Realizada por: erudino
Al Druida: A todos los Druidas
Formulada el miércoles, 01 de marzo de 2006
Número de respuestas: 29
Categoría: Temas Históricos y Artísticos

Maltrato femenino en la Antigüedad


He tratado de encontrar, en vano, información sobre el tema del maltrato femenino en la Antigüedad, y en concreto, circunscrito a las civilizaciones griega y romana. Alguien tiene datos al respecto?. Gracias anticipadas. Erudino.

Respuestas

    Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
    Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.

  1. #1 Brandan jueves, 02 de marzo de 2006 a las 08:40

    Interesante pregunta. Te pongo algo de lo que he encontrado, para iniciar el foro: "La mujer ha ocupado como regla general una posición subordinada con respecto al hombre en las sociedades anteriores a la actual. Esta posición secundaria se ha visto ligada también a una determinada estructura familiar que diferenciaba los roles de género. Analicemos brevemente, ejemplos de la situación de la mujer en la familia: (Lodder, P. 1991). La Familia en la Grecia Clásica. Los derechos de la mujer no aumentaron con respecto a las civilizaciones egipcia y mesopotámica. Las leyes reconocían el divorcio y el repudio de la esposa sin necesidad de alegar motivo alguno. La mujer, sólo en caso de malos tratos, podía conseguir que se disolviera el matrimonio. Por lo demás, pasaba toda su vida confinada en el hogar, y tenía a su cargo el cuidado de los hijos y de los esclavos sin que se le permitiera participar en los negocios públicos. De niña vivía al lado de su madre y se casaba a los 15 años sin ser consultada. La Familia en la Roma Clásica. La familia romana era esencialmente patriarcal. El padre de familias, o sea, el marido, constituía la cabeza visible de la misma y ejercía una autoridad completa sobre los demás miembros de la casa. Aunque la mujer romana mejoró su posición respecto a la griega, siempre estuvo bajo la tutela del varón." http://www.monografias.com/trabajos27/violencia-genero/violencia-genero.shtml#mujer El divorcio Fué durante la época imperial cuando el divorcio se convirtió en el pan de cada día, no es raro ver a mujeres y hombres casados hasta en 8 ocasiones, y aunque si bien no era muy bien visto por la sociedad romana, sí que era usual, debido en parte a las leyes que ofrecían igualdad de posibilidades tanto al hombre como a la mujer. Una infidelidad, la ausencia del esposo, o la malversación de la economía familiar podían ser causas de divorcio y todo ello hizo que la vida familiar romana sufriera una desestabilización. También la esterilidad podía ser causa de separación, pero se han encontrado escritos donde se critica esa actitud, puesto que la legitimidad de la adopción dejaba abierta la posibilidad de tener hijos a quién dejar como herederos. Cuando uno de los dos esposos deseaba divorciarse (podía ser el hombre o la mujer), no existía burocracia como la actual, puesto que nada figuraba en documento alguno. Únicamente en el caso que fuera necesaria la mediación judicial, podían ser llamados los asistentes a la boda para dar fe que esta se había realizado y por lo tanto que ambos se encontraban casados. Esa facilidad en desposarse permitía encontrar casos en los que hombres que regresaban de la guerra después de largos años se encontraban que sus mujeres se habían vuelto a casar y por lo tanto se habían divorciado de ellos, todo esto en la más absoluta legalidad. Tanta afición se tenía al divorcio que numerosos hombres ilustres y emperadores tuvieron varias esposas adoptando como herederos a los hijos de su mujer, este es el caso por ejemplo del divino emperador Augusto, que casándose de segundas nupcias con Livia adoptó a Tiberio y los proclamó por presión de su esposa sucesor del imperio, no sólo la liberación de la mujer causó fisuras en la familia, sinó que éstas se negaban a tener hijos (en época imperial) en pro de ampliar conocimientos y declararse libres frente a las ataduras del matrimonio convencional, no era raro encontrar mujeres apoyando ciertas doctrinas políticas en los banquetes, hablando de filosofía o impartiendo criterios personales sobre literatura. Mujeres luchando como gladiadores, mujeres en el deporte, mujeres al fin y al cabo liberadas como en nuestros días, pero criticadas por los personajes más conservadores que las veían como una amenaza al buen gusto y al modus vivendi de la Roma más arcaica ya que en los inicios de la Roma republicana y hasta el siglo II d.c. la pareja matrimonial aristocrática es simplemente un pacto de cordialidad, respeto y amistad, un vínculo que no exigía amar al esposo (excepto en algunos casos, los menos) y ello reportaba que ambos conocían de la necesidad de perpetuar el estatus de ambas familias. Eran los padres de ambos los que pactaban el matrimonio cuando estaban en edad de prometerse. La hija pasaba a residir en la casa de futuro suegro y se ponía bajo su tutela, asímismo el padre de la novia entregaba una dote, algunas de ellas de gran importancia. Hombres como el mismísimo Julio César se casó 3 veces, con la hija de Cinna con la que estaba prometido cuando ésta era aún una niña y con la que tuvo una hija, con Pompeya de quién se divorció por mancillar su buen nombre, y con Octavia, quién le procuró una relación estable y digna de su status de dictator. El propio Julio entregó a su hija Julia a Pompeyo Magno, para afianzar su triunvirato político, y fué a la muerte prematura de ésta cuando Pompeyo se desmarcó de César iniciándose un periodo de tensión que acabaría en Guerra Civil. Con ello, se explica la importancia de los matrimonios de interés y las consecuencias políticas para los hombres ilustres de la sociedad romana. En referencia a las relaciones sexuales, éstas eran consumadas con el fin exclusivo de dar nuevos herederos y nuevos ciudadanos, éste era un deber para con Roma, el placer no era un requisito propio de los esposos, porque no era ese el fin. Se sabe que muchas mujeres llegaron a vender su cuerpo a amantes, y digo vender porque el amante ofrecía cantidades de dinero importantes, sin ser consideradas estas prostitutas, este dinero era considerado un regalo por los servicios prestados, de la misma manera los hombres satisfacían sus deseos sexuales con otras amantes, posiblemente esposas de amigos o compañeros. Este hecho, no es aislado, mucho se escribió sobre la ligereza con la que ejercía la prostitución la mujer del emperador Claudio en los lupanares de Roma. No obstante aunque no es extraño, no por ello está bien visto en la Roma de la época ni por el lado masculino ni por el femenino. La infidelidad era sabida pero no aceptada en las gentes de bien, por ello una sociedad que vive de la apariencia ocultaba sus deslices con concubinas, libertas o esclavas de quienes tenían hijos pero de los que no se hacían cargo ni eran reconocidos. La homosexualidad era otro de los aspectos que se conocían pero que se ignoraban, esclavos jóvenes con aspecto femenino eran los encargados de ofrecer placer a su señor hasta que éste repudiaba sus servicios o compraba otro. Así pues, Roma era una sociedad abierta a un libertinaje inusual en la época que perjudicó el estamento familiar, pero hay que reconocerle una gran amplitud de miras respecto a los derechos individuales de hombres y mujeres, dejando que fueran libres de su propio destino. http://www.atenea-nike.com/pagina_80.html El asunto no parece estar demasiado claro, recojamos datos antes de repartir opiniones.


  2. #2 erudino jueves, 02 de marzo de 2006 a las 15:31

    Gracias por tu respuesta, Brandan. Yo he seguido buscando sobre este tema y la mayor parte de lo que he encontrado alude al rol de la mujer en las sociedades antiguas, donde como bien has expuesto, estaba supeditada en todo o casi todo a las decisiones del hombre, algo que todavía se da en nuestra época aunque, todo hay que decirlo, cada vez con menor frecuencia. "La mujer no tiene alma - decía Aristóteles - y su mejor adorno es el silencio”. No puede alzar públicamente su voz y es considerada como ciudadana de segunda categoría, junto con los esclavos y los extranjeros a los que se priva del derecho de la palabra. El hombre es el único ciudadano de pleno derecho o sujeto político. En la Grecia antigua, cuando las mujeres acceden al ámbito público lo hacen cerca de las fuentes, donde recogen el agua para beber, en el mercado, donde compran los alimentos para consumir, en los lavaderos o participando en determinados ritos religiosos accesibles para ellas. No tienen acceso al gimnasio, al foro o a la asamblea y los baños son de categoría inferior a los del varón. Sólo las mujeres públicas, acceden a otros lugares prohibidos. Leyendo esto y echando la vista atrás hace apenas veinte años nadie podría decir que las mujeres de nuestra época, máxime en el ámbito rural, se diferenciaban en nada de las griegas de hace más de veinte siglos. De todos modos, a pesar de ese sometimiento al hombre, la mujer ha sabido encontrar espacios abiertos que ha convertido en recintos vetados a los varones... especialmente la imagen de los lavaderos públicos, en los que las mujeres no sólo lavaban, sino que aprovechaban para hacerse ciertas confidencias e incluso, dirimir sus diferencias a voz en grito, pero en donde ningún hombre osaba entrar para intervenir, sabiendo a lo que se arriesgaba. Grecia puso los cimientos, pero Roma dió un paso adelante, porque Catón, que incitaba a matar a la adúltera y perdonaba al mujeriego, no tenía problemas con su conciencia ante un caso de injusticia, pues estaba convencido de que el excesivo poder que la naturaleza le dio a la mujer, el legislador podía equilibrarlo, por lo menos a su manera. Vistas así las cosas es lícito pensar que Catón amparó legalmente la figura del machismo en toda su extensión, producto de un miedo consciente o subconsciente a la mujer, la misma que guste o no a algun@s, fué, es y será siempre el "sexo fuerte", algo en lo que hasta la genética evolutiva está de acuerdo.. los hombres somos un género en proceso de extinción. Algo no hicimos bien y ahora habremos de pagar las consecuencias.... Saludos. Erudino.


  3. #3 kaerkes jueves, 02 de marzo de 2006 a las 15:37

    Estaría estupendo que Pangur se animara con textos irlandeses que hacen referencia al conflicto de las mujeres celtoirlandesas en los primeros años de imposición cristiana y como intentaron rebelarse contra esa situación que según los indicios de los textos era novedosa para ellas.


  4. #4 PIEDRA jueves, 02 de marzo de 2006 a las 16:31

    Erudino, estaria guapo que contaras donde has visto eso que cuentas y que refrenda la genetica evolutiva. Hasta donde yo se, la aparicion de la reproduccion sexual ( lo cual implica dos sexos ) es todo un logro evolutivo. Por cierto, yo no estoy a dispuesto a pagar por nada. En lo demas, tampoco es que este muy de acuerdo. De hecho, y con todos mis respetos hacia esa opinion, me parece comerle la orejita a las mujeres. Tarde y mal, por cierto. Saludos.


  5. #5 Cierzo jueves, 02 de marzo de 2006 a las 16:33

    Erudino, ¿has probado a consultar "La Historia de las mujeres" de Georges Duby y Michelle Perrot? Son cinco volumenes, creo que allí puedes encontrar algo...


  6. #6 MARCOVITO jueves, 02 de marzo de 2006 a las 18:15

    Yo creo que la pregunta es incontestable. Me exolico el maltrato de la mujer como lo concebimos hoy en día no estaba contemplado, esto es , la idea de un maltrato psicológico, por ejemplo, es una concepción moderna, y por tanto aunque de hecho existiera no se reconocería como una conducta atípica, en este sentido recojo unos cuantos artículos del Codigo CIvil, que en gran parte estuvieron en vigor hasta la reforma del mismo de los años 70: Art. 57.- El marido debe proteger a la mujer, y ésta obedecer al marido.


  7. #7 MARCOVITO jueves, 02 de marzo de 2006 a las 18:15

    Vaya por Dios, se me fue la respuesta, sigo:


  8. #8 MARCOVITO jueves, 02 de marzo de 2006 a las 18:25

    No sé que me está pasando , pido perdón: Art.58.- La mujer está obligada a seguir a su marido, donde quiera que fije su residencia. Los Triunales, sin embargo, podrán con justa causa, eximirla de esta obligación cuando el marido traslade su residencia a Ultramar o a pais extranjero. Art. 60.- El marido es el re`resentante de su mujer. Ésta no puede, sin su licencia, comparecer en juicio por sí o por medio de Procurador..... Art. 61.- Tampoco puede la mujer, sin licencia o poder de su marido, adquirir por título oneroso, ni lucrativo, enajeanar sus bienes, ni obligarse, sino en los casos y con las limitaciones establecidas en la ley.


  9. #9 MARCOVITO jueves, 02 de marzo de 2006 a las 18:32

    No si cuando los duendes se meten por medio no hay nada que hacer. Pero vamos, en esencia, tampoco estaba penado el adulterio si lo cometía el hombre, y sí cuando lo hacía la mujer. vamos que el maltrato, la discrimanción, etc, estaban en el subsconciente colectivo. O sea, podremos hablar de delitos, pero la mayoría de las veces, el maltrato a una mujer si no conllevaba la muerte, no estaba contemplado como un delitio. Sería delito el matar, secuestrar, herir gravmente, robar, etc, pero la condición de nujer ahí no influía, sino que era un delito general. Incluso ya digo, la idea de los delitos sexulaes, estaban muy diluidos, y poco contemplados.


  10. #10 Cierzo jueves, 02 de marzo de 2006 a las 18:46

    Marcovito, no siempre fue así, ni mucho menos. En esa concepción de la mujer tiene mucho que ver la visión cristiana de la misma, no digo que en la sociedad romana o en la celta hubiera igualdad de sexos pero si que el papel y la consideración va cambiando. Ahora mismo no tengo los datos pero te lo aseguro que lo estudie en mi asignatura "historia de género" Algun druida con datos???


  11. #11 erudino jueves, 02 de marzo de 2006 a las 20:29

    Piedra: De entrada, tranquilo.... ni a tí ni a mí, ni varias generaciones por delante vamos a ver esa fase evolutiva de la extinción del género masculino... de momento va para largo, o sea que no vamos a notar ni los primeros efectos ;-) De todos modos artículos sobre el particular, algunos con opiniones encontradas, los tienes en abundancia en la red...; en lo que sí parecen coincidir todos los científicos es que el cromosoma X es el primigenio, mientras el Y, que caracteriza a los varones, es mucho más reciente en el tiempo, y además es considerado el "gen basura", dado que aprox. el 90% de su material genético no sirve para nada... no tiene utilidad alguna, y eso es incontestable. De todos modos, aquí tienes dos enlaces: http://www.el-mundo.es/magazine/2003/207/1063363474.html http://www.urp.edu.pe/urp/modules/facultades/fpsicologia/articulos/adn_mitocondrial.php Mi último comentario sobre lo de "pagar" está claro que no va en el sentido literal de la palabra, porque yo tengo claro que puestos a pagar que lo hagan aquellos que cometen el delito, pero lo cierto es que de cara a la opinión pública actual, el ser hombre hoy parece un estigma, algo en lo que no estoy de acuerdo, porque siguiendo esa lógica todos ladron@s, asesin@s, etc... Y lo de tu expresión sobre "comer la oreja a las mujeres", pues mira... lo dejo a la libre interpretación de cada un@, pero conste que a mi me no es que me haya sonado mal la expresión, y sí en cambio el trasfondo que puede ocultar viniendo de quien viene, lo cual me parece sumamente importante. Tampoco se trata de crear una polémica estéril que nos desvíe de la pregunta inicial.. Saludos. Erudino.


  12. #12 Pangur jueves, 02 de marzo de 2006 a las 23:30

    Voy a consultar algunas de mis fuentes acerca de las leyes irlandesas. Pero advierto que no tengo tan claro eso de que las mujeres se rebelasen, o que hubiera igualdades de sexos, o etc. En todo caso más bien, se zafaban, porque la ley de tiempos pasados tenía muchos más agujeros que las leyes actuales y mira que son gruyeras... o mejor: existía, sin existir, mayor libertad para los indivíduos porque existían menos controles. Estamos juzgando el pasado con categorías actuales, e incluso con catetogorías actuales, cosa que me pone el cuello un poco dolorido. Desde luego, siempre ha habido maltratadores y maltratados/as /os /is, y hasta estoy tentada de creer, pero solo creer, que en ciertos casos la implantación del cristianismo tendió a aminorar determinados comportamientos ofensivos... por la via de imponer férreos controles o, incluso, de segregar a las mujeres en recintos propios donde, al menos en teoría, se encotnrarían a salvo de violencias: monasterios femeninos, por ejemplo. Bhuel, lo dicho: miraré mis fuentes y alguna cosuca más.


  13. #13 kaerkes jueves, 02 de marzo de 2006 a las 23:46

    Gracias Pang!, oye ¿quién te avisó de que te mencioné?¿quizás alguna de esas grullas que surcan el cielo en formación en V?


  14. #14 silmarillion viernes, 03 de marzo de 2006 a las 02:37

    Sobre las mujeres: Plinio el Viejo. Naturalis Historia. “El contacto con el flujo mensual de la mujer amarga el vino nuevo, hace que las cosechas se marchiten, mata los injertos, seca semillas en los jardines, causa que las frutas se caigan de los árboles, opaca la superficie de los espejos, embota el filo del acero y el destello del marfil, mata abejas, enmohece el hierro y el bronce, y causa un terrible mal olor en el ambiente. Los perros que prueban la sangre se vuelven locos, y su mordedura se vuelve venenosa como las de la rabia. El Mar Muerto, espeso por la sal, no puede separarse excepto por un hilo empapado en el venenoso fluido de la sangre menstrual. Un hilo de un vestido infectado es suficiente. El lino, cuando lo toca la mujer mientras lo hierve y lava en agua, se vuelve negro. Tan mágico es el poder de las mujeres durante sus períodos menstruales, que se dice que lluvias de granizo y remolinos son auyentados si el fluido menstrual es expuesto al golpe de un rayo” "A las vírgenes a las que les llega el momento de casarse y no se casan, les ocurre, sobre todo con la llegada de la regla, lo que antes no les había pasado, pues entonces la sangre gotea en la matriz como si quisiera salir fuera. Así pues, cuando el orificio de salida no está abierto y la sangre afluye en mayor cantidad a causa de la alimentación y el aumento del cuerpo, entonces, como no tiene salida, sube en virtud de su cantidad hacia el corazón y el diafragma. De este modo, cuando estas zonas están llenas, el corazón se entorpece y, tras el entorpecimiento, llega el sopor y luego, a consecuencia de éste, estas jóvenes se ven asaltadas por desvaríos. Estando así las cosas, la mujer se vuelve loca a consecuencia de la inflamación aguda; a consecuencia de la putrefacción, siente deseos de matar; a consecuencia de la presión ejercida sobre el corazón, desea estrangular y a consecuencia del deterioro de la sangre, su espíritu agitado y angustiado se pervierte. Además, la enferma dice cosas terribles... La liberación de este mal está cuando se logra que nada impida la salida de la sangre. Por eso, yo aconsejo a las vírgenes que cuando tengan tales trastornos, enseguida se casen con un hombre, pues si quedan embarazadas se curan, y si no, al llegar a la pubertad o poco después, son atrapadas por este mal, si no por otro. De entre las mujeres casadas, son las estériles las que más sufren estos trastornos." SANZ MINGOTE, Lourdes (ed.) (1988): Tratados Hipocráticos, IV: Tratados ginecológicos, trad. de Lourdes Sanz Mingote e Intr. de José Antonio Ochoa. Madrid: Bibl. Clásica Gredos. "...Por eso, yo aconsejo a las vírgenes que cuando tengan tales trastornos, enseguida se casen con un hombre..." Juasssssssssssssssssssssssssssssssssssssss


  15. #15 marprim viernes, 03 de marzo de 2006 a las 08:38

    y toda la tradición semita,anterior al cristianismo,la esposa de Abraham angustiada porque su infertilidad podía acarrearle el repudio y con ello,el desprestigio ,la adúltera lapidada,Eva,causando la desgracia de toda la humanidad. La mujer como garante del prestigio del varón(el dinero que ha pagado por ella o ellas) la virginidad y la fidelidad como garantia de que la descendencia es del marido y de ningún otro el pudor de la mujer como garantía del honor del marido,del padre,los hermanos


  16. #16 Brandan viernes, 03 de marzo de 2006 a las 08:49

    Entonces...era por eso.... Bromas aparte, muy bueno Silamarillion. Eso, por no mencionar a San Agustín y otros padres de la Iglesia Católica. Valga una muestra: "La misoginia -aversión a las mujeres- tiene una historia (documentada) de cinco mil años; la indocumentada se remonta, probablemente, a los orígenes de la especie. La "inferioridad natural" de la mujer ha hecho que, personajes ilustres de toda la historia, hayan alimentado por escrito dicha misoginia. "La mujer es un hombre inferior". Aristóteles "Poética" (323 a. de C.) "La mujer tiene forma de ángel, corazón de serpiente y mente de asno" Proverbio alemán "Tal es la estupidez del carácter de la mujer que en todas las cuestiones le incumbe desconfiar de sí misma y obedecer al marido" Confucio (ca. 500 a. de C.) "De aquellos que nacieron como hombres, todos los que fueron cobardes y malvados fueron transformados, en su segundo nacimiento, en mujeres" Platón "Timeo" (ca. 360 a. de C.) "Existe un principio bueno que creó el orden, la luz y el hombre, y un principio malo que creó el caos, la oscuridad y la mujer" Pitágoras (Siglo VI. a. de C.) "Las cosas deseables de la vida son: primero, el whisky; segundo, el tabaco; tercero, los caballos; cuarto, las armas, y quinto, las mujeres" Indios arapaho (1835) "Una mujer sólo es una mujer, pero un buen cigarro es tabaco" Rudyard Kipling."Los prometidos" (1885) "Las niñas empiezan a hablar y a tenerse en pie antes que los chicos porque los hierbajos siempre crecen más deprisa que los buenos cultivos" Martín Lutero "Conversaciones de sobremesa" (1533) "Es evidente que todos los desastres, o una enorme proporción de ellos, se deben al carácter disoluto de las mujeres" León Tolstoi "Diario" (19-XII-1900) "Está inextricablemente embrollado en la materia (es decir, la madre) y, además, es algo viscoso, sucio y rezumante que te hace vomitar" Jean-Paul Sartre "La náusea" (1938) "Un caballero es quien se quita el sombrero antes de golpear a su esposa" Chiste británico (1920) "La política es una mujer. Si eres su amante desgraciado, te decapitará de un mordisco" Hitler "Un hombre puede matar impunemente a su esposa, madre, hija, hermana, tía, sobrina o prima por parte paterna si cree que es culpable de adulterio" Ley promulgada por el Consejo Revolucionario de Irak (1990) De hecho, existe una cantidad descomunal de diferencias entre el hombre y la mujer. El hombre piensa. La mujer da que pensar. El hombre siente y no llora. La mujer llora y no siente. El hombre va al teatro formando parte de los espectadores para ver la comedia. La mujer va al teatro formando parte de la comedia para ver al público. El hombre sufre. La mujer hace sufrir. El hombre va a un lugar y pregunta: ¿Está fulano de tal?. La mujer va un lugar y dice: ¡Aquí estoy yo! El hombre razona. La mujer da gritos. El hombre tiene una equivocación. La mujer es la equivocación del hombre. El hombre exige menos de lo que merece. La mujer merece menos de lo que exige. El hombre cree. La mujer aparenta creer. El hombre se cree mas malo de lo que es. La mujer es más mala de lo que se cree. En consecuencia: ¿Qué es el hombre? Lo que la mujer quiere. Definición: La mujer es un animal de pelo largo y entendimiento corto. El hombre que pierde una buena mujer no sabe lo que gana. Sin la mujer no se puede vivir. Con la mujer menos. Conclusión: El hombre propone. Dios dispone y la mujer descompone. La mujer comprende todas las reglas aritméticas: suma disgustos, resta diversiones, multiplica gastos y divide opiniones. Las mujeres como las chimeneas, una en cada casa y limpiarlas de vez en cuando. Interrogantes: ¿Qué harían los hombres si no existieran las mujeres?. Domesticar a otro animal. ¿Cuando pueden las mujeres ir a la luna?. Cuando haya que barrerla. ¿Cuales son las 70 cosas para las que sirven las mujeres?. Para el 69 y para cocinar. RESUMEN: Dios hizo el mundo y descansó. Dios creo al hombre y descansó. Dios creó la mujer y desde entonces nadie ha podido descansar." Y es que tu intervención es doblemente acertada, Silmarillion, porque efectivamente el maltrato está directamente relacionado con la misoginia y las actitudes sociales hacia la mujer. Victoria A. Ferrer Pérez y Esperanza Bosch Fiol, Profesora del Departamento de Psicología de la Universitat de les Illes Balears. Co-directoras de la “Universitat d’Estiu d’Estudis de Gènere” (Universidad de Verano de Estudios de Género), dice lo siguiente en su trabajo: "Violencia de género y misoginia: Reflexiones psicosociales sobre un posible factor explicativo" publicado en la página: http://www.nodo50.org/mujeresred/violencia-bosc-ferrer-2.html "Históricamente, la concepción de agresión sexual ha estado relacionada con los derechos de la mujer y su posición en la escala social (Soria y Hernández, 1994). Actualmente, las sociedades evidencian tasas diferentes de violación en su seno y la violación constituye una forma común de violencia masculina que no tiene fronteras de clase social o edad (Larrauri, 1994), aunque sí está relacionada con los roles sociales. Así, algunos estudios antropológicos han mostrado que aquellas culturas en el mundo libres de violación o en las que ésta es muy infrecuente (Arapes de Nueva Guinea, Tuareg y Pigmeos) coinciden en que el rol de la mujer es muy respetado, pero, en cambio, las sociedades propensas a la violación se caracterizan por su violencia interpersonal, dominación masculina y separación de los roles sexuales (Soria y Hernández, 1994). Como reconoce Wrightsman (1991), esta relación entre violación y tendencia de los hombres a la posesión, dominio y maltrato a la mujer, da apoyo a las teorías feministas de la violación. Históricamente, la concepción de agresión sexual ha estado relacionada con los derechos de la mujer y su posición en la escala social (Soria y Hernández, 1994). Actualmente, las sociedades evidencian tasas diferentes de violación en su seno y la violación constituye una forma común de violencia masculina que no tiene fronteras de clase social o edad (Larrauri, 1994), aunque sí está relacionada con los roles sociales. Así, algunos estudios antropológicos han mostrado que aquellas culturas en el mundo libres de violación o en las que ésta es muy infrecuente (Arapes de Nueva Guinea, Tuareg y Pigmeos) coinciden en que el rol de la mujer es muy respetado, pero, en cambio, las sociedades propensas a la violación se caracterizan por su violencia interpersonal, dominación masculina y separación de los roles sexuales (Soria y Hernández, 1994). Como reconoce Wrightsman (1991), esta relación entre violación y tendencia de los hombres a la posesión, dominio y maltrato a la mujer, da apoyo a las teorías feministas de la violación." También ofrece una definición aceptada que ayuda a definir el marco de debate del asunto que nos ocupa: "La violencia contra la mujer se define como "todo acto de violencia basado en el género que tiene como resultado posible o real un daño físico, sexual o psicológico, incluidas las amenazas, la coerción o la privación arbitraria de la libertad, ya sea que ocurra en la vida pública o en la vida privada”. E incluye "la violencia física, sexual y psicológica en la familia, incluidos los golpes, el abuso sexual de las niñas en el hogar, la violencia relacionada con la dote, la violación por el marido, la mutilación genital y otras prácticas tradicionales que atentan contra la mujer, la violencia ejercida por personas distintas del marido y la violencia relacionada con la explotación; la violencia física, sexual y psicológica al nivel de la comunidad en general, incluidas las violaciones, los abusos sexuales, el hostigamiento y la intimidación sexual en el trabajo, en instituciones educacionales y en otros ámbitos, el tráfico de mujeres y la prostitución forzada; y la violencia física, sexual y psicológica perpetrada o tolerada por el Estado, dondequiera que ocurra”. Creo que hay tema, porque me parece que, efectivamente, todos o algunos de los factores enumerados en el párrafo anterior se han dado casi siempre y en casi tods las sociedades.


  17. #17 Brandan viernes, 03 de marzo de 2006 a las 08:52

    Disculpas. La fuente del primer párrafo copiado es: interesantes.iespana.es/misoginia.htm


  18. #18 verracus viernes, 03 de marzo de 2006 a las 09:36

    En el caso de Grecia, si echamos un vistazo a la literatura y a la mitología, vemos que a menudo se ensalza a la mujer y se la trata con bastante respeto. En la literatura homérica, por ejemplo: la guerra de Troya se inicia por una mujer, lo que deja entrever la estima que ambos pretendientes le tenían. Otro ejemplo de mujer ensalzada es la virtuosa Penélope. En el panteón existe una especie de equilibrio entre dioses de ambos sexos. Aunque Júpiter es varón, se da el caso de que Juno se le enfrenta en varias ocasiones, no saliendo este muy bien parado, que digamos. Los vicios, las virtudes y los poderes de los dioses no parecen depender del sexo que estos tuvieran, lo cual nos da una idea de lo que la sociedad pensaba, si establecemos un paralelismo. Otro ejemplo es el estudio de las ciencias. Por ejemplo,en escuela pitagórica las Matemáticas se estudiaban con pasión. Daban mucha importancia a la educación tanto de hombres como de mujeres, que no se limitaba a las artes útiles, sino que también se ocupaba del lenguaje y del rigor del razonamiento. Consideraban importante que una mujer fuera inteligente y culta. El ejemplo más representativo fue Teano, esposa de Pitágoras y miembro de la escuela pitagórica. Cuando su esposo murió, Teano sucedió a Pitágoras a la cabeza de esta escuela, y con la ayuda de sus dos hijas difundió los conocimientos matemáticos y filosóficos en Grecia y Egipto. Quiero decir que no creo que fuera generalizado el desprecio por la mujer, y por ende el maltrato. Silm, tristemente interesante el texto del viejo Plinio. Por cierto, a ver si te x-presas más ;).


  19. #19 terradejosep viernes, 03 de marzo de 2006 a las 09:56

    quiero añadir una cosa. No todos los pueblos maltractavan a las mujeres, en realidad para los celtas las mujeres formavan un núcleo importante en su sociedad. Acompañavan a los soldados a la batalla, bestian como ellos, podian gobernar e incluso llevar armas y dirigir ejèrcitos. de echo el hombre y la mujer tenian la condición de igualdad. con la entrada de otras culturas como la romana todo esto canbió


  20. #20 Brandan viernes, 03 de marzo de 2006 a las 10:04

    Vaya por delante que, para hacer un análisis riguroso de la situación de la mujer en Grecia, Roma o cualquier otra cultura o civilización que se desee, deberíamos distinguir épocas y territorios diferenciados. No ocurriría lo mismo en Atenas, que en Esparta o Sicilia y no puede asimilarse por completo el período miceno al período heleno. En mi opinión, Verracus, el panteón griego, en el período heleno, es ya un galimatías impresionante del que difícilmente se pueden extraer conclusiones que ofrezcan una imagen de lo que era la sociedad griega. De los mitos anteriores, falseados casi en origen y muy mal transmitidos, ni le cuento. No obstante, si nos empeñamos en encontrar similitudes, podríamos deducir que los valores que otorgaban a los dioses principales, Zeus y Hera, eran los de un matrimonio clásico, con un marido patriarcal, generoso y benevolente, a veces, terrible otras e infiel hasta el paroxismo. Por su parte, Hera, es una deidad rencorosa, vengativa, cruel y despiadada. El resto (simplificando un poco), una panda de niños bandarras que daban más guerra que satisfacciones. Lo que es una familia tradicional, vaya. De Homero tampoco te puedes fiar mucho en este sentido, puesto que relata hechos concretos y personajes singulares muy poco representativos socialmente. Además, lo de que la guerra de Troya se desencadenó por el rapto de Helena, parece una licencia literaria que debe, en mi opinión, analizarse desde otras perspectivas. Por otra parte, la Escuela Pitagórica era una escuela casi esotérica, lo que la excluye también de las comparaciones con la sociedad común. Sin embargo, convengo con usted, salvo mejores opiniones de terceros, en que el maltrato físico no debía ser generalizado en la sociedad griega y en la romana, puesto que la mujer, al ser portadora de bienes que podían perderse con un divorcio, a veces solo justificado por los malos tratos, y al no estar completamente desamparadas por padres y hermanos, gozaría de un respeto por parte del marido, aunque solo fuese por interés o miedo. Otra cosa es la misoginia generalizada socialmente, que sí se daba con profusión, a mi jucicio, sin duda alguna y que constituye un maltrato innegable.


  21. #21 terradejosep viernes, 03 de marzo de 2006 a las 11:56

    la mujer también se menciona en relatos literarios como por ejemplo "Canigó" de Jacint Verdaguer, Tirant lo Blanc e incluso Curial le Guelfa. en realidad si os leeis estos libros vereis que la mujer es un problema para el hombre, lo corrompe y lo aparta de sus obligaciones consideradas más importantes, por ejemplo en la obra "Canigó" el protagonista és un gran guerrero pero quando se enamora empieza su perdizión asta que esto le conduce a la muerte y al deshonor. estas obras tienes casi mil años por tanto nos pueden dar un ejemplo de como pensava la sociedad de aquella época. la pregunta que yo hago a este foro, que tenian estos artistas literarios y en particular para pensar que la mujer era la perdición de l´hombre?, donde empieza el maltrato y donde acaba la realidad?. existe una leienda en que un cavallero enamorado se clabava el dardo de una flexa en la pierna para ocultar el dolor de su amor. mitoógicamente la mujer, és más, las diosas se disputavan su belleza y para hacerlo causavan muertes(destrucción de troia) en canvio era el hombre quien imponia orden i racionalidad, un ejemplo es ni mas ni menos que la manzana de la discordia y de racionalidad el juicio llebado a cavo por el pastor "Priam"(algo así). 2000 años más, en el siglo 21 las mujeres, entre ellas se siguen disputando su belleza. La mitologia representa el pensamiento de todo un pueblo?. de echo las actitudes de las diosas definian la actitud de las mujeres y estas por lo que llebamos de años aun no han canviado. Es eso cierto?


  22. #22 Hannon viernes, 03 de marzo de 2006 a las 12:05

    - Arísteneto y sus retratos de mujeres al fin de la Antigüedad / Inés María Calero Secall En: Desvelar modelos femeninos : valor y representación en la antigüedad / coord. por Virginia Alfaro Bech, Victoria Eugenia Rodríguez Martín, 2002, ISBN 84-7785-522-6 , pags. 135-156 - Mujeres y poder en la Antigüedad : los modelos de Cleopatra y Livia / Rosa María Cid López En: Las mujeres y el poder : representaciones y prácticas de vida / coord. por Ana Isabel Cerrada Jiménez, Cristina Segura Graiño, 2000, ISBN 84-87090-24-9 , pags. 65-78 - Cómo invertirse en diosa : Mujeres y Divinidad en la Antigüedad Clásica / María Dolores Mirón Pérez En: Arenal: Revista de historia de mujeres, ISSN 1134-6396, Vol. 5, Nº 1, 1998 (Ejemplar dedicado a: La religiosidad de las mujeres) , pags. 23-46 - Mujeres esclavas en la Antigüedad : Producción y reproducción en las unidades domésticas / Cándida Martínez López En: Arenal: Revista de historia de mujeres, ISSN 1134-6396, Vol. 7, Nº 1, 2000 , pags. 5-40 - ¿Tienen derecho a la educación las mujeres? : De Varrón a Quintiliano. La confusa historia educativa en Roma / María Carmen Ramírez Palacio En: La pizarra mágica : una visión diferente de la historia de la educación / coord. por José Francisco Guerrero López, Rafael Pérez Galán, 2004, ISBN 84-9700-155-9 , pags. 15-22 - Roma en el interior de la Península : la mujeres de Complutum / María Jesús Vázquez Madruga En: Anales Complutenses, ISSN 0214-2473, Nº. 12, 2000 , pags. 15-28 - Extranjeras en Roma y en cualquier lugar : mujeres mimas y pantomimas, el teatro en la calle y la fiesta de Flora / Sabino Perea Yébenes En: Gerión, ISSN 0213-0181, Vol. 22, Nº 8, 2004 (Ejemplar dedicado a: Extranjeras en el Mundo Romano) , pags. 11-43 - Mujeres extranjeras en Roma en la obra de Marcial / José María Blázquez Martínez En: Gerión, ISSN 0213-0181, Vol. 22, Nº 8, 2004 (Ejemplar dedicado a: Extranjeras en el Mundo Romano) , pags. 57-66 - Espacios de poder de las mujeres en Roma / Rosario Cortés Tovar En: Estudios sobre la mujer en la cultura griega y latina : [XVIII Jornadas de Filología Clásica de Castilla y León] / coord. por Jesús-María Nieto Ibáñez, 2005, ISBN 84-9773-201-4 , pags. 193-216 - Mujeres en busca de la palabra. desde Roma a nuestro mundo / A. López En: Florentia iliberritana: Revista de estudios de antigüedad clásica, ISSN 1131-8848, Nº 10, 1999 , pags. 163-186 - "Constitutores Collegiorum" : El papel de las mujeres en la fundación de "Collegia" en Roma / María Daría Saavedra Guerrero En: Polis: Revista de ideas y formas políticas de antigüedad clásica, ISSN 1130-0728, Nº 4, 1992 , pags. 209-214 - Mujeres y mediación en Grecia Antigua / María Dolores Mirón Pérez En: Experiencias de paz en el Mediterráneo / coord. por Francisco A. Muñoz Muñoz, Carmelo Pérez Beltrán, 2003, ISBN 84-338-3071-6 , pags. 155-200 - Buenas y malas mujeres de la antigua Grecia / Rosa Aguilar En: Enrahonar: Quaderns de filosofía, ISSN 0211-402X, Nº 26, 1996 , pags. 81-94 - Las carreras de mujeres en la Grecia antigua / Paola Angeli Bernardini En: Revista de Occidente, ISSN 0034-8635, Nº 134-135, 1992 , pags. 61-72 - Tiempo de mujeres, tiempo de hombres : Genero, ocio y trabajo en Grecia antigua / María Dolores Mirón Pérez En: Arenal: Revista de historia de mujeres, ISSN 1134-6396, Vol. 8, Nº 1, 2001 (Ejemplar dedicado a: Género y usos del tiempo) , pags. 5-37 - Las mujeres, la tierra y los animales : naturaleza femenina y cultura política en Grecia antigua / María Dolores Mirón Pérez En: Florentia iliberritana: Revista de estudios de antigüedad clásica, ISSN 1131-8848, Nº 11, 2000 , pags. 151-169 Bueno, ya tenéis para ir empezando...


  23. #23 erudino viernes, 03 de marzo de 2006 a las 13:12

    Bueno..... Creo que tengo más que suficiente con todo lo aportado hasta aquí, y quien lo pueda hacer en adelante... Gracias a tod@s por vuestro interés y ayuda.... Saludos. Erudino.


  24. #24 zalassa viernes, 03 de marzo de 2006 a las 13:48

    En Grecia y Roma la mujer era un simple objeto, como si fuera un robot cuyo único deber era traer hijos al mundo, criarlos y poco más. En la casa tenía algún poder, pero fuera de ella era un ser inferior e ignorante (en general, luego había otras que mandaban sobre sus maridos sin que ellos se dieran cuenta y otras que han pasado a la historia, como Safo de Lesbos). Eso de que en la mitología se ensalza a las mujeres... bueno no estoy tan de acuerdo. Lo que se ensalza son las virtudes de la mujer en esa época, como la fidelidad... en el caso de Penélope. Pero eso de que un mujer desencadenara la guerra de Troya, en serio, no es precisamente un elogio, yo lo veo como que es una persona maligna y traicionera, muy bella, sí, pero falsa.Tampoco existe una paridad entre los dioses. A la mujer nunca se la ha tratado bien y si se la ha maltrado en la historia ha sido por intentar equipararse a los hombres. Creo que lo que dice Terradejosep es una barbaridad. Ya sabemos que lo de la belleza y las peleas por ser la más bella han existido siempre, pero creo que esto también nos lo habeis impuesto los hombres. Ahora mismo sigue pasando, pero es un símbolo de debilidad por parte nuestra hacia una sociedad que sigue siendo machista aunque va cambiando poco a poco (tú lo has demostrado, terradejosep). Desde hace muy poco tiempo las mujeres tenemos la capacidad de aprovechar y elegir el hombre que nos gusta, por eso han empezado a aparecer concursos de belleza masculina, anuncios relacionados con el hogar en los que aparecen hombres limpiando...Lo de que la mujer es un ser maligno es mentira. No sé si te habrás dado cuenta que los escritores de esos libros que has mencionado son hombres y que en muchos de esos casos han sido rechazados por la mujer de la que estaban enamorados. Las mujeres tenemos de malignas lo que vosotros, los hombres.


  25. #25 zevlagh viernes, 03 de marzo de 2006 a las 13:52

    Me sorprende que nadie haya hecho referencia aún al mito de Pandora...


  26. #26 zevlagh lunes, 06 de marzo de 2006 a las 12:16

    Recomendaría la siguiente lectura: MOTANELLI, INDRO: “Historia de los griegos”. Ed. Alianza. Madrid, 2005. En especial los capítulos 22 y 23, "Un Teófilo cualquiera" & "Una Niké cualquiera", donde se recrea un día en la vida cotidiana de un/a ateniense medio/a. Ahí queda.


  27. #27 terradejosep lunes, 06 de marzo de 2006 a las 13:25

    a Zalassa. hola, en realidad yo no digo que la mujer sea un ser maligno, ni mucho menos, yo solo menziono lo que pensavan los antiguos, no lo que yo pienso. lo que he querido decir es que en la mitologia se puede entender la classe de comportamiento que tenia la humanidad de esa época no el pensamiento que se tiene ahora. por cierto, en la mitologia que se entiende por fidelidad?.


  28. #28 zalassa lunes, 13 de marzo de 2006 a las 12:38

    acabo de ver tu respuesta Terradejosep, lo siento pero me has dado a entender que también era lo que tú pensabas. Gracias por aclarármelo.


  29. #29 Adoni sábado, 12 de mayo de 2007 a las 09:02

    Un lugar con mucha información es el Libro de Job, pero ocurre que la traducción actual obvía el contenido real. El problema de la mujer en la literatura bíblica és que aunque sea la propia mujer, como en éste caso, la autora y la protagonista, para superar la censura de los hombres, debía "escribir entre líneas", sugerir, sin llegar a afirmar del todo, en una especie de guiño contínuo al lector. El "ketib" de la lectura permite conocer esas historias de Job llenas de mujeres que al cabo del tiempo son despreciadas, maltratadas y repudiadas por sus maridos, que eligen otras compañeras más jóvenes esperando recuperar su virilidad perdida. Lo peor del caso és la forma en que se realiza ésta separación, ya que en ocasiones se basa en acusaciones totalmente falsas del marido, que llevan a una condena a muerte de la esposa. En ocasiones, el eufemismo "spr krytwt", acta de divorcio, esconde en realidad una pena de muerte, és el ariete de bronce que acabará con la vida de la mujer, que será separada del mundo de los vivos. La mujer en realidad puede ver ésta muerte como liberadora, en el sentido de que acaba con el mal trato diario que viene sufriendo. Otro lugar muy importante son los Salmos, pero ocurre que se "desconoce" la estructura de los Salmos, nuestros sabios hasta ahora no se lo explican, y sin ese paso previo, no se pueden clasificar, se pueden leer con cierta hilaridad, pero no se puede comprender lo que dicen. Las mujeres aprovecharon un género literario-musical, la cantilación, para extrapolar el uso que se hacía de la cantilación en el canto del arca de la Alianza, acompañando el rito del sacrificio, de forma que se debe estructurar el texto del salmo rellenando sus vacíos y después leerlo de nuevo y leer la inversa musical, obteniendo así los dos discursos que se nos esconden y justifican así el ejercicio literario. Una muestra sería el Salmo 123, de los más cortos, dedicado a la violación de una mujer. El canto permite a la esclava condenada a muerte maldecir no sólo al hombre que ha roto su vestido y que la ha violado amenazándola con su cuchillo, sino que su asco se extiende a todo el género masculino que representado por sacerdotes, jueces, abogados, testigos, etc., que asisten a éste espectáculo. Las mujeres, las esclavas, reivindican el cumplimiento de la ley, la libertad, pero lo que se les ofrece és una muerte ignominiosa bajo la guillotina, el arca de la Alianza, símbolo de la ley. Hay otra temática también recurrente en los Salmos, como el 30, dedicado al sacrificio de niños. Las mujeres son la madre del cordero de toda la historia, porque cuando se piensa en la criaturas hechas pedazos en nombre de la Ley, debajo del arca de la Alianza, detrás de cada uno de ellos hay una madre hecha trozos, maldiciendo la Ley, maldiciendo a los hombres que lo justifican, permiten, etc. Seguramente antes como hoy, son las madres de esos niños, las que nos siguen cuestionando acerca de la ley y acerca de la falta de sensibilidad de los hombres, maldiciendo al género masculino. Seguramente si los presidentes de EE.UU, U.K, y España hubiesen sido mujeres, ni un sólo niño hubiese muerto en Irak. Es así de triste.


  30. Hay 29 comentarios.
    1


Si te registras como Druida (y te identificas), podrás añadir tu respuesta a este Archivo de Conocimientos

Volver arriba

No uses esta información en otros sitios web ni publicaciones, sin el permiso del autor y de Celtiberia.net