Al utilizar Celtiberia.net, asumes, por tu honor, no hacer uso de las informaciones aquí publicadas para destruir, expoliar ni realizar actividades ilegales relacionadas con el patrimonio, en ninguno de los lugares aquí detallados.

HUESCA La Hoya de Huesca
25 de mar. 2007
Clasificación: Otros
Información mantenida por: arenas
Mostrada 24.127 veces.


Ir a los comentarios

Cuevas fecundantes o Piedras de los Moros

He encontrado un folleto de la Hoya de Huesca con algo sorprendente y de lo que no había oído hablar. Se llaman Las Piedras Fecundantes o Piedras de los Moros, son una serie de peñas que han sido trabajadas por la mano del hombre dándoles formas de úteros y vaginas convirtiéndolas así en “templos sagrados de fecundidad”. Allí acudían mujeres para tornarse fecundas, también acudían hombres con problemas. Estuvieron perseguidas por la iglesia pero han seguido en uso hasta no hace mucho, (Peña Mora, estuvo en uso hasta hace 15 años). Morfológicamente son todas similares y también diferentes tanto en la forma de funcionamiento como en su origen. El folleto dice que son “únicas en el mundo” pero seguro que entre todos podremos encontrar rastros de otras, en historias, leyendas, cuentos y quien sabe si en la misma piedra de nuestros pueblos.

Cómo llegar y horarios

Situación: En un área concreta que desde la Hoya de Huesca desciende a Los Monegros por una geografía profusamente islamizada. Piedra Mora en Ayera. Semuro en Piracés. Peña Mora en Argavieso. Peña Mora en Ibieca. La Ratona en Sesa. Casto en Sesa. Peña Lucía en Tramaced.


El poblamiento fue geoposicionado por arenas.


No hay imágenes relacionadas.

Volver arriba

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Onnega 26 de mar. 2007

    Muy interesante y también el artículo sobre los Partos milagrosos en la Cueva Negra, de Jordán y Molina. Me he acordado de las pedras parideiras portuguesas, es granito con algún nódulo de biotita que es expelido dejando huecos hemiesféricos. Seguro que la gente les ha atribuido también alguna propiedad fecundante o de ayuda en los partos. Algunos conjuntos de cazoletas tienen ese origen, por ejemplo Pedras parideiras, los nódulos expulsados han sido recogidos por los turistas (C) http://www.progeo.pt:16080/cigc/outros_locais_regiao.html

  2. #2 A.M.Canto 02 de abr. 2007

    Abo: Es "Hoys". Lo que ella hace es la traducción del texto en inglés que aparece justo debajo, que procede de la página búlgara de origen (http://www.perperikon.bg). Lo que no es ya mal servicio, aunque quizá debía de haberlo indicarlo al firmar ("Traducción de ---", para no inducir a confusión acerca de la autoría del texto. Saludos.

  3. #3 jugimo 04 de abr. 2007

    Existen cazoletas de diversos tipos según su origen. Unas pueden ser de origen natural y se producen en rocas graníticas diabásicas de color oscuro, ricas en minerales ferromagnesianos y pobres en cuarzo, que presentan al originarse por enfriamiento a partir de un magma, una disyunción en bolas que pueden desprenderse del resto de la masa granítica y dejar unas impresiones semiesféricas (ver foto 1). Otras cazoletas son sin duda de origen antrópico, como estas que presento (en la foto 2) que tienen un recubrimiento ferruginoso en su interior, como si hubieran sido utilizadas como crisoles al verter sobre ellas una mezcla de minerales fundidos. Foto 2. Cazoletas de Los Barruecos en Malpartida de Cáceres.

  4. #4 jugimo 05 de abr. 2007

    Hola Brandan, un afectuoso saludo también para ti. Como lo nuestro son las piedras y las imágenes, paso a comentarte que todas estas grandes oquedades en rocas graníticas son formas erosivas de origen natural, que se producen fundamentalmente por meteorización química, de tal modo que las zonas más deleznables, donde la cohesión mineral es menor, se van "desgranando" o "arenizando" por la acción del agua. Se denominan "rocas alveoladas" cuando interviene también la acción eólica y en algunos lugares llaman a estos huecos "nidos de golondrina" como los que os muestro, llenos de pinturas rupestres, en una cavidad de Los Barruecos de Malpartida.

  5. Hay 4 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.