Autor: Onnega
lunes, 22 de octubre de 2007
Sección: Prehistoria
Información publicada por: Onnega
Mostrado 26.193 veces.


Ir a los comentarios

Coviñas, cazoletas o cúpulas. Modelos de dispersión no dishomogénea

La tipología de los conjuntos de coviñas no ha sido planteada hasta la fecha. De la Peña Santos y Vázquez Varela (1) presentan un único tipo con dispersión al azar (dispersión dishomogénea), que es lo mismo que decir que no hay tipología, o que no se encuentra una estructura subyacente en las dispersiones de puntos estudiadas. Guitián y Guitián (2) hablan de grupos aparentemente desordenados y de grupos que forman una figura geométrica (sin especificar tipos). Costas Goberna y Novoa Álvarez (3) refieren que si las cazoletas aparecen como único motivo insculturado su pauta de distribución es aparentemente anárquica, a excepción de los tableros de juego de época histórica. El único tipo de agrupación de coviñas que se menciona en la bibliografía es el lineal tendente a recto, que se opone al tipo “conjunto anárquico” (4). Sí existen, en cambio, distribuciones de coviñas auriñacienses (5) que coinciden con alguno de los tipos que hemos detectado en nuestros petroglifos. Esta coincidencia estructural ha pasado desapercibida hasta la fecha principalmente por dos motivos: -Por un lado es difícil abstraer pautas de homogeneidad en grandes superficies insculturadas únicamente con coviñas. -Por otra parte las coviñas normalmente no se encuentran solas, sino que subyacen, están contenidas en, o se sitúan de forma contigua a los típicos motivos de círculos concéntricos lineales, cruces, etc. (que para nosotros son los petroglifos propiamente dichos). Al considerar a las coviñas parte integrante del conjunto, y al considerar al conjunto como insculturado todo él en la época del megalitismo-bronce, queda fuera de lugar cualquier intento de establecer similitudes con las distribuciones paleolíticas. Pero las superficies grabadas con coviñas son auténticos palimpsestos en los que se pueden detectar superposiciones y añadidos de líneas que en ocasiones modifican el diseño primitivo compuesto de coviñas (señal de desconocimiento y de distancia temporal). Definiremos tres tipos de estructuras de coviñas partiendo de las imágenes del Corpus Petroglyphorum Gallaeciae (6). 1. Estructuras circulares Puntos dispuestos en círculo o semicírculo con uno ocupando el centro. Cuanto mayor sea el número de coviñas dispuestas en anillo, más fácil será percibir la estructura y rodearla con una línea en una fase posterior. A veces dos de estas estructuras aparecen tocándose. La tipología de coviñas dispuestas en círculo y semicírculo con el centro marcado ha sido definida para el auriñaciense francés (Abri Blanchard). Encontramos estos modos de dispersión en la figura nº 100 de la obra de Sobrino (Coto do Castro, Valongo, Cepeda, Pazos de Borbén). V. fig. a, b y c Fig. a. Coviñas dispuestas en círculos contiguos

Podemos observar estas estructuras en la "mesa de sacrificios" de Monte do Boi en Baiona (Pontevedra). V. fotos adjuntas aportadas por Abo: Monte do Boi 2, 3 y 5. En Monte do Boi 2 y 3 la estructura aparece complicada por una marca de la cuña de un cantero, a pesar de ello se observa sin problema la distribución perimetral y la coviña central, de mayor tamaño. Monte do Boi 2

La estructura de puntos consigue reflejar la misma idea que el petroglifo tipo “círculo trazado mediante una línea con cazoleta central”, o que el tipo “coviña central rodeada por línea circular, seguida de anillo de coviñas rodeadas de línea circular”. Pero en nuestros ejemplos no se usan líneas, el efecto se consigue sólo a base de puntos. Esta estructura lograda sólo a base de coviñas puede contemplarse también en las figuras 80, 99, 102, etc. de la obra de Sobrino. Lo interesante de la figura 100 es que la estructura descrita (tipo a) ha pasado desapercibida cuando, en un momento posterior, se retocó con el añadido de líneas que la desvirtúan (v. fig. d). Fig. d. Estado del petroglifo según Sobrino. Se trata de un ejemplo de reinterpretación posterior al grabado de las cazoletas

La estructura tipo b ha sido modificada mediante una línea a modo de tallo, que no altera la idea original pero la reinterpreta como si fuese una flor. Aquí la estructura original fue observada y aprovechada para otros fines (v. fig. e). También el tipo c ha sido observado y marcado con una línea semicircular en un caso, mientras que otro mantiene la estructura de coviñas sin ningún añadido (no ha sido percibido o se ha respetado). Estos datos sugieren que los frecuentes motivos circulares lineales que rodean una cazoleta central (v. fig. d1 y e1) Fig. d1

tienen su origen en estructuras circulares de coviñas, presentes en el registro arqueológico desde el musteriense (coviñas de la lápida sepulcral de la Ferrasie, enterramiento VI) y en distribución circular desde el auriñaciense (Abri Blanchard). La representación lineal (petroglifo) rodeando las coviñas sin tocarlas puede considerarse como una reactivación de la idea original, que quedaba ligeramente difusa al prestarse a interpretaciones subjetivas como las llevadas a cabo en los ejemplos d) y e). El mensaje redundante (coviñas en círculo + línea perimetral circular trazada con posterioridad) es indicativo de un periodo en el que, posiblemente, se estaba produciendo una pérdida de la memoria histórica de la colectividad, de ahí la necesidad de remarcar lo ya marcado (7). Tenemos, por lo tanto, dos fenómenos distintos: reactivación / redundancia de la idea original (petroglifos burgados de círculos concéntricos: d1 y e1) y reinterpretación subjetiva, indicativa del olvido definitivo del significado de los conjuntos (ejemplos d y e). En algunos casos como el de la Pedra dos Couselos (figura 79 de Sobrino) hay un intento forzado de circundar un conjunto de coviñas de disposición no circular. Los resultados obtenidos son: círculos concéntricos amorfos, contenido desigual de coviñas por círculo y destrucción de varias por superposición de línea perimetral. Todo ello son evidencias de manipulaciones posteriores llevadas a cabo por equivocación sobre un conjunto no susceptible de inscribirse en un círculo. La reinterpretación subjetiva de la dispersión de puntos, similar al juego infantil que consiste en unir puntos para descubrir el dibujo oculto, produce muestras tan llamativas como la de Laxe do Xubiño (figuras 148 y 149 de Sobrino), con superposición de líneas sobre las coviñas (normalmente se evitaba tocarlas). 2. Estructuras pareadas y cuasi-equidistantes Otro tipo de dispersión no dishomogénea es la que presenta coviñas pareadas, o coviñas con disposición más o menos equidistante y trazando líneas imaginarias de varias direcciones que se cortan entre sí. Si la pareja es simple surge la reinterpretación como halteriforme o la reactivación como círculos geminados con coviña central (figura 53 de Sobrino), si la pareja es doble y contigua puede producirse una reinterpretación como cruciforme o aspa, cuadrado o rombo. Es el caso que observamos en el Penedo do Mato do Fondo (figura 110 de Sobrino), donde sólo los espacios susceptibles de contener una cruz o un aspa han sido grabados con tales elementos, dejando libres los restantes. Obsérvese que la elección de trazar aspa o cruz, así como la distinta longitud de los brazos de las cruces, estaba previamente determinada por la situación de las coviñas. Es otro caso de reinterpretación subjetiva, que si hubiese sido hecha hoy la denominaríamos vandalización (v. fig. f). Fig. f

Pero lo habitual es reutilizar las coviñas que ocupan grandes superficies a modo de relleno: se traza una línea alrededor con una forma más o menos similar a un objeto real. Podemos observar este modo en la Pedra de Chan da Gándara (figura 179 de Sobrino), donde algunas coviñas se han contorneado para indicar la cabeza y el tronco de un antropomorfo, dejando fuera las que no encajaban en el diseño. 3. Otras estructuras de dispersión Combinaciones circulares con tangente (figura 99 de Sobrino). origen de los petroglifos burgados tipo “círculos concéntricos de los que parten líneas hacia otros círculos o coviñas” (v. fig. g). Fig. g

Combinaciones espiraliformes o susceptibles de trazarse como una espiral (v. fig. h). origen de los petroglifos burgados de espiral. NOTAS (1) De la Peña Santos A y Vázquez Varela JM, Los petroglifos gallegos, Cuadernos del Seminario de Estudios Cerámicos de Sargadelos, nº 30, A Coruña, O Castro, 3ª ed., 1992. (2) Guitián Castromil J y Guitián Rivera X, Arte rupestre do Barbanza, Noia, Toxosoutos, 2001. (3) Costas Goberna F y Novoa Álvarez P, Los grabados rupestres de Galicia, Monografías del Museu Arqueolóxico e Histórico de A Coruña, nº 6, 1993. (4) Véase por ejemplo la tipología que emplea Sauceda Pizarro I, Pinturas y grabados rupestres esquemáticos del Monumento Natural de Los Barruecos. Malpartida de Cáceres, Cáceres, Museo de Cáceres, 2001. (5) Véanse las láminas correspondientes al Abri Blanchard en Delluc B y Delluc G, “Les manifestations graphiques aurignaciennes sur support rocheux des environs des Eyzies (Dordogne)”, Gallia: Prehistoire: Fouilles et monuments archéologiques en France métropolitaine, 21, 1, 213-438, 1978. (6) Sobrino Buhigas R, Corpus Petroglyphorum Gallaeciae, A Coruña, O Castro, ed. facsimilar, 2000. (7) Es pertinente el concepto de “ruido”. En la teoría de la comunicación “ruido” es todo aquello que interfiere en la recepción del mensaje: el desconocimiento del código en que fue emitido, la pérdida o desvanecimiento de la señal, etc. Si existe sospecha de que puede haber ruido en el canal el procedimiento a seguir siempre incluye redundancia o repetición y desambiguación o aclaración. GLOSARIO Petroglifo burgado o piedra burgada: denominación medieval que aparece en el Tumbo de Celanova para referirse, probablemente, a las piedras con grabados en forma de caracol, espiral o círculos concéntricos. ..... Imagen de las cúpulas auriñacienses del Abri-Blanchard en http://www.shikanda.net/ancient_models/gen3/starmaps_3_2000/pagfig26.html


Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


    No hay más información.
    ...0

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba