Al utilizar Celtiberia.net, asumes, por tu honor, no hacer uso de las informaciones aquí publicadas para destruir, expoliar ni realizar actividades ilegales relacionadas con el patrimonio, en ninguno de los lugares aquí detallados.

CANTABRIA Castro Urdiales
Clasificación: Castro
Información mantenida por: Alfonsohispania
Mostrada 7.397 veces.


Ir a los comentarios

Castro de Cotolino

El castro de Cotolino se halla en la cumbre del monte así llamado, a la sazón erguido sobre las olas del mar Cantábrico a un lado y sobre las casas del barrio de Brazomar al otro, allá en el extremo oriental de la hermosa villa cántabra de Castro Urdiales. De escasa altura y no excesiva pendiente en sus laderas amen de no muy extenso tampoco en su coronamiento, el monte en cuestión no debió albergar nunca un asentamiento grande sino antes bien alguna suerte de habitat menor, relacionado con las actividades pesqueras dada su proximidad a la costa así como probablemente dependiente de otros mayores y cercanos como el de la Peña de Santullán o el del Alto de San Andrés –ambos sitos en el término municipal de Castro Urdiales--. De hecho los breves restos de murallas conservados parecen apuntar, con su moderado grosor y apariencia, a esta hipótesis. Totalmente cubierto hoy en día por la exuberante vegetación que define las comarcas más septentrionales de España, resulta un poco complicado para el visitante acostumbrado a paisajes más de secano distinguir los restos de la muralla que un día lo protegiera. No obstante, apenas será necesaria un poco de paciencia y de atención para empezar a vislumbrar la traza de la perdida defensa, allá en el frente meridional del monte Cotolino, muy cerca de su borde, y que prolongándose hacia el Este a lo largo de algunas decenas de metros conduce hasta un lugar inundado de verdor donde sin embargo el tiempo ha permitido la preservación de un fragmento de lienzo en relativo buen estado. Se trata de un muro de aproximadamente un metro veinte de espesor, verificado en seco con mampostería autóctona sin desbastar. Aunque seguro que los hay, no se aprecian demasiadas evidencias de derrumbes, sin duda por estar cubiertos de tierra y vegetación. Merece la pena destacar que el paramento sólo puede distinguirse en un punto concreto –posiblemente uno de los lugares donde se excavó en el pasado--, mostrando un alzado de sesenta centímetros más o menos. Dado el hecho de que sólo puede verse el intradós de la muralla, no es dable asegurar gran cosa sobre el extradós, si bien parece lógico asignarle unas características similares. Por su parte, el resto del lienzo aparece casi por completo soterrado, sobresaliendo a duras penas de la superficie del monte. Sin duda poco es lo que una visita puede aportar sobre la historia de este asentamiento y poco es también lo que dice la bibliografía. Conocido de antiguo por los habitantes de Castro Urdiales, se practicaron en él algunas excavaciones arrojando hallazgos tales como objetos de sílex y de hierro, una fusayola, cerámica –de datación por mí desconocida-- y algunos elementos de molino. Dudosa su cronología según la cronología estudiada por mí, parece no obstante una hipótesis al menos verosímil la de asignarle un periodo de vigor inmediatamente anterior a la conquista romana –que el castro perduró hasta la Edad del Hierro lo sabemos por el hallazgo de los citados objetos de hierro--. Ocurrida ésta con la subsiguiente obligación impuesta por el vencedor según la cual los cántabros habitantes de los montes habían de bajar a establecerse en el llano, los castros existentes en lo que hoy día es el término municipal de Castro Urdiales debieron quedar desiertos y sus antiguos moradores diseminados por las tierras llanas que se extienden cara al mar. En esa situación, no habría de pasar mucho tiempo hasta que allá por el año 70 d.C. fuera fundada la colonia de Flaviobriga, a la sazón poblada inicialmente –se supone—por soldados veteranos de las fronteras del Rhin y que nuevamente no habría de tardar en ser elevada, oficial u oficiosamente, al rango de cabeza de las anteriores comunidades indígenas dispersas por los alrededores. Sería a partir de ese momento cuando, asoladas sus murallas, cada vez más caidas las endebles casas que protegieran, los castros de la zona –donde incluimos este de Cotolino—se irían arruinando definitivamente, abandonado de esta manera la historia a poco de entrar en ella para sumergirse en las brumas del olvido donde han permanecido casi dos mil largos años hasta hoy.

Cómo llegar y horarios

Está en la cumbre del monte Cotolino, al Este de Castrourdiales, junto al mismo casco urbano. El acceso es libre y a cualquier hora.


Este poblamiento no tiene definida su coordenada GPS. Puedes usar este buscador para localizar la población más cercana (localidad,spain). Si es un yacimiento sensible o no estudiado, no lo geolocalizes con precisión (marca el pueblo o ciudad).
Haz clic en el punto del mapa donde quieras georeferenciar el poblamiento
  Buscar

Identifícate y podrás marcar la ubicación del poblamiento.


Volver arriba

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Euskera 28 de ene. 2004

    Castro COTOLINO: de Kota>goiti "alto"+olain "habitación, choza cumbrera". que, a su vez, se analiza goi "arriba"+ate "puerto, paso" +ola "habitación" -en/-ano "cumbrero". Significado "habitación cumbrera de arriba"

  2. #2 Cayo Julio 07 de sep. 2005

    Está bastante descuidado el castro, pero temo por él puesto que podían acabar construyendo viviendas en esa zona. Es más para alguien poco acostumbrado a ver ruinas, puede pasar desapercibido.

  3. Hay 2 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.