Resultados para “Usuario: pasamarin"

Este buscador realiza búsquedas sobre el texto íntegro de los Artículos, Poblamientos, Imágenes y Archivo de conocimientos, así como sobre los comentarios a los Artículos y Poblamientos.

Buscador Global

Tipo de búsqueda
No literal (todas las palabras en cualquier orden) · Sólo en el título

Buscar en:
Biblioteca · Poblamientos · Archivo de Conocimientos · Imágenes · Comentarios

Si no marcas ningún área, buscará en todas (excepto en comentarios).


Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 pasamarin 19 de jun. 2006

    Biblioteca: LA ORTOGRAFÍCA DE LA MODALIDAD LINGÜÍSTICA ANDALUZA O LENGUA ANDALUZA

    Como andaluz de toda la vida, orgulloso de serlo, declaro que me ha producido estupor leer la cantidad de barbaridades que ahí se defienden, por la falta de rigor y por intentar una vía ortográfica de imposible realización. Toda lengua es, ante todo, el resultado de un consenso entre sus hablantes, y sobre todo, quizá, de los que la escriben. Pero intentar reproducir con la escritura la pronunciación real de los hablantes es imposible: ningún idioma lo ha conseguido. ¿Y qué ocurre con las distintas hablas andaluzas? ¿Cada una tendría su propia norma ortográfica? No podemos olvidar que en amplias zonas de Andalucía (tercio norte de Córdoba, Jaén, Almería…) se pronuncian la “s” y la “c/z” ante vocal de acuerdo con la norma castellana. Incluso en algunas zonas se distingue aún entre la “ll” y la “y”, como atestiguan Vaz de Soto y Zamora Vicente. Pongo un ejemplo muy simple: ¿Cómo debemos escribir “chiquillo”? Por ejemplo: quillo, qillo, killo, kiyo, xikiyo, xiqiyo, xiqillo, chikillo, chikiyo, shiquillo, shiqillo, shiqiyo, shikiyo, sikiyo, zikiyo… Me parece que lleva bastante razón ‘rcg873’ en sus comentarios en el Foro. En la exposición de motivos dice que “La única forma de parar ese proceso es la de dotar al andaluz de una grafía propia para cohesionar nuestra lengua y transformarla en la lengua vehicular del País Andaluz.” ¿Esto qué es, lingüística o política? Porque tiene un tufillo nacionalista… El texto es, desde luego, muy poco científico. Por ejemplo: llama “lengua” a lo que en otros lugares del mismo escrito se define como “modalidad lingüística” o “dialecto” (que es lo que es en realidad, pues nos entendemos en él con todos los que hablan español “normativo”). Las contradicciones son evidentes. Y no hablemos de los errores: faltan más de 100 tildes en el texto castellano, se confunde “apóstrofe” (que es una figura literaria) con “apóstrofo” (que es el signo ortográfico al que se quiere aludir), amén de otras faltas ortográficas y conceptuales como “bocales” por “vocales”, “aluvia” por “alubia”, “esta” en lugar de “está” –en 18 ocasiones–, “devio” por “debió”, “elisis” y “eclítico” en lugar de “elipsis” y “enclítico”, y consonante “paletal” en lugar de “palatal” (debe pensar su autor que se pronuncia con las paletas). ¿Quizá errores y contradicciones motivados por el “copiar y pegar” de los malos estudiantes? ¿A semejante exposición, falta de seriedad y rigor, se le puede hacer algún caso? Y añade que no corresponde al autor dictar ninguna norma, pero cuando habla de la acentuación nos da unas pocas: “Se acentuaran [joder, nueva falta de ortografía, y encima, hablando del acento ortográfico] las palabras sobresdrújulas y esdrújulas. – Fuzíleme ( Fusíleme ). [¡Vaya con el ejemplito! Dice barbaridades, pero no creo que sea para coger el fusil, hombre.]. Brevemente vayamos por partes y citemos algunos disparates: En cuanto al léxico, toma como modelo un andaluz rural y localista, elevando los vulgarismos a la categoría de norma (precisamente ahora que el campo se despuebla y se pierden a toda velocidad localismos y arcaísmos), y se desprecia el andaluz culto. ¿Pero cuántos andaluces dicen “acaemia”, como algún entusiasta del Foro? Por favor… En cuanto a la fonología-fonética-grafía, si se pretende reflejar la pronunciación, ¿cómo renunciar a la “s”, sustituyéndola siempre por la “z”? ¿Es que no pronunciamos la “s” más de la mitad de los andaluces” ¿Y cómo es eso de que la “ñ” no existe? ¿Pero quién dice “kania” o “kanpinia” en lugar de “caña” o “campiña”? Por cierto: ¿hay alguna letra menos andaluza que la “k”? La jota también es ignorada, porque no siempre se aspira, como debe saber el autor. Y representar la “ch” por una “x” es otro error, muy de moda ahora en los teléfonos móviles y mensajes de internautas por contaminación con otras lenguas y dialectos españoles, por ahorrarse una letra . Este signo /x/ sí que podría asumir el sonido de la jota “fuerte”. Es así como lo hacen los lingüistas, que se supone son los que saben de estas cosas. En fin, se dice también, respecto del andaluz: “Su desprecio, ridiculización, persecución y marginación, no se debe a causas lingüísticas, y sí a perjuicios [querrá decir “prejuicios”] ideológicos, étnicos, políticos o nacionales y a intereses económicos y culturales.” Con propuestas como esta, lo único que se puede conseguir es hacer el ridículo ante los propios andaluces y que los prejuicios de los demás aumenten. ¡Mira que llamar “gua” a la letra “g”! ¿Y ya que estamos en ello, por qué no le ponemos a la “m” el nombre de “mua” o de “miau”? Ahora resulta que los que escribimos bien somos analfabetos. pasamarin@yahoo.es

  2. Hay 1 comentarios.
    1

Volver arriba