Autor: soliman
miércoles, 11 de febrero de 2004
Sección: Opinión
Información publicada por: soliman
Mostrado 15.357 veces.


Ir a los comentarios

EL SUBCONSCIENTE CRISTIANO-OCCIDENTAL

-

Por Juan Goytisolo Como señalé en mi obra Crónicas Sarracinas, en razón de la amenaza que el Islam árabe y otomano significo para el orbe cristiano entre los siglos VIII y XIII, el mundo musulmán ocupa frente a aquel un puesto central, cualitativamente distinto del de las demás civilizaciones no europeas (budista, brahmánica, taoísta, etc.); ello aclara, como ha dicho un historiador árabe contemporáneo, la persistencia de una aguda y tenaz “sensibilidad anti-islamica en todos los niveles del subconsciente europeo”. En virtud de la conocida dialéctica autoidentificatoria existente entre el yo y el mundo, el yo y el no yo, el Islam ha representado de cara al mundo cristiano occidental un papel autoconcienciador en términos de oposición y contraste: el de la alteridad, el del Otro, ese “adversario último” demasiado cercano para resultar totalmente exótico y demasiado tenaz, coherente y compacto para que pueda ser domesticado, asimilado o reducido. “A consecuencia de ello, escribía, existen una historia, una tradición de pensamiento, una leyenda, una retórica, una agrupación de imágenes o clichés islámico creados por y para Occidente que imponen una distancia infranqueable entre lo nuestro (visto, claro está, en conciencia de superioridad y autosatisfacción) y lo de ellos (contemplado con hostilidad y desprecio)”. La labor de despojar al Islam de esa masa de prejuicios y clichés negativos es ardua y exige un constante esfuerzo esclarecedor. Las vicisitudes políticas de los últimos 20 años –tragedia del pueblo palestino, guerra civil libanesa, revolución iraní, 11-S, guerra de Afganistán e Irak, etc.-han provocado un nuevo aluvión de tópicos en trono a una fantasmal amenaza islamica y el resurgir del viejo espíritu de Cruzada arrinconado en el desván de los trastos viejos. Confundiendo la parte o partícula con todo ello, los medios de información de masas españoles y occidentales han pegado indiscutiblemente la etiqueta de “musulmanes” a la acción y palabras de personajes o grupos a veces minúsculos, cuya representatividad tocante al Islam es tan remota como la de las bandas y agrupaciones nacional-católicas que de forma episódica ejecutan sus crímenes y atentado racistas en diversos países de Europa respecto al Cristianismo. Reducir el Islam, como suele hacerse, a un discurso ideológico al servicio de diferentes y contradictorias estrategias políticas es una de las formas mas seguras de empobrecerlo y despojarlo de su contenido espiritual. Para la gran masa de musulmanes, la palabra profética, el legado religioso de la Sunna, son normas de perfección interior y civilidad que nada tienen que ver con las proclamas de algunos grupos y su manipulación interesada por quienes se esfuerzan en promover una atmósfera de confrontación y de guerra fría. La comunidad musulmana española, aunque menor y menos visible que las que hoy existen y se desenvuelven en Inglaterra, Francia o Alemania, aspira a vivir su especificidad cultural y espiritual dentro del ámbito de pensamiento plural y convivencia pacífica establecidos en nuestra Constitución. El retorno del Islam a la península después de cinco siglos de persecución y desarraigo violento es, sin duda, un acontecimiento histórico de gran relieve en la medida en que permite a los españoles entroncar con un pasado feraz que, aunque exorcizado y barrido, no ha cesado de estar presente entre nosotros a través de costumbres, expresiones, religiosidad peculiar, fórmulas de cortesía así como de espléndidas manifestaciones andalusíes y mudéjares en el campo del arte y la literatura. Estas palabras responden cabalmente a las necesidades de la comunidad musulmana de la península y merece tanto el interés y simpatía de los españoles que, musulmanes o no, desean vivir en el marco de un sistema democrático, respetuoso con todas las creencias y doctrinas

-

Relacionado con: LA IDENTIDAD ANDALUZA

Más informacióen en: http://www.islamyal-andalus.org


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Bea 08 de feb. 2004

    ¿Qué clase de complejo tiene usted, soliman?. Por cierto, un pregunta, el islam que usted abraza, ¿de qué país proviene?. Lo digo por que yo conozco a marroquíes y a sirios, y observo diferencias entre ellos a la hora por ejemplo, de tratar a la mujer, en las libertades individuales... ¿por qué no en vez de decir todas estas tonterías del odio que tenemos los occidentales al islam, se pone a explicar las diferencias de doctrina entre los países islámicos?, ¿por qué no nos explica, bien hecho, sin complejo de superioridad, la realidad de su religión?. En fin, paciencia hemos de tener, porque parece ser que todos los occidentales tenemos un chip, que Bush enciende control remoto, y nos hace pensar a todos lo mismo... en fin. ¿Y la de gente que nos manifestamos en contra de nuestro presidente y de Bush? Mire soliman,en mi barrio hay un centro de acogida de menores, casualmente es el número siguiente de mi calle, y el número de niños musulmanes a aumentado considerablemente. Toda la vida en mi barrio hemos convivido con estos niños problemáticos, pero desde que ha aumentado el número de niños musulmanes, venidos todos de Marruecos, la inseguridad de mi barrio se ha visto perjudicada, ya que en cualquier momento te sale un niño con una navaja y te manga el bolso. Pues este hecho está haciendo que muchos de mis vecinos le cojan asco a los musulmanes en general porque no saben distinguir, ni saben cuales son las situaciones en su país de origen, ni lo difícil que ha sido y está siendo su vida, así que no me vengas con tonterías, hay que bajarse más a lo cotidiano, para analizar ciertas cosas. Mucho Bush, Afganistan... y cuando se vayan Bush y Aznar ¿qué será?. Seguiremos teniendo el problema de muchos inmigrantes musulmanes que intentan entrar en Europa con la esperanza de mejorar su vida, ya que en sus países no tienen salida, por que sus gobiernos no son capaces de mejorarlos. Y como aquí, no hay trabajo para absorberlos a todos, pues se crean grupos marginales, que dan miedo por sus actos y crean una conciencia social negativa para esta serie de colectivos... Yo creo que deberían tomarse más en serio sus paises de origen el problema que tienen y dejarse, como le ocurre a Marruecos, de cortes reales, con bodas de gastos astronómicos y chorradas, y mejorar las condiciones de sus súbditos. Muchas situaciones en el mundo islámico actual se debe a la descolonización de estos países tras la Segunda Guerra Mundial. Pero parece que somos los occidentales muy malos, que hemos odiado al Islam desde que nació (te recuerdo que la expansión del Islam ha sido por conquista cruenta, como muchos otros actos del Cristianismo, que a quí todos hemos sido malos), y no nos queremos concienciar... creo que este problema es mucho más ámplio, complicado y plural de los que tú nos expones. Quizá un poco de Historia Actual sobre la realidad de los Países Islámicos, en relación con la Guerra Fría, la Descolonzación... vendrían muy bien Bea

  2. Hay 1 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba