Al utilizar Celtiberia.net, asumes, por tu honor, no hacer uso de las informaciones aquí publicadas para destruir, expoliar ni realizar actividades ilegales relacionadas con el patrimonio, en ninguno de los lugares aquí detallados.

TOLEDO Arisgostas
31 de dic. 2006
Clasificación: Iglesia/Monasterio
Información mantenida por: PG-DF
Mostrada 6.833 veces.


Ir a los comentarios

San Pedro de la Mata

Incluida por sus características estructurales en el grupo de las iglesias cruciformes visigodas del siglo VII junto con Santa Comba de Bande y Santa María de Melque, esta iglesia, por los restos de decoración que han aparecido, enlaza también con el mejor arte áulico toledano y como veremos, por una modificación en su estructura respecto a las dos anteriores, puede considerarse como un antecedente de San Pedro de la Nave y Quintanilla de las Viñas. Según consta en la referencia más antigua que de ella se conoce, una descripción del siglo XVII, fue construida en época del rey Wamba (672-681), lo que es perfectamente admisible dado el gran espíritu constructivo de este monarca y a que esta datación encaja perfectamente con la cronología que conocemos de las iglesias cruciformes. Desgraciadamente de esta iglesia no quedan más que los restos, en muy mal estado, de algunos muros, de los cuales parte de ellos pertenecen a reconstrucciones posteriores que no han respetado ni el sistema de construcción ni la estructura original. Siguiendo a escala 4/3 el diseño de Santa Comba de Bande, San Pedro de la Mata constaba inicialmente de dos naves que se cruzaban en crucero formando una linterna sobre arcos de herradura, de los que sólo queda el del lado sur que, a diferencia de Bande, en vez de reposar directamente sobre repisas en el muro, arrancan sobre pilares adosados al mismo e impostas de mármol decoradas. La mayor diferencia que se observa en su estructura respecto a las otras dos iglesias del grupo es que la altura del muro del testero y los dos laterales que se conservan parece indicar que el ábside, en vez de ser más bajo que las naves, era como una prolongación de la nave principal, aunque como los muros que lo forman son más anchos que el resto de la estructura, el efecto interior debía ser semejante al de Bande. Si, como es de suponer, el pórtico era también simétrico al ábside, nos encontramos ante un antecedente claro del tipo de iglesia que se desarrollará tan magníficamente en San Pedro de la Nave que, a semejanza de ésta, tiene también puertas en los extremos de la nave de crucero. Como sucede en Bande, los aposentos laterales eran un añadido posterior, lo que se observa claramente en los planos de separación que existen en los restos de la cabecera, entre el muro que corresponde al ábside y los de los aposentos laterales. En esta iglesia existen dos características especiales respecto a las demás del grupo, que han debido influir en su mal estado de conservación a pesar de partir de un diseño que ha resultado tan robusto: uno es que fue construida sobre una enorme laja de piedra y, por lo que se puede observar, prácticamente sin cimentación. La otra, que sus muros, compuestos también a base de sillares como en todos los monumentos del siglo VII, aunque su técnica de construcción es algo más rústica, son sensiblemente más delgados, sólo 68 cm. excepto los que forman el ábside, que son de 1 m. de espesor. El ábside está separado de la nave principal por un arco de herradura de dovelas irregulares, algunas de ellas sin trasdosar, prolongado en casi los 2/5 del radio por debajo de su centro, al que actualmente le faltan los arranques, formados por impostas decoradas que han desaparecido y, posiblemente por capiteles y columnas como en Bande aunque, dado el poco grosor del muro del arco, aquí sólo debía haber una a cada lado. Todo hace suponer que estaba cubierta por bóveda de cañón y, muy posiblemente, entre ella y el tejado habría una cámara sólo accesible por una ventana interior, como la que existe Santa Comba de Bande. No se puede saber con certeza cómo se cubrían las naves y la linterna del crucero, pero no existen motivos para pensar que fueran de forma distinta a la de las otras dos y, si bien el pequeño grosor de los muros podría hacer pensar en lo arriesgado de cubrirla con bóvedas, el hecho de que se derrumbasen posiblemente no mucho después de su construcción, abona esta teoría. Los restos que existen en la actualidad, con dos aposentos laterales adosados a todo lo largo de la cabecera del ábside y de la nave oriental y otro adosado al sur de la nave oeste, más larga que aquella y de forma que su muro es reforzado hasta el doble de su grosor original, así como el hecho de que haya desaparecido el resto de dicha nave, inducen a pensar que la iglesia debió presentar muy pronto problemas de resistencia pues además las trazas que se conservan del lado norte de dicha nave oeste demuestran que en el caso de que haya existido otro aposento lateral adosado a él, del que no queda nada, no se reforzó esta parte como la del lado sur. Todo hace pensar o bien que el refuerzo del lado sur era necesario o que el lado norte ya no existía cuando se modificó la iglesia, cosa bastante probable dada la sensación de irregularidad que producen actualmente los restos. En cuanto a la decoración, de la que ya no queda absolutamente nada en las ruinas, era a base de frisos distribuidos por todo el edificio y formados por tallos vegetales con palmetas y racimos, flores, etc. También han aparecido, reutilizados en construcciones de los pueblos próximos de Arisgostas y Caslagordo, restos de piedras decoradas con róleos y dibujos geométricos, todo ello dentro del más puro estilo toledano y emeritense. Es prácticamente imposible saber cuál fue el orden cronológico de construcción de las tres iglesias que forman el núcleo básico del grupo de las cruciformes. De Melque no existe ninguna referencia histórica que nos pueda servir de ayuda y su datación es muy conflictiva, fundamentalmente por su falta de decoración, hasta el punto de hay quién la considera mozárabe, pero de las otras dos tenemos mucha más información. Sabemos, casi con seguridad, que ambas fueron construidas entre los años 670 y 680 y la única duda es sobre cuál de ellas fue la primera. Por una parte el hecho de que San Pedro de la Mata estuviera tan cerca de Toledo hace pensar que sería anterior, ya que es normal que las innovaciones irradien desde la capital a las provincias, pero a pesar de ello, si tenemos en cuenta la proximidad Bande con Braga, a cuyo obispado pertenecía, y su mayor semejanza con la estructura del Mausoleo de San Fructuoso, nos inclinamos por la teoría que considera que Bande es algo anterior. Para más información consultar la web adjunta

Cómo llegar y horarios

Forma de Acceso: Saliendo de Toledo hacia el sur 25,7 Km. Tomar la TO-7001-V durante 5,1 Km hasta Casalgordo. Se encuentran sus ruinas a 3,6 Km al Sur-Oeste de Casalgordo y del arroyo de Valhermoso. Visitas: Las ruinas no están cercadas y se pueden visitar en cualquier momento.

Más información en: http://logotur.e.telefonica.net/arterural/spmata/spmataficha.htm


Este poblamiento no tiene definida su coordenada GPS. Puedes usar este buscador para localizar la población más cercana (localidad,spain). Si es un yacimiento sensible o no estudiado, no lo geolocalizes con precisión (marca el pueblo o ciudad).
Haz clic en el punto del mapa donde quieras georeferenciar el poblamiento
  Buscar

Identifícate y podrás marcar la ubicación del poblamiento.


Volver arriba

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


    No hay más información.
    ...0

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.