Al utilizar Celtiberia.net, asumes, por tu honor, no hacer uso de las informaciones aquí publicadas para destruir, expoliar ni realizar actividades ilegales relacionadas con el patrimonio, en ninguno de los lugares aquí detallados.

CáCERES Plasencia
Clasificación: Otros
Información mantenida por: jugimo
Mostrada 109.756 veces.


Ir a los comentarios

El Valle del Jerte

El Valle del Jerte es una ruta natural desde la prehistoria, que pone en comunicación las tierras altas de Castilla con los llanos de Extremadura,aprovechada como camino romano y como cañada de ganados trashumantes. No faltan además castros prerromanos,como el de Los Riscos de Villavieja y El Berrocalillo, villas romanas, pueblos serranos con típicas casas de piedras unidas con gruesos maderos de roble y castaño, chozos de pastores,arroyos trucheros y pasos de bandadas de palomas torcaces. A lo largo de la gran falla de Plasencia, de dirección NE-SO,el río Jerte ha realizado este impresionante valle donde la primavera se nos muestra en todo su esplendor el Día del Cerezo en Flor. (Ver imágenes). Naturaleza,historia y etnología aunadas en un marco incomparable.

Cómo llegar y horarios

Madrid-Navalmoral de la Mata-Plasencia-Tornavacas.


El poblamiento fue geoposicionado por jugimo.


Volver arriba

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Reuveannabaraecus 27 de sep. 2005

    Valle del Jerte: en Extremadura, considerada casi unánimemente como la comarca de mayor belleza natural, sin menospreciar a otras igualmente hermosas como puedan ser La Vera o el Valle del Ambroz, pero es que lo que éstas últimas sólo tienen por un lado (y que es un tesoro en el contexto paisajístico de Extremadura): alta montaña y sinfonía permanente de agua, el Valle del Jerte lo tiene por los dos: de hecho, se encuentra entre ellas. Pues, de un lado, este Valle se encuentra flanqueado por los imponentes Montes de Traslasierra, que lo separan del Valle del Ambroz y que culminan hacia el norte en el canchal del Calvitero, ya en la Sierra de Candelario (para los bejaranos, "de Béjar"), que con sus 2.401 mts. sirve de divisoria entre las provincias de Cáceres, Salamanca y Ávila y desde el cual la vista es inabarcable e indescriptible; y, del otro lado, el Valle se apoya en los murallones graníticos de la Sierra de Tormantos, que divide sus tierras de las veratas y que, ya convertida en Gredos, alcanza su máxima cota extremeña en La Covacha del Losar con 2.399 mts. El río Jerte, con sus impetuosos afluentes de montaña por ambos lados ("gargantas"), avena el espacio entre ambas cordilleras y ocupa la cota más baja de esta enorme falla perfectamente observable en cualquier fotografía-satélite de la Península Ibérica y que se prolonga en dirección suroeste hasta alcanzar el mar en Odemira (Portugal). Por motivos familiares conozco bien el Valle del Jerte y viajo a él con frecuencia. Con el frío del alba en el rostro como con la modorra de la tarde estival, he recogido cerezas encaramado a árboles inverosímiles. He sentido el seco Pinchazo del erizo de la castaña al ir a extraer el suculento fruto. He experimentado la obcecación de la lluvia concentrada precipitándose de las montañas y desbordando el cauce del río y las gargantas. He subido al Camocho (Traslasierra) y a la Panera (Tormantos) y mi vista se perdía, en uno, hasta la lusitana Sierra de la Estrella, y en la otra, hasta las mismas Villuercas. Y he vivido la calurosa amistad y el alma festiva de sus gentes trabajadoras, saboreando un "tostón" o un cabrito sabiamente guisados, degustando unos "calbotes", paladeando una copa de "gloria" o de un aguardiente de cereza como, estoy seguro, no lo hay en ningún otro rincón del mundo. En fin, qué podría yo contar sobre esta comarca a la que sólo se me ocurre aplicar un calificativo: inigualable. Para terminar, acerca de lo que comentaba Brandan acerca de lo depresivo que puede llegar a ser vivir entre altas montañas, comentar simplemente que, en mi personal oPinión, el Valle del Jerte, siendo como es comarca muy montuosa, es sin embargo "tierra abierta" en comparación con la comarca donde habito: Las Hurdes. Efectivamente, en el Valle del Jerte, los enormes paredones montañosos que hemos citado ocultan el horizonte por varias direcciones, pero no por todas: mirando hacia el suroeste, siempre veremos abrirse el paisaje en torno a Plasencia, y mirando hacia el nordeste vislumbraremos cielo castellano a través del inmenso boquete del Puerto de Tornavacas. Sin embargo, en el fondo de los valles de Las Hurdes no hay hacia donde "abrir" la mirada más de unos pocos kilómetros (en el mejor de los casos), a no ser que se suba a una altura considerable. Y es que el Valle del Jerte es eso, un valle, amplio y grandioso pero sólo uno, mientras que Las Hurdes están formadas por uno de los más intrincados y laberínticos nudos montañas y valles de toda la península, capaz de mandar sus aguas en dirección contraria a la de casi todas las demás de la vertiente atlántica. Saludos a todos y agradecimientos al paisano jugimo por este poblamiento.

  2. #2 Brandan 27 de sep. 2005

    Muchas gracia Jugimo. Estoy de acuerdo con Reuveannabaraecus, cuyo comentario, convengo, es digno de reconocimiento, en que Las Hurdes es una comarca dura. Más que el valle del Jerte, sin lugar a dudas. Aparte de su indiscutible belleza paisajística, éste tiene la particularidad de haber sido, desde siempre, una frontera natural. Tornavacas, cabecera del valle, es una de las villas fronterizas de importancia, habida cuenta de que en ella se cobrarban los derechos de portazgo que dieron lugar a grandes litigios hasta que la disputa por el disfrute económico del portazgo vino a solventarse con la erección del Señorío de Tornavacas (el 6 de junio de 1369), una merced enriqueña a favor de los Álvarez de Toledo, dueños también de Jarandilla y Oropesa. Aprovecho aquí para introducir una leyenda que, cierta o no, está muy difundida. Os agradecería vuestra oPinión. Astados que ganan Batallas Según viejas versiones documentales, más o menos coincidentes, en tierras del Aravalle, en el sitio conocido por la Vega del Escobar, durante la Reconquista ( S. X), las huestes del rey leonés Ramiro II entablaron una dura contienda con los musulmanes, quienes pusieron en grave apuros a los combatientes cristianos Del mal trance vienen a sacarles los vaqueros de las sierras cercanas, que recurren a la estratagema, utilizada ya por los cartigeneses, de colocar teas encendidas en los cuernos de las vacas. Al contemplar tan grande iluminaría que desciende un ejército considerable que acude en auxilio de los cristianos. Los hijos de la media luna huyen despavoridos en medio de la noche. El engaño, una vez más había funcionado. El caudillo cristiano ordena el regreso del os astados que bajaron el Puerto Xerit:"Torna-vacas", exclamó a su lugarteniente. Y el punto exacto donde se produjo el retorno de las reses pasó a designarse, en conmemoración del acontecimiento histórico, Torna-vacas, manteniendo durante varios siglos esa misma grafía que separa las palabras del sintagma. Sin embargo, tiene visos de realidad histórica a juzgar por testimonios antiguos. La tradición oral ha consagrado esta misma versión sobre el origen del topónimo. He oído la misma versión aplicada a la guerra de la Independencia, que tanto sufrimiento aportó a estas tierras.

  3. #3 Reuveannabaraecus 28 de sep. 2005

    Saludos, jugimo y Brandan. Gracias, sinceras gracias, jugimo, por tus palabras de reconocimiento hacia un escrito en que espontáneamente he tratado de recoger mis "vivencias" en tan regalada comarca; te diría que es casi un ejercicio de "escritura automática", y si no es porque se me enfriaba la caldereta me tiro tres horas escribiendo sobre este singular Valle del Jerte... Respecto a la cuestión que planteas, Brandan, sobre el origen del topónimo "Tornavacas", recuerdo haberlo escuchado, y también leído en las "Leyendas Extremeñas" del padre Sendín. Desconozco qué puede haber de realidad histórica o de leyenda en ese relato; aparentemente tiene más visos de lo segundo, pero todos sabemos que detrás de muchas leyendas subyacen hechos históricos más o menos deformados, y puede que ésta sea una de ellas; algún documento medieval que se me escapa podría, tal vez, ayudar a aclararlo. Por mi parte, te propongo, para cotejar con lo anterior, el origen que para el topónimo "Tornavacas" recoge el ínclito D. Pancracio Celdrán en su "Diccionario de topónimos españoles y sus gentilicios" (Madrid, Espasa-Calpe, 2002) y que es el siguiente: -TORNAVACAS: Villa cacereña [...]. Se cree que recibió el nombre por la circunstancia de ser este el lugar por donde TORNAN las VACAS de los agostaderos de la sierra a los invernaderos. Parece una hipótesis muy razonable si tenemos en cuenta que la actual N-110 ha sido tradicionalmente cañada importante, utilizada aún hoy -aunque cada vez menos- por los ganados en sus desplazamientos entre, efectivamente, los agostaderos de los prados alPinos de Gredos y Candelario y los invernaderos de las dehesas extremeñas. En cualquier caso, el topónimo parece apuntar a "vacas que tornan", sean unas u otras. Salud.

  4. #4 Reuveannabaraecus 30 de sep. 2005

    ¡Cómo me vuelvo a alegrar de que tome "vidilla" este poblamiento, tan cercano para mí! -jeromor: Lo mismo te digo: un placer debatir contigo sobre cuestiones de toponimia. Tu exposición y tu argumentación son irreprochables. No obstante, expondré de nuevo mi punto de vista: La aspiración de f- inicial latina incluso después de diptongo -ue- es dialectal, de hecho se da en extremeño, donde habitualmente se registra "juenti" (fuente), "juerza" (fuerza), etc. En mi argumentación me refería a las normas de evolución fonética del latín vulgar al castellano, si no normativo, más o menos "central" como puede ser el de Ávila o la sierra madrileña. Mi disensión contigo se reducía a la etimología Huerta < Forta, que sigo sin compartir. Puesto que en este extremo no coincidiremos y además se aparta del contenido del poblamiento, te propongo "cambio de tercio" y, si te parece, podemos centrarnos en comentar el origen de otros topónimos vallejerteños, como propone más arriba jugimo y como detallo más abajo. Gracias y salud. -brandan: respecto a que sea sencillo en extremo el atribuir al tráfico trashumante el topónimo "Tornavacas", no es que sea sencillo, personalmente creo que es casi transparente (recuerda que lo de "vacas que tornan" lo has mencionado tú antes que yo); en una zona de tránsito entre dos regiones, entre dos vertientes hidrográficas, entre dos mundos (uno frío, dominio de la alubia y la patata; otro templado y florido, reino del cerezo), donde se cobraban portajes o portazgos... no parece fuera de lugar. La trashumancia debe ser sin duda antigua: como tú bien dices, los vettones dominaban ambas vertientes del Sistema Central en su sector occidental, de modo que sus ganados transitarían cómodamente entre la Sierra de Gredos y las dehesas centro-extremeñas, desde los Toros de Guisando hasta el Verraco de Madrigalejo, por ejemplo... Salud y gracias. -jugimo: recojo, una vez más, tu propuesta, centrándonos en la toponimia valxeritense por concordar con el contenido del poblamiento. De momento, EL TORNO: ¿qué tal -puesto que lo de la máquina "torno" es difícil de colar- si lo consideramos procedente de TORMO "peñasco", o de su variante TOLMO (Piniones, si os parece, con los once topónimos

  5. #5 jugimo 01 de oct. 2005

    XERIT o Xerete fue también una fortaleza ¿musulmana? que dió nombre al río Jerte. Dice el licenciado D.Gervasio Velo y Nieto en su libro CORIA, Reconquista de la Alta Extremadura, (1956): "Es lástima no poder precisar con exactitud el lugar que ocupaba el Castillo de Xerit. Es oPinión muy extendida situarlo en lugar próximo al Alagón, en la dehesa de las Mesas y a orillas del arroyo de Morcillo. Así se desprende del Fuero de Coria, en el cual se consigna que dicha ciudad confinaba por el norte con la Mesa de Xerete. Luego, habría que situarlo sobre dicha Mesa,meseta o cerro mencionado". Cuando en el año 1203 Alfonso IX de León señaló los límites del castillo de Atalaya de Pelayo Vellido (cerca de Galisteo) decía: "que los términos van según Moliasedas cae en el Alagón cerca de Cozuela, y siguiendo el término, a la cabeza de Mesa de XERIT...por la parte de Coria, según cae el río XERIT en Alagón". La Crónica latina dice:" Imperator Adefonsus ascendit in Xerit, et usquequo accepit Auriculam et Cauriam". Amigos, Reuveannabaraecus y Brandan, tenemos que juntarnos un día y hacer una excursión en busca de este castillo de XERIT. Un saludo.

  6. #6 Brandan 04 de oct. 2005

    Los documentos escritos más antiguos sobre la villa de Jerte son unas ordenanzas del "Concejo de Xerete del año 1564" En dichas ordenanzas se puede comprobar que Jerte era un Lugar (entidad municipal menor) dependiente de la ciudad de Plasencia pero con cierta autonomía ya que aunque existen referencias continuas a los Justicias y Regidores de la ciudad placentina también existen a los usos y costumbre propios de Jerte. Las ordenanzas fueron aprobadas en concejo abierto con la asistencia de 49 vecinos cuando el censo eran 160, aproximadamente. Podemos deducir de las ordenanzas que el núcleo urbano del lugar de Jerte en el año 1564 se estructuraba a lo largo de la calle Mayor que era utilizada como Camino Real y cañada de trashumancia de la Mesta. En aquella época Jerte tenía, según el historiador Flores del Manzano, unos 700 habitantes: 128 vecinos casados, 43 viudas y 12 menores. De las ordenanzas podemos deducir que los lugareños de Xerete tenían la agricultura y la ganadería como recursos para su subsistencia. El título de villa le fue concedido a Jerte por el rey Carlos II en el mes de Abril del año 1699 Desde ese momento se emancipa de Plasencia. En Abril del año 1809 los franceses quisieron adentrarse en el Valle desde Barco de Ávila pero los combatientes de Jerte ayudaron al entonces coronel Francisco Fernández Golfín (más tarde llegaría a ser Ministro de la Guerra) y a los hombres del comandante Diego González Aragonés a rechazarlos en el puente Becedas. Esta oposición de los jerteños a los invasores fue la causa de la destrucción de la villa el 21de Agosto del mismo año 1809. En dicha jornada se presentan en Jerte por sorpresa una nutrida sección del duque de Alsacia y los vecinos apenas tuvieron tiempo de huir al monte después de haber escondido sus enseres en los subterráneos bodegones. El enemigo procede a la quema sistemática de todas las casas impidiendo que los lugareños puedan sofocar el incendio. Sólo quedan en pie ocho casas de las 275 existentes. http://www.jertedelvalle.com/ Como véis, parece que el pueblo de Jerte no procede de tiempos remotos. En mi oPinión pudo ser en su inicio un lugar de apacentamiento de ganado trashumante y descanso de pastores tras bajar el puerto de Tornavacas. Entre su término y el de Cabezuela del Valle nace el camino que cruza los montes de Tras la Sierra y a través del puerto de Honduras lleva a Hervás. He encontrado datos del Rebollar que creo que conviene tener en cuenta: http://www.arrakis.es/~balaustre/rebollar/historia.htm "Sin lugar a dudas el término de Rebollar estuvo habitado desde tiempos prehistóricos, ya que se han encontrado en multitud de ocasiones restos de hachas, puntas de lanza, utensilios de molienda y las tumbas antropomorfas halladas en el "Cerro de la Castañera" similares a las halladas en las fincas del vecino término del Torno "El Mojigato", "Romannejo" y en el Prado Camacho". Lo de las tumbas antropomorfas no parece encajar en el contexto, en la misma opágina sugieren una procedencia tardorromana. También como enclave neolítico destaca el "Butracón", pequeña cueva, en forma de embudo, donde han ido apareciendo restos diversos, tal que hachas y cerámica tosca. Una anécdota sorprendente recogida de bocas campesinas sobre hallazgos arqueológicos en la zona, es la existencia de un "Verraco" en el "Cerro Patín", que desapareció en las primeras décadas del presente siglo. Al parecer, un señor que preguntó por el "Verraco" y se lo llevó a lomos de una caballería." La romanización de la cuenca valxeritense ha dejado diversos testimonios arqueológicos, desde una red viaria de orden secundario hasta numerosas muestras numismáticas, útiles de cerámica, recipientes metálicos, baldosas, pesas de telares, etc., abundantes en el mencionado Cerro Patín. Se han hallado también allí denarios de plata en muy buen estado de conservación. Desde esa fecha hasta el siglo XV, se produce una segunda repoblación, mas lenta y espaciada, que en algunos casos es un simple reajuste de poblaciones, como en el caso de la Campana de Ojalvo." Bueno, ya tenemos otro topónimo interesante "Ojalvo" ¿Ojos Albos? ¿Como el pueblo abulense de las Pinturas de la eded de hierro y del castro de la Peña Mingubela? Curiosa coincidencia. Seguiremos en ello.

  7. #7 Brandan 05 de oct. 2005

    A ver si entre portugueses, patateros y tololos sacamos algo en claro o lo liamos más. Tenemos para Jerte: Xerit-Xerete o Xérete, que en las tres modalidades se encuentra: Lugar de aguas cristalinas-lugar angosto-lugar de gozo- Tres significados a investigar el real. Xeriz-topónimo Xerite-Azerbayán Xereta-Vasco Xeresa-Gandía – Marjal de ..Zona húmeda, terreno bajo y pantanoso. Industria lítica y poblado del bronce-cerca de Xeraco-luego romanizada.-antigua Xereza-Árabes castillo siglo XII. Xerica-Valencia-como ciudad Xerta-Tarragona- Delta del Ebro.También relacionado con el agua. Jart- Del francés antiguo (Jardín) del franco *gard (cercado) DRAE Gerico-Visigodo Entre las hipótesis Jart o Gerico, me quedaría con la franca, si hubiese que elegir. Al arabizarse la zona podría haberse asimilado al xerit árabe y haberse conservado el topónimo. (Jardín-barranco) Xerta y Xeresa (antigua Xereza) indican lugares de aguas tranquilas, nada que ver con Jerte en ese sentido, aunque Xeresa tiene cerca montañas de una cierta altura. Ignoro si ocurre igual en Xerta que nombra un pequeño lugar del delta del Ebro. Los dos parecen de origen árabe. El parecido con cereza animaba a relacionarlo con las cerezas de Jerte, pero lo cierto es que cereza es de origen latino. Xerica y Xeraco no parecen encajar en el asunto. Xeriz, Aparece Aldeire (Granada). También en Galicia, en Burgos (Castrojeriz). Xereta es nombre propio vasco. También topónimo. Desconozco el significado. Xerite. Se repite a menudo en páginas de Acerbayán. Ignoro su significado. En cuanto a los significados de Xerit, Xerete o Xérete, el significado más poético y menos probable es el de gozo, que relacionado con el placet placentino ofrecerían una historia interesante, pero poco probable. Así que creo que no nos queda más remedio que aceptar río de aguas cristalinas entre barrancos. ¿Se pueded decir más con menos? y dar por bueno el origen árabe. En cuanto al castillo de Xerit: Insisto en que la hipóteis más probable es la de su desmantelamiento y aprovechamiento posterior de sus materiales en iglesias o muralla. ¿El siguiente texto podría dar alguna pista?: "Poco a poco la fórmula de Alfonso VIII dio resultado: consiguió afianzar su territorio, pobló la ciudad y sus tierras con gentes que procedían de León, Castilla y Asturias; por eso aparece un solitario castillo en referencia a la ciudad acompañándolo a cada lado un Pino y un castaño con las raíces al aire, pues quiso que se supiera que era una ciudad libre para hombres libres y desarraigados que ansiaran forjar su propio destino bajo protección real. Bien protegida por muralla, cubos y barbacana la coronó con un castillo en lo más alto para que desde allí se pudiera otear mejor el horizonte y vigilar las extensas tierras que formaban su Alfoz. El castillo hoy ya no existe, pues se derribó tras un periodo de imparable ruina y de desconocimiento por quienes debían protegerlo como patrimonio histórico que era. Tan sólo quedan las defensas que a él se unían y de la que destaca la llamada Torre Lucía, donde en casos de asedio se encendía una hoguera para avisar a guarniciones vecinas de la tragedia que se cernía sobre la ciudad, y es en la actualidad un Centro de Interpretación sobre la Ruta de la Plata perteneciente a la Junta de Extremadura." Gracias Eyna por tu ambale comentario y te animo a que te incorpores al asunto. Reuveannabaraecus y Jugimo, espero que no os molestéis por lo de patataeros y tololos, si no gusta lo de tolo lo podemos cambiar por minerito; el portugúes por supuesto sería yo. Os agradezco también vuestro esfuerzo.

  8. #8 toponi 12 de oct. 2005

    Después de leer este interesantísimo debate me gustaría apuntar un dato que no se ha tenido aquí en cuenta y que al menos a mí, simple aficionado a estos temas de buscarle sentido a los nombres, me ha llamado poderosamente la atención y me ha resultado curioso. Desde luego tengo que confesar mi tristeza de no haber visitado nunca esa maravillosa comarca, por lo cual soy consciente de mis limitaciones a la hora de hacer un análisis completo de la situación. Sin embargo, observando el perfecto conocimiento que todos tenéis de esta zona creo que esto no será ningún problema y que vuestra oPinión resultará por tanto decisiva. La cuestión gira en torno al topónimo Tornavacas. Ni que decir tiene que las teorias expuestas aquí son todas muy interesantes y respetables, yo lo único que voy a hacer es aportar una idea nueva que poco tiene que ver con ellas. Pero, repito, que todas ellas hay que tenerlas muy en cuenta, tanto las que habéis expuesto que tienen su origen en las características del terreno como las referidas a actividades humanas como en este caso las ganaderas. Aunque tampoco habría que olvidar el antiguo origen etimológico que se propone para las actuales “Vegas”, y que ha sido puesto en relación con *ibai a través de una forma como *bai-, de donde tendríamos *BAIKA, que sería la forma que daría lugar a las referidas y multiples “Vegas” que tenemos en España. Pero no van por ahí los tiros. Cabría la pregunta : ¿el actual nombre de lugar VACAS (que aparece en toponimos o bien solo, o bien formando parte de nombres compuestos, como es el que nos ocupa) tiene su único origen en esas voces antiguas (baika, navaka...) y/o en actividades relacionadas con el ganado vacuno? Yo pienso que no, que pudo ser otro el origen. La primera pista me la dio el análisis de un nombre de lugar de mi tierra, situado concretamente en Minas de Riotinto y llamado “Cerro de las Vacas”. Se trata de una pequeña elevación localizada a escasos metros del Cerro Salomón, famoso por los importantes hallazgos arqueológicos desde tiempos tartésicos, y en en ombligo de unas de las minas más famosas y espectaculares del mundo, productora como todo el mundo conoce de ingentes cantidades de cobre, oro, plata.... ¿Y que Pintan las vacas en este lugar?, me pregunté. En un lugar que al ser un cerro aislado no podría relacionarse ni con una vega ni con una nava, y mucho menos con actividades ganaderas, pues se trata de un sitio en donde desde tiempos remotos ha desaparecido la vegetación y esta lleno de rocas, escoriales y vacies; en definitiva,un desierto, un paisaje casi lunar. La segunda pista me la dio el encontrar el toponimo Tornavacas escrito también con la letra “b” (fenomeno lingüístico muy común y por todos conocido). Esta circunstancia me puso en conexión con la antigua voz BACCA/BACA. Dice Alfonso de Palencia en su “Universal Vocabulario en Latín y en Romance” (1490), Bacca: “oliue vel lauri cupressi ve pomum agrestis quoque fructus arborum aut herbarum. Bacca preciosa gemma.” Unos años más tarde en 1499 en el “Vocabulario Eclesiastico” de Rodrigo Fernández de Santaella se define Bacca como: “femenino genero general nombre es de los fructos delos arboles montesinos. avn que en especial se toma por azeytuna o por el fructo del laurel que corrupto el vocablo por bacca dizen vaya. Ambrosius in omelia. quadragesime. E a esta semejança vsaron los latinos deste nombre por piedra preciosa”. Y por último el diccionario de la Real Academia, año 1726, aparece la voz Bacas como “(usado normalmente en plural) la frutilla pequeña como manzanillas o cuentas que crian algunos arboles como el laurel, el cerezo silvestre, el mirto, la hiedra y otros, que por otro nombre y más usado se le llama bayas. Es voz puramente latina Bacca, arum”. Estas dos definiciones , la de piedra preciosa y la de vayas, quizás pudieran tener sentido en los dos lugares que analizo. Uno en el ámbito de las minas y el otro en una comarca como la del Valle del Jerte. Una segunda cuestión será poner en relación a ese primer segmento del topónimo, “Torna”, con la hipótesis aquí tratada. Habrá que seguir investigando. En fin, espero haber aportado algo al asunto. Por último transcibo unas notas de la Revista “Senderos de Extremadura” nº 7. Del artículo de Antonio Aparicio y Pedro Rodríguez “La ruta de Carlos V. De Tornavacas a Jarandilla.”, como ilustración a todo lo expuesto. Un saludo para todos. “...Siguiendo la vereda que se eleva bordeando la garganta por un acentuado desnivel de bloques pétreos que ciegan el curso de las aguas llegamos, pasando pòr antiguas majadas, a un paraje de increíble belleza conocido como "Los Escarralones" donde es posible ver los últimos ejemplares del Tejo, árbol legendario que tanto cantaron los bardos ingleses, poseedor de una simbología tenebrosa entre la muerte y la eternidad. También encontramos solitarios Acebos, cuyas bayas frutecen en invierno dando alegres tonalidades a la luz fría de los hielos; árbol sagrado en Tornavacas que en honor del Santísimo Cristo del Perdón, el 14 de septiembre, se ofrenda cargado de dulces y frutas por quienes han hecho una promesa, en una ceremonia cargada de pasión y arrobo, que une de manera muy especial a todos los tornavaqueños. También los fresnos, tan abundantes en todos los cauces, tienen carácter sagrado en aquella villa, pues se cortan el día del Señor (fiesta del Corpus Christi), y se hincan en la puerta de cada casa, formando dos largas hileras de árboles por toda la larga Calle Real, unidos por sogas de las que cuelgan sábanas blancas de luz deslumbrante; el suelo se cubre de cantueso y mirra florida y a cada tramo se cierne un arco, enlazando ambas aceras, confeccionado con ramas floridas de sérbal y guirnaldas de lirios, caléndulas, rosas y retama negra. En esta fiesta de acción de gracias por la fertilidad de la tierra, el pueblo cobra un aspecto angélico en el recuerdo, como una avenida de luz y esplendor, difícil de revivir...”

  9. #9 Brandan 14 de oct. 2005

    No, Reuveannabaraecus, no nos apartamos del asunto, damos un rodeo pra llegar mejor informados al punto de partida. Me explico. Jugimo introduce una idea muy acetada al relacionar el -Tor-con construciones megalíticas y Giorgio recoge la idea perfectamente. Np creo que se tarte de dólmenes, puesto que en la zona que nos ocupa el más cercano descubierto, que yo sepa, es el de Bernuy Salinero, en Ávila. En mi oPinión, el prefijo está relacionado con "Toros" de Piedra. ¿Es casual que a unos 60 kilómetros del Tornavacas se encuentre en otro puerto, VIlla-Toro, en la localidad de Villanueva del Campillo, la escultira zoomorfa (claramente un toro esta vez), más grande jamás descubierta? Ampliaré el asunto en cuanto disponga de un poco de tiempo.

  10. #10 Brandan 17 de oct. 2005

    Quiero comenzar este comentario agradeciendo, a las personas que se incorporan, la colaboración que prestan a este foro con sus intervenciones. Me he tomado una pausa para releer lo escrito y recapacitar un poco sobre la cuestión; además de hacer una visita rápida a Granadilla que me ha impresionado muy gratamente. En mi oPinión, una secuencia ordenada para el estudio del valle vendría muy bien para aclararnos sobre el asunto y dar un repaso al estado de la cuestión, labor que nadie me ha encomendado, pero que, con su permiso, me atrevo a intentar. Haremos en primer lugar un intento de clarificar la situación de la cabecera del valle y trataremos, estableciendo una secuencia temporal, de afrontar el enigma (para mí al menos empieza a suponerlo) del Valle del Jerte. Comencemos por la vertiente del Aravalle. Al prefijo Ara se le atribuye un origen prerromano, así como a Torm y Nava, tan abundantes en estas tierras, dejo a los especialistas de este foro el análisis profundo de este asunto. Para el tema que nos ocupa, me inclino por pensar que Tornavacas, del que volveremos a hablar ya como villa, procede de los usos ganaderos, no necesariamente trashumantes, que se practicaban en la zona, al modo de Villa-Toro y otros semejantes. Tenemos, oponiéndose al Valle del Jerte, la vertiente de otro río, el Aravalle, con nacimiento en la Trasierra de Candelario. Cerca de esta zona hay constancia de presencia humana, suponemos que itinerante, desde el Paleolítico superior (Cerro del Berrueco - Yacimiento de la Dehesa sobre el Arroyo Colmenar) y presencia constante de población, al menos desde el neolítico (La Mariselva, La Ladera Alta, El Collado, Las Cabezas Altas), siguiendo por el calcolítico (La Horcajada, Encinares, Valle Hondo, El Losar, EL Barco de Ávila, Los Llanos, La Aldehuela, Becedas, Gilbuena), la cultura de la cerámica campaniforme (El Collado, El Berrueco, Vallehondo), y de la edad del hierro (Las Paredejas, Los Tejares, etc...). No vamos a referirnos a los vettones para no entrar en polémicas que no aportarían nada al enfoque del debate. Ruego a Vettonio que me corrija, si es necesario, sobre los datos que aporto. De origen romano parecen ser dos sepulcros hallados en Navamorisca. Aparecen también algunas monedas diseminadas por diversos pueblos del entorno y se hace mención de una lápida con inscripción encerrada en la fábrica de una Iglesia. Pocos datos que no ayudan a mantener la teoría de una población estable o dominación romana continuada. La proximidad de la zona en cuestión a la Vía de la Plata, aconseja no descartar algún emplazamiento de control en la zona. Jesús Antonio González Calle, en un extraordinario trabajo de campo, realizado con su hermana María de los Ángeles, titulado Despoblados en la comarca de El Barco de Ávila y publicado por la Institución Gran Duque de Alba, sobre el que se apoya una parte importante de este comentario y del que se puede obtener abundante bibliografía sobre estudios realizados en la zona, sugiere que el antiguo paso del Tormes se haría sobre un puente romano cerca de Vallehondo, que unía las cuencas del Becedillas y el Caballeruelos y pasando por La Carrera (topónimo que designaría una calzada) y ganaría, por el Puerto de Tornavacas, en el que asegura que existen restos de un empedrado, el Valle del Jerte, siguiendo el cauce del Aravalle. Es reseñable el hecho de que aquí comienzan los caminos que reparten los ganados trashumantes a los agostaderos serranos. De la presencia visigoda no parecen haberse recogido muchos datos, algún autor sostiene que las élites godas podrían haber mantenido rebaños de ganados en las zonas altas del valle del Alberche y del Tormes. Sí es posible situar una posible ermita visigoda, o al menos la indicación de su existencia anterior, en el pueblo de La Herguijuela, atendiendo a la teoría de Jugimo, a mi juicio muy acertada, sobre guijos y herguijuelas sugerida en otro foro de Celtiberia. La dominación árabe y la posterior reconquista del territorio, parecen haber dejado profunda huella en la toponimia de la zona. Repárese en el nombre del pico más alto de la siera de Gredos, el Almanzor. El Barco de Ávila, fue fortificado entre los siglos XII- XIV, para defender el paso sobre el Tormes, y puede considerarse verdadera zona de frontera durante un período dilatado de la reconquista. Las referencias a San Pedro del Barco, un anacoreta, que más que un religioso cristiano, parece un auténtico druida, y que, solo su entierro merecería un monográfico en otro foro, datan del siglo XII. Baste decir que se comunicaba, según la leyenda, con San Pascual de Tormellas, a través de una cierva. Nótese que la presencia del santo es anterior a la fecha de repoblación “oficial” de estas tierras. Aquí se libraron batallas como la de la Vega del Escobar, ya mencionada, que algunos atribuyen a Fernán González y otros a Ramiro II, lo que lleva a dudar a algunos de la existencia de la misma. Lo que parece probable es, desde luego, una dominación dilatada del territorio y un hostigamiento posterior más o menos constante por parte de los musulmanes. En Santiago de Aravalle, en la cabecera del puerto, hay una talla de Santiago Matamoros, que lo representa tan rampante sobre los infieles como pudiera serlo en sus mejores épocas. Otro castillo fronterizo, en el mismo ámbito, cuyos caballeros parece que tuvieron no poca importancia en las campañas contra Plasencia, es el del Puente del Congosto, aguas abajo del Tormes y no muy lejos de La Horcajada y El Barco de Ávila, pero ése es ya otro valle. Sugiere J.A. González Calle la posibilidad de que las dificultades halladas por Alfonso VI para someter a bandas de moros, diseminadas por el territorio, que recogen las fuentes, fuese en realidad una resistencia de la población autóctona, de pastores semi trashumantes, que hubieran podido permanecer en las majadas serranas con sus rebaños, cambiando de lugar cuando era preciso; y que se oponían a una dominación externa de la índole que fuese. Y recogiendo otras oPiniones, aventura la posibilidad de que fueran estas gentes quienes formasen los primeros núcleos de población en las cumbres serranas que dieron lugar a poblaciones posteriores de más entidad, creadas con la llegada de una segunda oleada de repobladores, éstos ya norteños, e incluso que estas tierras aportaron, elemento humano para la repoblación de ciudades como Ávila y Salamanca. Es pues el Aravalle un río de poco recorrido pero de importancia considerable en el aporte de caudales hidráulicos e históricos. Se une al Tormes muy cerca de El Barco de Ávila, en el Puente de las Aceñas, donde están datadas dos ermitas, una a cada lado del puente, hoy desaparecidas. En resumen, tenemos aquí un territorio muy poblado desde antiguo y sujeto al control, más o menos continuo, de las huestes cristianas desde el siglo XIII y que no dejaría de ser frontera de la Extremadura ni siquiera a partir de la toma de Plasencia. Algunos topónimos, del cauce del Aravalle, que relaciono a continuación podrían ofrecer a los expertos un motivo para ilustrarnos algo más. Pueblos: El Barco de Ávila – Confluencia del Aravalle con el Tormes –Se relaciona con una antigua barca que cruzaba el Tormes. – Algunos defienden de un posible prefijo celta “Barc”. La Carrera – Podría indicar la existencia de una calzada o carrera hacia Tornavacas. La Cereceda – Aunque no está en el cauce, la incluyo aquí por la relación con el tema que nos ocupa. Actualmente no hay plantaciones de cerezos. La Retuerta y La Canaleja – Podrían indicar efectos de la acción del río en esas zonas. Umbrías – Situado en la umbría. Lugar sombreado. Casas del Abad – Probablemente propiedades del superior de alguna abadía. No hay constancia de abadías en la zona. Las Hustias – Se relaciona con Justias o Justas Gil García – Se atribuye a un personaje que aportó su esfuerzo en la batalla de la Vega del escobar, muy cercana. Podría ser simplemente el fundador del pueblo. Casas del Rey – Algunos lo relacionan con la famosa batalla, otros con la pernoctación de Carlos V en su viaje a Yuste. Solana de Ávila – Antes Solana de Béjar. A solana, lugar soleado. Contrario a la umbría. De hecho los dos pueblos están casi enfrente. Santiago de Aravalle – Parece que hubo una época en que aquí Santiago cerraba verdaderamente España. Puerto Castilla – A un par de kilómetros de la cabecera del Valle. Quiero recordar un comentario de la doctora Canto sobre otro Puerto de Castilla, en otra Extremadura. Un indicador repetitivo, algo así como lo de las Trasierras. Y así llegamos a la cima del puerto. Aquí no se constata, que yo sepa, ningún poblamiento, castro, ermita, castillo o torre. Hay una edificación de factura muy reciente. El resto es despoblado. Desde el mirador de este alto se obtiene una de las más espectaculares vistas del Valle del Jerte. Sin embargo, resulta muy difícil imaginar el lugar sin una torre de vigilancia que controlase las invasiones enemigas, incursiones de bandoleros y cuatreros, vigilancia de los ganados de La Mesta, cobro de portazgos etc... ¿Existió o existieron edificaciones defensivas? Ni las fuentes escritas ni las orales, de las que yo tengo conocimiento, transmiten noticia alguna. Sin embargo, el siguiente texto podría darnos alguna pista: “El hecho de que la Reconquista y Repoblación se llevaran a cabo en diversas fases y por gentes de variedades dialectales distintas, castellanos y leoneses, ha tenido influencia en las diferencias lingüísticas dentro de la propia región. En sendos estudios monográficos sobre el tema, Ángel Bernal Estévez (9) y Juan Luis de la Montaña Conchina (10) han analizado cómo se fue poblando y conformando la región entre los siglos XIII y XV. Analizando la población del espacio que hoy conocemos como Extremadura, Ángel Bernal concluye que existía un gran despoblado en una franja vertical al este que iba desde el Valle del Jerte a la Serena. Como señala el autor, “nos encontramos aquí con un gran desierto demográfico, salpicado de torres vigías o castillos defensivos, que definen la zona como marginal y fronteriza dentro del reino aftasí” (11). De la segunda mitad del siglo XII a 1212 la Reconquista avanza hasta el Tajo. Las zonas más al este de Extremadura son repobladas por gentes venidas de Castilla. Para facilitar las tareas repobladoras se funda la ciudad de Plasencia con colonos venidos de la vecina Ávila a través del corredor del Valle del Jerte (12). Como señalan los dos investigadores, al lado de los pobladores cristianos se asientan también importantes colectivos mudéjares y judíos (13). Alrededor de Plasencia, fundada en 1181, se van consolidando pequeños núcleos rurales en los valles del Ambroz, Jerte y en la Vera que han pervivido hasta nuestros días. Después de la batalla de las Navas de Tolosa (1212) se da un nuevo avance en la Reconquista, esta vez por parte del reino de León. Una vez que los cristianos consiguen llegar al Guadiana, la Reconquista avanza en gran medida por el papel desempeñado por las Órdenes Militares que facilitaban y organizaban la repoblación de las diferentes zonas (14).” http://www.ucm.es/info/especulo/numero26/extrem.html Irene Sánchez Carrón De épocas anteriores, en el fondo del valle, no encuentro dato alguno. Se agradecerían aportaciones. Otro resultado ofrecerá el estudio de los pueblos situados en los altos de las sierras que cierran el valle y que deberían merecer más atención por nuestra parte en el futuro, con el ánimo de completar una idea. Tengo algo sobre la villa de Tornavacas pero conviene completarlo. Les dejo contemplando el valle y me disculpo de antemano por la extensión del comentario, en especial con Reuveannabaraecus que ya me ha hecho notar alguna vez que la brevedad no es mi fuerte, que espero no les resulte demasiado aburrido. Un cordial saludo

  11. #11 Brandan 22 de oct. 2005

    Poe si interesase mi oPinión sobre lo que plantea Obeid, expreso mis dudas sobre lo de que el valle del jerte haya sido en alguna época paso ideal para el acceso a la actual Extremadura desde la meseta, al menos hasta su uso continuado, ya en la Baja Edad Media, por ganados trashumantes en rebaños organizados y con una cierta protección. Aparte de que me parece discutible la bonanza climatológica del valle, al menos en su cabecera, durante una gran parte del año. No parece lo más aconsejable para el viajero de épocas remotas la utilización de esta ruta que era, si más directa, mucho más insegura. Desde El Barco de Ávila, núcleo poblado más cercano e importante al puerto de Tornavacas, aún hoy, compensa desplazarse a Béjar y alcanzar allí la Ruta de La Plata. Con los medios de transporte disponibles hasta la aparición del automóvil, bajar al valle del Jerte y subir el puerto de Honduras para ganar la misma vía supondría una invertir un esfuerzo considerable y un tiempo mucho mayor. Convengo en que si alguien utilizaba esa vía, en contra de toda lógica, para llegar a Cáparra el camino más viable es el del Torno. Un saludo

  12. #12 Brandan 22 de oct. 2005

    Ya estimado Obeid: No es difícil dejarse invadir por la lírica para quien contempla estos paisajes en primavera, en plena floración de los cerezos, cuando parece que millones de pequeñas y blancas mariposas de perfumado aleteo hubiesen posado sobre ellos su nupcial vuelo; o en verano, cuando la roja ambrosía cuelga de sus ramas, como pendientes, regalo de los dioses. Otra cosa es el otoño y el invierno. Quedaría muy bonito lo de las nevadas cumbres de Gredos, el blanco manto del invierno etc.. pero, quien haga el recorrido a menudo durante todo el año en ambos sentidos, como ha sido mi caso algún tiempo, te hablará de que en la zona de cabecera, entre Tornavacas y Jerte, se producen fenómenos atmosféricos de una dureza inusitada. Desde lo alto del puerto, hasta la villa de Villaflores de las cadenas, ahora Tornavacas, se concentra una niebla tan densa como el puré de patata. Incluso en algunas ocasiones, no infrecuentes, se da el caso de tener que circular por una calzada helada o nevada, intentando discernir si alguien circula tres metros por delante. Una experiencia que no recomiendo. A esto añadiría que la carretera, arreglada no hace mucho tiempo, tras el abandono secular al que se había visto sometido el valle, (parecía que efectivamente era de los tiempos de el señor Ford), no es precisamente una autovía. Curvas y más curvas cerradas y en pronunciada pendiente, en la zona que menciono, hacen un camino complicado hasta en las mejores estaciones. Hablamos pues de dos zonas del valle de muy distinta configuración, puesto que es cierto que de la villa de Jerte hasta Plasencia el camino es relativamente llano y, aunque llueve con frecuencia, las dificultades son mínimas. Por eso, y refiriéndome de nuevo a la zona de cabecera, yo no me atrevería a aconsejar al viajero esta ruta como zona de paso de la meseta a Plasencia, menos a Cáparra, y supongo que los viajeros de la antigüedad abundarían en mi oPinión. No era de tener en cuenta solo la inseguridad de estos caminos en relación con el bandolerismo, los salteadores o los cuatreros, que siempre han existido, considérese también a las fieras mostrencas que en ciertas épocas debieron ser los veraderos señores del lugar. ¿Entre el siglo I y III d.c.? Ni idea. Probablemente bien, dado que los romanos, tan eficientes ellos, se habían hecho cargo de la situación. ¿Como en el siglo XIX? No lo sé. ¿Como estaban en el siglo XIX en el valle del Jerte? Bastante mal creo. Espero que en la época que mencionas les fuese algo mejor. Será interesante mirarlo. Por supuesto que no hay noticias escritas de ese período, de haberlas sería un extraordinario descubrimiento, pero es que tampoco abundan los hallazgos arqueológicos. En cuanto a tu segunda pregunta: J.A. González Calle, en el libro que menciono, recogiendo testimonio de F. Fernández Gómez, E. Rodríguez Almeida, Nicolás de la Fuente Arrimadas, E. Moreno Lete y F, Mateos Rodríguez, menciona: " ...cabe añadir la referencia a dos sepulcros de ladrillo hallados en Navamorisca, una inscripción utilizada como material de relleno en la iglesia de San Bartolomé de Béjar y los hallazgos de monedas republicanas en El Losar del Barco, monedas bajoimperiales en Gilbuena y Junciana y otras indeterminadas en El Barco de Ávila y Solana de Ávila." Un saludo y a mandar.

  13. #13 Brandan 24 de oct. 2005

    No es que se tenga inconveniente en aceptar TORN como lugar de retorno, de hecho es el significado admitido “oficialmente”. En el caso de Tornavacas (puerto), queda impecable como “lugar por el que retornan las vacas”. La villa de Villaflores de las Cadenas podría haber tomado, por alguna razón que se nos escapa, el nombre del puerto, posteriormente. Sin embargo, esto casi equivaldría a admitir que la trashumancia se practicaba en los tiempos de los que data el topónimo, que hemos de suponer muy antiguo. ¿O no? ¿Pudo haber tenido el puerto un nombre anterior al actual, igual que la villa? En cuanto al Torno, si aceptamos el mismo significado cabe la misma objeción, además de resultar impreciso. Eso nos lleva a plantear el tan debatido y no resuelto tema de si la trashumancia se practicaba en época vetona o en períodos inmediatamente posteriores, aceptando la posibilidad de que el topónimo sea el original o por el contrario, proceda de una época relativamente moderna en la que la trashumancia se practicaba ya sin dificultades y de manera continuada. Tengamos en cuenta que admitir esto sería adjudicarle una procedencia muy reciente. De ahí que nos sigamos planteando el asunto que creo que no va a ser fácil resolver. En mi comentario sobre la zona del Aravalle, bonita redundancia, recogía la teoría de un núcleo de pastores que, descendientes de los vetones o recogiendo la tradición o pastando rebaños de las clases dirigentes visigodas, pudo haber subsistido en la sierras, con un sistema casi neolítico, gracias a sus buenos conocimientos de las majadas, las fuentes, los pasos y cañadas, e incluso los senderos de los altos serranos que comunicaban un valle con otro; y que pudieron continuar sus actividades incluso en la época de dominación árabe. No me parece descabellado en absoluto. Y ese planteamiento vale para toda la sierra, también para las que cierran el valle del Jerte y comunican con la meseta. Un sistema organizado de vigilancia en los cerros más altos mediante hogueras o sonar de cuernos, podría avisar de la inminencia de algún peligro, lo que pondría en marcha un mecanismo inmediato de mudanza a chozos de montaña donde permanecerían hasta pasada la amenaza. Como se ve, soy el primero en admitir una población sin señas que lo corroboren, lo que pasa es que yo no lo llamaría un poblamiento estable. Hay quien quiere ver en la raza Avileña, animal demasiado grande para ser una vaca serrana, un descendiente del uro, adaptado desde muy antiguo a estas sierras; quien pueda echar un vistazo al anagrama de la Denominación de Origen Avileño, verá que se trata de un silueta de toro avileño, con un extraordinario parecido a algunos verracos de piedra. El parecido probablemente sea intencionado, pero es innegable. Por cierto, Obeid, quizás hayamos renunciado al castizo “avileño” porque designa este ganado en sus variedades bociblanca y bocinegra, y los abulenses, yo lo soy de adopción, tomamos con poco humor lo de las comparaciones con los bóvidos, sobre todo si ostentan una desarrollada cornamenta como los mencionados. Ni fíes, ni porfíes, ni apuestes, ni desafíes”, me decía sabiamente mi abuela; e intento seguir su consejo. De todas formas, podría parecer que estamos en desacuerdo en mucho, cuando no es el caso. Confío en que acordemos que es necesario diferenciar zonas muy distintas del valle, porque la geografía física, que configura diferentes ecosistemas, podría consecuentemente haber influido en la secuencia histórica de sus pobladores. Distinto paisaje, distinto paisanaje. Pretender que ciertas zonas del valle, no han sido objeto de un acusado aislamiento, sería tan absurdo como pretender, en otras zonas, un aislamiento que con toda seguridad no ha existido. Quien contemple el valle desde el Puerto de Castilla (Tornavacas) no verá el mismo valle, aunque lo es, que el que lo mire desde Plasencia. Es como mirar un embudo por el lado ancho o por el lado estrecho. Sostener un aislamiento completo, sin pobladores ocasionales de ningún tipo, en una zona, desde el principio de los tiempos a la actualidad, en la península Ibérica, sería echar una instancia para el centro de internamiento psiquiátrico más próximo. Si alguien ha interpretado que esa es mi oPinión es que me he expresado fatal. El valle, incluso en la actualidad presenta distintas realidades. Desde el puerto de Tornavacas a la entrada o salida del puerto de Honduras, topónimo que merecería un poco de nuestra atención, ya que de puertos hablamos, abarcaríamos una zona que podríamos considerar tierra de nadie, aunque de alguien sería, salvo en época romana quizás, hasta la creación de la villa de Tornavacas, posiblemente con fines de cobro de pontazgo, y puede que de portazgo; de ahí lo de las cadenas posiblemente en el puente. La entrada o salida hacia Hervás, controlada como apunta Jugimo por los romanos en su época, coincidiendo con un cierto sosiego del Jerte, que ha recogido ya las aguas más bravas de las gargantas, y produciendo, consiguientemente, un allanamiento del terreno que permite mayor anchura de los caminos, marca una línea divisoria entre la geografía abrupta y escarpada de la zona de cabecera y la más sosegada de la parte baja del valle, que allí daría comienzo. Creo que es una apreciación objetiva, respetando las oPiniones que se puedan argumentarse en su contra. Y aprovechando que hemos llegado a Jerte, del que algo hemos hablado, pasaremos a Navaconcejo, del que dispongo de pocos datos, que espero se complementen con aportaciones de otros druidas: Navaconcejo, cuyos 2.200 habitantes viven en la misma cuenca del río, nació de una crecida. Los vecinos de la desaparecida Peñahorcada trasladaron sus bártulos un poquito más lejos del agua en la Edad Media y dieron nombre a Nava del Concejo. Allí levantaron la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, en la segunda mitad del siglo XVI, y las ermitas barrocas del Cristo del Valle y de San Jorge, en el XVII. Sobre Peñahorcada, poca documentación; intentaré averiguar algo. Sé que se dieron pleitos entre los vecinos de Navaconcejo y el Piornal por la posesión del lugar en la edad moderna. ¿Será por lo de la inundación que les llaman ballenatos? En Salamanca existe un pueblo que, curiosamente, se llama Cerezal de Peñahorcada Y antes de entrar en Cabezuela, donde el río se estrecha permitiendo el paso sobre un puente que, como apunta Jugimo no es romano, pero que debería serlo, voy a informarme un poco sobre un factor determinante en la historia del valle y del que hasta ahora no nos hemos ocupado, pero que resulta inevitable llegados a este punto, los judíos. Termino, añadiendo unos datos sobre el topónimo Jerte que, aunque pudieran no servir a nuestra utilidad, no dejan de resultar curiosos. Sobre la procedencia de los primeros invasores de origen béreber en la península, se cita: LA INVASION ARABE DE ESPAÑAEL PROBLEMA TRIBAL. AL-ANADALUS: SAMIYYUN http://www.almendron.com/historia/medieval/invasion_arabe/invasion_22.htm En menor número figuran los kalbíes: jazrachíes (Jérica), qudaíes (Onda) y lajmíes también, según Ribera, bastante numerosos. Puede que no tenga nada que ver con Jerte, pero es innegable la coincidencia con la Xerica valenciana. Por otra parte, hay abundante documentación en la red sobre la autopsia de la momia egipcia de una niña de corta edad a la que los científicos han llamado Sherit: cuyo significado parece ser “La pequeña” en egipcio antiguo. También :Ahmes-Sherit Esposa de Tutmosis I, descendiente directa de la más antigua rama de los reyes egipcios, madre de Hatshepsut Entre los judíos, existe el término Sherit. Como apellido Meir Sherit: Ministro de Justicia Israelí. Sherit Hapleitá (Asociación Israelita de Sobrevivientes de la Persecución Nazi) y Organización religiosa Badatz Sherit Israel. Desconozco el significado. Además. Shetrit: Apellido actual de judíos procedentes de Sefarad. Un cordial saludo.

  14. #14 eyna 29 de oct. 2005

    permitidme que abra un paréntesis........ Berzocana, Tornavacas, Jerte, Cabezuela del Valle, Navaconcejo, Valdastillas, Piornal, Casas del Castañar, El Torno, Ladrillar, Las Mestas, Aceitunilla, Nuñomoral, Martilandrán, Huerta, Mesegal, Pinofranqueado, La Pesga, Torrecilla de los Ángeles, Perales del Puerto y Hoyos....... Lugares donde fue rodado el documental "Escenario móvil" de Montxo Armendáriz, en el 2003. '“Escenario Móvil” pretende ser una “road-movie” sosegada, tranquila, un paseo por la geografía humana, social y política de una comarca y sus gentes. Un recorrido –aquí y ahora– por sus aspiraciones, sus anhelos, sus logros, sus deseos. Y también por sus decepciones, sus sufrimientos, sus miserias y sus silencios." cierro paréntesis :-) :-) un saludo!

  15. #15 Brandan 01 de nov. 2005

    Muchas gracias Eyna por la información sobre el documental, sería interesante saber como podemos adquirirlo o donde puede verse. He estado husmeando un poco sobre El Valle esta semana y me he dado una vuelta, aprovechando una visita a Cáparra, otra vez por esos lugares, lo que me anima a seguir con los comentarios. Un dato; recordaréis que hacía una diferenciación, teniendo en cuenta características geográficas, de población y de usos, entre la zona alta y la zona baja del valle; esto es, entre la zona que va de Puerto Castilla a Tornavacas y el resto. Pues bien, la diferencia también es política, o mejor dicho, jurídica. La villa de Tornavacas pertenece al partido judicial de Jarandilla, con la que por cierto no está siquiera comunicada directamente y de la que la separa una agreste sierra, y el resto del valle que pertenece al partido judicial de Plasencia. Podríamos convenir, si os parece, que la división que sugeríamos se produce al menos desde la edad media, teniendo en cuenta que la villa de Tornavacas fue dominio de la casa de Oropesa, pasando posteriormente a la casa de Alba, con castillo en El Barco de Ávila , y que el resto del valle se hallaba al amparo de la influencia de la diócesis de Plasencia. ¿Recogería esta marcada división una linde anterior? He encontrado una página sobre la historia de Trujillo que ofrece datos interesantes, de la época medieval, sobre la zona que nos interesa. Con vuestro permiso voy a comentarlos. No puedo citar al autor porque no lo menciona, lo que lamento sinceramente, doy por tanto la dirección y agradezco al anónimo historiador el favor que nos hace. http://www.mundosvirtuales.org/Turgalium/Historia/3Clave/3Almohades.htm Reconquista de 1178 En 1177 empieza a reinar Alfonso VIII y después de conquistar Cuenca, al año siguiente, se apodera de una torre que llaman Ambroz, la antigua Xerit que junto a Coria había caído en manos almohades en 1174. Dice Fray Fernández que "en uno de los avances del ejército cristiano por esta parte oriental de Extremadura, cayó en su poder un antiguo lugar y castillo llamado Ambroz, de origen griego, y prendado el rey de la amenidad del sitio, regado por el río Jerte de frondosas orillas, mandó se poblara; convocando a gentes nobles de otras provincias, sobre todo de Burgos, a quien dio muchas tierras y repartimiento, como privilegios a la nueva ciudad, para que llegara a ser una de las principales de Castilla. Placer de Dios e del Rey sus seniores". Y es entonces cuando Alfonso VIII comienza a denominarla Ambrosía, la bebida de los dioses, delicia, complacencia o Plasencia que acabará llamándose. Fernando II fue quien le dio su nombre antiguo, el del río, Xeret, que los moros llamarían de otra manera y cuando llega Alfonso VIII se deja llevar por la belleza del lugar -sería en Primavera- placiéndole todo, principalmente su situación frente a Coria que es León: eterno contrario-igual. Con lo del origen griego se refiere lógicamente al nombre y no al lugar. Sobre el nombre no saquéis todavía conclusiones, puesto que más adelante ofrece datos más completos. El año 1178 los moros tenían Coria y la Sierra de Gata por donde entra el rey leonés conquistando Almenarella, hecho que conocemos por el documento de donación de este castro regio de Almenarella en 1179 al conde de Urgel Don Armengol. Casando las diversas lecturas de este documento hallamos una media muy verosímil entre la versión de Velo y Nieto y la de J.L. Melena y es la que sigue, traducido y filtrados los preámbulos: "...con todos estos confines que en esta carta nombramos. Evidentemente, por el camino de Almazzayde el cual viene de los confines de Xerit en el Árrago y asciende por el Árrago hasta lo alto, pasa el camino de Gomar y vuelve a pasar igualmente el Árrago por el camino hacia los villares de la izquierda y desde allí por las atalayas, mirándolas por la izquierda yendo rectamente al Guijo y según va del Guijo y Xerit a la Athalaia de Cajabuyo, de donde se ven Acuzzola y Ranconada, de modo que delimita Puzzola con la misma Ranconada y desde allí, como antes, por la vista, donde desemboca Santa Cruz en Alauon y todo esto lo doy y concedo a vos, compañero de Urgel y sobre el cual vos mandareis para siempre y con los restantes límites y pertenencias, o sea, del modo que lo separan las aguas de la sierra y vuelven al Almazaide con prados, pastos (?) y ríos..." Fatigosa tarea la de interpretar estos límites. Espero que druidas más informados le hagan frente. Continúa... El tercer califa Abu Yacub al-Mansur establece alianza con el rey de León. Este año de 1184 toma Trujillo y Montánchez el walí de Sevilla Abu Ishac de paso para Toledo. Fueron recuperadas al año siguiente por el rey Alfonso VIII en persona a quien se unen las guarniciones exiliadas de caballeros trujillanos, también iba el maestre del Pereiro don Gómez Fernández Barrientos y los de Santiago que pudiera ser tomaran Montánchez. Citando a Luis de Mármol en la Crónica General de la Orden de Alcántara transcribimos: "Alfonso VIII hizo una gloriosa entrada por sus tierras a la vuelta por Talavera, y pasando el Tajo entró por tierra de Trujillo e hizo grandes daños en la Serena, de allí atravesó hasta cerca de Sevilla, y aunque no dice si ganó Trujillo... Mandó edificar Plasencia y se hizo dueño de todos los pueblos adyacentes, y entre estos fue el de Truxillo. Yo pienso que luego que el Rey dio la vuelta, mandó a don Gómez, maestre del Perero, pusiese en él algunos freyres que estuviesen de guarnición". Este puede ser el origen de la extendida interpretación de que en Plasencia no existía, antes de estos hechos, ninguna población. Interpreto que por “edificar” se refiere el cronista a ampliar o remodelar el caserío preexistente. El 21 de Abril y el 8 de Mayo de 1186 el rey Alfonso VIII firma documentos en Trujillo en entre cuyos confirmantes está el obispo de Ávila don Domingo. El 11 de Mayo están en Toledo y el 12 de Junio han regresado a Ambrosía (Plasencia) en donde confirma una donación a Muño Díaz de la villa de Albalat del alfoz de Saldaña: "...Facta carta apud civitatem Ambrosiam, in diebus fundationis ejusdem urbis..." o sea: Hecha la carta en la ciudad de Ambrosiam, en los días de la fundación de dicha urbe. Sin embargo el día 4 de Diciembre en otra carta ya no pone Ambrosiam que dice: "Facta carta apd Placentiam", pero si ambrosía es la bebida de los dioses, tanto nos da placer; Ambrosía y Plasencia son términos sinónimos que casi al mismo tiempo suplantan al nombre original de Plasencia como Xerit (de Jerte), el nombre de su río que quiere decir en ibero moderno (euskera) txerta, pequeña cereza silvestre que da xinxa en lagartero, guinda en extremeño y en galaico guindeira. Esto contradice muchas versiones que circulan como oficiales sobre el significado de Xerit, Xerte, Xerete etc...y se acerca más a alguna hipótesis planteada en este foro. Quizás no podemos dar por bueno, sin más estudio, el significado y la procedencia del término que el autor señala, solo porque se aproxima a nuestra interpretación, pero es satisfactorio comprobar que estábamos bien orientados en lo de cuestionar la traducción al uso de río de aguas cristalinas o lugar angosto. La cuestión vasca sin embargo confieso que no me la había planteado. Nótese la calificación de ibero moderno que el autor le atribuye al euskera. Este año de 1187 Alfonso VIII firma: "...dono, ofrezco y concedo a Dios y a la iglesia de San Salvador de Ávila, y a vos, don Domingo, obispo de la dicha iglesia, y a vuestros sucesores, la tercera parte íntegra de todas las rentas reales en Plasencia: es decir, de los quintos y portazgos, de los homicidios y caloñas, de las monedas y transacciones, y de todo el marzazgo y vedinazgo de los judíos y de todas las otras cosas que se hallaren corresponder al derecho real o se puedan hallar, para tenerlas por juro de heredad y poseerlas para siempre...". Buena "aljama" había en Plasencia. Sobre la cuestión judía ya comenté que me estoy documentando para tratar de ofrecer una visión informada de la influencia de esta confesión religiosa en el Valle del Jerte, que debió ser. La documentación es escasa. Seguimos... En Plasencia Alfonso VIII concede el 3 de marzo de 1188: "...a vos, don Pedro, arcediano de Plasencia y arcipreste de Ávila, porque os hallé doquier y constantemente aficionado, solícito y fiel en mi servicio, una presa en Plasencia, en el río que se llama Serit, situada cerca de la puerta de Santa María, toda entera, con el molino y aceñas allí construidas y por construir, con las entradas y salidas y todos sus límites y pertenencias, para que la tengáis por juro de heredad y la disfrutéis incondicionalmente. También os doy el lugar de la antigua iglesia referida, que hallamos aún no arruinada en la primera fundación de Plasencia, cuyas paredes lindan con el caserío del arroyo Nieblas, con la heredad circundante, separada, en la forma luego dicha, de las otras heredades y lugares por la señal de los siguientes linderos, esto es: según se va del lugar de la iglesia a la torre situada por encima de dicha iglesias; Y desde la esquina de la torre que está más próxima a la iglesia, según se va en derecho a la parte alta, a un alcornoque; y desde el alcornoque, al camino; y desde lo alto del camino, según se va por el mismo camino en derecho desde el alcornoque y desde el alcornoque viene a la calleja por donde se baja al huerto del obispo; y desde esta calleja, según se va a la cabezola (cerro), incluida la cabezola dentro de los límites; y desde allí se viene junto a la calzada pública que va por la margen del arroyo que llaman de Nieblas y se viene en dirección a la referida torre antigua y se pasa desde la puerta inferior del río hasta la esquina de la torre dicha. Y también os concedo que, de la presa citada anteriormente con sus aceñas y molinos y pertenencias, y de la heredad referida, hagáis lo que quisiereis, dando, vendiendo, cambiando, empeñando o disponiendo cualquier otra cosa. Más si alguno pretendiese inflingir o alterar esta escritura, reciba de lleno la ira de Dios omnipotente y sufra las penas infernales con Judas, traidor del señor, y pague además al tesoro real mil áureos de multa y a vos indemnice duplicado el daño que os hiciere. Hecha la carta en Plasencia, era 1226, III idus martii. Yo el rey Alfonso..." El 8 de marzo de 1189 Alfonso VIII da privilegio fundacional a Plasencia y de cuyo documento vamos a rescatar su alfoz: "...En todas las partes que se hallan allende del Tiétar, posean los términos junto al Tajo, según se le cruza por el valle de Alarza que hay en el Tajo, yendo derecho a la Cabeza-Mayor de la Pedernalosa. Y de la Pedernalosa en dirección a Piedrahita. Y de Piedrahita en directo a Cabezas de Terrazas. Y de Cabezas de terrazas en directo hasta el río Tiétar. Y pasado el Tiétar hasta la garganta de Chiella. Y de la garganta de Chiella por el camino recto que llega hasta lo último del valle vellido. Y por el valle Vellido adelante según se va en directo a la Cabeza de don Pedrolo. Y de la Cabeza de don Pedrolo adelante según entra el camino en el río Tormes. Y el río Tormes adelante hasta el arroyo de la Mula, cuando entra en el Tormes. Y el arroyo de la Mula arriba según se dirige a lo alto del Falgoso. Y de Falgoso adelante según se va a la calzada de la Guinea. Y más allá del río Tajo, desde el supradicho valle de Alarza, según el camino sale del vado y por él se llega hasta el puerto del Ibor, exceptuando el castillo de Albalat con su término, que se halla según caen las aguas junto al castillo desde las tierras más allá del Tajo. Y desde el puerto del Ibor según se va derecho al río que llaman Almonte. Y el Almonte adelante hasta donde el Geblanco vierte en el Almonte. Y el Geblanco arriba según se va al Tamuja y en directo a Çafram de Montánchez y al campo de Lucena y a la sierra de San Pedro. Y siguiendo la línea de esta demarcación, todo lo que los placentinos puedan adquirir. Y dentro de los referidos linderos, os concedo Monfragüe por aldea, pero reservándome yo el castillo... Hecha esta carta en Plasencia, era de 1227, 8 de los idus de marzo, segundo año después que el serenísimo Alfonso, rey de Castilla y de Toledo, armó con el cíngulo de la milicia a Alfonso, rey de León, y el mismo Alfonso, rey de León, besó la mano al dicho Alfonso, rey de Castilla y de Toledo, y el mismo ya repetido Alfonso, ilustre rey de Castilla y de Toledo, armó nuevo caballero al hijo del emperador romano, de nombre Conrado, y le dio a su hija Berenguela por esposa..." Extenso término. Dejaremos la interpretación para más adelante con el fin de no hacer demasiado extenso el comentario y por si alguien, más experto, se anima a acometerla. Más... Poco después de que Alfonso VIII concediese al arcediano los molinos y Santa María pidió al papa Clemente II que convirtiera Plasencia en sede episcopal y lo hizo, documento que no se encuentra pero se refiere al hecho otra bula de confirmación que Honorio III les da en 1221: "Honorio obispo, siervo de los siervos de Dios, al venerable hermano obispo y a los queridos hijos en el cabildo placentino, salud y bendición apostólica. En estos hechos de feliz recordación del papa Clemente, nuestro antecesor, hallamos unas letras en la siguiente forma: Clemente obispo, siervo de los siervos de Dios, al muy querido hijo en Cristo, ilustre rey de Castilla, salud y bendición apostólica. ...De aquí el que, valorando en todos sus matices el regio deseo de ampliar los confines de la religión cristiana, ya manifestada en la ciudad placentina que en tierra sacada del poder de los hismaelitas hicisteis poblar con ayuda de la clemencia divina, constituimos con autoridad apostólica una cátedra episcopal. Mandamos que dicha iglesia catedral posea una diócesis de acuerdo con el mandamiento real y, como villas, según en el presente escrito se consigna, que son suyas, concedidas por su liberalidad, deben pertenecerla con derecho diocesano para siempre, esto es, Trujillo, Medellín, Monfragüe y Santa Cruz con todas sus pertenencias. ...Dada en Letrán, el décimo octavo día de las kalendas de diciembre, año quinto de nuestro pontificado" (14 de noviembre de 1221). El primer obispo de Plasencia fue don Bricio y con poca gracia debieron ver los abulenses que de un trozo de su territorio resurgiera semejante diócesis, a costa propia y principalmente de la vieja sede Emeritense pues engancha Trujillo, Medellín y hasta Lucerna y la sierra de San Pedro, aun más si pillaban. Don Bricio consta en 1190 como confirmante de una donación a la orden de San Juan que firma Afonso VIII en Burgos. Algo de mafia debió haber y tal vez tenga razón quien dice que si al arcediano don Pedro Tajabor le dieron la heredad aquella de los molinos y Santa María sería a cambio de permitir que Ávila perdiera este trozo de su alfoz episcopal; por cierto que la famosa heredad pasó a la muerte de Pedro para su hermano Juan Tajabor, confirmado el paso de la heredad en la que ocurren algunos cambios como veremos en el documento: "..., sepan, así, los presentes como los venideros, que yo, Alfonso, por la gracia de Dios rey de Castilla y de Toledo, deseando respetar en lo sucesivo lo que establezco, juntamente con mi esposa la reina Leonor y mi hijo Fernando, te doy y concedo a ti, Juan Tajaborch, y a tu esposa doña María, y a tus hijos María, Ioto y doña Oria y a toda tu descendencia, aquella heredad, que en otro tiempo había otorgado a tu hermano el arcediano, más allá del río y del lado acá del río, desde la roca que está bajo el pie del puente hasta el lugar donde el arroyo Nieblas se junta con las aguas del río mayor. Sin embargo, se excluye de esta donación la parte de los molinos que puedan construirse, la cual, Juan Tajaborch, aplicaste humanitariamente en remisión del alma de tu hermano. Y que hayas, tengas y poseas en sosiego la dicha heredad con todas sus aceñas y pertenencias, tu y tu progenie después de ti... Hecha la carta en Toledo, XIII kalendas de marzo, era MCCXXXI" (1193). Este año muere el obispo de Ávila don Domingo. La heredad que rodeaba Santa María tampoco la tiene porque se ha convertido en catedral y donde se edificará todo el aparato diocesano cuando llegue la ocasión y se despejen los aires almohades. En el documento de deslinde placentino es curioso el final de sus límites indefinidos, llega hasta la Çafram de Montánchez, se incorpora Lucerna que debe ser Alcuescar y la Sierra de San Pedro por donde les dice que lo que pillen para ellos; respeta Montánchez que debe estar en manos de Santiago pero se pasa por la barba los terrenos de su primo Alfonso IX. Por otro lado y en el mismo documento le quita la aldea de Monfragüe ¿a quien? Debe ser a Pedro Fernández de Castro, para dársela a los placentinos reservándose el castillo que tienen los freires de Monfrag. No es de extrañar la rivalidad secular que se profesaron las diócesis de Ávila y Plasencia. En 1196 Alfonso VIII hizo paces con sus colegas de Aragón y Navarra para ir contra los almohades, juntó mucha gente en especial de Extremadura. El almohade Miramamolín había desembarcado en Andalucía con una estupenda escuadra, gran ejército y casi sorpresivamente se puso ante las líneas castellanas de Alfonso VIII sin darle tiempo a que llegaran los refuerzos de Aragón y Navarra. Cuando empezó la batalla se le rebelaron trescientos hidalgos con Diego López de Haro porque el rey había dicho que tanto quería un villano de Extremadura que no un hidalgo de Castilla, estos salieron del campo de batalla y se fueron a contemplarla en lo alto de un monte. El 18 de Julio de 1195 son derrotadas en Alarcos las fuerzas cristianas con Alfonso VIII al frente de sus leales, muriendo en la lid el cuarto maestre de Calatrava y el arzobispo de Toledo don Gutierre Girón, solo pudieron conservar Cuenca y Toledo. Después los moros ganaron Yévenes teniendo grandes encuentros en el camino con los cristianos, quedó destrozado el reino de Toledo. En 1196 se preparan los moros para recuperar la Extremadura cristiana, el 15 de Junio las jarqas de Sevilla cruzaban el Guadiana por Medellín, tomaban Montánchez, Santa Cruz y Trujillo; en un ataque sorpresa llegaron hasta Plasencia donde razziaron e hicieron prisionero al Obispo y a un montón de notables que fueron deportados a Sale de Albañiles para la construcción de la gran mezquita. Alfonso IX es reprochado por la Cristiandad ante su ausencia en Alarcos y como se endurece su disputa con castellanos y portugueses se alía con los almohades para lo cual envía a parlamentar a Pedro Fernández de Castro (el dives homo in tota Ispania) que se trae dinero y un cuerpo de caballeros armados. El Papa Celestino III le excomulga. Y aquí termina la crónica, que resuelve alguna incógnita y abre otras muchas. Parece ponerse de manifiesto una necesaria revisión del significado de los topónimos comúnmente aceptado, como creo que proponemos todos desde el inicio de este debate. También he encontrado, en la misma página, una referencia interesante a la ocupación visigoda del Valle, paso a transcribirlo: En el 666 se celebra concilio en Mérida. El 1 de Septiembre del 642 Recesvinto muere tranquilamente en su finca de Gerticos, valle del Jerte, sobre la calzada que unía Toledo con Salamanca. Habrá que suponer la finca cerca de Plasencia. Aun así el comentario parece que indica una población visigoda muy estable controlando el valle. No me resisto, al terminar, a incluir algunas curiosidades y coplillas de la tierra, extraídas del: Diccionario Geográfico Popular de Extremadura, colección de refranes, cantares, romances y apodos de las provincias de Cáceres y Badajoz (297 pueblos); Antonio Rodríguez-Moñino (Calzadilla de los Barros, 1.919 - Madrid, 1.970) http://www.paseovirtual.net/diccionariopopular/ “Jarotes: Así llaman a los hijos de Extremadura los pastores castellano-leoneses que pasaban a Extremadura con ganado trashumante, quizá derivando la palabra jaro, puerco que tira a cárdeno parecido al jabalí en la dureza de las cerdas, por la gran industria que de ellos hay en nuestra región.” Podría ser, aunque yo me inclino más por pensar en que la procedencia del apodo podría venir impuesta por la costumbre de alumbrarse o calentarse quemando jaras (; una especie de “ahumaos”, como llamaban a los que se alumbraban con teas de Pino en algunos pueblos. De hecho, hay una coplilla extremeña que se refiere a la invasión francesa a la que tan firmemente se opusieron en esta tierras en la que se nombra dicho arbusto: El señor Napoleón no sabe lo que son jaras por eso de Extremadura se las llevaron jincadas. En cuanto a lo áspero de algunas zonas del Valle que ya hemos comentado: Puerto de Honduras, quien no te pase no sabe de mala ventura. (Este puerto se halla en la Sierra de Béjar y es muy dura y áspera su subida) ¿Qué cosa es penitencia? montar en burro e ir a Plasencia (según dicen los de Serradilla, por el mal camino y las sierras que tenían que atravesar) Y estas para los mozos y mozas extremeños que participan en este foro. ·A Plasencia me he de ir · aunque me arrisca de frío, · pa ve a las plasencianas · subir y bajar al río Tú no quieras pa casarte un novio con muchas perras más te vale un extremeño que sepa coger cerezas. Si queréis completar la idea que ofrece el mapa de la morfología del valle, consultar esta página. http://www.valledeljerte.info/informaciongeneral/turismoactivo/01d64f94b612b0714/index.html

  16. #16 Brandan 22 de ene. 2006

    Lo ví. Da un vistazo a la realidad del Valle del Jerte y de una buena parte de Cáceres. Me gustó. A Luis Pastor siempre le he tenido por un tío majo, aunque se me hizo un poco pesado con tanta canción. Se asoma un poco al problema actual del valle, el relativo fracaso de las cooperativas que no logran imponer un precio justo a los mayoristas de cereza, algunos internacionales. La historia de siempre. Eso, después de haberles convencido para que dedicaran el terreno a un monocultivo, con los riesgos y el deterioro ambiental que ello supone. Lo mismo, en su contexto, pasa en Las Hurdes con el asunto de los Pinares. A pesar de todo, el desarrollo conseguido gracias al cultivo de la cereza, que a su vez atrae turismo, aunque sea de temporada, es innegable. Montxo es un monstruo. El Jueves me acerqué a Tornavacas a echar una foto del valle con ambiente neblinoso, se las mandaré a Jugimo por si quiere colgarlas en el poblamiento y así lo vamos actualizando. Un saludo Eyna.

  17. Hay 16 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.