Autor: Irluachair
martes, 17 de mayo de 2005
Sección: Artículos generales
Información publicada por: Irluachair


Mostrado 42.883 veces.


Ir a los comentarios

Las tierras de la poesía: Andalucía e Irlanda

Andalucía e Irlanda como lugares con una tradicción poética y literaria muy destacable.

Se suele decir que Irlanda es la tierra de la poesía. Es increíble cómo un país tan pequeño ha dado tantos genios literarios, mundialmente conocidos. En el aspecto poético, Irlanda cuenta con muchos poetas o bardos legendarios, y un corpus poético antiguo y medieval impresionante. Mientras, en los tiempos modernos, como poetas internacionalmente reconocidos, tenemos sobre todo a Yeats y a Seamus Heaney, ambos premios Nobel. En cuanto a la narrativa y el teatro, es increíble el número de narradores y dramaturgos importantes mundialmente reconocidos que ha dado Irlanda, para ser un país tan pequeño. Un país que cuenta con nombres como Joyce, Becket (premio Nobel), Oscar Wilde, Synge, Bernard Shaw (premio Nobel), Flann O'Brien, Bram Stoker, Arthur Conan Doyle, etc... La literatura andaluza no cuenta un número de escritores, sobre todo narradores en prosa, tan importante para la cultura mundial como el caso de Irlanda, pero es que el caso de Irlanda es inigualable, casi ningún país lo puede superar. Pero se le acerca mucho. Sin embargo, es sorprendente el número de poetas importantes que ha dado Andalucía. Como los más importantes, reconocidos universalmente, tenemos a Góngora, Gustavo Adolfo Becker, Federico García Lorca, Juan Ramón Jimenez, Antonio Machado, Rafael Alberti, Vicente Aleixandre, dos de ellos Juan Ramón, y Aleixandre, premios Nobel (dos justamente como Irlanda). Andalucía ha sido la región española que más buenos poetas ha dado, esto es muy evidente. En el siglo veinte la generación poética más importante, la generación del 27, contaba con mayoría de poetas andaluces, como Luis Cernuda, Luis Rosales, Emilio Prados, Manuel Altolaguirre, que junto a Lorca y Alberti, eran el alma de todo este movimiento que ha sido tan reconocido por la cultura española y universal. También andaluces eran los poetas Manuel Machado, Fernando de Herrera, Diego Hurtado de Mendoza, Espinosa, Soto de Rojas, y narradores como Ángel Ganivet, Juan Valera, José Cadalso, Fernán Caballero, Francisco Delicado... que han sido poetas y escritores fundamentales de la literatura en castellano. Decididamente, Andalucía es una tierra con una vena literaria muy fuerte. En cuanto a la literatura antigua, Andalucía ha tenido el problema de haber sufrido varias fracturas históricas y culturales, principalmente con la reconquista y la expulsión del Islam, lo cual parece ser el motivo de que se haya excluido de la cultura oficial algunas manifestaciones literarias que se han dado en esta tierra, como la literatura árabe-andalusí. Si nos remontamos a los romanos, curiosamente uno de los grandes poetas latinos, Lucano, poeta épico autor de "La Farsalia", era andaluz de Córdoba, lo mismo que Séneca. Pero la poesía andaluza tiene gran tradición, y lo mismo que en Irlanda, Andalucía contó con una edad legendaria en cuanto a su poesía, y esa es la época musulmana, la poesía de Al-andalus, con poetas que por suerte o por desgracia son reconocidos como grandes poetas en los países árabes, y en la historia de la literatura, pero que aquí no cuentan en los programas oficiales, por pertenecer a una lengua ajena a nuestra tradición en lengua castellana más inmediata. En Al Andalus había un fervor poético desmesurado, existían escuelas de poesía y existía un ideal de vida en todas las cortes y ambientes aristocráticos basado en una especie de epicureismo poético, que se embelesaba en los placeres de la vida, en el sentimiento del amor, en la poesía, cuyos símbolos eran el vino, la belleza femenina, el jardín etc... La obra más famosa de este ideal, es "El collar de la paloma" de Ibn Hamz de Córdoba, una cumbre de la poesía amorosa en el mundo Árabe. Otros grandes escritores andalusíes son Ibn Quzman; Mutamid, el rey poeta de Sevilla; el místico Al Arabi (aunque era de Murcia); Abú Bakr, Boabdil, Ibn Zamrak, Zaydum, Jatib, y muchos más...(también hay que mencionar al filósofo Averroes, entre otros muchos escritores como figura importante de la época) todos ellos hicieron vivir a Alandalus un momento de verdadero esplendor poético, una edad de oro de la poesía comparable al esplendor de la tradición bárdica de la poesía irlandesa. En fin, sirva esta introducción para demostrar que Andalucía es una tierra con una gran tradición y un fervor poético destacable en el mundo, comparable al caso irlandés, lo que todavía hace más sorprendente la afinidad y los paralelismos que se pueden comprobar entre ambas culturas.

-


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #201 Irluachair 01 de jun. 2005

    Mi vida agoto en francachela y descoco. ¡Qué suerte! Borracho decidí ser. Que yo me arrepienta es absurdo, Y quedarme sin vinillo, grave error. ¡vino, vino! y déjame de historias, que me parece una locura dejar el libertinaje Mi sierva sea libre, mi dinero, del habiz el día en que yo abandone la copa, y si me sirven en frasco o botella, sólo el jarrón satisface mi gaznate. Ea, echémonos estos vasos al coleto. ¡Borrachera! ¿A cuento de qué estar sobrio? Y, si queréis beber de mañana, despertadme desde el primer albor. Tomad mi dinero, gastadlo en vino, y repartid a las putas mis ropas, y juradme que he obrado bien, pues nunca en este asunto fui engañado. Cuando muera, mi modo de enterramiento sea yacer bajo las cepas en viña: pámpanos juntadme, de mortaja, encima, y a la cabeza un turbante de sarmientos. El demonio convoque allí a todo amigo, invocádmelo, tanto sentados como de pie, y quien coma racimo de uvas, entierre en mi tumba el escobajo. Le escanciaré a tu salud en copa mayor. “Toma tu frasco, empina el codo y acaba, que excelente fue la gracia que hiciste; cuanto tú me mandes, se ha de hacer.” “Ea, pardiez, burlemos a una mujer: coño tendremos.” Dijo él: “Pero sucio.” “¿No os parece preferible a la mierda? Pues ése es el precio, pagado ya.” Estaba yo sentado, cuando llegó con diadema una berberisca. ¡Qué hermosa canasta! Venga ya, que no es serón de cardos; mas no la acometas, que no es grañón. “Señora di: ¿adárgama eres o qué?” “A dormir vengo, pardiez, dices bien.” “Pues andando”, dije. Y ella: “Primero tú.” (Cuernos pongamos a su marido.) Tan pronto vi aquella pierna y los ojos hermosos, gallardos, hizo mi pene tienda en los zaragüelles, formando en la ropa como un pabellón. En viendo a criatura acostada, quiso la polla entrar en el nido: ¿cómo podría fallar en aquel peludo? Aquí dirán todos: “¡Sinvergüenza!” Empecé, pardiez, el trabajo; he aquí que sale, hételo que entró; empujo yo dulce, dulce como la miel, y eyaculo caliente entre sus piernas. Bueno fuera, si de día no pelearan, alzándose en disputas y refriegas: “Suéltame las barbas, burra!” “Suelta tú la sartén de los tostones!” Una arranca el párpado, la otra abofetea; ésta desgarra ropa, muerde aquélla; de donde lanzóse membrillo agraz respóndeme un bastón en la cabeza. No me placen estas gentes: ¿adónde, pues, llegaría el baldón? Por Dios, señores, y por as-Sahli, no soy en eso de tal vileza. Pienso que si te miran sin respeto, ya no cabes en esta ciudad. ¡Qué arte! Como el de Ibn Quzman no lo hay, para mi, tan firme. Aben Quzman

  2. #202 okeanos 01 de jun. 2005

    Irluachair, desde luego que eres digno de estudio. ¿A que viene esa perorata? Precisamente entre las cientos de tonterias que has dichjo en este foro en las pocas que estoy de acuerdo contigo es en esa de que yo me siento andaluz y en ello lo andalusí forma partte (y tambien lo romano y lo betico, y lo medtiterraneo y lo atlantico). Por otra parte te repito que de todos los ingredientes que forman lo andaluz, el que menos me simpatiza es lo castellano. Puedo ser moderadamente español, pero NO ME SIENTO NADA CASTELLANO, no admiro Castilla, ni su hgistoria, ni sus gentes, ni su habla, me parece una tierra mas de España, respatable como otras, pero no me agrada especialmente, por tanto no entiendo la fijacion que tienes en relacionar mis razonamientos historicos con una cuestion de sangre o culktura castellana. Si poienso lo que pienso es porque me parece mñas coherente que lo que tu piensas. Respecto a la proximidad a lo andalusí entramos en un tema complejo. Yo he leido multitud de diwanes, he leido a Quzman, a Motamid, a Ibn Hazm, a Ibn Arabí, a Ibn al Zaqqaq, a Ibn Jaldun, etc, y es verdad que siento una gran compenetracion en algunos momentos como los que has citado... pero tambien otras una gran lejanía. Cuando Ibn Hazm habla de religion me parece un plomo (yo soy ateo y si tuviese que ser religioso sería pagano), cuando se pone al cerdo como animal repugnante me acuerdo de toda la Sierra de Huelva, cuando lo mismo que se ensalza el vino tambien se le condena, me pongo en pie de guerra. Si tu te sientes así, de acuerdo, pero la mayoria de los andaluces sentimos más distancia que proximidad hacia Al Andalus, por más que lo admiremos y lo echemos de menos como un tesoro que nunca tuvimos.

  3. #203 tercios 30 de ago. 2005

    yo soy sevillano y desde luego me siento castelano antes que andalusi, y por culpa de cuatro cantamañanas como el tal irluachair, conseguiremos que en España pasen directamente de nosotros,¿quereis ser independientes?, pues serlo, y ahora que andalucia busque la convergencia economica con marruecos, y se olvide del estado opresor, no si a lo mejor castilla tendría que resurgir , ser ella misma, con orgullo, y pasar de tanto imbecil que la culpa de todos los males, y ensalzan exotismos orientales, eso si muy poéticos, pues eso desde sevilla , por mi parte prefiero al cid , quijotes, lazarillos, que a toda esa poetica sensualidad tercermundista.

  4. Hay 203 comentarios.
    página anterior 1 ... 3 4 5

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba