Autor: jeromor
viernes, 20 de mayo de 2005
Sección: Toponimia
Información publicada por: jeromor
Mostrado 23.053 veces.


Ir a los comentarios

Dos fitotopónimos : Moraleja y Zarza-Zarzuela y su posible origen etimológico

Presenta la posibilidad de que dos fitotopónimos muy corrientes en España, Moraleja y Zarza- Zarzuela, no procedan de los étimos muy evidentes, moral y zarza, sino del latín Muratella 'murillos' y Quercea 'encina- encinar'.

Moraleja< lat. muratella

Todos los repertorios toponímicos asocian el topónimo al nombre del moral, morus nigra, árbol que produce las moras negras comestibles. Llama la atención la cantidad de topónimos que se hacen derivar de este árbol, de pequeña importancia en la vida del hombre. Hay en el repertorio de entidades de población española 15 localidades de nombre Moral, 14 Morales, y entre los derivados 10 Moraleja, 1 Moralejo, 1 Moralet, 1 Moralico, 1 Moralicos, 1 Moralina y 1 Moralita. Sorprende la presencia de tantas Moralejas, cuando el sufijo –eja no es de los más productivos, y sobre todo sorprende su gran presencia en la toponimia menor, aún en lugares donde es imposible que crecieran los morales. Buscando documentación sobre el étimo de Moraleja me he encontrado con varios documentos mozárabes, publicados por Ángel González Palencia, en donde la misma localidad del alfoz de Toledo, hoy llamada Arcicóllar, aparece, entre otras, con las grafías M.rādī.l (Moradiel), M.rāl.lîa (Moralelia), lo que hace pensar en un étimo común en el latín vulgar *Muratella, “Murillos”, acusativo plural del neutro *Muratellum, derivado de Murus, “pared”. 28 Año 1140, Diciembre Venta de la cuarta parte de Villa Algariba, alquería de Toledo, en La Sagra, cerca del castillo de Canales, encima de la acequia de Camarena, próxima a la alquería de M.rādī.l 31 Año 1144, Abril Venta de un ochavo de la alquería de Villa Algariba, de la jurisdicción de Toledo, en el pago de las Canales, cerca de la alquería de M.rāl.līa y de Darcicolla 34 Año 1146, Octubre Venta de una suerte de tierra en la alquería de Villa Algariba, de la jurisdicción de Toledo, en el pago de las Canales... cerca de la alquería de M.rāl.līa de Darcicolla 1006 Año 1176, Julio Testimonio que da Domingo Salvatores, conocido por Arrayach... de los límites y términos de la alquería de Argance, alfoz de Toledo... Hacia dentro del barranco que desde este Monteagudo corre hacia los límites de Camarena; entre el Val de Alhorrí y el barranco de Monteagudo hay un sendero que va de Argance a M.r.rīlīa 799 Año 1188, Septiembre Cambio de fincas, Don García entrega a don Fernando la mitad de todo lo que poseía su padre... en la alquería de M.r.rālīa, de Toledo 813 año 1225, Abril Cambio, entre la abadesa doña Orabona, del convento de S. Clemente... y doña Edeba... El convento entrega una cuarta parte de las tierras... sitas encima del camino que va desde la alquería de Viyamiel a la de Algorfela... y por el lado del alfoz de la alquería de Camarena y del alfoz de la alquería de Mūr.līa, todas alquerías del alfoz de Toledo En primer lugar hay que dejar claro que todos los documentos, con distinta ortografía, se refieren al mismo sitio, Moraleja de Darcicolla, hoy Arcicóllar . Nos lo aseguran las alquerias limítofes: Camarena, al N. Algorfela, al SW. Es la Casa de Alburilla en el M.T.N. 1: 50.000, 604, Villaluenga, 1ª ed. 1881; y la Casa de Argurilla en la 2ª ed. 1965). Villa Algariba, seguramente al S, sobre el arroyo de Cantaelgallo, entre Arcicóllar y Camarenilla. Argance, hoy Casa de Argance, al S. de Arcicóllar, en el término municipal de Villamiel. Todas están en La Sagra y en las cercanías del Castillo de Canales, que está en término de Recas, sobre el escarpe de la orilla izquierda del Guadarrama. Las ortografías, como vemos, son variadas: M.rādī.l, Moradiel, M.rāl.līa, Moralella, M.r.rālīa, Moreralla, M.r.rīlīa, Morerilla, Mūr.līa, Murella, y deben de corresponder a pronunciaciones mozárabes más o menos influidas por el árabe o el romance, así como también reflejan las dificultades de los escribas árabes para reproducir la pronunciación. Así que la evolución sería como sigue: Muratella> *Muradela (con paso de sorda a sonora y simplificación de geminada)> Moradel (pérdida de vocal final y cambio de –u a –o por influencia árabe)> Moradiel (diptongación románica) Otra evolución paralela, con menor influencia árabe sería: Muratella> *Muradela (con paso de sorda a sonora y simplificación de geminada)> *Moradela (cambio de –u a –o por influencia árabe) > *Moralela (por metafonía)> *Moraliela(diptongación románica)> Moralelia (por metátesis)> Moraleja (solución típica castellana –li-> -j-) Moraleja de Enmedio se llama así porque antiguamente había otras dos localidades del mismo nombre muy cerca. En el documento de confirmación por Alfonso VIII, el 12 de Diciembre de 1208, de los términos del Concejo de Segovia en la Transierra, colindantes con los de Alhamín, Toledo, Canales, Olmos y Madrid , se dice: “...et sicut diuidit Serraniellos terminum cum Cubas et Grinnon, et sicut Moraleia de Petrofierro et Moraleia del Gordo, Moraleia de Lobofierro diuidunt terminum cum Humanes... ”. “(La divisoria) sigue por el límite de los términos de Serranillos con Cubas y Griñón, y por los de Moraleja de Petrofierro, Moraleja del Gordo y Moraleja de Lobofierro con el de Humanes... ” Por tanto había tres localidades cercanas del mismo nombre, Moraleja, que recibían como apelativo seguramente el de sus repobladores en la segunda mitad del s. XII, Petro Fierro y Lupo Fierro, seguramente familiares y el Gordo. Hoy Moraleja de Petrofierro, luego llamada Moraleja Mayor y Moralejita, y Moraleja de Lobofierro, luego Moraleja de los Buyerros , están despobladas, quedando en el medio, de ahí su nombre actual, la que fue Moraleja del Gordo. Estos documentos son bastante claros para considerar el topónimo Moraleja, no relacionado con el moral, sino con los del grupo mura, como Almuradiel, Mora, Morade, Moradela, Moradella, Moradiel, Moradillo, Morado, Morata, Moratalaz, Moratalla, Moratilla, Moratín, Moreda, Moredo, Morell, Morella, Morilla, Morvedre, Mura, Murada, Muradal, Muradela, Muradelle, Muras, Murazo, Murias, Muriedas, Muriel, Muriellos, Murieta, Murillo, Muro, Muros, etc., que indican que cuando el lugar recibió este nombre había allí restos de construcciones antiguas. La dificultad mayor para considerar correcta esta evolución es el paso de u larga a o, pero J. Coromines apunta para Moratella, Moratell, Moratal, la procedencia del latín Mūratum –ata “derivat de murus, amb el sentit de (lloc o edificació) ‘murats, amurallats, aparedats’; car davant –R- la infl(uencia) de l’arab havia de canviar la u en o, cf. Morvedre MÛRUM VETÊREM, Mortitx MÛRTÎS...”. “El pas de mur- a mor-, és clar, és cosa de l’arab, pel timbre de tota damma davant r..”

Zarza< lat. quercea

Aunque el topónimo parece claramente derivarse del arbusto esPinoso, me gustaría presentar la posibilidad de que estuviera relacionado con el grupo de topónimos derivados del latín quercus “encina”, como Cerceda, Cercedilla, Cercedo , etc. La relación la estableceríamos a través de la localidad medieval de Zarzuela,(Madrid) que aparece en un documento de 1140, en el que se establecen los límites de las tierras del Monasterio de Santa María de Batres, como Cerzola. Esta Cerzola podría ser un derivado de Quercus+ eola, nombre muy apropiado para localidades, como la Zarzuela del Monte del Pardo, situadas en el medio de un encinar. Querceola> *Kerceola> *Cerceola> *Cerciola> Cerzola> *Zarzola> Zarzuela. Como quercus es un nombre femenino de la 4ª declinación en latín, zarza podría derivar de la forma del latín quercea , “encina”. Otra posibilidad es que del adjetivo querceus, “relativo a la encina”, provenga la forma de plural neutro *quercea, “sitio abundante en encinas, encinar”, al igual que del adjetivo *montaneus, “abundante en montes”, procede *montanea, plural neutro de dicho adjetivo, y de él nuestra palabra montaña . La evolución sería Quercea> *Kercea > *Kercia> *Cerza> Zarza. Otro dato a favor de esta hipótesis sería que en otro de los encinares conservados en las cercanías, el de la Casa de Campo de Madrid, aparezca el topónimo El Zarzón,(curiosamente un calco del topónimo de origen mozárabe Alcorcón) que derivaría del mismo étimo con el sufijo abundencial –on . Esta hipótesis que ahora presento explicaría la gran abundancia del topónimo en la toponimia española. Hasta 32 localidades españolas llevan el nombre de Zarza o sus derivados, Zarzalejo, Zarzón, Zarzosa, Zarzuela, etc., cuando la lógica no parece indicar que la humilde zarza sea el rasgo más relevante para bautizar un lugar de habitación humana. Algunas de las Zarzas cercanas, como Santa Cruz de la Zarza o Zarza de Tajo (To), estaban, hasta el s. XIX, en el medio de espesos encinares. Copyright Jesús Rodríguez Morales. 2005


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 kaerkes 19 de dic. 2003

    Salve Jeromo!Bueno lo que si es curioso y digno de meditar es que algunas de las especies en que basas tu artículo producen (al menos el nombre), el mismo tipo de fruta). Aclaremos que el arbol Morus nigra y el Morus alba son foráneos (de oriente) y su fruto es la llamada mora, que es una fruta. La Zarza en sus varias subespecies es del genero Rubus, y como todos conocéis se trata de un arbusto invasor más o menos esPinoso, y emite zarzamoras que no son frutas sino bayas. Por otra parte esta ultima especie medra en lugares humedos con buenos suelos frescos, profundos y ricos, mientras que los Morus se adaptan y/o prefieren otras condiciones mas expuestas y soleadas. La localidad vallisoletana de La Zarza, se localiza en una zona de evidente vocación enciniega donde para reforzar tu artículo es muy dificil encontrar Rubus, al menos en abundancia.

  2. #2 lgmoral 08 de jun. 2005

    De un hipótetico *moralella nunca resulta Moraleja en romance castellano y afín. Moraleja me parece procedente de un normalísimo diminutivo Moralicula, con paralelos y en sistema con otras formas afines, Moral, Morales, Moralejo .... Es significativo que haya el plural Moralejos, pluralidad de pequeños morales, pero no haya el plural Moraleja porque Moraleja, de apariencia femenina, es en origen un neutroi plural, colectivo, otra forma, más antigua, de decir Morales. (Para estos colectivo en -a cf. Agra, Robla, Toxa ... y los comunes moda, fruta, leña ... ). No llevo cuenta de hagiotopónimos, pero a ojo creo que debe haber miles, con independencia de la historia singular de unos cuantos y de que sus orígenes no sean precisamente hagiotoponímicos. De Samburiel no puedo dar oPinión ahora, pero adelanbto un par de observaciones: Zamora tiene de siempre o tónica y, por tanto, difícilmente puede tener una variante Zambra, mientras que su derivado Zamorano, con traslado de la tonicidad desde o a la a del sufijo, sí puede tener, por pérdida de protónica, la variante Zambrano. Aquí, dicho sea con todos los respetos, parece que el orden de factores altera el producto. Para un San Muriel no hay que pensar en realizaciones y tendencias fónicas, basta con la interpretación vulgar que lleva a un campo bien abundante -el de la hagiotoponimia- todo cuanto suene a santo. Rohlfs lo estudió muy bien y creo que incluso se extrañaba de que un Sanguinetum > Sanguiñedo no hubiese generado en la conciencia popular un *San *Guiñedo. En principio, de forma regular y bien documentada CAMB- mantiene su oclusiva gutural en área hispana (Cambre, Calambre, Camba, Camdados, Cambrils, Cambrón ... de orígenes diversos), pero evoluciona a CHAMB-, fricativa palatal, en otras áreas, en concreto las extrahispánicas de Chamberonne, Cjhambery, Chambord ..,. Por tanto, será bueno no confundir áreas y evoluciones. En cuanto a otras formas antiguas, y a reserva de que no entiendo qué se quiere decir con "paralelizar", quiero señalar que Camulo es nombre céltico 'fuerte, poderoso, que parece que nada tiene que ver con CAMB- 'curvo' y sus derivados; para Cambrón, Cambrones ... en gallego Camariñas / Cramiñal como derivados, hay otras etimologías que los apartan de *CAMB-; Complutum > Compludo (León y la actual Alcalá cuya Universidad fue "Complutense", y Compleutica) es una 'con-fluencia' de ríos y su COM- no tiene la menor indefinición vocálica, sino el timbre o con que el indoeuropeo *kom vive en muchos términos actuales de varias lenguas indoeuropeas en com-pañía, con-ferencia, cón-clave, etc. En todo caso lo importante no son las etimologías y los emparejamientos de formas, sino observar que CAMB-, cualesquiera que sean sus orígenes, se mantiene y no hat el menor indicio dialectal o similar de CHAMB- SAMB- ZAMB- en el romance hispánico que afecta a la cuestión que tratamos. Bueno, como siempre, perdón por hacer perder el tiempo con mis discrepancias.

  3. #3 sansueña 19 de jun. 2005

    En casi todos los pueblos o anejos existe un paraje conocido como "La Moraleja". Parece referirse al punto más distante.- De-mora y Leja-nía. A donde más se tarda en llegar.- El lugar más alejado de un punto X -normalmente con una referencia histórica muy antigua - (los datos agrícolas no vienen a cuento, pero cuentan y bastante) "Ir a la Moraleja" ; "ir al Arrabal"; "ir al EsPino-illo"; " ir a las Eras de Abajo o de Arriba" o " ir al Molino" Si bajar /abajo es el Sur y subir/arriba el Norte, y molino, el Rio, se supone que algunos topónimos son referidos más a la orientación que a lo que hubiese en ese lugar o paraje. Yo, todavía oigo en mi pueblo q"ue tengo que bajar a Chamartín -referido antiguamente a Madrid" o "subir al Juzgado" - aunque no fuesen a juicio - referido Colmenar Viejo, que era la Cabeza del Partido Judicial. El R.D. sobre las plantaciones de Moreras, para el cultivo de la seda está comtemplado en el Diccionario de M.Alcubillas -s.XIX

  4. #4 jeromor 20 de jun. 2005

    Lgmoral: Sus discrepancias me enriquecen, ya que, aunque he casi estudiado filología románica con mi mujer, mi formación es histórica, arqueológica y geográfica más que filológica. Por ahí entiendo yo que "Tenemos puntos de vista tan diversos en método, etc. que no son para ventilar en este tipo de mensajes y soporte". Así que al hablar de toponimia, sabiendo que aquí no operan de forma tan determinante las leyes de evolución fonética por la enorme influencia de la ásociación etimológica, hay que agarrarse mucho a la historia, a la arqueología y a la geografía, porque, como ya he dicho por aquí, cuando un grupo humano le pone nombre a un lugar, lo hace por sus rasgos útiles, por su aspecto, por sus propiedades, no por capricho. Así, en cuanto a Moraleja, la observación de que "Moraleja, de apariencia femenina, es en origen un neutro plural, colectivo, otra forma, más antigua, de decir Morales" es totalmente correcta, pero, cambiando Morales por Murales, porque, como ya he dicho también, Moraleja, casi siempre, se remite a un lugar de habitación antigua. Así, en el actual término municipal de Moraleja de Enmedio (M), en documentos de 1208, se documentan tres localidades del mismo nombre: Moraleia de Petrofiero, Moraleia del Gordo y Moraleia de Lobofierro. En los tres sitios hay yacimientos bajorromanos, que hacen suponer, con gran verosimilitud, que en una repoblación libre, a principios del XII, dos miembros de la misma familia, los Fierro, de los que hay documentados otros dos en el mismo espacio y tiempo, se ubicaron en los mejores sitios para vivir, que coincidían con afloramientos de agua y, lo que es importantísimo en la zona, de total ausencia de piedra, materiales de construcción en superficie, restos de asentamientos antiguos. En la Comunidad de Madrid hay una decena de Moralejas, y todas, con documentación antigua como lugares de habitación. Y en cuanto a la influencia del supersetrato árabe al N del Guadarrama, es indudable. Sobre hagiotoponimia hay casos bastante claros como Sandoval (Burgos) de *Saltu novale, San Morales (Salamanca y dos sitios en Madrid), de *Salmurialis, Sangüertos (Magallón Zaragoza), de *Sub hortos, etc. A estos ejemplos que da J. Mª Albaigès se podrían añadir otros aún más claros como San Fitorio, nombre de tres localidades de Lugo y Orense, quizás de Sub Fictorio, -um “junto o bajo el mojón” y San Otero, en Cerratón de Juarros, Burgos , claramente de *Sub Altariu, “debajo del otero”. En cuanto a Zarza- Zarzuela, lo dicho sobre Moraleja vale también aquí, Quercea debe de ser un neutro plural colectivo en -a, que viene a significar encinar. En italiano existe Quercia,'encina', y en España el topónimo Zarza es tan abundante que, desde mi punto de vista, hace muy difícil que venga del arbusto esPinoso. Habría que rastrear, pero en documento del XVI, tengo en la zona el topónimo la Zarza de Mingo Cuellar, que se me hace muy difícil que se refiera a un zarzal y mucho más fácil que sea a un encinar.

  5. #5 Atalaya 05 de abr. 2007

    Hola Jeromor: Sé que es un poco tarde para participar, pero he leído algo relacionado con tu artículo y creo que debo ponerlo aquí. Mientras estaba leyendo la traducción al castellano del Muqtabis V, me he dado cuenta que a la fortaleza de San Esteban de Gormaz en lugar de llamarla Castromoros como normalmente se suele leer, la llama "Castro Muros" . Esta parte la he leído varias veces pero hasta ahora no me había dado cuenta. Pág. 130. Crónica del Califa 'Abderrahman III An-Nasir entre los años 912 y 942 (Al Muqtabis V) de Ibn Hayyan de Córdoba. Traducción, notas e índices por Mª Jesús Viguera y Federico Corriente. Preliminar por José Mª. Lacarra Creo que es otro ejemplo de cómo "muro" o similar se transforma en "moro" o "mora" (supongo que la presencia de los musulmanes durante 8 siglos en la Península también tendrá algo que ver). Ya que estoy por aquí ¿Qué oPinas de los topónimo Morata- (Morata de Tajuña, Moratalaz)? ¿Estarían en un caso parecido a los del artículo? ¿Y del topónimo Moralta? ¿Ha podido derivar a Morata, perdiendo la "l", o crees que no tienen nada que ver? Saludos.

  6. #6 Brandan 12 de sep. 2007

    Algo más sobre la procedencia del moral:

    Manuel Jorge Aragoneses

    El Mueble Popular de Murcia

    descargas.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/12474067651270519043679/023461_0005.pdf 

    Me llama la atención uno que reúne los dos fitotopónimos: Moralzarzal

    Podría estarse refiriendo expresamente a la mora de la zarza, esto es, diferenciándose quizá de otros "zarzal" que indicasen otro origen.

    En mi oPinión, no debería minimizarse la importancia que pudieron haber tenido la zarza y el zarzal en otros tiempos. De hecho, la zarza es una fuente de alimento importante en la dieta de muchas especies de insectos y aves, e incluso de algún oportunista en época de escasez, como el zorro. De ahí la facilidad para su propagación. Como lugar de nidificación y refugio, sobre todo si hay rocas a su alrededor, no tiene rival.

    No es despreciable tampoco la cualidad de indicar lugares en los que se recoge la huedad en el subsuelo.

    Lo que hoy nos parece un arbusto molesto e incluso peligroso, pudo ser -en caso de que existiese ya entonces- una fuente de alimento estacional (la mejor estación, por cierto) para nómadas recolectores e incluso poblaciones incipientes.

    Tengo entendido que incluso tiene o tuvo una cierta importancia en la elaboración de algunos vinos.

    La relación con el Quercus que propone Jeromor me parece que puede ser acertada en algunos casos. Una lástima la escasez de estudios polínicos.

    Por aquí, ya lo hemos comentado en otros foros, tenemos una gran cantidad de topónimos "moros", y sospecho que no todos tienen la mima procedencia. Nombro algunos:

    Navalmoro, Navamorales, Navamorisca, Cepeda de la Mora, Navamures, Navalmoral, ..., y Cueva de la Mora y Canchalamora, Prao Moro, Huerta de la Mora, Cuna de los Moros, etcétera, para aburrir. También tenemos un La Zarza (pueblo), más de roble que de encina, por no salir del Quercus.

  7. #7 Brandan 14 de sep. 2007

    Puede que no nos terminen de convencer las razones naturalistas para aceptar la relevancia de las zarzas, aunque recomiendo considerar la posibilidad de que quienes acuñaron el fitotopónimo -en los casos en que realmente estemos ante uno de ellos- tomando como referencia esta planta, tuviesen un punto de vista mucho más naturalista que el más naturalista que nosotros podamos tener en la actualidad.

    Creo que incluso sus particularidades negativas pudieron influir a la hora de denominar un cierto lugar. Quiero decir que hay zonas que por sus características hacían necesaria una ingente labor de acondicionamiento, y que precisamente por estas características fueron así nombrados. Lagunas, tremedales, etcétera, tienen aún -en algunos casos- un nombre que señala su antigua condición, ya modificada. Un lugar extenso, enmarañado por la proliferación de este arbusto, que podría impedir el paso en determinados lugares, no sería posiblemente una mala referencia toponímica, aunque nada más fuese para situarlo, y evitarlo, consiguientemente.

    Lo cierto es que el arbusto en cuestión -la zarza- alguna relevancia debió tener para dejar en el lenguaje la impronta de un verbo. En su primer significado:

    enzarzar1.

    1. tr. Poner zarzas en algo o cubrirlo de ellas.

    Parece que se está refiriendo a la función que mencionaba de hacer que las zarzas crezcan alredededor de determinado lugar con el fin de protegerlo.

    Efecto que queda confirmado -en mi oPinión- por otra acepción:

    3. prnl. Enredarse en las zarzas, matorrales o cualquier otra cosa.

    Otros, abundan en el concepto de enredo, de laberinto:

     

    2. tr. Enredar a varios entre sí, sembrando discordias y disensiones. U. t. c. prnl.

    4. prnl. Meterse en negocios arduos y de salida dificultosa.

    Que puede resultar incluso peligroso o violento.

    5. prnl. Reñir, pelearse.

    No debe ser casual que este arbusto esPinoso se haya impuesto, a la hora de homologar sus efectos a las más arduas situaciones personales de un individuo, a otros de similares características; como el rosal silvestre, por ejemplo, cuyas esPinas son más molestas y peligrosas que las de la zarza. Quizá se filtró un cierto optimismo en el lenguaje, al fin y al cabo, nuestra estimada zarza termina ofreciendo algún fruto.

    Pero hay algo más:

     enzarzar2.

    1. tr. Poner zarzos en los lugares donde se crían los gusanos de seda.

    Es una relación -aunque remota- con el moral.

    Esto nos lleva, claro, a ocuparnos del término:

    zarzo.

    (Delant. sarzo, y este der. de sarzir, zurcir).

    1. m. Tejido de varas, cañas, mimbres o juncos, que forma una superficie plana.

    2. m. Cosa realizada con este tejido.

    Y, aún sin ánimo de enrevesar aún más la cuestión, créanme, no tengo más remedio que señalar que hay algún otro término del que podrían haber derivado -o no- algún topónimo y que podría no tener nada que ver con zarzas o quercus:

    zarcillo: Del lat. circellus, circulito; y sarcellum, por sarcŭlum, azada.

     

     

  8. #8 jeromor 14 de sep. 2007

    Después de las observaciones de Corgo en el debate sobre Zarzandola y la acertada distinción que hace entre los sufijos que indican una colectividad de árboles “(CERCEDA CERCEDO CERCEDILLA están en línea con ROBLEDA, SALCEDA, ALAMEDA, PinEDA, FRESNEDA... y otros colectivos alusivos a especies arbóreas, individualizables o incluibles en colectivo -EDO, -EDA, -IDO.” y los “característicos de lo no arbóreo (cf. ORTIGOSA, ORTEGAL, HELECHOSA, CARRASCOSA, CARRASCAL, TOMELLOSO, BERZOSA... que ya no son un conjunto o colectivo de ortigas, etc., sino una tierra abundosa en ortigas, etc.)”, he repasado el Madoz y el Nomenclator de poblaciones, eliminando aquellos topónimos que como Zarzal, Zarzosa o Zarzalejo derivan muy probablemente de la zarza -rubus. El resultado es el siguiente cuadro (en negrita los topónimos que sí existen), plasmado también en un mapa.

     

    Zarza

    Cerza

    Zarceda

    Cerceda

    Zarcedo

    Cercedo

    Zarcedilla

    Cercedilla

    Zarzadilla

    Cerzadilla

    Zarzuela

    Cerzuela

    Zarzón

    Cerzón

    Zarcide

    Cercido

     

    Se puede ver como topónimos que indican colectividad de árboles, como –on, -eda, -edo e –ido también existen en los topónimos del grupo zarza, con lo que esta parte de su argumentación –desde mi punto de vista- no parece del todo correcta.  

     

  9. #9 jeromor 14 de sep. 2007

    Después de las observaciones de Corgo y la acertada distinción que hace entre los sufijos que indican una colectividad de árboles “(CERCEDA CERCEDO CERCEDILLA están en línea con ROBLEDA, SALCEDA, ALAMEDA, PinEDA, FRESNEDA... y otros colectivos alusivos a especies arbóreas, individualizables o incluibles en colectivo -EDO, -EDA, -IDO.” y los “característicos de lo no arbóreo (cf. ORTIGOSA, ORTEGAL, HELECHOSA, CARRASCOSA, CARRASCAL, TOMELLOSO, BERZOSA... que ya no son un conjunto o colectivo de ortigas, etc., sino una tierra abundosa en ortigas, etc.) , he repasado el Madoz y el Nomenclator de poblaciones, eliminando aquellos topónimos que como Zarzal, Zarzosa o Zarzalejo derivan muy probablemente de la zarza -rubus. El resultado es el siguiente cuadro (en negrita los topónimos que existen), plasmado también en un mapa.

    • Zarza - Cerza
    • Zarceda - Cerceda
    • Zarcedo - Cercedo
    • Zarcedilla - Cercedilla
    • Zarzadilla - Cerzadilla
    • Zarzuela - Cerzuela
    • Zarzón - Cerzón
    • Zarcide – Cercido

    Se puede ver como topónimos que indican colectividad de árboles, acabados en –on, -eda, -edo e –ido también existen entre los del grupo zarza, con lo que esta parte de su argumentación –desde mi punto de vista- no parece del todo correcta.  

    Si no sale bien el mapa: en Azul oscuro: Zarza- Zarzuela; en Azul claro:  Zarceda, Zarcedo, Zarcedilla, Zarzadilla, Zarcide, Zarzón; En Rojo: Cerceda, Cercedo Cercedilla y en Rosa: Cerzón y Cercide. Los cerc- están mayoritariamente en Galicia, con uno en Asturias y dos en Madrid; los zarz- distribuidos por todo el ámbito del castellano con cinco en Galicia

     

  10. #10 toponi 17 de sep. 2007

    Amigo Jeromor, creo que también cabría la posibilidad de que muchos de esos zarzales hubieran sido antiguos cerezales, “terreno poblado de cerezos”. Estos árboles, de fruto muy apreciado, formaron parte importante en épocas pasadas de nuestro paisaje siendo un elemento fundamental y distintivo en la denominación de lugares. El protagonismo y el valor de los mismos está documentado ya desde época medieval al aparecer en documentos testamentarios y en contratos de arriendo y venta.

    Así encontramos topónimos con las voces CEREZA(S), CEREZO(S), CEREZAL(ES), CERECEDA, CEREZUELA, CERECERA, CERECILLA, CERESA…. Hay que tener en cuenta que la ceresa (del lat. vulgar ceresia) adquiere el significado general de “arbol cuyos frutos son las cerezas”. Esto se debe a que en el latín vulgar ceresia fue utilizado no sólo como nombre del fruto, sino también, al igual que cerasium, como nombre del árbol.

    En el Léxico Primitivo Hispano, pags. 137 y 142 encontramos las siguientes entradas:

    CERESALE, CERASIALE, CERASIARE, CERAZIALE, CEREISALE, CERESIALE, CERISALE, CERSARE, CESARE, CIRASIARE, ZEIRESALE, ZERASALE, ZERESARE, ZERSALE, ZERSARE. (Der. Del lat. cerasius) f. “Cerezo”, acepción conservada hoy en el occidente de España; “cerezal, terreno de cerezos”.

     

    CERESO, CERAZIO, CEROSO, CIRESO, ZERAYSO. (Del lat. cerasius) m. “Cerezo”.

     

    CIRESA (Del lat. cerasia) f. “Cerezal”.

     

    La evolución de estas voces, tanto arcaicas como más evolucionadas, a las formas que nombras como ZARZA, ZARZUELA, ZARZAL, ZARCILLA, ZARCEDA… parece en principio entrañar pocos problemas.

     

    En fin, como siempre digo “oPinión de aficionado”. Un saludo.

     

  11. #11 Atalaya 18 de sep. 2007

    Hola a todos:

    Repito mi pregunta de más arriba, que creo que se ha quedado olvidada ¿Qué oPináis del topónimo "Moralta"? ¿Ha podido derivar a Morata, perdiendo la "l", o creéis que no tienen nada que ver?

    Saludos.

  12. Hay 11 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba