Autor: aladelta
viernes, 03 de marzo de 2017
Sección: Artículos generales
Información publicada por: aladelta


Mostrado 3.777 veces.


Ir a los comentarios

El águila bicéfala. Parte VII.

El águila bicéfala es un símbolo de origen antiquísimo. A día de hoy sigue siendo el emblema de multitud de paises, ciudades, logias... aparece adornando paredes en todas partes del mundo a través del tiempo desde Sumeria, pasando por la India, la misma Europa e incluso apareciendo en la misma américa precolombina, como síbolo de Olmecas y otras muchas civilizaciones y tribus mesoamericanas. Esta es la séptima parte de mis apuntes e interpretaciones sobre este tema.

Relación entre el águila bicéfala y el dios egipcio Horus.

A Horus se le consideraba entre los egipcios el iniciador de su civilización. Su iconografía demuestra una clara relación con el concepto del águila bicéfala: Horus tiene cabeza de halcón, una rapaz muy parecida al águila, y, sobre todo, una corona doble, la cual simboliza la dualidad, como el águila bicéfala y el mismo Jano.



De izquierda a derecha: Osiris, Isis, Horus, este último portando la doble corona, representando la dualidad.


En esta Corona Doble,  la corona blanca, representa a Seth y la otra, la corona roja superpuesta, a Horus.
Esto indica de nuevo dualidad dentro de un mismo ser, como ya hemos visto antes con la relación visnú-shiva, ninurta-pazuzu y Jano y sus dos Juanes(Janos). Además en el mito de horus, su tio Seth mata a su padre, Osiris, de la misma manera que Ninurta mató a Pazuzu o Visnú a Shiva(o al revés) en forma de avatares enfrentados, o la muerte de uno de los Juanes, en este caso, Juan el Bautista mandado decapitar.



De izquierda a derecha: Horus, Osiris, Isis.

Horus es también una deidad solar, como Jano, Mitra, etc.

En el mito, Osiris es vuelto a la vida, pero pasa a ser Rey de los muertos y está presente; es decir, queda oculto, reinando entre los muertos, observando, de la misma manera que la tercera cara de Jano queda omitida como observador oculto del eterno presente. Y es su hijo, Horus, quien reina, pero reina con la doble corona, que representa a Osiris encarnado en Horus y a Seth, es decir, el bien y el mal, segun interpretaciones o símplemente los falsos opuestos o complementarios, oriente-occidente, pasado-futuro, espíritu-materia...

Aquí veo un claro paralelismo entre la Trinidad cristiana, representada en la imagen de la Virgen María con el niño Jesus, e Isis con su hijo Horus. En ambos casos, el padre está presente pero oculto, observando desde el mundo de los muertos en el caso de Osiris, o como Espiritu Santo, etéreo, intangible y, por tanto, invisible, pero presente al fin y al cabo.

Habrán que discrepen de la relación directa de la Virgen María con la Santísima Trinidad.  La Santísima Trinidad la suelen definir como Padre, Hijo y Espíritu Santo. Creo que el secreto queda desvelado en el persignarse. Cuando nos persignamos, y decimos "en el nombre del padre" se coloca la mano derecha en la frente, "del hijo", se coloca la mano en el pecho, "y del Espíritu santo" se lleva las manos al hombro izquierdo y luego al derecho. Considero que en el padre ya está incluido el espíritu santo, pues ambos están siempre ocultos aunque presentes; cuando nos persignamos y decimos "y el espíritu santo", estaría oculta en realidad la madre, emulando la posición de hombros a las piernas de la madre abiertas cuando pare, mientras que en el centro, el pecho, el hijo, emularía al nacimiento del niño por la vagina. Es por ello que para mí la mejor representación de la Santísima Trinidad es la Virgen con el niño.

Por tanto, tenemos Padre(en forma de Espíritu Santo)-Madre(la Virgen María)- Hijo(Jesús), la Santísima Trinidad.



y que recuerda a otra tríada:

Osiris(oculto pero preseniando desde el mundo de los muertos)-Isis-Horus.



Ambas iconografías representan la dualidad encarnada en un solo cuerpo. Es decir, el Espiritu Santo-Osiris, representa la parte sutil, espiritual, no visible pero presente; la Virgen Maria-Isis, representa su opuesto, en este caso la parte material, la materia, lo visible, lo carnal y mundano; el niño Jesus-Horus, representan la unión de espíritu y materia, o la dualidad dentro de un mismo ser.

Por tanto, tanto en el caso de Horus, como en el de Jesús, estos representan la Dualidad en un mismo cuerpo, al igual que Jano, el águila bicéfala, la Trimurti.


Horus, Jesucristo, Jano, el águila bicéfala de Hattusa, actual Turquía.





He encontrado una intrigante relación del escudo de la famosa familia Rothschilds con la tríada Osiris, Isis, Horus.


Escudo de los Rothschilds

A la izquierda vemos representado a Isis, que en vez de portar como corona el Disco Solar, porta un sello de Salomón o estrella de David; al centro, Horus, representado por la rapaz; y a la derecha, Osiris, representado por las plumas azules y blanca (comparar con ilustración de más arriba y comparar el código de colores).

¿Cual es el motivo por el cual los Rothschilds, una de las familias más poderosas del planeta, representan en su escudo de armas a Isis, Horus y Osiris?



No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Baal 27 de mar. 2017

    aladelta, sin discutir la idea de que toda trinidad responde como es lógico a la imagen de la unión de lo masculino-femenino y el nacimiento de esa unión, creo, no obstante, que el de la trinidad cristiana es un concepto mas evolucionado y de origen indoeuropeo. Me explico, en el desarrollo de los cultos indoeuropeos, de corte patrialrcal, la divina feminidad se va a ver sustituida paulatinamente por un nuevo elemento que dio lugar al desarrollo de la triple función indoeuropea. En el cristianismo además, sobre la base teológica y patriarcal del judaísmo, aparece como elemento previo al desarrollo teológico de la trinidad la idea de pistis shopia, en donde si bien pervive el elemento femenino, al menos en el recuerdo de la Sekináh hebraica, la idea de unicidad divina aparece ya como indiscutible y el aspecto masculino como el dominante.  Tendríamos pues a Dios Padre con el papel del dios todopoderoso creador y destructor, Señor de los cielos; Jesucristo con las funciones clásicas de los dioses solares como alimento de vida en su función germinativa masculina, que hace crecer el dios que todo hombre lleva en sí como participación de lo Eterno; y finalmente, el Espíritu Santo que asume la función del “Heraldo de los dioses” el que aporta el conocimiento divino; (como función sustituta de la matriarcal germinativa de La Tierra complemento de la del Dios creador, que es relegada a un segundo plano, en la función asumida por María y el culto a la Virgen). En este sentido, en la teología cristiana primitiva puede apreciarse la siguiente comparativa con los elementos panteistas primitivos y las tradiciones religiosas previas:


    Dios Padre - El Cielo - (Dagda/Zeus/Enhil, etc.)

    Dios Hijo - El Sol - (Baal/ Apolo/Rá/Lug, etc.)

    Dios Espíritu Santo. - El Agua que Fluye o el Viento que Sopla - (El Verde/ Hermes/ Ogmios, etc.)

    Virgen María - La Tierra germinal o también la Luna  - (Ana-Dana/Gaya/Era/Rea/Deméter/Astarté/Artemis/ Diana/Innana/Cibeles/ Isis, etc.).

    Satanás - el inframundo - (Dôn/Set/Hefestos, etc.)

  2. #2 Baal 31 de mar. 2017

    La imagen de Bogazkoy responde a la iconografía hitita como la que alude aladelta; es mas, es aún mas antigua ya que se fecha en el siglo XVIII a.C. y existen otros sellos semejantes. Lo reseñable aquí, en mi opinión, es el anudado de cuerda ya que creo podría responder, como el propio águila bicéfala, a un símbolo de la realeza (hitita, no olvidemos a Gordias como mítico rey de Frigia). Por lo demás, el bajorrelieve de Dudu que el artículo que citas reproduce también responde a las mismas dos imágenes. No podemos considerarlo como mera coincidencia,  creo que o bien hay un origen común o bien una interferencia cultural de las que antes hablaba, si bien época como la del bronce es difícil de establecer.


    Sobre el símbolo de Harappa creo mas bien que se refiere al dios Iama como deidad psicopompa que mira a este y al otro mundo. Su relación con el águila bicéfala hittita se me escapa, puede que guarde relación a través de la idea original de un dios solar, rey y pontíficex, es decir aquél que gobierna el día y conoce los secretos de la muerte y la resurrección; pero como digo esto me resulta puramente especulativo y faltarían mas evidencias, aunque las representaciones de águlias bicéfalas y otros elementos duales del tipo "potnia theron" en el Luristán me refuerzan en la idea de la continuidad cultural también en este caso.

    Por último si me resulta llamativa la advertencia que hacías al término "corazón", pues en la mayoría de las imágenes arcaicas que venimos refiriendo del águila bicéfala, su pecho aparece precisamente representado por el dibujo de un corazón.

  3. #3 Baal 18 de abr. 2017

    Estimado aladelta, mi posición sobre el patriarcado dista mucho de la de Marija Gimbutas y es, desde luego, radicalmente opuesta a la del feminismo demagógico. Dicho esto creo que cuando hablo del matriarcado de los primeros tiempos o no me expreso bien o no es acertado el uso del término. Me explico: La idea que afirmo es la de una sociedad muy pequeña en torno a unas pocas familias englobadas en pequeñas tribus, donde no había una creencia en la pertenencia a una gens o pueblo superior en el que englobarse. Sobre esta base indico que las funciones sociales estaban perfectamente delimitadas y que hombres y mujeres asumían unos roles claramente diferenciados en pié de igualdad, lo que permitía la supervivencia de dicha tribu. 


    En lo que se refiere a la existencia de unas tribus mas primitivas que otras es algo creo incontestable, la humanidad entera es fruto de la evolución. De suerte que no solo el mundo occidentalizado esta mas desarrollado que la Europa del S. XII, sino que las tribus amazónicas, patagónicas o de Borneo son las evolucionadas que los primitivos homo sapiens que salieron de África hace millones de años. La experiencia acumulada a lo largo de generaciones, las mutaciones genéticas, los desarrollos culturales y religiosos, hacen del hombre actual un ser completamente distinto del de nuestros antepasados, con independencia de nuestra actual adscripción cultural, occidentalizada, tribal, etc.

  4. #4 zervan 20 de abr. 2017

    Me parece. aladelta, que los sistemas mágico religiosos son comprendidos en forma diferenciada y escalonada. Por ejemplo un primer periodo que va del nacimiento a la circunsición, diferenciado en machos y hembras, en que ambos grupos pertenecen aún al mundo femenino de las Madres.  Alcanzan los primeros conocimientos al nivel de cuentos y juegos, para luego pasar a los riituales de circunsición y primera menstruación, entrando en contacto con nuevas potencias peligrosas que se manifiestan en ellos mismos, se les entrega nuevos conocimientos secretos. Luego diferentes etapas, el casamiento de la mujet, su primer hijo, el conocimiento del parto, de la preparación de alimentos, de alfarería, etc. hasta llegar a la vejez y la muerte; por otra parte el conocimiento mágico de la caza, de la guerra, del rapto de mujeres, de los hijos, la vejez y la muerte, la reencarnación de los espíritus, etc. No es posible ni deseable saltar etapas ni adquirir conoocimientos que no les competan, pues ello sería peligroso para el grupo y para el individuo.
    Por otra parte mediadores especializados en la magia de la construcción de canoas, la atracción de lluvias, la plantación de camotes, los rituales de muertos en guerra, la observación de los astros, etc. con subespecializaciones por ej. los magos de la agricultura de invierno y la de los de verano, que deben alternar con presencias espirituales diferentes. Es como una tecnología y conocimiento de las producciones específicas.
    Los hombres que irán a la caza o a la guerra están sujetos a una serie de interdicciones alimentarias, sexuales, de lenguaje, etc. no pueden por ejemplo nombrar las armas, ni el nombre de sus víctimas, etc. y habrá otras interdicciones para las mujeres cuando reciban las víctimas, tratos honoríficos, etc. Todo lo cual es bastante complicado constituyendo cierta forma de ciencia o tecnología en que se da una simpatía de los humanos con espíritus del cosmos o de los antepasados, por ejemplo de la mujer embarazada con la luna y con la tierra, del pluviomago con los espíritus acuáticos atmosféricos.
    De donde resulta que el análisis de un mito resulta muy complejo y casi inabarcable, como una sinfonía infinita que se transforma. Por ejemplo el mito australiano de la Serpiente arco iris Yurlungur y las hermanas Wawilak. Al entrar la Serpiente en su choza, entendemos que entra como falo en la vagina; pero depués captamos que dicha Serpiente, al devorar a las hermanas, se ha preñado de ellas y se pasea orgullosa mostrando su vientre, como hembra; y luego  que como Serpiente Arco iris o Vía Láctea, guarda las semillas de los antepasados que se reencarnarán, cuya voz se escucha en el bramar de la Serpiente que puede ser mágicamente atraída con su imitación, en fin, mitos encadenados y complejos que, en mi parecer, escapan a un simple análisis estructural unívoco. La Serpiente Arco iris resulta ser una Serpiente anfisbena que por un extremo devora y por el otro genera unificando en su ciclo la vida y la muerte.

  5. #5 Baal 20 de abr. 2017

    Estimado aladelta, no se de donde extraes que en mi opinión hoy hay una personas mas evolucionadas que otras en los términos que lo planteas. Lo que me he limitado a decir que el homo sapiens sapiens de hoy es mas evolucionado en términos globales que el de hace 2 millones de años. Dicho esto, que considere, evolutivamente hablando, igual de desarrollado a un hombre tribal y a un hombre occidentalizado no quita el hecho de que existan unas sociedades o religiones mas complejas, (y en este sentido debe entenderse el término evolución), que otras. Eso no quita valor a las sociedades o religiones primitivas que tienen valores, costumbres, ritos, mitos, conocimientos, etc. propios que son muy ricos y que se desconocen en otras culturas y religiones; pero lo que es innegable, en los ejemplos que pones, es que un muchacho occidental tiene muchos mas conocimientos y habilidades que el tribal, quizás no para sobrevivir en el entorno de este, pero si para desarrollar una multiplicidad de aptitudes en diferentes entornos naturales, sociales, culturales, etc. que le pueden ser incluso desconocidos. Así por ejemplo piensa en el bosquimano que referías, y ponlo con un chico de Albacete a sobrevivir en los bosques de Alaska. Las posibilidades de supervivencia del albaceteño creo que son francamente mayores, primero porque sabe geografía y consecuentemente sabrá que dirigiéndose al sur puede encontrar mas facilmente poblaciones humanas al tiempo que se aparta del frío, segundo tiene un conocimiento aproximado de la flora y fauna de dichos bosques, totalmente desconocidos para el bosquímano, y en tercer lugar tiene ciertos conocimientos sobre fisiología y medicina que el bosquímano desconoce igualmente. Puede que este sepa cazar mejor que aquel y puede que sepa curarse con ciertas plantas, pero ni los animales de África tienen nada que ver con los de Norteamérica ni las plantas son las mismas, con lo que en la cuestión de la caza estaría en igualdad con el albaceteño que no caza pero conoce los animales y posiblemente sus costumbres, mientras que en la de la curación al no tener el bosquímano ninguna referencia, el albaceteño tendría un mayor dominio de la situación al saber la función que cumple la higiene en una herida, para que sirve un torniquete, la importancia de la hidratación en climas fríos, como evitar la hipotermia, etc.

    Espero que con lo anterior entiendas cual es mi posición respecto al desarrollo evolutivo y al desarrollo social, cuestiones que para mi son totalmente distintas. Y teniendo presente si bien considero que las sociedades mas desarrolladas culturalmente tienen defectos y vícios de los que las sociedades menos desarrolladas carecen, sin duda prefiero haber nacido en una de ellas y por ejemplo haber adquirido los conocimientos que, entre otras cuestiones, me permiten estar teniendo este debate. Un saludo

  6. #6 Baal 22 de abr. 2017

    aladelta, pues estamos entonces conformes. Para mi los egipcios estaban, a la vista de lo que sabemos, mas evolucionados culturalmente que los indoeuropeos, como también los sumerios y otros muchos pueblos como la cultura del valle del Indo p. ej. Sobre el darwinismo yo si creo en el, con las correcciones de la ciencia actual a través de la teoría sintética claro está y, creo que la cultura que se ha impuesto en este mundo globalizado tiene mucho de la europea, pero no se agota en ella. En el último siglo muchos de los aportes culturales son estadounidenses, japoneses, coreanos y de otros muchos países. 


    Sobre el ejemplo de marras, sigo pensando que el albaceteño tendría mas posibilidades aunque lógicamente muy escasas como no fuera rescatado. Creo, como tu, que posiblemente no sabría quien era Franco como tampoco nuestro amigo africano; pero sabría reconocer un avión, un helicóptero o un coche oruga como vehículos a los que poder acercarse y no como bestias peligrosas de las que tener que huir. El albaceteño además de todo lo expuesto sabría identificar una antena de radio, usar los medios puestos a su disposición en un refugio, etc. La civilización de la que tu y yo participamos ha permitido al hombre conocer cosas que otras culturas jamás podrán conocer por si mismas en su estado actual, y permiten que cualquier hombre pueda moverse por el mundo con mayor posibilidad de supervivencia que la de un individuo enclavado en su cultura tribal sin contacto con la nuestra, salvo claro está en lo que se refiere a la supervivencia su propio hábitat natural, (un esquimo o u inuit en el Kalahari o en el Sahara creo que estarían en el mismo problema que el bosquímano). Pero vamos que si no lo compartes, estas en tu pleno derecho a la discrepancia, por mas que lo del desconocimiento de lo de Franco no sea un argumento muy sólido en mi opinión.

    Y conformo contigo, no es cuestión de hablar de ideologías aquí, ya que es lo que determino entre otros factores el cierre de este magnífico foro; baste decir que estoy de acuerdo contigo en que considero a todos los hombres igualmente evolucionados, no hacerlo me llevaría a unos planteamientos en todo punto alejados de mis creencias y convicciones. Cuestión distinta será la preparación y conocimientos que tenga para cada una en las distintas áreas de la vida.

     Un saludo y gracias por debatir sobre estas cuestiones y por estos interesantes artículos que vienes publicando.

  7. Hay 6 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba