Autor: Ricardo
lunes, 04 de agosto de 2003
Sección: Denuncias
Información publicada por: Ricardo
Mostrado 8.413 veces.


Ir a los comentarios

Violación de la necrópolis musulmana de Ávila

La codicia de algunas constructoras de la capital abulense y los oídos sordos de las autoridades han acabado con uno de los cementerios musulmanes más importantes de toda Castilla

Las "tres religiones"

Muchos lo sabíamos y me niego a creer que dentro de la Administración no había nadie al tanto de que extramuros, al Sur de la ciudad, entre la parte urbanizada y el río Adaja, existió un cementerio árabe. De esto hace unos pocos años. Para aquellas tierras y huertas el futuro deparaba unos feos bloques de pisos y un supermercado. Al poco de entrar las máquinas comenzaron a salir restos... Se pararon las obras y se comenzó una excavación arqueológica. Aparecieron multitud de sepulcros y cientos de cuerpos. Se habla de que podría ser uno de los cementerios musulmanes más grandes de la Edad Media castellana. La noticia cala entre la población. Incluso una asociación de vecinos de la zona y un partido de izquierdas proponen que se respete el yacimiento y se convierta en una especie de jardín arqueológico para disfrute de todos los abulenses y como gesto hacia la tolerancia de las tres religiones que convivieron en el Ávila medieval.

Por el respeto a las minorías

Tras una serie de amenazas anónimas a ciertas personas que defendían esta postura, una mañana los restos aparecieron profanados, pateados, los huesos esparcidos... Se habla de un grupo de gamberros, incontrolados, borrachos o incluso de gente de extrema derecha. El silencio administrativo fue una vergüenza. Los pisos y el centro comercial se construyeron y parece que ya nadie se acuerda de nada. Hace unos meses pudimos ver cómo la parte aún no construída, ocupada por viejas huertas ribereñas del Adaja, se llenaban de catas arqueológicas encintadas. ¿Alguien se ha parado a interesarse por lo que allí pudiera aparecer? Se encontraron más restos, pero hace unos días las máquinas comenzaron su trabajo y dentro de muy poco ya no quedará nada ni habrá memoria colectiva de lo que allí hubo. Ávila, el "gigante de piedra" que dicen los anuncios turísticos, no puede permanecer callada ante semejantes ultrajes a su pasado y a su patrimonio histórico -artístico. Sus caballeros defendieron la frontera de Castilla frente a los constantes ataques de almohades y almorávides. E hicieron avanzar a Castilla en su expansión hacia el Sur. Pero fue Ávila también una tierra en la que convivieron durante siglos judíos, moros y cristianos. Ávila no puede negar el respeto que debe mostrar a las minorías. Unas minorías sin las que Ávila no sería lo que es. Porque buena parte de los trabajadores que levantaron las eternas murallas abulenses bajo el mando de Alfonso VI y su yerno Raimundo de Borgoña eran alarifes musulmanes. Como abulense de corazón, me gustaría que mis paisanos leyeran más y votaran mejor, no sólo para ser más libres sino también para hacerse más dignos de una ciudad sin par como es Ávila. Un "gigante de piedra", sí, pero, sobre todo, un "Patrimonio de la Humanidad". Ricardo Sandoval Muñoz


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


    No hay más información.
    ...0

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba