Autor: Arkeofuturista
miércoles, 23 de febrero de 2005
Sección: Tradiciones y Fiestas
Información publicada por: Arkeofuturista
Mostrado 27.394 veces.


Ir a los comentarios

LA INMACULADA CONCEPCION: FENOMENOLOGIA Y CRITICA FESTIVA

La controversia sobre si la Madre de Cristo estaba libre de pecado desde el primer momento de su existencia, "resuelta" por el Beato Escoto, son la única fundamentación para esta festividad oficial que no sigue ninguna tradición anterior a su fundamentación dogmática en 1854 por Pio IX.

Dentro de las festividades del calendario "litúrgico-laboral" español, si el dia 6 "celebrábamos" el "Dia de la Constitución" donde se dice que "ninguna confesión tendrá caracter estatal" (art. 16), dos dias después estamos "celebrando" la festividad de la Inmaculada Concepción. Alguien dirá que el motivo de esta fiesta es que está firmemente arraigado en la cultura española, no se trataría solo de un acontecimiento de devoción meramente católica sino que hundiría sus raíces en la tradición cultural de los pueblos de España. Examinando los orígenes de esta "tradición", lo primero que llama la atención es que fue un dogma proclamado por el Papa Pío IX en su bula Ineffabilis Deus en fechas tan "lejanas" como...¡el 8 de diciembre de 1854!. Su base son unas explicaciones de Duns Escoto (Escuela Franciscana) que concluyó su exposición del tema en la Univesidad de París con estas célebres palabras: "Dios podía hacerlo, convenía que lo hiciera, luego lo hizo"(1). La argumentación TEÓRICA fue de tal magnitud y tal bien defendida en términos lógicos (más de 200 argumentos hábilmente refutados en contra de la Inmaculada Concepción) que desde entonces es conocida como la "Disputa de la Sorbona", existiendo incluso leyendas asociadas de que las imágenes marmóreas de la Virgen inclinaban su cabeza ante sus peticiones de Auxilio o que los niños gritaban por las calles de Colonia ¡Vencedor Escoto! por lo que suponia de "triunfo de Maria". Sin embargo, La Biblia no menciona explícitamente el dogma de la Inmaculada Concepción de la Virgen. Y lo que es más grave, Santo Tomás, afirma y repite con insistencia en varias partes de sus obras, escritas en diversas épocas, que María contrajo el pecado de origen, por lo que hoy podría ser calificado de "hereje", como cualquier católico que discuta este dogma de la Iglesia en nuestros días. De hecho, más de cinco siglos de controversias distan entre las argumentaciones del franciscano Duns Escoto y su formulación dogmática definitiva: «La doctrina que enseña que la bienaventurada Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de pecado original en el primer instante de su Concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Jesucristo, Salvador del género humano, es revelada por Dios, y por lo mismo debe creerse firme y constantemente por todos los fieles». Buscando más en la raíz de esta recién creada "tradición", encontramos que la Fiesta de la Concepción de San Juan el Bautista (23 de Septiembre), que se remonta al siglo IV, es más antigua que la Fiesta de la Concepción de María y, durante la Edad Media, fue celebrada también en varias diócesis de Occidente el 24 de Septiembre. Estas son fechas del equinoccio de otoño, nueve meses Antes de la Natividad de San Juan, santo asociado a las celebraciones del solsticio de verano(2). Quizás toda esta necesidad de solemnizar la Inmaculada Concepción venga de la analogía de la santificación de San Juan el Bautista. Porque si la Concepción de Juan fue fiesta, ¿por qué no iba a serlo la de Maria?. Si el Santo precursor nació puro desde el seno de su madre (Lucas 1,15)(3), no menos convenía que hubiera nacido Maria. Sin embargo su ubicación el día 8 de diciembre es puramente accidental y no obedece a ningún "anclaje" cultural hispánico en esa fecha, a diferencia de festividades como el 11 de noviembre (San Martin), 2 de febrero (la Candelaria), 10 de agosto (San Lorenzo) o el 24 de junio (San Juan) y que no gozan de la consideración de festividad oficial, por no hablar de los ya referidas fechas equinocciales de marzo y septiembre. La iconografía en torno a la "Inmaculada Concepción" se remonta tan solo al siglo XVII, por encargo de reyes o conventos franciscanos y realizada por Pintores en muchos casos extranjeros. En definitiva, nos encontramos con una disputa intelectual-teológica hábilmente ganada por los "marianistas", pero que en ningún modo presupone una generalizada devoción popular y de caracter verdaderamente tradicionalista, si entendemos por tradición aquello conservado de generación en generación, pues antes de 1854 el término «Inmaculada Conceptio» no se encuentra en ninguna parte. Por supuesto que ni la genuina liturgia mozárabe ni el calendario de Toledo del siglo X contienen tampoco referencia a esta festividad. Quizás por influencia de los evangelios apócrifos, la Iglesia Ortodoxa Griega sigue llamándola "Concepción de Santa Ana" (4) y celebrada como fiesta menor el 9 de diciembre, sin que en ningún caso se explicitara su concepción inmaculada o no. (1) En latín del original : "Potuit, decuit, ergo fecit". (2) la otra inmaculada concepción fue la de Cristo el 25 de marzo, no casualmente en fechas del equinoccio de primavera. (3) Lc 1:15-"porque será grande delante de Dios. No beberá vino ni sidra, y será lleno del Espíritu Santo, aun desde el vientre de su madre" (4) Nombre originario de la celebración de la Concepción de Maria ya que según el proto-evangelio de Jaime, los padres de Maria se llamaron San Joaquin y Santa Ana.

-

Relacionado con: MITOLOGÍA CRISTIANA: SAN MARTÍN DE TOURS

Más informacióen en: http://www.angelfire.com/folk/celtiberia/inmaculada.html


Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 DOROTEA 11 de dic. 2003

    Con respecto a los nacimientos, para los cristianos no es importante el hecho de "cuándo nacieron" sino el de que nacieran en sí. Es irrelevante para la fe de un católico si Jesús nació en abril o diciembre, o si la Virgen María o Juan lo hicieron en marzo, en enero o en octubre. A un católico le da exactamente lo mismo. Lo que un católico celebra es el hecho de que vinieran al mundo. La elección de las fechas de los nacimientos de Jesús y María es sin duda simbólica. El 25 de diciembre es cierto que se fijó en el siglo IV, pero existía como fecha de la celebración del nacimiento de Jesús por los cristianos al menos desde finales del s. III entre otras varias alternativas. Y por cierto, en su inicio posiblemente fue una fecha de camuflaje: el cristianismo fue una religión duramente perseguida entre otros motivos por negarse a adorar ídolos y símbolos paganos. Una manera de que la sociedad pagana no sospechara sería mostrarse festivo en las mismas fechas. De este modo, el cristianismo perseguido pudo elegir el 25 de diciembre como fecha de celebración simbólica del nacimiento de Jesús, y mientras los paganos celebraban ese enorme globo de gas incasdencente que llamamos Sol, los cristianos se manifestaban externamente igual de festivos aunque estuvieran conmemorando a otro Sol. El nacimiento de Juan, insisto, se estableció teniendo como referente la fecha del nacimiento de Jesús, que era 6 meses más joven. Lo que ocurre es que astronómicamente coincide con el solsticio de verano. Si Lucas hubiera escrito que Juan era 7 meses mayor se celebraría su nacimiento en mayo y no en junio. Del mismo modo la celebración de la Purificación de la Virgen (2 de febrero) se celebra 40 días después del nacimiento de Jesús (así lo prescribía la ley judía). Lo que me deja un poco flipada, Arkeofuturista, es que digas que la iconografía de la IC es mayoritariamente extranjera....¿nunca has visto una IC de Murillo? Son montones de Pintores españoles que han representado esa advocación mariana, sin discutir que otros extranjeros hayan participado.

  2. #2 Arkeofuturista 13 de dic. 2003

    Réplica (parte II) Sobre la iconografía de la Inmaculada Concepción, no dije que fuera "mayoritariamente extranjera", sino que es "realizada por Pintores en muchos casos extranjeros", que es distinto. En todo caso, puse como ejemplo ilustrativo la obra encargada al artista italiano "Tiepolo". Como curiosidad, la primera iconografía de la Inmaculada Concepción está realizada por Carlo Crivelli en 1494, que tampoco era español. El encargo de este tipo de obras en España no se generaliza hasta el siglo XVII. El dogma sobre la Inmaculada Concepción de la Virgen especifica que fue "...en el primer instante de su concepcion", pero hablamos de materia bastante dificil de asimilar conceptualmente y que no viene explicitada en la Biblia, por lo que se puede ser un buen cristiano y creer en la virginidad de la concepción de Santa Ana (sin la acción de un hombre). Por otra parte, fue éste un "error" (visto desde la ortodoxia claro) muy común en el cristianismo griego-oriental de los inicios. Incluso se difundió esta doctrina por Occidente en el siglo quince (Anna concepit per osculum Joachimi.). Aun en 1677 la Santa Sede condenó el error de los Imperiali quienes enseñaban que Santa Ana se mantuvo virgen en la concepción y nacimiento de María (Benedict XIV, De Festis, II, 9). Sobre la colocación del calendario cristiana encima de más antiguas festividades paganas, creo que es materia ya algo conocida en este portal, por lo que prefiero no incidir sobre un tema que no es el de este artículo. Tan solo apuntar que el cristianismo perseguidor acusó a la brujeria y hechicería de celebrar sus "sabbats" en las mismas fechas sagradas que los cristianos para invertir su significado, cuando en realidad estas practicas eran herederas de cultos mucho más antiguos que los cristianos; si las fechas coincidían (san Juan, Yule, Samhain...) era debido a su mayor antiguedad y a su primigenia "inversión" cristiana. Saludos

  3. #3 Arkeofuturista 09 de ene. 2004

    En el himno de Navidad "Christe, Redemptor omnium" se canta entre otras cosas que ""El presente día da testimonio en el ciclo anual de las estaciones" (Hic praesens tetstatur dies, currens per anni circulum). El ADVIENTO y su corona de los países protenstantes, simbolizan el mismo año litúrgico "circular" que comienza en esas fechas y se encienden cirios para expresar la llegada de la "luz" sobre la oscuridad. Ese mismo simbolismo del CÍRCULO y la LUZ lo encontramos en la festividad de la Expectación de María (Exspectatio Partus B.V.M.). La luz porque María va a DAR A LUZ, y el feto verá la luz al nacer, de igual forma que nosotros nacemos de nuevo con el principio de luz del solsticio de invierno (simbolismo solar) , y ello supondrá una renovación del CICLO LITÚRGICO ANUAL, es decir, la rueda del año, y se exalta mediante la O alargada de las antífonas. Como ves, en la IGLESIA MEDIEVAL, ninguna celebración litúrgico-festiva es puesta al azar, sino que es una espcetacular superposición de unos "nuevos" ritos sobre otros pre-existentes, pero de forma que todo parece "naturalmente" creado. En mi oPinión, la doble celebración de la Anunciación responde a una doble necesidad de ocultar por una parte las celebraciones asociadas al equinoccio de primavera en los pueblos antiguos (nacimiento de la vegetación) y también las de otros "sabbaths" asociados a la inminente llegada de la luz. Estos últimos al estar colocados en fechas "oscuras" del calendario siempre fueron asociadas a celebraciones brujeriles a partir del Renacimiento, me estoy refieriendo a las festividades de Santa Catalina (25 noviembre), San Nicolas (6 de diciembre), Santa Lucía (13 diciembre) y esta que celebrais en vuestro pueblo de la "Esperanza" (¿Expectación?) No es nada arriesgado pensar que la hoguera que organizais en la víspera tenga un origen pre-cristiano. Al igual que Walpurgis (Beltaine brujeril de Alemania) se celebra la noche del 30 de abril, vosotros contais la hoguera como de la noche del 17 de diciembre, siendo este número claramente asociado al hechicerismo, ya que la suma de 1+7=8, que son los 8 Sabbaths de la rueda del año, la misma "rueda" que se canta en las Antífonas de la O de la misa "vespertina" del 17. Existe una canción cripto-brujeril que se expresa en el número 17: There was an old woman tossed up in a basket SEVENTEEN times as high as the moon but where she was going, I could not but ask it for under her arm she carried a broom Old woman, old woman, old woman, said I! Where are you going away to, so high? To sweep the cobwebs out of the sky May I come with you? Aye, by and by. Estaria muy interesado en conocer la región donde se encuentra su localidad natal y también otros detalles, como por ejemplo, la actividad tradicional de ese pueblo, si abundaban los molinos de agua, para mover grano, etc. En mi oPinión la Iglesia del Renacimiento y del Barroco (no la Medieval) lo que pretendió trasladando la figura de la Purísima Esperanza al nuevo Templo, es que se olvidara la más antigua celebración de la Expectación, ya que hunde sus raíces en celebraciones pre-cristianas. De hecho, hay algún pueblo que todavía celebra la noche de los "escobazos" (símbolo brujeril por antonomasia) la víspera de la Inmaculada, en vez de la víspera de la Expectación...si no lo conoces te lo puedo decir. Como ves, tu aportación ha sido de gran ayuda y cualquier detalle puede ser clave al respecto.

  4. Hay 3 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba