Realizada por: MARCOVITO
Al Druida: A todos los Druidas
Formulada el martes, 09 de mayo de 2006
Número de respuestas: 44
Categoría: Temas Históricos y Artísticos

FELIPE V ¿UN GRAN REY?


Ahora que todos denostan a éste nuestro primer Borbón, yo me pregunto si no ha sido maltratado este Monarca, en demasía, y así os dejo algunas preguntas-reflexiones. ¿No es Felipe V, quien crea una España cohesionada definitivamente? ¿No fue legítima su política, tras una Guerra, contra su legítima llegada a España? ¿No se ha exagerado con los Decretos de Nueva Planta, sobre todo con respecto a Cataluña, cuando los peores parados fueron los territorios de Valencia y Aragón? ¿No es en definitiva con Felipe V, con quien llegarán las ideas de la modernidad a España? ¿La idea centralista es la más acertada de sus políticas, o es su gran desacierto? En fin, empecemos el debate y desgranemos la vida de este longevo Monarca.

Respuestas

    Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
    Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.

  1. #1 A.M.Canto martes, 09 de mayo de 2006 a las 04:10

    Ah, Marcovito y sus preguntas-reflexiones... ;-) Bueno, empecemos. Por mi parte, a todo que no, independientemente de que Philippe de Bourbon (que tal era su nombre) hiciera cosas buenas (46 años dan para mucho), como arrepentirse de que su abuelo Luis XIV les pagara por su trono español a los ingleses, entre otras cosas, con "Gibraltar-para-siempre", lo que Philippe, duque d'Anjou, suscribió (o no tuvo más remedio que suscribir) en Utrecht. "1713: Fin des négociations à Utrecht. Le congrès d'Utrecht, ouvert le 29 janvier, prend fin avec la signature de plusieurs traités qui mettent un terme à la guerre de Succession en Espagne. La France, l'Angleterre, l'Espagne, la Hollande, la Prusse, la Savoie et le Portugal reconnaissent le petit-fils de Louis XIV, Philippe d'Anjou, roi d'Espagne. L'Espagne doit céder Minorque et Gibraltar aux Anglais ainsi que Naples, la Sardaigne et le Milanais à l'empereur d'Allemagne Charles VI. La France de son côté perd ses terres d'Acadie et de Terre-Neuve toujours au profit de l'Angleterre." (http://www.linternaute.com/histoire/motcle/3164/a/1/1/ philippe_d_anjou.shtml) Esto de que el destino de España se lo jugaran fuera, entre austríacos y franceses, a cuyas políticas respectivas europeas los españoles habían servido dos siglos, o habían de servir en adelante, ¿a quién le puede parecer bien? De aquellos "polvos", como el centralismo impuesto a machamartillo, que no era lo genuinamente español, vinieron después muchos "lodos". Pero demos paso a otros puntos de vista. P.D.- Lo dejamos en "denuestan".


  2. #Gracias MARCOVITO AGRADECIMIENTO

  3. #2 despertaferro martes, 09 de mayo de 2006 a las 09:07

    No se, no se... estoy muy condicionado, a lo mejor resulta que hizo cosas buenas y todo... ¿Per qué estoy diciendo? QUE QUEMEN A ESTE SEÑOR, HOOOOOMBRE


  4. #3 Amerginh martes, 09 de mayo de 2006 a las 10:25

    Reflexiono pues (advierto que no "en profundidad"... cada uno que lo lea como desee): 1. ¿No es Felipe V, quien crea una España cohesionada definitivamente? Pues si tanto la cohesionó... o no duró mucho, o la cohesionó malamente. Para pruebas, la historia de gran "cohesión" que tenemos... Siguió el modelo francés del que provenía, adaptándolo más bien poquito a las peculiaridades españolas. 2. ¿No fue legítima su política, tras una Guerra, contra su legítima llegada a España? A mi legitimar lo que sea con una guerra me produce sarpullidos. Lo que pasa es que ante la previsible muerte de la línea legítima española, en europa se prepararon para la merienda de negros, repartiéndose España como un cordero asado, para Austria pierna y costado, para Francia lomo y mitad... etc. Pero Francia prefirió merendarse en cerdo entero y montó la que montó, con posteriores guerras contra Inglaterra, Holanda, Austria y Portugal, y en frente, la alianza España-Francia, y dejando al candidato bávaro con dos palmos de narices. Guerras que a la larga terminarían por arruinar a las ya arruinadas arcas del imperio... España es siempre el mismo cuento, tiene dinero, pues ala, a gastarlo en armas, en desarrollarse el país y eso "pa qué"... 3. ¿No se ha exagerado con los Decretos de Nueva Planta, sobre todo con respecto a Cataluña, cuando los peores parados fueron los territorios de Valencia y Aragón? Si no ando muy equivocado, hubo 3 Decretos de Nueva Planta, uno para Aragón y Valencia, otro para Mallorca y un tercero para Cataluña, en todos se imponía un modelo jurídico, político y administrativo puramente castellano, "casualmente" coincidiendo con la antigua Corona de Aragón, que apoyó la candidatura austriaca a la corona. Precisamente Catalunya fue la principal valedora de este candidato perdedor... así que fue una de las más perjudicadas, porque fué una imposición más estricta, y porque era la que mayor independencia mantenía de Castilla. Casualmente, la "autonomía" vasco-navarra se mantuvo, pues resulta que Vascongadas y Navarra fueran fieles al candidato francés, y dejó intactos sus fueros e instituciones. 4. ¿No es en definitiva con Felipe V, con quien llegarán las ideas de la modernidad a España? Pues no sé yo... instauró un modelo francés, fuertemente centralista y absolutista. Organizó un estado a lo francés, con capitanías, intendentes provinciales y provincias (bastante artificiales algunas). Aparecieron una suerte de ministerios (secretariados de estado) y cortes generales (en Castilla) meramente testimoniales (ni pinchaban ni cortaban), aumentó la presión fiscal para solventar la quiebra técnica del estado... eso sí, como su abuelito Luis XIV, le dió por entender la cultura y el arte como un medio para demostrar la grandeza real, vamos, en plan "haré palacios y cosas por el estilo para que se vea que existí". Eso sí, se le agradece la creación de la Real Academia de la Lengua y la Real Academia de la Historia, pero lo demás fue "hacerse casitas" a costas de las desgarbadas arcas estatales... El resto de sus "modernidades" fue reformar los ejércitos, aumentando el gasto militar y disparando las huestes militares del estado. Para mas INRI, estaba hecho una piltrafilla por sus múltiples enfermedades, así que gobernar, lo que se dice gobernar... gobernó poquito, dejando ese poder absoluto que creó en manos de los siempre "fantásticos" primeros ministros que tuvo España... 5. ¿La idea centralista es la más acertada de sus políticas, o es su gran desacierto? Esto es difícil de evaluar... ¿que hubiese pasado con una política federal? no creo que lo sepamos nunca. Fue su opción. Personalmente creo que creó más malestares de los que ya había, pero esto es eso, pura opinion personal. 6. En fin, empecemos el debate y desgranemos la vida de este longevo Monarca. Bueno, longevo si, pero vaya mierda de vida que tuvo, siempre enfermo... encima estaba loco de atar (esquizofrénico seguramente) con habituales ataques. Eso sí, contrató a Farinelli para que le quitase las penas (me abstengo de hacer mis habituales lecturas gay-friendly jejejejeje). No olvidarq ue sin el no hubiesemos tenido a los Borbones en España... ni a la Leti! (dios... y me pregunto esto es bueno?????) Yo sólo digo que.... Viva la República! ea... "a juír"


  5. #4 MARCOVITO martes, 09 de mayo de 2006 a las 10:29

    De acuerdo, Profesora, pero según creo recordar los acuerdos de Utrech, concebían una cesión temporal de Gibraltar, que luego los ingleses no han respetado, en tod caso ha ido usted a dar en los hechos que desde mi punto de vista tienen menos justificación en el citado Monarca. Es más creo que es poco comprensible, que después de Almansa, y sobre todo después de la llegada del Archiduque Carlos al trono imperial, se entiende mal la renuncia de tantos territorios, cuando tampoco a Inglaterra y a le interesaba la posibilidad de que en España reinara el Emperador. P,D. Efectivamente, profesora la forma verbal correcta, es "denuestan", verbo ransitivo irregular, denostar, mea culpa, y usted siempre tan atenta. Gracias.


  6. #5 Ego martes, 09 de mayo de 2006 a las 10:43

    A tenor de los cuadros que he visto de él... muy grande no era. La verdad. Nada que ver con el "Azote del Irminsul", por ejemplo. Salud.


  7. #6 despertaferro martes, 09 de mayo de 2006 a las 10:47

    ... y hablando de cuadros: Al museu de l'Almodí de Xàtiva es pot visitar el famós retrat de Felip V cap per avall. D'aquesta manera els xativins castiguen al rei Borbó per haver ordenat l'incendi de Xàtiva i haver-li robat el nom imposant-hi el de San Felipe. El retrat cap per avall simbolitza el rebuig del poble valencià cap al primer rei de la dinastia que avui representa Juan Carlos per haver abolit els furs valencians. si supiera incrustar fotos aqui...


  8. #7 Ego martes, 09 de mayo de 2006 a las 11:00

    Desperta: La fórmula es: <*img src="dirección de la imagen"*> Quita los asteriscos (*) para que salga. Nótese la intelectual mirada del sujeto. Salud.


  9. #8 Amerginh martes, 09 de mayo de 2006 a las 11:02

    La imagen del Museo de Xátiva es esta: http://seudexativa.org/Publicaciones/otros/XativaHistoria/xativa_una_ciudad_de_leyenda.htm


  10. #9 MARCOVITO martes, 09 de mayo de 2006 a las 11:11

    Lo malo despertaferro, es que en la abolición de los fueros valencianos, que efectivamnets realiza Felipe V, también tuvieron mucho que ver los propios nobles valencianos.


  11. #10 Chusé martes, 09 de mayo de 2006 a las 11:20

    Eso de que Felipe V un gran rey, no sé, no sé... Como aragonés me acuerdo que en 1711 se pulió la figura del Justicia de Aragón, desapareciendo la última institución que quedaba del reino de Aragón. No creo que sea exagerado el decir que Aragón, Cataluña y Valencia salieran mal paradas.


  12. #11 despertaferro martes, 09 de mayo de 2006 a las 12:00

    Los nobles valencianos eh? (Botiflers) pues a saber en qué coño estarian pensando...


  13. #12 despertaferro martes, 09 de mayo de 2006 a las 12:02

    quan el mal ve d'Almansa... a tots alcaça


  14. #13 despertaferro martes, 09 de mayo de 2006 a las 12:04

    La verdad es que fué aquella una mierda de batalla, los franceses (y navarros y castellanos) se cepillaron al ejercito austriacista en un plis...


  15. #14 Cierzo martes, 09 de mayo de 2006 a las 12:43

    El único gran Rey que puede haber es el que abdica.


  16. #15 MARCOVITO martes, 09 de mayo de 2006 a las 14:06

    Pues mira Chusé, la figura del Justicia Mayor, ya la había cercenado antes Felipe II, y por supuesto aunque perduró su relevancia era nula, entre otras cosas ya no era elegido por la Nobleza earagonesa, sino por el Rey, y toda la culpa la tuvo el insigne "Antonio Pérez". De otro lado, por ejemplo Valencia sí salió mla pradaa, pero para Aragón se dictío un segundo Decreto que hizo que se suavizara mucho el primero, Catañuña tuvo un Decreto Ligh, teniendo en cuenta su hostilidad, por ejemplo se siguió utilizando el derecho catalán para todas las cuestiones entre particulares. Una de las grandes aportaciones de Felipe V, fue la desaparición del Monopolio del Comercio de Indias para la ciudad de Sevilla, y en este sentido Cataluña, salió muy bien parada.


  17. #16 A.M.Canto martes, 09 de mayo de 2006 a las 14:29

    Marcovito: ¿Con Felipe II? ¿Y decretos "light"? Leamos lo de Aragón (que no fueron los peor parados): "Fueros suprimidos de Aragón Portada de una edición de los Fueros y obServancias del Reyno de Aragón. Las ObServancias eran normas de derecho consuetudinario y decisiones de los Justicias. El grabado representa el escudo del reino de Aragón y de algunas de sus ciudades (Zaragoza, Jaca, Huesca, Tarazona, Teruel ...) además de los escudos de los territorios de la Corona de Aragón (Valencia, Nápoles, Cataluña, Sicilia, etc.). En la parte superior imagen de San Jorge, patrón del reino de Aragón, venciendo al dragón. ...... En el verano de 1710 la reacción del archiduque Carlos cambió de nuevo la situación hasta que en diciembre de ese año Felipe de Anjou [Felipe V] consiguió imponerse definitivamente en Aragón. Ahora sí iba a poder aplicarse la nueva organización en Aragón que terminaba como reino con sus leyes e instituciones particulares. Era el fin del reino de Aragón que a partir de ese momento quedó gobernado bajo las leyes castellanas. Los decretos de nueva planta supusieron grandísimos cambios, ya que desaparecieron de un plumazo los organismos privativos de Aragón: las Cortes, la Diputación del Reino, el Justicia y su tribunal, ... el Consejo de Aragón fue incorporado a Castilla, se implantó una nueva división administrativa con trece corregimientos, se reformó el sistema de nombramiento de cargos, etc. etc. Aragón entraba desde ese momento en la vía de la uniformidad castellana. Un tiempo después, sin embargo, Felipe V permitía que en la recién creada Audiencia pudieran aplicarse las leyes de Aragón en la sala de lo civil, aunque en la de lo criminal sólo podía regir el derecho penal castellano. Se devolvía, por tanto, una parte del Derecho, aunque sin posibilidades de renovarlo y adaptarlo al transcurso del tiempo al haber desaparecido las Cortes de Aragón. A partir de ese momento la centralización y la uniformización se impusieron en la mayor parte de lo que llegaría a ser España. El hecho de no tener, a partir de entonces, noticias especiales para Aragón ni en el resto de este reinado ni en el de Fernando VI (1746 - 1759) demuestran la efectividad de la anulación política aragonesa." Fuentes: http://www.cortesaragon.es/identidad/historia/lahistoria/ y http://www.celtiberia.net/verimg.asp?id=2388


  18. #17 A.M.Canto martes, 09 de mayo de 2006 a las 14:39

    Felipe V: "LOS DECRETOS DE NUEVA PLANTA EN ARAGÓN Y VALENCIA. 1707" Considerando haber perdido los reinos de Aragón y Valencia, y todos sus habitantes por la rebelión que cometieron, faltando enteramente al juramento de fidelidad que me hicieron como su legítimo Rey y Señor, todos los fueros, privilegios, exenciones y libertades que gozaban y que con tan liberal mano se les habían concedido, así por mí como por los Señores Reyes mis predecesores, particularizándolos en esto de los demás reinos de esta Corona; y tocándome el dominio absoluto de los referidos reinos de Aragón y Valencia, pues a la circunstancia de ser comprendidos en los demás que tan legítimamente poseo en esta monarquía, se añade ahora la del justo derecho de conquista que de ellos han hecho últimamente mis armas con el motivo de su rebelión. Aún son los graves y fundados motivos y circunstancias que hoy concurren para ello en lo tocante a los de Aragón y Valencia; HE JUZGADO por conveniente abolir y derogar enteramente, como desde luego doy por abolidos y derogados, todos los referidos fueros, privilegios, prácticas y costumbres hasta aquí observadas en los referidos reinos de Aragón y Valencia. ((Fuente: cursos.pnte.cfnavarra.es/~mzubicob/decretos.htm) Los fueros del Principado de Cataluña, que venían del siglo XII (cito de memoria) cayeron de la misma forma. Es realmente conmovedor que pueblos enteros y antiquísimos reinos de un país que ni siquiera era el suyo propio, vieran abolidas sus leyes, sus instituciones, sus lenguas y sus más antiguas costumbres por la voluntad de un solo hombre ("HE" JUZGADO), y encima extranjero (claro que de eso ya había costumbre, sólo que ahora era francés, pero Carlos V les hizo lo mismo a los castellanos y a los valencianos, por ejemplo). Marcovito, hombre, que esto no es de recibo...


  19. #18 A.M.Canto martes, 09 de mayo de 2006 a las 14:48

    Lo "light" de Cataluña: "Los Decretos de Nueva Planta, excepto en el Valle de Arán, Navarra y en las Provincias Vascongadas, terminaron con la tradición confederalista que habían tenido los monarcas de la Casa de Austria en España y tuvieron la finalidad y el efecto de castigar a los que se habían alineado en contra del pretendiente borbónico, que pasó a reinar con el nombre de Felipe V. [...] El cuarto decreto que afectaba sólo a Cataluña se dictó el 16 de enero de 1716 y como fue el territorio que mostró más resistencia fueron también los más duros. Abolían la Generalitat de Cataluña, las Cortes, el Consell de Cent. Además se sustituía al virrey por un capitán general y se dividía Cataluña en corregidurías, como Castilla y no en las tradicionales vegueries. Se estableció el catastro gravando propiedades urbanas y rurales y los beneficios del trabajo, el comercio y la industria. Igualmente, el idioma oficial dejó de ser el catalán y fue sustituido por el castellano, aplicándose desde entonces obligatoriamente en las escuelas y juzgados. También se cerraron las universidades catalanas que apoyaron al archiduque Carlos, trasladándose a Cervera, que se había mantenido fiel a Felipe V." (es.wikipedia.org/wiki/Decreto_de_Nueva_Planta) Mapa de Cataluña antes de 1716 (a su manera): Mapa de Cataluña después de 1716 (a la manera de Felipe V, es sólo lo verde):


  20. #19 A.M.Canto martes, 09 de mayo de 2006 a las 14:59

    Marcovito, ya por último, sobre lo de Gibraltar (Hoy, a las 10:29): no hubo ninguna cesión "temporal", el Peñón se cedíó para siempre y sin condiciones. Le copio el art. 10 del Tratado: "El Rey Católico, por sí y por sus herederos y sucesores, cede por este tratado a la Corona de la Gran Bretaña la plena y entera propiedad de la ciudad y castillo de Gibraltar, juntamente con su puerto, defensas y fortaleza que le pertenecen, dando la dicha propiedad absolutamente para que la tenga y goce con entero derecho y para siempre, sin excepción ni impedimento alguno". Hace años hice un artículo sobre ello, que veo está aún en red, gozando de la hospitalidad de nuestro caminero Gonzalo Arias, en su faceta de apóstol de la no-violencia (que lo es): http://web.jet.es/gzlarias/gibraltar/textos/6voces.htm , por si quiere Ud. leer los detalles. S2


  21. #20 MARCOVITO martes, 09 de mayo de 2006 a las 15:04

    Vamos a ver Profesora, en primer lugar, Felipe II, sí, puesto que repito, aunque con Felipe V, desaparecerá la institución, desde Felipe II, el Justicia Mayor, era nombrado por el Rey, y la consecuencia de eso fue funesta, no olvide que el Justicia era entre otras cosas el encragado de dictar los contrafueros, o sea solventar las injerencias del poder Real en el Drecho Aragonés. Efectivamente, usted cita el primero de los Decretos, pero en el segundo el de 3 de abril 1711, para Aragón, la dureza del primer decreto se suavizó, y aunque efectivamente las instituciones aragoness desaparecieron, siguió admitiéndose el uso del Derecho aragonés en los asuntos entre particulare, y las apelaciones de dichos asuntos se verían en el Consejo de Castilla, con jueces especialmente formados en el Drecho Aragones. Es bien cierto, que el derecho tendría pocas opciones de renovarse, pero ¿Qué Derecho se renovó en ese momento en España?. Es más, los juristas catalanes, siempre utilizando el ingenio, siguieron modulando su derecho patrio acudiendo al tradiicional Derecho Común, pues entendieron que el Decreto, no lo habñía derogado expresamente.


  22. #21 Sdan martes, 09 de mayo de 2006 a las 15:14

    Bueno, quizás os interese saber esto sobre Felipe V, así que me permito citarme a mí mismo: "Corría el año de 1724. Felipe V, hastiado de gobernar su horroroso país, y ante la posibilidad de acceder al trono francés, por exigencias de su religiosidad o por enajenación temporal, o por todas estas causas a la vez, tuvo la extraña ocurrencia de abdicar en su hijo Luis, que entonces sólo es un muchacho de 17 años, con solemnes votos de no retorno. Felipe convenció al Consejo de Estado de que su hijo tenía una edad suficiente, y que era ya un hombre válido para gobernar. Además, era su primogénito. Cuando nació el pequeño príncipe, en 1707, su padre decidió continuar la tradición francesa, y en homenaje a San Luis Rey, le dio a su hijo ese inusual nombre en la monarquía española. Su jovencísima madre, María Luisa Gabriela de Saboya, tuvo otros tres hijos, entre ellos Fernando, que sería rey posteriormente (para desgracia del país). Un año después del nacimiento de Fernando, la reina falleció de tuberculosis, cuando contaba sólo veintiséis años. Felipe amaba profundamente a su esposa, y sufría una constante necesidad de poseerla. Incluso durante su enfermedad, cuando el protocolo impedía a los médicos siquiera acercarse a ella, tuvieron que separar al monarca de su lecho de muerte. La verdad es que la abdicación de Felipe venía de lejos. Y es que el rey de España nunca estuvo demasiado contento, precisamente, de su suerte. Por el lado de su padre, heredó el apetito sexual insaciable propio de los Borbones, que luego le hacía sentirse víctima de profundos remordimientos para con Dios. De su madre, no obstante, heredó la melancolía crónica, transformada muchas veces en locura. Felipe de Anjou experimentó intermitentemente ataques de depresión maníaca que le imposibilitó para gobernar o, al menos, para gobernar bien. Era un hombre oscuro, serio y devoto, frío, silencioso y siempre afectado por su tristeza congénita. No había otro placer (aparte del sexo) para él que la caza, era un solitario y prefirió vivir retirado de la sociedad. A esto hay que sumar una gran desconfianza. Tanto odiaba Madrid y el vetusto Alcázar Real, que se hizo construir un palacio lejos de la sucia capital. Con unos atípicos jardines a la francesa y un diseño de corte italiano por decisión de su segunda esposa Isabel de Farnesio, la Granja de San Ildefonso se convirtió en la residencia del rey Felipe V. Allí podía recordar tenuemente lo versallesco de su infancia y practicar la caza en los inmensos bosques de los alrededores..." CONTINÚA EN: http://es.geocities.com/sssdan187/un_reinado_fugaz.htm Si bien el artículo es sobre el efímero rey Luis I, hablo más de su padre que de él mismo. (por cierto, esto de citarse a uno mismo es un ejercicio de autorreafirmación que ni las cremas de Vichy :-P )


  23. #22 Cierzo martes, 09 de mayo de 2006 a las 15:37

    ¿cómo que la culpa de fue de Antonio Pérez? que yo sepa este se fugo y se acogió al derecho de "manifestación". Quién no cumplió la legalidad fue Felipe II


  24. #23 diviciaco martes, 09 de mayo de 2006 a las 16:08

    Si tnto odiaba Madrid (las ordas de millones que corren al éxodo cada puente o cada finde le comprenderán) ¿No pensó en cambiar de capital? Lisboa ya no podía ser, lástima, pero Sevilla o Barcelona ya estarían mejor que la extraña ocurrencia de poner la capital en el centro de una estepa casi despoblada. No sé si esto se ha analizado convenientemente...


  25. #24 Ego martes, 09 de mayo de 2006 a las 16:14

    El único gran Rey que ha existido fue Conan. Era capaz de tumbar un dromedario de un puñetazo. Eso ni los Trastámara... por no hablar de los Borbones. Salud.


  26. #25 A.M.Canto martes, 09 de mayo de 2006 a las 16:44

    Ego: La verdad es que eres único para devolver los debates a sus justos términos ;-)


  27. #26 LOS_PERROS_TEN_CULAN martes, 09 de mayo de 2006 a las 16:54

    Información eliminada por el Administrador kaerkes


  28. #27 kaerkes martes, 09 de mayo de 2006 a las 17:08

    No. Te confundes Ten Culín!; tambíen estoy yo para decir chorradas sin ser borrado y para manejar las tijeras podaderas.


  29. #28 davinchy martes, 09 de mayo de 2006 a las 19:14

    Diviciaco, ¿una estepa despoblada?....obviamente no era lo que hoy es, pero tanto como decir que "despoblada"...amos que...!! jaja


  30. #29 MARCOVITO martes, 09 de mayo de 2006 a las 19:15

    Bueno Cierzo, lo de que la culpa fue de Antonio Pérez, viene de que con anterioridad, el citado Pérez había osado traicionar al más importante Soberano del Orbe, teniendo en cuenta además que el perosnaje no tenía desperdicio y que se vendió al mejor postor, Francia e Inglaterra para vengarse de Felipe II.


  31. #30 Cierzo martes, 09 de mayo de 2006 a las 19:34

    Marcovito, no digo que Felipe II no tuviera ganas o motivos para atraparlo, pero es que Antonio Pérez estaba en Zaragoza en la carcel de Manifestación, que no estaba armando un ejercito para ir a atacar a Castilla ni nada por el estilo. El rey había jurado los fueros (supongo) y por lo tanto debía esperar a que determinara la justica aragonesa. Lo que hizo fue totalmente ilegal. Los aragoneses por intentar hacer cumplir la legalidad les fueron recortadas sus "libertades" Salud


  32. #31 naupaktos martes, 09 de mayo de 2006 a las 19:54

    Es de justicia reconocer que, a pesar de errores de bulto, Felipe V tuvo más en su contra que a su favor. No sólo hizo frente a la traición de su abuelo, después, y a la guerra en la que le embarcó, antes; sino que, enfrentado con austriacos, ingleses, batiéndose el cobre por Italia, las islas,...a este joven rey no le quedó más remedio que ir liquidando posesión tras posesión en Europa, cosa que ningún otro rey español consintió antes en tamaña medida. De justicia es tambiçén reconocer el gran impulso dado a otros muchos aspectos de la vida social, científica y política en España, Amén claro está, del resurgmiento de lo que no era hasta entonces más que un espectro de ejército y de Armada. Revitalizados ambos, pudieron hacer frente con notable capacidad (recuérdese Cartagena de Indias frente a Vernon, defendida por el más que bravo Don Blas de Lezo, tan olvidado por la historiografía, y tan apreciado por mí, que llevo un año dedicándole un modesto libro, perdón por la propaganda) a la múltiple amenaza que se cernía sobre España. El profesor Domínguez Ortiz hace un magno recorrido por la España del siglo XVIII; de no menos interés es el magnífico libro de Aguado y Alcázar, y otros tantos que se haría excesivo relatar. En resumen, un rey con un tiempo muy complicado, con multitud de contratiempos, con muchas equivocaciones, pero también muchos aciertos, como lo son las respetables y muy desconocidas misiones científicas que surcaron los mares de todo el mundo en tiempos de Felipe, algo que, deliberadamente se olvida con demasiada frecuencia, ignoro el por qué; bueno, creo que sí lo sé. Con respecto a los decretos de Nueva Planta, ni blanco ni negro, asesores del mismo Felipe, aragoneses y catalanes, que los tuvo, vieron con buenos ojos gran parte de lo acordado por aquellos decretos. Con Valencia y Aragón fue más condescendiente, qué duda cabe, no así con Cataluña, la que más resistió, fundamentalmente por la ambición de su capital (quien más tenía que perder era sin duda la ciudad condal). Pero en esto, como en todo, hay que echar cuenta de los tiempos posteriores a los decretos, y recoger testimonios y pareceres que invitan en gran medida, no ya sugiriendo, sino diciéndolo abiertamente, a percibir que los decretos resultaron ser bastante más positivos de lo que en un principio fue de esperar para los propios catalanes. Como decía antes, a toro pasado las cosas se ven de otra manera. Un saludo.


  33. #32 MARCOVITO miércoles, 10 de mayo de 2006 a las 01:29

    Acertada intervención naupaktos, coincido en gran parte con ella, Felipe a lo mejor no lo hizo lo mejor que pudo, pero no sé si lo hubiera hecho mejor el Archiduque Carlos. Por cierto, además de estos pretendientes extranjeros, ¿no hubo ningún pretendiente español?, pues la verdad nunca lo he oido y llama como poco la atención que una monarquía tan importante como la nuestra, no fuera pretendida desde el propio Reino.


  34. #33 MARCOVITO miércoles, 10 de mayo de 2006 a las 01:41

    Profesora he leido su artículo sobre Gibraltar, así com el Tratado de Utrech, y tengo que darle completamente la razón, es más, creo que como usted bien dice se nos vende una obstinación por parte del Reino Unido que es difícil mantener con realidad.


  35. #34 A.M.Canto miércoles, 10 de mayo de 2006 a las 08:13

    Sdan: muy bien el artículo y especialmente el título, "Luis I (y último) de España". Marcovito: Me alegro. Es una pena que en España en tantos temas no se deje circular y conocer la información histórica real. Ese artículo, en su día, no me lo quisieron publicar los periódicos de izquierda ni los de derecha ni los de centro. Rara unanimidad en torno al (falso) leitmotiv del "Gibraltar español"...


  36. #35 Cierzo miércoles, 10 de mayo de 2006 a las 08:54

    Dra. ¿me permite una pequeña nota? En este pais no hay periódicos de izquierda (al menos en mi opinión, pero por favor continuad con el debate histórico). Salud


  37. #36 feligar miércoles, 10 de mayo de 2006 a las 12:32

    Hola, compañeros. En primer lugar, quiero decir que me parece muy interesante el debate que estáis teniendo sobre la figura de Felipe V de Borbón. Sin embargo, creo (en mi modesta opinión) que estáis cayendo en un error de concepto, al personalizar tanto la evolución histórica de un país. Desde luego, nadie puede negar que en el Antiguo Régimen, la persona del Rey acaparaba en teoría tal poder de acción y decisión que su carácter, sus capacidades intelectuales y sus dotes en múltiples aspectos eran fundamentales para entender la evolución política del reino que dirige. Sin embargo, no podemos olvidar ni el contexto político en el que un reinado se desarrolla, ni los antecedentes ni, por supuesto, la realidad económica, social y cultural del país. En el caso de Felipe V, hemos de situar su reinado en plena hegemonía de la Francia de Luis XIV; la Guerra de Sucesión se explica, por tanto, como un episodio más de los conflictos entre Francia y el resto de potencias europeas (Austria y, en menor medida, Inglaterra); no hay más que ver los aliados de uno y otro pretendiente en dicha guerra de sucesión; a ello hay que sumar, además, las tradicionales alianzas y enemistades de la monarquía hispánica; POrtugal, además de ser fiel aliada de Inglaterra, veía en un Borbón en el trono de España una seria amenaza para su independencia que, recordemos, había obtenido definitivamente en 1668, sólo 32 años antes del fallecimiento de Carlos II. Por lo tanto, el conflicto resultante de este fallecimiento no tiene mucho que ver con el propio Felipe de Anjou y si con todos los intereses que rodeaban al trono españo que, recordemos, seguía siendo el mayor imperio de su tiempo. En cuanto a los antecedentes, el reinado del último Habsburgo español es un preludio evidente del del primer Borbón; en la corte del Hechizado existían ya claramente dos partidos, uno proaustríaco y otro profrancés, algo lógico por otra parte si tenemos en cuenta el carácter de potencia de segundo orden que tenía España en ese momento y su necesidad de adscribirse a una u otra de las grandes potencias europeas. Y ambos partidos no tenían mucho que ver con la distribución territorial de la nobleza, puesto que, por ejemplo, el Almirante de Castilla apoyaba a Carlos de Habsburgo, y hubo nobles aragoneses partidarios de Felipe de Anjou. Otra cosa es la "política territorial" de este reinado, en el que parece que se produjo un auténtico movimiento "neoforalista", sobre todo en Cataluña y Valencia; de todas formas, muchos autores ponen en cuestión esa pretendida recuperación de la actividad foral en los territorios aragoneses, negando que en los reinados anteriores (sobre todo en el de Felipe IV) hubiera un retroceso "centralista castellano"; salvo el proyecto de la Unión de Armas de Olivares, no hubo en todo el siglo XVII ni un solo intento de asimilar Castilla con la monarquía Hispánica. Es más, sólo hay que fijarse en la reacción de Felipe IV tras el fin de la rebelión catalana en 1654; en vez de abolir los fueros, como por otra parte podría haber hecho perfectamente dado que los catalanes eran traidores a su rey (esto no es una opinión personal, es verdad


  38. #37 Chusé miércoles, 10 de mayo de 2006 a las 13:13

    Marcovito. Perdona por no haber contestado antes a tu respuesta La afirmación de que a Aragón se le suavizaron las medidas, en parte es verdad, pero que la que más perdió fuera Cataluña… Por lo que respecta a Aragón, y antes de que Felipe V fuera terminando con ellas, las instituciones del reino eran: 1.- Las Cortes: formadas por los llamados cuatro Brazos (eclesiásticos, ricos – hombres, caballeros e infanzones y universidades). 2.- La Diputación del Reino. 3.- El Justicia de Aragón 4.- Los municipios La intención de Felipe V con los llamados Decretos de conquista, entre 1710 y 1711, era el unificar las leyes, usos, costumbres y Tribunales. ¿Cómo quedo el panorama con lo que respecta a Aragón?: - Felipe V suprimió los Fueros aragoneses tras la batalla de Almansa en 1707, y con ellos la figura y la institución del Justicia de Aragón. Al quedar anulados los Fueros y el Justicia, la Diputación del Reino quedó sin algunas de sus principales misiones; que según José A. Sesma fueron: intervención en los asuntos internos y externos del Reino y vigilancia y cumplimiento de los Fueros, entre otros. - A partir de 1702 Las Cortes quedan bajo la presidencia de la monarquía nueva de los borbones. En fin, que a Aragón lo dejaron esmochado y cacareando, por lo que de poco vale la suavización que se llevo posteriormente (restablecimiento del Derecho Civil Aragonés y la creación de una nueva Audiencia en 1711); la cual fue controlada, según se vió en Aragón, por las tropas extranjeras o castellanas (aquí tenemos el debate del reparto de poder entre los antiguos reinos de Castilla y la Corona de Aragón, del cual también salimos bastante mal parados). Es la lucha por evitar desaparecer ante un centralismo; no quiero decir con esto, que todos los castellanos fueran partidarios de este centralismo. Creo que si se perdió bastante con Felipe V en Aragón.


  39. #38 feligar miércoles, 10 de mayo de 2006 a las 13:14

    Bueno, sigo. Como decía, Felipe IV respetó todos los fueros y privilegios de los catalanes rebeldes. ¿A qué temían, por tanto, los gobernantes (que no los habitantes) de la Corona de Aragón? Pues no a Felipe V, un hombre de bastante poca valía intelectual, que además era muy joven y profano en la materia de gobierno, sino a la política centralizadora que se había implantado en Francia con Luis XIII y sobre todo con Lus XIV, política que por supuesto provocó conflictos (las Frondas) pero que al final consiguió la uniformización administrativa y jurisdiccional en Francia. La persona del rey, por tanto, no representaba más que una nueva política territorial de la que él no sería más que el brazo ejecutor; eso sí, curiosamente fue la sublevación de esos territorios la que provocó los Decretos de Nueva Planta, porque las provincias Vascongadas y Navarra, fieles al heredero designado por Carlos II, mantuvieron sus fueros hasta ¡1876!. Y por último, lo que no podemos ignorar de ninguna manera es que tras una actuación política, sea del cariz que sea, hay una historia mucho más profunda y más real, en suma, la vivida por los súbditos de esos reyes, fieles o rebeldes, que seguían su vida sin cambios desde el inicio de la Edad Moderna. Creo que, como historiadores actuales que somos, nuestra máxima preocupación no debería ser analizar la política de un determinado monarca, entre otras cosas porque ya ha sido analizada exhaustivamente desde hace décadas, sino cómo esa política y sus decisiones de toda índole influyeron en la vida de sus gobernados. Por ejemplo, ¿cree alguien que los campesinos catalanes, aragoneses o valencianos vieron cambiar su vida sustancialmente con la derogación de los fueros? Sinceramente, creo que no. Yo, desde luego, soy partidario de una descentralización del gobierno, en España y en cualquier país, pero siempre desde presupuestos democráticos, y eso es lo que sucede al hablar de los decretos de Nueva Planta desde nuestro punto de vista actual, el cual reflejamos y trasladamos en el tiempo, sin tener en cuenta ni las circunstancias históricas de cada momento ni la mentalidad de quienes vivían en él; suponer que los Fueros suponían mayor libertad para los habitantes de la Corona de Aragón demuestra notable ingenuidad, porque la instituciones emanadas de ellos no eran ni libres ni democráticas, ni su poder emanaba del pueblo; en realidad, eran tan absolutistas como la autoridad del rey, pero en su ámbito de actuación territorial y no en toda la monarquía, y estoy casi completamente seguro de que a un pequeño campesino catalán tanto le daba que le cobrara los impuestos el rey o la Generalitat, porque se los iban a cobrar igual. No quiero finalizar sin referir una anécdota histórica, hoy olvidada incluso por los descendientes de sus protagonistas, pero que es fiel ejemplo de todo lo que he querido argumentar. En abril de 1706, la avanzadilla de un gran ejército portugués al mando del Marqués de las MInas se presentó en la villa extremeña de Brozas, exigiendo su rendición y obediencia a Carlos III (el de Habsburgo); resulta que a muy pocos kilómetros se encontraba el grueso del ejército de Felipe V, bajo las órdenes del duque de Berwick, bastardo de Jacobo II de Inglaterra, y las autoridades de Brozas, leales a su rey, le pidieron ayuda al duque; ¿sabéis cual fue la respuesta? Que como se les ocurriera rendirse, iría él con su ejército y saquearía y quemaría el pueblo peor que si lo hicieran los enemigos (una actitud muy leal hacia aquellos que decía defender, por cierto). El ejército borbónico se trasladó a Brozas y estuvo allí tres días, justamente hasta que las tropas portuguesas fueron avistadas y, en un alarde de valentía y honor, el duque de Berwick levantó el campo y huyó del enemigo, dejando a Brozas completamente indefensa; la villa fue totalmente saqueada, más de la mitad de sus casas incendiadas, incluido el ayuntamiento, y se perdonó la vida a sus habitantes sólo a cambio de 2000 doblones de oro. Por lo que se ve, ése fue el precio de la lealtad de Brozas y sus habitantes.


  40. #39 Cierzo miércoles, 10 de mayo de 2006 a las 13:22

    "¿A qué temían, por tanto, los gobernantes (que no los habitantes) de la Corona de Aragón?" jaja, el pueblo de los territorios de la Corona de Aragón temían a lo mismo que a los de Francia o a los de cualquier parte del mundo. Al frío, al hambre, a la enfermedad, a la bruxa, a dios (aunque más a sus representantes en la Tierra) y a sus gobernantes. Creo que es obvio que no estamos hablando de sociedades con conciencia política o movimientos sociales contemporaneos.


  41. #40 Cierzo miércoles, 10 de mayo de 2006 a las 13:26

    Rectifico, existiría una conciencia política pero muy difusa entre "el pueblo" Lo que esta claro que hubo una reestructuración política muy fuerte que llevo a la perdida de autonomía política de territorios que hasta entonces habían dispuesto de ella. Salud


  42. #41 Sdan miércoles, 10 de mayo de 2006 a las 14:25

    Gracias, doctora. Cierzo, ¿por qué dices que no hay periódicos de izquierda? A lo mejor te refieres a la extrema izquierda...


  43. #42 Cierzo miércoles, 10 de mayo de 2006 a las 15:23

    Sdan, ¿la izquierda defiende el liberalismo económico? (si quieres esta conversación la podemos llevar mejor en el x-presate para no molestar a los demás)


  44. #43 Sdan miércoles, 10 de mayo de 2006 a las 16:20

    La economía no es mi fuerte, pero la socialdemocracia está perfectamente integrada en el capitalismo. Ya nadie quiere hacer una Revolución, ni siquiera los comunistas. Por lo tanto, la izquierda ahora es una izquierda nueva. Responde allí si quieres.


  45. #44 diefuba miércoles, 10 de mayo de 2006 a las 17:29

    A la muerte de Carlo-II (10.1700) se aceptó el testamento real en el aspecto sucesorio y fue nombrado rey Felipe de Anjou que llegó a Madrid el 18 de Febrero de 1701 e hizo efectivo el testameto. La declaración de guerra por Austria,Inglaterra y Holanda se produce el 15 de Mayo de 1702, es decir poco más de un año después. No se registran en este año protestas de consideración en los reinos de la Corona de Aragón ni en otros,siendo el nuevo rey bien aceptado en principio. El hecho del cambio progresivo hacia posturas proclives al archiduque de Austria,parece que hay que buscarlas en causas económicas que molestaron a la burguesía catalana ,en especial la concesión a Francia de derechos comerciales con América ,mientras que dentro de España estaban permitidos a Castilla ,-la descubridora-, pero vedados a Cataluña que era otro reyno y otros intereses políticos ,como los azuzados por los ingleses en tierras valencianas con protestas pendientes desde la segunda germanía como conflicto antiseñorial muy bien llevada por Juan Bautista Baset y los constantes paseos de la armada anglo-holandesa amenazando toda la costa mediterranea. Hasta ese momento no hay reivindicaciones forales,puesto que Felipe-V inició su reinado sin tocar nada de los fueros. La separación de reinos fue precisamente el motivo que excluyó a Cataluña del comercio con América y uno de los principales motivos del alzamiento. La participación del pueblo en el conflicto es escasa como se deduce de la composición del ejército aliado del archiduque en la batalla de Almansa: 7670 portugueses,4800 británicos,1400 holandeses,100 hugonotes franceses y 250 alemanes,total 15.000 hombres; frente al ejército franco-español de Felipe ,donde al menos si participaba algún español. El sentimiento de motivaciones ajenas del pueblo que resintió expoliado por ambos bandos (como pasa siempre), ha sido expresado en el dicho popular: “Carlos Tres i Felipe cinc,m’han deixat amb lo que tinc” (Carlos-III y Felipe-V me han dejado con lo puesto) . Otra cosa es la manipulación posterior y no muy lejana,que del hecho de la abolición de los fueros se ha hecho,apelando al sentimentalismo patriótico. Sobre el resultado del decreto de Nueva Planta ,- ya se ha comentado-, uno de los más beneficiados fue la burguesía catalana y valenciana que pudieron comerciar con América mientras que antes les era vedado y solo hace falta mirar las estadísticas de crecimiento económico y de población que casi se duplicó y finalmemente superó incluso a la anterior a la expulsión de los moriscos….no fue tal malo el Felipe. Salud


  46. #45 MARCOVITO miércoles, 10 de mayo de 2006 a las 18:06

    diefuba, acertada intervención y que curioso, que siempre el interés económico haya sido el que haya primado en Cataluña. Sinceramente opino igual que usted, y creo que bajo el manto de la perdida de las instituciones forales y del Derecho de dichos lugares se enterraban unos intereses más oscuros que luego al no obtenerse, tampoco han aflorado.


  47. Hay 45 comentarios.
    1


Si te registras como Druida (y te identificas), podrás añadir tu respuesta a este Archivo de Conocimientos

Volver arriba

No uses esta información en otros sitios web ni publicaciones, sin el permiso del autor y de Celtiberia.net