Autor: Gausón Fernandez Gutiérrez
miércoles, 02 de julio de 2003
Sección: De los pueblos de Celtiberia
Información publicada por: Gausón
Mostrado 16.545 veces.


Ir a los comentarios

Los celtes y la etnoxénesis

Artículo en asturiano presentado en los Primeros alcuentros Asturgalaicos d'estudios Célticos de 1999 y publicado en la revista "Asturies" nº 11.

LOS CELTES Y LA ETNOXÉNESIS ASTUR: MITU Y REALIDÁ

Según delles tradiciones antigües de les que nun sabemos el so aniciu, que recueyen los autores franceses Juan Pomerio y Diácono y refrenda la nuestra historiografía  principalmente de los sieglos XVI y XVII: los astures sedrien descendientes d’un grupu galo-celta nomáu astures o astyres esgacháu  del conxuntu celta qu’invadió Gallicia y que vieno asitiar al territoriu que foi  conocíu pel nome d’esti puelu como Asturia. Ye por mor d’ello que seguimos nomándonos fasta agora asina los sos heriedes,  asturianos . Tirso de Avilés (1517-1599) na so obra Armas y Linajes de Asturias cuéntanos como: “ ...sobrevinieron a la misma tierra de Galicia una gente de Marsella que llamaron Gallos, que por no caber en la dicha ciudad de  Marsella y su comarca, la Republica de ella, los entrase en ciertos navios de ellos, con  bastimento y riquezas y los encamino ázia España por ser tierra fértil y abundosa, y ansí aportaron a la dicha tierra de Galicia, a donde escomenzaron a tratar los Galos con los Griegos, de manera que vinieron a procrear generación, y ser mucha gente, y por ser mezclada de Galos y Grecianos, unos con otros se llamaron Gallos-Grecos, y ansí era, que por ser muchos y no poder comodamente vivir en la tierra, hóra por discordias , que se dice hubo entre ellos en el año que se contaron doscientos y setenta y nueve, antes del Advenimiento de Christo, se dividieron unos de otros, y ansi una Compañía de ellos, llamada los Asturianos, gente feroz y principal, tomando sus alhajas de hijos y mujeres y de ganados y armas, con algunos otros griegos baldíos que se les llegaron, movieron ázia las partes orientales, y vinieron a parar en estas partes septentrionales adonde ahóra son las Asturias”. Asina Covarrubias tamién na so obra Tesoro de la Lengua (1610) diz: “Hay opinión que ciertas compañias de galos célticos, que algunos años antes habían reposado en Galicia y se llamaban Astiros, desaviniéndose con los demás griegos y celtas, pasaron adelante con grandes compañías  suyas....y fundaron Astárica, que despues se llamó Astorga, y justamente dieron nombre a la región que ahora se llama Asturias”.

Pola so parte Luis Alfonso del Carvallo na so obra Antiguedades y cosas memorables del Principado de Asturias(1) asoleyada en 1695, tamién recueye ce por be esta historia, anque  camuda l’aniciu galo-celta pol de naturales de la Lidia . Otros como Luis de Valdés, adobaránla cola que mos cuenta Silio Itálico d’Astur armíxeru de Menón, que saliendo de Troya colos de so y pasando pel sur de Francia, allega al alloñáu septentrión, Asturia, dando llugar al nacimientu de los astures, los sos descendientes. Repasemos lo que mos  cuenta Carballo:   “La compañía de los Astures no se contentando con la buena vecindad que los grecos les habían hecho, y ofrecido, salió de aquella provincia (Gallicia) el año de 279 antes de Cristo, con sus hijos, mujeres haciendas, armas, instrumentos y apareios para las guerras que se les ofreciesen, y fundaciones que les paresciese hacer, y bolvieron con todo ello azia las partes orientales de la tierra, y atravesando los montes, que ahora llaman los puertos de Rabanal, hallaron en las faldas de aquella montaña algunas gentes selváticas y fieras, cubiertas de asperas pieles de animales, que habitaban en cuevas y chozas, ocupaban aquella comarca, a los cuales reduxeron los astires a comunicación y trato, y con ellos fundaron un lugar, donde morasen juntos, llamándole Astírica, de su nombre; y en algunos autores y memorias antiguas se halla nombrada Astirgia, y podía ser la llamasen Astugia o Asturgia...Fueron los Astires prosiguiendo sus conquistas hasta las aguas del Duero, y hasta las gentes de Lusitania, fabricando muchos lugares, y sujetando toda esta tierra, llamando a los habitadores de ella Astiros, por hazer su nombre eternos; y por muchos años despues obedecieron a la Ciudad de Astorga, teniéndola por cabeza de todos los pueblos Astiros, por tener en ella su principal asiento el governador de todos ellos... No se contentando los astures con las muchas y buenas poblaciones que fundaron en aquellas partes, tan fértiles y tan ricas, determinaron muchos de ellos bolver (como dice Florián de Ocampo) azia las partes del Septentrión, y arrancando de su ciudad de Astorga, y su comarca un gran numero de gente el año 225. Se metieron por las montañas que ahora llaman de León, que son las mas fragosas, y ásperas de toda España, talando los muchos y espesos arboles que avia por toda aquella tierra... llegaron a las cumbres de estos montes que diximos se llamaban de Europa, y dividen las vertientes... y yendo por los valles que arriba hemos dicho, se entraron en la provincia que ahora llaman Asturias, por aver sido recibidos en ella los Astures... determinaron quedarse en ella, poniendo fin a sus trabajos, y peregrinaciones, y siendo recibidos con facilidad por los antiguos moradores de esta provincia, y se vinieron a llamar todos astures, y andando el tiempo se llamaron asturianos; y este es el principio que tuvo esta nación en el nombre, según dicen Iulián Pomerio, Iulián Diácono, Juan Gil de Zamora y Florián de Ocampo”.

 

 “Algunos autores españoles, como Juan Gil de Zamora y Florián de Ocampo, dicen que la ciudad de Astorga, llamada en lo antiguo Astírica o Astorga, fue poblada o fundada 285 años antes de Cristo, con el motivo que entre los gálatas o galogrecos havía unas gentes Astires o Astúros, y que éstos por reyertas que tuvieron con sus compatriotas se salieron de Galicia y poblaron por tierra de Astorga y que de ellos tomó el nombre”Joseph Trelles Villademoros. Asturias Ilustrada.1736(2).

 Otra tradición nel mesmu sen celtista  ye la que mos tresmite Diego Suárez Corbín autor del sieglu XVI, y que quiciabes faciéndose eco de la tradición oral del so valle natal de Turón diznos nún de los sos poemes:

                                       Saved que como soy vieja (ye Asturies la que fala)

                                       Tengo un grande arcaz cerrado

Depósito de memoria

                                       Muy antiguo por el cabo

                                       A mi poblaron franceses (refierse a los galos)

                                       De su alto Delfinado

Acompañando  a ún su caudillo

                                       Llamado el príncipe Astu.(3)

A tolo llargo de la hestoria d’Asturies siguiremos atopando defensores  del aniciu celta como el P. Manuel Risco que na so monumental obra España Sagrada, (tomu XXXVII), fala de los ástures nos términos que van darréu: “Desde este tiempo (dende que los celtes echaron a los ligures de la costa septemtrional) debe escribirse de los usos y costumbres de los Astures, según las memorias que se tiene de los celtas” tamién ”..el gobierno, religión, idioma y demás usos de los celtas en ninguna parte se conservaron mejor que en las Asturias y Cantabria”.

Nel sieglu XIX, pel 1820, José Caveda y Nava nos sos escritos “Pelayo de romances y poesía épica” falando de los asturianos de la dómina de Pelayo diz: “conservaban todavía las costumbres de los ástures transmontanos que las habían recibido de los celtas...”(4).

En 1855 J. M. Quadrado nel tomu dedicáu a Asturias y León dientro la so gran obra Recuerdos y Bellezas de España, allega a dicir na pax. 8: “ los antiguos geográfos e historiadores nos representan a los Astures de pura raza céltica lo mismo que los Cántabros...”.

En 1893 Bernardo Acevedo y Huelves na so obra Los Vaqueiros de Alzada en Asturias diz: “Puede afirmarse, por lo tanto, que los celtas establecidos en Asturias se llamaron Astures y que de esa estirpe proceden las primeras sociedades que habitaron en nuestras montañas”.

Yá en 1927 Fernando Carrera y Díaz publicaría la so obra El Celtismo Cántabro-Astur onde parlla d’Asturies como un país celto-llatinu y critíca’l que se siguiere achacando a los celtes los monumentos megalíticos.

Pelos años setenta José Manuel González y Fernández Valles asoleya dos obres importantes na historiografía asturiana. “Antiguos pobladores de Asturias” en 1976 y Asturias Protohistórica en 1978, ésta postrera póstuma, nes qu’asume la celtización d’Asturies ensin prexuiciu nengún; según elli “la celtización de Asturias afectó a aspectos tan carácterísticos y tan íntimos de los celtas como la religión, la lengua, las instituciones gentilicias etc. que no pudieron en su conjunto manifestarse en ella mas que siendo los propios celtas los sujetos de estos hechos”.(5) y “los cambios ocurridos en la Asturias protohistórica no pudieron ser, en lo que a celtización toca, meros fenómenos de aculturación, pero tampoco se produjeron renovando totalmente la población por ahuyentación o aniquilación de los habitantes precedentes”(6)

Güei,  por cuestiones al paecer que tienen más que ver con conceiciones y abusos políticos que cola historiografía y derivaes de determinaos prexuicios, “ideología Aria tan en boga en los años 30 y 40 de esta centuria”(7), dende instancies universitaries, garró gran puxu una Españomanía  mediterranista que siente amenazada la unidad del estáu en too aquello que nun seya  fenicio, griego, cartaxinés o romano, y refugó de celtes negando ente otros fechos, que tamién vamos a tratar, los testimonios d’época, como si dende’l 1990 y tantos o agora el 2000, tuviéremos meyores elementos de xuiciu como pa negar testimonios d’una dómina averada a los fechos. Testimonios qu’anque de sobra conocíos vamos a repasar.

A xulgar pelos testos d’autores clásicos los celtes ya taben na península ibérica enantes del sieglu V e. e.; nesti sen ye perconocíu’l testu d’Herodoto, autor d’esi mesmu sieglu, y que diz: “El Ister (Danubio) sal del país de los celtes y dende la ciudá de Pyrene cuerre al traviés d’Europa xebrándola pel mediu y los celtes atópense  más p’acullá de les Columnes d’Hércules llindando colos Kynesios que son pel océanu’l caberu puelu d’Europa”.        ( Herodoto, Histories II, 33).

Nel sieglu I d’esta era los celtes (célticos) siguirán habitando nesti mesmu llugar según testimonios d’Estrabón y Plinio.

Si facemos casu a otru testu esti d’ Estrabón (autor que vivió del 63 e.e. al 19 d. e). onde nos diz: “ De xunise (los puelos hispanos) y xuntar les sos armes, nun dominaríen la mayor parte de les sos tierres nin los Cartaxineses, nin enantes los Fenicios y los celtes, los mesmos qu’agora nómense celtíberos y Berones”. (Estrabón,III,4,5, Xeografía).

 D’ello que los celtes allegaríen depués de los Fenicios que fundaron Gadeira (Cádiz) nel 1.100 e. e. según Veleyo Patérculo, nel 800-775 según los arqueólogos, y  enantes de los cartaxineses que lo fadríen nel sieglu III e. e., polo que poner   como prueba de la non existencia de celtes n’ Hispania el non afayu d’elementos culturales latenianos (cultura que se desendolcará nel restu de la Europa céltica a partir del sieglu V e. e.) ye un exerciciu falsariu.

Si facemos casu a Herodoto y a los arqueólogos que dataron la fundación de Gadeira, los celtes tuvieron qu’allegar a la península Ibérica pelos sieglos VII-VI e. e., dómina na que n’Europa estilábase un periodu cultural de la primera dómina del fierro o cultura del Hallstat, bautizáu como Hallstat D (640 a 475 e. e.) y carauterizáu ente otres coses pol poblamientu de fortificaciones n’altures y el camudamientu de la espada llarga pol puñal d’antenes. Como datu curiosu diremos que les muries de La Campa Torres tan dataes nesi sieglu VI e. e.

Toa una riestra d’autores: Eforo de Cumas, Aristóteles,  Erastótenes, Pausanias, Escimno de Quios etc. (sieglu IV , III y II e. e.) falen de que la céltica allegaba fasta Gades (Cádiz). Hipólito de Roma, autor a caballu de los sieglos II-III, dará cuenta d’una provincia conocida como Hispanogalia; tovía Marciano Capela nel sieglu V d. e. nomará como mar Gálicu el que s’arrama cullá del cabu Olissipense o seya del Cabu de Roca, antiguu Akra Barbarion, cerca de Lisboa, l’antigua Olissipo.

Modernamente un autor alemán, Jürgen Unterman, tres analizar l’arramamientu de topónimos en briga na península, (pa los que lo desconozan, Briga ye una pallabra panceltiega y atopamos, ente otros Artóbriga en Baviera, Bondobriga en Renania, Admagetóbriga na Galia, Pitobriga na Galacia Turca, cola significación d’altura fortificada y qu’aínda se caltién nes llingues celtes modernes, en gaélicu irlandés como bre, xenitivu breg, col significáu de monte, brig en galés y en bretón bre), vio que se contraponía con otra na que se camudaba ésta, por topónimos en ili-ilu que se correspondíen coles ciudaes ibériques. L’analís conxuntu tamién de l’antroponimia prellatina fexo ver que los de la fastera de briga emparentaben unos con otros nun pasando a la fastera ili-ilu, definiendo asina una hispania indoeuropea o céltica y una ibérica estremaes.(8)

Dientro esta hispania céltica o indoeuropea, según quién la nome, los especialistes estremen dos llingües una puramente céltica, el celtibéricu y otra que se considera indoeuropea pero precéltica el lusitanu. Esto ye asina porque’l lusitanu aparte de los rasgos célticos caltién aínda l’usu de la P indoeuropea en postura anicial y intervocálica cosa que nun pasa ,dicen, notres llingües celtes. Esti casu sedría’l mesmude la llingua astur si tenemos en cuenta qu’un de les sos populus nómase Paesicos y la capital d’otru los Luggones Paelontium. Sicasí ente los galo-celtes atopamos tribus como los Parisi o los Pictones, ente los galo-belgues a los Menapoes y los Poemanos. Pero ente los celtes en xeneral atopamos tamién antropónimos como Atepomarus, Vepogenus. Nomes d’oppida y ciudaes como Bratuspantium y Pitobriga. Epítetos divinos como Poeninus, Prosmerta y Pritona. Nomes d’embarcaciones: picatus, ploxenum o plaumorati. Les piedres d’afilar qu’ente los galos nómense passernices y munches inscripciones gales qu’ amosen la presencia de pallabres celtes con p anicial y intervocálica dende’l calandariu de Coligni a los platos de  Graufesenque, Lezouc, a la inscripción de Larzac etc. Colo que queda esclariao que cuando menos en delles falielles del galu tamién se caltuvo esti rasgu y por ello nun dexen de seyer celtes . 

 Faigamos rellación d’otres cites clásiques so los puelos celtes d’Hispania:

Los célticos, que llinden cola Lusitania y que pertenecen al conventus Hispalense...los célticos allegaos de Lusitania, tienen el so aniciu nos celtíberos y ello nótase nos ritos relixosos, fala y nome de los oppida que na Bética conócense polos llamatos que van darréu Seria, Fama Julia, Nertóbriga, Concordia Julia, Ségida, Restituta Julia, Ugultania, Contributa Julia agora Cúriga, Lacimurga, Constantia Julia, Estereses Fortunales y Callenses Aeneánicos. (Plinio, Naturalis Historia, III,113-114).

Si equí na Lusitania vecinos de los Kynesios o Cinetes moradores de la fastera del Algarve yá taben nel sieglu V e.e. según Herodoto y  teníen aniciu nos celtíberos como nos diz Plinio, autor del sieglu I, entós habrá que camentar que s’estremaríen de los celtíberos enantes qu’éstos pasaren de celtes a ser conocíos como celtíberos, per otru llau vemos que Plinio o quién ficiere la valoración del parentescu afítala nuna cuestión llingüística y de relixón.

César, al falar de los puelos de la Galia, especifica que celtes ye’l nome qu’estos se dan a sí mesmos y qu’estos puelos;  aquitanos, celtes y belgues estrémense ente ellos pela llingua, les istituciones y les lleis.

  Son munchos los autores que remarcaríen tamién unes carauterístiques somatolóxiques pa los galos que los estremaría en parte de los grupos mediterráneos  pos predominaría ente ellos  una mayor corpulencia y una collor más pálido de pelleya y más claro de pelo.

 Colo que queda esclariao  que cuando na antigüedá se fala d’entidaes étniques nun se fala a ciegues. Cuando menos vemos que se valoraba la llingua, la relixón, la organización social, política y les carauterístiques somatolóxiques de la población.

  Esteban de Bizancio, parllando de la ciudá d’Alea, diz qu’hai una del mesmu nome ente los Carpetanos de los que diz que son un puelu de raza céltica.

 San Isidoro de Sevilla constataría tamién esti aquel físicu  falando de los habitantes de la Galaecia del so entós, ente los que taben ástures y cántabros. “ A los galaecos dáse-yos esi nome pola so blancor, polo mesmo llámase-yos tamién “galos”. Son n’efeutu, más blancos que los demás puelos hispanos” y n’otru testu “ Les rexones son parte de les provincies asina, Cantabria y Asturia tan en Galaecia “ ( Etimoloxíes XIV 5/21).

 “Los caberos son los artabroi, qu’habiten xunto’l cabu Nerión nonde se xunen el llau occidental y el septentrional. Nes sos cercaníes tán los célticos, parientes de los que viven sobre l’Anas. Estos ficieren colos Túrdulos una campaña y dicen que pasáu’l ríu Limaía desertaron y como tres la refriega morriere’l so cabezaleru, quedaron perende cullá escabarriaos, lo que fexo qu’a esti ríu  se-y llamare tamién Lethes”. (Strabón III,5).

Qu’aínda se guarde alcordanza d’esta invasión dende’l sur nun quier dicir qu’enantes nun hubiere otres, non historiaes, direutes al norte, paraleles a les que colonizaron el suroeste.

Nun ta de más facer alcordanza d’un testu d’Estrabón: “... nada ye posible precisar por causa de los cambios producios nellos y de falta de renome de los llugares ...en rexones bien conocíes y famoses puen sabese los cambios de población, les divisiones territoriales.. “. (Estrabón. III,4,19).

Estrabón ye un autor nacíu’l 63 a. C. Y que morrió’l 19 d. C.

Mela autor de mediaos del sieglu I d. C. Na so obra Chorographia (III, 10,11,12 y13) precisará que puelos Célticos son los que s’asitien cau’l cabu Nerión : “Los celtici tomen tola costa......Na parte saliente tan los Praesamarchi, por ente estos cuerren el Tamaris (Tambre) y el Sars (Sar), ríos que nun s’aparten muncho de los sos aguanacios. El Tamaris desagua xunto’l puertu d’Ebora, y el Sars cabu un turruxón conocíu por Torre Augusta. Más p’acullá, nel cabu d’esti tramu costeru, tan los Supertamarici y los Neri. Tolo qu’acabamos dicir ta pa la parte que mira pal occidente; lluéu la costa torna en tola so llongura escontra’l norte dende’l Promontoriu Célticu hasta’l Scythicum...la costa ye casi rita.... nella alcuéntrense primero los Artabros que son tovía de la nación céltica.

Plinio, autor contemporáneu de Mela sedrá menos precisu y depués d’escribir de la regio asturum diz: El Conventus Lucensis tien  aparte de los celticos y los Lemavos, otros dieciseyes puelos de nomes tapecíos y bárbaros. Naturalis Historia,( III, 28)

“In ea primun Artabri sunt, etiam num Celticae gentis: deinde Astures”

“Nella tan primero, los artabros, qu’aínda pertenecen a la nación céltica: depués, los astures”. (Mela, Chorographia,III,13). Autor de mediaos del sieglu I d. C. pel 43.

“Equí taben amás d’estos los exércitos llatinos, l’activu ástur, los llixeros vettones y los celtes desterraos del antiguu puelu galu amestando’l so nome col de los iberos”. (Lucano, Farsalia, IV, 8-10).

Estos dos testos faen ver qu’a güeyos de los autores clásicos los ástures nun sedrín propiamente celtes, pero tamién vemos que pa Estrabón los Artabros nun son celtes pero pa Mela sí. El propiu Estrabón xeneralizando so los puelos del norte galaicos, ástures, cántabros y otros diz qu’usen vasos de madera como los celtes (anque ta refiriéndose a los celtes de la Galia) colo cual supuestamente da-yos a toos categoría de non celtes.

Ioanne Xiphilino, autor griegu compendiador d’autores clásicos y autor d’una obra  Rerum Romanorum Epítome 1551, cita, tomándolo de Dión Casio, como puelos celtes a ástures y cántabros “Augustus Astures vicit & Cántabros gentes célticas”(11)

Pero aparte d’estos celtes citaos polos clásicos hebo otros de los que nun se parlló de la so filiación étnica y tamién yeren celtes; cuando menos creese que los Suessetanos que tienen nome gálicu como los Suessiones belgues y taben  cabu’l Gallicum flumen(12); los Autrigones, que yeren consideraos hermanos de los Berones que son citaos propiamente como celtes(13). Los Vacceos de los que yá diz Appiano nun testu controvertíu: “ los vacceos, l’otru genos de los celtíberos”(14), con ciudaes de nome tan celtiegu como Lacobriga, Octodurum, etc. . Dientro los vettones atopamos  grupos de nome tan celtiégu  como los Bletonenses de Bletisama güei Ledesma, traducible por “la mui arramada” o “la mui llana”, los Céltico Flavienses, Deobrigenses, Mirobrigenses, etc. Los Galaicos sabemos que yeren un enxame puelos d’estremaes naciones a les que se-yos xeneralizó’l nome d’un puelu asitiáu no que güei ye’l norte Portugal; los callaeci, famosu pola resistencia que punxo a Bruto; éstos, pel so nome Callaeci, son celtes o galos. Otru grupu menor dientro’l nome xenéricu  de galaicos  y non citáu como celtiegu  pero deducible tamién pel so nome son los Nemetati, cola so capital tamién de nome celta Volobriga; la capital de los Celerini, Caeliobriga ponnos na pista de la celticidá  d’éstos.

Depués de valorar toos estos datos atalantamos qu’hai dellos puelos prerromanos qu’ensin seyer nomaos como celtes nos restos que caltenemos de la produción de los autores clásicos, pudieron tener eas consideración, o cuando menos parllaron llingües pertenecientes a un grupu que güei modernamente  conocemos como llingües celtes; polo tanto dende la prespectiva de güei tendríen esa consideración.. Como dicía Henri Hubert(15): “el falar celta ye la principal demostración de celtismu “ o “la llende de les fales celtes ye la de les sociedaes y civilizaciones celtes”. Myles Dillon dira: “por celta entiendo un puelu que parllaba celta, non un puelu qu’enterrare a los sos muertos en campos d’urnes o que tuviere les espaes o la cacía que fuere... la piedra de toque ye la llingua(16). Nun se trata d’una afirmación total de verdaes sabíes; ye má que l’usu conveníu d’un términu nel que porfíen los llingüístes. Como pasa colos astures, (si desdexamos el testimoniu de Xiphilino, referíu a Dión Casio), que sepiamos dengún  autor clásicu parlló  de los Gaélicos nel sen de celtes, nin consideraren talos a los Pictos, nin a los Bretones en conxuntu y güei los sos descendientes Irlandeses, Escoceses, Galeses, Bretones, considérense la mapa de lo celta pol fechu de caltener llingües ( en dalgún casu n’estáu de reliquia) pertenecientes a esi grupu del indoeuropeu occidental que güei nomamos celta.

  Per otru llau, éstos son puelos toos de la fachada atlántiga colos que los asturianos compartimos non sólo espaciu xeográficu, tamién otros munchos elementos culturales y quiciabes yá dende muncho enantes de lo  propiamente celta. Sicasí son tamién munchos los datos llingüísticos que mos faen sentir a la llingua prellatina de los nuesos antepasaos encuadrable dientro del grupu de les llingues celtes. Vamos ver.

Nel casu de los astures, el propiu etnónimu d’éstos que figura en dalgún epígrafe como “Aestures” pudiere tener que ver col celta stur, “ríu” y d’au derivaría’l nome del so ríu más famosu, l’Esla(17) (Estura, Estula, Estola, Esla). El nome típicamente celta de dellos “populus” astures y les sos polaciones como son los Luggones o “descendientes del dios Lug”, qu’ocuparíen el centru oriente de la güei Asturies , per otru nome Lungones, tamién celta y que taría  inscritu nun moyón de la parroquia piloñesa de Pintueles conocíu como Moyón de los Ungones(18); según la tradición, los Luggones Arganticaenos, estaya d’éstos primeros, col etnónimu deriváu del celta Arganto, “plata”(19). Los Cilúrnigos, “los caldereros” moradores de la fastera Xixón y con nome  que se repite nel de la céltica Cilurnum na muria d’Adriano, güei Chester’s, los Ablaidacos de Piloña con etnónimu desplicable pel galés blaid, “llobu”. Los

Hidrónimos, Deva, del celta “diosa” y presente nel nome de dellos ríos y peñes, por exemplu el que sal de Cuadonga , corazón de la espiritualidá astur de güei(42); Aboño, rigu que desagua na ría d’Aboño (Xixón), del celta avon, “ríu”, galés afon, bretón aven, vieyu irlandés abann. Güeña, rigu d’Onís y Cangues, Onna n’antigüedá y según un pallabreru celta, conocíu como’l glosariu de Vienne o d’Endlicher “De nominibus Gallicis”, allegáu fasta nós,  ye pallabra celta cola mesma sinificación de ríu. Casañu  rigu d’Onís y Cabrales, del celta * Casannos,  roble. Dobra(43) rigu que desagua nel Sella en Cangues d’Onís, del celta dobur,  “agua”, galu dour, dubron, como’l güei Tauber vieyu Dobra afluente del Main y otros como’l Sella igual que’l Seille, afluente del Moselle, nel territoriu de los Lingones y valle onde s’afaya un Liverdun (Lorena). L’Ayer (Alier, Aller), hidrónimu típicu européu presente n’Alemaña como Aller, ónde ye curioso, tien un afluente que se noma Leine igual que’l nuesu Lena, Francia como Allier y Gran Bretaña, Aller . El Llabra rigu tamién de Cangues d’Onís afluente del Güeña, emparentáu col rigu británicu Labhair, desplicable pel galés llafar, “pronunciar”, “falar”, bretón, lavar, ”llinguax”, “parlla”, como’l Laber (Labara) afluente del Danubio. El Luiña de Ibias, desplicable pol galés llwyn, col significáu de “silva”, “matu”, “biesca”. Beón (Llanes) del celta bedo, “fuexu”(44). Arganza del celta arganto y pue que dellos más, Beleño  pongo por casu, regueru en Ponga deriváu  d’un mesmu raigañu qu’el del dios sanador Belennos.

Topónimos tanto antiguos como modernos, los terminaos en briga Tébriga(45) (Teberga). Longebriga, topónimu altumedieval de la fastera de Brieves(Valdés) Tolóbriga, Peña Tolóbriga (Val.le del Güerna, L.lena), (¿Turóbriga?) y La Griega (Villaviciosa yColunga). El Mons Vindius, yá nomáu ente los teonimos, del galu Vindu, blanco. Pinubina como’l galés Penno Windos, “cabeza blanca”. Los en seg como Següencu (Cangues d’Onís)(¿Segomtium?) y tantos por estudiar pero d’homofonía sospechosa Torazu(Cabranes), que mos remembra  la Turiaso celtíbera. Cáraves(Peñamellera), homónima de la Caraves de los galos del Ebro mediu. Alava(Salas), un castru que mos remembra les Alaves celtes y la gaélica Alba que se pronuncia alapa. Carraluz (L.lena), homónima de la Caralus celtíbera. Lagneo, antigu nome de Llangréu emparentáu cola Lagni celtíbera. Tameza, homónima de Tamusia, ceca de los célticos estremeños. Siero, que mos remembra otra ciudá celtíbera  Seria, Brieves (Valdés) del galu Briva-Ese, ponte del ríu Ese, Asiegu (Cabrales) viniente del Aseddiago ya comentáu, Condarco (Valdebárzana, Villaviciosa), demasiáo asemeyáu a Condercum, fuerte de nome celta na muralla d’Adriano y n’algún tiempu asentamientu de tropes astures. Tuña (Tinéu) del celta *Tunna pallabra que dará llugar a tonel, tina “barcal fechu de dueles nun aniciu pa bañase y llevar la ropa llavao” y tuña, “arca pa la cebera”. Sobregobia (Trescares, Peñamellera) pue que relacionada cola tribu celta de los Segobrigos y la ciudá celtíbera de Segobriga.Valdecuna (Mieres) onde cuna derivaría del celta cumba, “fondon d’una barca” y que da el galés cwm, valle. Navelgas (Tinéu), emparentáu col epítetu galu del dios marte llatinizáu en Navelcus (46)  y tantos otros, que fadríen el llistáu interminable, esperando por un filológu con conocimientu del indoeuropéu occidental, de les llingues celtes y non solo de les romániques.

Nun ye díficil facese una hipotética composición de llugar de los procesos de celtización y de la formación de los ástures prerromanos. Determinaos grupos celtes aposienten nel espaciu que depués sedría conocíu como Asturia , tomando les sos meyores tierres, (los Luggones ocupen Siero, parte d’Uviéu y Llanera, Nava, parte de Villaviciosa y Piloña ) sometiendo a los grupos yá enantes allugaos (tributos: impuestos n’especie y serviciu d’armes), aniquilando (muerte y esclavitú) y corriendo a otros, col pasu del tiempu  los elementos culturales de los dominantes: lleis, instituciones, llingua (asina determinaos elementos del antiguu indoeuropéu como ye la P d’entamu caltendríase como se ve nel etnónimu Paesici y na capital Luggona Paelontium)  y cultura material impondríense non ensin dexar de mesturase colos elementos culturales de los dominaos,  indoeuropeos yá como ellos, conformándose asina’l nacimientu de los astures, nun procesu que llevaría dellos sieglos quiciabes del VI e.e. al III e. e. nel que yá se podría falar  propiamente d’astures con una personalidá propia reconocible, (la primera cita d’éstos correspuende al 189-179 e. e.), anque ensin una xuntura política más allá de lo mítico y simbólico, reconocese descendientes d’un antepasáu míticu común y tener un conceyu la nación cada x tiempu, nuna fecha sagrada, coincidente col bon tiempu o estraordinaria como cuando escoyeron de cabezaleru a Pelayo, como facíen los Belgues(47) o los Sioux Teton(48) o los asturianos mesmos siguien faciendo más sero cola Xunta Xeneral del Principáu que s’aconceyaba cada tres años nel mes de mayu nun llugar sagráu por escelencia,  asitiáu nel so “mediolanum” nel so “omphalos mundi” o seya la catedral d’Uviéu d’aú saldríen normes pa tolos “populus” como d’equí, la Xunta Xeneral salíen pa tolos conceyos. Los “populus”(nota) gobernábense por unos principales o maxistraos que los representaben,  en casu de guerra daben-y el mandu supremu de toles tribus al qu’escoyíen como cabezaleru de les operaciones, Pelayo en Cuadonga y de xuru que tamién teníen un princés, de tolos astures, más simbólicu que real como yera el ard-ri d’Irlanda y como ta testificao ente los Cántabros.

1)      LUIS ALFONSO CARBALLO. Antigüedades y cosas memorables del principado de Asturias 1695. Edic. facs. Ayalga Ediciones 1984.

2)      JOSEPH MANUEL TRELLES VILLADEMOROS. Asturias Ilustrada 1736. Edic. facs. Ayalga 1980.

3)      DIEGO SUÁREZ CORBÍN. Tres romances de Asturias de Oviedo. Alcalá 1607.

4)      JOSÉ CAVEDA Y NAVA. Pelayo de romances y poesia épica.Edición Dupont Ibérica, Uviéu 1991, pax 110.

5)      JOSÉ MANUEL GONZÁLEZ Y FERNÁNDEZ-VALLES. Antiguos Pobladores de Asturias. Colección Popular Asturiana, Ayalga Ediciones 1976. Pax 97.

6)       Asturias Protohistórica, Historia de Asturias. Ayalga Ediciones Uviéu 1978. Pax. 27.

7)      SERGIO RÍOS GLEZ.Y CÉSAR GARCÍA DE CASTRO. Asturias Castreña. Ediciones Trea 1998. Pax. 18.

8)      JÜRGEN UNTERMANN. Elementos de un atlas antroponímico de la Hispania Antigua, Bibliotheca Praehistórica Hispana. Vol VII Madrid 1965 y Los Celtiberos y sus vecinos occidentales. Lletres Asturianes Nº 13.

9)      ALFONSO DOMÍNGUEZ DE LA CONCHA. Areas Onomásticas en el S.O. Penínsular, pax. 124 en Ritos de paso y puntos de paso la ría de Huelva en el mundo final Europeo. Complutum Extra 5.

10)  CAYO JULIO CESAR. Comentarii de Bello Gallico.

11)  Epítome Romana. Histor. Dionisio Xiphilino lib 53. Graslim. De l’Ibere, ou essai critique sur l’origine des premiers populations de l’Espagne. Paris 1838.

12)  DELLOS AUTORES.Colonizaciones y formación de los pueblos preromanos (1200-218 a. C.)Historia de España II.. Gredos. Pax. 396.

13)  JOSÉ MARÍA SOLANA SAINZ. Autrigones en Las entidades étnicas de la meseta norte de hispania en época prerromana. Anejos de Hispania Antiqua. Universidad de Valladeolid.

14)  Historia de España II. Gredos. Pax. 455.

15)  HENRI HUBERT. Los celtas y la civilización céltica. Akal Universitaria.

16)  COLIN RENFREW. Arqueología y lenguaje. Edit. Crítica. Barcelona 1990.

17)  GAUSÓN FERNÁNDEZ. Notes sol aniciu del topónimu Asturies: Esturies y Esturianos. Asturies memoria encesa d’un país nº7.

18)  ANDRÉS MARTÍNEZ VEGA. Las parroquias de Piloña, según el apeo de Cepeda, pax 579. B.I.D.E.A. nº 127.1988.

19)  MARTÍN SEVILLA RODRÍGUEZ.Toponimia de Origen Indoeuropeo Prelatino en Asturias. Ins. Est. Ast. 1980

20)  FRANCISCO MARCO SIMÓN. El dios céltico Lug y el Santuario de Peñalba de Villastar. “Pseudo-Plutarco, los galos Lougon tón Kóraka Kalousi (llaman lougos al cuervo) según dice Clitofon de Rodas en el decimotercer libro de las fundaciones “ pax. 734 en Estudios en Homenaje al Dr. Antonio Beltrán Mtnez. Zaragoza 1986.

21)  TOMÁS MAÑANES. La Implantación Romana en Territorio Leonés, pax 167. Lancia 1. Universidad de León. Dpto. de Prehistoria y Arqueología.

22)  ADOLF SCHULTEN. Cántabros y Astures y sus guerras contra Roma. Austral. Espasa Calpe nº1329 pax 125, 126 y 128.

23)  Schulten. Obr.Cit. Pax120.

24)  Nun cabe otra desplicación pa qu’una territorialidá camude d’etnónimu si nun ye pol aposentamientu mayoritariu d’otru grupu étnicu. Esti ye’l casu de la península gala Armórica que pasó a nomase Bretaña pol aposentamientu masivu de bretones afuxíos de les invasiones angloxasones de Britania, esti ye’l casu de Borgoña que pasa a nomase asina tres del asentamientu de  los xermanos Burgundios o’l de Lombardía col allugamientu de los Longobardos o Normandía colos Normandos etc.

25)  FRANCISCO MARCO SIMÓN. La Relixón de los pueblos indíxenes d’asturies nel marcu de la españa indoeuropea. Asturies memoria encesa d’un país nº4.

26)  EDUARDO PERALTA LABRADOR. Los Cántabros antes de Roma. Bibliotheca Archaelógica Hispana Nº5. Real Academia de la Historia.

27)  Schulten. Obr.Cit.Pax130.

28)  Schulten. Obr.cit. paxs.80 y 67.

29)  Schulten. Obr.Cit. pax 119.

30)  PIERRE YVES LAMBERT. La Langue Gauloise,pax.187. Editións Errance. Paris,1995.

31)  Schulten. Obr. Cit. Pax133.

32)   Quiciabes en relación col dios Medu adoráu n’Alsacia. JUAN CARLOS OLIVARES PEDREÑO. El dios indigena Bandua y el rito del toro de San Marcos. Complutum 8.

33)  MARÍA LOURDES ALBERTOS FIRMAT. La onomástica en las inscripciones romanas de Asturias. Lletres Asturianes nº 12.

34)  LUIS BERROCAL RANGEL. Los pueblos célticos del suroeste de la península ibérica. Pax. 57. Complutum extra nº2.

35)  Schulten. Obr. Cit. Pax. 118.

36)  Mª LOURDES ALBERTOS FIRMAT.La Onomástica personal en las Inscripciones Romanas de Asturias. Lletres Asturianes Nº12, pax 47.

37)  “ De sacris silvarum quas nimidas vocant” , glosa medieval francesa. PIERRE YVES LAMBERT. La Langue Gauloise. Editions Errance. Paris, 1995.

38)  MARTÍN SEVILLA RODRÍGUEZ. Toponimia de origen indoeuropeo prelatino en Asturias,pax. 30. I.E.A.Uviéu 1980.

39)  MARTÍN SEVILLA RODRÍGUEZ. Obra citada, pax. 40

40)  MARTÍN SEVILLA RODRÍGUEZ. Obra citada. Pax, pax. 84

41)  PAUL MARIE DUVAL. Les dieux de la Gaule. Petite Bibliothéque Payot. Paris 1976.

42)  Martín Sevilla. Obr. Cit, pax.46

43)  MARTÍN SEVILLA RODRÍGUEZ. Obra citada, pax 47

44)  JUAN URÍA RIU. Datos relativos a la formación antropológica del pueblo asturiano. El Libro de Asturias. Uviéu 1971

45)  MARTÍN SEVILLA RODRÍGUEZ. Obra cit. Pax.80,81.

46)  FRANCISCO MARCO SIMÓN. La Religiosidad en la Céltica Hispana en Los Celtas, Hispania y Europa. Universidad Complutense de Madrid, cursu de vranu 1992.

47)  La nación gala de los Belgues tenía aniciu en puelos xermanos que cruciando’l Rhin habien desplazao y en parte amestao los puelos, y la so cultura celta, qu’enantes d’ellos habitaren más o menos la zona de los paises baxos. Taba formada por dellos “populus” como los Remos, Belovacos, Suesiones, Nervios, Atrebates, Ambianos, Morinos, Menapoes, Caletos, Veliocases, Viromanduos, Atuatucos, y Germanos dividios en Condrusos, Eburones, Ceresos y Pemanos. Como los astures tamién tenien conceyos xenerales de tolos Belgues, onde escoyíen a reis como foi Diviciaco. Na llucha contra Roma tamién tuvieron los sos propios brigecinos, nesti casu foron los Remos que cuando llegaron los romanos contra ellos, ( yeren los más allegaos a la céltica), pol medio de los sos dos cabezaleros Ilcio y Andocumborio entreguénse a  Julio César, dando-y la so soberanía y tolo que teníen a Roma, y pidiendo la so proteción diciendo qu’ellos nun tuvieren d’alcuerdu colos demás belgues nin s’habien conxuráo contra Roma.

48)  Los Sioux Tetons o Lakotas (Titonwan) teníen una organización política que nun podía nomase confederación. Esta subfamilia componse de siete tribus (Oglala, Brûle, Miniconjou, Sans arcs, Oohenumnpa, Sihasapa y Hunkpapa) cada una d’elles taba entamada por dellos grupos o bandes. Cada tribu tenía un xefe supremu y cada grupu pequenu, un suxefe. Nes guerres importantes toles tribus podíen formar una alianza fuerte, anque nun se consideraba obligatorio que nengún xefe tuviere qu’ayudar a otru. En Litlle Big Horn en 1876 participaron seis tribus Tetons (Oglala,

 Sans Arcs, Brûle, Miniconjou, Pies Negros o Sihasapas y Hunkpapa), ayudaos de Cheyennes y miembros individuales de les otres tribus Tetons.

49 Los tectosages allegaren a mandar pol medio de terceros a los sos parientes allugaos na Galacia turca normes que s’habíen dictao en conceyos fechos depués de la emigración d’éstos.

Gausón Fernández Gutiérrez Conceyu Estudios Etnográficos Belenos


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


    No hay más información.
    ...0

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba