Fecha: 06 de dic. 2005
Sección: Yacimientos Romanos
Información publicada por: A.M.Canto
Mostrado 2.949 veces.


Piedra Escrita 16 - Cipos romanos con garra de oso

Ésta parece ser una prueba válida de que es posible "ver" la garra de un oso en la zona trasera del monolito: Como digo en el artículo (parte II.7), se trata del testimonio de Latinus v.p. Togatus uno de los agrimensores antiguos reunidos en el corpus de K. Lachmann (Gromatici veteres, Berlín 1848, p. 309). En el texto se están describiendo distintas formas de señalar en el campo terminationes (es decir, divisiones o límites), y entre ellas se cita ésta: Terminus sive petra naturalis, si branca ursi habuerit, lucum significat, y por tanto: "Si en un cipo divisorio o en una piedra natural se representara una garra de oso, significa (el comienzo de) un bosque", remitiendo a su fig. 250, que es la presente. Un afortunado paralelo para el caso de Cenicientos, puesto que, en efecto, no sólo el oso, y exactamente su garra, podía perfectamente utilizarse para señalización sobre una roca natural, sino que además estaría especialmente indicada aquí para marcar un lucus Dianae, un bosque consagrado a Diana, patrona y protectora de los bosques, uno de cuyos animales simbólicos, como más arriba decía, y veíamos en el exvoto de Berna, es el oso (tanto “Berna” como “Berlín” proceden del mismo radical: “oso”).

© K. Lachmann, op.cit., en CuPAUAM cit. fig. 5

Artículos relacionados


Poblamientos relacionados

    No hay poblamientos relacionados.


Imágenes relacionadas (Beta)

Volver arriba