Autor: ZERVAN
miércoles, 19 de abril de 2017
Sección: Artículos generales
Información publicada por: zervan


Mostrado 1.279 veces.


Ir a los comentarios

BERESHIT ELOHIM BARA

AL COMIENZO DIOS(ES) (CREO)

Hace ya tiempo publiqué en Celtiberia un artículo titulado BERESHIT ELOHIM BARA, las primeras líneas del Génesis hebreo.
Allí hacía un análisis de este comienzo, especialmente del verbo BARA el cual es habitualmente traducido como ´creó´ en el sentido de ''creó ex nihilo''
Dicho artículo desapareció misteriosamente.
El verbo bará hebreo significa en realidad ''formó, modeló'' y se aplica a la labor del alfarero que modela la arcilla, figura frecuente en los mitos semitas. El concepto mismo de creación ex nihilo está ausente del pensamiento semita y aparece recién en las elaboraciones filosóficas griegas. En la gnosis el mundo material es el resultado de la actividad de una divinidad inferior, Iao Sabaoth, ya que el Dios oculto no se contamina con la materia y su oscuridad, ni puede ella provenir del seno de la Luz.
En el pensamiento oriental tampoco existe tal cosa como la creación ex nihilo, sino la aparición del mundo de las formas desde el vacío, que es un concepto por completo diferente, por lo demás compatible con la fíisica moderna.
En el relato bíblico Elohim (forma plural de El) se enfrenta a la dragona Tiamat y dividiéndola en dos (como Marduk con la harpé) modela el cielo y las aguas superiores, y la tierra y las aguas inferiores, por lo tanto esta materia caótica, Apsu, quizás demoníaca, es la materia prima de su obra.
En una tableta canaanita de Ugarit leemos: ''l qn ''rs. El Elyon quneh shamain wa''aresh, traducido como El Elyon (se corresponde con Elohim) CREO el cielo y la tierra. Tendríamos una correspondencia completa con el relato sacerdotal hebreo.
No he encontrado una mayor discusión del término quneh.



No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 servin 06 de ago. 2017

    Sobre este tema es interesante leer Creatio ex nihilo, en el Diccionario filosófico de Centeno.
    En el Enuma Elish no hay creación ex nihilo sino la presencia de diferentes dioses QUE NO TENÍAN NOMBRE, todos al parecer titanes de aspecto ofídico, así Tiamat (Tehom), que se corresponde con Leviatán (el Enrollado), Behemot (forma de Amut, la Hipopótamo egipcia), Rahab (monstruo de los eclipses cuyo nombre encontramos en todo el S asiático, v. gr. Rahu, como he puesto en el art. del dragón de los eclipses), cuyo esposo es Kingu (aja = Serpiente) de cuya sangre mezclada al barro (arcilla roja, Adamah) fue hecho el hombre (Guénon trancribe en árabe: kâna el insânu hayyatan fi l qídam, Fue el hombre Serpiente en lo antiguo), Lahamu, Serpiente Titán que da el nombre a Belén, Beth Lahamu.
    Estos seres son derrotados por Marduk merced a la harpé con la que divide a Tiamat elevando el cielo ''''sicut pellem'''',  castrando quizás a su padre, como Zeus a Kronos (harpé que se transformará en la guadaña de Cronos). Al parecer Marduk LES DA NOMBRE (Logos) por lo tanto DESTINO.
    No podían los filósofos griegos aceptar la creación ex nihilo, incluso en Agustín se da la vacilación al respecto: QUI FECISTI MUNDUM DE MATERIA INFORME (De Genesis I. XV, 18).
    ¿Acaso la materia tiene SER? Porque ser es permanecer y la materia es permanente cambio, por lo tanto no-ser.  Dice Marx que la materia es lo que subyace a todos los cambios... o sea, nada. Y el Divino Marqués: El cambio es el dolor de la materia, que quisiera ser, cuando sólo puede llegar a ser.
    La materia no tiene ser, es ''''casi'''' nada, como dice Agustín, propre nihil.
    Y la nada, conjunto vacío, tampoco tiene ser.
    En la gnosis el Dios verdadero está absolutamente separado del Cosmos, creación defectuosa de Iao Abraxas. En la Refutatio Hipólito nos dice dice que el Dios de Aristóteles es el pensamiento del pensamiento, lo que equivale absolutamente a un no ser y que en él el mundo es incorruptible y eterno, por lo ranto increado.
    Del Dios de Basilides: era cuando nada era...era en absoluto nada..aquello que no es ni tan siquiera inefable. Así pues nada era ni materia ni substancia, ni insubstancial, ni simple ni compuesto ni (intelegible) ni imperceptible, ni hombre, ni angel, ni Dios, ni nada absolutamente de lo que recibe un nombre o se percibe por los sentidos o por las operaciones intelectuales.

  2. Hay 1 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba