Autor: Vettonio
domingo, 11 de enero de 2004
Sección: Artículos generales
Información publicada por: Vettonio


Mostrado 19.965 veces.


Ir a los comentarios

La Vettonia portuguesa

Este artículo solo pretende ser una modesta guía turística por una de las zonas más desconocidas del país vecino, tras las huellas del prerromano pueblo de los vettones.

La Vettonia portuguesa.

Los últimos estudios sobre los vettones, coinciden en situar la frontera occidental de este pueblo en el río Coa, afluente del Duero por su margen izquierda, que transcurre paralelo al río Águeda y entre medias la actual frontera con Portugal (en su afluente Ribeira de Toures). En la antigüedad, las cambiantes fronteras geopolíticas y de influencia de las tribus prerromanas, aquí están perfectamente delimitadas, ya que lo agreste de los cañones y gargantas (que llaman Arribes en el oeste castellanoleonés) de los ríos que la conforman, dividen más que unen a los pueblos. Y es que, si conocidos son los Arribes del Duero, del Águeda o del Yeltes, no menos espectacular son los del río Coa y sus gargantas (ribeiras en portugués). Además, la cita de Lancienses Transcudani en el puente de Alcántara, que los diferenciaba de los vettones de Lancia Oppidana, reafirma el carácter separador del Cuda, nombre romano del Coa. La frontera quedaba así delimitada con astures al otro lado del Duero y desde la desembocadura del Tormes más allá de Ledesma, y con los lusitanos al oeste, al otro lado del río Coa, remontando este hasta el sur para describir una línea al sur de Ciudad Rodrigo hasta la Sierra de Gata. Allí que fuimos a pasar un fin de semana para conocer esa franja vettona al otro lado de la “raya” y estas son las impresiones que sacamos: la primera es que el paisaje es exactamente igual al del campo charro que dejábamos atrás, formado por dehesas y suelos graníticos que salpican de berrocales la llanura. Al cruzar la frontera actual por Vilar Formoso, por la vía IP-5, que es de las más anchas (una vía rápida), a pocos kilómetros en dirección a Guarda (capital del distrito) el Ministerio de Fomento luso se las está viendo con un formidable viaducto para salvar al mencionado río Coa. Esa es la frontera que buscábamos; pero en la capital, está el museo arqueológico provincial, donde visitamos los hallazgos relacionados con el mundo Antiguo. La capital es muy similar a Ávila: también es la más elevada en altitud de Portugal, amurallada y con una catedral que tiene más de fortaleza que de templo. Cerca se encuentra el castro de Tintinolho. Haciendo un inciso, la gastronomía es espectacular y los precios muy asequibles. El problema es que tradicionalmente, Portugal se ha identificado con los lusitanos y es difícil encontrar el término Vetôes (vettones), estando tan cerca de las cumbres de Serra da Estrela, cuna de Viriato. Además, la zona está más enfocada a otras joyas históricas como su patrimonio medieval, el estilo manuelino, los pelourinhos (picotas en castellano) y por lo que más se conoce al valle del Coa: sus Pinturas rupestres, petroglifos y megalitos. No obstante, y con base en la Pousada de Almeida (maravilloso municipio con arquitectura de frontera y bastiones similares a Aldea del Obispo o la propia Ciudad Rodrigo, que tuvo que ser también otero en la llanura) y en zona “vettona” visitamos Castelo Mendo a 20 kms al sur y a 12 de Vilar Formoso. El pueblo está anclado en el tiempo. Un cerro cónico amurallado y tocado por una ruinosa fortaleza se asoma a las gargantas del Coa. Dos Berrôes (verracos) nos dan la bienvenida en la puerta de la muralla, y emPinadas calles nos conducen a las ruinas del castelo... impresionante. (Añado foto). Por cierto, que los pobres están más que arañados de camiones y carros... A escasos cuatro kilómetros por una carretera digna del peor rally está Castelo Bom, más ruinoso pero con panorámicas al río espectaculares. A mí que me gusta imaginar, contemplo la otra orilla, esperando ver aparecer a las tribus lusitanas en busca de sus vecinos de correrías... en fin. Bajando el río hacia el norte, en el otro extremo está Castelo Rodrigo, de similar construcción y ubicación (las gentes tiempo hace que bajaron al llano, a la populosa Figueira de Castelo Rodrigo. Sobre la colina se alza la Torre das Águias, y se contempla la cercana Serra da Mafora. (Añado foto) Cruzando el río por profundos tajos y carreteras sinuosas vamos a Pinhel, gran pueblo situado en un pequeño monte, coronado por una enorme torre. Aún estando al otro lado del Coa, el folleto turístico dice “... a origem de Pinhel é atribuida aos Vetôes ou Túrdulos em 500 a. C. ...”. Supongo que se referirá a los Turduli Veteres de las fuentes pero, no estoy seguro. La zona está llena de restos romanos, muy expoliados, según confesó el museo arqueológico de Guarda. Desgraciadamente un fin de semana no da para mucho más, no fuimos más al norte, a la desembocadura del Coa en el Duero, donde están los megalitos más famosos y las Pinturas rupestres que, un mes después se verían amenazadas por los pavorosos fuegos del 2003 que asolaron el interior portugués. Eso sí, no dejamos de visitar Trancoso, al oeste de Pinhel, con una muralla formidable de origen romano (Dionisio), y traza actual del siglo XII-XIV, tocada por un sobrio castillo, el cual se puede visitar libremente. Bueno, solo quería animar a l@s celtíber@s a visitar al país vecino, entre cuyas gentes te sientes como en casa, el idioma no es obstáculo incluso para un castellano cerrado como yo, sus platos increíbles, sus caldos muy ricos y su patrimonio de ensueño(y como ahora se pueden añadir comentarios a los artículos, pues que me completen información de esta franja peninsular). Aun siendo esta una zona algo deprimida, tiene un encanto especial, como si se hubieran quedado estancados hace 30 años... no sé, tiene algo. Más información: www.rt-serradaestrela.pt www.ipmuseus.pt www.pousadas.pt Vettonio.


Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Reuveannabaraecus 07 de jul. 2005

    Bueno, veo que nos hemos enzarzado con la esPinosa cuestión de los límites entre lusitanos y vettones (límites que, a fecha de hoy, nadie puede asegurar a partir de los datos existentes, ni siquiera de las supuestas diferencias tipológicas entre los oppida de uno y otro lado), y no respondemos a la propuesta de Vettonio de visitar y hablar sobre la "Vettonia" actualmente portuguesa; y digo actualmente portuguesa porque, hasta el Tratado de Alcañices (1297), la llamada Riba-Côa (exactamente, la región entre los ríos Côa y Águeda: Castelo Rodrigo, Almeida, Sabugal) perteneció al Reino de León. Efectivamente, se trata de una zona cuya topografía y paisaje guardan más parecido con el inhóspito Campo Charro (perdonadme los charros, pero, ¡ay, esa Berzosa!) que con el paisaje típicamente "verdejante" que empieza a asomar al trasponer la "bacia" del río Mondego en las proximidades de Guarda; de hecho, pasa por ser una de las zonas más frías e inhóspitas de Portugal, me explico, en oPinión de los propios portugueses/-as. Eso sí, su patrimonio cultural, su gastronomía y la amabilidad de sus gentes, aunque suene a topicazo, bien merecen una visita. Os recomiendo, con Vettonio, los llamados "Castelo": Castelo Bom, Castelo Melhor, Castelo Mendo, Castelo Rodrigo (el viejo, no Figueira): son efectivamente un regreso a la Edad Media. ¡Ah!, y no dejéis de visitar Sortelha (Sabugal), ya en la divisoria de aguas entre el Côa y los afluentes del Tajo. Se trata, en fin, de una región en que las diferencias entre uno y otro lado de "La Raya" /"A Raia", fuera de las debidas a la historia, la política y la lengua, son más suaves; también en la toponimia encontramos estas similitudes entre la "Vettonia portuguesa" y el sector occidental de la "Vettonia española", con nombres que se repiten (con las lógicas diferencias idiomáticas) en uno y otro lado de la frontera en esta región: Batocas/Batuecas, Foios/Hoyos, Forcalhos/Horcajo, Malpartida...

  2. #2 jaaalexandre 09 de jul. 2007

    Só mais um aspecto:

    Há tempos falei com um senhor idoso de uma localidade chamada Arrifana, na freguesia de Vilar Maior, e ele referia-se à «vila» como sendo Vilar Maior (que foi sede de Concelho até ao século XIX) e à «cidade» como sendo Ciudad Rodrigo, pois foi a sede de bispado, até há poucos séculos atrás, cuja área de influência abrangia as terras de Riba Côa (isso deixou de acontecer com a criação do bispado de Pinhel). Muitos anos passaram, mas nas tradições e nas expressões utilizadas ainda continua presente essa realidade de um tempo passado. Ainda hoje, no dia a dia, se utiliza uma mistura de português com espanhol (uma forma de falar incompreensível para as gentes do litoral deste país).

  3. Hay 2 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba