Autor: kittieboo
sábado, 07 de junio de 2003
Sección: Artículos generales
Información publicada por: kittieboo


Mostrado 10.544 veces.


Ir a los comentarios

Deidades Wicca

Cuando en la Wicca hablamos de deidades tenemos que empezar por mencionar a dos entidades principales: El Dios y La Diosa.

El Dios y La Diosa

EL DIOS Está representado por el Sol y por ende conlleva todas sus cualidades en sí: la fortaleza, el día, la luz, el hombre, la seguridad, la voluntad, la razón, la actuación, el fuego. Tradicionalmente al Sol se le representa como una deidad fuerte y viril, siempre ha recibido los mejores atributos, pero en la Wicca se suele reverenciar mayormente a la Diosa que al Dios, debido a que ella cumple la mayor parte de la fecundación. LA DIOSA La diosa está representada por la Luna y tiene como atributos la noche, la oscuridad, la mujer, el instinto, lo voluble, la pasividad, el agua, etcétera. La Diosa es importante desde el punto de vista de la sobrevivencia del clan. Si no hay abundancia de alimento, de nacimientos, tanto humanos como animales, si no hay abundancia en las cosechas, en las lluvias, etcétera, la comunidad corre peligro, por ello es tan importante la Luna como la representación de la Madre por excelencia, de la oscuridad del útero.

La Diosa se representa como una tríada, y una pequeña aclaracion

LA DONCELLA: representa la edad joven de una mujer, en ocasiones se la representa como una niña, pero se la reconoce más a menudo, por ser una bella joven llena de vitalidad y asombro. Es la Joven Diosa de la Primavera, la Diosa del Amanecer, la frescura y el potencial. La Doncella es la Diosa de la creatividad, y la expresión, de la belleza, inteligencia y las habilidades. Se la asocia con el amanecer, la primavera,la pasión y el arcoiris, algunos ejemplos son Brigid, Flora, Kore, Minerva y Sesheta. En algunas culturas se la representa virgen y casta como es el caso de Atenea y Vesta, mientras que en otras se la asocia con el placer y la sexualidad, ejemplos de ello son Hathor, Ezili o Venus. Es también deidad tutelar de algunas artes importantes como la escritura en Egipto (Sesheta). Se identifica con tres diferentes actividades: La Artista (Diosa de las artes y oficios: Xochiquetzal), La Guardiana (como guerrera y protectora, patrona de las gestas y aventuras, defensora de los que lo necesitan: Durga) y, La Amante (Diosa del Amor, la Belleza y la Sexualidad). Su fase lunar es la Luna Creciente y su estación la Primavera. LA MADRE: La madre es la Diosa en su aspecto maternal, de nodriza y providencia. El Universo es su hijo y ella cuida de él, dándole recursos en abundancia. Su amor es infinito hacia aquellos que respetan su creación y a sí mismos. Como Creadora del Universo, ella también lo gobierna, solo que de la misma forma que se gobierna a un hijo: con amor y deseos de que crezca sano y seguro. La Madre es la unión entre el Mundo Material (el Dios) y el Mundo Espiritual (la Diosa). Todas las cosas que existen son hechas por ella y se generaron desde su amor infinito, solemos decir que la tierra es su cuerpo, pero también lo es todo el universo, en un sentido más amplio. Ella es la unión, el plasma que unifica toda la creación, desde los organismos unicelulares, hasta las grandes ballenas, desde el agua a la atmósfera, desde la más pequeña roca hasta el sol más grande, todo está relacionado. Somos una gran red interdependiente, todo lo que hagamos como unidad se refleja en lo colectivo, por ello es tan importante entender la ley fundamental de la Wicca: Haz lo que quieras, a nadie dañes. Algunos nombres por los que se la reconoce en diferentes culturas son: Demeter, Gaia, Coatlicue, Tonantzin, Laksmi, Mati Suira Zemlyac o Yemaya. Su fase lunar es la Luna Llena, gobierna la estación del Verano y la dirección Sur. LA ANCIANA: La Mujer, la Bruja, la Matriarca. La Anciana es la Diosa de la Muerte y la Sabiduría infinita, de las videncias y la guía. Su poder se demuestra en la muerte y la destrucción de lo antiguo para dar paso a lo nuevo, es la regeneración y el cambio. Su fase lunar es la Luna Menguante. NOTA: Aquí hay que aclarar un concepto. Consideramos una religión a la Wicca porque tiene un conjunto de principios en los cuáles nos basamos para guiar nuestra práctica, sin embargo, a diferencia de otras religiones, no tenemos entidades humanas a las cuáles adorar, todos nuestros dioses y espíritus se encuentran inmersos dentro de la naturaleza y el universo. El que nosotros veamos al Sol y a la Luna como deidades principales de nuestro camino espiritual, no significa que no entendamos que son entidades astronómicas que tienen propiedades físicas, químicas y que son susceptibles de mediciones y observaciones científicas. De hecho, la mayoría de nosotros somos científicos o astrónomos aficionados, nos gusta contemplar las estrellas y los astros con un telescopio, del mismo modo que respetamos el mar, las criaturas que contiene, los bosques, y todo lo que tiene que ver con nuestro planeta, además algunos de nosotros también estudiamos ciencias como Biología, Química o ciencias relacionadas con el estudio de los fenómenos naturales. Como conclusión, sabemos que los astros a los que respetamos son materia y como tal tienen sus propiedades, sin embargo, reconocemos en ellos atributos espirituales antiquísimos; son para nosotros símbolos de ciertos comportamientos y patrones de conducta reconocibles en lo humano. Al igual que sucede en la Astrología, asociamos ideas con materia para que sea más fácil manejar conceptos abstractos.


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


    No hay más información.
    ...0

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba