Al utilizar Celtiberia.net, asumes, por tu honor, no hacer uso de las informaciones aquí publicadas para destruir, expoliar ni realizar actividades ilegales relacionadas con el patrimonio, en ninguno de los lugares aquí detallados.

PONTEVEDRA Varios lugares
28 de mar. 2006
Clasificación: Petroglifos
Información mantenida por: Onnega
Mostrada 35.180 veces.


Ir a los comentarios

Altares rupestres en Galicia. Tipología

TIPOLOGÍA I. ¿MESAS DE SACRIFICIOS DEL BRONCE O PIEDRAS DE AGUA?

Según Sobrino en su Corpus petroglyphorum Gallaeciae “quod ad scutrillas [cazoletas] attinet habentur ut receptacula sanguinis victimarum”, y esta idea vuelve a cobrar fuerza en la actualidad: para Monteagudo (1) las cazoletas de Monte do Boi (Baiona, Pontevedra) constituyen una mesa de sacrificios; Pena Graña (2) también define como mesa de ofrendas los grabados de Rego dos Pazos (San Xurxo de Torres, Vilarmaior, A Coruña). Fuera de Galicia Grande del Brío incluye en su estudio sobre eremitorios altomedievales una "mesa" similar en el lugar de Peñas del Pico o Cuevas de los Moros (Valcuevo, Salamanca): "un abrigo, bajo el cual hay grandes cazoletas, canalillos, rebajes y orificios simétricamente dispuestos, junto a una especie de altar [...]. Digamos que las cazoletas pueden considerarse, en principio, motivos de tradición prehistórica, aunque, posiblemente, con perduraciones hasta la época altomedieval" (7). El rebaje que enmarca el grupo de cazoletas de Valcuevo puede observarse también en la fotografía adjunta de Monsanto. Respecto a la pervivencia del motivo hasta época altomedieval: es una posibilidad; otra sería la reutilización de un lugar sagrado como eremitorio, "no es esta la primera vez que lo prehistórico y lo altomedieval coinciden o se yuxtaponen [...], prácticamente todos los asentamientos monásticos se hallan en lugares en los que dejaron testimonio de su paso gentes de otras épocas" (7). 

(C) ABO. Parte del sector derecho de la "mesa de sacrificios" de Monte do Boi. Las cazoletas se distribuyen ocupando las superficies rectangulares entre diaclasas tal vez retocadas o trabajadas para crear zonas compartimentadas.

En la literatura sobre petroglifos son muy conocidos dos documentos medievales del año 950 (Tumbo de Celanova, nº 86 y 88).

1. inuenimus in alia petra burgarios sculbtos

2. reperimus in duas petras natiuas duos sculptos et quadratos burgarios

3. inpronauimus ad petras burgatas unas et alias simile tertiarias, ubi burgarios construxerunt de antiquo tempore.

En la edición de Emilio Sáez y Carlos Sáez hay una coma tras “burgatas” que favorece una lectura “llegamos a las piedras burgadas, unas y otras (todas ellas) parecidas a las inclinadas, donde se construyeron burgarios en la antigüedad” (a). En mi opinión la lectura debe ser “llegamos a las piedras, unas burgadas, y otras parecidas a las inclinadas, donde se construyeron burgarios en la antigüedad” (b), lo que reflejaría mejor los dos tipos de piedras que se encuentran nuestros exploradores. Para la lectura (a) sobra “unas et alias”, hubiese bastado con “inpronauimus ad petras burgatas simile tertiarias, ubi burgarios construxerunt de antiquo tempore”. De estos tres textos se deduce que los burgarios o bien se esculpen en la piedra, o bien se construyen con piedras:

- Burgarios esculpidos: por defecto no son cuadrados, ya que cuando lo son esta cualidad se especifica. Lo que implica la existencia de otra forma más común, sin duda la redonda.

- Burgarios construidos: “construxerunt” es término exclusivamente arquitectónico. Así, la descripción de varios burgarios levantados con piedras inclinadas (tertiarias) tiene necesariamente que tener un reflejo real en algún tipo de construcción.

Identificación de esta tipología con referentes arqueológicos conocidos. Como punto de partida tendremos en cuenta que la denominación es la misma para ambos tipos y que, por tanto, la función tenía que ser la misma. En Ourense todavía se les llama burgas a dos manantiales termales de la ciudad. Por otro lado el nombre común “burgado” se emplea en varias lenguas romances peninsulares para referirse al caracol, caracterizado por su concha en forma de espiral. La mayor parte de los autores (3) coinciden en que los burgarios esculpidos en las piedras son pilas de agua de forma cuadrada (lacos) o hemiesférica (cazoletas), dejando fuera del análisis una posible relación entre el nombre (burgario), los diseños de espirales y círculos concéntricos (caracoles o burgados), y el agua (surgencias termales o burgas). Con base en los siguientes criterios prefiero establecer la identidad burgarios = petroglifos con diseños de espirales y círculos concéntricos, con variante de cuadrangulares concéntricos (diseños tipo alquerque):

-Primero por su denominación, que etimológicamente entiendo que se refiere a la forma burgada del caracol (espiral), donde lo que prima es un diseño de elementos concéntricos.

-Segundo, su función y de nuevo con apoyo lingüístico: la denominación puede señalar que se trata de representaciones de una burga o manantial. Rozas (4) señala algunos argumentos: “la toponimia que hace referencia al agua en un grupo considerable de petroglifos, la localización de muchos petroglifos en los márgenes de zonas de pasto que se encharcan cuando hay lluvias, la forma de las combinaciones circulares que reproduce las ondas del agua”. Y para el petroglifo de Pozo Ventura (Poio, Pontevedra) Sartal Lorenzo (5) sugiere que: “un posible significado para los motivos del Pozo Ventura quizás esté relacionado con el agua, y con su posible existencia en tiempos prehistóricos que hoy la toponimia remarca (Pozo Ventura es el topónimo del lugar que hace referencia a un pozo que hoy está abandonado; además está cerca de un riachuelo). De esta manera una probable explicación para la existencia del petroglifo en ese lugar vendría dada por la necesidad de delimitar el recurso acuífero (Bradley, Criado y Fábregas, 1993-1994)”.

-Tercero porque hubo un primitivo diseño de cazoletas (recipiente para líquidos) dispuestas en círculo con una ocupando el centro, que fue el que originó el motivo posterior de círculos lineales concéntricos (6).

En resumen: las llamadas mesas de sacrificio, cuajadas de petroglifos con diseños fundamentalmente de círculos concéntricos serían, como se ha dicho en numerosas ocasiones, representaciones de los movimientos del agua. Esta forma de reflejarla pudo deberse a la observación de surgencias o manantiales termales (burgas), de ahí el nombre burgarios o “petras burgatas” (Celanova, 88).

 

(C) ONNEGA. Surgencia termal o burga. Paralelo formal: detalle de anillos concéntricos y coviña central en una surgencia junto al campamento romano de Aquis Querquennis. Embalse de As Conchas (Ourense). Los burgarios construidos con piedras inclinadas encajan en las llamadas saunas castreñas, que en un principio se interpretaron como crematorios, y hoy, desechada esa función por el papel principalísimo que desempeñan en ellas las canalizaciones y los depósitos de agua, se piensa que eran parte de algún ritual de purificación o iniciación por medio del agua.

(1) “La religiosidad callaica”, Anuario Brigantino, 19, 1996

(2) Esta estación fue descrita por el Grupo Arqueolóxico da Terra de Trasancos: “Gravados rupestres en San Xurxo de Torres” Anuario Brigantino, 22, 1994. V. fotografía y comentarios de Pena Graña en http://www.celtiberia.net/verimg.asp?id=2605

(3) Véase por ejemplo (porque lo tenemos muy a mano) Andrés Pena Graña, que incide en la idea del burgario como pila o receptáculo. Dice: “Las oquedades de las palas se llaman en Galicia burgarios cuando son obra de la providencia o de la naturaleza, y burgarios cuadratos (el burgario cuadrato es el lacus latino), cuando devienen de la acción de la piqueta del cantero”, cita extraída de “Entronización real celtoatlántica en la Trebopala, Crougintoudadigo o Toudopalandaigae”, 2005, en http://www.celtiberia.net/articulo.asp?id=1714

(4) Roberto Rozas: “El significado de los petroglifos”, en Reflexiones sobre el arte rupestre prehistórico de Galicia, coord. FJ Costas Goberna y JM Hidalgo Cuñarro, Asociación Arqueolóxica Viguesa, Vigo, 1998

(5) Miguel Anxo Sartal Lorenzo: “Petroglifos Pozo Ventura e Outeiro da Choqueira. Poio, Pontevedra”, 1999, en http://www.geocities.com/alendoval/arqueoPV2001.html

(6) Onnega: “Coviñas, cazoletas o cúpulas. Modelos de dispersión no dishomogénea”, 2005, en http://www.celtiberia.net/articulo.asp?id=1186 junto con la intervención en ese mismo artículo el 16/03/2005 11:56:11

(7) Ramón Grande del Brío: Eremitorios altomedievales en las provincias de Salamanca y Zamora, Librería Cervantes, Salamanca, 1997

II. PENEDOS CON ESCALERAS TALLADAS. TIPO "PANÓIAS"

a) Castro de Alcabre (Vigo)

 

(C) ABO

(C) ABO. En la orilla del mar y junto al castro de Alcabre (hoy Museo del Mar, Vigo) se encuentra este afloramiento granítico con entalles en forma de escalera. Si fuesen los restos de un altar indígena, tendríamos una constatación de dos cultos paralelos, pues en el mismo castro de Alcabre se conserva parte de lo que se ha identificado como base de un altar púnico.

b) Conjunto de Cruz da Pedra en Louro (Muros)

A medio camino por la carretera alta que va de Muros a Louro se encuentra un afloramiento granítico que induce a pensar en una superposición de cultos. Un primer elemento es un clásico outeiro (altar) con peldaños tallados en la roca, el cual, posteriormente, se coronó con un cruceiro con el objetivo de cristianizar el lugar de culto pagano.

En otra zona del afloramiento inmediata al outeiro existe una disposición de pilas redondeadas conectadas en cascada. A menudo encontramos estos motivos, producto de la erosión natural, en santuarios rupestres; es probable que su previa existencia fuese determinante para la ubicación de los mismos. 

Junto a las pilas en cascada se grabó un petroglifo de círculos concéntricos cuya datación suele adscribirse al Bronce. La asociación petroglifo-pilas sugiere de nuevo una conexión de estas grafías con el agua que contienen los recipientes.

http://www.celtiberia.net/imagftp/U5404-Lourocruzdapedra3.jpg.jpg

(C) ONNEGA. Petroglifo de Cruz da Pedra, Louro (Muros). 

III. EL ALTAR FENICIO

 

(C) ABO. Base de altar púnico en el castro de Alcabre (Vigo), hoy Museo del Mar. Parte del castro y en concreto la zona que ocupa el altar se puede visitar, pues ha sido integrada parcialmente, por decirlo de alguna manera, en la estructura del museo. Durante las catas en este estrato el hallazgo de ánforas tipo C que habían contenido conservas de salmuera permitió establecer su procedencia en la antigua colonia fenicia de Gadir, así como una cronología en los s. V y IV a. de C. En su origen la base estaba formada por cuatro piedras hincadas, la que falta puede ubicarse perfectamente gracias a la huella de su fosa.

 

(C) ABO. La base del altar, s. V-IV a. de C., se encontró en el interior de una estructura rectangular. José Suárez e Iván Negueruela identificaron el conjunto como parte de un "altar necesario para los cultos de una religión mediterránea" (1). Los restos de muros circulares corresponden a un estrato superior típicamente castreño (s. III a. de C.).

(1) Más información en http://www.culturagalega.org/temadia.php?id=3570

IV. ALTARES "VERTICALES" EN CONTEXTO ALTOMEDIEVAL

 

(C) ONNEGA. Hornacinas y mechinales de función desconocida en el monolito que sostiene el campanario (San Pedro de Rocas-Ourense).

V. DOS CITAS A MODO DE REFLEXIÓN FINAL (añadido el 27-06-07)

Extraigo dos citas de González Ruibal (1) que ponen de manifiesto el descrédito que pesa sobre los estudios dedicados a los santuarios rupestres y la dificultad de identificarlos:

-“Posiblemente el desinterés por las cuestiones de tipo simbólico y superestructural que predominarían en la década de los 70 y 80, así como la vinculación de los santuarios con la esfera de intereses propios de los celtófilos, explicaría su desaparición como elemento de estudio en la Arqueología de la Edad del Hierro. De hecho, las síntesis posteriores a López Cuevillas (Peña 1992 y Calo 1993) no hacen referencia a este fenómeno. El estudio de los santuarios rupestres, por otro lado, ha estado vinculado a trabajos de nula credibilidad científica (p. ej. Conde Valvís 1961), bien por referirse a formaciones geológicas naturales, bien por relacionar auténticos santuarios con ritos escabrosos y druidas sin base de ningún tipo y con mucha fantasía”.

-“El más interesante es quizá el de Laias. Fue investigado por Chamoso Lamas hace medio siglo (Chamoso 1954-55) y en sus excavaciones aparecieron gran cantidad de materiales romanos y algunos indígenas […] El arqueólogo interpretó las múltiples estructuras excavadas en la roca como parte de un complejo minero romano. Dos décadas más tarde Rodríguez Colmenero (1997: 322-23, lám. XV) reinterpretó el conjunto como un santuario rupestre, a partir de las fotografías de Chamoso, fundamentalmente, pues las labores de cantería habían destruido prácticamente todo el conjunto. A mediado de los años 90 del pasado siglo […] aparecieron entonces algunas piletas nuevas excavadas en la roca. El conjunto de Laias presenta importantes complicaciones. Parece claro que algunas estructuras tienen una función exclusivamente artesanal, seguramente para preparar curtidos o tintes e incluso, como opinaba Chamoso, para elaborar el mineral: algunas piletas conectadas por canalillos y en pendiente pueden relacionarse con labores metalúrgicas (Madroñero 1994: fig. 6). De hecho, junto al castro existía una mina de estaño […] Otras, sin embargo, de las que fotografió Chamoso, poseen sus mejores paralelos en los santuarios rupestres: es el caso de las escaleras talladas en la roca, algunas piletas cuadradas o circulares con canalillos que parecen lacus y una estructura rectangular con un pilar central. Casos como Laias o Panóias son excepcionales; los santuarios rupestres tienen, por lo general, un reducido número de estructuras: lo más habitual es la presencia de dos o más piletas cuadradas o rectangulares,  rebajes en la roca y alguna cazoleta o agujero de poste”.

(1) en Galaicos. Poder y comunidad en el NO de la Península Ibérica, Brigantium, nos. 18-19, 2006-2007,  pg. 560-7 (apartado “La materialización del mito: los santuarios rupestres”)

AGRADECIMIENTOS: a nuestro druida Abo le debo la mayor parte de las fotografías, así como la noticia del altar marítimo de Punta do Muíño.

NOTA: hubo un accidente, ya subsanado, en el montaje de este artículo. Esto ha quedado reflejado abajo y necesita una explicación; el desahogo iba dirigido contra el resultado obtenido inicialmente.

Cómo llegar y horarios

 


Este poblamiento no tiene definida su coordenada GPS. Puedes usar este buscador para localizar la población más cercana (localidad,spain). Si es un yacimiento sensible o no estudiado, no lo geolocalizes con precisión (marca el pueblo o ciudad).
Haz clic en el punto del mapa donde quieras georeferenciar el poblamiento
  Buscar

Identifícate y podrás marcar la ubicación del poblamiento.


Volver arriba

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 adgea 29 de mar. 2006

    Creo que deberías matizar el concepto de altar. No todo lo que a priori no tine un sentido o una explicación, deber se atrbuido a la esfera de los religioso o lo simbólico. Los petroglifos con cazoletas, no tienen porque serlo sobre todo cuando no cuentas con más datos que avalen tu hipótesis.

  2. #2 Onnega 29 de mar. 2006

    Tienes toda la razón Adgea, pero como ves de momento el texto es mínimo, sólo he subido las fotos, que es para mí lo más latoso. Espero explicar en breve los motivos de la inclusión en los altares de los petroglifos con cazoletas y/o círculos concéntricos. Te adelanto que yo tampoco comparto esta teoría, pero hay autores que sí: mira por ej. los comentarios y la foto de esta dirección, así como los artículos relacionados http://www.celtiberia.net/verimg.asp?id=2605 Un saludo.

  3. #3 ainé 05 de abr. 2006

    Habéis hablado en alguna parte de las "cazoletas" del Baldoquino de Noia (si es así, me lo he perdido) La imágenes del Baldoquino son (en Símbolos en piedra IV): http://www.celtiberia.net/verimg.asp?id=2971 ---2968 ---2969 ---2970 ---2972 ---2973

  4. #4 ainé 09 de abr. 2006

    No se si es error o no lo de Baldoquino (el nombre lo tomé de una de las páginas que hablaban de el)…mejor solución sería llamarle “cruceiro”. Este es el Cruceiro de La Santísima Trinidad (Baiona) Varias imágenes (y la anterior) en: http://www.vigoenfotos.com/baiona/et_ctrinidad_1.html Lo de que sea una piedra reutilizada es más que probable (pero curioso hayan dejado justo a la vista esas cazoletas, lo más “estético”, hubiera sido “esconderlas” y poner la cara limpia de la piedra a la vista) Algo que puede te interese En la parroquia de Santa María de Bahiña (Baiona-Pontevedra), he tomado imágenes de la Iglesia de Santa Marta y de las “curiosas rocas” sobre las que se asienta su Cruceiro. No tengo idea si tienen algún nombre concreto, pongo título provisional…si te interesan, tengo más): ---Los títulos de las imágenes (en la del cruceiro, se aprecian unas escaleras "rústicas": Iglesia de Santa Marta. Baiona-Pontevedra Rocas- Baiona-Pontevedra 1 Rocas- Baiona-Pontevedra 2 Rocas- Baiona-Pontevedra 3 Y si… ”parecidos razonables” Baiona Bahiña Noia Oia

  5. #5 crougintoudadigo 28 de abr. 2006

    Los burgarios, como el que muestra Brandan, y en general los burgarios asociados a círculos concéntricos con cazoletas, son motivos de los más antiguos entre los petroglifos, por lo menos en el Atlántico. Muchas formaban parte de mesas de ofrendas del Neolitico Final, y se sabe (excavaciones de la Grotta Scaloria p. e. ojo cito de memoria) que se asociaban a ritos de propiciación de la lluvia, en un clima creo que mucho más cálido y seco que el actual. Como estaban en lugares sagrados, estos motivos eran venerables. Existía la costumbre, lo podeis ver en las fotos del artículo cuarentenado, que Ego las ha dejado, de arrancar estas piezas -y eso pudo ser lo que sucedió con el fragmento que nos pone Brandan- y llevarselas para el interior de las cámaras dolménicas (pongo foto de una de estas mesas arrancadas y colocadas en en interior de un dolmen en irlanda, en Ardmore en el artículo cuarentenado), pero se tomaban la precaución de reconstruir en el hueco dejado por la extracción en el outeiro, altar o mesa de ofrendas mencionada del Neolítico Final, uno por uno los motivos robados e ilustro este aserto poniendo la foto de un caso gallego, pero hay muchos similares en el Atlántico Europeo conocidos y publicados. Salud y Gloria Druidas TE HAS CUBIERTO DE GLORIA EGO SOLO FALTA QUE TE DEN EL PREMIO NOBEL E

  6. #6 Onnega 28 de abr. 2006

    Brandán, más bien me recuerdan a las hileras de cazoletas de Monsanto (3ª foto al margen). ¿Sabes cómo funcionarían estos morteros de mineral, tantos juntos... se supone que habría algo que aplastaría el contenido de todos a la vez? Y en relación con la metalurgia ya Jugimo comentó que en algunas cazoletas extremeñas había encontrado restos de metal (¿o mineral?), como si se hubiesen usado como moldes de fundición. Crougin, respecto a lo que decías en el artículo cuarentenado, de arrancar partes insculturadas y reconstruir lo extraído: me ha llamado muchísimo la atención, tanto que fui a San Xurxo de Torres a ver la piedra (foto 4 del margen). El borde cuadrangular que tú interpretas como huella de extracción tiene una profundidad de unos 2 cm. Creo que es imposible extraer entera una lámina tan fina de piedra. Me parece que no hubo tal extracción, se rebajó la superficie para hacer esa especie de cuadrado, y después sobre ella y sus anexos se grabaron esas cazoletas que casi no se ven. Sí que hubo otros casos en que se arrancaron partes decoradas para reutilizarlas en dólmenes, pero el de San Xurxo no me lo parece por el grosor. Hay una forma de laminar la piedra, si se somete a altas temperaturas se desgajan láminas muy finas que se levantan con facilidad, pero no deja huellas cuadradas. Y no, no entiendo eso de dar tu vida, ¡qué bonito! Entiendo que estés cabreado con la censura del artículo, a mí también me molesta, me molesta que no se den explicaciones, me molesta que no se vaya a restaurar (nunca se restauran una vez que entran en cuarentena), me molesta que teniendo una solución tan fácil como es eliminar esos comentarios tuyos a "tapas" y "pajarillos" (creo que era eso lo que provocó la cuarentena) nos vayamos a quedar sin un foro que estaba desarrollándose tan bien. Y como no se va a restaurar, lo que voy a pensar es que no eran los comentarios los que molestaban, sino el artículo, ¿por qué podría molestar el artículo? Venga Crougin, un saludo.

  7. #7 crougintoudadigo 28 de abr. 2006

    ONNEGA Cierto que tiene 2cm. Y de ella no se podia extraer una chanta para un dolmen. La puse a título ilustrativo, de algo que está comprobado. Por otra parte, como sucede con las aras o altares de las iglesias gallegas, o sucedía con la Hidria de Jeruslalén, es posible también que se llevaran no solo grandes trozos, sino que trocitos de lo sagrado,como reliquias y reconstruyeran luego el epígrafe perdido. Lo regular del rehundido aunque sea de 2cm me hace pensar eso. Por otra parte en Galicia han aparecido chantas dolménicas con cazoletas o burgarios, tengo por algún lado una foto de una de ellas. Ego, no tenías ningún motivo para tocar un artículo. Sinceramente, y yo soy el primero que tengo derecho a equivocarme en cosas científicas, faltaría más que las verdades de hoy son las mentiras gordas de mañana, pero fuera de esto creo, aunque se que tú, o los que mandan en ese portal, no lo puedes saber, que no vas a tener con mucha frecuencia artículos de la misma calidad en tu/vuestro portal. Artículos donde todo lo que se dice es nuevo. Yo, pierdo un tiempo que no tengo, y no gano ningún dinero poniéndolo. Tampoco necesito fama, me llega con la que tengo entre los cuarenta principales de la cosa. Por otra parte publicar en Celtiberia hace que me pase lo que le pasó a Arguiñano, que le quitaron la estrella Michelín (Por otra parte a mi caro paredros Andrés Pena Graña a quien por cierto le sobran michelines, esas estrellitas-otro gallo le canta, y otra espuma, con la gloriosa Estrella de Galicia-, o la arañita rojita que ponen en nuestra bandera, le importan un pito, o tres equis), que algunos le motejen de bajarse al patio. Aunque he convencido a muchos de los buenos a que entren para contribuir a ampliar la profundidad de campo de la cosa. No tienes justificación. Nada había en la entronización censurable. Nada. No sabía tampoco que me habías alterado el texto, de saberlo no lo hubiera puesto nunca. Mira mr. Ego, no le niego la mano a nadie, pero sabes una cosa. Te la dice con su nombre y apellidos el Dr, Andrés Pena Graña, y su caro paredros CROUGINTOUDADIGO anda y que te den...EL PREMIO NOBEL TE/LE RECLAMO QUE RESTAURE/S EL ARTÍCULO TE/LE EXIJO EN NOMBRE DE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN, Y DE LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA QUE LA AMPARA QUE RESTAURE/S EL ARTÍCULO TE/LE EXIJO COMO CIENTÍFICO RECONOCIDO DE ESTE PAÍS (GALICIA O ESPAÑA, TÚ ELIGES) QUE SI EN NOMBRE DE LA CIENCIA QUE RESTAURES EL ARTÍCULO CON LOS COMENTARIOS Mr. Ego HAZ LO QUE QUIERAS Mientas no lo restaures yo te doy, Mr. Ego un cero absoluto en ética y otro cero en conducta para su, paredros, Mr. Ego, al que gustoso daré la mano cuando me restaure el artículo. SALUD Y GLORIA SEÑORES DRUIDAD DESDE ESTE FELIZ & BRAVE, BRAVE, NEW, NEW WORLD QUE SE NOS ESTÁ VINIENDO CROUGINTOUDADIGO Y SU PAREDROS ANDRÉS PENA

  8. #8 Brandan 29 de abr. 2006

    Y ahora que parece que todos nos entendemos, me tomo la libertad de continuar con el asunto. Totalmente de acuerdo en la dificultad de encajar las cazoletas del tipo de la foto como recipientes para machacar el metal, tal y como como se les asigna en el cartel del Museo Provincial. ¿No sería más lógico pensar en un molde?

  9. #9 Lilit 01 de mayo de 2006

    Onnega, te envío por correo las imágenes. Intento insertarlas en imágenes pero me da error en la página y en el artículo, no tengo ni idea como hacerlo. Son fotos de una zona del Castillo de Monterrey donde se cree que podía existir un altar de sacrificio. Hay una antigua calzada desde una fuente, que lleva al lugar donde están las piedras con cazoletas, una parte del camino es de escaleras, donde se ve perfectamente que las primeras que existían, estaban hechas en la misma roca y luego, con posterioridad, supongo que en época medieval, cuando el castillo estaba en su máximo apogeo, se han hecho las escaleras que actualmente existen. La zona está llena de matojos y es muy difícil ver todo el conjunto de rocas con cazoletas pero hasta me atrevería a decir que la piedra central, o al menos la que tiene las cazoletas con más profundidad está en el centro de un círculo de rocas y todas ellas con pequeñas cavidades. Si quieres, añade las fotos al artículo.

  10. #10 Brandan 31 de mayo de 2006

    Me tomo la libertad de colgar este verraco por la similitud que observo con el tamaño y profundidad de las cazoletas de las que hablábamos. El verraco está muy deteriorado y es muy difícil establecer conclusiones. ¿Se hicieron las cazoletas con el propio verraco o se practicaron después, ya tumbado y desplazado de su origen? Ignoro si en el costado derecho también aparecen. http://www.fotoaleph.com/Exposiciones/Verracos/Verracos-foto04.html#Verracos Narrillos de San Leonardo (Ávila). Verraco de tamaño medio emplazado junto al porche de la iglesia.

  11. #11 marprim 31 de mayo de 2006

    Brandan,no había vuelto a ver este artículo,y me he fijado en tu comentario del 29 del 4,en el que hablas de la posibilidad de que fueran moldes.Ahora no tengo tiempo de mirar donde,pero en una cueva asturiana,junto a otros odjetos del neolítico,aparecieron una especie de bolas hechas de barro ,con un palo atravesado,un tanto enigmáticas;a mí se me vino a la cabeza la imagen de las cazoletas,y que las bolas de barro se hubieran hecho como imitando el hueco de las mismas,o directamente en el hueco.Pero no le encontraba explicación satisfactoria(¿como "souvenir"de un lugar sagrado o algo así ?) y lo dejé.Ahora he vuelto a recordarlo y por la noche buscaré el enlace donde venia.

  12. #12 marprim 31 de mayo de 2006

    Brandan,no había vuelto a ver este artículo,y me he fijado en tu comentario del 29 del 4,en el que hablas de la posibilidad de que fueran moldes.Ahora no tengo tiempo de mirar donde,pero en una cueva asturiana,junto a otros odjetos del neolítico,aparecieron una especie de bolas hechas de barro ,con un palo atravesado,un tanto enigmáticas;a mí se me vino a la cabeza la imagen de las cazoletas,y que las bolas de barro se hubieran hecho como imitando el hueco de las mismas,o directamente en el hueco.Pero no le encontraba explicación satisfactoria(¿como "souvenir"de un lugar sagrado o algo así ?) y lo dejé.Ahora he vuelto a recordarlo y por la noche buscaré el enlace donde venia.

  13. #13 Onnega 31 de mayo de 2006

    No es que me haya olvidado de este artículo. Tengo que acabarlo, pero estoy leyendo unas cosas y pensando otras. Espero poner pronto lo que falta (fotos de Ainé, de Lilit, y algún texto). Brandan, el verraco de Narrillos sólo tiene cazoletas por un lado. Mira el otro (espero que a los de Photo Aleph no les importe): No era una escultura de bulto redondo. Y por lo menos una de las cazoletas fue hecha con el verraco, la del ojo, las otras no podrían servir de focus, por la posición.

  14. #14 Brandan 31 de mayo de 2006

    Interpreto entonces que al verraco se le practicaron las cazoletas, salvo la del ojo, cuando ya estaba derribado. ¿Es correcto?

  15. #15 Onnega 31 de mayo de 2006

    La verdad, no tengo ni idea. El lado de atrás parece plano, no está trabajado, ni les interesó trabajarlo, se centraron sólo en el de delante. ¿Arrancarían un trozo de "mesa de sacrificios" llena de cazoletas para hacer un verraco? Sólo con darle un poco de forma por delante para hacer la línea del cuello, el contorno, y el ojo... Este es de los más raros que conocía. En el libro de Guadalupe Monteagudo no encuentro más que una mención al posible carácter ritual de las cazoletas, finalidad religiosa: "en la mayoría de los casos se hicieron intencionadamente, como se comprueba en el hecho de que en algunos verracos se encuentran alineadas a lo largo de la espina dorsal, aunque lo más frecuente es que aparezcan sobre cualquier parte del cuerpo del animal e, incluso, cubriendo totalmente la superficie del mismo" (pg. 50).

  16. #16 marprim 01 de jun. 2006

    Brandán,tienes razón en lo de las pesas de telar,no había caido.Ladescripción además,la hacian los jóvenes que habían descubierto la cueva,a principios del s.xx y por eso les debió de parecer raro. Lo de la fundición de metales,en algunos lugares a lo mejor fué más tardiamente ,a lo mejor para hacer piezas de metal más facilmente transportables,como lingotes,pero en forma de bola,aprovechando que las cazoletas estaban ya hechas

  17. #17 marprim 01 de jun. 2006

    me parece que he dicho una verdadera gilipòllez con lo de la fundición.Seria mucho más facil hacer un molda ,en el mismo taller,que en aquella época ya sabían hacerlos perfectamente(creo),salvo que fuera importante hacerlos ahí mismo por ser un sitio sagrado (no lo sé) También pensando que,como a las cazoletas a veces se las relaciona con la lluvia y la fecundidad,he recordado algo que Dingo comentó sobre las lágrimas de las diosas ,para propiciar la lluvia.Por lo visto,a veces se fundía metal en los ojos de la imagen para simular las lágrimas corriendo,y por magia simpática,hacer que lloviera.A lo mejor sería algo así

  18. #18 Brandan 01 de jun. 2006

    A veces se encuentra también "pellas" o bolas de barro que se atribuyen a juegos. No te aflijas por lo del metal, ya ves que en el Museo Provincial de Ávila, refiriéndose a la piedra encontrada en el castro de La Mesa de Miranda, lo dan por hecho. Peor, hablan de machacar metales. Sin embargo, observando la posición de las cazoletas se aprecia, por la inclinación, que esto no es posible. En mi opinión, las cazoletas, salvo las naturales, tuvieron diversos usos. Algunas pudieron ser empleadas para recogida de agua, otras para rituales, otras para moler alimentos y otras para usos que desconocemos. Estas concretamente, a mí me sugieren un uso ritual, una especie de altar. Recuerdo haber leído que en un ermita en Galicia, siento no recordar el lugar, después de rezar a la virgen, las personas que padecían mal de oídos se frotaban la zona afectada con el agua que se había depositado en las cazoletas.

  19. #19 marprim 02 de jun. 2006

    gracias por quitarle hierro al asunto,Brandan,(y nunca mejor dicho), Es curioso lo del mal de oidos.Al final,parece que cuando algo es considerado sagrado, ,se puede utilizar de mil maneras puede ser que como dice Onnega,el verrueco fuera primero una piedra con cazoletas,y precisamente por eso se eligiera.A lo mejor con algunos menhires de cazoletas naturales pasó lo mismo !un saludo!

  20. #20 Brandan 19 de jul. 2006

    Parece que hay quien considera seriamente, y tiene a mi juicio bastantes posibilidades de acercarse a la realidad, que estas pequeñas cazoletas podrían ser de una especie de tableros de juego. La verdad, resulta mucho más fácil pensar en casillas para colocar bolas o fichas que en depósitos para trabajar metal o algunas otras teorías que se barajan. Quizás aceptamos sin demasiada crítica el carácter religioso de este tipo de instalaciones, sin pararnos a considerar que la faceta lúdica nunca dejó de tener una gran importancia a lo largo del tiempo. Nótese, para el caso del verraco que nos ocupa, que resulta una mesa de juego ideal por su altura y estabilidad. Hay algún otro caso de verraco con cazoletas que he insertado en el foro "En el más recóndito olvido". En esta página que se puede ver el diseño más antiguo conocido, según mis datos, de algunos juegos que ya se practicaban hace más de tres mil años. Quizás no fuese descabellado plantearse esta teoría también para las pedras de ocos, cierto tipo de petroglifos y algunas otras instalaciones que hoy damos por sentado que tenían una función puramente ritual. Todo esto sin despreciar el carácter mágico que en principio pudiesen tener los juegos, claro.

  21. #21 Brandan 19 de jul. 2006

    En esta imagen vemos las cazoletas de San Cosme de Bahiña, que en la página se relaciona con una mesa de juegos: http://www.geocities.com/galirupestre/juegos.html

  22. #22 Onnega 21 de sep. 2006

    Verraco 2 del jardín del Museo de Cáceres. Presenta todo el cuerpo cubierto de cazoletas

  23. #23 Brandan 21 de oct. 2007

    Sí, lo de las cazoletas en los verracos es bastante frecuente. Recoge este detalle Álvarez Sanchís en "Los vettones", pero le resta importancia argumentando que podrían haberse reazlizado posteriormente y relata que conoció un caso en el que las cazoletas venían determinadas por la extracción de polvo de granito por parte de algún vecino en época relativamente reciente.

    Yo hago la lectura contraria: si alguien extraía polvo de granito del verraco en cuestión, habiendo tanto granito en los alrededores, es porque le atribuía un carácter especial a la figura. También me cuesta creer que quien tal hiciese dejase una talla redondeada y de profundidad constante, si la mera intención era extraer un trozo de granito para reducirlo a polvo. No sería difícil, pienso yo, diferenciar las marcas que estas actividades recientes han dejado en la figura de las verdaderamente anteriores.

    Pongo algún ejemplo que añadir a los que ya se han traído:

    Este es un detalle del verraco de Segura de Toro. Es posible que los orificios que se aprecian hayan sido producidos por sujecciones incorrectas o por haber sido reutilizado en algún cierre de finca o algo parecido.

    La diferencia es clara, pienso yo.

    No se me malentienda: creo que la recopilación que se hace en la obra mencionada y el estudio y calsificación de tipos, así como en gran medida la cronología propuesta, es bastante acertada, además de ofrecer una completa bibliografía, sin embargo, en este detalle en particular creo que el análisis podría revisarse.

  24. #24 Brandan 21 de oct. 2007

    Y, hablando de cazoletas, no me resisto a poner esta del castillo de Manqueospese:

    Una monada.

  25. #25 Onnega 21 de oct. 2007

    Sobre llevarse trocitos o arenilla, me parece posible que algunas cazoletas tengan ese origen, porque efectivamente la gente les atribuía propiedades milagrosas a muchas piedras. En Padrón, por ejemplo, había una gran peña en que según la leyenda los discípulos colocaron el cuerpo del apóstol al sacarlo de la nave: "los peregrinos arrancaban pedazos de ella, y temiendo los vecinos del Padrón que de esta suerte acabaría por desaparecer, arrojáronla al río, cuyas arenas la cubren en la actualidad" (JM Fernández y F Freire Barreiro, Guía de Santiago y sus alrededores, Santiago, 1885, pg. 429).

  26. #26 Onnega 24 de oct. 2007

    Brandan, he puesto más información sobre el caso de las coviñas de Jerusalén, no eran sobre granito, me parece que no lo había dejado nada claro, espero que ahora sí, le dejo el enlace: cazoletas de Hatula (Jerusalén). Aún así observo en su primera foto del mensaje 98 una (la segunda de la derecha, línea inferior) con un reborde parecido a las de Hatula. Lo que podría indicar que fueron hechas con las mismas técnicas, aunque no con el mismo fin.

    Sobre Louro: la zona es un complejo rupestre de primer orden, además de este pequeño santuario de Pedra da Cruz tiene cerca la Laxe das Rodas, también en un gran penedo con pilas de todos los tamaños (algunas gigantescas) desde el cual se ve el monte Louro. Cuando tenga algo más de tiempo haré un poblamiento de Laxe das Rodas y su penedo, creo que le gustará.

  27. #27 Brandan 02 de nov. 2007

    No será fácil, haremos lo que podamos, e iremos informando, por supuesto.

    No conocía lo de las piedras giratorias, supongo que ocurrirá un poco como con las piedras bamboleantes, que deben quedar muy pocas. Pongo un enlace, aunque tengo la sensación de que ya se habló de esto en Celtiberia:

    http://montanchez.net/historia/piedra.html

    Volviendo a las cazoletas, he recordado un alineación curiosa que encontré en Ulaca. No niego la posibilidad de que sean naturales, aunque la alineación parece casi perfecta. Es el único caso que conozco.

  28. Hay 27 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.