Realizada por: Cierzo
Al Druida: A todos los Druidas
Formulada el miércoles, 15 de marzo de 2006
Número de respuestas: 2
Categoría: Temas Divinos, Mitológicos y Espirituales

Navarros, vascos, aragoneses,... ¿excomulgados?


Según he leído estos pueblos fueron excomulgados en los Concilios de Letran III y IV ¿qué hay de verdad? ¿qué de mito? Un texto que encontré: Concilio de Letrán III 1.179. XXVII. De haeretecis. Sobre los herejes. " Como dice el bienaventurado León, es justo que la disciplina eclesiástica se reduzca a temas sagrados sin tener que echar mano de castigos cruentos: pero debe se ayudada por las instituciones de los príncipes católicos, pues los hombres aceptan con frecuencia remedios saludables cuando temen que caiga sobre ellos un castigo corporal. Por esa razón, como quiera que en Gascuña, en Albi y en territorio de Tolosa y en otros lugares, de tal forma ha cundido la maligna perversidad de los herejes que unos llaman cátaros, y otros con otros nombres, pues ya no sólo ejercen su maldad ocultamente como otros, sino que manifiestan públicamente su error y atraen a su sentir a los simples y débiles: sobre ellos y sus defensores y los que eles acojan, hacemos recaer nuestro anatema: y bajo anatema prohibimos que nadie se atreva a recibirlos en sus casas o en su tierra nia favorecerlos ni a llevar a cabo con ellos comercio alguno. pero si cayeron en este pecado, que en modo alguno puedan obtener indulto por medio de ninguno de nuestros privilegios, bajo ningún concepto ni que haya perdón para ellos o que reciban sepultura entre los cristianos. Se trata de Bramantes, Aragoneses, Navarros y Bascoles (Vascones), Coterelos, Triaverdinos, que producen tanto mal entre los cristianos, para que no puedan buscar asilo ni en las Iglesias ni en los monasterios, ni con las viudas ni con los pupilos, ni con los ancianos ni con los niños, sin tener en cuenta ni edad ni sexo, sino que pierdan todo como ocurre con los paganos y así perezcan. Igualmente ordenamos que aquellos que les protejan o les hospeden o les favorezcan en als regiones por las que pasen, que sean denunciados públicamente los Domingos y otros días festivos en las iglesias y que se vean proscritos por las mismas sentencias y penas que los dichos herejes, y que no reciban la comunión de la iglesia a no ser que abjuren de aquella sociedad pestífera y de sus herejías: Que se consideren libres de toda obligación de fidelidad y de humanidad y de todo servicio: por lo que aquellos que continuasen en tal iniquidad permanezcan con ellos en el mismo pecado para que oponiéndose virilmente a tantas desgracias protejan contra ellos a pueblo cristiano con las armas." "Navarra sin fronteras impuestas", Tomás Urzainqui, Pamiela 2.002, pag.48.

Respuestas

    Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
    Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.

  1. #1 Teshub miércoles, 15 de marzo de 2006 a las 19:41

    En primer lugar, esa traducción está hecha a partir de un compendio de textos en inglés, Decrees of the Ecumenical Councils, de ed. Tanner, y no de los originales latinos. En segundo lugar, la traducción, realizada por entornos euzkaldunes, considero que no es exacta. El canon 27 del tercer concilio de Letrán de 1179 DC lo que dice en su versión inglesa es que se excomulga a todos los practicantes, defensores y receptores de la herejía cátara y de sus miembros, y concretamente, a los navarros, vascones, aragoneses, etc, que participen de ese credo, incomodando a iglesias, monasterios y a la gente: "Si alguno muere abrazando ese pecado, de ninguna manera podrán beneficarse de los privilegios que otorgamos, ni por razón alguna se les ofrecerá misa o practicará enterramiento junto a cristianos. Con respecto a los brabantes, aragoneses, navarros, vascos, coterelos y triaverdinos, que practican ese tipo de crueldad entre los cristianos sin tampoco respetar iglesias ni monasterios, ni viudas, huérfanos, jovenes o viejos ni edad ni sexo, sino que como los paganos destruyen y desmejoran todo, nosotros asimismo decretamos que aquellos que los cobijen, escondan o ayuden, en los distritos donde rapiñen, sean denunciados públicamente los domingos y otros días solemnes en la Iglesia y sean sometidos al mismo juicio y castigo que los anteriormente mencionados herejes y no sean recibidos en la comunión de la iglesia en tanto no abujuren de su perniciosa asociación y herejía". "For this reason, since in Gascony and the regions of Albi and Toulouse and in other places the loathsome heresy of those whom some call the Cathars, others the Patarenes, others the Publicani, and others by different names, has grown so strong that they no longer practise their wickedness in secret, as others do, but proclaim their error publicly and draw the simple and weak to join them, we declare that they and their defenders and those who receive them are under anathema, and we forbid under pain of anathema that anyone should keep or support them in their houses or lands or should trade with them. If anyone dies in this sin, then neither under cover of our privileges granted to anyone, nor for any other reason, is mass to be offered for them or are they to receive burial among Christians. With regard to the Brabanters, Aragonese, Navarrese, Basques, Coterelli and Triaverdini {17 }, who practise such cruelty upon Christians that they respect neither churches nor monasteries, and spare neither widows, orphans, old or young nor any age or sex, but like pagans destroy and lay everything waste, we likewise decree that those who hire, keep or support them, in the districts where they rage around, should be denounced publicly on Sundays and other solemn days in the churches, that they should be subject in every way to the same sentence and penalty as the above-mentioned heretics and that they should not be received into the communion of the church, unless they abjure their pernicious society and heresy." Esa excomunión se inscribe en el contexto de la cruzada de Simón de Monfort contra la herejía cátara del Languedoc. Aragón participó defendiendo a sus familiares condes de Foix, y Toulouse (Raimundo VI), pues occitania era vasalla del rey de Aragón, que perdió la batalla de Muret en 1213, donde cayó Pedro II "El católico", cuya hermana estaba casada con Raimundo VI. La bula que decretaba la excomunión de todo aquel que secundara la doctrina cátara era la "Vergentis in Senium", de Inocencio III, en 1199.


  2. #2 Cierzo jueves, 16 de marzo de 2006 a las 09:52

    Muchas gracias Teshub muy completa tu información


  3. Hay 2 comentarios.
    1


Si te registras como Druida (y te identificas), podrás añadir tu respuesta a este Archivo de Conocimientos

Volver arriba

No uses esta información en otros sitios web ni publicaciones, sin el permiso del autor y de Celtiberia.net