Autor: Abdallah Hakim Quick y Audrey Shabbas. Traducido
martes, 21 de marzo de 2006
Sección: Exposiciones temporales
Información publicada por: soliman
Mostrado 91.806 veces.


Ir a los comentarios

MUSULMANES EN AMERICA ANTES QUE COLON

-

DEDICADO A KAERKES Y DIVICIACO: "Sed pacientes, una trama tan grande como el Cubrimiento de America por Cristobal Colon, acompañado por el genocidio morisco e indigena americano, nos ha dejado con unas fuentes muy dificiles de desentrañar, aparte de estar muy esparcidas y en algunos casos son solo comentarios de viajeros, eruditos y sabios". Todo llega. ¿¿¿====================================================??? Los musulmanes fueron grandes comerciantes marinos, mercaderes y exploradores cuyos viajes se sumaron al bagage de conocimiento geográfico. Tan grande era su conocimiento y su reputación sobre tal conocimiento que cuando en el siglo XI el Rey Roger de Sicilia quería saber sobre el mundo, él sabía que tenía que preguntarle a un musulmán. Al estudioso musulmán que se le confió la tarea de crear un atlas para el Rey Roger, fue Abu Abdullah Muhammad Ibn Muhammad Abdallah Ibn Idris Al-Hammudi AI-Hasani, o simplemente AI-Idrisi.Al-Idrisi (1100 - 1166) que nació en Marruecos, hijo de una familia noble que afirmaba ser descendiente directo del Profeta Muhammad. Educado en Córdoba, él era poeta, estudiante de medicina y un viajero ávido. Viajó ampliamente, visitando las Islas Canarias, la "España" musulmana, Africa del Norte, y la región que es Turkey actualmente. En aquellos días Sicilia era en particular una tierra de reunión de musulmanes y las civilizaciones cristianas. La isla había estado bajo el dominio musulmán hasta finales del siglo XI. Al igual que la España musulmana, era una almenara de prosperidad para una Europa cristiana latina atrapada en la ralentizada economía e intelectualidad que llamamos la Era Oscura. En Sicilia los árabes construyeron diques, sistemas de irrigación, depósitos y torres de agua, se introdujeron nuevas cosechas - naranjas y limones, algodón, palmeras datileras, arroz - e hizo buen uso de las minas de la isla y los terrenos de pesca. Al principio del siglo XI, una banda de aventureros Normandos, había cabalgado hacia el sur de Italia para arrebatársela a los griegos bizantinos y sus aliados, los musulmanes, y en 1101 el Conde Normando Roger mejoró su carrera conquistando Sicilia. Cuatro años después pasó el territorio a su hijo, coronado Rey Roger II. Roger II, educado por griegos y tutores árabes, eran un intelectual con un gran aprecio por las cuestiones científicas, y saboreó la compañía de eruditos musulmanes de quienes Al-Idrisi era uno de los más celebrados. Al-Idrisi, previa invitación de Roger, finalmente se estableció en Sicilia dónde fue contratado por el Rey Normando para escribir una geografía sistemática del mundo. El resultado fue Kitab Ar-Rujari (Roger's book = el libro de Roger) que muestra el mundo dividido en siete regiones, da las distancias entre las ciudades mayores, y describe las costumbres, las personas, productos, y clima del mundo conocido entero. También recoge el viaje de un marinero marroquí que navegó por el Océano Atlántico durante 30 días y volvió para contar sobre una tierra habitada rica. Podría ésta haber sido las Américas? Al-Idrisi grabó, esculpió, su información del mundo conocido sobre un globo esférico así como en un mapa en forma de disco de plata. El gran disco, de casi 80 pulgadas de diámetro y que pesaba más de 300 libras (unos 150 kgrs), se fabricó de plata, escogida por su maleabilidad y durabilidad. Al-Idrisi explicó que el disco meramente simbolizaba la forma del mundo: "La tierra es redonda como una esfera, y las aguas se adhieren a él y se mantienen en él a través de un equilibrio natural que no sufre ninguna variación. . . Todas las criaturas son estables en la superficie de la tierra, el aire atrae lo que es ligero, la tierra lo que es pesado, como un imán que atrae hierro." Usando estos mapas, Al-Idrisi mostró que la tierra era redonda (en otra parte, otros estudiosos musulmanes habían calculado la circunferencia de la tierra) - más de tres siglos antes que Colón. En 1160, los barones Sicilianos se rebelaron contra el hijo del Rey Roger, y durante los desórdenes el palacio fue saqueado. En un gran fuego en el patio, se quemaron archivos, libros y documentos - incluida una nueva edición latina del Libro de Roger que Al-Idrisi había preparado. Al mismo tiempo, el mapa de plata y la esfera celestial desaparecieron, al parecer traceado y fundido. Ya que los barones habían atacado a los musulmanes de Sicilia con particular ferocidad, Al-Idrisi huyó a Africa del Norte donde seis años después murió. Pero ya que él trajo el texto árabe con él, sin embargo, su gran trabajo se mantuvo vivo, ganando extensa fama y sirviendo como modelo para los geógrafos musulmanes e historiadores durante siglos. Le proporcionó prácticamente todos su conocimiento geográfico al gran historiador musulmán Ibn Khaldun. No estuvo sin embargo disponible en Europa. Aunque el texto árabe del Libro de Roger se publicó en Roma por la prensa de Medici en 1592, no estuvo de nuevo disponible a los europeos en latín hasta el siglo 17. En los años 1400, por consiguiente, Cristóbal Colón tenía que confiar en otras fuentes de información. Usando un globo preparado por un cartógrafo alemán llamado Martin Behaim - basado en cálculos erróneos de Ptlomey - Colón también agregó las distancias estimadas igualmente erróneas de Marco Polo y concluyó, incorrectamente, que navegando hacia el oeste desde España él podría localizar Japón o India después de un viaje de no más de 4,000 millas. Es un dato curioso que si Colón hubiera sido consciente de la verdadera distancia - de las estimaciones de Al-Idrisi - él podría haber dudado emprender su viaje. EVIDENCIAS DE MUSULMANES EN EL NUEVO MUNDO ANTES QUE COLÓN: AI-Masudi en su Muruj adh-Dhahab (938), cuenta sobre Khashkhash Ibn Saeed Ibn Aswad que cruzó el Océano Atlántico y volvió en el año 889: "Él era un hombre joven de Córdoba que unió un grupo de hombres jóvenes y realizaron un viaje en este océano. Después de que un tiempo largo él volvió con un botín fabuloso. Cada español (entiéndase: musulmán andaluz) sabe su historia". Abu Bakr Ibn Umar Al-Qutiyya relaciona la historia de Ibn Farrukh que aterrizó en Febrero de 999 en Gando (Islas Canarias), visitó al Rey Guanariga, continuando su viaje hacia el Oeste hasta que encontrara las islas que él llamó Capraria y Pluitana y volvió a Al-Andalus en Mayo. Al-Idrisi en su extensa Geografía de Al-Idrisi, en el siglo XII, informó del viaje de marineros Norte-Africanos que localizaron las Américas. AlIdrisi escribió: "Un grupo de marineros navegó por el mar de la Oscuridad y la Niebla [el Océano Atlántico] desde Lisboa para descubrir lo que había en él y la extesión de su límite. Fueron un grupo de 8 y ellos tomaron un barco que fue cargado con suministros que durasen meses... Finalmente llegaron a una isla que tenía personas y cultivos pero fueron capturados y encadenados durante tres días. ¡En el cuarto día un traductor vino, hablando el idioma árabe!. Él tradujo para el Rey y les preguntó por su misión. Ellos le informaron sobre ellos, y luego volvieron a su encierro. Cuando el viento del oeste empezó a soplar, fueron introducidos en una canoa, vendados los ojos y traídos a tierra después de tres días de navegación. Abandonados en la orilla con las manos atadas en sus espaldas. Al siguiente día, otra tribu apareció, liberándoles e informándoles que entre sus tierras había un viaje de dos meses". Este informe histórico asombroso no sólo describe el contacto claramente entre marineros musulmanes y los indígenas de las islas caribeñas, sino que confirma el hecho de que el contacto entre los dos mundos había estado tan involucrado que las personas nativas tenían arabo-parlantes entre ellos. Al-Umari en su Masalik al Absarfi Mama lik al Amsar informa de Mansa Musa que describe a los estudiosos de El Cairo, en su peregrinación famosa a Makkah en 1324, cómo su predecesor en el Imperio Islámico Oeste Africano de Malí " no creía que era imposible descubrir los límites del mar vecino [Océano Atlántico]. Él quería averiguarlo y persistió en su plan. Él tenía doscientas naves equipadas y los llenó de hombres, y otras naves en el mismo número se llenaron de oro, agua y suministros en cantidad suficiente para durar años. Él dijo aquellos que los dirigían: 'Sólo volved cuando hayáis alcanzado la extremidad del océano, o cuando hayáis agotado vuestra comida y agua." Ellos se marcharon; su ausencia fue larga antes de que ninguno volviera... Nosotros le preguntamos al capitán por sus aventuras. "Príncipe ", él contestó, "nosotros navegamos durante mucho tiempo, hasta el momento en que nos encontramos en el medio-océano algo como un río con una corriente violenta. Mi nave era la última, las otras siguieron navegando, y gradualmente al entrar cada una en este lugar, desaparecieron y no regresaron. Nosotros no supimos lo que les había pasado. En cuanto a mí, volví a dónde estaba y no entré en la corriente." Pero el emperador no quiso creerlo. Él equipó dos mil naves, mil para él y los hombres que le acompañaron y mil para el agua y suministros. Él me pasó los poderes, yo, Mansa Musa y se marchó con sus compañeros por el océano. Ésta fue la última vez que yo le vi y a los otros, y yo sigo siendo amo absoluto del imperio". Este informe revela que el monarca Manding hizo una gran preparación para el viaje y tenía confianza en su éxito. El capitán que informó del "río" violento debió haber encontrado una corriente del medio-océano. Como nosotros no sabemos el resultado de la expedición de estas dos mil naves con toda certeza, nosotros si tenemos la evidencia de este lado del Atlántico de que los Manding estableció contacto con las Américas en este periodo. Los Manding tomaron contacto con la masa de tierra más cercana a la costa africana Occidental, Brasil. Parece que lo usaban como base para la exploración de las Américas, viajando a lo largo de los ríos en las selvas densas de América del Sur y por tierra hasta que llegaron a América del Norte. Los musulmanes africanos de Honduras se llamaban a sí mismos los "Almamys" antes de la llegada de los españoles. Ellos se pueden haber estado relacionados con los africanos del Norte de Honduras vistos por Ferdinand Columbus (Fernado Colón), el hijo de Cristóbal Colón. En el idioma de Manding 'Almamy" era usado por Al-Imamu, en árabe "líder de la oración."

-

Más informacióen en: http://www.islamyal-andalus.org


Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 soliman 16 de ene. 2006

    Hermano ofion, te equivocas, seguramente dejandote llevar por el "juicio a priori Cada uno habla y le entusiasma de lo que gusta, Tartessos y al-Andalus son mi pasión. No te equivoques, tambien te puedo informar y debatir sobre Pranayamas, Kriya YOga, Budismo tántrico y los secretos del Vedanta, pero creo que en una página de historia la Metafísica Cristiana y la Descomposición del Azufre Alquímico como que no pega. Si Celtiberia tiene abierto el frente a la Historia de la Península Ibérica, vengan todos a informar. Peso a que no les gusta lo que ven y leen. "El que Emprende hacer Evidencia de la Verdad, escriviendo la Verdad, no podrá Persuadir a que lo Es, Mientras Reside en los Ánimos de los Oyentes, o Leyentes, aquella Opinión Falsa que Persiste a la Raçon de la Verdadera" Jose Pellicer de Ossau y Tovar. 1673. Saludos, hermano.

  2. #2 naupaktos 16 de ene. 2006

    Coincido plenamente con ofion. No se trata de ganar la carrera de los descubrimientos 500 años después. Es sin duda interesante realizar investigaciones sobre otros que precedieron a Colón en la llegada a las costas americanas. Qué duda cabe que los hubieron. Estupendo. Sería bueno investigar cuanto más mejor. Ahora bien, el término "exclusividad" utilizado por ofion, define muy bien las verdaderas intenciones de según que interesados en una u otra versión o versiones de la historia. Supongamos que fue tal y como dice soliman, los musulmanes llegaron primero a América. Y qué? Qué ocurrió realmente? Por qué no, como más de uno ha indicado por aquí, hubo continuidad. Debiera haber un resquicio por mínimo que fuera, por donde pudo llegar esa información a elementos sociales capaces de afrontar una empresa de tales características, me refiero a una posibilidad, por remota que sea, de divulgar la nueva de unas tierras lejanas habitadas por humanos un tanto peculiares en sus costumbres, con una naturaleza diferente a la conocida por los pueblos del Mediterráneo. Es demasiada casualidad que nadie vislumbrara las enormes posibilidades sociales, económicas, culturales e incluso religiosas para el mundo islámico. De verdad nadie supo hacer lo que los españoles y portugueses hicimos después?, guste o no guste el resultado de lo ocurrido desde la llegada de Colón, no es esa la cuestión. Como alguna vez ya dije, no se pueden ganar batallas, avances, ni epopeyas, después de quinientos años. Salvo que la impotencia sea tan insoportable, que se haga necesario apellidar cuantos más hechos del pasado mejor, para dar lustre a una u otra civilización. Eso es absurdo. Investigar es una cosa, y nada tengo que objetar si un día descubren la mezquita más majestuosa del mundo sepultada en la Amazonia, o un ejemplar del Corán en pleno centro de Rosario. O cualquier otra prueba determinante, por pequeña e insignificante que sea, que no deje lugar a dudas razonables sobre la presencia primera, o segunda, de musulmanes en América antes que Colón, de forma continuada o no, pero verídica. No me duelen prendas, porque me daría exactamente igual, que fuera como digo. Otra cosa es comulgar sin más con teorías tan fabulosas, que por fantásticas resultan hasta divertidas. No hay más que echar un vistazo a la Tartessos de soliman, esa página, todo un portento de evolución geológica para empezar, supone una revolución que cambiará el mundo conocido. Todos comoceis infinidad de investigadores que no albergan la más mínima intención evangelizadora en sus estudios, ni pretenden la concersión masiva de los ciudadanos y la Historia a su credo ideológico y religioso. Del mismo modo que a quienes desde una perspectiva muy cristiana y excesivamente católica o conservadora, se les reprueba en esta página, por ejemplo a César Vidal, en sus investigaciones, a qué viene otorgar la consideración que restáis a aquellos a otros que postulan desde su fe, musulmana o cualquier otra? No lo entiendo, salvo que se encuentren deseosos no pocos de los presentes, de cambiar de acera ideológica por hartazgo de la que tenían, o la que perciben en la gente, y sea la excusa perfecta para oponerse a la "Historia establecida por los poderosos occidentales" con la que nos engañan desde la escuela. En ese caso, estarán cayendo en el mismo error, sólo que cambiando el punto de vista, y dando por bueno otro, no como deseo de conocimiento, sino de oposición frontal a lo que conocen, al mundo que habitan, a modo de venganza e insubordinación. Eso es sencillamente cambiar de acera, no en busca de la verdad, sino de otra interpretación de la verdad que les satisfaga más que la conocida, y a la que darán mayor credibilidad por el entusiasmo que otorga el encontrar una nueva luz, con la que buscan identificarse más que nadie para que no queden dudas de su nueva interpretación y su fidelidad al nuevo descubrimiento histórico. No importa que los estudios e historiadores que llevaron a cabo la glosa de nuestra Historia, asienten con rigor documental, mucho más peso, contraste y exactitud nuestro pasado que las nuevas teorías, generalemente faltas del necesario soporte documental en tanto no se completen más, no importa como digo. Es suficiente con que las nuevas direcciones historiográficas, las nuevas elucubraciones sobre el pasado, contengan una dosis de contradicción sobre las establecidas, para darles un plus de credibilidad que no se corresponde con su corroboración. Ese plus de verdad se les concede no como consecuencia de lo acertado que esté el investigador, de la novedad de los hallazgos o de la revolución que pudieran suponer, sino que va como un añadido al grado de contradicción con la Historia que todos más o menos conocemos. cuanto más contestatario se vuelva uno contra la Historia de los Pidal, Pelayo, Elliot, Villar o Vives, más prédica tiene entre quienes, con los renovados aires de su nueva religión o su asco por el sistema, desean fervientemente cualquier clavo ardiendo que contradiga todo lo que conocen, aunque en lugar de ser un clavo de cierta consistencia, sea un palillo de dientes.

  3. Hay 2 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba