Autor: pikxo
martes, 05 de agosto de 2003
Sección: De los pueblos de Celtiberia
Información publicada por: pikxo
Mostrado 15.793 veces.


Ir a los comentarios

EN BUSCA DE TARTESSOS

Mucho se ha investigado sobre la posible ubicación de la mítica ciudad de Tartessos. Lo cierto es que actualmente, al igual que se progresa en el conocimiento de aspectos sobre la civilización tartéssica, cultura, relación comercial con otros pueblos (vecinos y lejanos de oriente), distribución geográfica, posible lengua y caracteres atribuibles a ella, etc,…poco o nada se sabe aún sobre la posible localización de la ciudad más importante, o capital, de tan floreciente civilización.

LA BUSQUEDA

El presente artículo está, por todo su contenido, más cercano a la geología que a la historia. Basado en una investigación personal, sobre hechos observados e interpretados bajo mi punto de vista, no debe entenderse como nada serio, sino más bien como un punto de partida hacia investigaciones más rigurosas. Mucho se ha investigado sobre la posible ubicación de la mítica ciudad de Tartessos. Lo cierto es que actualmente, al igual que se progresa en el conocimiento de aspectos sobre la civilización tartéssica, cultura, relación comercial con otros pueblos (vecinos y lejanos de oriente), distribución geográfica, posible lengua y caracteres atribuibles a ella, etc,…poco o nada se sabe aún sobre la posible localización de la ciudad más importante, o capital, de tan floreciente civilización. Tampoco se sabe mucho sobre el fin de de Tartessos, allá por el 650 a.c., pero esto es ya otra historia. Personalmente creo que el hecho de no haber encontrado los posibles restos de la Ciudad está relacionado con el final de dicha civilización tartéssica. Dicha relación está más cercana a la leyenda que a hechos históricos demostrables. Aún!. Donde se ubicó la mítica cuidad de tartessos no creo que se llegue a saber a corto plazo. Las zonas donde se supone que pudo estar la ciudad de Tarsis está ya muy bien estudiada, al menos a lo que nos referimos con yacimientos superficiales. Diversas fuentes antiguas la situaban cerca de la desembocadura de un río importante, por el que llegaban en comercio los metales de las ricas zonas cercanas. También se citan diversas islas circundantes (pliélago), y confluencia de ríos en sus inmediaciones. Es en la Baja Andalucía donde más restos tartéssicos se han encontrado. Todo esto nos limita la búsqueda a la franja litoral del Golfo de Cádiz. El inicio en la búsqueda de los posibles lugares candidatos, que puedan tener ocultos en sus entrañas los retos de dicha ciudad, ha de pasar primeramente por desglosar diferentes puntos, los que creo que son necesarios tener en cuenta, para con posterioridad centrar mejor dicho objetivo de búsqueda. 1) Es sabido que hace más de 2500 años las marismas del Guadalquivir eran un gran estuario, o si lo prefieren una especie de lago separado del mar por sucesivos cinturones o cordones de arena. Hoy día tenemos en la zona del litoral onubense lugares de aspectos parecidos, como son: el estuario de los ríos Tinto y Odiel, la barra de arena litoral del Río Piedras o la laguna de El Portil. Estos tres lugares son representativos de tres fases sucesivas (en el mismo orden) una dinámica litoral característica en esta zona, y similar a la que existió hace unos 3000 años. Ver mapa militar de España, escala 1:200000. Esta misma dinámica litoral está formado actualmente barras de arena y bajos o "bahíos" (islotes de arena) cercanos a la costa, como la barra del Río Piedras o los Bajos del Guadiana (solo emergentes con la bajamar) en su desembocadura. Con esto quiero que podamos pensar en varias cosas: a)que las islas que fueron en su día y que recogieron las distintas crónicas pudieron ser efímeras en el tiempo, que actualmente no existan como tales, la dinámica litoral al igual que las formó las volvió a deshacer ya sea en forma de playas o en cordones de arena simplemente añadidos al litoral... b) Otro aspecto es el considerar islas a los espacios emergidos dentro de lo que es el sistema de marismas (sistema de canales y zonas de intercanal), en este sentido tenemos hoy día la Isla Saltés en la desembocadura de dos ríos que no han cambiado su trazado en millones de años, estos ríos son el Tinto y el Odiel. Actualmente la misma ciudad de Huelva está sita en una península entre estos dos ríos. 2) Segundo aspecto es tener en cuenta que el litoral del Golfo de Cádiz está sufriendo un basculamiento “tectónico” patente en los últimos cientos de miles de años lo que hace que la actual línea de costa no coincida con la que pudiera existir hace unos 3000 años. Este basculamiento hace, por decirlo claramente, que la tierra se hunda bajo el mar o ,si lo prefieren, que el mar le haya ganado espacio a la tierra. Por esta razón posibles islas que pudiesen haber existido (aquí si que me refiero a verdaderas islas) puedan estar hoy día bajo el mar (matarile rile rile…). Como dato a este basculamiento del Golfo de Cádiz, patente en la actualidad, diré que la ciudad de Cádiz tiene varios cordones concéntricos de murallas, casi todas ella ya bajo el mar (nadie construye murallas bajo el agua, sino sobre tierra firme) y que en su día estuvieron emergidas. Este hecho es conocido por todos los gaditanos. Otro dato son varias torres que se pueden visitar aún en el litoral onubense (Playa de Castilla), como son: Torre de la Higuera (Matalascañas), o Torre del Loro (entre Mazagón y Matalascañas). Ver mapa militar de España, escala 1:200000. Dichas torres están actualmente bañadas por las olas, pero se sabe que en el pasado estuvieron casi 100 metros tierra a dentro. Por lo que he podido leer esas torres son atribuibles a la edad tartéssica. 3) Ambos procesos: dinámica litoral y basculamiento tectónico se están dando a la vez. Lo que ocurre es que cada uno de ellos transcurre en escalas de tiempos diferentes. Así, cambios en la dinámica litoral son apreciables a escala de la vida humana y más aún en cientos de años. Esto explica la formación de barras y bahíos de arena cercanos a costa que luego pasarán a formar parte integrante de la propia costa al quedar anexionados. También la colmatación o “relleno” de estuarios o lagos anteriormente formados por la evolución de dichos cordones litorales de arena. Como ya he mencionado anteriormente el lago o estuario que en época romana había en las actuales marismas del Guadalquivir. Los procesos tectónicos ocurren más lentamente, son apreciados en escalas superiores al millar de años, siendo lo normal cientos de miles de años y millones de años mayormente. Por eso, aunque pudiera parecer que debido a la dinámica litoral, la tierra le gana terreno al mar, por la anexión a costa de barras de arena, colmatación de lagunas litorales, etc…, la realidad es que, globalmente, y a mayor escala, el proceso es más bien un retroceso de la línea de costa. 4) Con todo esto quiero empezar a centrar la búsqueda de la mítica ciudad de Tartessos. Es posible que haya de hacerse bajo el mar, en alguna zona cercana al actual litoral del Golfo de Cádiz. Es tarea difícil, ya que no solo es posible que esté sumergida sino también enterrada bajo metros de sedimentos que la cubren. Si la búsqueda se hace en tierra firme, (pensando que los procesos tectónicos no han tenido lugar en tal magnitud, y por consiguiente deduciendo que la dinámica litoral haya alejado de costa la ciudad que un día estuvo en sus orillas) también habrá de tener en cuenta que ésta deba estar tapada por metros de sedimentos que la cubren. Este Artículo lleva tres suplementos con imágenes. Buscar en imágenes: 1) Fases de la dinámica litoral onubense. 2)Situación actual del litoral del Golfo de Cádiz. 3)Situacion del litoral del Golfo de Cádiz hacia el 700 a.c. En el próximo artículo comentaremos posibles lugares para el emplazamiento.


Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Tartessio 28 de nov. 2004

    EL JARDIN DE LAS HESPERIDES En un lugar cercano a la ciudad de Sanlucar de Barrameda, en la antiquísima península de La Algaida, en un inmenso pinar a orillas del más antiguo aún Lago Ligustino hoy en día seco y lecho del Río Betis .Y en la misma ciudad y sus alrededores debemos buscar las Puertas de Tartessos mismas así como atisbar su religión y sus creencias antes de la orientalización, y también después de ella. En el pinar de La Algaida R. Corzo excavó un Templo Protohistórico, que fue habitado desde el siglo VI A.C., ininterrumpidamente hasta el III A.C. R. Corzo lo identifica con el Templo Faro, o PHOSPHOROS o También LUX DUBIAE, que aparece en el mismísimo Escudo de Sanlucar. Este Templo Faro situado en el acceso al gran lago Ligustino, servia de guía a los navegantes hasta el interior, y hasta la región de Tartessos y su capital. En el Templo o Ermita se adoraba al planeta Venus, en la figura de una diosa de las palomas de la cual no sabemos su nombre pero sincretizando: Astarté-Tanit-Iuno Dea Caelestis. Los Fenicios llamaban al planeta Hesper o Vesper de hay el más antiguo nombre de Iberia es Hesperia, país del lucero o jardín de occidente donde moran las Hespérides, que guardan las manzanas de oro de la abundancia, que vino Heracles a robar. Volviendo al Templo, he podido observar y es mi propia percepción que la diosa de la Algaida que aparece en los exvotos encontrados en el templo, que se pueden observar en el Museo Arqueológico de Cádiz, son la misma diosa del famoso Bronce Carriazo, y que muchas joyas del Cádiz Fenicio bien esquemáticamente o literal representan la misma Diosa de la Naturaleza y los animales, con la variante de un niño en brazos, palomas y enmarcada en un triangulo. Esta debió ser la representación local Tartessia, una Potnia Theron autoctona, Diosa de la Fecundidad y de la Primavera asimilada a Venus, con alguna celebración en Primavera, similar a los Misterios de Eleusis. Me gusta pensar que era casi exactamente, hace 2600 años que la Romería del Rocio actual, y que el Salto de la Reja de los Almonteños, cerca del Alba que es cuando más se aprecia Venus, no es más que la memoria genética y sincrética del culto más antiguo de Occidente el de La Blanca Paloma en la Baja Andalucia, o sea en Tartessos. Solo hay que mirar con los ojos entornados a la Virgen del Rocio, y se ve claramente a la Astarté Tartessica, con su triangular halo dorado alrededor, el pequeño niño, las palomas blancas y el creciente lunar a sus pies. Reclamo la memoria genética que corre por nuestras venas andaluzas, y comprenderemos el fenómeno de la Romería del Rocio. Comprenderemos porque vienen gentes de tantos lugares lejanos, e incluso los ateos se enganchan al camino sin entender porque vuelven una y otra vez. Nadie negará que el Rocio es un fenómeno sociológico incomprendido fuera de nuestras fronteras, y percibido como pagano. Tal vez si hiciéramos un estudio estadístico, de cual es el ámbito, la calidad, la cantidad así como lejanía de las hermandades que peregrinan al Rocio todos los años tendríamos una idea de cual fue exactamente el Hintterland Tartessio. Tal vez si hiciéramos el mismo estudio con todas esas Vírgenes- Isis Serranas y de nuestros pueblos pequeñitas, y que pisan una media luna, con un niño y rodeadas de un triangulo lo mismo delimitaríamos con casi exactitud el ámbito Tartessico más antiguo y no oriental izado. Ya se que esto es Pararqueologia, y que nuestros doctos Arqueólogos aunque lo piensen, nunca usarían estos métodos de Zahorí de la Arqueología profunda, pero es que me molesta enormemente, que me quieran vender todo como importado de Oriente. ¿Es que acaso los Turdetanos, que presumían de tener leyes escritas en versos de 6.000 años de Antigüedad, no podían tener dioses propios de muchísima antigüedad sin necesidad de contactos foráneos?. A ver si va a resultar que la expansión fue al revés, y les vendimos las corridas de Toros, y los Dioses a nuestros primos Cretenses, y a todo Oriente. Y nosotros éramos los Pueblo del Mar, o pueblos Atlantes. Y ellos siempre volvieron como los Nostoi, a su añorado El dorado de Occidente, a la Hesperia que visito Hércules dos veces y cuya verdad se exageró y enmascaró en la mitología que se extendió por todo el Egeo y Mediterráneo, para proteger al Jardín de Occidente de las Rutas comerciales enemigas. A ver si va a resultar que los Etruscos e Irlandeses y Corsos son descendientes nuestros. En fin seguiré en otra ocasión con mis disquisiciones de Parapsicoarqueologiadiarreicantiarquelogortodoxo. o PADAROXIA que no es más que mi forma de Heterodoxia galopante. Contra gente como Diego Ruiz Mata que lleva excavando Doña Blanca desde los años ochenta solo ha excavado un siete por ciento y no ha hecho más que estudiar la influencia orientalizante, que les cambio la vida a unos pobres indígenas al llegar los Fenicios, y para el poco menos que iban en taparrabos y plumas, y los compraban con cuentas de vidrio. Estamos hablando de los Turdetanos del Arx Gerontis, que vigilaba la entrada a la insula Cartare o isla Eritheia , y fortaleza-entrada a Tartessos, desde la Bahía de Cádiz hasta el Lago Ligustino por el Portal de Doña Blanca frente a Jerez, y que comunicaba con el estero de Asta Regia. Precisamente TARTE significa Portal, y el sufijo SSOS ciudad y lugar, o sea significa CIUDAD DEL PORTAL, y alli precisamente tenemos la ciudad y puerto fortificado más antiguo de Occidente, y que comunicaba a traves de un estero en tramos artificial con la desembocadura del Guadalquivir en Mesas de Asta y aquello no esta excavado simplemente arañado, porque en España no hay Schliemans adinerados. Para desmontar una troya virgen en nuestras propias narices. Y como no venga un extranjero aquello se perdera, igual que se estan hundiendo alli mismo las cuevas tumba subterraneas de la Luna. A lo que Diego Ruiz Mata considera solo cantera. Alli mismo en la Sierra de San Cristóbal en el poblado de las Cumbres, habitaron los Turdulos, (que significa El Pueblo que habita la Montaña del Rio), luego llamados Turdetanos, alli mismo esta el MONS ARGENTARIUM de la ORA MARITIMA y hoy dia agotado, y los Bosques de los Tartessios, no son otros que los Pinsapares de Grazalema. En mi opinión Tartessos fue JEREZ-GEREZ-GERION, o ASTA REGIA en MESAS DE ASTA aunque esta última la identifico con Ligustina. Como sevillano que vive en Cadiz ,creo que Hispal o Hispalis, también fue una importante ciudad Tartessica al igual que Onoba, que canalizaban los minerales y el comercio de la Sierra Morena y Andevalo. Baso mi opinión en estudios a pie de campo, y en la convicción de que los fenicios se establecieron en las Gadeiras, construyendo factorias como era su costumbre en islas fortificadas (Cadiz) muy cerca y frente al centro de riqueza o a sus puertas o sea el ARX GERONTIS o fortaleza de los Geriones de GEREZ, llamado PUERTO MENESTHEO por los griegos, y que cada vez más arqueologos lo consideran como la verdadera Gades . Desgraciadamente tanto si fue Jerez, como si fue Sevilla, Tartessos es la base ya diluida de la dilatadisima historia de Andalucia, y ya imposible de desmontar a no ser que hubiera suerte estuvieran en las mismisimas Castillo de Doña Blanca, o Mesas de Asta-Asta Regia . Por cierto Andalucia significa “Pais de seguidores del lucero” “ Pais de adoradores de Venus”, hoy en dia “Tierra de Maria Santisima”. Pero bueno ya seguiré con mi PADAROXIA si os interesa, muchas gracias por esta maravillosa web. Jorge Bermejo

  2. #2 onvba 04 de jun. 2006

    Bueno hablar sobre Tartessos es hablas hasta el infinito. Siempre he tenido una idea, que es la siguiente: Cadiz fue colonia fenicia, y no a los tartessicos no le harían mucha gracias tener a los fenicios asentados tan cerca. Buscar una ciudad bajo el mar es mas ciencia-ficción, no es que sea imposible, pero es raro encontrar una ciudad entera bajo el mar. Huelva sin embargo no fue colonia fenicia, pero si se detectan restos que demuestran la existencia de un comercio de los habitantes de fenicia con los nativos tartessicos. En cuanto a la localización en el litoral del Río Piedras o la laguna de El Portil, bueno, no conozco ningun restos tartessico en las inmediaciones de estos sitios de alguna importancia. Tambien e de reconocer que en una zona de la playa de Portil abundan las rocas (no hay en toda la costa onubense) y los vecinos más antiguos siempre afirmar "...por aqui es que pasaba una calzada romana", quién sabe si estas rocas esconden lo que fue una prospera ciudad. (Ciencia-ficción).

  3. Hay 2 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba