Autor: fenix
jueves, 30 de enero de 2003
Sección: Tradiciones y Fiestas
Información publicada por: fenix
Mostrado 7.628 veces.


Ir a los comentarios

En un lugar de Aragón...

Recuerdo hace unos años (no tantos), en ese pueblo... Vino un circo y al domador se lo quisieron comer sus fieras. El domador se quedó en el hospital y las fieras en el circo. ¿Qué le dieron las buenas gentes de comer a los leones? Burros vivos. Si hubieséis oído a los burros (en peligro de extinción) desde fuera de la plaza. Y en las casas de esos pueblos, cavando en los jardines, las gentes encuentran tesoros y se lo vendieron todo a ese listillo del cuál ya no se sabe nada. Dónde están las mejores piezas? En las colecciones privadas. Las piezas más claras? En los lugares más oscuros. ¿Se imaginan mi cara cuándo cortando jamón en la casa de un aldeano me dí cuenta de que lo estaba haciendo con una espada antiquísima? Y no sigo porque parecería un chiste. Es para ponerse a llorar. Pero con lágrimas no arreglamos nada. Los listillos se aprovechan de ello. La ignorancia es aliado del poder. Y llorando no vas a ningún sitio. Y a quien le pique, ajos come.


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


    No hay más información.
    ...0

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba