Autor: Caradhras
viernes, 21 de noviembre de 2003
Sección: Artículos generales
Información publicada por: Caradhras


Mostrado 28.787 veces.


Ir a los comentarios

Ecoaldeas. "Comunas" del 2000.

Lo que nació siendo una utopía hoy ha cristalizado en algunas de las ecoaldeas que se encuentran en nuestro país y fuera de nuestras fronteras. El respeto por el medio ambiente y la Naturaleza, la economía sostenible y el desarrollo humano integral son las piedras angulares de estas autenticas “comunas” del 2000.

Nacimiento de las ecoaldeas.

Desde la década de los sesenta se ha estado produciendo un progresivo despoblamiento de las áreas rurales a favor de las grandes ciudades. Paralelamente, y sobre todo desde los años setenta, se inicia un movimiento alternativo de retorno al campo que pretende una forma de vida más consciente y en contacto con la Naturaleza. La agricultura y la ganadería biológicas, la bioconstrucción, el uso de las energías renovables, practicar un consumo responsable, cooperar con las iniciativas de economía solidaria, el cuidado del medio, etc., son algunas de las estrategias clave de estas nuevas “comunas” del 2000 que son las ecoaldeas, que en general se basan en el modelo denominado permacultura, un sistema de agricultura natural inspirado por el pionero japonés Masonobu Fukuoka. En la actualidad, la década de los noventa ha sido testigo del surgimiento de las llamadas comunidades intencionales, ecoaldeas o ecobarrios. Se trata de una transformación cultural profunda que pretende un nuevo orden natural sobre la tierra basado en la sostenibilidad, lo que implica el consumo consciente y la reducción del gasto energético de modo que el beneficio sea colectivo y redunde en el medioambiente. En estas comunidades sostenibles los alimentos son ecológicos, se recuperan los oficios tradicionales, se consumen productos locales, se utilizan los recursos del lugar, se canalizan las aguas residuales y se edifican espacios siguiendo criterios de biocontrucción y respeto al medioambiente. Pero para que el grupo se consolide es necesario compartir experiencias, establecer métodos de decisión colectiva, forjar expectativas comunes con el exterior e incluso disponer de cuanto interesa a la comunidad. Y sobre todo, sus integrantes han de saber ser perseverantes y pacientes y tener seguridad y confianza en el proyecto.

Ecoaldeas españolas y extranjeras.

Ecoaldeas españolas en fucionamiento. Los pueblos ecológicos que perviven actualmente en España fueron creados en los años ochenta y aunque algunos intentos no prosperaron, sí sirvieron para dejar paso a nuevas iniciativas. Fruto de aquellas semillas, el final del milenio trae consigo el resurgir de numerosos proyectos en este sentido. A continuación se reseñan algunas de las aldeas de vida natural que ya exsiten en nuestro país y en el extranjero, junto a otras propuestas que se consolidarán en el nuevo milenio. Matavenero y Poibueno (León) Esta ecoaldea internacional empezó a ser reconstruida hace una década en las montañas de León, por un grupo de jóvenes organizadores de los encuentros internacionales Rainbow. Desde entonces este pueblo ecológico cesado de reciclarse y adaptarse a cada circunstancia, evolucionando a tenor de los tiempos. El grupo se ha inspirado en la búsqueda de una libertad inmersa en la Naturaleza, la bioconstrucción, el uso de energías renovables, el reciclado, el cultivo en permacultura, la austeridad y la autogestión de todo lo necesario para el pueblo así como el no acceso de vehículos hasta el enclave. Esta ecoaldea está constituida legalmente como junta vecinal y posee su propia construcción; las decisiones se toman en los consejos que se celebran semanalmente. El centro tiene su escuela, tienda, bar, médicos naturistas, comadronas, talleres donde diseñan sus casas con formas caprichosas y talleres de artesanía. En el mismo pueblo se enseñan y aprenden numeroso oficios y dispone de teléfono y fax. Sin embargo, no son todo lo autosuficientes que desearían, ya que en lo económico dependen de los trabajos temporales que efectúan fuera del pueblo. Tiene capacidad para unos 100 pobladores (casi todos son niños) y continuamente se produce un flujo de habitantes: unos se van y otros nuevos se incorporan. Para contactar: Mantavenero. Tel.: 987 693216. Aineto, Ibor y Artosilla (Asociación Artiborain)(Huesca) Recuperados a partir del año 1984 gracias al esfuerzo del Movimiento Alternativo Rural (MAR), estos tres pueblos se encuentran en el Pirineo oscense. En ellos viven alrededor de un centenar de personas, entre los que se incluyen numerosos niños y jóvenes. Aprovechan los recursos naturales, cultivan sus propias huertas, cuidan de sus animales y fabrican todo lo necesario para su alimentación. Más de 15 años avalan esta iniciativa de vida alternativa real, ejemplo de un proyecto apoyado en su día por la Administración de Aragón, que además de ceder las ruinas abandonadas de los tres pueblos (Aineto, Ibor y Artosilla) colaboró en la financiación de las obras de recuperación, convocando campos de trabajo internacionales de rehabilitación de la arquitectura tradicional. Actualmente los habitantes de estos pueblos viven de la artesanía, la ganadería, la agricultura y el teatro, realizando actuaciones de títeres y máscaras en diversas localidades en las que divulgan mensajes como el respeto por la Naturaleza. También organizan cursos de crecimiento interior, senderismo, turismo verde, etc. Disponen de sus propios médicos y escuelas y han conseguido que el transporte público llegue hasta los tres pueblos. Para Contactar: Asociación Artiborain. Aineto. 22623 Huesca. Tel.: 974 481941. Ecoaldeas españolas en proyecto. El Aguilar de Ribagorza (Huesca). Fundado el 11 de octubre de 1998 en el prepirineo de Huesca, este pueblo ecológico es una iniciativa de siete familias que han contado con el inestimable apoyo del médico naturista Miguel Pacual, para cuyo desarrollo ha cedido 32 hectáreas de terreno. Se parcelarán 15 fincas de 2 hectáreas para cada familia, quedando otras 2 hectáreas destinadas a uso común. El pueblo tiene cabida para 15 familias, por lo que el proyecto está abierto a la incorporación de otras ocho parejas. Las casas se realizarán según criterios de bioconstrucción, aprovechamiento de recursos naturales y reconversión de los productos de desecho. El abastecimiento de agua potable será autónomo e independiente de los sistemas públicos, ya que el terreno dispone de tres fuentes. Las aguas se depurarán mediante sistemas naturales y se usarán energías renovables. Las viviendas tendrán distintos diseños y tamaños y se realizarán utilizando materiales como paja, tapial o adobe. De momento están buscando constructores, albañiles y carPinteros interesados en la bioconstrucción. Para contactar: Petra Jebens. Tel.: y fax: 974 502371 e-mail: petialti@redestb.es Ecoaldea de Valdepiélagos (Madrid). Hablamos de un grupo de 20 personas que desde hace años se esfuerzan en la creación de una cooperativa de viviendas en Valdepiélagos. Hasta el momento han conseguido transformar un terreno agrícola en urbanizable. Se edificarán 24 Viviendas. Para contactar: Tel.: 91 8416045 Aldea Alternativa Auspiciado por el arquitecto Isidro Bosch Zapata, este proyecto píloto de hábitat y desarrollo sostenible se ubicará en el sur o sureste de España, en un terreno de 10 a 14 hectáreas ampliables al doble en el futuro, y situado en las proximidades de un parque natural y a 30Km de un núcleo urbano o capital. Se realizará siguiendo los criterios de biocontrucción, con zonas comunes para los servicios compartidos y áreas de cultivo ecológico y permacultura. No habrá ni locales comerciales ni tráfico rodado. Para generar recursos se crearán cooperativas que trabajen en sectores como el turismo rural, granjas escuelas, seminarios, cursos, comercialización de los excedentes de producción, publicaciones, etc. También se contempla la participación en proyectos experimentales en colaboración con universidades, centros de investigación y otros organismos. Para contactar: C/ Castelló, 117-8-28 28006 Madrid. Tel.: 91 4111244 e-mail: aldealternativa@hotmail.com web: www.redestb/personal/ono El Hayal (Cantabria). Centro de permacultura y experimentación holística, situado en Cantabria, que se unió en 1997 a La Osa, asociación de vida natural y consciente, con el objetivo de crear una ecoaldea. Diseñada con criterios de bioconstrucción y respeto al medio, es una granja de producción de alimentos ecológicos, agrícolas y ganderos, que contará además con un escuela de formación y experimentación en modelos de convivencia y economía sostenible más humanos. Será asimismo un enclave para albergar talleres de crecimiento personal, convivencias, campamentos infantiles, conciertos y festivales. Este proyecto nace con espíritu asociativo, se basa en el modelo de gestión de empresa integrada de J. L. Montero de Burgos. Para contactar: La Osa: Tel.: 985 893003 Web: www.laosa.org e-mail: laosa@nodo50.org El Hayal: Tel.: 942 748446 Ecoaldeas extranjeras en funcionamiento. Comunidad de Maleny (Australia). La Ecovilla de Maleny está situada en Queensland (Australia) y fue fundada en los años 70 por un grupo de 6 personas en un núcleo rural que se encontraba casi abandonado. La primera necesidad que cubrieron fue el suministro de alimentos integrales, creando una cooperativa de productos ecológicos que en el año 1978 abastecía no sólo a todo el pueblo, sino cuyos excedentes permitieron la apertura de una tienda. Actualmente la cooperativa tiene 600 miembros y 60 productores. Practicantes de la permacultura, en 1983 crearon sus propias instituciones financieras y sólo un año después fundaron la Institución Crediticia Maleny que hoy, con sus más de 3.000 miembros, concede préstamos para la adquisición de tierras, casas y pequeños negocios que reinvierten en la comunidad. Para contactar: P.O. Box 87. Maleny Q4552. Australia. Tel.: 61 74943312. Findhorn (Escocia). Esta conocida y consolidada comunidad espiritual y ecológica, situada al nordeste de Escocia, fue fundada en 1962 por Peter y Hielen Caddy y Dorothy Maclean. El proyecto se inició en un parque de caravanas y hoy Findhorn es una conocida fundación con 37 años de historia. Este pueblo en expansión ha ido transformándose merced a la cantidad de personas que han acudido a sus cursos, programas y talleres de crecimiento interior. Hoy posee empresas independientes y trabaja campos alternativos relacionados con la tecnología, la salud y la educación. Para contactar: Fundación Findhorn. Forres IV 36, OTZ Scotland. Tel.: 0303 30311. Página web: www.findhorn.org


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


    No hay más información.
    ...0

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba