Realizada por: Cierzo
Al Druida: A todos los Druidas
Formulada el miércoles, 24 de mayo de 2006
Número de respuestas: 139
Categoría: Edad Media

A la hoguera!


Mitos y realidades de la Inquisición. Me gustaría entablar un debate sobre el origen de la Inquisición y otras formas de intolerancias religiosas en Europa. Sus origenes, si existen precendentes en épocas más antiguas, verdaderos motivos, verdadero alcance. E incluso si quereis exposición de hechos concretos de intolerancia religiosa como la muerte de Servet y Juana d'Arc, la condena a Galileo, la persecución a lo que denominaban "brujería". Coom veis un tema amplio.

Respuestas

    Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
    Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.

  1. #1 Ego miércoles, 24 de mayo de 2006 a las 18:22

    Lo triste es que no hay que irse al siglo XVI para encontrar víctimas. Salud.


  2. #2 Diego M. U. miércoles, 24 de mayo de 2006 a las 18:25

    La "inquisición" cristiana comienza con Constantino prácticamente. A partir de ahí se persigue lo pagano, la mal llamada "brujería" y todo conato de politeísmo, incluso ateísmo aunque este sin tanta violencia ni ganas.


  3. #3 Cierzo miércoles, 24 de mayo de 2006 a las 19:14

    Bueno tengo más preguntas... La Inquisición que pusieron Isabel y Fernando fue una de las primeras instituciones que podía operar en cualquiera de los reinos? Tiene que ver con una intención centralizadora y estatalizadora del poder? En la Corona de Aragón existía una "inquisición" anterior a la impuesta por los RR.CC. lo que provocó resistencias a la imposición de la nueva. "La resistencia a la instalación del Santo Oficio fue enorme en toda la Corona de Aragón y tomó diversas formas desde la explosión violenta (asesinato de Pedro de Arbúes en Aragón en septiembre de 1485 y posible envenenamiento de Gaspar Juglar en Lleida) y embajadas de protesta al rey Católico —como la de Ruis de Eliori, enviado de Valencia o Joan de Marimén, enviado por Barcelona— pasando por revueltas como la de Teruel."


  4. #4 Cierzo miércoles, 24 de mayo de 2006 a las 19:19

    Y lo que descubre uno... "Las cifras de procesados en los tribunales aragoneses de 1560 a 1630 ascendían a más de 16.000 procesados con más de 2.500 personas enviadas a galeras y cerca de 500 muertos, el doble de muertos que en Castilla en el mismo periodo. Sobre todo será el reino de Aragón el que se lleve la palma de la agresividad represiva. Teniendo sólo el 4% de la población peninsular en 1600 generaría la quinta parte del total de procesados por el Santo Oficio. Esta dureza represiva, según Monter, se proyecta sobre lo que él llama delitos “aragoneses’~: los moriscos, los protestantes, la sodomía y la brujería." Cuanta política detrás de tan piadosa obra...


  5. #5 Cierzo miércoles, 24 de mayo de 2006 a las 19:20

    Pero principalmente, ¿encontramos referentes en la Antigüedad a la Inquisición medieval-moderna?


  6. #6 ZELTIKO miércoles, 24 de mayo de 2006 a las 19:51

    a Cierzo. Solo una palabra "Prisciliano" Saludos.


  7. #7 flavio miércoles, 24 de mayo de 2006 a las 20:03

    Sócrates, condenado a muerte por "Impiedad" en el 399 a.C.


  8. #8 Reuveannabaraecus miércoles, 24 de mayo de 2006 a las 20:20

    Pero principalmente, ¿encontramos referentes en la Antigüedad a la Inquisición medieval-moderna? Me estoy acordando, Cierzo, cómo no, de esas masivas ejecuciones de cristianos en los anfiteatros romanos llevadas a cabo por emperadores como Nerón, Domiciano o Diocleciano (entre otros); grandes felinos premeditadamente hambrientos (se les dejaba sin comer previamente durante un tiempo) daban cuenta de ellos en pocos minutos... También usaron los dirigentes romanos la hoguera, la crucifixión y otros refinamientos... No mucho tiempo después, los perseguidos se convertirían en perseguidores. ¿La diferencia entre el antes y el después? El momento en que el Cristianismo fue abrazado como religión oficial del Imperio, pasando su clase sacerdotal a formar parte de la minoría gobernante. Y es que el poder siempre ha perseguido hasta la muerte aquello que podía causarle inestabilidad...


  9. #9 silmarillion miércoles, 24 de mayo de 2006 a las 20:58

    Corrijo. Una cosa es la intolerancia religiosa y la otra la inquisición organizada como tal. La inquisición, como herramienta de la iglesia se origina, y fundamentalmente se organiza durante la cruzada albigense. Luego de eso, a Dios rogando y con el mazo dando...


  10. #10 Reuveannabaraecus miércoles, 24 de mayo de 2006 a las 21:30

    Recorrijo. Mucho antes de que se organizara la Inquisición como tal durante la cruzada albigense, ya habían sido perseguidos hasta la muerte muchos de los promotores y seguidores de sectas consideradas heréticas: sólo aquí, se ha mencionado ya a Prisciliano... Un saludo, Silma, nos vemos en lo de las flores...


  11. #11 ANAFKH miércoles, 24 de mayo de 2006 a las 22:35

    Encontrar una institución vinculada al poder que ejerciera una represión similar a la Inquisición será dificil, de todas formas Augusto y su circulo ejercieron una influencia en la moral y las costumbres que de alguna manera se adelanta al cristianismo. "hizo reunir y quemar mas de dos mil volúmenes de predicciones griegas y latinas que estaban repartidos entre al público y tenían sólo una dudosa autenticidad. Conservó sólo los libros sibilinos, haciendo de ellos un espurgo" "Prohibió que se corriese en las fiestas Lupercales antes de la edad de la pubertad, prohibiendo también a los jóvenes de uno y otro sexo que asistiesen durante los juegos seculares a los espectáculos nocturnos si no los acompañaba algún pariente de más edad que ellos" Lo primero suena inquisitorial lo segundo a tiempos no tan lejanos Además añadir que Ovidio tuvo que tomar camino para el Ponto por las presiones de Augusto, probablemente por Ars Amandi o Ars amatoria


  12. #12 MARCOVITO miércoles, 24 de mayo de 2006 a las 23:08

    Pues mira Cierzo, para intolerancia religiosa la que se produjo en Al-Andalus, con respecto a los cristianos que llegó a su culmen en época de Almanzor.


  13. #13 MARCOVITO miércoles, 24 de mayo de 2006 a las 23:16

    Se me ha cortado perdón.Luego llegaron los cristianos y se vengaron bien, por ejemplo recuerdo la anecdota por la que Almanzor en su incursión por Santiago de Compostela, descolgó las campanas del templo del Apostol e hizo que los cristianos apresados las llevaran a hombros hasta la Mezquita de Córdoba, donde les dio la vuelta, las llenó de aceite y las usaba como lámparas. Sin embargo cuando llegó Fernando III, hizo tres cuartos de lo mismo, o sea ,con los prisioneros musulmanes hizo que se devolvieran las campanas a Santiago, igualmente a hombros. Vamos que la Inquisición fue una institución repugnante, pero que en parte nació como reacción a las tropelías que se habían producido con anterioridad, lo que en absoluto las justifica.


  14. #14 Cierzo jueves, 25 de mayo de 2006 a las 09:01

    Marcovito, la Inquisición nace en 1233 en el Languedoc donde la autoridad de los obispos era cuestionadas, por motivo de que los cátaros estaban arraigados. En 1235 se funda en Aragón por Raimundo de Peñafort. No creo pues que tu frase que "en parte nació como reacción a las tropelías que se habían producido con anterioridad" se sostenga mucho. Yo creo más bien que se debe más bien al control por la fuerza del alma y el cuerpo de los mortales.


  15. #15 Cierzo jueves, 25 de mayo de 2006 a las 09:26

    De todas maneras entiendo perfectamente lo que Silm dice... una cosa es que existan casos de condenas como la de Prisciliano y otra que haya una justicia paralela a la civil , una organización que vigile que nadie (cristianos o no) piense diferente a la verdad oficial (que les hace disfrutar del poder terrenal). Creo además que el mito de la persecución romana a los cristianos tiene mucho de mito. No que no sea real, si no que esta muy distorsionado. Salud


  16. #16 Ego jueves, 25 de mayo de 2006 a las 09:54

    "una cosa es que existan casos de condenas como la de Prisciliano y otra que haya una justicia paralela a la civil , una organización que vigile que nadie (cristianos o no) piense diferente a la verdad oficial (que les hace disfrutar del poder terrenal). Como la vida misma. "Creo además que el mito de la persecución romana a los cristianos tiene mucho de mito. No que no sea real, si no que esta muy distorsionado. Esto proceder es básico en todas las religiones, ya sea para justificar santos o la creación de estado... el famoso dicho de "Si no lloras, no mamas" y si no tienes razones para quejarte, te las inventas. (a parte del hecho natural de que la masa se apiada del probrecito, antes, ahora y siempre). Salud.


  17. #17 terradejosep jueves, 25 de mayo de 2006 a las 10:54

    ego tienes toda la razón con lo que dices, la religión siempre se mitifica ella misma, si más no, lo haze más dramático para influir. según mi opinión, los romanos eran tolerantes de la cultura de los pueblos que conquistavan por eso el dramatismo de las persequciones contra los cristianos no parece lo que dicen. saludos celtiberia¡


  18. #18 Cierzo jueves, 25 de mayo de 2006 a las 11:36

    Como ellos mismos dijeron... "La sangre de los mártires es la semilla de la iglesia" (Tertuliano) Por cierto, ¿existen martires de la época de dominio musulman?


  19. #19 exegesisdelclavo jueves, 25 de mayo de 2006 a las 11:41

    Me avergüenza que la humanidad, siga obstaculizada, o engañada, o debatiendo estas cosas. O tolerando que existan en el sentido en el que existen.


  20. #20 verracus jueves, 25 de mayo de 2006 a las 11:56

    http://www.abc.es/20060525/sociedad-religion/junta-andalucia-ordena-retirar_200605250252.html Lo que es una pena es que todavía estas cosas sean noticia, y que encima levanten ampollas entre los sectores de siempre (es un colegio público). Un saludo.


  21. #21 Medraina jueves, 25 de mayo de 2006 a las 12:15

    Josep, discrepo con lo de que los romanos fueron tolerantes con las culturas que conquistaban. En todo caso lo que hacían era asimilar lo que más les interesaba de ellas y las hacían propias, y además que yo sepa las "unicas" que "respetaron" fueron la cultura/religión griega y la egipcia, el resto fué romanizado por el artículo 33 y el que no se romanizaba era un bárbaro (hoy se dice paleto). Es verdad que nunca fueron integristas en su propia religión, lo cual es lógico, puesto que roma nunca tuvo una verdadera religión oficial, la "religión oficial" era la que en cada momento imponía el estado, pero los romanos siempre mantuvieron sus Lares Familiares y esto fué respetado, claro hasta que el cristianismo se hizo oficial. Con lo cual el facil de deducir que no es que se tratara de tolerancia religiosa, es que cada uno creia en sus propios dioses. Salud,


  22. #22 Cadwaladr jueves, 25 de mayo de 2006 a las 12:20

    Cierzo: pues ahí van dos: los santos mártires de Teruel; Joan de Peruxa y Pero de Saxoferrato martirizados en Valencia el 29 de agosto de 1228. http://www.franciscanos.org/santoral/juanperusa.htm


  23. #23 Cossus jueves, 25 de mayo de 2006 a las 12:23

    Si te interesa el fundamentalismo catolico HOY: WWW.REQUETES.COM Obcecados en su fanatismo, sueñan con un estado teocrático y fundamentalista.


  24. #24 Ego jueves, 25 de mayo de 2006 a las 14:02

    Por cierto, ¿existen martires de la época de dominio musulman? Lo cierto es que hace 600 años no se si hubo mártires en el mundo musulman. Hoy día, empezando por los Mártires de Al Aqsa y finalizando por todos y cada uno de los héroes-suicidas, está plagadito. Pero ya digo, que esto, en la Edad Contemporanea, en la Edad Media, no sé. Salud.


  25. #25 Cierzo jueves, 25 de mayo de 2006 a las 15:04

    En realidad me refería que si la Inquisición nació "en parte por las tropelias que se habían producido con anterioridad" como afirmaba Marcovito, no fueron tan graves las cometidas por los musulmanes, ya que no parece que haya muchos martires hispanos de la época de dominio musulman. Los dos que nombra Cadwaladr no los conocía, quizá aparezcan más, pero fijaos que estos, debían ser unos punkis provocadores que se fueron a "evangelizar" por tierras musulmanas Salud


  26. #26 joanzinho jueves, 25 de mayo de 2006 a las 15:29

    Es cierto, los tal Joan de Peruxa y Pero de Saxoferrato se merecían la muerte por punkis y provocadores. Mira que ocurrirseles ir por tierras musulmanas a "evangelizar"!!!! (que significan las comillas? una suposición de que por evangelizar entender que ivan a engañar u obligar a los pobres musulmanes a renegar de su fe?) Anda ya!!! Si estás en contra de la violencia y la imposición religiosa lo estás en todos los casos. No valen medias justificaciones hipócritas. Por otra parte, la negación de las persecuciones a los cristianos en tiempos romanos que se hace en este foro, se hace con algún fundamento histórico o es hablar por hablar?


  27. #27 protion9 jueves, 25 de mayo de 2006 a las 15:39

    Que yo tenga entendido, a los cristianos en los primeros siglos de nuestra era, se les perseguía por negar el culto al emperador. También estaban mal vistos porque no producían muchas simpatías entre las otras religiones. Los cristianos, al igual que los judíos, sólo creian en el Dios único. Los otros estaban equivocados y merecían arder en el infierno. Como para hacer amigos...


  28. #28 exegesisdelclavo jueves, 25 de mayo de 2006 a las 15:40

    Se hace con fundamento de todo tipo: Comienzo: -Gracias a esas persecuciones el catolicismo hizo su gran entrada en el mundo de las grandes corporaciones y de las grandes manipulaciones. Tanto es así que se olvidaron de Cristo y su modo de vida y se dedicaron a poblar europa de Iglesias y reiglesias, catedrales y sectas, de manera que consiguieron el poder, poder que aún tiene reminiscencias enormes y poder que trajo los asesinatos de muchísima más gente de la que jamás tu ni nadie pueda arrepentirse. -Esas persecuciones, no fueron como las pintan, Juliano ya optó por la validez de ambas religiones (la DE REPENTE llamada pagan y la cristiana) y los cristianos, ya en auge, no dieron pie al emperador demostrando su intolerancia y su afán de supremacía. Y si no, a leer entrelíneas. -Las "evangelizaciones" no son tales, pues si lo fueran serían para darles a conocer a las gentes que han de dejar sus haciendas y dar de comer al necesitado, (son ellos los necesitados ¿o no? ¿qué demonios es esto?), "no se puede servir a Dios y al dinero", etc. Las evangelizaciones fueron la colonización de los pueblos y las gentes y la miseria de los hombres dando esperanza a cambio de recursos, tierra, respeto, poder y libertad. -La Inquisición fue tremendamente más absurda, dura y genocida que ninguna persecución a cristianos hecha por Roma. Ya que, para empezar, Roma no actuaba en nombre de un Dios benévolo y caritativo y que predicaba el amor entre amigos y enemigos. Y por último llamo al sentido común y el discernimiento de las cosas que nos han enseñado por narices, de la historia, de la lógica y de lo que hoy por hoy, amigo joanzinho, es UNA OBVIEDAD.


  29. #29 Medraina jueves, 25 de mayo de 2006 a las 15:45

    Pero el culto al Emperador no tenía porqué ser único, tu tenías tus propias creencias y además obligatoriamente estaba el culto al Emperador, respetaban lo tuyo siempre y cuando adorases a su Cesar. Evidentemente esto está en contraposición con doctrinas monoteistas como el cristianismo y el judaismo, pero no se les perseguia por cristianos, se les perseguia porque eran sectas fundamentalistas que seguían la norma de Roma. Salud,


  30. #30 Cierzo jueves, 25 de mayo de 2006 a las 15:50

    Joazinho, creo que el sentido del humor te lo has dejado en casa. Yo no he negado las persecuciones cristianas, he dicho que estan mitificadas y como tal distorsionadas en sentido de magnificadas.


  31. #31 exegesisdelclavo jueves, 25 de mayo de 2006 a las 15:56

    Y yo digo que Roma si quisiera haber terminado con ellos lo habría hecho y de la mano sangrienta de ROMA sé un rato. Tonterías las justas. Cierzo: MUY magnificadas.


  32. #32 Cierzo jueves, 25 de mayo de 2006 a las 16:00

    Y mira para que no te enfades te dejo una web de un grupo "anarco-ateo" (avidentemente uso la ironía como en el caso anterior) http://www.cristianismo-primitivo.org Me ha parecido interesante para este periodo inicial del cristianismo. Por cierto estabamos hablando de la Inquisición... ¿qué te parece a ti Joazinho? ¿resentimiento por las persecuciones de epoca romana? (no me lo creo) ¿instrumento del poder terrenal? Salud Si me preguntas si para mi evangelizar es engañar pues te diré que sí.


  33. #33 joanzinho jueves, 25 de mayo de 2006 a las 16:01

    Cierzo, lo de magnificadas habría que verlo... Sin embargo, como puedes ver en el mensaje de exegesisdelclavo deHoy, a las 15:40 y en otros anteriores, si se niegan bastante esas persecuciones en este foro, y lo peor de todo, no se justifican con ningún argumento convincente. En lo que te doy toda la razón es que igual me faltó ponerle un poco de sentido del humor al asunto. Saludos


  34. #34 joanzinho jueves, 25 de mayo de 2006 a las 16:03

    la inquisición? Está claro: instrumento del poder terrenal


  35. #35 Cierzo jueves, 25 de mayo de 2006 a las 16:05

    Coincido con lo expresado por exegesis, protion y medraina en: - Si Roma se hubiera montado una Inquisición como la cristiana, no hubiera quedado del cristianismo más que el recuerdo de una secta judaica "- La Inquisición fue tremendamente más absurda, dura y genocida que ninguna persecución a cristianos hecha por Roma. Ya que, para empezar, Roma no actuaba en nombre de un Dios benévolo y caritativo y que predicaba el amor entre amigos y enemigos." (exegesis) Y lo dicho sobre el culto al emperador expuesto por Medraina y Protion... Salud


  36. #36 exegesisdelclavo jueves, 25 de mayo de 2006 a las 16:06

    Exterminios (o similar) de importancias por parte de Roma: -Cultura y religión celtas. -Cultura y religión paganas prerromanas o contemporaneas a ellos en general. Exceptuando la judía y la cristiana, y las del lejano Este y las del aún no atisbado Oeste. -Rebelión de esclavos por toda Italia. -Corrupción. -Invasión. ... da que pensar. Y en nombre de Dios por la Europa católica y cristiana: -Religiones "paganas" contemporaneas o anteriores a ellos. -A su misma gente, por herejía (acusaciones fortuitas apoyadas por la Iglesia), Inquisiciones. -Expulsión y matanza de judíos. -Matanzas mentales y físicas en las américas. -Cruzadas. (Aquí los fundamentalistas de ambos lados se encuentran y se pegan en nombre de toda la humanidad). -Abusos sexuales. -A bombazo limpio, corrupción y etc. hoy en día. Y creo que me dejo mucho en el tintero.


  37. #37 joanzinho jueves, 25 de mayo de 2006 a las 16:06

    no creo que los inquisidores de la edad media se acordaran de las persecuciones que sufrieron otros (que poco tenían que ver con ellos) en la época romana. Ni que vieran en los cátaros una relación con los romanos para poder vengarse en sus carnes ;-)


  38. #38 Cierzo jueves, 25 de mayo de 2006 a las 16:07

    Salud a todo@s, ya pensaba que se había muerto la web y aquí nadie debatía :-P


  39. #39 joanzinho jueves, 25 de mayo de 2006 a las 16:10

    creo que hasta ahora nadie había intentado hacer un ranking de ver quien había sido más malo de todos. Precisamente el mayor absurdo de todos es intentar justificar algo mal hecho porque otro hubiera hecho algo peor aún. Conclusión: Persecución romana a los cristianos: malo Inquisición: malo (o aún más, peor) Relación entre una y otra: ninguna


  40. #40 exegesisdelclavo jueves, 25 de mayo de 2006 a las 16:12

    Perdona Joanzinho, mis fundamentos se basan en hechos, ¿qué quieres? ¿que ponga las fechas y los sucesos copiados y pegados de los que estoy citando? Se conocen ya bastante bien y los puedes buscar tu solo, si quieres hacerlo, que esa es la cuestión. Y nadie ha negado que echaran a los leones a cuatrocientos cristianos. Se niega todo lo que rodea a esos 400 cristianos. ¿Qué son 400, 600 o 1000 comparados con siglos de miles de muertos en nombre de un dios prostituido? A los 10.000 que mueren en el circo por ser Africanos o ladrones, nadie les tiene en cuenta, ahora bien, como pertenezcas a un lobby con poder... con medios de comunicarse y de sembrar el mito... duro, muy duro. Para aquel que pretenda defender lo indefendible: 1. Lee de nuevo el nuevo testamento. 2. Síguelo. 3. Entonces hablas.* y 1. Separa los cuentos de la historia. 2. Analiza los hechos y desechos de la misma. 3. Analiza al ser humano. * Y seguramente que a los que hables una vez hecho eso sean a aquellos que en nombre de tu cristo redentor hacen y deshacen por "el bien del mundo y de la Iglesia".


  41. #41 Ego jueves, 25 de mayo de 2006 a las 16:16

    Roma era muy tolerante con los cultos foraneos. Ello no implica que no se entretuvieran apaleando, de vez en cuando, cristianos. Como lo hacían con otros muchos tipos de "géneros". Ni eran los más apaleados, ni los más importantes. Sin embargo, a los cristianos, siempre les interesaría ser los más "importantes" con el fin de justificar sus actos y crear una identidad en negativo. Lo demás, propaganda maxificadora de la maldad, en el caso del enemigo o de la bondad, en el caso del martir. Toda religión, en general, toda forma de poder y dominación, necesita de un antagonista que justifique sus actos, por un lado y de héroes ejemplares, por otro. Si quieres que una oveja te obedezca, no basta con decirle a donde no tiene que ir, también es necesario mostrar el camino. Si no hay antagonista, te lo inventas, si lo hay, lo exageras. Igual que los héroes, que no son más que mortales de valores (los dominantes) exagerados. Salud.


  42. #42 Cierzo jueves, 25 de mayo de 2006 a las 16:17

    Bueno quizá es verdad que analizando como historiadores no deberíamos caer en esos juicios de valor, es mejor exponer y analizar hechos (no me refiero solo a escupir datos, si no a analizarlos) A modo de curiosidad os dejo una serie de pecados por los que eras procesado por la Inquisición: 1. Blasfemia Las blasfemias eran afirmaciones injuriosas contra Dios, la Virgen y los santos, así como contra las cosas sagradas en general. Podían ser de dos tipos: heretical o simple. La primera era consecuencia de alguna herejía y la segunda fruto de la ira del momento o de alguna circunstancia particular. En el primer caso la jurisdicción correspondía exclusivamente a la Inquisición; en el segundo, a la autoridad que hubiese conocido la causa inicialmente. Las autoridades civiles eran sumamente severas en el tratamiento de este delito y, en cumplimiento de las disposiciones reales, imponían sanciones drásticas contra los blasfemos, incluyendo la pena de muerte. Cuando la blasfemia era contra la Virgen o los santos se decretaba mutilación de la lengua, azotes, prisión, destierro, galeras, confiscación de bienes, etc. Cualquier persona podía detener y conducir a la prisión a aquellos que blasfemasen, debiendo encargarse los jueces de la aplicación de la respectiva sanción. Por su parte, el Tribunal del Santo Oficio aplicaba sanciones más benignas: aquel que se auto denunciaba y retractaba no era detenido. Si era denunciado y la blasfemia era grave saldría al auto de fe con vela en mano, soga al cuello y mordaza en la boca, a lo cual se agregaban, después del referido acto, la aplicación de 100 azotes o el destierro. En las blasfemias leves las penas eran suavizadas: asistir a misa en calidad de penitente llevando un cirio encendido en la mano. Después de dicha ceremonia se procedía a la lectura de la sentencia, por la cual se imponía la realización de ayunos, el rezo de oraciones y el pago de multas. 2. Bigamia Esencialmente consiste en contraer un segundo matrimonio sin estar disuelto legalmente el primero. En estos casos, antes de detenerse al inculpado, tenía que probarse debidamente el hecho. Se necesitaban testigos de la realización de tales matrimonios, información que era complementada por los comisarios del lugar con la revisión de los libros parroquiales pertinentes y las declaraciones de los párrocos y demás concurrentes a la ceremonia. A los bígamos se les imponía como penas: salir a un auto de fe con una vela en la mano, soga al cuello y coroza; asimismo, en ese acto, debían abjurar(retractar con juramento) de levi, recibir 100 o más azotes; luego de lo cual, eran desterrados o enviados a galeras. 3. Supersticiones Este término deriva del latín superstitio y significa Creencia extraña a la fe religiosa y contraria a la razón. Se denomina así a las creencias o prácticas contrarias a la verdadera religión: "Que tales artes son heréticas y prohibidas por toda ley divina y humana, resulta de su simple enumeración. Invocar al demonio con uno u otro fin, en una u otra manera, constituye un verdadero acto de apostasía, aunque el demonio no conteste, como suele suceder. El error astrológico, por lo que ata el libre albedrío a los influjos planetarios, es fatalismo puro, y del mismo o semejante yerro adolecen todos los medios divinatorios. Finalmente, las supersticiones de cualquier linaje se oponen tanto a la verdadera creencia como las tinieblas a la luz. Por eso cuantos autores han tratado de magos y nigromantes, los consideran ipso facto herejes. Las penas que se imponía a los que cometían alguno de estos delitos eran, en su mayor parte, salir al auto de fe, realizar la respectiva abjuración de levi o de vehementi, 100 azotes o vergüenza pública, destierros entre 3 meses y 10 años, multas, etc. Las principales supersticiones eran: 3.1 Brujería Se considera como tal a las actividades que tienen como común denominador el ejercicio de un poder sobrenatural siniestro, ejercido por personas que vivían sometidas al demonio. Generalmente sus practicantes, supuestos o reales, eran mujeres. También se le conocía como hechicería o magia negra. Entre las principales razones para acudir a la ayuda de las brujas predominan los desórdenes sexuales –tales como adquirir filtros para seducir a la persona deseada-, suscitar calamidades y daños contra enemigos o rivales, invocar a los muertos y, en general, para resolver todo tipo de problemas. No todas las brujas seguían las mismas prácticas, pero las siguientes eran las más comunes: la bruja reniega de Cristo y los sacramentos realizando un pacto con el demonio, en cuyo honor realiza ritos diabólicos en los que hace una parodia de la Santa Misa o de los oficios de la Iglesia, adorando a Satanás, príncipe de las tinieblas, al cual le ofrece su alma a cambio que le diese poderes sobrenaturales. Así, la brujería está directamente relacionada con el satanismo. "La hechicería se vivía como una verdadera amenaza en el seno de la comunidad, las convicciones relativas a la magia estaban profundamente arraigadas en la vida social. Para el hombre común la hechicería resulta un complejo ideológico capaz de aportar soluciones a gran parte de los problemas cotidianos. La acción del hechicero se desarrolla en dos direcciones, magia de protección y magia destructora: sanar enfermedades, deshacer hechizos, adivinar, proteger de los ataques, preparar filtros. Su posición social es ambivalente, el paso de una categoría benefactora a otra malhechora es producto del temor y sospechas que este poder levanta entre sus vecinos. De acuerdo con este credo, los males no son un castigo de Dios por nuestros pecados, sino los ataques malintencionados de ciertas personas, y en consecuencia, se tomaba por muy real la explicación de que alguien podía estar provocando la desgracia. Quién mejor que el enemigo o el marginado para hacerse responsable del infortunio imprevisto, de su envidia o resentimiento podían ser víctimas no sólo personas adultas... 3.2 Adivinación Adivinar es predecir lo futuro o descubrir las cosas ocultas a través de actos sobrenaturales o mágicos sin recurrir a Dios. La adivinación no utiliza medios naturales tales como el uso de la razón o el estudio. Por ende, según la concepción católica, la adivinación recurre explícita o implícitamente al demonio, y quien le practica queda, en algún grado, vinculado al maligno. Debemos precisar la diferencia existente entre adivinación y profecía. En la adivinación el hombre es el que busca conocer un suceso futuro mientras que en la profecía Dios, por iniciativa propia, revela algo que va a suceder y que quiere que la persona que Él ha elegido –el profeta- lo comunique a otros. Las adivinaciones son de dos tipos: 4. Los "pecados nefandos" Se les denominaba también delitos abominables o inconfesables. Esta variedad incluía a las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo; a las relaciones sexuales entre personas de sexos opuestos contra natura y a las relaciones sexuales con animales. A partir de fines del siglo XVI en los documentos inquisitoriales se distinguió la sodomía a secas de la sodomía bestial o bestialidad. Las sanciones a estos delitos eran drásticas por entenderse que se utilizaba el sexo contra las leyes naturales establecidas por Dios, las mismas que se rigen por la atracción y complementariedad de los sexos opuestos, cuyo uso está relacionado con la reproducción de la especie. La mayor parte de los procesados por estos delitos fueron hombres. Desde tiempos inmemorables y con mayor razón durante la Edad Media, se consideraba a estos delitos entre los más graves que se pudiesen cometer. Por ello, mucho antes de que existiese el Santo Oficio, las autoridades civiles actuaban en su contra con sumo rigor. A los que cometían tales faltas -y aún a los que lo intentaban- en algunas partes los quemaban vivos, mientras en España los castraban públicamente, después de lo cual eran suspendidos por los pies hasta que morían. Los Reyes Católicos cambiaron tal sanción por la de quema en la hoguera y confiscación de bienes (1497). Solamente en el Reino de Aragón, en conformidad con un breve de Clemente VII (1524), eran juzgados por los tribunales de la Inquisición, mientras que en Castilla, las Indias y los demás dominios hispanos eran materia de competencia de los tribunales civiles. Hay que precisar que aun en Aragón tal delito podía ser juzgado indistintamente por la Inquisición o los demás tribunales de justicia, pero los perpetradores de tales faltas. 5. Delitos propios de los religiosos Eran los cometidos por los miembros de las órdenes religiosas así como por los del clero. Los principales tipos eran los siguientes: 5.1 Solicitación en confesión Uno de los principales esfuerzos del Tribunal estuvo dirigido a reforzar la moral de los religiosos, especialmente de los confesores, lo que se acentuó a partir del Concilio de Trento. Bajo la expresión solicitantes en confesión se incluyen las palabras, actos o gestos que, por parte del confesor, tienen como finalidad la provocación, incitación o seducción del penitente, con la condición de que dichas acciones se realicen durante la confesión, inmediatamente antes o después de ella, o bien, cuando finge estar confesando aunque de hecho no sea así. Es importante indicar que la aproximación del hombre a la mujer, en la época que nos ocupa, era sumamente restringida y requería normalmente de una serie de actos previos de los que estaba exceptuada la confesión. En tal sentido, tanto la privacidad como la ausencia de los referidos actos hacía presumir, por un lado, la facilidad para la insinuación por parte del confesor como la posibilidad de la existencia de alguna calumnia por la confesada. A esto se añadía que, en el acto mismo de confesión, las mujeres debían revelar sus faltas, aun las más íntimas, lo cual podía ser aprovechado por algún confesor para obtener sus favores. La sanción que el Tribunal aplicaba a los solicitantes era enérgica e incluía la lectura de su sentencia en la sala de audiencias, ante los prelados de las órdenes, sus compañeros confesores y los párrocos del lugar. En cuanto a las penas en sí, los solicitantes debían abjurar de levi, ser privados de confesar a las mujeres perpetuamente y a los varones durante un período establecido; asimismo, eran suspendidos de predicar y administrar los sacramentos; y se les sentenciaba a prisión, destierro, penas pecuniarias, disciplinas, ayunos, oraciones, etc. 5.2 Falsa celebración Se llamaba así al delito que consistía en realizar la celebración de la misa sin estar autorizado para ello, es decir, sin ser sacerdote debidamente ordenado. Los culpables debían salir en auto de fe o aparecer como penitentes en una iglesia, donde abjurarían de levi o vehementi, después serían degradados de las órdenes que tenían, los azotarían y desterrarían. También podían ser enviados a prisión o galeras por un período de tiempo determinado. 5.3 Matrimonio de los religiosos Las órdenes sagradas -por el voto de castidad- constituían impedimento para el matrimonio y, por ende, el realizado por las personas ordenadas era nulo en sí mismo. Los que cometían tal falta eran considerados como sospechosos de herejía. En algunas oportunidades se le denominaba apostasía de las religiones. Las personas que caían en estas faltas debían abjurar de levi en la sala de audiencias o en un auto de fe y eran sancionadas con prisión, destierro o galeras. 6. Delitos contra el Santo Oficio Incluimos en este rubro todos aquellos hechos que favorecían la causa de las herejías cuya realización, en alguna manera, constituía un obstáculo u ofensa contra el Tribunal. Se solía denominar a este tipo de delito fautoría. El juzgamiento de los ofensores esta práctica era común en los procedimientos judiciales de la época: cada institución perseguía las ofensas realizadas a sus miembros, los agravios recibidos, las intromisiones en sus competencias, etc. 6.1 Impedir sus acciones Se llamaba impedientes a los que en alguna forma impedían el cumplimiento de las disposiciones del Tribunal. Consideraban como tales a todos aquellos que obstaculizaban las tareas de la Inquisición, como, por ejemplo, los que ocultaban a los fugitivos, los que violaban el secreto inquisitorial, los que amenazaban a los testigos, etc. 6.2 Ofender al Tribunal Cometían tal delito los que de hecho o de palabra atentaban contra el Santo Oficio o sus miembros. 6.3 Verter falsos testimonios Era tratado como un grave delito contra el Tribunal declarar falsamente en las causas de fe aunque fuese por animadversión, interés, odio o cualquier otro motivo. Los que calumniaban a un feligrés presentándolo como si fuese hereje, perjudicándolo en su honor y buena fama, eran considerados entre los más grandes delincuentes. Cabe precisar que incurrían en esta falta no sólo los que calumniaban maliciosamente sino también los que ocultaban la verdad al Tribunal. Algunos especialistas en derecho inquisitorial recomendaban a los inquisidores que aplicasen a los testigos falsos la pena del talión. 6.4 Violar inhabilitaciones Los sentenciados por el Tribunal en causas contra la fe quedaban sujetos a una serie de inhabilitaciones, cuya violación acarrearía nuevas sanciones. Las inhabilitaciones alcanzaban a los descendientes -hijos y nietos por línea paterna e hijos por línea materna- impidiéndoles ocupar cualquier cargo público, dignidad civil o eclesiástica en España y sus colonias. Asimismo, los inhábiles no podían utilizar ningún signo exterior de riqueza como joyas, vestimentas de seda o terciopelo, caballos, etc. En esta materia la Inquisición se ceñía exclusivamente a las leyes emanadas de la autoridad civil: la corona había dispuesto que los reos sentenciados a relajamiento así como los reconciliados quedaban inhabilitados. Para poder ejercer el control inquisitorial sobre los inhábiles se colocaban sus respectivos sambenitos (escapularios) en las iglesias correspondientes. Se les denominaba impenitentes a los que incumplían total o parcialmente las sanciones que el Tribunal les había impuesto. De otra parte, se denominaba "reconciliados" a los procesados que, antes de producida la sentencia definitiva, confesaban sus delitos y se arrepentían de los mismos. Hay que añadir una distinción importante entre lapsos y relapsos. Se denominaba lapsos a aquellos que siendo católicos se convertían en herejes. Los relapsos eran los que, teniendo un origen católico, habían caído en la herejía, luego habían retornado a la fe -abjurando de sus errores- y habían reincidido en la herejía. El trato que recibían estos últimos era más enérgico. Para precisar la gravedad de las faltas y delitos cometidos por una persona, los inquisidores debían considerar el conjunto de los indicios reunidos en su contra, a partir de los cuales descartaban las acusaciones o disponían el inicio del respectivo proceso.


  43. #43 Medraina jueves, 25 de mayo de 2006 a las 16:18

    Que a los cristianos no se les echaba a los leones por religión, pero ni a los cristianos, ni a los celtas, ni a nadie, los romanos exterminaban a los que no seguian su modelo, pero se las sudaba que tu adorarase a Ra a Cristo o a Perico el de los Palotes, siempre y cuando también adorases a su Emperador. Salud,


  44. #44 exegesisdelclavo jueves, 25 de mayo de 2006 a las 16:20

    Hay mucha relación: Te comento la misma. Persecución de romanos a 400 cristianos. Malo. Por política (y por lo tanto, poder) Persecución de cristianos a miles de personas. Malo. Por política. (y por lo tanto, poder) Ambas son malas. Ésa es la relación. Ahora, el tema que nos atañe: ¿Persiguieron a los cristianos fehacientemente?. Leed clásicos, buscad en las sotanas, mirad en los cajones de las iglesias, e investigad en los tomos de la historia. No encontrareis ni un sólo decreto en el que se diga: "Todo aquel que sea cristiano será echado a los leones y perseguido porque nos da la gana". Si no porque había habido razones, como hoy en día, para culpar a organizaciones de incendios y revueltas, y por propaganda intolerante de que sólo había un único dios y ese dios no defendía Roma, ni los dioses romanos valían para nada. Política, amigo mío. Los cristianos no daban miedo, no eran amenaza para Roma, hasta que lo fueron por lo que iban buscando. La cuestión es que por 400 cristianos que pudieran haber sido echados a los leones, al ser cristianos, ya van todos (los cerebrillos) a mitificar. Ahhh, como me recuerda esto a hace relativamente poco, y aún está prohibido. Estos lobbies...


  45. #45 protion9 jueves, 25 de mayo de 2006 a las 16:20

    La pregunta de Cierzo es: "Mitos y realidades de la Inquisición. Me gustaría entablar un debate sobre el origen de la Inquisición y otras formas de intolerancias religiosas en Europa. Sus origenes, si existen precendentes en épocas más antiguas, verdaderos motivos, verdadero alcance." Así que no solo se centra el debate en la Inquisición, sino globalmente. Y fijate que los cristianos siempre han estado metidos en estos temas... Lo difícil es separar persecuciones religiosas y tramas políticas. Por ejemplo: la persecución de la clase druídrica. Hubo aquí hace tiempo un debate sobre ello. ¿Por religión o por política? Me decanto por lo segundo. A la iglesia no le importa la fe, la utilizará siempre para sus fines terrenales utilizando al pueblo, que ese si que es el que hace las persecuciones por fanatismo religioso. Tenemos también las persecuciones de judios por... envenenar pozos y propagar la peste, asesinatos de gentes sólo por malos augurios en época romana, asesinato y destrucción de templos a partir del reinado de Constantino... Hay mucho donde elegir.


  46. #46 Ego jueves, 25 de mayo de 2006 a las 16:21

    "Coincido con lo expresado por exegesis, protion y medraina en: - Si Roma se hubiera montado una Inquisición como la cristiana, no hubiera quedado del cristianismo más que el recuerdo de una secta judaica" Jajajajaj... esa misma hipótesis la barajaba Ernst Zundel, respecto de Nazis y judíos... y lo echaron de Canadá. Salud.


  47. #47 joanzinho jueves, 25 de mayo de 2006 a las 16:22

    Bueno, parece que no se me ha entendido: aún va a resultar que yo apacezco aquí como defensor de la inquisición!!!! Pues nada, como se ve que hablo chino me rindo.... VIVA LA INQUISICIÓN!!!!! Y poniendome de abogado del diablo señalaré que no es muy justo acusar al cristianismo de todas las muertes de los indios de América, olvidándose de cierto imperio que fue el que realmente los conquistó (y sus intereses particulares), o de todas las muertes de la guerra de los 30 años (donde quizás la religión era lo menos importante). Pero bueno allá cada uno con sus ideas. Para mi: inquisición= instrumento del poder (pero con poco que ver con la religión)


  48. #48 Medraina jueves, 25 de mayo de 2006 a las 16:24

    Ego tiene razón, la iglesia católica necesitaba mártires y utilizó la muerte de los primeros cristianos para ello, igual que el fundamentalismo islámico hoy en día también tiene a los suyos. Salud,


  49. #49 exegesisdelclavo jueves, 25 de mayo de 2006 a las 16:30

    Si se lee bien, nadie ha culpado a los cristianos de las muertes de TODOS los indios americanos, se la ha culpado de las muertes de muchos. Punto. Nadie ha dicho que defiendas la inquisición pero sí veo que defiendes una historia que estoy harto de comer y tragar y ya somos mayorcitos. A diferencia de lo que pueda parecer, en un momento extraño de mi adolescencia me leí lña Biblia de cabo a rabo, por diversas razones. Salí muy seguro de aquella lectura. Pero no seguro de lo que los que la escribieron querían. Y del nuevo testamento: ole por algunas de esas ideas que nadie, excepto las "gentes reaccionarias de mala vida y andrajos" llevan a cabo. Con respecto a Roma y sus persecuciones... permitidme de nuevo centrarme en los clásicos y en la historia de Roma en sí: -Se respeta una religión dentro de un Imperio dominante y tremendo. -Esa religión va en contra de las leyes y normas de ese dominante y tremendo Imperio. Con sus propagandas y reacciones, y su único y todopoderoso dios al que hay que temer. -Se condena a estas gentes por propagar la desunión del Imperio y la destrucción de sus mitos para imponer el suyo. -Los condenados hacen eco, reaccionan, se defienden, y por fin, del árbol caído hacen leña. -Después, van y se comportan peor. Yo saco de aquí política, no religión. Pues política es para lo que sirven todas estas religiones "grandes".


  50. #50 Cierzo jueves, 25 de mayo de 2006 a las 16:33

    Joazinho, yo si te entiendo pero la Inquisición si va unida a la religión. Si coges el fascismo y no lo analizas sólo en el plano teórico es practicamente un movimiento revolucionario, sin embargo en la praxis es un movimiento que se alió con las clases más tradicionales, o con las clases medias-altas. Como movimiento social, como sujeto histórico no se puede separar. Por otro lado, como dice Protion el tema es muy amplio y aqui debe caber todo. Yo por ejemplo lancé que posiblemente la Inquisición que hubo por estos lares desde los RR.CC. podía actuar en ambos reinos, era como un organismo "supranacional" controlado por la monarquía y por sus intereses. ¿Nos encontramos con una intención estatalizadora y centralista del poder? Era un instrumento de poder usado por los monarcas que permitía saltarse las instituciones existentes sobre todo en la Corona de Aragón? Salud. Pd. Que dijo ese tío para que lo expulsaran de Canada?


  51. Hay 140 comentarios.
    1 2 3 página siguiente


Si te registras como Druida (y te identificas), podrás añadir tu respuesta a este Archivo de Conocimientos

Volver arriba

No uses esta información en otros sitios web ni publicaciones, sin el permiso del autor y de Celtiberia.net