Autor: soliman
domingo, 28 de septiembre de 2003
Sección: Denuncias
Información publicada por: soliman
Mostrado 25.168 veces.


Ir a los comentarios

ISLAM Y AL - ANDALUS

La Península Ibérica siempre ha sido un lugar propicio para el encuentro de pueblos y culturas , pero destaca en ella un país especialmente favorecido por la naturaleza y la historia : Andalucía . Su superioridad cultural a lo largo de milenios responde sin duda , en gran medida , a las amables condiciones de su clima y geografía y a la hospitalidad de sus gentes , curiosas y abiertas a las mejores influencias externas .

La población andaluza está compuesta de elementos turdetanos - bereberes : las invasiones a las que estuvo expuestas ( romana , visigoda , castellana ) no afectan la composición étnica . No se trata de asentamientos gentilicios sino de ocupaciones militares y administrativas . Por tanto , la civilización que se va a desarrollar sobre la geografía andaluza es autóctona y no dudará en recoger de su mundo (esencialmente unitario y bereber ) los aportes culturales que se adecuan a su propio genio , participando de un intercambio enriquecedor . Por ello , las imposiciones de las que será objeto a lo largo de su inquieta historia acabarán por fracasar , contestadas desde posturas que le son propias y claras . Con la primera mitad del siglo VII , el Imperio Visigodo alcanza la cumbre de su poder , al expulsar Suintila a los bizantinos y someter a los vascones . La administración visigoda se encontraba en condiciones óptimas para rechazar cualquier agresión procedente del exterior , pero sus figuras internas la hicieron tambalear y caer al producirse una guerra civil que se inicia en las provincias africanas y andaluzas del Imperio . Pero nadie podía sospechar entonces que otro acontecimiento , remotamente lejano en el oriente , modificaría inesperadamente aún más el destino de la Península . Otras península , la árabe , de características diametralmente opuestas a la ibérica , desértica , pobre , escasamente poblada , nunca interesó a las grandes potencias de la antigüedad . Pero un habitante de este país , olvidado y marginal , Muhammad , el Sello de los Profetas ( s. a. s. ) , promovía otra revolución que cambiará la faz del mundo conocido al extenderse su mensaje liberador , el Islam , impregnando a los pueblos circundantes , más cultos , ricos y poseedores de una mayor experiencia civilizadora , convirtiéndose finalmente en una civilización universal . Esta revolución profética se expande rápidamente y llega a Andalucía en el siglo VIII . No se trata de una supuesta invasión árabe , sino de la aportación profética de Oriente a África y Andalucía , donde tendrá un brillante desarrollo al conectar con el genio propio de sus pueblos . La población andaluza fue asimilando progresivamente el Islam y adoptando el árabe , la lengua del Corán , como instrumento de cultura y comunicación con el resto de la Umma , la gran nación musulmana . Como parte integrante de ese nuevo mundo , abierto y tolerante , los andalusíes pudieron aprovechares del contacto con otras civilizaciones y pueblos , transitar por las rutas comerciales , abrirse en definitiva hacía nuevos espacios posibilitados por el Islam al que también enriquecieron con su personalidad . Nunca en al - Andalus el Islam fue impuesto . Los no musulmanes en esa Andalucía abocada al Islam conservaron su status . Tanto judíos como cristianos eran libres para organizarse , administrándose de acuerdo a sus normas y leyes . La consolidación de al - Andalus en el Islam hizo de esta tierra un gigantesco crisol donde se fundían las influencias de Oriente y Occidente . Es imposible enumerar los logros y el elevado nivel de la civilización andalusí . Baste recordar Córdoba , la mayor y más prospera ciudad de Europa , cuando París o Londres no pasaban de ser modestas e insalubres aldeas . En la capital del califato creó Abderramán III la primera escuela médica de Europa ; sus bibliotecas eran afamadas como la de al - Hakam II con más de 400.000 títulos , sólo comparable con la de Alejandría , ya desaparecida varios siglos antes , su Universidad afamada y sus sabios y doctores reputados y venerados . Una inquietud científico - técnica impregna a esa sociedad interesada en las novedades y los descubrimientos . Un ejemplo insólito lo encontramos en Abbas ibn Firnás que en el 875 tripuló un planeador de su invención , seiscientos años antes de las investigaciones de leonardo da vinci , y anticipándose más de mil años a los primeros vuelos sin motor de Otto Liliethal . Los experimentos de ibn Firnás tuvieron escasa trascendencia , al contrario de lo ocurrido con otro descubrimiento : el secreto de la fabricación del cristal . Sus trabajos son una muestra más de la capacidad creatíva de al - Andalus , en la que florecieron relevantes juristas como ibn Bashkwal , pensadores como ibn Masarra , médicos como Abulcásis , filósofos como ibn Basán , astrónomos como Máslama al - Mayriti , ensayistas como ibn Hazm , músicos como Ziryab , y un larguísimo etcétera , relación inacabable de grandes y originales personalidades . Los ideales de tolerancia y convivencia alcanzaron su punto más alto durante los siglos X y XI , a pesar del empuje , cada vez más cerrado , de los conquistadores del norte . Alfonso el Sabio crea la primera escuela de traductores que reúne a judíos , cristianos y musulmanes , aunando los esfuerzos de los sabios de las tres culturas de al - Andalus , para auspiciar lo que posteriormente se desarrollará como renacimiento de las humanidades en Occidente . Esta idea de intentar reproducir en los reinos cristianos las actitudes andalusíes , durante poco tiempo : Alfonso XI y Pedro I . Fruto de aquel sentimiento de la vida es el arte mudéjar , perfecta simbiosis de estilos aparentemente antagónicos . A partir del siglo XIV , la idea de convivencia de las tres culturas va paulatinamente cediendo, y los andalusíes pierden derechos ante el auge de la intransigencia entre los ocupantes . Muchos de ellos abandonan sus tierras y emigran al reino de Granada , último bastión de la soberanía de al - Andalus . La caída de Granada supuso el fin de una civilización . -La Diáspora Andalusí - El exilio y la emigración de una parte significativa de la población de al - Andalus es largo y complejo , revistiendo diferentes fases : 1.- Migraciones voluntarias o expulsiones que acompañan al fenómeno revolucionario islámico . La primera salida importante de andalusíes que se recuerda , es a consecuencia de un periodo de sequías , malas cosechas y por consiguiente , hambre , que obliga a pasar a Africa ( 751-756 ) . Grupos de emigrados andalusíes pueblan Ceuta , Tánger , Arcila y el Rif . La siguiente emigración se produce en el 818 , a consecuencia de lo que se ha dado en llamar la “Revuelta del Arrabal “ . El emir al - Hakam I expulsa unas 20.000 familias . Algunas de ellas se establecen en convivencia con las tribus bereberes del Rif y en ciudades del país , otras marchan a Fes y crean un arrabal tan importante que aún conocido por “ la ciudad de los andalusíes “ . Otro grupo estableció una pequeña república en Egipto , arrebatando Creta a los bizantinos y fundan allí una nueva administración islámica . Mucho más tarde , con los almorávides , algunos grupos andalusíes son exiliados a Africa , como el rey al - Mótamid de Sevilla , desterrado a Agmat con su familia . Otros grupos emigran voluntariamente acompañando a los almorávides en su caída durante las guerras civiles que promueven los almohades . 2.- A partir de la conquista de Andalucía occidental y del Estrecho de Gibraltar . A lo largo del siglo XIII se asiste a un notable progreso de la conquista castellano - leonesa . Sólo el reino nazarí de Granada opone una resistencia efectiva ante esta agresión , convirtiéndose en lugar de refugio para quienes no podían soportar el yugo de los invasores . La relación de estos últimos con la población andalusí que pasaba a estar bajo su dominio estaba condicionada , en principio , a la resistencia que hubiesen opuesto :si la población no aceptaba rendirse y era necesario el asedio ,la conquista con llevaba no sólo la perdida de las fortalezas y ciudades , sino la de todas las propiedades , salvo los bienes muebles , que eran repartidos entre la nobleza y el clero cristiano . Esto sucedía cuando se trataba de la conquista de las ciudades , las únicas que podían ofreces una resistencia bien organizada : Baeza , Úbeda , Jaén , Córdoba , Sevilla , etc. . Esta oposición hizo que todas sus tierras fuesen repartidas , siendo el origen de los latifundios andaluces actuales . La segunda modalidad de trato y que afecto a buena parte del territorio andalusí , y en especial a la población rural , se aplicaba cuando ésta se entregaba sin lucha acogiéndose a un pacto . esos casos , los musulmanes se hacían con una serie de privilegios que se estipulaban en esas capitulaciones . Teóricamente , se les respetaría la libertad personal , la practica del Islam , el régimen judicial y fiscal dentro de su propia , aunque muy restringida administración musulmana . A esta población se la denominaría en adelante “ mudéjar “ . Pero al amparo de estos pactos , cada vez con menos sutileza , se va forzando la castellanización de los andalusíes . Si los señores feudales habían sido benignos con las poblaciones rurales , no era por simple magnanimidad , sino porque interesaba que alguien les trabajara sus nuevas propiedades . El norte carecía de densidad demográfica y , por lo tanto , no hubo repoblación . No pudiendo soportar esta explotación , muchos emigraron a Granada. 3.- Conquista del reino de Granada ( 1.429 ) : Otro periodo de emigraciones se abre con la progresiva conquista del último reducto de soberanía andalusí . El hostigamiento cristiano es cada vez más intenso y , ante la critica situación , muchos emigran al norte de África con la esperanza de retornar algún día . Los Reyes Católicos facilitan viajes , y cuando una población se resistía no dudaban en dispersarlos por los territorios de Al - Andalus ya colonizados , como sucedió con la población malagueña . Las corrientes de refugiados revitalizan en África , ciudades como Shauen y Tetuán . Tras la ocupación de Granada , las Capitulaciones fueron del todo olvidadas y las condiciones para los musulmanes se hicieron extremadamente penosas . El más ilustre emigrado de esta fase fue Boabdil , último de los reyes nazaríes . 4.- Las expulsiones del siglo XVII . Tras la rebelión morisca de 1.500 - 1502 , se les da a elegir a los granadinos entre el bautismo o la expulsión . Entre 1.525 y 1526 normas similares se adoptan por toda la geografía andalusí . Las poblaciones se convierten al cristianismo masivamente . Desde esa fecha , oficialmente no quedan musulmanes en la Península Ibérica . Pero el Islam sin cuestionar las heroicidades , permite la “taqiyya “ , la cautela cuando no puede hacerse pública su practica reservando su identidad al ámbito individual y familiar en espera de que las circunstancies cambien , evitando poner en peligro la vida de los musulmanes . Es decir , los moriscos sólo aparentaban ser cristianos para evitar la expulsión . No obstante , entre 1569 y 1614 unos 60.000 moriscos fueron expulsados y emigraron fundamentalmente al norte de África . Los expulsados fueron aquellos andalusíes que no pudieron ocultar del todo su condición de musulmanes : se perdieron así hábiles artesanos , buenos oficiales y notables personalidades . Este terrible escarmiento sirvió para que la población andalusí acentuara su disimulo y adoptará exteriormente todas las formas y costumbres de los castellanos , lo que causó con el tiempo su total pérdida de memoria histórica ; en esta siniestra labor destacó la política represiva de la Inquisición que infundo tal terror entre los andaluces .  - Labor civilizadora - La diáspora andalusí fue mucho más importante que ninguna otra e infinitamente menos conocida , quedando una inmensa tarea por hacer en cuanto a su estudio y valoración . No se debe olvidar la labor civilizadora de estos emigrados en los países en los que se asentaron . Ilustres sabios , escritores , pensadores , científicos , etc. , promovieron la cultura entre diferentes países del mundo . Un ejemplo es el de la comunidad andalusí que se estableció en Túnez . Se trata de exiliados sevillanos de la conquista de Fernando III . Fueron magníficamente acogidos por la administración otomana que veía en ellos capacidad para ocupar altos cargos en las ciudades y promover el desarrollo de la agricultura en los campos . Así , muchos se establecieron en la capital , poblando barrios especiales puestos a su disposición como el Hawat al - Andalus . Hortelanos y pequeños industriales fueron a vivir a otros centros urbanos , creados algunos para ellos en las cercanías de Túnez , mientras que los labradores repoblaron las regiones desérticas del norte . Los andalusíes practicaron la endogámica formando una especie de aristocracia local , orgullosa de su origen andalusí . La importancia del Al-Andalus, su aportación a la historia de la humanidad y la tragedia de la diáspora andalusí, son temas que inciden en nuestra conciencia histórica, y ahora se nos ofrece una ocasión única, no sólo para revisarlos sino para poner en marcha una apasionante experiencia de convivencia humana.

-

Más informacióen en: http://www.islamyal-andalus.org


Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


    No hay más información.
    ...0

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba