Realizada por: Aliram
Al Druida: A todos los Druidas
Formulada el miércoles, 10 de septiembre de 2003
Número de respuestas: 12
Categoría: Temas Humanos

Antepasados II


No sé quienes respondieron a mi pregunta anterior(aùn no controlo esta página). La verdad es que cada vez tengo más curiosidad sobre mis origenes... Además del pelo rubio, tengo los ojos azules y la piel blanquísima, tanto que no puedo ponerme morena. Hasta donde he podido llegar, mis abuelos, bisabuelos, tatarabuelos, y algunos antepasados más son del mismo pueblo que mis padres, aunque hay alguno de otro pueblo pero cercano, dentro de Cáceres. Con respecto a mis apellidos, no sé si de ellos también se podrìan sacar conclusiones: Ramiro San Juan (este último no sè si es junto o separado porque hay discrepancias en mi familia sobre eso...). La verdad es que las respuestas a las anteriores preguntas están muy bien, pero hay algunas diferencias en cuanto al posible origen. ¿Alguien puede aportar màs? Al parecer los vikingos tambièn estuvieron por tierras españolas: ¿Por qué entre los gallegos y la gente del norte de España hay más rubios? ¿Es posible que puedan ser descendientes de aquellos o de quienes? ¿Esos descendientes pudieron venir a repoblar la zona cacereña?

Respuestas

    Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
    Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.

  1. #1 Alainn jueves, 11 de septiembre de 2003 a las 00:00

    Mira lo de que en el norte haya más gente de piel blanca es debido a la baja radiación solar, así curiosamente es en Asturias donde según estudios el tipo de piel es más claro, y si miras mapas de irradiación solar de la península veras que también es la que menos radiación recibe, lo que nos indica que es un problema de medio y no de genes. Lo del color de pelo ¿de donde lo sacaste?, es la primera vez que lo leo, de todas formas, dudo que sea cierto, yo por lo que he visto en Cuenca hay mucha gente rubia con ojos azules, en Caminha (Portugal) también,... Luego no depende del lugar, otro ejemplo que es interesante es el de uno de mis amigos del grupo tiene los ojos azules y pelo castaño (de pequeño rubio) y su hermano igual pero más rubio, y aunque son asturianos sus padres eran Andaluces. Es decir que en todas partes hay personas rubias y de ojos claros, eso si la proporción de rubios es muy inferior a la de gente morena, y la de pelirrojos muy inferior a la de gente rubia (por lo menos en España e Italia). Sin embargo en Alemania son la mitad rubios y la mitad morenos, lo que si que suelen tener es lo ojos claros. De todas formas no busques el color de pelo como distintivo de genes, así en los intercélticos los bretones son en su mayoría morenos. Aparte que si marcamos por pelo yo tendría un problema, pues yo soy rubio, mi hermano moreno y mi prima pelirroja, según esto el tipo de pelo seríamos de distintas etnias ;). Y luego la altura yo soy el mayor y un poco enano (escaso 1,75) mi hermano mucho más alto me saca un cacho largo,... Así que viendo todo esto te diría que no busques en el físico para justificar origenes, puede que la heráldica te ayude algo (aunque ya sabemos que los apellidos los pasa el padre y este...). Ta llueu


  2. #2 Brigantinus jueves, 11 de septiembre de 2003 a las 00:00

    Estoy de acuerdo. Cada vez que oigo que en Galicia hay muchos rubios me desconcierto (y eso que yo lo soy) No hay una proporción de rubios superior a la de otros lugares de la península. Y una cosa; No sé de dónde ha salido esa "corriente" muy estimada por antropólogos de fin de semana, pero en España nunca ha habido una presencia vikinga tan intensa como para dejar legado genético (cosa que sí podría haber sucedido en las islas británicas, Normandía o la Rusia europea)


  3. #3 Granlon jueves, 11 de septiembre de 2003 a las 00:00

    Yo en una ocasión vi un mapa de características físicas de la población en la península ibérica, curiosamente a medida que se acercaba uno al sur se observaba más gente rubia de ojos claros, parece ser entonces que en Andalucía y Extremadura habría más gentes rubias en proporción que en Galicia o Asturias. También tengo leído que en el único sitio donde parece ser hubo un asentamiento de vikingos fue en el valle del Guadalquivir, resultado de los ataques a la ciudad de la, en aquello años, musulmana Sevilla, año 844, algunos normandos se quedaron por esas tierras convertidos al Islam, dedicándose algunos a la cría de ganado y a la fabricación de quesos, otros a la construcción de una flota musulmana encargada de defender las costas, y que seria la base del comercio andaluz con el norte de Africa. Pero seguramente estos colonos vikingos no serian lo suficiente numerosos para afectar las características físicas de la población de la zona Saludos.


  4. #4 Tarsis jueves, 11 de septiembre de 2003 a las 00:00

    Hay muchas razones por las que puedes tener esas características. A mí siempre me ha llamado la atención la cantidad de gente rubia y blanca que hay en las provincias de Cádiz y Sevilla, pero eso no es extraño teniendo en cuenta que desde el siglo XVI al XIX fueron un importantísimo centro de inmigración, debido a que tenían el monopolio del comercio con América. Allí he oído apellidos como Ruso, Alemán, Escot (Scott), y mucha gente conoce su procedencia nor o centroeuropea y sabe que sus bisabuelos o tatarabuelos tradujeron su apellido original al castellano: Schmit o Smith por Herrero, Brawn por Moreno, Dupont por Puente, etc. Además, pueblos de nueva creación, como La Carolina o La Carlota, en Jaén, fueron totalmente poblados por alemanes. De hecho, conServan costumbres tan extrañas a España como esconder huevos de pascua en el jardín para que los niños los encuentren, como vemos en las películas americanas.


  5. #5 Tarsis jueves, 11 de septiembre de 2003 a las 00:00

    Tal vez que te interese esto que he encontrado: http://www.deflamenco.com/articulos/verArticulo.jsp?codigo=FLA%7C378 Tierra de Esperanza Una hermosa obra recuerda un capítulo poco conocido de la historia de Andalucía Al sur de Despeñaperros, puerta de Andalucía, en la segunda mitad del siglo XVIII, se llevó a cabo el más ambicioso proyecto reformista de la Ilustración española: la colonización y creación de las llamadas Nuevas Poblaciones. Los nobles objetivos oficiales de corregir fuertes desequilibrios territoriales para mejorar el aprovechamiento de los recursos, además de frustrar el bandolerismo, se tradujeron en miseria, enfermedad e incluso la muerte para un gran número de los seis mil colonos centroeuropeos que se habían apuntado para emigrar a América sin saber que acabarían en la zona desértica del Camino Real que unía Cádiz con Madrid. Habían venido a tierras cuajadas de matorrales, lentico, jaras y encinas para crear el "paraíso del sur de España". Coincidiendo con el bicentenario de la muerte de don Pablo de Olavide (1803 - 2003), gestor y alma de este ambicioso proyecto de inmigración, el joven cantaor astigitano Antonio Urbán Ruger "Pola", descendiente de aquellos colonos que un día abandonaran el Palatinado alemán para fundar la colonia sevillana de Cañada Rosal, ha creado una interesantísima obra musical flamenca titulada "Tierra de esperanza" en torno a estos hechos históricos. A través de los versos y cantes del Pola se cuenta la recluta de inmigrantes colonos en sus países de origen, el camino, la llegada a la tierra prometida, el reparto de las suertes, el desmonte de los baldíos, la nostalgia, la epidemia, el acoso de los pueblos vecinos, las primeras cosechas... El tocaor Antonio Moya, director artístico y productor de la obra, ha tenido el buen gusto de colocar el cante, el baile y la guitarra muy por encima de cualquier línea argumental. Una discreta voz en off ambienta las escenas con breves narrativas que se disuelven en corridos, tientos, tangos, soleá, taranto, cantiña, bulería, soleá por bulería o la voz desnuda y conmovedora del Pola por martinete: Maldita sea la pluma con que firmé aquel documento maldita sea la hora en que embarqué en aquel puerto Así de estremecedores son los versos del joven Pola, un muchacho cuyo aspecto desenfadado no delata, ni muchísimo menos, una sensibilidad capaz de contar tan terrible historia con versos como este por soleá: El aire lleno de muerte y qué largos son los días qué severas las tercianas y qué cortas nuestras vías Independientemente de la calidad de su ambiciosa obra, el Pola es un cantaor cuya pasión por sus raíces sólo es superada por su afición al cante flamenco, un gusto adquirido de su padre que regentaba la peña flamenca del pueblo. Habiendo empezado como compositor y letrista en colaboración con Manuel Diego Pareja Obregón y Manuel de Angustia, por fin decide poner voz a sus composiciones. Su cante posee el sonido auténtico de haber aprendido desde niño en la calle, en el campo, en las reuniones…recuerdos heredados de lejanos bosques y lagos de hielo se confunden con el paisaje desértico e inhóspito de la Andalucía occidental. La música de Antonio Moya es debidamente severa y profunda, exenta de cualquier superficialidad, y el complemento de las voces de María Peña, Jesús de la Frasquita y Antonio María Peña, y el baile de Eva Padilla redondean una historia de emigración, sacrificio y miseria tan universal como la del mismo pueblo gitano. Es una obra cerebral y hermética, inquietante y desgarradora. Entre el 17 de enero y el 17 de mayo de 2003, con el patrocinio de la Diputación de Sevilla y el Ayuntamiento de Cañada Rosal, se llevará la obra en una turné por muchas de las originarias Nuevas Poblaciones de Córdoba, Jaén, Sevilla y Cádiz que hoy en día siguen existiendo. La obra completa se ha grabado en CD con una presentación que incluye datos e imágenes históricas, además de las letras de todos los cantes.


  6. #6 RAT WULF jueves, 11 de septiembre de 2003 a las 00:00

    Es innegable que la provincia cacereña, al igual que el resto de la mayor parte de la península se vio envuelta en un proceso repoblador apartir de la reconquista(La zona de la sierra de gata seria repoblada por poblaciones de origen galaico,el termino municipal de plasencia seria repoblado con pobladores de origen leones y burgalés, en la comarca del valle del jerte la repoblación seria llevada acabo por burgaleses en las zonas bajas y por leoneses en los pueblos altos como piornal, incluso hubo vizcaínos como en el caso del torno, en la comarca de la vera nos encontramos con repoblaciones de leoneses y asturianos, así nos encontramos con pueblos como Pasarón de la vera, fundado por caballeros asturianos y que debe su nombre al aumentativo de pájaro en bable paxaron,etc. Pero atribuir una serie de caracteres presentes entre la actual población cacereña a un origen externo procedente de los elementos repobladores llegados a partir de la reconquista seria absurdo.Debemos de considerar que si tenemos que la provincia cacereña estuvo ocupada en época prerromana por las tribus de los vettones y de los lusitanos (pueblos con una fuerte presencia de elementos celtas),tendremos que ya los habitantes primitivos de esta zona presentaría rasgos nórdicos tan extendidos entre las poblaciones de origen indoeuropeo(reseñar que aunque desconozco si el origen de los caracteres nórdicos tienen su origen de manera exclusiva en los pueblos indoeuropeos, lo que si parece innegable es que son elementos que solo aparecen entre pueblos en los que hubo presencia de dichos elementos "a excepción de las poblaciones laponas y finesas",ya que haciendo referencia a lo indicado por vettonio,debemos de considerar que los pueblos por el citados, son pueblos indoeuropeos en lo que a los godos(germanos) e itálicos se refiere, y respecto a la presencia de estos caracteres entre poblaciones no indoeuropeas como los beréberes del norte de África, debemos de considerar que aunque nos encontramos entre poblaciones hamiticas,es innegable la filtración de pueblos indoeuropeos desde tiempos remotos,hasta épocas mas recientes como es el establecimiento de colonias griegas como ocurre en la zona cirenaica de Libia o el establecimiento incluso de germanos como los vándalos o ya en tiempos mas contemporáneos la presencia de colonos europeos como es el caso libio.No podemos olvidar que indoeuropeos hubo incluso en la patria de Abrahan).Tampoco deberíamos despreciar el elemento godo(germánico) en dicha provincial por ejemplo yo soy de un pequeño pueblo de la comarca de la vera en el norte de Cáceres(junto al monasterio de Yuste),y reseñar la presencia de dos ermitas visigóticas dentro de su termino municipal, así como de los restos de un torreón de una antigua guarnición visigoda, incluso la entrada de su iglesia esta presidida por una cruz de piedra visigótica, así como la presencia de una pila con una svástica grabada en la iglesia del pueblo vecino. Respecto a lo mencionado por medrina,queria corregir el dato de que la repoblación de sierra morena fuese llevada por Carlos V,fue Carlos III(Borbón)el que la llevo a cabo.Con Carlos V se establecieron numerosas familias de origen flamenco por toda la comarca de la vera(Cáceres) al retirarse al monasterio de Yuste donde viviría sus últimos años de vida, así esta documentada el establecimiento de hasta diecisiete familias flamencas(las cuales estarían al servicio de la corte) en el termino de Cuacos de yuste, así como otras en pueblos vecinos, los cuales se establecieron definitivamente permaneciendo después de la muerte del emperador.Y si tenemos en cuenta que se crearon prostibulos por orden del emperador como la casa de las muñecas en el termino municipal de Garganta la olla, para satisfacer a la soldadesca(posiblemente de origen flamenco o alemán) que se estableció junto a el así como al mismísimo emperador(mencionar la existencia de un tunel de acceso a dicho local,para que el emperador pudiese acceder discretamente,asi como la presencia en el termino municipal de Cuacos de Yuste,del hijo bastardo del emperador,Don Juan de Austria),nos encontramos con una población con enormes lazos con poblaciones centroeuropeas. Por ultimo quiero indicar a medraina, que estos caracteres no se pueden explicar buscando su origen en gallegos y asturianos simplemente, ya que por ejemplo en mi caso,yo soy rubio y aunque soy de ojos oscuros,aproximadamente mas de la mitad de mi familia posee ojos claros, ademas indicar que resulta sorprendente pasear por los pueblos de la vera y observar la enorme cantidad de ojos azules que existe entre su poblacion,y te puedo decir que en ningún lugar de España he encontrado semejante cantidad de individuos con dichos caracteres, ya que te puedo hablar con conocimiento de causa,ya que aunque sea cacereño, vivo en Bilbao y suelo veranear en Cantabria y pasar muchos fines de semana en un pueblo de la comarca de la bureba(Burgos),además de que conozco una gran cantidad de gallegos(Baracaldo pose una enorme población de origen gallego)y en ninguno de estos grupos se acerca ni de lejos a lo observable en la comarca de la vera. Un saludo.


  7. #7 Lug79 viernes, 12 de septiembre de 2003 a las 00:00

    Hola Aliram, yo no me considero muy versado en un tema tan específico como este, pero te puedo dar algunas consideraciones generales que me imagino te pueden ayudar. Antes que nada recuerda que España, por su posición geográfica, ha sido siempre un punto de encuentro entre varias culturas, y obviamente, diferentes etnias. Solamente si te remites al período prerromano, tienes presencia semita (fenicios y sus sucesores cartagineses, y judíos); y griega, alterando un estrato indígena íbero, celtíbero y vasco. Luego de la conquista romana (súmale a tu lista el estrato latino) vienen las invasiones bárbaras de vándalos asdingos y silingos, álanos, suevos y visigodos (estos últimos enviados como federados por Roma para someter a los primeros). Si bien hay suposiciones en torno a que los álanos eran de origen iranio, podemos decir sin temor a problemas que estos pueblos invasores eran de origen germano (son europeos del norte, más altos, de tez y pelo más claro que los caucásicos del mediterráneo). La presencia del estrato germano me parece más fuerte en el norte de España (los suevos instalaron su reino en una zona que se corresponde casi exactamente con Galicia en el siglo V, zona que fue objeto de pijalles vikingos (normandos, propiamente dichos) a partir del siglo IX. Personalmente, dudo mucho que una banda de vikingos cambie significativamente las características de la población local. La conquista árabe del siglo VIII trae elementos semitas (árabes) y norteafricanos (beréberes), siendo estos últimos más numerosos. Estos elementos son mucho más fuertes en el sur de España antes que en el norte, lo cual es evidente incluso en el tipo físico (nota la diferencia entre un andaluz clásico y un asturiano). Y para rematar, tienes los repoblamientos que acompañaron a la Reconquista para afianzar el dominio efectivo de los territorios recientemente conquistados, en donde se incentivaba la venida de colonos inclusive del norte de Francia (la Borgoña por ejemplo y, como sabemos, los franceses del norte son del tipo nórdico, más afines en rasgos a los daneses antes que a los provenzales). No sé si te he ayudado en algo pero, como puedes ver, desde un panorama bastante general, la cuestión es sumamente complicada. Tal vez lo más acertado en tu caso sea que investigues un poco acerca de los repoblamientos en la zona de Cáceres, yo me inclinaría por un posible origen en colonos de origen gallego (como ya vimos, muy influenciados por la llegada de diversos tipos germánicos en diferentes épocas) o colonos de origen francés, en ambos casos, durante la Reconquista. Tampoco dejes a un lado la investigación en base a la heráldica.


  8. #8 Vettonio viernes, 12 de septiembre de 2003 a las 00:00

    Solo quería añadir a lo expuesto por Rat Wulf que efectivamente en la comarca de la Vera y en su paralela al norte, el alto Tormes (los veratos y los serranos), que es de donde yo vengo, es increíble la proporción de ojos azules y verdes (no ya del pelo rubio, que no tiene nada que ver, predominando castaños claros y negro). Por ponerte un ejemplo casero, de toda mi ascendencia (hasta abuelos), hermanos, primos... solo tienen ojos marrones dos personas (entre unos 25). Me reafirmo en lo expuesto en el foro paralelo de ANTEPASADOS, y añadir ese dato que se me escapaba y que bien apuntaba Rat Wulf, con el aporte flamenco y alemán que trajo consigo Carlos I. Tambien descartar casi totalmente el aporte vikingo, que solo puede ser anecdótico o romántico sin ninguna base... otra cosa sería el aporte suevo. Pero si quieres un dato extrambótico, documentado en la zona y en referencia a la Historia antigua que es de lo que va este portal, leí la teoría de que los Ambrones (pueblo celta hubicado en la Galia que en tiempos de Mario lucharan junto a los teutones, y como muchos otros pueblos galos, migraban) serían los que dieran nombre al valle de Ambroz, donde se supone que llegaron a asentarse, y hasta en tiempos de los visigodos, seguirían allí pues las crónicas de estos afirman que tuvieron tuvieron que sofocar una revuelta contra estos ambrones (creo haberlo leído en La aventura de los Godos, Juan Antonio Cebrian). Existen otros Ambrones, segun veo, localizados en Asturias... es solo cuestión de dejar volar la imaginación, pero con algo de base (no como la teoría vikinga). Un saludo!


  9. #9 RAT WULF sábado, 13 de septiembre de 2003 a las 00:00

    Estoy totalmente de acuerdo con lo mencionado por Vettonio, sobre el carácter mítico o ficticio de la presencia vikinga en la península. Debemos de considerar que su presencia se limito a incursiones de pillaje, sin que en ningún caso se produjese un establecimiento de los mismos, como había ocurrido en otras zonas europeas, su presencia se podría limitar a un pequeñísimo numero de cautivos que fuesen capturados en sus diversos enfrentamientos, tanto en la zona cristiana, como musulmana. Así tenemos que en el 844 organizaron la primera expedición contra Hispania. Primero en dirección a Galicia. La flota de los normandos llegó a las costa cantábrica, asoló Gijón y navegó después hacia el Finisterre. Los vikingos habían oído hablar de Jakoubosland (la tierra de Jacobo o Santiago) y pensaron que podrían enriquecerse saqueándola. Los normandos desembarcaron junto a la torre de Hércules, destrozaron cuanto vieron a su paso y ,sin perdida de tiempo, se dirigieron hacia Santiago. Pero no contaban con la determinación del rey Ramiro I, quien organizo una aguerrida hueste para hacerles frente. Apenas tuvo noticias del saqueo de Gijón y del ataque a La Coruña mando un ejercito al mando de varios condes. El choque fue brutal, pero salieron vencedores. Los hombres del norte huyeron, se reembarcaron y en la precipitada fuga, dejaron abandonadas 70 de sus naves. Según escribe el marques de Lozoya en su Historia de España, el rey Ramiro hizo numerosos prisioneros, que fueron obligados a trabajar en los dos templos de arquitectura abovedada de Santa María del Naranco , en cuya primorosa decoración se adivina la mano de obra de los cautivos normandos. Los huidos marcharon hacia el sur, así en agosto del 844, la flota normanda llego a la desembocadura del Tajo y ataco la ciudad de Lisboa. Los sangrientos combates se prolongaron por espacio de 13 días. Al cabo de este tiempo, los normandos siempre deseosos de nuevos ríos que remontar a la búsqueda de poblaciones lo suficientemente ricas y desprevenidas para ser saqueadas, pusieron proa al Sur, en dirección hacia el Al-Andalus. Abderramán II, califa de Córdoba, era consciente de la amenaza que pendía sobre él, como una espada de Damocles. De hecho, 23 años antes había enviado una embajada a los normandos para negociar, encabezada por el poeta Ibn Hazn. Sin embargo no pudo evitar el ataque a gran escala que los piratas nórdicos lanzaron aquel verano del año 844. Abderraman estaba al corriente de las tropelías cometidas por los vikingos en Lisboa, puesto que había sido informado puntualmente por el gobernador de la ciudad del Tajo, pero no ordenó ninguna medida especial para la guarnición de Sevilla. Parapetados tras sus escudos, que acostumbraban a colocar a babor y a estribor para protegerse, los normandos tomaron Cádiz antes de entrar en el Betis, el 29 de septiembre. Remontaron el río, saqueando Coria y Talyata, entre otras provincias de Sidonia, hasta alcanzar la Isla Menor, donde instalaron sus campamentos. Desde esta parcela, los vikingos enviaron una flota de 80 naves contra Sevilla. Una vez en tierra haciendo honor a la fama de sanguinarios que le precedía, descargaron sus hachas sobre todo lo que se movía. Mataron cuanto vieron con vida, y llevaron su inmenso botín a la Isla Menor. Los habitantes de la ciudad andalusí , presas del terror, se escondieron. Envalentonados, los piratas del Norte lanzaron un nuevo asalto. Pero en esta segunda acometida, no encontraron más que ancianos refugiados en una mezquita. Ninguno de ellos vivió para contarlo. Hicieron varias incursiones a caballo por la comarca mientras el califa reunía en Córdoba un ejército capitaneado por su favorito, el eunuco Nasr. Este ejercito cayo sobre ellos en el campo de batalla de Tablada, reduciéndolos con la misma fiereza que los hombres del Norte saquearon Al-Andalus. Parece ser que en aquella batalla los vikingos perdieron 500 hombres. Fueron perseguidos hasta la Isla Menor, donde los musulmanes incendiaron 30 naves y ejecutaron a todos los prisioneros. Aunque en esta última cuestión tampoco se ponen de acuerdo los estudiosos. No faltan quienes apuntan que algunos grupos de rezagados, tras su captura, se convirtieron al Islam. Sus compañeros consiguieron alcanzar el mar para intentar el saqueo de las costas de Niebla, el Algarbe y una nueva tentativa sobre Lisboa. Aunque los blamen(hombres negros), como llamaban ellos a los sarracenos, les recibieron adecuadamente en 844, la segunda expedición vikinga llego a la península en el 859 y asolaría sus costas hasta el 862. Ahora bien, en esta ocasión los vikingos fueron mas lejos y se adentraron en las aguas del mediterráneo. De esta manera, los habitantes de las baleares, acostumbrados desde siempre a todo tipo de piratas, también conocieron el terror nórdico. Afirman los expertos que remontando el Ebro y algunos de sus afluentes, los vikingos llegaron a Pamplona, donde secuestraron al rey de Navarra, García Iñiguez, por quien exigieron un buen rescate. Los piratas normandos continuaron saqueando el litoral español hasta el año 971. Por otra parte, en relación con la nación sueva, indicar que aunque su reino incluyo la totalidad de la Galicia actual, así como de zonas contiguas( parte de Asturias, león ,norte de Portugal, etc). Debemos de tener en cuenta que la mayor parte de los individuos del pueblo Suevo se estableció entorno a la zona de Braganza, limitándose seguramente su presencia en otras zonas a elementos de la nobleza, los cuales al igual que en el caso Godo se repartirían entre los principales núcleos urbanos, así como a guarniciones de su ejercito. Por ello debemos de considerar que su aportación génica, en España, principalmente en Galicia seria mínima.. Sin embargo considero que dicha aportación germánica, seria mucho mayor en torno al sistema central, en lo que a los Godos se refiere. Si tenemos en cuenta que el numero de Godos llegados a la península, tiende a aproximarse a los 200.000 individuos, sobre una población Hispano-Romana de entre 4.000.000 y 6.000.000 de individuos, tendremos que su aportación no hubiese sido muy importante, pero si consideramos que la practica totalidad de estos individuos( a excepción de la nobleza, la cual se establecería en los principales núcleos urbanos, distribuidos por toda la península), se estableció en torno al sistema central, zona no muy poblada, si lo comparamos con las zonas del levante o sur peninsular , nos encontraremos con una zona, en la que la aportación germánica debió de ser realmente importante, por ello me atrevo a afirmar que la zona peninsular con un mayor carácter germánico seria precisamente esta, el sistema central y en general la meseta y no la zona noroeste. Recordar que la presencia de elementos germánicos en la meseta es muy anterior a las invasiones del siglo V a.c, debemos de tener en cuenta que durante la edad del hierro los movimientos celtas arrastraron hacia la península pueblos de origen diversos, llegando así hasta ella pueblos de origen germánico. Así podemos encontrar en la zona de Ciudad real, el pueblo de los Germanos, cuya etimología nos desvela su verdadero origen, o incluso parece pausible un origen germánico para los cempsis del norte de Huelva y suroeste de Badajoz, ya que resulta factible de que se trate de elementos de la nación cimeriana o cimbria, la cual aun siendo considerada de tipo céltico, podría tratarse realmente de elementos germánicos que habrían sido celtizados; y sin olvidar la penetración de Teutones, Helvecios y Ambrones en la meseta en época mas reciente, que aun habiendo sido vencidos y expulsados por los celtiberos, resultaria factible que algunos grupos consiguiesen permanecer, arrinconándose hacia zonas menos pobladas, o bien aceptasen someterse.¿¿ Seria posible que los supuestos Ambrones que mencionas, que darían nombre a la comarca del valle de Ambroz, sea algún grupo que desvinculado del grueso de los invasores(Teutones, hambrones, Helvecios) logro permanecer a pesar de que la mayoría retornasen allende de los pirineos??. También mencionar la presencia de Vandalos silingos en el sur de la península. Hasta ahora se pensaba que estos una vez vencidos por los Godos, se unieron a sus hermanos Asdingos y atravesaron el estrecho en el 429, acaudillados por Genserico, pero parece más probable que la mayoría se sometiese a los Godos, marchando únicamente los que no aceptasen el sometimiento. Finalmente comentar a Alira, que si tanto le interesa el origen de sus antepasados, puede buscar en el registro de nacimientos de la parroquia de su localidad, para conocer desde que época se encuentra su familia establecida en dicha localidad. Por otra parte, es posible realizarse un análisis de ADN mitocondrial, lo que permitiría conocer sin lugar a dudas el origen local de sus antepasados. Y todo ellos por unos 200 Euros aproximadamente, ya que el estudio Heráldico, no es muy fiable. Un saludo.


  10. #10 Vettonio lunes, 15 de septiembre de 2003 a las 00:00

    No se si será de sabios rectificar, pero tengo que hacerlo en favor de esta web. Arriba donde dije que los visigodos combatieron a los Ambrones que estan precisamente entre Salamanca y Cáceres (ahí se encuentra el valle de Ambroz casualmente), a los que combatieron en tiempos de Leovigildo en el 573. Luego se encargaría de otros irreductibles pueblos indígenas como cántabros y sappo (que por cierto quien tenga más datos de esta tribu del suroeste de Zamora que me los de por favor). Bueno, solo añadir ese dato, para no confundir a la gente: Salud!


  11. #11 OBREGON martes, 21 de marzo de 2006 a las 22:33

    NO SE SI ALGUIEN LEE ESTE FORO AHORA. ALGUIEN SE HA PREGUNTADO SOBRE EL ORIGEN DE UNA PALABRA TAN CURIOSA COMO OBREGON. SI ALGUIEN LO HA HECHO Y TRAS REFLEXIONAR Y RAZONAR SOBRE ELLO HA LLEGAO A ALGUNA CONCLUSION, LE AGRADECERÍA QUE LA COMPARTIERA CONMIGO (Y CON QUIE ESTE DISPUESTO A ESCUCHAR/LEER). POR FAVOR, SI ALGUIEN VA A EXPLICAR QUE EN EUSKERA QUIERE DECIR ALGO COMO: EL LUGAR DONDE LA GALLINITA VERDE PUSO UN HUEVO O LAS GENTES A LAS QUE PICÓ (LA GALLINITA VERDE) O SIMILARES, QUE SE ABSTENGA. GRACIAS POR VUESTRAS RESPUESTAS.


  12. #12 hartza martes, 21 de marzo de 2006 a las 22:53

    oilotxo berdeak errun zuen unean... oilotxo berdeak ziztatu zituen lagunak... Pues no...


  13. Hay 12 comentarios.
    1


Si te registras como Druida (y te identificas), podrás añadir tu respuesta a este Archivo de Conocimientos

Volver arriba

No uses esta información en otros sitios web ni publicaciones, sin el permiso del autor y de Celtiberia.net