Autor: Brigantinus
jueves, 08 de marzo de 2007
Sección: Lenguas
Información publicada por: Brigantinus
Mostrado 22.766 veces.


Ir a los comentarios

Elementos sármato-escitas en el folclore celta insular

Suprimido.

Conexiones

 

 


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Irluachair 06 de nov. 2003

    Todas estos paralelismos son muy sugerentes, pero no se puede demostrar cien por cien el origen seguro en esa guarnición sármata. Como expeculación no está mal. Pero...

  2. #2 Brigantinus 02 de dic. 2003

    Evidentemente. Bueno, precisemos un poco más: sí está demostrada la presencia de sármatas en Britania como auxiliares, incluso en el bajo imperio. Lo que no está demostrado -efectivamente- es que tengan vínculo con las "guerras artúricas". Es -como tú dices- una hipótesis que, dicho sea de paso, manejan con bastante interés un número mayor de eruditos británicos. Es un elemento más del "enigma sármata", como el otro debate que sostienen algunos autores eslavos sobre la posible raíz sármata de los serbocrotatas.

  3. #3 Egil 16 de ene. 2004

    Comentario tardío, pero.... Hay algo más que los paralelismos entre los relatos osetios y artúricos en favor de un "conexión sármata" del mundo artúrico. Para empezar los sármatas destacaban entre los pueblos de las estepas por ser, sobre todo, caballería pesada ("acorazada", sería más propio) con jinete y, con frecuencia, caballo, cubiertos con armadura. La presencia de un Ala Primae Sarmatarum en Bremetennacum (Ribchester) está bien atestiguada. Pero es que, además, el primer, o uno de los primeros, comandantes de estos sármatas en Britania parece haber respondido al sugestivo nombre de Lucius Artorius Castus. Se sabe, por ejemplo que en 185-186 AD dicho Castus mandó, como dux, "las cohortes de caballería de Britannia contra los Armoricanos" (se había producido una insurrección en la Bretaña fancesa). El resto de la carrera profesional del susodicho Castus (detallada en su sarcófago, al igual que el puesto de dux mencionado) indica más plausibles vínculos de este oficial con los auxiliares sármatas en Britania. Antes de ser dux era praefectus, muy probablemente praefectus alae, de la legión VI Victrix, estacionada en el Muro de Adriano. Es pues plausible que mandara las tropas de Bremetennacum en los años 180-185 cuando las gentes del norte (pictos, escoceses...) del muro invaden las tierras del sur llegando a matar al gobernador de Britania y al legado de la VI Victrix. Para añadir más caos, la VI Victrix se rebela y proclama emperador a Priscus, un colega de Castus. Sin embargo, la zona alrededor de Bremetennacum parece que, bastante literalmente, se salvó de la quema. La zona oeste del muro se sostuvo y cuando el futuro emperador Pertinax (enviado por Cómodo a poner orden) procede a ejecutar a los oficiales sediciosos de la VI Victrix, Castus, en cambio, es ascendido a dux. Podríamos tener pues a un tal Artorius que al mando de jinetes acorazados, cuyo estandarte es un dragón, mantiene un reducto de paz en tiempos de invasiones bárbaras y tumultos. Además, al parecer, las fuentes más tempranas (Gildas, Giraldus) no llaman a Arturo rey, sino "dux bellorum". Tampoco todas las fuentes son unánimes en identificar a los Sajones como los enemigos de Arturo, Giraldus Cambrensis por ejemplo le hace luchar contra pictos y escoceses. En fin, que no, no deja de resultar sugerente... Para más detalles la siguiente web: http://www.mun.ca/mst/heroicage/issues/1/halac.htm

  4. #4 Brigantinus 26 de ene. 2004

    Pues muchísimas gracias por tu comentario, Egil. Lo cierto es que completa sobremanera lo que yo he expuesto. Yo creo que siempre se ha examinado la realidad del Imperio romano en términos excesivemente autoctonistas. Habría que ver hasta qué punto los desplazamientos de población, soldados y funcionarios hicieron que en un determinado rincón del Imperio arraigaran creencias, mitos o referentes culturales procedentes de otros sitios. La influencia de las religiones mediterráneas es conocida de sobra, pero ¿hasta dónde el mito artúrico nos remite a unos referentes de origen estepario? Lo céltico que se aprecia en algunos rincones de la Península (por mentar un tema que aquí siempre ha sido objeto de intenso debate) ¿hasta qué punto es anterior y no posterior a la llegada de Roma?.... Saludos.

  5. #5 obeid 28 de ene. 2004

    No hace falta irse a las islas o recurrir a Marco Aurelio para encontrar sármatas entre los celtas. Estaban incluso entre los celtíberos. O al menos eso sostuvo Silio Itálico, un escritor latino de mediados del siglo I d. C. En su larguísimo, aburrido y no muy brillante poema "Punica" se encuentran estos versos sorprendentes (3, 384-384): at non Sarmaticos attollens Uxama muros tam levibus persultat equis; hinc venit in arma haud aevi fragiles sonipes.....etcaet. ¿Alguna explicación?.

  6. #6 MATUGENO 17 de ene. 2006

    HOLA Primero puntualizar que el titulo parece algo engañoso (inconscientemente) ya que el articulo no se habla ni de "folclore" ni ese "folclore" es peninsular. Otro dato, Grisward tiene un artículo sobre el tema de la espada arrojada al agua de Arturo del que es interesante comentar una serie de cosas. En primer lugar comenta un paralelo con una de las versiones del ciclo de Roldan en el que Carlomagno arroja a un rio la espada del heroe muerto para que ningun otro pudiera empuñarla. Grisward señala el fuerte palelismo y no rehuye el hecho de que este episodio esta conectado muy directamente con el de Arturo, que por otro lado solo aparece en textos tardios (en Mallory). Por lo mismo posiblemente, Grisward tambien muestra cierta "ambiguedad" a la hora de considerar el tema como escitico o bien indoeuropeo comun en sentido general. Mayoritariamente parece decantarse por la segunda opción si bien en ciertos momentos la primera hipotesis asoma la vista. A ello quiza se pueda añadir una sería de comentarios sobre el origen de la versión que tenemos de la Chanson de Roland, el manuscrito a pesar de estar odviamente en frances medieval fue redactado en un escriptorio británico, durante época normanda. Por otro lado existe una referencia a que poco antes de la batalla de Hastings un juglar habia cantado parte de ese poema para levantar el animo de las tropas. En el tapíz de la Condesa Matilde en el que se descrive esa batalla, aparecen dos figuras a caballo un eclesiástico y un enano que parece un juglar acompañandolo, entre ambos esta el nombre Turoldus. Turoldus aparece asimismo como el "autor" -mejor que el copista el que ordeno hacer la copia- y se han señalado varios eclesiásticos de alto rango de la época con ese mismo nombre que pudieran ser aquel. Devido al tipo de manuscrito (sin decoración ni florituras) se considera que el que conservamos de la Chanson sería una "copia de Juglar" es decir una edición hecha con la finalidad de servir de recuerdo o consulta al profesional que tiene que cantar un poema de por si largo. Al hilo de ello se ha planteado que el juglar que canto el poema durante la batalla de Hastings podría ser el mismo sirviente de ese Turoldus que habría ordenado a su vez tambien la copia para él. Ello, demuestra que la Chanson era sobradamente conocida en los circulos normandos, y es curioso que el tema de la espada arrojada al lago no aparezca -y mucho más tarde- hasta otro "normando" Thomas Mallory que escribe una obra, muy próxima ya a los libros de caballerias, que a pesar de estar escrita en ingles lleva el título sospechoso (de influencia francesa) de La Mort Darthur. Por tanto la hipótesis escítica puede ser en este punto un "efecto optico" (convergencia o simple parecido formal o incluso otro motivo de "cuento popular" de esos que están por todas partes y que tan bien estudio Stig Thomson), ya que parece necesarío recurrir a una trasmisión francesa, ya que no a una pervivencia in situ (desde el siglo IV-V). Devido a esta odjeción uno de los partidarios más fervientes y recientes del escitismo artúrico Scott Littleton (prof. de antropología norteamericano quizas más conocido en España por su libro sobre Dumezil "New Comparative Mythology" ) se ha visto obligado a dibujar en su último libro -"Fromm Scythia to Camelot"- toda una compleja geografía escítica con su correspondientes flechas y vias de transmisión y toponimos de etimología más que dudosa, pero eso si "escitica" por toda Europa (incluida Francia, la Bretaña Francesa, y España): Quizas una de las reediciones más desfasadas del viejo -y reseso- modelo invasionista. La referencia a la "super-pervivencia" de la imagen caballeresca de Arthuro desde los catafracti tampoco es concluyente, en primer lugar porque estos no eran estricto sensu caballería pesada, que no existirá hasta una época tardía de la Edad Media: El armamento escita -y de los alanos- no responde al de la caballería pesada como tampoco lo hara el de otros pueblos posteriores de "reiternomaden" de la estepa como los mongoles, y por tanto es más congruente entender el caracter "caballeresco" del relato como un correlato -anacrónico- de la sociedad tardomedieval (cultura caballeresca asociada a la aparición de la consavida caballería pesada, es decir: entendida como "fuerza de choque" y no "ligera"). De hecho la inflexión hacía "el mundo del torneo" y similares solo se da en el ciclo artúrico con autores tardios (Cretien de Troyes y Thomas Mallory fundamentalmente) y no en autores más antiguos como Nennio por ejemplo. Como curiosidad, la hipotesis escita parece haber tenido más exito en EE.UU, por el ascendente de Littleton, que en la Vieja Europa -que tal vez sea solo "Antigua" a secas- y ha terminado "inspirando" una reciente película, la famosa: "El rey Arturo" cuya publicidad nos la vendía como "la verdadera historia detras de la leyenda". Francamente una esperiencia fílmica poco recomendable.

  7. #7 MATUGENO 17 de ene. 2006

    Perdon, lapsus mental he visto un "pen-" que no hay en un "insular" y por tanto el primer parrafo queda derogado. Mis disculpas más sentidas por ello

  8. #8 MATUGENO 19 de ene. 2006

    Nota: espero poder completar en breve lo espuesto arriba con un artículo refutando a Littleton que volcare en esta pagina. Gracias

  9. #9 lgmoral 21 de ene. 2006

    Quisiera hacerle notar a Brigantinus que Ptolomeo registra unos montes ALANOS en Sarmatia que sí se refieren a los ALANOS, mientras que en Britannia sitúa creo que dos poblaciones ALAUNA (no Alaunia) y dos ríos ALAUNOS que tienen sus correspondientes célticos en Galia y Nórico, topónimos ALAUNA, ALAUNIUM, ALAUNIACOS, teónimo ALAUNOS, étnico ALAUNOI, y todos forman un conjunto que nada tiene que ver con los ALANOS, pero encaja en lo que son raíces, sufijos y reglas de la hidronimia paleoeuropea que, por cierto, no tiene por qué oponerse a lo céltico. Nos ahorramos tiquismiquis etimológicos. Por supuesto, esta nota no entra ni salee en el fondo de la cuestión de la huela alana en el folklore británico

  10. #10 MATUGENO 23 de ene. 2006

    Hola: Sin embargo como he dicho arriba, el señor Littleton y Malcor tienen que hechar mano de esas especulaciones toponímicas y etimológicas para garantizar la esciticidad de casi todo en la leyenda arturica desde la Dama del Lago, Lanzarote ( "The Alan of Lot", según ellos nada menos¡¡), la espada de Excalibur, hasta el Grial, cuya leyenda reflejaría según ellos un hecho historico real (saqueo de de una ciudad italiano por alanos y robo de enseres liturgicos). En dos palabras: Un disparate. Es interesanto por tanto, como apunta igmoral que esos argumentos no tengan de hecho la solidez lingüística que los autores citados. Grisward siempre mantubo al respecto cierta prudencia, y parte de sus argumentos se basan en comparaciones entre mitos escito-osetas e irlandeses (ciclo de CuCuchulain) que nunca lleva más alla de la convergencia y de un común poso Indoeuropeo. Como apunte: -Dumezil y Grisward basaron gran parte de su comparación con caso escitico en una leyenda trasmitida por Jordanes según la cual Atila habría recibido la espada del dios de la guerra de los escitas como acto de homenaje, esta había sido encontrada semienterrada por un pastor que la habrían entregado al uno. Desgraciadamente no dispongo aquí del texto pero, como se puede ver el paralelo es bastante fortuito. -Sin embargo puede compararse la leyenda arturica de la espada en la piedra que Malory refiere con este texto sacado de la versión escandinava del ciclo de los nivelungos: «Cuentan que esa noche, mientras los hombres estaban sentados junto al fuego, alguien entró en la sala. Nadie lo había visto antes. Iba mal vestido y envuelto con una capa raída. Andaba descalzo, con unas calzas de tela que le cubrian las piernas. Llevaba un espada en la mano y una lanza en la mano y una capucha sobre la cabeza. Se dirigió hacia el ‘tronco del muchacho ’. Era un hombre de gran estatura y de avanzada edad, y le faltaba un ojo. Empuño la espada y la clavó en el tronco hincándola hasta la empuñadura. Nadie sabía qué decir. Entonces el viejo tomó la palabra y dijo: ‘Quien consiga sacar esta espada del tronco podrá quedársela de mi parte, y que sepa que nunca empuñarán sus manos mejor arma que ésta.’ Tras ello el anciano salió de la sala y nadie supo jamás ni quién era ni donde se fue. Todos se levantaron para intentar extraer la espada. Creían que sólo el mejor de ellos la conseguiría. Primero se acercaron los hombres de rango superior, y luego todos los demás. Pero ninguno fue capaz de extraer la espada, que ni siquiera se movió. Entonces le tocó el turno a Sigmundt, el hijo del rey Völsungr, que aferró la espada y la extrajo del tronco con gran facilidad. El arma era tan hermosa que nadie recordaba haber visto nunca una espada similar.» (Volsung., IV) Cada uno que saque sus propias conclusiones. Gracias.

  11. #11 MATUGENO 23 de ene. 2006

    Hola: Sin embargo como he dicho arriba, el señor Littleton y Malcor tienen que hechar mano de esas especulaciones toponímicas y etimológicas para garantizar la esciticidad de casi todo en la leyenda arturica desde la Dama del Lago, Lanzarote ( "The Alan of Lot", según ellos nada menos¡¡), la espada de Excalibur, hasta el Grial, cuya leyenda reflejaría según ellos un hecho historico real (saqueo de de una ciudad italiano por alanos y robo de enseres liturgicos). En dos palabras: Un disparate. Es interesanto por tanto, como apunta igmoral que esos argumentos no tengan de hecho la solidez lingüística que los autores citados. Grisward siempre mantubo al respecto cierta prudencia, y parte de sus argumentos se basan en comparaciones entre mitos escito-osetas e irlandeses (ciclo de CuCuchulain) que nunca lleva más alla de la convergencia y de un común poso Indoeuropeo. Como apunte: -Dumezil y Grisward basaron gran parte de su comparación con caso escitico en una leyenda trasmitida por Jordanes según la cual Atila habría recibido la espada del dios de la guerra de los escitas como acto de homenaje, esta había sido encontrada semienterrada por un pastor que la habrían entregado al huno. Desgraciadamente no dispongo aquí del texto pero, como se puede ver por la sinopsis el paralelo es bastante fortuito. -Sin embargo puede compararse la leyenda arturica de la espada en la piedra que Malory refiere con este texto sacado de la versión escandinava del ciclo de los nivelungos: «Cuentan que esa noche, mientras los hombres estaban sentados junto al fuego, alguien entró en la sala. Nadie lo había visto antes. Iba mal vestido y envuelto con una capa raída. Andaba descalzo, con unas calzas de tela que le cubrian las piernas. Llevaba un espada en la mano y una lanza en la mano y una capucha sobre la cabeza. Se dirigió hacia el ‘tronco del muchacho ’. Era un hombre de gran estatura y de avanzada edad, y le faltaba un ojo. Empuño la espada y la clavó en el tronco hincándola hasta la empuñadura. Nadie sabía qué decir. Entonces el viejo tomó la palabra y dijo: ‘Quien consiga sacar esta espada del tronco podrá quedársela de mi parte, y que sepa que nunca empuñarán sus manos mejor arma que ésta.’ Tras ello el anciano salió de la sala y nadie supo jamás ni quién era ni donde se fue. Todos se levantaron para intentar extraer la espada. Creían que sólo el mejor de ellos la conseguiría. Primero se acercaron los hombres de rango superior, y luego todos los demás. Pero ninguno fue capaz de extraer la espada, que ni siquiera se movió. Entonces le tocó el turno a Sigmundt, el hijo del rey Völsungr, que aferró la espada y la extrajo del tronco con gran facilidad. El arma era tan hermosa que nadie recordaba haber visto nunca una espada similar.» (Volsung., IV) Cada uno que saque sus propias conclusiones. Gracias.

  12. #12 MATUGENO 23 de ene. 2006

    Posdata: Advierto que mi postura a priori no es demostrar la germanidad del episodio de la espada en la piedra, ambos el caso britanico y el escandinavo podrían derivar de un fondo común. La prudencia no me permite aportar de momento una conclusión por el momento. Pero si alguien puede añadir nuevos elementos de juicio a la discusión, vienvenido sea.

  13. #13 MATUGENO 01 de feb. 2006

    Otra puntualización se me olvido "matizar" arriba que Thomas Mallory es el primer autor "en lengua inglesa" en el que aparece el topos de la "espada y la piedra", anteriormente aparece (pero "en frances") en el Merlin de Robert de Boron (s. XII), de donde por las similitudes textuales parece que lo copio el propio Mallory.

  14. #14 MATUGENO 07 de feb. 2006

    Hola Por fin, me he acordado del texto sobre Atila, ahí ba: «Con todo y que que estuviera naturalmente inclinado a creer que un gran destino lo esperaba, su confianza fue reforzada por el descubrimiento de la espada de Marte, que los reyes de los escitas conservaban siempre consigo. He aquí, según el historiador Prisco, en que circunstancias fue sacada a la luz. Un pastor declaró que, viendo cojear una ternerna de su rebaño y no hallando causa de herida tan grande, se inquietó, siguó las huellas de sangre y acabó por llegar a esta espada en la que la ternera, al pasar, había por descuido puesto el pie. La desenterró en el acto y la llevó como presente a Atila. Éste la recibió con alegría. Como tenía grandes ambiciones, estimó que se hallaba establecido soberano del universo, y como la espada era la de Marte que quedaba investido de superioridad en las guerras" (Jordanes, 35. 183 = FGH IV) A continuación os extracto la versión de Mallory, de la leyenda Artúrica: «[…]Así en la mayor iglesia de Londres […] de todos los estados había representación aquel día en la iglesia para rezar. Y cuando maitines y la primera misa hubieron concluido se pudo ver en el cementerio contra el elevado altar una gran piedra cuadrada, en apariencia de mármol, y en su centro había una especie de yunque de hierro de un pie de altura. Y allí dentro clavada una bella espada, desnuda, por la punta y unas letras estaban en escritas en oro sobre la espada que decían: ‘Quien saque esta espada de esta piedra y del yunque es con justicia nacido rey de toda Inglaterra’. Entonces la gente se maravilló y fue a contárselo al arzobispo. ‘Yo ordeno –dijo el arzobispo- que permanezcáis dentro de vuestra iglesia y seguid rezando a Dios; que ningún hombre toque la espada hasta que la misa suprema termine por completo’. Así cuando todas las misas hubieron terminado, todos los señores fueron a contemplar la piedra y la espada. Y cuando vieron el escrito forcejearon, deseando ser reyes, pero ninguno pudo sacar la espada ni siquiera moverla. […] » «Así cuando llegó al cementerio, sir Arturo descabalgó y ato su caballo en la escalera de la cerca, y fue hasta la tienda sin encontrar ningún caballero allí porque estaban en la justa. Así, empuño la espada por la empuñadura, y ligera y fieramente la sacó de la piedra, […] ‘Ahora –dijo sir Ector a Arturo- comprendo que debes ser rey de esta tierra’ -‘¿Por qué yo? –dijo Artur- ¿Y por qué causa?’- ‘Señor –dijo sir Ector- porque Dios lo deseará así; porque ningún hombre podría haber sacado esta espada excepto aquel que será por justicia rey de esta tierra. Ahora permiteme ver si puedes poner allí y sacarla otra’ […] y así puso dentro de la piedra. Después sir Ector intentó sacarla, pero no pudo. ‘Ahora lo intentaras tú’ le dijo sir Ector a sir Kay. Y después el intentó sacar la espada con todas sus fuerzas, pero no pudo. ‘Ahora lo intentaras tú’ le dijo sir Ector a Arturo. ‘Lo haré gustoso’, dijo Arturo y la sacó con facilidad. Y después sir Ector se arrodilló en el suelo y sir Kay.» Como se puede apreciar si se compara este texto y el anterior decir que existe una coincidencia es cuando menos "optimista". Pero como dije arriba cada cual que juzgue según su propio criterio. Un Saludo a todos los Druidas

  15. #15 MATUGENO 16 de feb. 2006

    El artículo prometido tendra que retrasarse por imperativos academicos personales, pero llegara lo juro.

  16. #16 dsotelo 16 de feb. 2006

    MATUGENO, espero impaciente ese artículo. El otro día estaba releyendo los primeros capítulos de "Escitas y Osetas" y me encontré con el relato de la muerte de Batraz el Narto. La semejanza con el relato de la muerte de Artús en el libro de Mallory volvió a parecerme sencillamente asombrosa, casi demasiado buena para ser cierto. Sea cual sea el origen de ambos relatos, el que un episodio de una novela inglesa del s. XV (no me acuerdo de los detalles de la muerte de Artús en la Vulgata) y una historia caucásica, recogida, si no me equivoco, por folclorístas rusos del siglo XIX, sean tan similares en su conjunto y detalles es, repito, asombroso. ¿Alguien conoce algún relato similar en algún otro repertorio mitológico, indoeuropeo o no?

  17. #17 MATUGENO 17 de feb. 2006

    Hola De momento no. Sobre lo de sacar la piedra Stig Thonson cita un caso su Motiv Index de sacada de espada en una leyenda hindu, por eso no descarto que sea meramente un mero motivo de cuento de esos que estan por todas partes. Para mi precisamente el problema de la muerte de Batraz y Arturo es que se paracen incluso "demasiado". Podría ser incluso una mera convergencia lo de Batraz y lo de perder su espada es claramente un caso de "alma esternada", muy típico en el folclore de todo el mundo, el heroe no puede morir aunque lo hieran y re-hieran porque su alma -y por tanto su vida- no están dentro de él sino en un objeto. Solo destruyendo este objeto o bien atacando al heroe con este objeto se le puede matar. El caso de Batraz es muy expresivo a respecto del segundo, la primera variante de esto con espada que me viene a la cabeza es el caso del mitico rey irlande CuRoi que solo puede ser muerto por una herida de su propia espada, mientras que ningún otra arma o medio lo puede eliminar. Pero el caso de Arturo no es tan claro como estos, o bien es eso mismo pero ya perdido el sentido, o bien es otra cosa: la reposición previa a morir de un "don" mágico que le fue concevido por la Dama del Lago, que aparece tambien en Mallory y que hace pareja obvia con el final. La verdadera dueña de la espada es la Dama del Lago, que solo se la ha concedido temporalente a Arturo. -Al respecto es interesante, que existe una institución de derecho medieval en la que un señor cede a su vasallo junto con el feudo unas armas para que le sirva. Por derivación ello da lugar a que ciertos cargos publicos más o menos duraderos (desde una puesto abministrativo a cosas más temporales: como el papel de jefe de una tropa, una envajada que se manda a otro rey o noble) se concedan sinbolicamente por la entrega de un arma al designado (espada, arco, lanza). De algo similar tambien hay huellas en el ciclo artúrico. Pero bueno eso ya lo desarrollare más cuando tenga tiempo para hacer el "famoso" artículo. Un Saludo dstelo¡¡

  18. Hay 17 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba