es la de Hidacio referida a su eliminación en Tarraconense en 454. Si te has molestado en leer mis artículos sobre bagaudas, verás que no las hubo en Bretaña ni en África. Y que, en mi opinión, no se trata de un movimiento de tipo social sino político. Por lo que, siguen sin pintar nada por aquí. Y es F. (que le he cogido cariño al punto). Saludos

  11. #11 F. 23 de ene. 2007

    berserker: yo no considero, en general, la wikipedia una fuente fiable. Pero al lado de tu artículo parece la Enciclopedia Británica. Saludos

  12. #12 ofion_serpiente 23 de ene. 2007

    1º) No va a negarse que desde siempre el éxito de la invasión musulmana de España (así creo recordar llamaban los godos a su reino) ha llamado la atención de los historiadores por su la rapidez en que un escaso número de guerros destruyó el reino de Toledo 2º) Igualmente es cierto que a) Los visigodos fueron cristianizados en el más profundo y radical arrianismo unitario b) Los hispanorromanos eran devotos de la doctrina de Roma, Trinitaria desde Nicea c) Las razones que motivaron a Recaredo a la conversión fue, precisamente evitar las frecuentes insurrecciones de sus subditos hispanorromanos trinitarios. De hecho, la última gran insurrección fue la protagonizada por su hermano Hermenegildo desde la Betica (que debía ser profundamenta trinitaria). 3º) La rápida derrota de los ejercitos de la monarquía toledana, entonces integrados también por hispanorromanos, puede responder a numerosas causa, sin que sea baladí el hecho de la profunda crisis de la estructura militar del reino de Toledo comoa creditan los desesperados esfuerzos de Wamba por llevar a cabo una reforma militar que permitiera recuperar la potencia militar perdida 4º) Igualmente puede considerarse como concausa de la derrota el debilitamiento del Reino, dividido en luchas fraticidas entre dos dinastías Podríamos seguir enumerando causas que unidas, darían una explicación lógica a aquella extraordinaria celeridad en el cambio de poder

  13. #13 Cadwaladr 23 de ene. 2007

    Berseker. ¿Te suena la Crónica mozárabe del año 754? Creo que esa sí es una referencia coetánea con la invasión. Por otro lado ¿Conoces el pacto de Tuzmir del año 713? Pues vas a conocerlo: "Edicto de ‘Abd al-‘Aziz ibn Musa ibn Nusair a Tudmir ibn Abdush (Teodomiro, hijo de los godos)" "Se le concede la paz con la entrega de las siguientes ciudades: Uryula [Orihuela], Baltana, Lakant [Alicante], Mula, Villena, Lawraka [Lorca] y Ello. Además, no debe dar asilo a nadie que huya de nosotros o sea nuestro enemigo; ni producir daño a nadie que huya de nosotros o sea nuestro enemigo; ni producir daño a nadie que goce de nuestra amnistía; ni ocultar ninguna información sobre nuestros enemigos que puede llegar a su conocimiento. El y sus súbditos pagarán un tributo anual, cada persona, de un dinar en metálico, cuatro medidas de trigo, cebada, zumo de uva y vinagre, dos de miel y dos de aceite de oliva; para los sirvientes, sólo una medida. Dado en el mes de Rayab, año 94 de la Hégira [713]. Como testigos, ‘Uzmán ibn Abi ‘Abda, Habib ibn Abi ‘Ubaida, Idrís ibn Maisara y Abul Qasim al-Mazáli" Si quieres más, avisas. SI existen referencias coetáneas y documentos que acreditan la invasión -el pacto de Tuzmir es uno de ellos. Estoy con Brigantinus en lo que respecta a Poitiers. Tambien tengo numerosas crónicas coetáneas que hablan de ello.

  14. #14 berserker 23 de ene. 2007

    F. si el articulo tiene que compararse con la enciclopedia británica que quieres que te diga....no me parece para nada fiable esta, (la historia la escriben aquellos que cuelgan a los héroes, o los vencidos sobre los vencedores ) asi que por mucha fama que tenga , la enciclpedia del imperio cuanta la historia desde su punto de vista, como todos incluido tu , y esto se ve muy bien en esta web que tanto criticas el rumbo que está tomando,

  15. #15 ofion_serpiente 23 de ene. 2007

    Más aún, y que F. me corrija si me equivoco. Historiadores hay que explican la rápida conquista de Siria por los árabes por referencia al debilitamiento del Imperio bizantino como consecuencia de las devastadores guerras con los Partos, acumulado al hambre y a las epidemias padecidas en Siria en la época de la invasión

  16. #16 Lykonius 23 de ene. 2007

    berserker, no sólo pones teorías que mejor no adjetivo, sino que encima ni entiendes los contextos ya que no entiendes lo que escribo: donde pongo que los musulmanes obligaran a hacerse musulman ? únicamente apunto a que con los impuestos que gravaban sobre los no musulmanes y las humillaciones (así escrito en el Corán) que han de sufrir las gentes del libro ya hay para pensar un poquito no ? pero no, no vale la pena leer eh berseker ? ni siquiera el Coran ? ni por ahí comenzamos ? ah no, mejor nos creemos que los andaluces son irredentos y si morisquean es por moda; apaga y vámonos. Lo que no vale la pena es que tú leas, eso si que no tiene ningún provecho por lo que veo.

  17. #17 orison 23 de ene. 2007

    Bueno Berserker, como me dijo un profesor que tuve "hombre poder puede ser" ahora de que sea o no hay un trecho. F es que eres muy destrutivo hombre debes tener unas ideas mas abiertas!!!!.Aunque ese del bronce de Botorita al que tio dedico toda su vida es cuanto menos sorprendente habria que ponerlo en la sección 5 milenio de Celtiberia. Bueno este articulo de Berserker no esta mal habria que ver porque hay docuementos de la Batalla de la Navas de Tolosa en 1212 en el Vaticano y no estan al alcance de cualquier investigador. Alli donde se aparecio el apostol Santiago " Matamorros" a la ayuda de Navarros y Castellanos los primeros bajo pena de excomunión por el papa. Debe ser como los milagros es cuestión de Fé y hay que creerselo.

  18. #18 F. 23 de ene. 2007

    Mira berserker, que el rollito de la "historia oficial" y de "la historia la escriben los vencedores" huele y huele muy mal. Y con este rollo nos estaís intentando colar cuentos bien grandes. Porque la historia de los vencidos os la estáis inventando. Y mal, por cierto. Y ya sé que os molesta que algunos no tragemos y nos acusáis de "academicistas", unos, de "españolistas" otros. Pues vale también. Seguiréis molestos si depende de mi. ofión_serpiente, tienes razón. Falta, sin embargo, una causa más: la represión salvaje al movimiento religioso del monofisismo. Fue tan brutal, que los sirios y egipcios, donde esta herejía estaba bien asentada, vieron a los árabes como liberadores. Ahora a esperar el siguiente capítulo: de cómo Hispania, en realidad, no fue conquistada por Roma (es otro mito de los vencedores que hay que derribar). Cualquier dia nos dan el premio Sidewise. Saludos

  19. #19 berserker 23 de ene. 2007

    Lykonius creo que se estaba peor bajo dominación cristiana que bajo la musulmana: Entre 1609 y 1614 fueron expulsados de España unos 300.000 moriscos. Se trataba de gente de origen musulmán que había permanecida en el país particularmente en Andalucía, Valencia y Aragón - después que los cristianos provocaron la caída Granada en 1492. La mayor parte eran artesanos y hortelanos, cuyas huertas habían contribuido en sumo grado a la prosperidad agrícola de España. En los 117 años transcurridos desde la aniquilación del poderío musulmán en la península, la Corona española había promulgado una cantidad creciente de leyes en contra de los moriscos, limitando su libertad de culto y su empleo del idioma, el vestuario y las costumbres árabes. Como consecuencia inevitable habían estallado sublevaciones, tanto en Granada como en Valencia. Precisamente, una tentativa para ayudar a los moriscos que habían participado en un levantamiento en esta última ciudad trajo al almirante turco Kemal Reís y a su sobrino Piri a aguas españolas en 1501. Los moriscos, al igual que los protestantes, los judíos y los gitanos, tenían prohibido viajar a la América Española. Ni siquiera se daba el beneplácito a los italianos procedentes de las posesiones españolas de Nápoles y Sicilia. Y otro apunte para que veas que mal vivían los que profesaban una religión distinta: Los judíos. - Supervivientes de las persecuciones visigodas. - La tolerancia musulmana favoreció la llegada de otros nuevos. - A pesar de encontrarse en inferioridad legal frente a los musulmanes consiguieron puestos de responsabilidad (Toledo). - Tuvieron libertad de culto, escuelas propias, conservación de costumbres. - Actuaron como intermediarios en el comercio, especialmente de esclavos. - Vivían separados por un muro de musulmanes y mozárabes en las juderías. - La aljama era la organización institucional por la que se regía la comunidad. - En ella se incluía, la sinagoga, el cementerio, la escuela y la carnicería. - Al frente del gobierno estaban los viejos, adelantados y rabinos. En la llamada Edad de Oro del Islam, cuando el territorio musulmán se extendía de España hasta la China, entre los siglos VIII y XIV, convivían en su seno en un ambiente de libertad y mutuo respeto cristianos arrianos, nestorianos, monofisitas y coptos, judíos, budistas, zoroastrianos, maniquéos e hinduistas, cuyas creencias y tradiciciones eran garantizadas por el Islam por el estatuto de Ahl al Dhimma, es decir, la "Gente del Pacto". Esto es algo que el Islam puso en práctica hace más de 1.400 años y que Occidente a duras penas comenzó a llevarlo a cabo a mediados del siglo XX. Y es precisamente uno de estos pactos, el firmado entre el godo Teodomiro, gobernador de Orihuela, y 'Abdul 'Aziz, el hijo de Musa lbn Nusair, el 5 de abril del año 713, el que conforma el documento más antiguo de la historia andalusi En virtud de este tratado Teodomiro quedó como gobernador inamovible y Orihuela (la de Miguel Hernández) fue un estado autónomo durante muchos años. Cuando los musulmanes llegaron a la Península, traían un concepto absolutamente revolucionario basado en el Corán y la Sunnah o Tradición del Profeta Muhammad, por el cual se trataba a los seres humanos por igual, respetando sus derechos y propiedades.

  20. #20 F. 23 de ene. 2007

    Aquí hay gente con la mente tan abierta que casi se oye correr el aire. Que conste que la frase es de Groucho Marx, no vaya a ser que me cercenen. Saludos. P. D. Que es F., caramba.

  21. #21 F. 23 de ene. 2007

    Por cierto Cadwaladr, pronto descubriremos que los visigodos jamás invadieron Hispania, por lo que Teodomiro no existió. Saludos

  22. #22 Cadwaladr 23 de ene. 2007

    Sometiendose, entregando las ciudades, pagando los impuestos y respetando los edictos. ¿Es esto o no una invasión?

  23. #23 protion9 23 de ene. 2007

    Cuando los musulmanes llegaron a la Península, traían un concepto absolutamente revolucionario basado en el Corán y la Sunnah o Tradición del Profeta Muhammad, por el cual se trataba a los seres humanos por igual, respetando sus derechos y propiedades. También el Cristianismo nos ha traido igualdad a todos los seres humanos (o eso pone en su libro). XD Saludos

  24. #24 Régulo 23 de ene. 2007

    ¿Poitiers?. Nada, nada, olvidaros de Beda el Venerable, de Teófanes, de la Crónica de Fredegar. Todo eso es un invento. La realidad es que se ha descubierto un legajo de 737 en San Martin de Tours, escrito por un tal Antoine, apodado "le fantastique", fraile franco, que en combinación con Carlos apodado "martel", y sabiendo que había ya unos proto-albigenses, o proto-cátaros en la mitad sur de Francia, se inventaron lo de la invasión árabe para justificar su machacamiento. El tal Abderrahman ibn Abdullah al Gafiqui, no era el visir musulmán, como la manipuladora histora oficial ha dicho, sino un tratante de caballos árabes, que estaba comerciando con los proto-cátaros, que había partido pacíficamente desde su cortijo de Córdoba. Le apresaron, le torturaron y le hicieron cantar que era un gran general árabe con pretensiones expansionistas por toda Europa. Al final le soltaron y fue a parar a Jerez, donde empezó a criar caballos PRE (Pura Raza Española) o tb denominados Cartujanos, producto de la mezcla de los caballos árabes, el pony sorraya portugues y oriundo españoles. Dicho legajo, ha sido secuestrado por los espías del Vaticano y de la CIA, en una operación rocambolesca, digna de una pelí de acción, que estaría fuera de lugar narrar aquí y parece ser que estan negociando con Osama, para entregarselo a cambio de que descubra a sus comandos dormidos en Occidente. Esa es la verdad y así se la hemos contado.

  25. #25 ofion_serpiente 23 de ene. 2007

    El que Hispania no fue conquistada por roma es parecido a una tesis que aparece en esta webhttp://es.geocities.com/kallaikoi/index.html Demostramos que, en contra de lo que nos han enseñado durante siglos, el Idioma Gallego no deriva del Latín. Mostramos cómo la Censura del Imperio Romano manipuló obras de algunos autores clásicos, para ocultar a la posteridad la verdadera Historia de la Europa Occidental; y muchas cosas más ...

  26. #26 Cadwaladr 23 de ene. 2007

    Ni los moriscos fueron expulsados de España... Estamos hablando de historia-ficción. Las fuentes no son fiables si no dicen lo que nos interesa, por lo que nos lo inventamos y todos contentos. Saludos F.

  27. #27 ofion_serpiente 23 de ene. 2007

    La pregunta retórica de Brigantinus la había respondido ya en el Xpresate. En Poitiers los francos lucharon contra...................Los Paios (no pude resistirme)

  28. #28 Cadwaladr 23 de ene. 2007

    Ahhh. Cómo vamos todos como moscas a la mieeee... Si en el fondo nos va la marcha.

  29. #29 ofion_serpiente 23 de ene. 2007

    No, esta vez me portaré bien, no quiero que desvelen mis andanzas nocturnas persiguiendo chavitas

  30. #30 orison 23 de ene. 2007

    Bueno lo de invasión total y sumisión tenemos la destrucción Oreto en el siglo IX creo y rebeliones en la sierras de Jaén en el mismo siglo, luego lo de la invasión es muy discutible en ese aspecto Cadwaladr. F., a mi por menos mi vida pende de un hilo fino en celtiberia. Bueno Berserker ya lo dijo Kaerkwes

  31. #31 ofion_serpiente 23 de ene. 2007

    Según el famoso historiador H. G. Wells, "... es posible que Mahoma conociese las iglesias cristianas de Siria y la tradición judaica. Quizás los judíos le convirtieran a la ciencia del único Dios verdadero, es decir, al monoteísmo propio del Islam".

  32. #32 Olarticoechea 23 de ene. 2007

    Si hay fuentes medievales que hablan de invasiones y de ejércitos en la expansión islámica, no voy a ser yo quien las niegue. Pero también resulta sorprendente como esos "ejércitos" conquistan Hispania en unos pocos años y tardan ocho siglos en ser "expulsados". Cualquiera se da cuenta, de que independientemente de tal cual apoyo militar, de tal o cual invasión, el Islam tuvo muchisimos partidarios entre los Hispanos, y que no fue nada extraño e impuesto por la fuerza, sino que los Hispanos optaron por esa religión como pudieron escoger cualquier otra. El problema es que al estudiar la Historia, mucha gente tiene ideas preconcebidas sobre supuestas "Reconquistas" ,"repoblaciones" y otros inventos historiográficos del siglo XIX, que influyen negativamente al estudiar el periodo medieval hispano con objetividad.

  33. #33 Cadwaladr 23 de ene. 2007

    Se ha repetido muuuchas veces, Olarticoechea. No resulta tan extraño si los conquistadores encuentran un fragil o inexistente "Estado" y los propios dirigentes han optado unos por traer a los invasores y, otros por acatar su dominio. En otro orden de cosas, también resulta sorprendente lo que un puñado de Almogávares hicieron en Bizancio... Hay similitudes.

  34. #34 F. 23 de ene. 2007

    La verdad que sí, hombre. Son poco mejores los inventos historiográficos del siglo XXI, dónde va a parar. All´vamos, no sólo sin prejuicios, sino sin juicio ninguno. Claro "sino que los Hispanos optaron por esa religión como pudieron escoger cualquier otra", como por ejemplo, el sintoísmo. Los árabes no invadieron ni Egipto, ni Siria, ni Persia, ni África del Noerte ni Hispania ni Sicilia. Fue una traición colectiva perfectamente organizada. Eso sí es una conspiración de las buenas. Me quito el sombrero. Saludos

  35. #35 ofion_serpiente 23 de ene. 2007

    ¿y ahora? ¿se acabó?. Córcholis, que pronto se acaba lo bueno

  36. #36 Régulo 24 de ene. 2007

    jejejejeje, que polemista. Si te ha gustado mi anterior historia del legajo y el tratante de caballos, te cuento otra de como unos introducían milongas con vaselina, mientras otros preferían cargarse a 192 infieles con menos mala conciencia que zamparse un bocata de jamón.

  37. #37 bocanegra 24 de ene. 2007

    " El que Hispania no fue conquistada por roma es parecido a una tesis que aparece en esta http://es.geocities.com/kallaikoi/index.html" Bah, eso no es nada. En realidad fue Roma la conquistada y colonizada por Hispania (y más en concreto, los santanderinos), como demuestra sin lugar a dudas esta web: http://www.iberiacunadelahumanidad.net/

  38. #38 Ultraman 24 de ene. 2007

    Decir que no hubo invasión alguna me parece exagerado. Lo que hay que reconocer que la expansión de los Omeyas, considerando la logística de esa época, fue sorprendente. No basta con derrotar a un ejército para imponerse a una población, y el califato Omeya pareció hacerlo sin problemas desde Persia hasta los Pirineos. Creo haber leído alguna vez que eso lo hicieron en 50 años, corregidme si me equivoco. Desde los tiempos de Alejandro no se había hecho nada parecido, y su imperio no sobrevivió a la muerte de su fundador. Entonces, cómo lo hicieron? Me refiero a que si todo lo hubieran hecho por la fuerza, hubiera sido imposible mantener todo ese territorio. Roma, con el ejército más poderoso, disciplinado y organizado de su época, necesitó cientos de años para conquistar hispania. Yo creo que en el caso de la invasión del 711, al menos la leyenda menciona una "traición", así pues, si invadieron la península, una vez derrotado Rodrigo no encontraron excesiva oposición. Y por algún motivo, la religión musulmana tuvo éxito, al igual que la lengua árabe. Ahí entonces especulo que quizá el invasor musulman no era excesivamente cruel ni avaricioso con los invadidos, al ser unos guerreros en aquella época con una fe ferviente que les prohibía beber vino y desaprobaba el fornicio no se debieron dar casos de soldados borrachos en una ciudad ocupada dedicándose al saqueo y la violación. Quizá las condiciones del acuerdo entre el godo Teodomiro, gobernador de Orihuela, y 'Abdul 'Aziz, el hijo de Musa antes mencionadas eran también ventajosas respecto a sus anteriores señores visigodos. Quizá la población encontró ventajas evidentes en ser mandados por esos nuevos señores, menos impuestos, quizá. Especulo, no me crucifiquéis, simplemente intento encontrar una expliación lógica de cómo pudieron invadir tan rápidamente la península cuando su orografía y una resistencia enconada hubiera hecho imposible militarmente llevarla a cabo. Por cierto, si mal no me equivoco hay casos parecidos en la historia de pueblos que piden ayuda al extrangero cuando sus problemas, sean enemigos externos o internos, los desbordaban. Según parece, el principado de Novgorod se creó debido a que los pueblos eslavos pidieron ayuda a los vikingos (a los cuales llamaban "rus", pelirrojos o rubios, de ahí se cree que deriva "ruso") para que defendieran y gobernaran su territorio. En fin, me gusta el tema de este debate, especialmente si se hace de una forma sana y sin entrar en descalificaciones ni excesivos apasionamientos. Venga, un saludo.

  39. #39 Brigantinus 24 de ene. 2007

    Como alguien ha dicho arriba, el grado de tolerancia del Corán es equiparable al de la Biblia. Podemos encontrar tanto llamamientos al buen rollo como a todo lo contrario. En sus páginas, se puede encontrar apoyo ideológico para lo que a uno le de la gana, tanto para ir por las buenas como por las malas. "¡Combatid a quienes no creen en Dios ni en el último Día ni prohiben lo que Dios y su enviado prohiben, a quienes no practican la religión de la verdad entre aquellos a quienes fue dado el Libro! Combatidlos hasta que paguen la capitación personalmente y ellos estén humillados" Sura 9, 29 "Las peores bestias, ante Dios, son los infieles" Sura 8, 57 "Matadlos hasta que la idolatría no exista y esté en su lugar la religión de Dios" Sura 2, 189 Así pues, sobre la tolerancia... habría que relativizar. Sí, al principio. Faltaría más. Los musulmanes eran pocos miles para controlar un territorio con varios millones de habitantes. Lo que hicieron fue crear un sistema administrativo y fiscal que convirtiera en atractiva e interesante la opción de convertirse al Islam. Luego, según fue pasando el tiempo, la supuesta tolerancia fue desapareciendo. Según disminuía el número de cristianos, disminuía también su consideración. Y no hablemos ya de las invasiones norteafricanas. Que alguien me explique dónde estaba la tolerancia hacia las minorías religiosas de almohades y almorávides.

  40. #40 berserker 24 de ene. 2007

    La historia de la España musulmana comienza en el año 711, a finales de abril en que Tariq Ibn Ziad, a la cabeza de un ejército de siete mil hombres en el que domina la etnia beréber de la que él forma parte (los árabes eran menos de 300), cruza el estrecho que llevará a partir de entonces su nombre, para desembarcar en la Península Ibérica. El contingente islamo-beréber hizo la travesía a bordo de la flota del conde Don Julián, el antiguo gobernador cristiano de Ceuta que se había puesto al servicio del gobernador musulmán de la Ifriqiyah, Musa lbn Nusair, con sede en Qairauan (hoy Tunicia). Por un lado, el conde Don Julián era un cristiano unitario, es decir un monoteísta puro, que adhería a las enseñanzas de los cristianos primitivos y de los llamados Padres y Doctores de la Iglesia, como Orígenes (185-254), Clemente de Alejandría (m. 215), Tertuliano (155-220) y Justino Mártir (100-165), y especialmente al obispo griego Arrio (256-336), nacido en Libia, todos ellos defensores de un acendrado monoteísmo que rechazaba la divinidad de Jesús. La doctrina de la Trinidad, recordemos, fue instaurada en la Iglesia Católica a partir del Primer Concilio de Nicea, en 325, y, produjo un gran cisma entre los cristianos de oriente, partidarios del monoteísmo, y los obispos occidentales liderados por Osio (257-358) que a través del llamado pacto constantiniano monopolizaron desde entonces la orientación y el poder de la Iglesia. El historiador español Ignacio Olagüe explica en su obra "La Revolución Islámica en Occidente", que a partir de entonces "la doctrina trinitaria fue impuesta a hierro y fuego" por todo el norte de Africa y la Península Ibérica. Eso también explica la relativa facilidad con que los musulmanes avanzaran por esas regiones, y la hospitalidad con que fueron recibidos, particularmente la de los beréberes. Luego de consolidar su dominio en la lfriqiyah (Tunicia) hacia el 670, en 701 alcanzaron el extremo occidental del Magrib y en 708 entraron en Tánger. Respecto a Musa Ibn Nusair, el historiador musulmán almohade Ibn al Kardabus, del siglo XII, nos dice que pertenecía a la escuela de pensamiento shi'i. Su padre había sido Nusair al Bakri, nacido en 640, a quien el fundador de la dinastía omeya, Mu'awyah Ibn Abu Sufián había conferido el mando de su guardia, pero él se negó a combatir contra el cuarto califa, 'Ali Ibn Abu Talib (600-661). Musa Ibn Nusair haría la alianza con el arriano conde Don Julián, señor de Tánger y Ceuta. Así, en 710 envió a su lugarteniente Tarif con 500 hombres a ocupar el saliente sur de la Península donde la ciudad de Tarifa lleva su nombre y a la cual impuso un pesado tributo, o sea "la tarifa", para castigar los excesos de la gobernación visigoda contra los cristianos arrianos de la región. Vale aquí puntualizar que la población mayoritaria de la Península adhería a los principios unitarios y al arrianismo. Por el contrario, la corte y el clero visigodo respondían a los dictados de Roma y al dogma trinitario. La oligarquía visigoda con sede en Toledo explotaba y oprimía hasta los más crueles extremos a sus súbditos arrianos. El profesor Olagüe en la obra ya citada, muy recomendable ciertamente, brinda pormenorizados detalles de este asunto. Volviendo a nuestro tema anterior del cruce de Taríq, éste al frente de sus hombres desembarcó en las cercanías del famoso peñón al que se dio su nombre: Yabal al Tariq, "Monte de Tariq", es decir, Gibraltárabe: El 19 de julio de ese mismo año, por las orillas del río Guadalete, logra una victoria decisiva sobre el rey visigodo Don Rodrigo. Un mes más tarde, su lugarteniente Mughit ar Rumi cerca la ciudad de Córdoba. Dice Haim Zafrani en su obra "Los judíos del Occidente Musulmán": "Durante el asedio, los judíos se encierran en sus hogares esperando impacientemente el desenlace. Contrariamente a lo que sienten por los godos y su clero, no temen en absoluto la llegada de los musulmanes en los que tienen puestas todas sus esperanzas, pues no olvidan que los reyes visigodos los han oprimido despiadadamente. Sirviéndose de estratagemas, los judíos -según narran los historiadores musulmanes y cristianos- contribuyeron a facilitar la entrada del ejército islámico a la ciudad, celebrando su victoria. Mughit los tomó a su servicio, confiándoles la guardia de la ciudad. Lo mismo ocurrió en Toledo, y en Sevilla, donde Musa Ibn Nusair dejó una guarnición judía para mantener el orden". A partir de entonces, España entra en el seno de Dar al Islam, (la Casa del Islam), y los cristianos arrianos y judíos se integran en el estado musulmán que se va forjando. Así, los judíos españoles, al convertirse en miembros de un dominio que se extiende desde el Atlántico hasta la China, se reencuentran con sus hermanos de las demás comunidades judías de Oriente y de Africa del Norte, reanudando sus lazos socio-culturales y económicos. Por otra parte, los cristianos unitarios españoles consolidan y reafirman su identidad monoteísta junto con sus hermanos en la fe, musulmanes y judíos. Esta explicación de los orígenes de la España musulmana, tal vez un tanto extensa, la creo necesaria para contrarrestar la historia oficial que sin fuentes ni argumentos serios afirma que España fue conquistada a sangre y fuego por los musulmanes.

  41. #41 moriarty 24 de ene. 2007

    Evidentemente aquí estamos para charlar y pasar el rato sin darle mayor trascendencias a los temas que tratamos, pero me parece que es necesario un mínimo de rigor para no perder el tiempo miserablemente. Las tesis de Olagüe, que ni en el fondo ni en la forma se puede considerar un historiador serio, fueron rebatidas hace más de treinta años por Pierre Guichard. Véase: P. Guichard, « Les arabes ont bien envahi l'Espagne », en Annales 6, 1974, pp. 1483-1513; existe traducción española: “Los árabes sí que invadieron España. Las estructuras sociales de la España musulmana”, Estudios sobre historia medieval, Valencia, 1987, pp. 28-71. Si alguien quiere volver sobre este tema lo científicamente correcto es tratar de demostrar que lo que Guichard escribió es falso y no volver a repetir las tonterías de Olagüe, ignorando a las numerosas aportaciones de historiadores de todo pelaje que a lo largo de las últimas décadas han demostrado que todo lo que dijo Olagüe era más falso que el beso de Judas. Ante esta ignorancia del ABC del método histórico por parte del autor de este artículo sólo encuentro dos explicaciones posibles: o incompetencia o mala fe.

  42. #42 berserker 24 de ene. 2007

    Cadwaladr :Berseker. ¿Te suena la Crónica mozárabe del año 754? Creo que esa sí es una referencia coetánea con la invasión. Por otro lado ¿Conoces el pacto de Tuzmir del año 713? Pues si lo conozco perfectamente para tu información y no prueba ninguna invasión más que el reparto de unas tierras que pueden darse por un cambio de gobierno, o la desamortización de Mendizabal fué tb una invasión??? y el pacto de Tuzmir deberias ponerlo entero con su encabezamiento original: En el Nombre de Allah, el Clemente, el Misericordioso. Edicto de `Abdul 'Aziz Ibn Musa Ibn Nusair a Tudmir Ibn Abdush (esto es, Teodomiro, hijo de los godos). Este último obtiene la paz y recibe la promesa, bajo la garantía de Dios y su Profeta, de que su situación y la de su pueblo no se alterará; de que sus súbditos no serán muertos, ni hechos prisioneros, ni separados de sus esposas e hijos; de que no se les impedirá la práctica de su religión, y de que sus iglesias no serán quemadas ni desposeídas de los objetos de culto que hay en ellas; todo ello mientras satisfaga las obligaciones que le imponemos. Se le concede la paz con la entrega de las siguientes ciudades: Orihuela, Baltana, Alicante, Mula, Villena, Lorca y Ello. Además, no debe dar asilo a nadie que huya de nosotros y sea nuestro enemigo; ni producir daño a nadie que huya de nosotros o sea nuestro enemigo; ni producir daño a nadie que goce de nuestra amnistía; ni ocultar ninguna información sobre nuestros enemigos que pueda llegar a su conocimiento. Él y sus súbditos pagarán un tributo anual, cada persona, de un dinar en metálico, cuatro medidas de trigo, cebada, zumo de uva y vinagre, dos de miel y dos de aceite de oliva; para los sirvientes, sólo una medida. Dado en el mes de Rayab, año 94 de la Hégira (713 d. C.). Como testigos, 'Uzman Ibn Abu `Abda, Habib Ibn Abu 'Ubaida, Idris Ibn Maisara y Abul Qasim al Mazali.

  43. #43 Lykonius 24 de ene. 2007

    Creo que te has olvidado acabar con "inshal.lá" no ? ;)

  44. #44 Cossue 24 de ene. 2007

    Uff, Berseker... 1) Prisciliano no fue arriano. De hecho, en los concilios suevos de Braga, a la hora de condenar sus posturas se las relaciona frecuentemente con las Maniqueistas, no con las de Arrio. 2) La partícula ic en los nombres germánicos no significa "hijo de...". De hecho, ni siquiera existe. Lo que sí nos encontramos a menudo es el tema "ric" (Ansarico, Alberico, Aderico... Roderico...), paralelo del tema galo "riks" (Albiorixs), y de igual significado: "Rey/Jefe/Príncipe/Señor". Por lo demás, Tariq NO es un nombre germano. 3) El arrianismo y el priscilianismo eran cosas pasadas y bien pasadas para el año 700, y no creo que haya prueba a favor de lo contrario... Y el adopcionismo de Elpando de Toledo no tiene nada que ver con ello, pero sí, probablemente, con la necesidad de nadar y guardar la ropa de los mozárabes. 4) Los mozárabes desaparecen en la práctica durante el siglo XII, ya por su emigración al norte, ya por su conversión en muladíes. Y los muladíes, musulmanes españoles, desaparecen en el siglo XVII cuando son expulsados a África. Cuando estamos en minoría todos somo el colmo de la tolerancia. Así, los paganos del mundo romano fueron intolerantes con los cristianos hasta que estos fueron más... Fue entonces cuando los paganos solicitaban tolerancia; justo en el mismo momento en que los cristianos empezaron a preguntarse "¿Tole-qué? Ven pa'cá que te bautizo con esta sota de bastos...". O sea: Dios ayuda a los malos cuando son más que los buenos.

  45. #45 Atalaya 24 de ene. 2007

    Hola Berserker: Estoy muy interesado en el tema y me gustaría saber de donde has obtenido los siguientes datos: - “(…) los documentos de la época no contienen referencias a aquella terrible invasión (…)” ¿A qué documentos te refieres? - En la Península Ibérica en el momento de la invasión había “20 millones de hispanos”. - “Y no existía entonces un imperio arábigo” ¿Por qué dices esto? ¿Podrías indicar la referencia bibliográfica de las crónicas históricas originales (no de libros modernos) de las que has sacado las siguientes afirmaciones? Me gustaría consultarlas: - “Al mando de la Bética estaba Rechesindo, el antiguo tutor del hijo de Vitiza. Rodrigo lo mató en una escaramuza y entró en Sevilla sin oposición.” - “Tariq, gobernador de la provincia visigótica de Tingitana (la actual Tánger), en el norte de Marruecos, que había sido nombrado por Vitiza y con cuyo reinado mantenía estrechas relaciones comerciales. (…) Uno de sus jefes militares era Yulian, de origen romano (…)” Muchas gracias y saludos.

  46. #46 F. 24 de ene. 2007

    Que alguien cite a P. Guichard, uno de los mejores conocedores del período musulman en España, me tranquiliza. Gracias a Moriarty por la referencia. Aunque claro, es bien sabido que Guichard es un conspicuo representante de la "historia oficial". Ya que sale a colación Alejandro Magno, es bien evidente que sí conquistó Persia, a pesar de que su ejército era muy exiguo. Y todo parece indicar que Belisario conquistó Italia con un ejército más exiguo aún. A no ser que sean rumores, claro está. Si alguien quiere conocer en más detalle la expansión árabe y cómo los nuevos territorios fueron administrados, le recomiendo que lea a R. Mantran (La espansión musulmana, creo que se titula el libro que publicó Labor hace ya unas décadas). Puestos a comparar, recuerdo yo un episodio reciente, el de la conquista de Francia por Alemania en 1949, realizada en ¡dos meses! No creo que esto signifique que los franceses, en el fondo, colaboraron con los alemanes. Parece una cuestión de mejor uso de las nuevas tácticas y estrategias militares, que no todo es unitarismo. La conquista de Hispania fue fácil para los musulmanes: eso es una obviedad. También lo fue la de Persia, el sur de Francia o Egipto. Achacar esto a lo de la doctrina unitaria, la verdad es que me parece muy simple. Y esta afirmación "El historiador español Ignacio Olagüe explica en su obra "La Revolución Islámica en Occidente", que a partir de entonces "la doctrina trinitaria fue impuesta a hierro y fuego" por todo el norte de Africa y la Península Ibérica" no deja de ser sorprendente, aunque quizás deba achacarse, simplemente, a la ignorancia de la historia de la Iglesia Católica en la Hispania de los ss. III-V por Olagüe. Aparte de seguir mezclando a Arrio con el bueno de Prisciliano. Parece que va a ser hora de aclarar un poco las circunstancias del preocesamiento y ejecución del obispo herético hispano (de cuyo origen galaico no hay pruebas firmes). Saludos

  47. #47 berserker 24 de ene. 2007

    No hubo invasión de ejércitos árabes. La realidad, es otra bien distinta. En el siglo VII se produce un movimiento revolucionario que va ganando adeptos en Oriente y que empieza a extenderse por todo el mundo. Las lápidas encontradas en Xativa, fechadas en el S.VII, -y otras más encontradas en otros lugares y fechadas en el mismo siglo, según fuentes universitarias- demuestran que el Islam llega a la península Ibérica directamente desde Oriente, posiblemente a través de la costa mediterránea no sometida a la monarquía visigoda y que mantenía relaciones comerciales y de clientela –protección- con el Imperio Bizantino de Oriente. El proceso de asimilación de las nuevas ideas y los nuevos ritos, es lento, progresivo, pasando por una primera etapa de sincretismo con el arrianismo hasta llegar a las formas de culto islámicas y a unas formas sociales islamizadas: deslatinización, adopción del idioma árabe y arabización de los nombres. Las posteriores leyendas de la batalla de Guadalete , al igual que la muerte de Rodrigo, muerto en la batalla de Guadalete según la leyenda, no son más que eso leyendas. Es mucho más probable que huyera hacia la Lusitana en busca de refugio, pues según el abate Antonio Calvalho da Costa en su “Corografía portuguesa”, en Viseu, existía una sepultura con la inscripción “aquí yace Roderico, rey de los godos”. Mas Pruebas: San Eulogio. Miembro de una familia acomodada que vivió en Córdoba en la primera mitad del Siglo IX. Al regreso de su viaje a Navarra (849-850) y ante la difusión que tuvieron las herejías unitarias en Andalucía, se le ocurrió combatirlas predicando el martirio a las vírgenes cristianas de Córdoba, en la creencia de que la sangre vertida podría detener el proceso de islamización que se estaba engendrando en su ciudad. Las revueltas populares que el martirio de las vírgenes sacrificadas causaron, llevaron a la autoridad política a hacerle responsable de la alteración del orden público, siendo encarcelado por estos motivos. La fama alcanzada por sus escritos, hace que sea nombrado Arzobispo de Toledo, no pudiendo ocupar el cargo por haber sido condenado por la justicia del sultán cordobés y encontrarse encarcelado. Más tarde, Alfonso III consigue que Abderrahman II, monarca de Al-Andalus, le permita trasladar el cuerpo de San Eulogio hasta Oviedo. El cuerpo iba acompañado de manuscritos con las obras del escritor, reproducidas en vida de este, las cuales se conservan en la biblioteca de la catedral de Oviedo. Entre estos documentos, se encuentra el Apologeticum martyrium, escrito en 857, donde relata su viaje a Navarra, dando cuentas del hallazgo que hizo en la biblioteca del Monasterio de Leyre: un opúsculo que reseña una biografía de Mahoma. Los pormenores de este viaje, son conocidos por la biografía que Álvaro escribe de San Eulogio y por la carta que este escribe al obispo de Pamplona a su regreso a Córdoba, por lo que no hay duda de su autenticidad y del año en que fue escrita. Alojado San Eulogio en el Monasterio de Leyre, hizo un gran descubrimiento en la biblioteca de este monasterio. El mismo lo relata de la siguiente forma: “Cuando últimamente me hallaba en la ciudad de Pamplona y moraba en el monasterio de Leyre, ojeé todos los libros que estaban allí reunidos, leyendo los para mí desconocidos. De pronto descubrí en una parte cualquiera de un opúsculo anónimo la historieta de un profeta nefando”. Se trataba de una biografía del profeta Muhammad. La lectura de esta biografía de un profeta desconocido para él, le produjo tal sensación, que se vio en la necesidad de compartir el hallazgo con sus correligionarios, los intelectuales católicos Juan Hispalense y Álvaro de Córdoba. Juan Hispalense, que seguramente había recibido la carta antes que Álvaro, escribía a este, remitiéndole un extracto de la biografía de Muhammad, para hacer partícipe a Álvaro del extraordinario descubrimiento que su amigo común, Eulogio, había encontrado en Leyre. Estas cartas, fueron intercambiadas entre los años 849 y 851. Estos aspectos de la historia, ya empiezan a ser reconocidos por la historiografía oficial, ante la rotundidad de los argumentos expuestos a favor de las tesis de la no invasión de los árabes; pero la historia no acaba aquí, pues en el año 1.610 se decreta la expulsión de los moriscos –también se reconoce la barbarie del genocidio- y con la posterior repoblación, tenemos una población Castellana y Gallega en Andalucía. Nada más lejos de la realidad… la salida de moriscos de Andalucía, fue mínima, como lo atestiguan numerosos historiadores. Un caso muy llamativo del fracaso de esta expulsión, lo tenemos en la carta que envía el Conde de Salazar –designado por el rey Felipe III para llevar a cabo las tareas de expulsión de los moriscos en el reino de Castilla, tarea que cumple con gran celo, enviando la siguiente carta al rey tras su fracaso: Carta del Conde de Salazar a S.M. Fecha en Madrid a 8 de agosto de 1.615 Señor: En un papel del Duque de Lerma del 31 del pasado me manda Vuestra Majestad que vaya dando cuenta del estado que tuviere la expulsión de los moriscos por que tenga efecto lo que está hecho y, aunque yo he quedado con mucha menos mano en esto que la que Vuestra Majestad mandó que tuviese cuando la ejecución de esta obra se remitió a las justicias ordinarias, siempre he dado cuenta a Vuestra Majestad de lo que en esto se ha ofrecido a que nunca se me ha respondido, así entendía que Vuestra Majestad tenía más ciertos avisos por otros caminos que ha sido causa de no haber yo dado cuenta de lo que tengo entendido por relaciones muy ciertas. En el Reino de Murcia, donde con mayor desverguenza se han vuelto cuantos moriscos salieron, por la buena voluntad con que generalmente los reciben todos los naturales y los encubren los justicias, procure que se enviase a Don Gerónimo de Avellaneda, que fue mi asesor, como se hizo cuando su Majestad mandó que llevase instrucción mía de lo que había de hacer por la mucha plática que de aquel reino yo tenía, el consejo no quiso admitir esta instrucción y diole otra tan corta que aunque fue e hizo lo que pudo, no hizo nada, ya que se han vuelto los que expelió, y los que se habían ido y los que dejó condenado a galeras acuden de nuevo a quejarse al consejo de toda Andalucía por cartas del Duque de Medina Sidonia, y de otras personas se sabe que faltan por volverse solo los que han muerto en todos los lugares de Castilla la Vieja y la Nueva y la Mancha y Extremadura, particularmente en los de señorío se sabe que vuelven cada día muchos y que las justicias los disimulan; una cosa es cierta, y es que cuanto a que Vuestra Majestad mandó remitir la expulsión a las justicias ordinarias no se sabe que hayan preso ningún morisco ni yo he tenido carta ninguna de ellas; las islas de Mallorca y de Menoría y las Canarias tienen muchos moriscos así de los naturales de las mismas islas como de los que han ido expelidos, en la corona de Aragón se sabe que fuera de los que se han vuelto y pasado de los de Castilla hay con permiso mucha cantidad de ellos y la que con las mismas licencias y con pruebas falsas se han quedado en España son tantos que era cantidad muy considerable para temer los inconvenientes que obligó a Vuestra Majestad a echarlos de sus Reinos, a lo menos el principal inconveniente, que es el servicio de Dios, se ha mejorado un poco pues de la cristiandad de todos los que digo que hay en esta corona se puede tener tan poca seguridad. La jurisdicción que me ha quedado, es solo responder a las justicias ordinarias las dudas que me comunicaren y hasta ahora ellos no tienen ninguna de que les está muy bien dejar estar los moriscos en sus jurisdicciones, así nunca me han preguntado. Vuestra Majestad según todo esto mandará lo que más convenga a su servicio que la relación que yo puedo dar a Vuestra Majestad, cumpliendo con lo que manda, es la que he dicho. Con lo que su Majestad me mandó responder a la consulta de los moriscos de Tánger me a obligado a darle cuenta del mal estado que tiene la expulsión de los moriscos por los muchos que cada día se vuelven y por los que han dejado de expelerse, que todos juntos es una cantidad muy considerable; yo habré cumplido con esto con mi obligación y con lo que su Majestad mandó, y holgaré mucho que su Majestad tome la decisión que pareciese que más conviene; una sola cosa aseguro a su Majestad y es que si convino echar a los moriscos de España, después de haberlos echado no conviene dejarlos volver a ella contra la voluntad de su Dueño y que con hacerlo queda deslucida la mayor obra que nunca se ha hecho y se falta al servicio de Dios a quien esta gente no conoce sino para ofenderle. Guarde Dios a Vuestra Majestad los años que deseo”. José Checa, en “La permanencia morisca en Andalucía”, recoge las conclusiones de Bernard Vincent, respecto a la expulsión de los moriscos y nos cuenta de esta forma la expulsión y la posterior repoblación: “Son muchos los cronistas e historiadores de la época, que escriben sobre la permanencia de gran número de moriscos en Andalucía y en toda la península. Bernard Vincent, nos dice con respecto a la llamada repoblación del último territorio musulmán, el reino de Granada: “…las gentes del Norte, apenas si acudieron, exceptuando un gran contingente de gallegos de la región de Orense que no pudieron resistir las terribles condiciones en que se efectuó el traslado. La repoblación fue un asunto entre vecinos. Los grupos más numerosos procedían de las actuales provincias de Córdoba y Jaén, venían después de Murcia, Sevilla, Valencia y Ciudad Real, sin olvidar a los hombres procedentes del reino de Granada, que representan del 10 al 15 por 100 del total. De esta situación, fuese necesario dar una mayor elasticidad a los reglamentos y admitir no solo a granadinos, sino también a solteros e incluso a adolescentes hijos de repobladores, a los que se emancipaban urgentemente. Se traicionaba de este modo el ideal, y los responsables de esta operación, desilusionados, observaban cómo ‘ la escoria’ de España invadía el reino de Granada…” ¿Acaso esos repobladores venidos de toda Andalucía, Murcia, Valencia, etc, no son ellos mismos moriscos y por lo tanto hijos de conversos, con ganas de cambiar de vida y de residencia y escapar de ese mundo de miseria al que estaban sometidos? Conclusiones: Hacia la mitad del siglo IX, la jerarquía eclesiástica andaluza, desconocía la existencia del Islam. No se habían enterado de la invasión de los árabes en el 711, no se habían percatado de que cinco veces al día, los almuecines de las mezquitas cordobesas llamaban a la oración a los fieles del Islam. Su preocupación no era el Islam, -no lo conocían- sino el judaísmo, el arrianismo, otrás herejías cristianas y el ateismo, pero no el Islam, del que no se hace mención en ningún documento eclesial hasta las cartas de Eulogio en el año 849 aproximadamente, en las que muestra su perplejidad ante el descubrimiento de una nueva religión.

  48. #48 F. 24 de ene. 2007

    Cossue, una pequeña precisión "Prisciliano no fue arriano. De hecho, en los concilios suevos de Braga, a la hora de condenar sus posturas se las relaciona frecuentemente con las Maniqueistas, no con las de Arrio". A Prisciliano se le relaciona con el maniqueismo no por cuestiones doctrinales, sino porque de eso fue acusado en Tréveris (además de practicar la magia). Como el maniqueismo sí estaba penado (creo que desde Diocleciano, pero no estoy seguro: lo consulto), lo pudieron condenar. Saludos

  49. #49 Lykonius 24 de ene. 2007

    "Esta explicación de los orígenes de la España musulmana, tal vez un tanto extensa, la creo necesaria para contrarrestar la historia oficial que sin fuentes ni argumentos serios afirma que España fue conquistada a sangre y fuego por los musulmanes." Esto es el hit, con esto he estado 4 minutos con la risa tonta y hasta he llorado en imaginarme que los árabes de refinados que eran no mataban a los visigodos con espadas sino que los dormian con nanas, o que las razzias no eran incursiones para el saqueo y el secuestro para la venda de esclavos y harenes, sino simples visitas turísiticas en plan hooligan... realmente el tema tiene mucho jugo. ;)

  50. #50 F. 24 de ene. 2007

    "Estos aspectos de la historia, ya empiezan a ser reconocidos por la historiografía oficial, ante la rotundidad de los argumentos expuestos a favor de las tesis de la no invasión de los árabes" Unas citas bibliográficas vendrían bien, digo yo. Lo que me alucina es la vuelta que tuvieron que dar los inexistentes invasores musulmanes para llegar a Poitiers y ser derrotado por un, me imagino, perplejo Carlos Martel. Aunque, claro, si Guadalete no ocurrió, Poitiers tampoco. Y doy por echo que Yarmuk es un invento de la historiografía bizantina. Saludos

  51. Hay 332 comentarios.
    1 2 3 ...7 página siguiente

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba