Autor: Vettonio
viernes, 11 de abril de 2003
Sección: De los pueblos de Celtiberia
Información publicada por: Vettonio
Mostrado 10.359 veces.


Ir a los comentarios

La expedición de Bruto "Gálico", 138,137 a. n. E.

Décimo Junio Bruto "Gálico" atravesó el Duero, el Limia y llegó al Miño tras la derrota de Viriato, en una de las campañas más sangrientas y absurdas de la conquista romana en Hispania.

La aventura de Décimo Junio Bruto al norte de Lusitania.

Tras la derrota de Viriato, los romanos decidieron debilitar definitivamente a los lusitanos atacando sus conexiones al norte y este con sus aliados tradicionales: vettones y galaicos. Ya Servilio Cepión operó desde el actual Cáceres para controlar la vía de la plata, unión de extremadura y la meseta por el oeste, en la guerra a Viriato. Pero en el 138 a.n.E. su sucesor como cónsul y el siguiente de procónsul, Bruto llevó las legiones a la Callaecia. Su base de operaciones fue Moro, entre el Tajo y el Zézere (frente a una isla identificada con Al-Mourol), y mandó fortificar Olissipo (Lisboa). Seguramente siguió la ruta occidental de penetración por Coimbra esquivando la Sierra de la Estrella y Montemuro, librando encarnizadas escaramuzas con los belicosos lusitanos, a los que pretendía intimidar y pasarlos al mundo romano. En su intento de controlar las tierras, se contextua la fundación de Valentia con los supervivientes del ejército de Viriato. En el 137 atraviesa el Duero por Oporto probablemente y se interna en territorio Callaeci. Se cruza el Lethes con el consabido episodio de su identificación con el río del Olvido (flumen oblibionis) y que el mismo Bruto tomando un estandarte cruza el primero y desde allí nombra a sus legionarios por su nombre para demostrar que no era el mítico río. Así llegan al curso del Miño (Minius). Allí toparan con los Bracari que cortan las vías de suministro y un episodio mitológico de la caída del sol sobre el mar y su atrevimiento al cruzar el río del olvido, hacen que D. Junio Bruto “Gálico” de media vuelta y busque la seguridad del Tajo, no sin antes luchar contra los Bracari que pelean codo con codo con sus mujeres, y preferían el suicidio y la muerte de sus hijos que el sometimiento (como todos los hispanos de las fuentes). Se ocupa Talabriga al sur del Duero (zona de Aveiro) a sangre y fuego y por fin logran unirse a las tropas que hostigaban a los vacceos de Emilio Lépido de la Citerior. Los “héroes” de esta incursión serían premiados con la fundación de Bruttobriga, de localización imprecisa en el valle del Guadalquivir, de ricas tierras de cultivo. El poeta Lucilio cantó su hazaña y se asentaron a lo largo de la costa atlántica bases de internamiento pero poco más: La Gallaecia seguiría siendo independiente... Vettonio Datos extraídos de Citerior y Ulterior (José Manuel Roldán Hervás y Fernando Wulf).


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


    No hay más información.
    ...0

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba