Fecha: 13 de ene. 2006
Sección: Yacimientos Romanos
Información publicada por: A.M.Canto
Mostrado 4.414 veces.


Corduba 1 Estrategias de ocupación 200-178 aC

Para entender la estrategia principal de Roma nada más terminar la Segunda Guerra Púnica en Hispania (que a mis ojos justifica el que no se pudiera esperar 40 o 50 años después de la conquista para fundar la Corduba romana) he añadido, sobre un mapa de la Bética (aunque en esta época era parte de la Hispania Ulterior, pero sirve para entender la propuesta), tres estrellas rojas, que señalan las que para mí serían las primeras fundaciones romanas sucesivas sobre el valle del Guadalquivir: Itálica, la más antigua, junto a Hispalis (206-205 a.C.), Corduba, en el valle medio, hacia 200 a.C. (puesta habitualmente en 169-168 o 152-151 a.C.), e Iliturgi (Maquiz, Mengíbar, J.), fundada por Ti. Sempronio Graco en 178 a.C. Como puede verse, cubren el valle alto del Baetis, el medio y el bajo, y a distancias semejantes. Como he propuesto en otros lugares, y también en el presente artículo, estas tres fundaciones muy antiguas (y otras que no sepamos) tendrían varias misiones, entre las cuales me parece la fundamental el control y salidas fluviales de la inmediata explotación minero-metalúrgica del territorio recién conquistado, indispensable para continuar la guerra contra Cartago, en las zonas que he añadido también al mapa, con flechas azules. En su día, al comentar las circunstancias de la fundación de Itálica (A.M. Canto, «Die vetus urbs von Italica: Probleme ihrer Gründung und ihrer Anlage’, MM 26, 1985, 137 ss. y ahora «La vetus urbs de Itálica, quince años después. La planta hipodámica de D. Demetrio de los Ríos, con otras novedades», Cuadernos de Prehistoria y Arqueología de la U.A.M. 25.2, 1999, 145-191) junto al Guadalquivir, ya sugerí que no era un simple «lazareto», ni un lugar fuerte apto para defenderse de las agresiones lusitanas, como se venía diciendo, sino que la ubicación de la ciudad debía verse en función de su estratégica relación con respecto a las regiones mineras de plata y cobre del área sevillana y onubense, especialmente Tejada-Aznalcóllar-Riotinto, cuyos productos podían además ser embarcados desde allí, al menos mientras Hispalis no estuviera bien controlada. Itálica se situaba junto, pero también «frente» a Hispalis, como Córdoba con respecto al núcleo turdetano de la Colina de los Quemados, y como Iliturgi frente a Castulo. De este modo, puede visualizarse lo raro que hubiera sido que Roma mantuviera vacía tan estratégica plaza durante medio siglo, sin crear un establecimiento fuerte en el valle medio del Baetis hasta 151 a.C. (la fecha que más partidarios tiene). La Corduba romana, pues, era necesaria cuanto antes, entre otras funciones (agrícola, administrativa, de invernaje de tropas) para preparar la conquista y explotación de la plata y plomo de los túrdulos, así como el mercurio, también túrdulo, de Sisapo (indispensable para el tratamiento del oro), y el hierro de la Beturia de los célticos (esto quizá también desde Itálica), regiones todas que, en efecto, se conquistarán inmediatamente después y antes de 185 a.C. (El mapa de base, muy nítido, ha perdido algo al reducirlo tanto, pero creo que permite transmitir visualmente lo dicho.)

© Mapa base: http://www.gottwein.de/latine/map/hi01_sw.jpg

Artículos relacionados


Poblamientos relacionados

    No hay poblamientos relacionados.


Imágenes relacionadas (Beta)

Volver arriba