Realizada por: boni
Al Druida: erudino
Formulada el sábado, 30 de diciembre de 1899
Número de respuestas: 3
Categoría: Inscripciones

epigrafia y marcas de canteria


hola erudino, tengo entendido que las marcas de cantero de las obras de fabrica [puentes, monasterios, etc] se dan solo a partir de la edad media, sin embargo por las que he visto hay similitudes entre esas marcas y los alfabetos prerromanos. tienen alguna relacion directa? hay algun estudio sobre el tema? alguien se ha molestado alguna vez de identificar los simbolos con las familias de canteros...?

Respuestas

    Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
    Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.

  1. #1 erudino viernes, 11 de octubre de 2002 a las 00:00

    Hola, Boni. Lo poco que he podido manejar sobre el tema que citas es porque tampoco hay mucha información al respecto. En concreto yo tengo un pequeño trabajo de apenas 10 folios, sobre las marcas de cantero en las colegiatas románicas de Cantabria y su relación con otras dentro de la P. Ibérica. Así se pueden encontrar diversos signos idénticos a los que se dan los alfabetos ibéricos, siendo los más frecuentes: GO/KO : (s. XI) en Cartes (Cantabria); Arlanza, Cardeña, Carrión de los Condes, Fitero, ... M : (s. XII) Santillana del Mar, Cartes, Castañeda, y Elines (todos ellos en Cantabria); S. Vicente de Avila, Catedral de Avila, Jaca, Frómista, Santiago de Compostela, ... S : (s. X). Elines, Duratón, y Porqueras. TI/DI : (s. XII) S. Juan de Laguardia, y Oña. KE : (s. XII) El Salvador de Sepúlveda. DA/TA : (s. XII) Nogal de Huertas, ... A : (s. XI). Cervatos (Cantabria); Jaca, Neila, Tejada, S. Isidoro de León, ... Junto a estos signos se hallan otros como: flores de lis, puntas de flecha o lanza, letras del alfabeto latino, consonantes invertidas (ej.: N, E,...) Y una muy curiosa, en Neila (s. XI), formada por tres barras horizontales y que se identifica con las barras aragonesas o catalanas, lo que denotaría el origen de su autor. Nota: Las fechas que van entre paréntesis corresponden a las de fábrica de los edificios donde se hallan las marcas. Lo que no está muy claro, a mi entender, es si los signos de los que hemos hablado son efectivamente de alguno de los alfabetos prerromanos o simples marcas de cantero. En la segunda de las hipótesis, nada que objetar como no sea averiguar la identidad del autor; bastante difícil por otro lado. Si se tratase de signos ibéricos o tartesios, habría que hacerse muchas preguntas y todas sin una respuesta muy clara: - De dónde proceden los sillares ??? - Se trata de ejemplos aislados de escritura o de inscripciones más o menos largas que fueron reutilizadas en la construcción de edificios religiosos y se perdió una parte de ellos ??? - Estamos ante un lenguaje simbólico de alguna sociedad (templarios, masones, etc..) que haya utilizado signos muy similares a los de otros alfabetos ???? Si he de ser sincero, se me escapa el tema y seguro que en este foro hay druidas con conocimientos más amplios que puedan aportar una luz sobre ello. Respecto a estudios que se hayan hecho sobre el particular, te puedo citar: Signos lapidarios en la catedral de Orense. Dominguez Fontela. 1922 Marcas de cantero en la Catedral de Santander. A. Lastra. 1954 Epigrafía de las iglesias románicas de Segovia. Marqués de Lozoya. 1931 Como ves, todos ellos bastante alejados en el tiempo, pero si localizo algo más actualizado, lo haré saber para conocimiento general. Un cordial saludo. Erudino.


  2. #Gracias boni AGRADECIMIENTO

    bueno, mi interes no era tanto el significado de los signos en las piedras, a los que no doy mayor importancia en el caso de las marcas de canteria, sino la posible relacion con antiguos alfabetos. la connotacion ocultista de todo este mundo de la con

  3. #2 erudino lunes, 14 de octubre de 2002 a las 00:00

    Hola Boni. He seguido un poco más con el tema que nos ocupa y te paso la información que he recabado, con el fin de intentar clarificarlo. Lo que sigue está tomado del libro Iniciación al Arte Románico, de M. A. García Guinea et alii., y fué publicado en 2000 (mucho más cercano en el tiempo). Las "marcas de cantero" son pequeños signos incisos, habitualmente geométricos, que aparecen en la cara exterior de muchos sillares y que se han interpretado como marcas de destajistas, es decir, una clave para diferenciar el trabajo de cada cantero o grupo de canteros. Es muy fácil encontrar las mismas marcas en distintos edificios, a veces muy lejanos en el tiempo y espacio, lo cual no supone en absoluto que sea un mismo cantero o taller el que ha trabajado en todos ellos; por el contrario, debieron ser, muchas de ellas, marcas muy recurrentes utilizadas por trabajadores muy diversos. A nuestro juicio no deben entenderse por tanto como una especie de divisa que identifica a un grupo concreto sino que su aplicación - a no ser que se trate de signos muy especiales o de construcciones muy directamente relacionadas - debe analizarse de forma individual en cada edificio. Ni que decir tiene que los fundamentos mágico-gremiales que han pretendido dar algunos escritores esotéricos son más bien fantasías ajenas al método histórico. Casi nunca se encuentran ordenadas dentro de un muro o entorno sino que parcen tener una distribución arbitraria, lo que daría pie para pensar en que todos los canteros trabajan a partir de unas pautas preestablecidas por el maestro de obra, con determinados módulos seriados en la sillería, aunque algunas veces si se da una especialización en aquellos elementos más complejos o delicados. A veces, aunque de forma poco habitual, se pueden encontrar "marcas de colocación de piezas en la obra". Suelen ser pequeñas líneas que indican coincidencia de sillares o incluso lo que podemos considerar auténticas numeraciones. La identificación de estos signos, por su sutilidad, requiere un análisis muy minucioso de los edificios, prácticamente piedra a piedra, lo cual casi nunca llega a realizarse. Otras son las "marcas de traza", líneas que indican composiciones geométricas que ha seguido el cantero para ejecutar una columna, basa, arco, etc.. Su localización también es muy compleja porque casi siempre quedan en las zonas ocultas de estos elementos. La información que nos aportan se relaciona con la aplicación de herramientas de traza y usos de la geometría de los canteros románicos. Nueva bibliografía: Artesanos medievales. Constructores y escultores. Nicola Coldstream. Madrid. 1988 Les chantiers des cathedrales Pierre du Colombier. París. 1973 Les signes lapidaires en Espagne. (Actes du Colloque International de Mons. Avril). José A. Ferrer Benimelli. Bruselas. 1979 Los canteros medievales José A. Martínez Prades. Madrid. 1998 Colloque International de Glyptografhie. Centre International de Recherches Gluyptogradhiques. Braine-le-Chateau (Bélgica) Como verás es la oPinión de unos especialistas en arte (entre los cuales está un antiguo profesor mío), pero a buen seguro que con otros autores la teoría sobre las marcas de cantería van por otros derroteros, pues hay quien incluso las relaciona con las runas escandinavas. Un saludo. Erudino.


  4. #3 paco miércoles, 30 de octubre de 2002 a las 00:00

    Hola a todos. Con el permiso de Erudiono querría hacer algunos comentarios. En algunos casos, pocos aparecen marcas de signario ibéricos en sillares trabajados. Concretamente en la denominada muralla blanca de Contrebia Belaisca, Botorrita, zaragoza, aparecen letras ibéricas aisladas en los listeles de sillares con anathyrosis. Pueden ser marcas de cantero. Hasta donde yo sé, y conociendo el funcionamiento del gremio y algunos reglamentos bajomedievales conservados, los canteros cobraban en función del número de sillares o piezas trabajadas, por lo que señalaban casi todas las piezas. Lo realizarían a pie de cantera, por lo que al colocar las piezas y retallarlas a pie de construcción muchas marcas desaparec erían. Las piezas especialmente importantes o de talla de purada, como dobelas, etc. se firmaban para poder cobrar, por lo que es más frecuente encontrar estas marcas en las piezas mejor trabajadas. Luego al colocarlas en la obra se procuraba que la marca quedase al interior, sin ser vista, lo que explica que su aparición sea desigual. En principio no hay nada de esotérico o mágico en las marcas de cantero, aunque hay algunas que por su complejidad puedan responder a otro tipo de función, como la especificación de la posición en la obra. Un saludo


  5. Hay 3 comentarios.
    1


Si te registras como Druida (y te identificas), podrás añadir tu respuesta a este Archivo de Conocimientos

Volver arriba

No uses esta información en otros sitios web ni publicaciones, sin el permiso del autor y de Celtiberia.net