Autor: Ego
jueves, 09 de junio de 2005
Sección: Artículos generales
Información publicada por: Ego


Mostrado 23.546 veces.


Ir a los comentarios

CUANDO EL AKELARRE NO ERA TAL.

APUNTES A UN ORIGEN INCIERTO SOBRE LA PRÁCTICA BRUJESCA

Separar akelarre de una concepción brujesca es prácticamente imposible. Pero hubo una época en que no era así. Por otro lado, si bien como denominación local, está muy extendido el término en la Península, otras denominaciones describen los mismos acontecimientos: Sabbat (aunque de etimología oscura y aparición tardía), barlott, striaz, strigiarum conventus, etc. En función de su situación geográfica. El contenido que pretende recopilar este término no es ajeno a casi nadie: Una reunión de adoradoras de Satanás, conocidas como brujas, algunos, aunque menos, brujos, lanzadas a un culto de depravación moral y en no pocas ocasiones sexual, ya entre los partícipes de la bacanal o con un ser que va desde un macho cabrío hasta un sapo gordo. No faltan las escobas como útil de vuelo, matazas de niños, sacrificios de vírgenes y demás blasfemias muy al gusto del juez o inquisidor. Es curioso que autores como Henningsen defiendan que hubo inquisidores que no percibían la presencia de akelarres en muchas de las tierras de Euskadi. Obra de capital importancia para acercarse al akelarre histórico es el Formicarius de Juan Nider de mediados del siglo XV en Basilea. Juan Nider recopila por escrito lo que de la boca del inquisidor de Evian y el castellano de Blanckenburg y juez Peter von Greyerz informaron sobre la zona de Berna. "Allí hay hombres y mujeres que más parecidos a lobos que a personas se dedican a devorar niños y practicar la hechicería" entre otras depravaciones. Von Greyerz hace referencia a 1375 como origen de estos casos en los que no se trata de hechiceros aislados, sino un conjunto de los mismos. A principios del siglo XVI, el inquisidor Bernardo Rategno indica en su Tractatus de Strigibus que la “secta de las brujas”, el probable germen del akelarre, comenzó unos ciento cincuenta años atrás. Podríamos creer que la “secta de las brujas” se iniciaría en torno al tercer tercio del siglo XIV, aunque no dejan de ser conjeturas. Ahora bien, ¿en realidad se trata de una auténtica secta, un auténtico grupo de herejes, como Cátaros o Valdenses?. El dominico Juan Herolt redactó unos sermones, en torno a 1420 donde figura una larga lista de supersticiones. En el puesto decimonoveno figuran “Las mujeres beatas” (die selige Frawn) adoradoras de una tal Diana, popularmente conocida como "Unholde" la cual "cum exercitu suo de nocte ambulet per multa spacia" (con su ejercito recorre grandes distancias). A Juana de Arco, en 1430 los jueces de Ruan la habían preguntado si sabía algo “de las que vuelan con las hadas” (Proceso y condenación de Juana de Arco, Tissot, 1960). Mucho antes Vicente de Beaubais recogió en su Speculum morale (Canon Episcopi) a Diana y Herodíades, a quienes las mujeres ilusas llamaban “bonae res” (cosas buenas) y Jacobo da Varazze indicó, en la vida de San Germán, a las “buenas mujeres que salen por la noche”. A ellas podríamos añadir las benandanti del Friul, “La mujer del bon zogo” del valle del Fiemme, la Richella, como buena señora del valle de Fassa, etc, todas extraídas de confesiones por inquisidores o jueces. Sin duda Herolt, cuanto menos del Canon Episcopi había tomado algunas referencias anteriores donde: 1) las mujeres toman importancia vital en las reuniones nocturnas, 2) hablamos de un conjunto de individuos y 3) existe un guía o guías de la “comunidad” o cuanto menos reunión. Según Grimm todavía en el siglo XV, los campesinos del Palatinado creían en una divinidad llamada Hera que montada en su caballo traía abundancia y prosperidad a los campos. No obstante, 1000 años antes alguien había escrito FERA COM ERA (con la cruel Era) en una tejuela, hoy descubierta en Roussas, junto a la imagen de una persona montada en un animal. Inscripciones del mismo tipo (Era, Hera o Haerecura) se han encontrado en Istria, Suiza y la Galia cisalpina. Se han asociado a una divinidad céltica muy común: Epona. Tal vez una confusión o asociación de Era o Hera y Diana acabó en Herodiana, normalizado como Herodíades (mencionado en el Canon Episcopi). Tal vez el origen del akelarre no es lejano a un culto pagano vigente en el continente aun consolidado el cristianismo, o tal vez por ello, y aunque local en su manifestación, generalizado. BIBLIO: Brujería Vasca. J.C. Baroja. 1980. La invocación de las brujas. Henningsen , 1980 Historia Nocturna. C. Ginburzg. 1991


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #51 Rigel 07 de dic. 2005

    Conozco la labor predatoria que multinacionales del fármaco realizan sobre los conocimientos curanderiles de muchas tribus (especialmente amazónicas). No sólo les “extraen” conocimientos, sino que además tienen luego la desfachatez de patentarlas. Hasta tal punto ha resultado escandaloso el tema que diversas asociaciones indígenas han presentado demandas judiciales contra este expolio cultural y hasta -creo recordar- ¡han ganado algunas!. Pero eso y su derecho a reivindicar esos conocimientos no les convierte en conocimientos científicos ya que estos son los que resultan de la aplicación de una metodología completamente ajena a sus culturas. Entre sus conocimientos se mezclan el grano y la paja y coexisten tratamientos útiles con tratamientos y rituales completamente inútiles e irrelevantes para los fines que se persiguen. En cambio la metodología lo que pretende es precisamente separar el grano de la paja, lo relevante de los superfluo, lo cierto de lo supuesto, y aún mas allá, la ciencia pretende descubrir la explicación de porque se producen los efectos confirmados. Y, permíteme Brandan si me pongo un poco pesado en este tema, quizás no tenga mayor importancia respecto al fondo de tus intervenciones, pero es que abundan tanto en los medios de comunicación los pseudo-investigadores de temas como el curanderismo, la magia, los hechizos, y los tratamientos milagrosos, y tiene tanta trascendencia social -e incluso económica- su explotación del dolor ajeno (e ingenuo) que considero debemos esforzarnos de una vez por todas por colocar a cada uno en su sitio y no permitir ni dar pábulo a que se confunda ciencia con creencia ó experimento con experiencia, pues por muy respetables que puedan ser las segundas en el ámbito personal no tienen ningún derecho a atribuirse las cualidades de las primeras. Aún recuerdo al “mago” Paco Porras (con perdón de los magos que honestamente creen en lo que hacen y lo hacen en su ámbito personal) interpretando en TVE unas radiografías cerebrales y viendo en ellas (como si de manchas Rorschach se tratara) la imagen de un búho “amazónico” para proceder a efectuar el “diagnóstico” de una enfermedad. Y que te conste que el “tufo” escéptico de mis intervenciones no impide que haya estado interesado en la brujería durante muchos años. Ya sabes, al César lo que es del César ……

  2. #52 Rigel 08 de dic. 2005

    Aclaro por no haberlo hecho en mi anterior intervención que las multinacionales del fármaco someten los conocimientos “depredados” a los aborígenes amazónicos al correspondiente proceso de experimentación, depuración y aislamiento de principios activos, y son los resultados de este proceso lo que patentan, no las sustancias obtenidas directamente de los aborígenes. Pese a ello mi opinión es que aunque técnicamente pueda “colar” como legal en algunos casos, éticamente se trata de un expolio sin paliativos.

  3. #53 Iridio 09 de dic. 2005

    Absolutamente de acuerdo Rigel, por supuesto que no van a patentar las sustancias obtenidas de los aborigenes, porque eso no les daría dinero, las leyes de patentes no permiten patentar ningun tipo de medicina natural como plantas o sus extractos, incluso si la exacta fórmula o modo de aplicación/obtención es fruto o herencia tuya. Tiene que haber un proceso "quimico", por llamarlo de alguna manera, de elaboración para poder patentar tu producto. La rapacidad de la industría farmaucética es bien conocida, al menos en USA, eso no quiere decir que se haga mucho por controlarla. Por ejemplo han dejado de financiar unos experimentos muy, muy prometedores sobre virus que ayudan a curar el cancer. Los investigadores han conseguido que virus de la gripe manipulados genéticamente destruyan células cancerosas de forma selectiva. Pero las farmaceúticas pararon la financiación, no hay que ser Einstein para imaginar por qué- demasiado barato- de todas maneras los científicos están siguiendo la investigación por su cuenta.

  4. #54 Brandan 22 de ene. 2006

    Una página buena para los que están seriamente interesados en el asuntos de las brujas. http://caldeiraodabruxa.homestead.com/Escola5.html

  5. #55 Cierzo 13 de mar. 2006

    En la historia de la brujería aragonesa se han hallado referencias documentales de la participación en aquelarres o conventículos en los siguientes lugares: Cenarbe (1497), donde el aquelarre recibe una denominación propiamente aragonesa Lanas del Bosc (es decir, «prado del cabrón», como el término vasco «aquelarre»); Pozán de Vero (1534), proceso de Dominga la Coja; Gotor (1588); Sesa (1603), Isabel Alastruey; Tamarite de Litera (1626); aparecen indicios de otro en el valle de Tena en la causa de Juan Larrat. Aunque en los documentos constan pocas indicaciones, los topónimos y la tradición permiten pensar que fueron más frecuentes que lo que nos muestra la historia procesal, aunque no llegaron a adquirir la difusión del país vasco.

  6. #56 pedro 13 de mar. 2006

    Un saludo. He procurado leer la documentación que hay publicada sobre brujería en Navarra -sobre todo procesos- y todavía estoy sin hacerme idea de qué era aquello. Probablemente fuera una mezcla de muchos factores: ignorancia, problemas de los señores, una manera de mantener al pueblo llano atado, una válvula de escape de la propia gente ante sus desgracias cotidianas, envidias, instrumento de ocupación castellana.. La Iglesia no fue tan dura como la fama que lleva y hubo clérigos sensatos que vieron que no había nada y así lo expresaban. Como dice Videgain, muchas de las acusadas de brujería habrían acabado en el Cielo. ¿Cómo explicar las malas cosechas, las desgracias, la muerte de ganado y otros hechos importantes para la vida de cada día? Los inviernos eran duros, las noches largas, los caminos malos, la ignorancia grande y la credulidad inmensa. ¿Habría algo más? Probablemente, miedo. Por cierto, en los documentos siempre aparece que se untaban con grasa para poder volar. Lo de la escoba parece cosa moderna o de películas, aunque Goya así las dibujaba. Una de Goizueta mal lo pasó hasta demostrar que la grasa de un perolo era de oso. No es un tema divertido: causó muertos y sufrimiento. Aún quedan historias de brujas por esa montaña, como la de Aburregeina que se volvía a dar la vuelta en la sepultura a pesar de que la volvían a dejar boca abajo. Bueno, un saludo.

  7. #57 pedro 13 de mar. 2006

    Un saludo. He procurado leer la documentación que hay publicada sobre brujería en Navarra -sobre todo procesos- y todavía estoy sin hacerme idea de qué era aquello. Probablemente fuera una mezcla de muchos factores: ignorancia, problemas de los señores, una manera de mantener al pueblo llano atado, una válvula de escape de la propia gente ante sus desgracias cotidianas, envidias, instrumento de ocupación castellana.. La Iglesia no fue tan dura como la fama que lleva y hubo clérigos sensatos que vieron que no había nada y así lo expresaban. Como dice Videgain, muchas de las acusadas de brujería habrían acabado en el Cielo. ¿Cómo explicar las malas cosechas, las desgracias, la muerte de ganado y otros hechos importantes para la vida de cada día? Los inviernos eran duros, las noches largas, los caminos malos, la ignorancia grande y la credulidad inmensa. ¿Habría algo más? Probablemente, miedo. Por cierto, en los documentos siempre aparece que se untaban con grasa para poder volar. Lo de la escoba parece cosa moderna o de películas, aunque Goya así las dibujaba. Una de Goizueta mal lo pasó hasta demostrar que la grasa de un perolo era de oso. No es un tema divertido: causó muertos y sufrimiento. Aún quedan historias de brujas por esa montaña, como la de Aburregeina que se volvía a dar la vuelta en la sepultura a pesar de que la volvían a dejar boca abajo. Bueno, un saludo.

  8. #58 pedro 13 de mar. 2006

    Ya lo siento. Me ha salido largo y doblado

  9. #59 Cierzo 13 de mar. 2006

    Pedro, en algunas partes de Aragón las brujas segun la tradición iban montadas en remolinos llamados BULTURNOS "Las brujas en Aragón no se aparecen montadas en escobas, sino que se manifiestan envueltas en tremendos remolinos de aire y conducen las tormentas. En el Valle de Chistau llaman Bulturnos a esos remolinos que esconden en su interior a las brujas"

  10. #60 Rosa-ae 13 de mar. 2006

    De lo más recomendable para todo lo relacionado con la caza de brujas: http://www.nuevaalejandria.com/archivos-curriculares/sociales/nota-024.htm

  11. #61 Rigel 13 de mar. 2006

    He echado un vistazo al link indicado por Brandan: http://caldeiraodabruxa.homestead.com/Escola5.html En él mencionan a Stewar Farrar en cuyo libro (al que me refería en mi intervención de más arriba 05/12/2005 18:53:44) está basado el ritual que exponen. Stewar Farrar murió en el 2000: http://www.controverscial.com/Stewart%20Farrar.htm Su viuda, Janet, mantiene una página web en la que podéis encontrar amplia información sobre sus actividades actuales junto a Gavin Bone, así como fotografías de su época con Stewar cuando pertenecían al Coven de Alexander Sanders y Maxine. http://www.wicca.utvinternet.com/aboutus.htm

  12. #62 darius 21 de mayo de 2006

    Pequeña proposicion de musica de ambiente para este foro : Una brujita encantadora : http://www.radioblogclub.com/search/0/ma_sorciere_bien_aimee :D

  13. Hay 62 comentarios.
    página anterior 1 2

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba