Al utilizar Celtiberia.net, asumes, por tu honor, no hacer uso de las informaciones aquí publicadas para destruir, expoliar ni realizar actividades ilegales relacionadas con el patrimonio, en ninguno de los lugares aquí detallados.

ASTURIAS El Franco, Arancedo
24 de mar. 2007
Clasificación: Otros
Información mantenida por: candalin
Mostrada 14.640 veces.


Ir a los comentarios

As Covas D'Andía y el Valle Feliz

Desde hace algún tiempo ha venido teniendo cada vez mayor celebridad el lugar conocido como valle Feliz o Cuevas de la Andía. Este es un lugar, de muy difícil acceso y que puede desilusionar a muchos si no se tienen los conocimientos espeleológicos adecuados. Sin embargo para quienes tengáis valor de aventurarse en esas oquedades ocupadas hoy por zorreras y nidos de comadrejas, encontraréis un lugar verdaderamente singular, que se hace verdaderamente acreedor de ese interés que se postula. En la medida de lo posible intentaré realizar una aproximación de los aspectos de mayor interés, para evitar el chasco que muchos se llevan y preveniros de lo que no debéis esperar encontraros.

El lugar conocido como Pena de Llamua o covas D’Andía por las gentes del lugar se popularizó con el nombre del valle feliz por el interés de unas cuantas familias aficcionadas a la espeleología, con quienes he tenido ocasión de departir en alguna ocasión, y que son quienes me explicaron las posibilidades de acceso a los diversos pasillos que se encuentran en su interior. En general la gente del pueblo, os contará leyendas y narraciones, como la de la Pita de la Andía, que acostumbraba a yacer en aquellas cuevas con su amante, también vagabundo, historias que quizás os despisten del verdadero interés de las cuevas, pero que os pueden dar un bonito corolario del lugar y sus gentes. Volviendo al tema, según los geólogos, se trata de una depresión Kárstica que da lugar a un valle semicerrado, por el que discurre el "regueiro de a veiga del Torno" un arroyo de escasa importancia que vierte sus aguas al río Bao, (en los mapas oficiales Río del Mazo), en cuyos alrededores reconoció Schulz, (un viajero que recorrió aquellas tierras halla por el siglo XVIII), la existencia de una lavadero antiguo de oro del que hoy se desconoce su ubicación exacta. Su valor geomorfológico se centra en la naturaleza del roquedo: mármoles del Cámbrico inferior correspondientes a la Formación Vegadeo, muy raros en Asturias.- En los alrededores de este lugar se tiene conocimiento de que los romanos durante su estancia en el castro de La Corona, del que se encuentra a poca distancia, efectuaron explotaciones auríferas, y también hace ya bastantes años, en estos mismos alrededores a partir de las rocas calcáreas del lugar se obtenía cal en unos hornos rudimentarios, quizá de origen romano, llamados "caleiros". Muy cerca de aquí existe otra cueva, que se dice llegaba desde este lugar a las inmediaciones de Arancedo, y que se conoce como "A Coba del Brusco". Se especula que el lugar es en realidad producto de la minería romana del oro y que posteriormente, el lugar fue trabajado por el agua, consiguiendo caprichosas formas sobre el terreno calizo, adornado finalmente por una exuberante vegetación. Esta explicación es acorde con los modernos estudios realizados sobre los asentamientos de Cabo Blanco, el Castro de la Corona y otros, a partir de los cuales muchos especialistas estiman que toda la región estuvo vinculada de una u otra manera a la siderometalurgía. Como se ha indicado se trata de un promontorio calcáreo, que en su cumbre se transforma en varios pináculos de difícil acceso. El promontorio se haya hendido de arriba abajo en un estrecho pasillo rocoso, que aunque su procedencia se cree natural, como hemos señalado, es posible que algo tuviera que ver también la mano del hombre. Dentro de aquel, tras varios pasadizos se logra dar paso a una gruta subterránea, también conocido como "Pozo da Llamua", una oquedad de la que no se conoce su profundidad y que podría tratarse de una sima. Se sabe que tiene agua en su interior, de ahí el nombre de pozo, porque algunas personas del lugar que intentaron entrar en él quisieron achicar el agua para hacerlo con mas facilidad lo que no consiguieron porque lo mas probable es que esa agua corresponda a una corriente subterránea.- Según Rodríguez Terente «Las cuevas de La Andina, al igual que las calizas de Vegadeo, son una isla de suelo calcáreo en el Occidente, formado en su mayoría por pizarras, areniscas y cuarcitas. Al ser calizas, el agua actuó sobre las labores mineras formando esos relieves». Desde luego no hay un modelo kárstico igual en todo el Occidente y, además, es una excavación romana que quedó tal y como ellos lo dejaron». Las estimaciones -este experto advierte que pueden ser aventuradas- indican que el Imperio habría sacado de toda la cuenca del río Porcía un total de 13.000 kilos de oro en 18 puntos de extracción. Pero La Andina no habría sido la mina más productiva. Fue la de Salave, donde las estimaciones apuntan a que sólo allí los romanos habrían sacado 6.000 kilos.(Véase LNE 20/06/2006) Aunque en el siglo XIX estuvieron «denunciados» (reservados para una eventual explotación) varios yacimientos de plomo por la Compañía Minera de Asturias, S. A., no se hicieron más que algunas labores de limpieza. Posiblemente, además de los romanos y la madre naturaleza, nadie más ha modificado el singular paraje de las cuevas de La Andina. Desde el exterior la formación apenas es visible por la abundante vegetación que lo cubre. Laureles (laurus nobilis) y madroños (Arbutus unedo) ocupan la parte alta del pináculo y sus paredes enraizando en las escasas fisuras y en su base crecen fresnos (Fraxinus excelsior), arces (Acer pseudoplatanus), avellanos (Corilos avellana), tejos (Taxus bacata), carballos (Quercus robur), acebos (Ilex aquifolium), sauces (Salix atrocinerea), y saúcos (Sambucus nigra), hay también plantas trepadoras como la hiedra (Hedera helix) y la madreselva (Lonicera periclymenum). Dicha masa forestal se sitúa en el centro de una suave pradera rodeada a su vez de plantaciones forestales de castaños (Castanea sativa), pinos (Pinus pinaster y radiata) y eucaliptos (Eucaliptus globulos).- El enclave es también muy rico en musgos y helechos como el Phyllitis scolopendrium, Polypodium australe, Dryopteris borreri y otras clases, hay también gran variedad de clases de hierbas. La fauna del lugar es también muy variada sobre todo en aves, podemos encontrar azores, petirrojos, mirlos, grajos, urracas, pico real, cuco etc. en aves diurnas, en nocturnas la lechuza y el cárabo, en cuanto a la fauna terrestre está constituida esencialmente por zorros, comadrejas, corzos y jabalíes, a parte de roedores de distintas clases, ratones, lirón careto etc.-

Véase también:

La Nueva España 20/06/2006

Página Web de Arancedo

Cómo llegar y horarios

Para acceder al lugar, luego de llegar al pueblo de la Caridad, en el Concejo asturiano de El Franco, se debe tomar la Fr.1 y como a la altura del km 6, encontraréis el desvió a la carretera a Llebredo, y a unos dos kilómetros, luego de pasado la Iglesia de Arancedo, encontraréis una carretera sinuosa, salpicada de prados y bosques de castaños, laureles, pinos y eucaliptos, verdaderamente pintorescos, pero que no puede despistaros de vuestro camino, pues poco antes de llegar al lugar de la Andía, a la derecha encontraréis el cartel que os indica vuestro destino. Desde allí hay un paseo, en el que debeis de fijaros un poquito, para ver entre la vegetación el promontorio. A partir de ahí el lugar esta reservado para quienes tengan suficientes… narices para subir al promontorio y dejarse caer entre las oquedades, para lo que se debe ir bien preparado. Para quienes no estéis dispuestos a meteros en esos andurriales, queda un delicioso paseo que bien merece el apelativo que da nombre al valle. El DECRETO 44/2002, de 4 de abril, declaró Monumento Natural las Cuevas de Andina (El Franco).


El poblamiento fue geoposicionado por candalin.


No hay imágenes relacionadas.

Volver arriba

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


    No hay más información.
    ...0

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.