Autor: Javier Torres
viernes, 04 de enero de 2008
Sección: Artículos generales
Información publicada por: Javier Torres


Mostrado 18.729 veces.


Ir a los comentarios

Relaciones entre pueblos europeos atlánticos y mediterráneos en la Edad del Bronce

Relaciones entre los pueblos europeos atlánticos de la Edad del Bronce y con los navegantes mediterráneos.

De manera muy somera pretendo exponer en este artículo la posibilidad de una antigua relación entre los diversos pueblos que habitaban en las costas atlánticas europeas en la edad del bronce. Como base de esta exposición parto de una interpretación de las diversas evidencias arqueológicas halladas en Portugal, Galiza, Bretaña, Irlanda y Escocia.

Uno de los más llamativos de estos hallazgos arqueológicos los hallamos en la aparición de unas cuentas segmentadas de pasta vítrea, datadas entre el 1450 a 1250 a.de.J.C, y de las cuales se ha planteado que tuvieran un origen egipcio. Estas cuentas, como por ejemplo las halladas en Wiltshire, Inglaterra, podrían ser una evidencia de la existencia de relaciones comerciales vía marítima entre el Mediterráneo y el Atlántico, que se mantendrían hasta el final de la edad de bronce.

De la comparación entre las diademas, collares y pulseras de oro halladas en Mellid y A Golada y las encontradas en Kerhue Brass, así como de la similitud entre los brazaletes abiertos y macizos descubiertos en Lalín y los de Gran Biere, Martínez Santaolalla y Mac White plantean una antigua relación entre Galiza y Bretaña. Según estos autores, este tipo de brazaletes y collares abiertos de oro, cuyo origen se sitúa en Portugal y Galiza (Allariz y Cerdido), son frecuentes en el período del Bronce II irlandés y los podemos hallar en Cornualles, Escocia y norte de Francia.

Además, en Portugal, Galiza e Irlanda se han hallado abundantes puntas de flecha de sílex, romboidales, de pedúnculo y de aletas, y otras de sílex de base cóncava y aletas prolongadas. Otra coincidencia la encontramos en los abundantes dardos o pequeños puñales romboidales de clara influencia portuguesa y la alabarda, arma típica de la edad del bronce, frecuentemente representada en las insculturas gallegas, y que probablemente surgió en la península ibérica ya que se hallaron precursores del arma en sílex (Hubert Schmidt). Desde la península, el uso de la alabarda se extendió entre el 1.550 al 1.450 a.de. J.C, hasta llegar a Irlanda.

Otra similitud la encontramos en el hacha de talón con anillos de origen galaico-portugués (como las 160 hachas de talón de doble anillo encontradas en Samieira, Pontevedra), se ha encontrado también en el oeste de Francia y las Islas Británicas.

La vinculación entre la península ibérica con Irlanda y Bretaña también se puede observar en los motivos de algunos petroglifos. Por ejemplo, el laberinto luso de Briteiros es idéntico al irlandés de Sess Kilgreen, y lo mismo ocurre con el laberinto gallego de Mogor y el irlandés de Hollywood. En la localidad irlandesas de Clon-Finn-Loch se hallaron unas insculturas que revelan una gran influencia ibérica y recuerdan a las figuras humanas esquemáticas que podemos ver junto a la Torre de Hércules. Las armas que aparecen representadas en los petroglifos gallegos, entre ellas la antes citada alabarda, son iguales que las británicas y bretonas.

Planteadas estas similitudes entre diversos restos arqueológicos, podemos también analizar lo descrito en las recopilaciones mitológicas recogidas por el monje irlandés Nennius, quien en el siglo X escribió la "Historia de los Bretones", donde recoge la tradición mitológica irlandesa llamada "Emigración de Partolón". Según este texto, los Scots procedentes de Hispania, fueron los primeros pobladores de Irlanda, a cuyas costas arribaron mil hombres y mujeres siguiendo a su jefe Partolón. Una vez llegados a la isla se enfrentaron a los Fomoré, los antiguos dioses irlandeses anteriores a los Tuatha de Dannán. Los decendientes de Partolón habitaron en Irlanda hasta que su número llegó a cinco mil y entonces, según la leyenda, murieron víctimas de una epidemia.

El imprescindible Arbois de Jubainville realiza una crítica del texto de Nennius y niega la procedencia ibérica de la raza de Partolón, afirmando que en puridad lo que establece el ciclo mitológico irlandés es que los primigenios irlandeses venían de mag mar (la gran llanura) situada al suroeste e identificada erróneamente por el monje Nennius como España.

Jubainville desarrollará toda su crítica, calificada por muchos como "celtista", únicamente en base a la crónica épica del ciclo mitológico irlandés, ignorando los hallazgos arqueológicos a los que hice referencia al principio de este artículo, y que demostrarían la antigua y duradera relación cultural y de comercio marítimo que desde el eneolítico, puede que aún desde antes, existía entre las costas galáico-portuguesas y las irlandesas.

Otra posible muestra de estas conexiones atlánticas es muy posterior y se refiere a los Pictos, pobladores precélticos de Britania, de quienes tenemos noticias a través de la conquista romana. La tradición gaélica los identifica con los Dananns y Fians de Irlanda y Escocia, que pudieran estar relacionados con los Oestrymnios, y que habrían llegado al norte de Escocia hacia el 1.000 a.de J.C., procedentes del continente.

En una breve descripción de Britania, Julio César cuenta que la isla se hallaba muy poblada y habla de su riqueza en estaño y hierro. Según su relato, en el interior de la isla vivía un pueblo de pastores y cazadores que se autoproclamaba los indígenas. Lucían una larga cabellera y se rasuraban el pelo corporal excepto el de la cabeza y el labio superior. Se tatuaban y solían pintarse con un pigmento de color azul que obtenían de hierbas. Su apariencia era muy feroz y solían vivir en pequeños grupos familiares de diez o doce hombres, compartiendo a sus esposas, entre hermanos, padres e hijos.

Aún siglos después de la conquista de Britania, los Pictos seguían habitando en zonas inaccesibles y sus incursiones era tan frecuentes y salvajes que para contenerlas los romanos tuvieron que construir la muralla de Adriano. Las luchas continuaron durante varios siglos, hasta que fueron vencidos por el gaélico Kenneth MacAlpin.

De la profunda similitud entre el panteón de las deidades griegas y la posterior mitología irlandesa, así como del hecho de que diversos pueblos mediterráneos hubieran establecido puertos comerciales por toda la costa occidental europea en su ruta del estaño, se puede plantear que fueran éstos los agentes de esta propagación y que se debiera a ellos la transmisión de estos elementos culturales comúnes.

Uno de estos pueblos mediterráneos cuyas embarcaciones frecuentaban las costas atlánticas eran los fenicios. Los fenicios era un pueblo de navegantes cananeos que habitaban en una parte de las costas de Siria, y que sobrevivieron a las invasiones de filisteos y hebreos.Comenzaron a navegar entre Biblos y Egipto, para posteriormente dirigirse a las costas del Mediterráneo occidental. Más tarde los fenicios de Tiro y Sidón atravesaron las Columnas de Hércules comenzando navegar y a establecer bases comerciales por las costas atlánticas (algunos autores atribuyen a los fenicios la fundación de Noia, en la provincia de A Coruña).

En Santa María de Oia (POntevedra) se han hallado tres insculturas que representan barcos a vela. Puesto que estos petroglifos fueron realizados hace unos 3000 años, en la edad del bronce, y que en esta época ninguna cultura atlántica sabía navegar a vela, y sólo conocían este tipo de navegación las culturas del Mediterráneo oriental (griegos, egipcios o fenicios), resulta evidente que los que hicieron esos grabados vieron esos barcos en las aguas de Galiza.

Además, el petroglifo descubierto el año pasado en Oia, representa la nave con todo lujo de detalles, sus aparejos y el espolón de proa idéntico al que utilizaban griegos, egipcios y fenicios. Es obvio que tanta precisión implica que vieron esa embarcación, por lo que este hallazgo hace imprescindible desempolvar antiguas teorías sobre la presencia de navegantes mediterráneos en Galicia, a las que últimamente no se les daba demasiada importancia.

Por último y quizás lo más importantes se ha hallado cerca del Museo del Mar de Vigo, los restos de un altar púnico. Además, se recuperaron restos de ánforas y cerámica púnica. Los arqueólogos los consideran el asentamiento fenicio más al norte de Europa conocido hasta ahora. ¡Una auténtico hallazgo! Entre los arqueólogos que han participado en las excavaciones está Iván Negueruela, director del Museo Arqueológico de Cartagena.

Como conclusión, parecen existir circuitos atlánticos de intercambio entre las distintas áreas productoras de la Europa atlántica de la Edad de Bronce y, lo que es más importante, dichos circuitos estarían también relacionados con diversas zonas mediterráneas. Los recursos obtenidos en las regiones atlánticas se transportaban hasta el Mediterráneo, y a su vez se recibían en los países atlánticos mercancías procedentes de aquéllas regiones. Pero no sólo se transportaban y compartían producciones materiales, si no también novedades tecnológicas, algunas relacionadas con el transporte (como la navegación a vela), nuevos cultivos, ideas, nuevas formas sociales, nuevos cultos, armamento, vestimentas, adornos etc.

Estas primeras relaciones comerciales de Galiza con pueblos del Mediterráneo de la edad del bronce, establecerán unas rutas permanentes que se mantendrán en el tiempo y prevalecerán durante siglos, llegando incluso a consolidarse en los asentamientos humanos fenicio-púnicos del siglo V a.c., como el recientemente descubierto en Vigo.

http://www.forobuceo.org/phpBB2/viewtopic.php?p=344494&sid=777ffe6ec487360254f0f46641faee67

Escribe aquí el segundo bloque de texto de tu artículo


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #51 Javier Torres 13 de ene. 2008

    Con respecto a la datación del bronce oriental y el occidental, creo que no hace falta que insista en cual es anterior ya que casi todos lo sabemos. Lo mismo sucede con el hierro. De lo demás, no voy a alimentar la polémica con quien no tiene nada que aportar y cuyos comentarios solamente revelan unos graves problemas emocionales que afloran en cada línea que escriben. Aún así, tienen derecho a "opinar". Lo mismo que yo.

  2. #52 verracus 13 de ene. 2008

    A Diocles: los contactos entre Cerdeña y la Península tuvieron lugar, efectivamente a partir del II milenio, lo que no está tan claro es en el sentido que se produjeron. Pausanias (s. II d.c) dice: "Después de Aristeo los iberos pasaron a Cerdeña al mando de Nórax, jefe de la expedición, y por ellos fue fundada Nora, la primera ciudad conocida de la isla, siendo Nórax hijo de Erithia, hija de Gerión y de Hermes". Por otra parte Solino (s. III d.c) añade que "Sardo fue engendrado por Hércules y Nórax por Mercurio, habiendo venido a estos lugares uno de Libia y otro de Tartesso en Hispania, y se le dio el nombre de Sardo al país, y de Nórax a la ciudad de Nora". Todo esto está inmerso en un contexto mítico y metafórico, lo cual a mi parecer no desentona con el contexto en el que está escrito el artículo. Pero resulta que a las estelas del sureste se les atribuye un origen incierto, posiblemente atlántico, indoeuropeo, fenicio, Mediterráneo oriental y origen ecléctico. No en Cerdeña, aunque hay documentado un hallazgo en la citada isla de una estela (estela de Nora), datada en el siglo IX a.C. por razones epigráficas, que la relacionan más bien con Chipre, aunque incluye una palabra "btrss", que algunos traducen como "Templo del Cabo" y otros como Tarsis-Tartessos. En cuanto al fondo del artículo, si es cierta la datación de esos petroglifos de Oia, lo único que se demuestra es que había contactos con el Mediterráneo. Probablemente esas imágenes viajaran en la mente de aquellos viajeros que seguían las rutas por las que viajaron anteriormente las primeras semillas de la agricultura, las primeras razas de ganado y los primeros objetos de metal, pero no creo que esta ruta fuera marítima, sino que más bien partiría del sureste de la península, a través de la actual Andalucía, por Mérida, Evora y la actutal Ruta de la Plata. Un saludo. Un saludo.

  3. #53 Diocles 13 de ene. 2008

    Creo que cuando empecé mi última intervención hablando de "navegantes mediterráneos" debí aclarar que me refería a navegantes mediterráneos que no fueran oriundos de la Península Ibérica, porque está claro que los pobladores de la zona de El Argar, en Almería, mantuvieron contactos comerciales con las regiones atlánticas durante el segundo milenio a. C. y posiblemente también sus antecesores de Los Miralles. Es difícil determinar, en cualquier caso, cómo se llevaban a cabo esos contactos comerciales, porque tal vez se produjese una cadena de intercambios entre pueblos vecinos, de forma que no llegasen a producirse largos desplazamientos de los mercaderes. Y por cierto que en El Argar se adoptó hacia 1500 a. C. un nuevo rito funerario, el enterramiento en grandes vasijas, que debió de llegar desde Sicilia, aunque su origen era egeo-anatólico. En la isla de Menorca se encontró, además, una vasija de origen cicládico que está datada en esa misma fecha de 1500 a. C. En la estela de Nora mencionada por Verracus aparece también el término sh-r-d-n (sherden). Los llamados sherden, navegantes de origen anatólico, llegaron a ser reclutados en el ejército egipcio y a combatir en la batalla de Kadesh (ca 1300 a. C.). Sin duda mantuvieron contactos con los libios, porque éstos recibieron de los sherden un tipo de espada larga y apuntada de origen asiático. Así pues, la leyenda sobre la llegada a Cerdeña de un héroe epónimo llamado Sardo desde Libia (llamado Sardus Pater por los romanos) tiene bastante sentido, porque los sherden egeos podrían haber llegado hasta la isla desde el norte de África, y no directamente desde Lidia. Si a Sardo le hacían hijo de Heracles, resulta que también hubo una dinastía de reyes lidios en Sardes (a principios de la Edad de Hierro) a los que los griegos llamaban "Heráclidas". Estoy de acuerdo, por otra parte, que en las estelas ibéricas del suroeste aparecen mezclados objetos y armas de diversa procedencia. Los cascos con cuernos, carros y espejos serían de origen mediterráneo, mientras que los demás tipos de armas son más bien de origen europeo y atlántico. El reino de Tartesos debió de convertirse en un intermediario entre los comerciantes además de un importante proveedor de metales, pero esto ocurrió ya a comienzos de la Edad de Hierro. Y sobre el velero representado en el petroglifo de Oia, mi opinión es que se trata de un barco fenicio, no anterior al siglo VIII a. C.

  4. #54 Brigantinus 14 de ene. 2008

    Sobre algunas cosas que se han apuntado.

    -Las velas: el caso inca o chino -o el polinésico y demás- demuestra que en efecto un pueblo puede desarrollar la idea de la vela sin necesidad de que venga otro y se lo enseñe. Pura lógica. En el caso europeo atlántico ¿desarrollaron estos pueblos la vela por sí mismos, o fue fruto de un contacto puntual o permanente con gentes mediterráneas? La verdad, no lo sé.

    -El barco de Oia. A pesar de las teorías de Alonso Romero, y con todo el respeto, no me acaba de convencer la hipótesis del barco egipcio.

    -Las instalaciones portuarias; tenemos las citas de Estrabón a los embarcaderos en la boca del Miño. Y tenemos el sempiterno tema del Coído de Bares.

    http://www.celtiberia.net/verrespuesta.asp?idp=4306

    Se han encontrado en varios lugares del norte y las islas británicas, restos de pavimentos hechos con grava o con planchas de madera, que probablemente debieron servir para varar la embarcación. En el barco de North Ferriby se ha encontrado un objeto de madera que ha sido interpretado como un cabestrante para amarrar el barco a tierra.

    De todos modos, estaríamos ante pruebas de tecnología autóctona. Por el tipo de navegación, yo creo que los mediterráneos no necesitaban construir infraestructuras especiales. Fondearían en las bahías y lugares que ofrecieran las mejores condiciones naturales. Quizás levantarían alguna pequeña construcción para facilitar la tarea, pero dudo que nada merecedor de la categoría de "puerto".

    -Sobre el caso del castro de Punta do Muíño... es eso, un castro. Es cierto que han aparecido elementos púnicos, mención especial a los tres cipos. Pero no es un asentamiento púnico, sino indígena. Estaríamos bien ante influencia foránea, o ante la prueba de la presencia de individuos de origen mediterráneo viviendo en el castro. Pero insisto en que el asentamiento es castrexo, no púnico.

  5. #55 jfca 18 de ene. 2008

    Mi manual de História dice, que con la llegada de los fenicios comienza la Edad del Hierro en Hispania (al centro de Europa llega, eso suponen basándose en datos arqueológicos, con los etrúscos, también aquí hay pareceres y opiniones algo mas tarde). Como bien todos decis, sea El Argar o bien incluso Los Millares, los contactos no pasan del Mediterráneo al Atlántico vía marítima. Para quienes conocemos ambos mares es normal. Ni las mareas ni los vientos ni los temporales son parecidos. Ni Colón 2500 años despues llevó naos mediterráneas a América. Cuando los griegos y macedónios de Alejandro Magno  llegan a la desembocadura del Indo, ofrecen sacrificios a Poseidón para que vuelva el mar, el agua, (quedaron en seco con marea baja y esto en el Mediterráneo no pasa).  Eran tan navegantes que no lo sabían hacia el 320 aC., y no creo que se les hubiese olvidado si antes lo hubiesen hecho, cruzar el estrecho y arribar a un Oceano, al Atlántico. Si a esto añadimos los comentarios de Brigantinus sobre "puertos" o enlaces estables para embarcaciones, y todo bastante arriba en el "mapa europeo". Le sumamos los "barquitos similares al de Oia" marcados en piedra tambien, en Escandinavia, la mercancia de todo tipo, encontrada hasta en las islas mas remotas del Mar del Norte, pero casi toda de producción atlántica (también hay piezas exóticas igual que en Oriente Medio, pero pocas). Si todo esto lo situamos en "SU" espacio cronológico, en su tiempo, tiempo que sería anterior en unos siglos a Fenicia, esto es entre el 1500 y el 1000 ( esto si es El Bronce) la única "potencia" naval histórica en el Mediterráneo por entonces,  sería Creta  y al final, quizás, Micénas, Chipre...¿¿¿???

    Dado que los productos del Mar del Norte y del Báltico llegaban por tierra a las costas mediterráneas (las llamadas rutas del ámbar) es ilógico pensar que fueron las "escuadras navieras" minoicas las que hicieron y llevaron a cabo las travesias y traslados de mercadurias en y durante El Broncel Atlántico. Ni hay necesidad económica, ni beneficio que pague tan amplio riesgo. Presupongo por lo tanto, que lo llevaron a cabo y lo hicieron los indígenas. Nuestros tatarataratararttaaabuelos......y ellos mismos se "quitaron" (gravaron) una "foto en piedra" antes de partir.

    Vascos, cántabros y gallegos se iban a Terranova detrás del bacalao (dice la leyenda, y me la creo) antes del descubrimiento de América por Colón. Los vikingos también llegaron antes, y ya hay restos arqueológicos.........

    ¿ quien les enseñó?    

    Los pueblos que viven al lado del mar, viven de él y con él y siempre aprenden a nadar, a navegar y a viajar sobre las aguas.

    No precisamos egipcios ni fenicios ni griegos para explicar los intercambios culturales y materiales durante el Bronce Atlántico. Tampoco antes y tampoco después y además en ningún punto del planeta y en ningún momento de la História.

     

  6. #56 Diocles 18 de ene. 2008

    No se cuestionado, creo yo, que los pobladores prehistóricos del litoral atlántico navegasen. De hecho, alguien tuvo que llevar la cultura neolítica desde Europa occidental hasta las islas Británicas, cruzando el paso de Calais y el Canal de la Mancha. Lo que se pone en duda era si esos pueblos atlánticos poseían barcos de vela, como el representado en el petroglifo de Oia, antes de que comenzase la Edad de Hierro. En el área tartésica se encontraron grabados de barcos de vela (Laja Alta) de tipo mediterráneo, pero estos grabados pueden estar datados en el siglo VIII a. C. (los inicios de la Edad de Hierro).

    Un cordial saludo.   

  7. #57 Javier Torres 18 de ene. 2008

    Las leyendas son leyendas y como tales deben ser tratadas. Y desde la época de la que estamos hablando hasta la de los vikingos y Colón, hay unos cuantos milenios de diferencia. Una minucia que al parecer para alguien no tiene mucha importancia (eso si que es manejar el tiempo a su antojo). Los pueblos por supuesto que pueden desarrollar técnicas y conocimientos de manera independiente. También hay que tener en cuenta que el comercio marítimo es un difusor de cultura para nada desdeñable. No estamos hablando de creencias, leyendas y supuestos. El hecho innegable es que nadie ha aportado un dato fidedigno acerca de la navegación a vela en el atlántico en esa época. Como bien dice Diocles, nadie niega que pueblos atlánticos europeos navegaran desde épocas muy anteriores y que pudieran alcanzar a remo costas relativamente cercanas. Pero ese no es el asunto que planteo. Si David Meca puede cruzar el estrecho de Gibraltar a nado me imagino que a remo se puede llegar un poco más lejos ¿no?

  8. #58 jfca 19 de ene. 2008

    Pensé que como me había saltado a Egipto como posible potencia maritima en ese tiempo los comentarios vendrían por ahí, al fin y al cabo navegaron hasta Punt, que aún no sabemos donde queda, pero seguro que en Africa Oriental.

    Pero no, hay que emperrarse en la vela, que parece un invento dificilisimo y para el que se necesite mucha imaginación. Sales en un bote a remar y en cuanto te alejes te darás cuenta de dos cosas, y sobre todo en el Atlántico, o vas contra marea y las pasas canutas o a favor y te ira bien, pero en ambos casos como no tengas el viento a tu favor ya te puedes aplicar las leyes de Murphy.

    De todas formas puedo volver sobre lo ya expuesto y preguntar:

    ¿quien les enseño la vela a los Incas, por ejemplo?

     

  9. #59 Brigantinus 19 de ene. 2008

    Aprovechando el tema, cito lo que parece ser el indicio más antiguo de navegación del que tenemos constancia.

    En la isla de Flores, en Indonesia, se han hallado herramientas líticas que han sido datadas en unos 840.000 años (lo que las vincularía con lel Homo Erectus) El caso es que la isla de Flores está al este de la llamada línea de Wallace.

    http://es.wikipedia.org/wiki/L%C3%ADnea_de_Wallace

    Dicha línea señala una franja de tierra que en ningún momento -a diferencia del resto de la plataforma continental indonesia- estuvo emergida. Discurriría entre las actuales isla de Bali al oeste y Lombok al este. Y supondría un brazo de mar de varias decenas de kilómetros, que los homínidos que fabricaron los útiles líticos cruzarían quién sabe cómo... probablemente, subidos a troncos. Y tampoco podremos saber nunca si fue con una clara voluntad de ir hacia la otra orilla, o más bien fue algún accidente que provocara que un individuo o grupo reducido de individuos se viera en semejante situación (flotando sobre el mar encaramados a un árbol caído...)

    Al margen de esta  hipotética situación, el Homo Sapiens cruzó esta línea a gran escala hace unos 70.000 años.

     

     

  10. #60 Javier Torres 20 de ene. 2008

    Lo del jfca es un monumento a la ignorancia. Que si Egipto, los vikingos, Cristóbal Colón y los marineros que iban detrás del bacalao (me parece tú si que has ido mucho a la ruta del bacalao). Lo único que está seco como un bacalao es tu cerebro. ¡Y ahora los Incas! ¿Y a mi que me importa quién enseñó a los Incas a navegar? Mira fenómeno, a ver si te enteras, esto trata de los pueblos europeos de la edad del bronce. ¿Sabes lo que es Europa? ¿Y la edad del bronce? Pues intenta afinar un poco. Y por cierto, tira tu manual de historia.

  11. #61 Javier Torres 26 de ene. 2008

    Para que una embarcación bastante frágil pudiera navegar a vela, necesitaría disponer de un mástil de madera resistente y ligera. Los primeros mástiles egipcios eran de madera de palmera y en el año 3.300 a.C. navegaban por el Nilo empleando una vela cuadrada que posteriormente derivaría en la vela triangular con el mástil en el centro de gravedad del barco. En los astilleros de Cartago, los fenicios construían los mástiles de sus naves, empleando cedros del Líbano, ya sus sólidas naves de vela estaban dotadas de todas las innovaciones en técnica naval conocidas en la época, lo que les permitía  transportar una gran carga de mercancías, algo que resulta imprescindible para la navegación comercial.

    Por lo que se refiere al noroeste de Europa, los restos de barcos más antiguos se hallaron en depósitos fluviales y lacustres. Por supuesto que no se ha hallado ninguna embarcación a vela, si no que son restos de remos y canoas. Así, en Pesse (Holanda) y Star Carr (Gran Bretaña) se han encontrado piraguas realizadas a partir de troncos de pino vaciados a fuego. Puede que también se emplearan embarcaciones de estructura de mimbre tejido y cubierta de cuero, aunque la verdad es que no son demasiado maniobrables ni seguras. Otro tipo de embarcaciones capaces de adentrarse algo más en el mar son las construidas atando troncos con cuerdas, lo que les proporciona una mayor solidez. Embarcaciones de este último tipo fueron halladas en North Ferriby a orillas del Humber, y medían unos 15 metros de eslora y una manga de más de 1,5 metros. Todas estas técnicas navales permitirían construir embarcaciones capaces de realizar trayectos cortos a islotes o tierras no muy lejanas.

    Los hallazgos arqueológicos son los que son y a la vista de los restos encontrados, sólo se puede concluir que en el norte de Europa el tipo de paleonavegación que se realizaba se llevaba a cabo en aguas interiores o bordeando la costa evitando adentrarse en el mar. Muy probablemente los trayectos se realizarían en verano para evitar los temporales, los cuales sin ninguna duda darían al traste con tan frágiles embarcaciones. De todos modos, siempre hubo navegantes más intrépidos que el resto, como los que introdujeron  la cultura megalítica en Britania e Irlanda. Pero no debemos olvidar que esta cultura se difunde bordeando la península ibérica, el norte de Francia, las islas británicas, lo cual describe un tipo de navegación que sigue próxima a la costa, empleando el remo y buscando pasos para saltar del continente a las islas. Esta técnica naútica no es característica de la vela, la cual permite surcar los mares y regresar aprovechando vientos de ida y vuelta. Mientras esto sucedía en la Europa de principios del Bronce, el trasiego de barcos a vela en el Mediterráneo era espectacular.  

  12. #62 Brigantinus 26 de ene. 2008

    La navegación de cabotaje también era practicada por los pueblos mediterráneos.

     

  13. #63 Güibra 11 de feb. 2008

    por lo q se de momento la embarcacion de oia la primera se le atribuia un origen egipcio,q en la actualidad,por desgracia esta totalmente descartado,por una procedencia fenicia aunque no se descarta la protofenicia,de todas formas mediterranea.su antiguedad no seria de unos 3000 años a no ser q se sumen a los dos mil posteriores q la pondrian en unos 5000 q es la edad q se baraja en estos momentos.

    en portugal se descubrio hace un tiempo pero no salio a la luz hasta el pasado año,el descubrimiento de una cabeza de una estatuilla de origen fenicio ,entre otros restos a mayores q vincula este pais con los fenicios.

     

  14. #64 Javier Torres 16 de feb. 2008

    Hola Guibra. Tu aportación redunda en lo que vengo planteando en este artículo. Poco a poco, y entre todos, vamos arrojando luz sobre este asunto. Creo que hay muchas aspectos de la historia que aparece en los manuales que debiera ser objeto de una profunda revisión. Sigamos en esta línea. 

  15. Hay 64 comentarios.
    página anterior 1 2

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba