Realizada por: Nolfinë
Al Druida: A todos los Druidas
Formulada el lunes, 04 de septiembre de 2006
Número de respuestas: 13
Categoría: Temas Divinos, Mitológicos y Espirituales

el jinete sin cabeza


Quisiera saber más sobre el Dullahan, el jinete sin cabeza irlandés, tanto en el aspecto folklórico como sus orígenes en la mitología celta. Gracias.

Respuestas

    Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
    Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.

  1. #1 Uladh jueves, 14 de septiembre de 2006 a las 00:47

    El Dullahan, tambien llamado Durahan o Gan Ceann,criatura del folklore irlandes del pueblo de las hadas. A pesar de estar decapitado llevaba una especie de cabeza de monigote en una mano. Un rostro con una sonriente boca de oreja a oreja, ojos pequeños y redondos, y la piel mohosa y fluorescente. Montaba un negro corcel que despedia fuego por los ollares y chispas de los cascos. Perseguia a los que se aventuraban de noche en los bosques. Poseia una vista sobrenatural y portaba una columna vertebral humana a modo de latigo. Cortaba las cabezas de los desgraciados que desoian las advertencias de los lugareños y en su lugar dejaba una calabaza con una cara recortada en la piel al modo de las de Hallowen. Inspiro a Washington Irving en su cuento "La leyenda de Sleepy Hollow", donde un extravagante profesor , Ichabod Crane, de paso por el pueblo neoyorquino de Sleepy Hollow, se interesa por la joven Kate Van Tassel. El otro interesado en ella es Brom Bones que para alejarle le cuenta la historia del jinete descabezado. Ichabod se rie de la leyenda y esa noche es perseguido por un jinete que resulta ser el propio Brom que le gasta una broma. En su huida por el bosque se encuentra al verdadero Dullahan y desparece sin dejar mas que su chaqueta ensangrentada y una calabaza sonriente. El mito debe estar inspirado en la sangrienta tradicion celtica de cosechar cabezas de enmigos. Los primitivos irlandeses creian que la vida residia en el interior de la cabeza. El valor, la fuerza, la inteligencia, el alam residia en el interior del craneo humano. De ahi que fuese un trofeo preciado. La cabeza de Cuchulainn continuo dando consejos despues de muerto y cortada.


  2. #Gracias Nolfinë AGRADECIMIENTO

    Muchas gracias por tu respuesta. Me ha sorprendido mucho el que usase una columna vertebral como látigo...

  3. #2 Uladh jueves, 14 de septiembre de 2006 a las 00:50

    Fe de erratas: enemigos por enmigos y alma por alam


  4. #3 Kullervo jueves, 14 de septiembre de 2006 a las 10:52

    Me ha parecido muy interesante tu descripción del Dullahan. Sin embargo, aprecio una leve incoherencia que espero que me aclares. La calabaza es originaria de América y, si bien apareció en Europa a mediados del siglo XVI, su llegada fue casi siglos posterior a leyendas y convicciones como la de Cuchulainn. Esto me hace pensar que, o bien la calabaza sustituyó a otra hortaliza similar, o bien se añadió este detalle a una historia más antigua. ¿Cual sería tu opinión al respecto?


  5. #4 Kullervo jueves, 14 de septiembre de 2006 a las 12:38

    Por cierto, otra leyenda de jinetes sin cabeza, esta vez situada en la Baja California. http://omega.ilce.edu.mx:3000/sites/litinf/rumorosa/html/rumorosa.htm Desplegar el menú y elegir el capítulo del jinete sin cabeza.


  6. #5 Llug jueves, 14 de septiembre de 2006 a las 12:51

    Al respecto de las calabazas de halloween, no sé si sabéis que en Asturias (supongo que en el resto del norte de España también) existía la misma costumbre que tienen los gringos de colocarlas con velas dentro (y los ojos y boca cortados) en sitios visibles del camino. La gente que me lo contó tiene unos 50-60 años, por lo que queda descartada la influencia de la televisión.


  7. #6 Llug jueves, 14 de septiembre de 2006 a las 12:54

    Se me olvidó comentar que la costumbre esta era el 1 de noviembre, día de difuntos.


  8. #7 Kullervo jueves, 14 de septiembre de 2006 a las 14:03

    Estoooooooo, en mi pueblo, algunas tardes de verano los niños vaciábamos un melón, le hacíamos los ojos, la nariz y la boca y, finalmente, le metíamos una vela. A continuación, la paseábamos por las calles, en una especie de procesión de difuntos. Ahora los niños ya no lo hacen y esa tradición se puede dar por perdida. Pero seguimos en las mismas... La calabaza y el melón, nos los trajo Colón (Vaya ripio, jejeje).


  9. #8 protion9 jueves, 14 de septiembre de 2006 a las 14:08

    En algún lugar perdido de la celtiberia.net se trato del tema de Halloween y se dijo, creo recordar, que en vez de calabazas antes se utilizaban nabos....


  10. #9 Kullervo jueves, 14 de septiembre de 2006 a las 14:25

    Viva esa memoria, protion9. La página en cuestión es... http://www.celtiberia.net/verrespuesta.asp?idp=1239 No conocía el hilo ya que aún no había nacido para Celtiberia.


  11. #10 Medueno jueves, 14 de septiembre de 2006 a las 14:39

    Parece ser que la tradición de las calabazas de Halloween fue llevada a Estados Unidos por la gran oleada de inmigrantes irlandeses (1840), basada en la leyenda de Jack O’Lantern (= linterna). Según esta leyenda, Jack engañó al diablo para que se subiese a un árbol, luego trazó una cruz en el tronco para que aquel no pudiese bajar y entonces lo chantajeó: el diablo tuvo que prometerle que no volvería a tentarlo (de aquí la tradición del famoso Trick or Treat, “truco o trato”). Al morir no fue aceptado en el cielo por ser un tipejo despreciable, borracho y pendenciero; al dirigirse entonces al infierno, el diablo le recordó el trato que habían hecho. No lo acepto en el infierno pero, a cambio, le dio una lámpara para que lo guiase en su vagar nocturno por la tierra, por donde sigue el pobre pululando cual Fiz de Cotobelo. En la fiesta irlandesa la planta original era, efectivamente, el nabo, sólo transformada en calabaza más tarde en EEUU. Aquí, en muchas partes de la Península se documenta el mismo cuento de Jack, con variantes, además de la “fiesta de las calabazas”, antiguamente también elaboradas con nabos. El único estudio que conozco sobre esta tradición, es un libro en galego de Rafael López Loureiro: Samaín: a festa das caliveras, donde, además de contar sus recuerdos de infancia, también recoge referencias a otros lugares de la península. Saúdos


  12. #11 Medueno jueves, 14 de septiembre de 2006 a las 14:39

    Ups. A ver si no me repito!


  13. #12 Uladh viernes, 15 de septiembre de 2006 a las 01:14

    bueno imagino que usar calabazas melones o sandias es una manera de cambiar craneos descarnados por hortalizas. supongo que en un principio se usarian eso, craneos sonrientes...:)


  14. #13 Rosa-e viernes, 15 de septiembre de 2006 a las 01:53

    Respecto a eso, Uladh, recuerdo vagamente una referencia de la fantasiosa Caitlín Matthews (La tradición celta) a la práctica pagana entre los celtas de utilizar cráneos con velas encendidas sobre las murallas de las fortificaciones, supuestamente con fines apotropaicos. Lo que mejor recuerdo de esa mención es que no se aportaba absolutamente ninguna referencia a cualquier fuente, así que ignoro de donde sacaría esa idea. Yo no tengo ninguna noticia en ese sentido, me pregunto si la habrá ¿Sabes algo al respecto? Saúdos


  15. Hay 13 comentarios.
    1


Si te registras como Druida (y te identificas), podrás añadir tu respuesta a este Archivo de Conocimientos

Volver arriba

No uses esta información en otros sitios web ni publicaciones, sin el permiso del autor y de Celtiberia.net