Autor: Sthépane Vinolo
lunes, 05 de junio de 2017
Sección: Opinión
Información publicada por: SALA
Mostrado 1.882 veces.


Ir a los comentarios

LA ARQUEOLOGÍA BÍBLICA: UNA CIENCIA HERMENÉUTICA ENTRE HISTORIA Y TOLDOT

"No afirmamos aquí que el uso político de la arqueología es el triste privilegio de la arqueología bíblica, ya que por ejemplo el caso de las falsificaciones del yacimiento de Iruña-Veleia en el País Vasco español nos lleva a pensar que toda arqueología es política.Sin embargo,tal vez la arqueología bíblica sea el campo de la arqueología en el cual el uso político de los datos aparece de la manera más fuerte y evidente.

Sthépane Vinolo afirma que la falsificación de Iruña Veleia es de carácter político.

La imagen puede contener: texto

http://www.revistapuce.edu.ec/index.php/revpuce/article/view/12/14


Más informacióen en: http://www.revistapuce.edu.ec/index.php/revpuce/article/view/12/14


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 zervan 10 de jun. 2017

    Fue descubierto por arqueólogos en el país vasco un ostracon con la imagen de Jesús  crucificado entre los ladrones, dos orantes y el sorprendente titulus RIP, datada por las más modernas técnicas en el s III (la más antigua imagen de la crucifixión conocida, por siglos).
    Ello es evidentemente una herejía según las enseñanzas de la S.M.I.C.A.R.
     Indica claramente que se trata de las doctrinas heréticas de una secta gnóstica judaizante, los cuales decían que Jesús se hizo Cristo al recibir el Bautismo, de modo de encarnarse la Segunda Persona, y así también dichos herejes, seguramente de la secta de Cerdón, sirio según Epifanio y maestro de Marción, aseguraban en contradicción a los Doctores de la Iglesia, que el Cristo no murió en la cruz (pues los dioses athanatos no nacen ni mueren), sino lo hizo Jesús, habiéndole abandonado el Cristo, de modo que su carne humana siguió el destino inexorable de ésta. Por ello, dicen estos, Jesús no realizó milagros antes del Bautismo ni después de la Crucifixión.
    Dadas estas reflexiones, resulta esperable que estos herejes cerdonianos vasco judíos pusieran tal letrero en la cruz, pero no antes de la muerte como los romanos (que escribieron INRI), sino después.

  2. Hay 1 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba