Autor: Arkeofuturista
miércoles, 23 de febrero de 2005
Sección: Tradiciones y Fiestas
Información publicada por: Arkeofuturista
Mostrado 27.114 veces.


Ir a los comentarios

LA INMACULADA CONCEPCION: FENOMENOLOGIA Y CRITICA FESTIVA

La controversia sobre si la Madre de Cristo estaba libre de pecado desde el primer momento de su existencia, "resuelta" por el Beato Escoto, son la única fundamentación para esta festividad oficial que no sigue ninguna tradición anterior a su fundamentación dogmática en 1854 por Pio IX.

Dentro de las festividades del calendario "litúrgico-laboral" español, si el dia 6 "celebrábamos" el "Dia de la Constitución" donde se dice que "ninguna confesión tendrá caracter estatal" (art. 16), dos dias después estamos "celebrando" la festividad de la Inmaculada Concepción. Alguien dirá que el motivo de esta fiesta es que está firmemente arraigado en la cultura española, no se trataría solo de un acontecimiento de devoción meramente católica sino que hundiría sus raíces en la tradición cultural de los pueblos de España. Examinando los orígenes de esta "tradición", lo primero que llama la atención es que fue un dogma proclamado por el Papa Pío IX en su bula Ineffabilis Deus en fechas tan "lejanas" como...¡el 8 de diciembre de 1854!. Su base son unas explicaciones de Duns Escoto (Escuela Franciscana) que concluyó su exposición del tema en la Univesidad de París con estas célebres palabras: "Dios podía hacerlo, convenía que lo hiciera, luego lo hizo"(1). La argumentación TEÓRICA fue de tal magnitud y tal bien defendida en términos lógicos (más de 200 argumentos hábilmente refutados en contra de la Inmaculada Concepción) que desde entonces es conocida como la "Disputa de la Sorbona", existiendo incluso leyendas asociadas de que las imágenes marmóreas de la Virgen inclinaban su cabeza ante sus peticiones de Auxilio o que los niños gritaban por las calles de Colonia ¡Vencedor Escoto! por lo que suponia de "triunfo de Maria". Sin embargo, La Biblia no menciona explícitamente el dogma de la Inmaculada Concepción de la Virgen. Y lo que es más grave, Santo Tomás, afirma y repite con insistencia en varias partes de sus obras, escritas en diversas épocas, que María contrajo el pecado de origen, por lo que hoy podría ser calificado de "hereje", como cualquier católico que discuta este dogma de la Iglesia en nuestros días. De hecho, más de cinco siglos de controversias distan entre las argumentaciones del franciscano Duns Escoto y su formulación dogmática definitiva: «La doctrina que enseña que la bienaventurada Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de pecado original en el primer instante de su Concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Jesucristo, Salvador del género humano, es revelada por Dios, y por lo mismo debe creerse firme y constantemente por todos los fieles». Buscando más en la raíz de esta recién creada "tradición", encontramos que la Fiesta de la Concepción de San Juan el Bautista (23 de Septiembre), que se remonta al siglo IV, es más antigua que la Fiesta de la Concepción de María y, durante la Edad Media, fue celebrada también en varias diócesis de Occidente el 24 de Septiembre. Estas son fechas del equinoccio de otoño, nueve meses Antes de la Natividad de San Juan, santo asociado a las celebraciones del solsticio de verano(2). Quizás toda esta necesidad de solemnizar la Inmaculada Concepción venga de la analogía de la santificación de San Juan el Bautista. Porque si la Concepción de Juan fue fiesta, ¿por qué no iba a serlo la de Maria?. Si el Santo precursor nació puro desde el seno de su madre (Lucas 1,15)(3), no menos convenía que hubiera nacido Maria. Sin embargo su ubicación el día 8 de diciembre es puramente accidental y no obedece a ningún "anclaje" cultural hispánico en esa fecha, a diferencia de festividades como el 11 de noviembre (San Martin), 2 de febrero (la Candelaria), 10 de agosto (San Lorenzo) o el 24 de junio (San Juan) y que no gozan de la consideración de festividad oficial, por no hablar de los ya referidas fechas equinocciales de marzo y septiembre. La iconografía en torno a la "Inmaculada Concepción" se remonta tan solo al siglo XVII, por encargo de reyes o conventos franciscanos y realizada por pintores en muchos casos extranjeros. En definitiva, nos encontramos con una disputa intelectual-teológica hábilmente ganada por los "marianistas", pero que en ningún modo presupone una generalizada devoción popular y de caracter verdaderamente tradicionalista, si entendemos por tradición aquello conservado de generación en generación, pues antes de 1854 el término «Inmaculada Conceptio» no se encuentra en ninguna parte. Por supuesto que ni la genuina liturgia mozárabe ni el calendario de Toledo del siglo X contienen tampoco referencia a esta festividad. Quizás por influencia de los evangelios apócrifos, la Iglesia Ortodoxa Griega sigue llamándola "Concepción de Santa Ana" (4) y celebrada como fiesta menor el 9 de diciembre, sin que en ningún caso se explicitara su concepción inmaculada o no. (1) En latín del original : "Potuit, decuit, ergo fecit". (2) la otra inmaculada concepción fue la de Cristo el 25 de marzo, no casualmente en fechas del equinoccio de primavera. (3) Lc 1:15-"porque será grande delante de Dios. No beberá vino ni sidra, y será lleno del Espíritu Santo, aun desde el vientre de su madre" (4) Nombre originario de la celebración de la Concepción de Maria ya que según el proto-evangelio de Jaime, los padres de Maria se llamaron San Joaquin y Santa Ana.

-

Relacionado con: MITOLOGÍA CRISTIANA: SAN MARTÍN DE TOURS

Más informacióen en: http://www.angelfire.com/folk/celtiberia/inmaculada.html


Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Milead 09 de dic. 2003

    Bueno, aquí en Sevilla se vive todo eso de otra manera. El dogma de la Inmaculada Concepción se vive como la respuesta popular, enfervorizada y global del pueblo y sus principales mentores, allá por el XVI. Miguel Cid, Murillo, etc, conforman parte de esa 'gloriosa revolución' que terminó concediendo a esta ciudad el título único en España (y en el mundo) de 'mariana'. Por qué Sevilla y por qué la Concepción (y no la Asunción o la Virginidad o cualquier otro aspecto relacionado con MAría) es algo que desconozco. Saludos.

  2. #2 DOROTEA 10 de dic. 2003

    Bueno, las discusiones sobre catolicismo y sus dogmas no son la materia principall de esta web, pero ya que has sacado el tema, me gustaría hacer algunas aportaciones: 1.- La fecha del 8 de diciembre no fue elegida "al azar", sino que está en relación con la del 8 de septiembre, fecha de la celebración del nacimiento de la Virgen María, que se conmemora en la Iglesia desde el siglo V. Si María nació el 8 de septiembre (justo en medio del signo astrológico de Virgo, fecha sin duda elegida por su fuerte carga simbólica, como la misma fecha de la Natividad de Cristo) su concepción sería 9 meses antes, esto es, el 8 de diciembre. 2.- La fecha del Nacimiento de Juan el Bautista no está colocada en relación con el solsticio de verano, sino en relación con la fecha de Navidad. La celebración del nacimiento de Jesús la noche del 24 al 25 de diciembre se cree que es la más antigua del Cristianismo (datada ya en el siglo III) y por supuesto elegida con una fuerte carga simbólica: Jesús dice de sí mismo "yo soy la luz del mundo" y la luz de este planeta es el sol, por lo que no es raro que su nacimiento quedara asociado a una festividad solar, la del Sol Invicto. Bien, pues en el evangelio de Lucas se dice que Juan era 6 meses mayor que Jesús, por lo tanto la fecha de la celebración del nacimiento de Juan debía de ser la noche del 24 de junio, 6 meses antes que su primo. 3.- Santo Tomás de Aquino y otros teólogos o intelectuales que antes de la proclamación del dogma de la Inmaculada Concepción manifestaran tener dudas al respecto o no creer en ello no son, como tú dices, herejes. Se cae en "herejía" a posteriori, es decir, si después de proclamado el dogma el sujeto en cuestión sigue insistiendo en negar la materia dogmática en cuestión, por lo tanto ni S. Tomás ni otros pueden ser herejes dado que murieron mucho antes de que se hubiera establecido la doctrina fija.

  3. #3 Arkeofuturista 10 de dic. 2003

    Respuestas (parte I) La razón de mi artículo no era cuestionar el dogma de la "Inmaculada Concepción" (del que por cierto se acaban de cumplir 150 años de su institucionalización) sino cuestionar que ese dogma de reciente promulgación sea convertido en festivo de obligado cumplimiento en el calendario laboral el Estado Español en su conjunto. Respondo con esto también a Milead, que habla del fervor con que se celebra en Sevilla, lo que justificaría su consideración de festividad oficial en el municipio Hispalense e incluso toda Andalucia y Murcia, pero veo su extensión a nivel estatal-nacional como algo sin fundamentos de caracter popular-tradicionalista o religioso en un Estado no confesional. Una de las aportaciones de Dorotea (más bien parecen incidir en imprecisiones mias) habla de que la fecha de la Inmaculada Concepción de María esta colocada nueves meses antes de la celebración de su Natividad (8 de septiembre). Esto es cierto y lo pensaba actualizar en una ampliación posterior del artículo. Sin embargo, no cambia lla "accidentalidad", que no azarosidad, de la fecha. ¿Por qué según la Iglesia es festividad de obligado cumplimiento para un católico la Inmaculada y no la Natividad de María? ¿Como se celebra en Sevilla la "fiesta" de la Natividad de la Virgen o en todo caso por qué se celebra menos que la Inmaculada? ¿Acaso es más celebrada (o es más importante) la Concepción de Cristo que su Natividad el 25 de Diciembre? ¿Por qué tampoco se habla de la Natividad de la Virgen en los Evangelios oficiales y sí de la Natividad de San Juan? Lo que desconocía era el dato del 8 de septiembre de Natividad de la Virgen por el simbolismo de estar en medio del signo astrológico de Virgo (23 agosto-21 septiembre). No se hasta que punto la Doctrina de la Iglesia puede aceptar esa explicación, conociendo que el Catecismo condena explicitamente la consulta de horóscopos y la astrología. Consultando el "Nuevo Diccionario de Mariología" (Ediciones Paulinas) se puede leer que una narración apócrifa, titulada "De ortu Virginis" (sobre el nacimiento de la Virgen), ponía la concepción en el seno de santa Ana a primero de mayo. Esto daría unas fechas mucho más acordes con la consideración tradicional de Mayo como mes de la Virgen y con el 2 de febrero (la Candelaria, día de la Puríficación de la Virgen) como día de correlativa Inmaculada Concepción. De hecho el ciclo navideño "marianista" comienza el 8 de diciembre con la Inmaculada y termina el 2 de febrero del año siguiente con la Purificación. Todavía los cismáticos etíopes y coptos celebran la Natividad de María el 1º de Mayo. Abundando en la fecha del 1º de Mayo como más propicia para la celebración de la Natividad de la Virgen, recordemos que en países anglosajones se celebra como "Dia de la Madre" o "May Day", enlazando con la consideración de la Virgen María como Madre ejemplar y con la fiesta celta de Beltaine, que celebra la fertilidad de la Madre Tierra. También se celebra el día 1 de febrero Santa Brígida, la "María" de los Galeses (celtas) y patrona de Irlanda, fiesta "de la luz" que se hace presente como preludio de la primavera. (Continuará con parte II)

  4. #4 Arkeofuturista 10 de dic. 2003

    Respuesta (parte II) - Sobre la Natividad de San Juan, dije que era un "santo asociado a las celebraciones del solsticio de verano", como prueban las denominadas "hogueras de San Juan" durante la que se dice "noche más corta del año" (aunque sepamos que no es esa sino la del 21). Es el único santo del que se celebra su natividad, las otras dos natividades son la de Cristo y la de la Virgen María, aunque esta última no aparece mencionada en las Escrituras, sí en cambio la Natividad de San Juan como bien observas. Sin embargo, no fue hasta el 320 d.C. que el Papa Julio I especifica el 25 de diciembre como la fecha oficial del nacimiento de Cristo, por lo que hablamos de en torno a tres siglos que no se sabía ciertamente su natalicio...y el que se estableció es de caracter meramente simbólico. - Sobre Santo Tomás dije que "hoy podría ser calificado de hereje", es decir, si viviera en nuestros dias y persistiera en sus mismas argumentaciones. Gracias en todo caso, intentaré aclarar la expresión en una proxima actualización.

  5. #5 Arkeofuturista 10 de dic. 2003

    Algunos datos adicionales: - La Inmaculada Concepción tiene su formulación litúrgica tal y como la conocemos hoy en fechas aún más tardías de 25 diciembre de 1863 cuando Pio IX prescribió un Nuevo Oficio para toda la Iglesia Latina. Para ello tuvo que "fulminar" el el antiguo Oficio Sicut lilium. - La fiesta de la Natividad de la santísima Virgen surgió en oriente, y con mucha probabilidad en Jerusalén, hacia el s. v. La fiesta pasó a Roma en el siglo VII y fue apoyada por el Papa Sergio I. Su fecha de celebración no tiene un origen claro, pero motivó que la fiesta de "La Inmaculada Concepción" se celebrara el 8 de diciembre (9 meses antes). El Papa Pío X quitó esta celebración del grupo de las fiestas de precepto - Un tema adyacente al de la Inmaculada Concepción es que con su formulación se da a entender la Virgen María fue concebida virginalmente por su madre Ana, de igual forma que se celebra la "Concepción virginal de Jesús" el 25 de marzo. En ambos casos se insiste en la idea de la concepción sin presencia de varón. Si Ana concibe a su hija María de forma virginal y María concibe un hijo Jesús sin fecundación de su esposo José, en términos mitológicos se codifica que la filiación se daba por línea femenina, que la sucesión era matrilineal: quien transmitía y legitimaba era la vía femenina, que recuerda los usos sucesorios del matriarcado. Podría tratarse de una reminiscencia de mitologías sagradas en que se basa este otro mito cristiano de la Inmaculada Concepción. Al menos ese es el punto de vista recogido por el nuevo ecofeminismo que simpatiza con la causa "Marianista". Vienen nuevos tiempos...

  6. #6 DOROTEA 11 de dic. 2003

    Hola de nuevo, Arkeofuturista. Una serie de puntualizaciones a tu intervención. Primero de todo, entiendo que se esté en contra de la celebración como festivo para todo un pais de festividades que son propias de una religión, pero si somos consecuentes con ello deberíamos abolir casi todos los festivos españoles, que salvo el 1º de mayo, el 12 de octubre y el 6 de diciembre, son de origen católico. Deberíamos suprimir como festivo la Navidad, el Viernes Santo, etc....a mi me da igual, pero dado que disfrutamos de 14 días festivos al año habría que sacarse de la manga 11 días de celebraciones laicas que dado como está el patio hispánico serían difíciles de consensuar. Todos los paises de nuestro entorno europeo conservan como festivos los días más señalados del calendario cristiano, desde Holanda a Suecia, desde Francia al Reino Unido. Segundo, no acabo de entender tu cuestionamiento de la festividad de la Inmaculada Concepción (de ahora en adelante IC). Es una lata que esté tan cerca del día de la Consti, pero de eso no tiene la culpa la IC, que es muy anterior a la fecha del Referéndum del 6/12/1978. La IC, y pareces no saberlo, es la Patrona de España. Santiago el Patrón y la IC la Patrona. Decir que la festividad de la IC no tiene arraigo en España es no haberse enterado de la película. La IC es la patrona de España porque el nuestro fue uno de los más enloquecidos defensores de que dicha advocación de la Virgen fuera declarada dogma. Las cabezas mejor amuebladas del catolicismo hispano, desde Ramón Llull hasta Angel Ganivet, fueron magníficos teóricos que argumentaron acerca de ese aspecto de la teología católica. Los monarcas hispánicos juraban defender dicha creencia al acceder al trono, en muchas universidades los alumnos juraban defender la IC con la espada si fuera necesario. El saludo "Ave María Purísima"-"Sin Pecado Concebida" es un invento español. Es justo, pues, que el papa recompensara a los católicos españoles nombrándola su Patrona. Decir que la IC no tiene tradición en España es no haberse enterado de nada....o confundir folklore con teología. (sigo)

  7. #7 DOROTEA 11 de dic. 2003

    Y digo lo de folklore y teología porque una cosa es el catolicismo folklórico, el de la Virgen del Rocío (por ejemplo, y sin poner en duda que muchos católicos andaluces pueden vivir esa festividad seriamente) y otra el catolicismo ilustrado. La IC y su tradición hispana pertenece a este último apartado, el del catolicismo serio, no al de charanga y pandereta, aunque uno no excluya al otro. Más cositas: el calendario litúrgico católico creo que sólo celebra tres concepciones y tres nacimientos (y si me equivoco corrígeme): los de S Juan Bautista, María y Jesús. Los tres tienen una fuerte interrelación en el proceso de la Salvación y los tres llevan la marca de la intervención divina, aunque en distinto grado. Analicemos cad auno de ellos: 1º La concepción de María se diferencia de la de los demás mortales en que la criatura fue preservada por deseo divino de la marca del pecado original. Nada tiene que ver con una concepción virginal por parte de su madre Santa Ana. La única concepción virginal es la de Jesús. María fue concebida en un coito como tú y como yo. Es una concepción extraordinaria en lo espiritual, no en lo biológico. 2º La concepción de Juan el Bautista es extraordinaria en lo biológico. Sus padres Zacarías e Isabel eran muy ancianos, pero Juan nació con pecado original como todo el mundo, según los principios del catolicismo. Eso no excluye que fuera un niño especialmente bendecido por Dios. 3º La concepción de Jesús es extraordinaria en lo biológico y en lo espiritual en su máximo grado. En lo biológico porque Dios se salta todas las leyes de la naturaleza, y no porque, como muy erróneamente se haya argumentado, nacer de un coito sea algo indigno o sucio. Lo hace como demostración de su poder sobre esas leyes biológicas que Él mismo ha creado. El niño que va a nacer es Dios, Señor de todo lo creado, incluidos óvulos y esperma (de manera semejante siendo adulto realizará otros signos del mismo tipo, al caminar sobre las aguas o detener tormentar, manifestando su superioridad sobre las leyes naturales). Y es una concepción extraordinaria en lo espiritual por que es Dios mismo quien se encarna. (sigo)

  8. #8 DOROTEA 11 de dic. 2003

    Con respecto a los nacimientos, para los cristianos no es importante el hecho de "cuándo nacieron" sino el de que nacieran en sí. Es irrelevante para la fe de un católico si Jesús nació en abril o diciembre, o si la Virgen María o Juan lo hicieron en marzo, en enero o en octubre. A un católico le da exactamente lo mismo. Lo que un católico celebra es el hecho de que vinieran al mundo. La elección de las fechas de los nacimientos de Jesús y María es sin duda simbólica. El 25 de diciembre es cierto que se fijó en el siglo IV, pero existía como fecha de la celebración del nacimiento de Jesús por los cristianos al menos desde finales del s. III entre otras varias alternativas. Y por cierto, en su inicio posiblemente fue una fecha de camuflaje: el cristianismo fue una religión duramente perseguida entre otros motivos por negarse a adorar ídolos y símbolos paganos. Una manera de que la sociedad pagana no sospechara sería mostrarse festivo en las mismas fechas. De este modo, el cristianismo perseguido pudo elegir el 25 de diciembre como fecha de celebración simbólica del nacimiento de Jesús, y mientras los paganos celebraban ese enorme globo de gas incasdencente que llamamos Sol, los cristianos se manifestaban externamente igual de festivos aunque estuvieran conmemorando a otro Sol. El nacimiento de Juan, insisto, se estableció teniendo como referente la fecha del nacimiento de Jesús, que era 6 meses más joven. Lo que ocurre es que astronómicamente coincide con el solsticio de verano. Si Lucas hubiera escrito que Juan era 7 meses mayor se celebraría su nacimiento en mayo y no en junio. Del mismo modo la celebración de la Purificación de la Virgen (2 de febrero) se celebra 40 días después del nacimiento de Jesús (así lo prescribía la ley judía). Lo que me deja un poco flipada, Arkeofuturista, es que digas que la iconografía de la IC es mayoritariamente extranjera....¿nunca has visto una IC de Murillo? Son montones de pintores españoles que han representado esa advocación mariana, sin discutir que otros extranjeros hayan participado.

  9. #9 DOROTEA 11 de dic. 2003

    Por último, y perdona, porque no quiero hacerme pesada, ¿por qué no te quejas de la celebración de la Asunción de la Virgen María? Ese es el último dogma proclamado por un Papa, en 1950, apenas hace 53 años. La fecha de establecimiento de un dogma nada tiene que ver con que antes haya habido mayor o menor celebración folclórica de dicha creencia. La Iglesia Católica permite que se celebre una festividad aunque no esté establecida como dogma. Las apariciones de la Virgen en Fátima tienen una fecha para ser conmemoradas, el 13 de mayo, y sin embargo no es dogma. Uno puede ser un perfecto católico y no creer que María se apareció en Fátima. No es de obligada creencia. La Asunción de la Virgen no se estableció como de ceencia obligada hasta el siglo XX y sin embargo ahí tienes el Misterio de Elche, el drama litúrgico más antiguo de España, Patrimonio Intangible de la Humanidad,que se representa de manera ininterrumpida desde la Baja Edad Media. Son innumerables las iglesias españolas dedicadas a la Asunción desde hace cientos de años, y montones de mujeres españolas han llevado ese nombre de pila antes de que fuera dogma. Saludos.

  10. #10 Arkeofuturista 12 de dic. 2003

    Réplica (parte I) Mi artículo se refiere exclusivamente a la celebración oficial de la Inmaculada Concepción en el ámbito nacional-estatal, en ningún caso hago causa contra el resto de celebraciones de substrato religioso. De hecho, en el propio artículo propongo otras festividades de substrato religioso (católico), a mi entender más arraigadas en la tradición popular religioso-festiva. Incluso en una anterior respuesta he llegado a admitir que la festividad de la Inmaculada, además de ser de obligado prefecto para los católicos, pueda ser considerada festividad oficial de aquellos municipios donde sea ostensiblemente celebrada. Te adelanto que en principio no tengo nada contra la celebración de festividades tipo Natividad de Cristo o Epifanía. El caso de la Asunción tendría que estudiarlo. Por tanto, mi crítica no iría tanto a que se "deje de celebrar la Inmaculada Constitución", sino justamente lo contrario, que la Inmaculada Constitución es una festividad sin substrato de celebración tradicional, sólo fruto de una moda pasajera (explosión de adoración y apariciones marianas entre 1850 y 1950) y una disputa teológica cuyas deliberaciones eran (y me atrevería a decir que lo siguen siendo) inasequibles al pueblo llano, que es para quien va dirijida la fiesta. No fue alguien de la Tradición que dijo "No está hecho el hombre para las fiestas sino las fiestas para el hombre". Reconozcamoslo, la festividad del 8 de diciembre se ha convertido hoy en día en un "puente" dedicado a las escapadas de la gran ciudad hacia lugares de montaña y esquí, casa rurales y para los que se quedan, poder ir adelantando las compras (pre)navideñas. Pero siempre podemos aceptar a "El Corte Ingles" como lugar de culto...¿Acaso el primero de Noviembre festividad de Todos los Santos ha perdido todo su significado religioso? Seamos honrados, el pueblo no reconoce en la Inmaculada Concepción a la Patrona de España, todo el mundo sigue creyendo que es la Virgen del Pilar (12 de octubre). Pocos conocen que fue Carlos III quien firmó el nombramiento de la Santa Sede. Recordemos que Carlos III fue el máximo representante del "despotismo ilustrado" (de déspota, todo para el pueblo pero sin el pueblo), y el que trató de eliminar de un plumazo cualquier signo distintivo de cultura española, de ahí el "motín de Esquilache", donde el pueblo de Madrid se rebeló violentamente contra estas reformas culturales...precisamente porque iban en contra de nuestra tradición. La Patrona de España fue impuesta para el pueblo, pero sin su complacencia explícita, que sigue considerando a la Virgen del Pilar como su Patrona. Pretender que el pueblo devocione victorias teológicas no es sólo utópico sino suicida. Precisamente los cambios de tipo económico y cultural que tanto ansiaba Carlos III son los que a la postre están dejando a la festividad de la Patrona por él aprobada fuera de toda comprensión trascendente. Añadamos a todo lo anterior, que todavía hoy muchos confunden la Inmaculada Concepción con la Concepción de Cristo, que es la Anunciación...alguien tendría que dar una campaña de comunicación al respecto, no se si el Estado que oficializó la fiesta o la Iglesia. No bromeo si digo que a todo esto empiezo a verle tintes bastante patéticos. Resumiendo diría que la fiesta ha sido "engullida" por lo "comercial", casi nadie conoce su patronazgo sobre España (se cree que es el Pilar) y se confunde con la Anunciación. (sigue parte II)

  11. #11 Arkeofuturista 13 de dic. 2003

    Réplica (parte II) Sobre la iconografía de la Inmaculada Concepción, no dije que fuera "mayoritariamente extranjera", sino que es "realizada por pintores en muchos casos extranjeros", que es distinto. En todo caso, puse como ejemplo ilustrativo la obra encargada al artista italiano "Tiepolo". Como curiosidad, la primera iconografía de la Inmaculada Concepción está realizada por Carlo Crivelli en 1494, que tampoco era español. El encargo de este tipo de obras en España no se generaliza hasta el siglo XVII. El dogma sobre la Inmaculada Concepción de la Virgen especifica que fue "...en el primer instante de su concepcion", pero hablamos de materia bastante dificil de asimilar conceptualmente y que no viene explicitada en la Biblia, por lo que se puede ser un buen cristiano y creer en la virginidad de la concepción de Santa Ana (sin la acción de un hombre). Por otra parte, fue éste un "error" (visto desde la ortodoxia claro) muy común en el cristianismo griego-oriental de los inicios. Incluso se difundió esta doctrina por Occidente en el siglo quince (Anna concepit per osculum Joachimi.). Aun en 1677 la Santa Sede condenó el error de los Imperiali quienes enseñaban que Santa Ana se mantuvo virgen en la concepción y nacimiento de María (Benedict XIV, De Festis, II, 9). Sobre la colocación del calendario cristiana encima de más antiguas festividades paganas, creo que es materia ya algo conocida en este portal, por lo que prefiero no incidir sobre un tema que no es el de este artículo. Tan solo apuntar que el cristianismo perseguidor acusó a la brujeria y hechicería de celebrar sus "sabbats" en las mismas fechas sagradas que los cristianos para invertir su significado, cuando en realidad estas practicas eran herederas de cultos mucho más antiguos que los cristianos; si las fechas coincidían (san Juan, Yule, Samhain...) era debido a su mayor antiguedad y a su primigenia "inversión" cristiana. Saludos

  12. #12 Zierzo 05 de ene. 2004

    Como "patrona menor" de mi pueblo, la Purísima Concepción o Inmaculada Concepción, tiene iglesia para su culto. La iglesia con ese nombre fue concluida a finales del siglo XVII, y fue traída la imagen de la Purísima Esperanza desde la antigua iglesia del mismo nombre, a la actual. Si la iglesia primitiva cambió de nombre para después denominarse de la Purísima Concepción lo desconozco, así que sólo puedo añadir que el culto, data de manera establecida en españa como mínimo al Siglo XVII o anterior, ya que como he dicho desconozco si la iglesia primitiva (s. XIII-XIV aprox) empezó siendo purísima concepción o cambió de nombre. Sin embargo a pesar de tener iglesia no es patrona oficial, y ni siquiera tiene fiesta, Ya que la patrona es la Virgen de la Esperanza la cual se celebra el 18 de Diciembre posee ermita de origen románico, y cuya tradición más arraigada son las hogueras la noche del 17-18. Si bien la Purísima Concepción no tiene más que una misa en su honor. NO creo que os haya ayudado a nadie mucho, pero aún así comparto mi experiencia con el culto a dicha virgen. Y quien sabe si alguno de vosotros los expertos, podeis sacar algo entrelineas, pero vamos, me ha parecido interesante contarlo por si puede aclarar algo. Saludos

  13. #13 Arkeofuturista 08 de ene. 2004

    La festividad de la Expectación de la Virgen María se celebra el octavo día antes del nacimiento de Jesús del vientre de María. Se trata de un preludio de las Navidades que recuerda a María en esta fecha que esperaba ya el hecho inminente de dar a luz. Su celebración primitiva consistía en la Anunciación del 25 de marzo, cuando el arcangel San Gabriel anunció a María que estaba para el parto, la Iglesia lo asoció con 9 meses antes de su nacimiento el 25 de diciembre, en fechas cercanas al equinoccio de primavera. Sin embargo, pronto se prohibieron las celebraciones festivas en tiempo de Cuaresma, por lo que la Iglesia española decidió trasladarla al 18 de diciembre en el Concilio de Toledo (656). Cuando la Iglesia dejó de observar la prohibición de festivos en Cuaresma (una regla todavía en vigor en Milán), la Anunciación pasó a ser celebrada dos veces en España, el 25 de marzo y el 18 de diciembre, tanto en el ritual romano como el mozárabe. La fiesta del 18 diciembre fue comunmente denominada, incluso en los libros litúrgicos, como de "Sta. María de la O", según algunos porque en ese día en el coro se entonaba la "O" prolongadamente para expresar la continuidad del universo con la llegada del Redentor. En este día también se cantan las denominadas "Antífonas de la O", aunque parece que no tienen nada que ver con el origen de la festividad, porque no se utilizaban en el rito Mozárabe. La fiesta siempre fue mantenida en España y se extendió a otros países, incluso en Milán sigue siendo ese día el de la Anunciación y no el 25 de marzo. La liturgia mozárabe también celebra una festividad denominada de la Expectación (o Adviento) de San Juan Bautista en el domingo que precede al 24 de junio. (Continuará...)

  14. #14 Arkeofuturista 08 de ene. 2004

    Por su relación con la festividad de la Expectación de la Virgen del 18 de diciembre, reproduzco lo que he encontrado sobre LAS ANTÍFONAS DE LA "O" Las antífonas de la O son siete, y la Iglesia las canta con el Magnificat del Oficio de Vísperas, la oración de la tarde, desde el día 17 hasta el día 23 de diciembre. Son un llamamiento al Mesías recordando las ansias con que era esperado por todos los pueblos antes de su venida, y, también son una manifestación del sentimiento con que todos los años, de nuevo, le espera la Iglesia en los días que preceden a la gran solemnidad del Nacimiento del Salvador. Se llaman así porque todas empiezan en latín con la exclamación "O", en castellano "Oh". También se llaman "antífonas mayores". Fueron compuestas hacia los siglos VII-VIII, y se puede decir que son un magnífico compendio de la cristología más antigua de la Iglesia, y a la vez, un resumen expresivo de los deseos de salvación de toda la humanidad, tanto del Israel del Antiguo Testamento como de la Iglesia del Nuevo Testamento. Son breves oraciones dirigidas a Cristo Jesús, que condensan el espíritu del Adviento y la Navidad. La admiración de la Iglesia ante el misterio de un Dios hecho hombre: "Oh". La comprensión cada vez más profunda de su misterio. Y la súplica urgente: "ven" Cada antífona empieza por una exclamación, "Oh", seguida de un título mesiánico tomado del Antiguo Testamento, pero entendido en la plenitud del Nuevo Testamento. Es una aclamación a Jesús el Mesías, reconociendo todo lo que representa para nosotros. Y termina siempre con una súplica: "ven" y no tardes más. O Sapientia = Sabiduría, Palabra. O Adonai = Señor poderoso. O Radix = Raíz, renuevo de Jesé (padre de David). O Clavis = Llave de David, que abre y cierra. O Oriens = Oriente, (lugar donde nace el sol), luz. O Rex = Rey de paz. O Emmanuel = Dios-con-nosotros. Leídas en sentido inverso las iniciales latinas de la primera palabra después de la "O", dan el acróstico "ero cras", que significa "seré mañana, vendré mañana", que es como la respuesta del Mesías a la súplica de sus fieles. Se cantan -con la hermosa melodía gregoriana o en alguna de las versiones en las lenguas modernas- antes y después del Magnificat en las Vísperas de estos siete días, del 17 al 23 de diciembre, y también, un tanto resumidas, como versículo del aleluya antes del evangelio de la Misa. (Continuará...)

  15. #15 Arkeofuturista 09 de ene. 2004

    En el himno de Navidad "Christe, Redemptor omnium" se canta entre otras cosas que ""El presente día da testimonio en el ciclo anual de las estaciones" (Hic praesens tetstatur dies, currens per anni circulum). El ADVIENTO y su corona de los países protenstantes, simbolizan el mismo año litúrgico "circular" que comienza en esas fechas y se encienden cirios para expresar la llegada de la "luz" sobre la oscuridad. Ese mismo simbolismo del CÍRCULO y la LUZ lo encontramos en la festividad de la Expectación de María (Exspectatio Partus B.V.M.). La luz porque María va a DAR A LUZ, y el feto verá la luz al nacer, de igual forma que nosotros nacemos de nuevo con el principio de luz del solsticio de invierno (simbolismo solar) , y ello supondrá una renovación del CICLO LITÚRGICO ANUAL, es decir, la rueda del año, y se exalta mediante la O alargada de las antífonas. Como ves, en la IGLESIA MEDIEVAL, ninguna celebración litúrgico-festiva es puesta al azar, sino que es una espcetacular superposición de unos "nuevos" ritos sobre otros pre-existentes, pero de forma que todo parece "naturalmente" creado. En mi opinión, la doble celebración de la Anunciación responde a una doble necesidad de ocultar por una parte las celebraciones asociadas al equinoccio de primavera en los pueblos antiguos (nacimiento de la vegetación) y también las de otros "sabbaths" asociados a la inminente llegada de la luz. Estos últimos al estar colocados en fechas "oscuras" del calendario siempre fueron asociadas a celebraciones brujeriles a partir del Renacimiento, me estoy refieriendo a las festividades de Santa Catalina (25 noviembre), San Nicolas (6 de diciembre), Santa Lucía (13 diciembre) y esta que celebrais en vuestro pueblo de la "Esperanza" (¿Expectación?) No es nada arriesgado pensar que la hoguera que organizais en la víspera tenga un origen pre-cristiano. Al igual que Walpurgis (Beltaine brujeril de Alemania) se celebra la noche del 30 de abril, vosotros contais la hoguera como de la noche del 17 de diciembre, siendo este número claramente asociado al hechicerismo, ya que la suma de 1+7=8, que son los 8 Sabbaths de la rueda del año, la misma "rueda" que se canta en las Antífonas de la O de la misa "vespertina" del 17. Existe una canción cripto-brujeril que se expresa en el número 17: There was an old woman tossed up in a basket SEVENTEEN times as high as the moon but where she was going, I could not but ask it for under her arm she carried a broom Old woman, old woman, old woman, said I! Where are you going away to, so high? To sweep the cobwebs out of the sky May I come with you? Aye, by and by. Estaria muy interesado en conocer la región donde se encuentra su localidad natal y también otros detalles, como por ejemplo, la actividad tradicional de ese pueblo, si abundaban los molinos de agua, para mover grano, etc. En mi opinión la Iglesia del Renacimiento y del Barroco (no la Medieval) lo que pretendió trasladando la figura de la Purísima Esperanza al nuevo Templo, es que se olvidara la más antigua celebración de la Expectación, ya que hunde sus raíces en celebraciones pre-cristianas. De hecho, hay algún pueblo que todavía celebra la noche de los "escobazos" (símbolo brujeril por antonomasia) la víspera de la Inmaculada, en vez de la víspera de la Expectación...si no lo conoces te lo puedo decir. Como ves, tu aportación ha sido de gran ayuda y cualquier detalle puede ser clave al respecto.

  16. Hay 15 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba