Autor: Jorge Mier Hoffman
miércoles, 25 de mayo de 2005
Sección: Denuncias
Información publicada por: ainé
Mostrado 25.834 veces.


Ir a los comentarios

LAS DOS CARAS DE COLON

“La historia es un manojo de mentiras llena de fábulas y fantasía; nos enseña los infortunios y errores de la América; pero es elocuente para los que saben leerla”… Simón Bolívar

“La historia es un manojo de mentiras llena de fábulas y fantasía; nos enseña los infortunios y errores de la América; pero es elocuente para los que saben leerla”… Simón Bolívar LA MENTIRA Han transcurrido 511 años desde que el mítico Cristóbal Colón descubrió la América… Esa ha sido la historia contada una y otra vez… Es la que se estudia en las escuelas, la que dibujan todos los niños del mundo, y la que ha permitido los más emotivos discursos y celebraciones cada 12 de octubre: El almirante genovés se embarcó en una ventura fantástica que lo llevaría a descubrir que la tierra era redonda, retando a los científicos que aseguraban que era plano: “al final del horizonte existe un abismo sin fin, donde se precipitarían LA VERDAD Para el año 1492, fecha del “Descubrimiento de América”, el estudio de los textos escritos por los filósofos griegos era materia obligada en las universidades de España, Alemania, Francia e Inglaterra. Ptolomeo de Alejandría fue uno de los grandes astrónomos griegos, quien aseguraba que los planetas son esféricos y giran alrededor de un eje central en lo que llamó el “Universo Geocéntrico”. Esta teoría la explicaba a sus alumnos con un instrumento de varias esferas al que llamó “Esfera Amilar”, con el cual se demostraba la rotación de los cuerpos celestes y su forma esférica, incluyendo a la tierra, la cual se consideraba como el centro del universo. Lo que hoy conocemos del supuesto navegante genovés, supuestamente fue escrito en 1571 por su hijo Hernando… Acompañó a su padre en su cuarto y último viaje… Luego que Colón murió arruinado, vilipendiado y en la absoluta indigencia, tras sufrir la enfermedad de la “gota”. Hernando quiso honrar la memoria de su padre, y escribió su historia… Pero la verdad parece ser otra: Colón y la tierra “plana” fue la “mascara” y la excusa que utilizó España para satisfacer los más bajos instintos de aventureros, criminales y comerciantes, motivados a las fábulas de: las Amazonas, El Dorado, la Fuente de la Eterna Juventud y la Sierra de Plata, a cambio de riquezas necesarias para enfrentar la tremenda crisis financiera que había obligado a la corte del Rey a gobernar de la mano de la Inquisición Católica… En todo caso... lo sorprendente no son las mentiras de un poder insaciable que reinó en la vieja Europa deseosa de riquezas americanas, ni los misterios que envuelven la figura del mítico Cristóbal Colón... sino la ignorancia de nosotros los americanos, quienes continuamos alabando la figura de un mítico personaje al que llaman “Colón”, convalidando con esta actitud irresponsable, la aberración histórica de los hechos acaecidos en el Nuevo Mundo, y como una demostración de la sumisión y esclavitud que aún está sembrada en las mentes de los americanos, donde reside el verdadero subdesarrollo… Con esta actitud irreverente de la verdadera historia del Nuevo Mundo, todos somos cómplices al permitir: •Primero, que el nombre de Colón haya quedado registrado como el descubridor del Nuevo Mundo; es decir, de unas tierras que toda Europa ya conocía desde la época de los Vikingos… •Segundo, para que la obra de Colón, lejos de constituir un “descubrimiento” o “encuentro” como se ha querido llamar últimamente, no sea reconocida como una brutal “invasión encarnizada”, que trajo consigo el exterminio de todas las civilizaciones americanas que no pudieron sobrevivir a la barbarie y la esclavitud… •Tercero, reconocer con la obra de Colón la evangelización de la tierra americana, y no como un esfuerzo coordinado de la monarquía y la iglesia, para realizar el mayor saqueo que la historia haya registrado… •Cuarto, celebrar la colonización del Nuevo Mundo, y obviar que fue la destrucción y por consiguiente desaparición, del legado histórico de todas las culturas americanas junto con más de 60 millones de nativos… •Quinto, que la humanidad entera celebre con bombos y platillos, e inclusive se construyan plazas y monumentos, para conmemorar a un personaje inmerso en las tinieblas y el misterio de su existencia: •Cuándo nació..? •Dónde nació..? •Cómo se llamaba..? •Cómo era físicamente..? •Porqué nadie escribió de él..? •Qué descubrió..? •Porqué ninguna región antigua del Nuevo Mundo lleva su nombre..? •Dónde están sus escritos y sus mapas..? •Porqué murió arruinado si era el hombre más rico del planeta..? •Dónde están las 4 Bitácoras, una por cada viaje..? e inclusive ni siquiera sepamos •donde fue enterrado… Es decir: COLÓN REALMENTE EXISTIÓ..? Lo increíble..! es que siendo el supuesto Colón nativo de Nápoles... es allí precisamente en el museo de esa ciudad, donde se expone desde hace siglos el famoso Atlas de Farnesio... Una escultura griega conocida desde la antigüedad por todos sus habitantes, incluyendo al mítico Colón, la cual muestra con claridad la redondez de la tierra a los hombros del dios Atlas… y aún así, la historia siga afirmado que Colón tuvo la valentía de incursionar en un planeta que se creía plano, y su gallardía deben agradecer los indígenas americanos, pues gracias a Cristóbal Colón se descubrió América..! Para reflexionar.... (artículo completo y explicado en web de origen)

Más informacióen en: http://www.simon-bolivar.org/bolivar/las_dos_caras.html#inicio


.
.
Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 silmarillion 28 de mayo de 2005

    Aine: Sigue reflexionando, pero sobre todo reflexiona de donde tomas la documentación y antes de hacerla pública recure a la fuente y verifica, por que el texto de las Casas se encuentra alterado en la página de Simonbolivar.org de donde lo has tomado, El texto de las Casas habla en este capítulo (De las costas de las perlas y de paria y de la santísima trinidad.), de la explotación de perlas y del tráfico de esclavos. Ambas prácticas de mucha crueldad. Para la pesca de perlas se empleaban indios lucayos, procedentes de Bahamas,quienes eran "cazados" y luego trasladados en naves. En el texto relata que los indios que poblaban Higueroto, donde eran bien tratados fueron atrapados de la siguiente forma: "Un malaventurado tirano acordó de hacer allí salto, como estaban aquellas gentes tan seguras. Y fue allí con un navío e convidó a mucha gente que entrase en el navío, como solía entrar y fiarse en los otros. Entrados muchos hombres e mujeres y niños alzó las velas e vínose a la isla de Sant Juan, donde los vendió todos por esclavos, e yo llegué entonces a la dicha isla e vide al dicho tirano, y supe allí lo que había hecho. Dejó destruido todo aquel pueblo, y a todos los tiranos españoles que por aquella costa robaban e salteaban les pesó y abominaron este tan espantoso hecho, por perder el abrigo y mesón que allí tenían como si estuvieran en sus casas." "Es esta averiguada verdad, que nunca traen navío cargado de indios, así robados y salteados, como he dicho, que no echan a la mar muertos la tercia parte de los que meten dentro, con los que matan por tomallos en sus tierras. La causa es porque como para conseguir su fin es menester mucha gente para sacar más dineros por más esclavos, e no llevan comida ni agua sino poca, por no gastar los tiranos que se llaman armadores, no basta apenas sino poco más de para los españoles que van en el navío para saltear y así falta para los tristes, por lo cual mueren de hambre y sed, y el remedio es dar con ellos en la mar. Y en verdad que me dijo hombre dellos que desde las islas de los Lucayos, donde se hicieron grandes estragos desta manera, hasta la isla Española, que son sesenta o setenta leguas, fuera un navío sin aguja y sin carta de marear, guiándose solamente por el rastro de los indios que quedaban en la mar echados del navío muertos." Vamos a las perlas ahora: La tiranía que los españoles ejercitan contra los indios en el sacar o pescar de las perlas es una de las crueles e condenadas cosas que pueden ser en el mundo. No hay vida infernal y desesperada en este siglo que se le pueda comparar, aunque la de sacar el oro en las minas sea en su género gravísima y pésima. Métenlos en la mar en tres y en cuatro e cinco brazas de hondo, desde la mañana hasta que se pone el sol; están siempre debajo del agua nadando, sin resuello, arrancando las ostras donde se crían las perlas. Salen con unas redecillas llenas dellas a lo alto y a resollar, donde está un verdugo español en una canoa o barquillo, e si se tardan en descansar les da de puñadas y por los cabellos los echa al agua para que tornen a pescar. La comida es pescado, y del pescado que tienen las perlas, y pan cazabi, e algunos maíz (que son los panes de allá): el uno de muy poca sustancia y el otro muy trabajoso de hacer, de los cuales nunca se hartan. Las camas que les dan a la noche es echallos en un cepo en el suelo, porque no se les vayan. Muchas veces, zabúllense en la mar a su pesquería o ejercicio de las perlas e nunca tornan a salir (porque los tiburones e marrajos, que son dos especies de bestias marinas crudelísimas que tragan un hombre entero, los comen y matan). Véase aquí si guardan los españoles, que en esta granjería de perlas andan desta manera, los preceptos divinos del amor de Dios y del prójimo, poniendo en peligro de muerte temporal y también del ánima, porque mueren sin fe e sin sacramentos, a sus prójimos por su propia cudicia. Y lo otro, dándoles tan horrible vida hasta que los acaban e consumen en breves días. Porque vivir los hombres debajo del agua sin resuello es imposible mucho tiempo, señaladamente que la frialdad continua del agua los penetra, y así todos comúnmente mueren de echar sangre por la boca, por el apretamiento del pecho que hacen por causa de estar tanto tiempo e tan continuo sin resuello, y de cámaras que causa la frialdad. Conviértense los cabellos, siendo ellos de su natura negros, quemados como pelos de lobos marinos, y sáleles por las espaldas salitre, que no parecen sino monstros en naturaleza de hombres o de otra especie. En este incomportable trabajo, o por mejor decir ejercicio del infierno, acabaron de consumir a todos los indios lucayos que había en las islas cuando cayeron los españoles en esta granjería; e valía cada uno cincuenta y cient castellanos, y los vendían públicamente, aun habiendo sido prohibido por las justicias mesmas, aunque injustas por otra parte, porque los lucayos eran grandes nadadores. Han muerto también allí otros muchos sinnúmero de otras provincias y partes. Como puede verse, son dos textos DISTINTOS. El texto completo del libro de las casas puede descargarse en formatopdf de elaleph.com o leerse en http://presencias.net/indpdm.html?http://presencias.net/miscel/ht4028e.html Me da la sensación que luego del Atlas Farnesio y esta "malversación documental", reflexionaría si sigo prestando atención a la página de marras y a muchas otras cosas que circulan en internet.

  2. Hay 1 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba