Realizada por: erudino
Al Druida: erudino
Formulada el viernes, 30 de septiembre de 2005
Número de respuestas: 4
Categoría: Temas Históricos y Artísticos

El valle de Villaverde (Cantabria)


Con tu permiso, Viriato, prefiero sacar de contexto tu alusión a la historia del valle de Villaverde ya formulada por tí y continuar desde aquí, para no mezclar preguntas que no guardan relación. Saludos. Erudino.

Respuestas

    Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
    Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.

  1. #1 erudino viernes, 30 de septiembre de 2005 a las 22:11

    Viriato Ayer 29/09/05), a las 21:07 Hablemos de historia. El Valle de Villaverde pertenecía a las Encartaciones desde el S. XII al menos. Es a partir del 14 de septiembre de 1440, cuando Diego de Avellaneda vende por 500.000 Maravedís a D. Pedro Fernández de Velasco, Conde de Haro, el susodicho valle. Con ello su historia se separará de la de los pueblos vecinos, que como todos sabeis han llegado a nuestros días como vizcaínos. Si un contrato de compraventa sirve para cambiar la identidad de un pueblo, pues Villaverde de Trucios es cántabro cien por cien, al menos desde 1.440. Sin embargo, parece que ya desde antiguo no era esa la opinión de los villaverdanos, y al respecto de esto podemos aludir a un acaecido del año 1.584, cuando el Condestable de Castilla demandó al alcalde del valle por negarse a pagar 135.000 Maravedís en concepto de tributos, a lo que los villaverdanos contestaron que : "ellos y sus antecesores habían sido bizcaínos originarios" y como tales "habían gozado de todas las exenciones, prerrogativas y privilegios que disfrutaban los demás de la tierra encartada" De otro lado, la denominación de "de Trucios" no es del XIX sino de la segunda mitad del XVIII. Y creo que también sería conveniente destacar aquí cómo los villaverdanos a través de sus síndicos se negaron a ser incluidos en la provincia de Santander, cuando la famosa división provincial de Javier de Burgos se estaba tramitando en Las Cortes Españolas. Para ello se dirigieron a Fernando VII, quien les pidió documentación que corroborara la autenticidad de su vizcainía por lo que ellos la solicitaron de la Diputación de Vizcaya, que se la facilitó. El informe fue presentado en La Real Cancillería de Valladolid, donde por diversos avatares fue desetimado el recurso. El informe aludía a la participación documentada del valle en la Juntas de Avellaneda al menos desde 1.662 en adelante. Un saludo


  2. #2 erudino viernes, 30 de septiembre de 2005 a las 22:19

    Puntualicemos: El valle de Villaverde pertenece geográficamente a la comarca de Las Encartaciones, lo que no es impedimento para que sea uno más de los 102 municipios que integran la actual comunidad de Cantabria. Un caso paralelo lo encontramos en los lugares de Aguilar y Reinosa, quienes pertenecen también a la misma comarca (Campóo), pero a provincias y comunidades autónomas diferentes y nadie se plantea la identidad de ninguno de ellos, de la misma manera que sucede con la comarca pasiega, a caballo entre Cantabria y Burgos. En el mayorazgo fundado en 1458 por el ya citado don Pedro Fernández de Velasco, se incluía no sólo el valle de Villaverde sino también villas, lugares y jurisdicciones como los valles de Soba y Ruesga, las casa fuertes de Laredo, Cereceda, Ampuero, Colindres, Castro-Urdiales, Sámano, Otañes, Gordejuela, valles y tierras de Vecio, Limpias, Trasmiera, Guriezo y Liendo, así como el valle y tierra de Mena y el derecho del barrio de Treto. Es decir, que en dicha relación no sólo aparecen posesiones en Cantabria, sino también en Vizcaya, concretamente el valle de Gordejuela (hoy vizcaíno) y las de la merindad de Vecio, la cual incluía territorios cántabros además del actual valle de Trucíos (igualmente vizcaíno al día de hoy). De ahí que aunque actualmente Villaverde sea un enclave dentro de Vizcaya, rodeado por los municipios de Trucíos, Carranza y Arcentales, ello no fue así siempre y como tal consta en el mapa trazado por Tomás López en 1769, e igualmente el correspondiente al Partido del Bastón de Laredo, publicado por el mismo autor en 1774, donde el valle de Villaverde aparece unido directamente por el Norte con territorio del citado Bastón de Laredo, quien por aquel entonces incluía entre sus jurisdicciones el valle de Trucíos; y no perdamos de vista que estamos hablando del S. XVIII. Respecto al apelativo de “de Trucíos”, aplicado al valle de Villaverde, completamente de acuerdo contigo, surgió en el s. XVIII, concretamente en un doc. de 1768 (disculpas por mi error), aunque en el año 1801 hay documentos que se encabezan con la fórmula: “En el Valle de Villaverde, del Partido de Laredo…..”, y aún en el año 1822 sigue apareciendo así. De todos modos, el Catastro del Marqués de la Ensenada aclara las posibles dudas en lo que a su nombre original y jurisdicciones concierne, ya que entre las preguntas formuladas a los representantes del valle de Villaverde destacan: A la primera pregunta respondieron que: “Esta población se llama Valle de Villaverde y que se compone de cuatro cuartos, nombrados el uno el de las Bárcenas, el otro el de Henales, el otro el de la Iseca, y el otro el de Mollinedo….” recalcando más adelante que “…. el nombre principal como dejan dicho es el de Valle de Villaverde”. A la segunda pregunta respondieron: “Que este valle es de señorío en cuanto a lo jurisdiccional, es el Duque de Frías, quien nombra Corregidor a su elección y Teniente en una persona de las tres que por el valle se le proponen, y a su tiempo toma la residencia correspondiente al Juez que también para ello nombra; y los derechos que se pagan pertenecen a S.M., los cuales se ponen en poder del Procurador Síndico General a fin de que lo ingrese en Arcas Reales en la villa de Laredo y saque las cartas de pago correspondientes”. Más abajo responden: “Y aunque es de señorío este Valle, en cuanto a lo jurisdiccional, no se paga cosa alguna ni tienen carga por el establecimiento del suelo.” También afirman: “Que no está cargado el Valle de Villaverde de servicio ordinario ni extraordinario ni otros más que los derechos reales de sisas, cientos y alcábalas.” Respecto a la “presunta” vizcaínia del citado valle a la que se alude en relación con el doc. de 1584 hay que tener en cuenta lo siguiente: En el acta primera de la Junta de Avellaneda, de 1554, es decir, treinta años antes, se recoge la relación de los apoderados que representaban a los diversos concejos de Las Encartaciones: “Conçejo de Güeñes, Conçejo de Çalla, Valle de Gordojuela, Conçejo de Sant martin de Sopuerta, Conçejo de San Pedro de galdames, Conçejo de San Julian de Musques, Conçejo de San Pedro de Abanto, Conçejo de Santuruze, Conçejo de Santa Maria de Sestao, Conçejo de San Çalvador del Valle, Conçejo de Sant Román de Cierbana, Conçejo de Trucios, Conçejo de Santa Juliana. Por los çinco conçejos del Valle de Carrança, de San Mig(el) de Aedo e Sant Andres de Biañez e Santesteban e Santa (Maria) de Soscaño e San Pedro de Sierra e por el Conçejo e Valle de Arcentales”. Como se ve por la citada relación, el valle de Villaverde queda fuera de la Junta, por lo que resulta más que dudoso que este se declarase vizcaíno, a no ser por querer hacer valer sus derechos de antiguo, citados y recogidos con posterioridad en el Catastro de Ensenada. En las actas de las citadas Juntas de Avellaneda, sin embargo, se hace referencia a la representación que a ellas enviaba algunos años el valle de Villaverde para tratar únicamente los asuntos de guerra. Hay que resaltar aquí un acuerdo tomado por la citada Junta de Avellaneda de fecha 23/02/1703 por el cual se decretó “que los Síndicos de cada república den cuenta a sus vecinos de si conviene o no en que el valle de Villaverde contribuya con los gastos que se ofrecieren en las prevenciones que se han de hacer para la presente guerra….” Y Juan de Urrutia, como vecino encartado, protestó contra este decreto, por decir que dicho valle no puede ser admitido a dicha contribución por no ser del distrito de las Encartaciones. Sin embargo, la mayor parte de los Síndicos de los concejos de las Encartaciones presentaron a los dos meses sus poderes conviniendo que se admitiera al valle de Villaverde “…en lo militar, como han hecho de largo tiempo a esta parte”. Es decir, que el valle de Villaverde se encontró con la oposición de gentes encartadas incluso a la hora de ofrecerse a costear los distintos gastos que conllevaban los periodos de guerra, único motivo por el cual Villaverde era admitido a las Juntas; es decir, que no tenía voz ni voto para cualquier otro tipo de decisión. Ejemplos análogos de lo dicho constan en distintos documentos de los años 1620, 1663, 1680 y 1707. Sin embargo el valle de Villaverde no colaboraba en lo militar sólo con la comarca encartada, pues administrativamente dependía de las Cuatro Villas de la Costa de la Mar (Castro-Urdiales, Laredo, Santander y S. Vicente de la Barquera) y Partido del Bastón de Laredo, de tal modo que en un doc. de fecha 14/09/1794, reunido el valle en concejo se leyó un despacho librado por el señor gobernador de la villa de Laredo “…. para conferenciar y tratar así de número de gente de armas que debe guarnecer la costa de Cantabria…..” Y en otro de 1795, D. Juan de la Haza, Teniente de Corregidor Justicia Ordinaria del valle de Villaverde, en cumplimiento de las órdenes que le habían sido dadas por la Comandancia General de la Costa de Cantabria, formalizó el alistamiento que se incluyó en el acta de ese día. Por tanto, no es de extrañar que el recurso interpuesto en su día ante la Real Chancillería de Valladolid fuese desestimado por carente de veracidad y no ajustarse a la realidad, ya que el valle de Villaverde era, y es, cántabro de pleno derecho y no podían probar documentalmente su vizcainía, inexistente a todas luces. Saludos. Erudino.


  3. #3 zu2wait viernes, 30 de septiembre de 2005 a las 22:56

    Seguro que en la Merindad de Vecio estaba incluído Trucíos? Por otra parte, y al igual que en el caso del Condado de Treviño, no creo que resulte nada práctica su situación administrativa, y como en el Condado, creo que la solución sería un refererendum con una pregunta clara y concisa. Actualmente, el tema parece mucho mas calmado que en Treviño, pero esto no ha sido asi hasta hace poco, quizás a raíz de movimientos políticos de alto nivel (presidente de comunidad incluído) y unas inyecciones económicas que parecen haber aplacado los ánimos durante alguna temporada ;-) Saludos.


  4. #4 Viriato sábado, 01 de octubre de 2005 a las 20:59

    Erudino, nadie ha negado la cantabricidad de Villaverde de Trucios (seguiré utilizando este nombre mientras las autoridades me lo permitan, pues parece que en este tema si harán caso a la opinión de los villaverdanos que ya han iniciado los trámites para cambiar su nombre por el de Valle de Villaverde), es más, te la he reconocido sobradamente. Lo que he puesto en cuestión es la opinión favorable de los villaverdanos sobre este temaa lo largo de la historia, incluso reciente, tema sobre el que nunca se les ha hecho caso. Es evidente que ellos reclamaban su vizcainía, tal y como he reflejado en mi anterior intervención. Cosa distinta es que "la autoridad" haya hecho caso de sus opiniones. Por otro lado, en el anterior foro nos dices que Bizkaia siempre ha pretendido anexionarse Villaverde de Trucios. Ahora nos explicas cómo fueron rechazados: "Es decir, que el valle de Villaverde se encontró con la oposición de gentes encartadas incluso a la hora de ofrecerse a costear los distintos gastos que conllevaban los periodos de guerra". ¿ En qué quedamos?. Sobre la Merindad de Vecio, un par de párrafos extraidos de una publicación de la Universidad de Cantabria, quizás te puedan aclarar un poco: "La determinación del espacio que comprendía la Merindad de Vecio no resulta sencilla como consecuencia de la parquedad de las fuentes conservadas, aunque se cree que pudo comprender el espacio situado entre el río Cadagua, límite oriental de Las Encartaciones, y el río Asón, extendiéndose por tanto, de manera aproximada, por Las Encartaciones y los valles de Mena, Villaverde, Soba, Ruesga, Asón, Sámano, Guriezo y Liendo." "En cualquier caso , su existencia no se prolongó en el tiempo porque a lo largo del XIII y del XIV sufrió un paulatino proceso de desintegración. [...] Así, Las Encartaciones se agregaron al Señorío de Vizcaya entrado el siglo XIII; Colindres y Limpias quedaron dentro del término de la villa de Laredo tras la concesión al nucleo de población asentado en la zona de su fuero en 1.200; y los valles de Ruesga Soba y Villaverde se integraron en los dominios señoriales de la casa de Velasco" Un saludo.


  5. Hay 4 comentarios.
    1


Si te registras como Druida (y te identificas), podrás añadir tu respuesta a este Archivo de Conocimientos

Volver arriba

No uses esta información en otros sitios web ni publicaciones, sin el permiso del autor y de Celtiberia.net