Realizada por: IVLIANVS
Al Druida: A todos los Druidas
Formulada el martes, 15 de abril de 2003
Número de respuestas: 2
Categoría: Otros Temas

¿Un recinto cultual vettón en Tornadizos de Ávila?


La doctora López Monteagudo (“Los celtas en la Península Ibérica”) menciona un posible lugar de culto vettón en Tornadizos de Ávila (ÁVILA). Se trata de un recinto rectangular con las esquinas redondeadas, que contiene gran paralelismo con uno descubierto en Libicine (Bohemia) y con otros lugares europeos pertenecientes a La Tène. ¿Alguien tiene más datos sobre este posible centro de culto vettón? ¿situación concreta , hallazgos alrededor, etc? Gracias. Que VAELICO os sea favorable. Salud. IVLIANVS.

Respuestas

    Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
    Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.

  1. #1 Vettonio viernes, 25 de abril de 2003 a las 00:00

    Saludos Iulianus, tengo unos datos del Prof. Álvarez Sanchís, sobre Tornadizos: De la dehesa "La Alameda Alta, en el término de Tornadizos y a unos 9Kms al SE de Ávila, (carretera del Escorial) se conocen veintidós esculturas de verracos, conservándose allí sólo 8 y el resto en la capital. Cabré indica q aparecían alineadas, interpretandolas como efigies protectoras del ganado, pero su elevado número y la variedad que ostentan los tipos no tiene una explicación inmediata. Aproximadamente la mitad de los ejemplares se caracterizan por sus dimensiones pequeñas, en torno a 1 metro de largo y perfiles rectos y geométricos. A veces ostentan inscripciones latinas, habiendo sido interpretadas de cronología romana y como parte integrante de monumentos sepulcrales. El dato es a todas luces indiscutible pero sólo afecta a una parte de las esculturas. Contamos también con piezas entre 1,50 y 2 metros de longitud, de características estilísticas distintas, q pudieron tener una función diferente a finales de la Edad del Hierro hasta imbricarse en la etapa Altoimperial. Del estudio general de estas piezas y de su análisis en el paisaje se pueden hacer algunas otras consideraciones: A) Las esculturas se emplazan en el centro geográfico de una hoya, según se accede desde Ávila, muy bien delimitada por pequeños tesos y suaves ondulaciones, a unos 1250 m de altitud. Las piezas se hallaron en pleno campo, lejos de poblados y en fértiles prados regados por manantiales. Su ubicación ofrece un estricto control visual del territorio circundante, abierto al noroeste, por donde se comunica fácilmente con la vega del Adaja y la capital abulense. B)La importancia del lugar elegido también es manifiesta a la vista de los ricos pastizales situados a media altura, únicos aprovechables en gran parte del año. La zona restringida de mejores pastos coincide perfectamente con el área de aparición de las esculturas. Su explotación permite atender la demanda de una considerable cabaña bovina (superior a las 150 cabezas) frente a las tierras de la periferia, más pobres según nos confirmó el propietario de la dehesa y con abundantes afloramientos de granito. C) Desde el acceso natuaral a la zona el paisaje queda visualmente cerrado por las líneas de cumbres de las elevaciones próximas. En el centro de ese paisaje cerrado se ubican las esculturas. Así los verracos tienen el mejor emplazamiento para ser vistos, contando con una total visibilidad zonal. Las esculturas, como marcacores de ese espacio topográfico, configuran por tanto un espacio topográfico humano. D) La visibilidad no sólo es excepcional para quien accediera a la zona desde la llanura del Adaja, sino también para quienes se movieran con los ganados por las cuerdas de las alturas que cierran la hondonada de "La Alameda Alta". Se ha querido relacionar la zona donde aparecen estos ejemplares con los santuarios europeos de abolengo céltico, de tipo "Viereckschanzen" (López Monteagudo 1982: 13). No hay nada seguro en este sentido, pero la consideración sagrada de este espacio podría adquirir una significación muy especial a partir de otra perspectiva: las codiciones óptimas de agua y pastos que ofrece el entorno, el más rico en este sector del valle. Las esculturas contribuyen a reforzar la importancia del lugar y estas prácticas podrían haberse subrayado mediante una actividad cultural*, hasta prolongarse en la necrópolis altoimperial. Martín Valls recoge el dato del hallazgo de piedras de molino circulares en las inmediaciones del caserío de la dehesa pero no es posible precisar nada más. *(A estos recintos sacros se refiere por ejemplo Marco 1993b: 318) a propósito de la interesante inscripción celtica y latina de Vercelli (Vercellae, Galia Cisalpina) según la cual, Akisios Arkatokomaterekos dispuso cuatro mojones terminales para delimitar un espacio de terreno que donó para que fuera "común a los dioses y a los hombres". Una valoración no estrictamente religiosa sobre este rtipo de espacios y su utilización para actividades colectivas puede verse en Buchsenschutz 1991. También los territorios asignados a las legiones romanas eran delimitados con hitos de carácter sagrado. Con estos espacios controlados desde un campamento y conocidos como prata -literlmente prados- se pretendía garantizar los pastos par los caballos y los alimentos para la tropa). Sí creemos muy importante referirnos a su probable relación con el oppidum romanizado de Ávila, perfectamente visible desde la hoya, además de otros pequeños establecimientos abiertos y estratégicamente localizados entre las esculturas y la ciudad en cuestión.(...) Los verracos debieron ser una parte esencial del paisaje social de las comunidades vettonas, una manera de ordenar el "agrios" en pequeñas regiones con una ocupación relativamente densa. Los vettones, Jesús R. Álvarez Sanchís. P.D. quería añadir Iu, que está en el mismo contexto del Santuario de Nuestra Señora de Sonsoles, en la misma cadena donde manan los afluentes del río Chico q desaguan en el Adaja junto a Ávila. Saca tus propias conclusiones, y que Ataecina te ayude.


  2. #2 Vettonio viernes, 25 de abril de 2003 a las 00:00

    Por cierto, en el libro q cito de Álvarez Sanchís existen planos de la situación de los verracos, fuentes, pastos, cañadas, y la relación de todos los verracos encontrados en ese contexto y su actual emplazamiento. Salud!!


  3. Hay 2 comentarios.
    1


Si te registras como Druida (y te identificas), podrás añadir tu respuesta a este Archivo de Conocimientos

Volver arriba

No uses esta información en otros sitios web ni publicaciones, sin el permiso del autor y de Celtiberia.net