Al utilizar Celtiberia.net, asumes, por tu honor, no hacer uso de las informaciones aquí publicadas para destruir, expoliar ni realizar actividades ilegales relacionadas con el patrimonio, en ninguno de los lugares aquí detallados.

PORTUGAL (Reguengos de Monsaraz PT)
25 de oct. 2006
Clasificación: Localidad
Información mantenida por: Reuveannabaraecus
Mostrada 21.166 veces.


Ir a los comentarios

MONSARAZ

MONSARAZ, ALDEIA HISTÓRICA PORTUGUESA Se halla enclavada la antigua y pintoresca localidad de Monsaraz en el concelho de Reguengos de Monsaraz, distrito de Évora, en pleno corazón de la región portuguesa del Alentejo, mas no lejos de la frontera española. Su emplazamiento ocupa un prominente otero de cima plana marcado por los valles fluviales del río Guadiana y la Ribeira da Pêga, y domina estratégicamente todo este sector del valle del Guadiana, justamente en el punto donde este río deja de ser fronterizo para internarse en tierras de Portugal. Poblado desde épocas remotas como atestiguan sus abundantes yacimientos megalíticos: véase aquí en Celtiberia.net MEGALITOS ALENTEJANOS. En época protohistórica aparece como castrum de los Celtici del Guadiana, y su territorio fue posteriormente ocupado y poblado por romanos, árabes y judíos. Fue ganada a los musulmanes por el aventurero portugués Geraldo sem Pavor, apoyado interesadamente en sus correrías por el primer monarca de Portugal, D. Afonso Henriques. Después, este bastión pasaría a manos templarias. De esta época medieval es el Castelo (castillo) que se conserva actualmente, edificado (probablemente sobre fortaleza árabe anterior) por Afonso III y el rey Dinís como parte de la línea de fortificaciones fronterizas defensivas del Reino de Portugal. Sería posteriormente reforzado en el s. XVII, con motivo de las Guerras da Restauraçâo. Destacan en él su imponente torre del homenaje y su espacioso patio de armas, utilizado actualmente como ocasional coso taurino. Y es que la posición fronteriza de Monsaraz mantuvo a esta villa casi constantemente expuesta a todas las vicisitudes bélicas que se produjeron entre los Reinos de Portugal, por un lado, y de Castilla y León (y luego, de España), por el otro. Uno de los episodios más tristes de esta agitada historia se produjo en 1381, y constituye un célebre paradigma de cuán cara le resultó a veces a Portugal su incondicional alianza con Inglaterra: en esta fecha, las tropas inglesas del conde de Cambridge, en misión de ayuda al reino portugués en sus luchas contra Castela, enfurecidas por no haber recibido su paga y por la anulación del compromiso matrimonial entre el propio conde de Cambridge y la hija del rey Fernando I, descargaron toda su violencia contra Monsaraz, saqueando y arruinando la población y sus campos. Actualmente, superados ya felizmente los pasados desencuentros históricos de los reinos ibéricos, la visita a Monsaraz nos brinda una experiencia altamente gratificante en el paseo por sus tranquilas y recogidas ruas de casas encaladas con vistosas y enormes chimeneas, arcos ojivales, balconadas y rejas de hierro bellamente forjado... enmarcado todo ello por el silencio sonoro de la inmensa planicie alentejana. Nuestra entrada en la villa se realizará por alguna de las puertas que franquean su cerca medieval (entre las que destaca la Porta da Vila). Nuestros pasos por sus empedradas calles nos llevarán pronto hasta la oficialmente denominada Praça de República, donde se encuentran los edificios civiles y eclesiásticos más destacables de la villa. Destacan en su entorno los antiguos Paços da Audiência, actualmente convertidos en curioso Muséu de Arte Sacra. Su carácter de antiguo tribunal queda reflejado en el fresco de O bom e o mau juiz que puede admirarse en su interior, donde también se conserva una vistosa cisterna del siglo XVI. Uno de los elementos más notables de este espacio urbano es el pelourinho o rollo jurisdiccional, del siglo XVIII. En esta misma plaza destaca la Igreja Matriz de Nossa Senhora da Lagoa, del siglo XVI (aunque con reformas posteriores). En su interior podremos admirar sus grandes altares dorados y la tumba de Tomás Martins, del mismo siglo. Pero, sin duda, el mayor encanto de Monsaraz reside en los rincones y en las viviendas de su muy pintoresca Rua Direita, auténtico eje vertebrador de la villa donde nos encontramos con sus más destacables muestras de arquitectura civil, entre las que sobresalen los arcos ojivales sobre unas fachadas deslumbradoramente blanqueadas. Amén de otras sorpresas que nos depararán las callejas y costanillas que salen de esta vía principal, como sus enormes y pulcramente decoradas chaminés (chimeneas). La muy recomendable experiencia de la visita a la villa de Monsaraz no puede pasar por alto sus alrededores, en especial la aldeia do Telheiro, en cuyas proximidades se conservan algunos de los más destacables monumentos megalíticos portugueses (y peninsulares), tales como el Cromlech de Xarêz de Baixo o los menhires do Barrocal, da Bulhôa (en la imagen, con diversos grabados) o do Outeiro (uno de los más altos de la Península Ibérica), entre otros muchos exponentes de uno de los conjuntos megalíticos más destacables, por cantidad y calidad, de toda Europa. Además, en sus alrededores nos podemos encontrar con otras agradables sorpresas tales como exquisitas muestras de arquitectura popular, valga como ejemplo esta hermosa fuente o chafariz (Foto: (c) Arenas):

Cómo llegar y horarios

Desde Badajoz (si venimos desde el Norte o el Centro de la Península), o bien desde Jerez de los Caballeros (si venimos desde el Sur), buscaremos la localidad fronteriza de Villanueva del Fresno (provincia de Badajoz), desde la cual llegaremos a Portugal (a 7 kms.) por la EX-107; una vez en Portugal, llegaremos a vista de Mourâo (a otros 7 kms. desde la frontera), en cuya rotonda tenemos señalada la dirección a Monsaraz (N-256, dirección Reguengos-Évora). Tras cruzar este colosal puente que salva las aguas del Guadiana acrecentadas por la Presa de Alqueva: Tomaremos el cruce a mano derecha que muy poco después del puente nos indica la carretera hasta la villa de Monsaraz (y sus megalíticos alrededores). Desde Portugal, hay que buscar desde Évora la N-256 dirección Reguengos-Espanha, y el cruce a Monsaraz está a mano izquierda, justo antes de este puente sobre el Guadiana. Visitad y disfrutad Monsaraz, que bien vale el viaje. Y completadlo con parada y fonda en uno de sus acogedores restaurantes, donde podréis reponeros de la fatiga de sus cuestas con un exquisito ensopado de borrego regado por un oscuro y aromático tinto alentejano llamado, precisamente... Monsaraz. Fotografías: (c) Carlos del Sol Mesa (salvo indicación expresa de otro autor).

Más información en: http://www.revistaiberica.com/Grandes_Reportajes/monsaraz.htm


El poblamiento fue geoposicionado por Reuveannabaraecus.


Volver arriba

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


    No hay más información.
    ...0

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.