Al utilizar Celtiberia.net, asumes, por tu honor, no hacer uso de las informaciones aquí publicadas para destruir, expoliar ni realizar actividades ilegales relacionadas con el patrimonio, en ninguno de los lugares aquí detallados.

LEóN Carracedo del Monasterio (León)
30 de jun. 2008
Clasificación: Iglesia/Monasterio
Información mantenida por: giannini
Mostrada 34.543 veces.


Ir a los comentarios

Monasterio de Santa María de Carracedo

Los orígenes del monasterio de Carracedo, situado en plena sima berciana, se remontan al año 990, cuando el rey Bermudo II dona una finca para acoger a los monjes que huían de las incursiones de Almanzor. Aquel primitivo monasterio, llamado de San Salvador, del que no se conserva resto alguno, fue restaurado en el año 1138 por la infanta doña Sancha, hermana de Alfonso VII, cediéndolo al abad Florencio y a los monjes del cercano cenobio de Santa Marina de Valverde, en Corullón. De este modo, renace Carracedo, convirtiéndose en cabeza de una congregación con numerosas filiales en León, Galicia, Asturias y Zamora.

Hacia 1203 esta congregación ingresará en la orden francesa del Císter, cambiando sus antiguos hábitos benedictinos por los blancos cistercienses y trocando su anterior nombre de San Salvador por el de Santa María de Carracedo.

En la página Monasterio de Santa María de Carracedo, se encuentra información de interés, incluyendo una planta del cenobio en la que se identifican las diversas dependencias.

Cómo llegar y horarios

Se halla entre Villafranca del Bierzo y Ponferrada y con acceso muy cómodo desde la Autovía del Noroeste. Partiendo de Villafranca, aparece a 10 km de esta localidad en sentido Madrid. Si se parte de Ponferrada, hay que recorrer 17 km en sentido inverso para llegar a la salida que se encuentra a 500 m del monasterio.

HORARIO

Lunes cerrado.

-INVIERNO (1 de noviembre a 31 de marzo):
10-14 hs.
16-18 hs.

-VERANO (1 de abril a 31 de octubre):
10-14 hs.
17-20 hs.


El poblamiento fue geoposicionado por giannini.


Volver arriba

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 giannini 01 de jul. 2008

    Bien, ahora sí. Me gustaría llamar la atención, sobre de todo de los leoneses, acerca de las condiciones de conservación de la biblioteca, o de algunos de los Libros que formaron parte de la biblioteca monástica. En la pieza que ocupó, se encuentran expuestos unos doscientos Libros que pertenecieron a este cenobio y creo que las condiciones de conservación que no merecen otro calificativo más que el de alarmantes. Dejando a un lado las cuestiones de seguridad, en las que por prudencia no entraré, los Libros aparecen abiertos, comúnmente con la portada a la vista, es decir, no sólo están abiertos más de 90º de forma permanente -una exposición de documentos no debe prolongarse más allá de tres meses-, sino que todos se abren en un ángulo de 180º. A nadie se le escapa que con ello se deforman las encuadernaciones.

    Dejando también a un lado que no se hizo un alarde expositivo, las vitrinas en las que se muestran están cubiertas por un vidrio, y un vidrio que no aparece teñido con el típico color negruzco que le suele delatar la presencia de un filtro ultravioleta. En la sala entra luz natural por una de las ventanas, que también carece de vidrios apropiados para filtrar la luz.

    En cuanto al control de humedad y temperatura, tampoco existe, y lo peor no es que no se pueda controlar, sino que las continuas fluctuaciones a lo largo del día, del día a la noche, y durante todo el año, inciden de forma negativa sobre estos Libros acelerando los procesos de envejecimiento. Por si la situación fuese todavía poco favorable, en no pocos volúmenes aparecían marcapáginas de papel actual, ácido, que comunicarán su acidez a los viejos papeles alcalinos del siglo XVIII y anteriores.

    En resumen, a simple vista, bastantes volúmenes aparecían con sus encuadernaciones vencidas o forzadas, con el papel oxidado, en apariencia deshidratado, y tal vez falto de flexibilidad, con mal aspecto en definitiva. Llamo la atención de los leoneses especialmente para que, si está en su mano, procuren que este conjunto se deposite en una biblioteca en donde puedan ser consultados, y sobre todo, en donde se controlen y mantengan constantes las condiciones de luz, humedad y temperatura. Y si es en el propio recinto monástico, tanto mejor.

  2. Hay 1 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.