Autor: Amanus2
viernes, 16 de septiembre de 2016
Sección: Artículos generales
Información publicada por: amanus2


Mostrado 26.417 veces.


Ir a los comentarios

Ostracas de Calahorra

Repaso a las ostracas aparecidas en Calahorra y localidades vecinas

Vamos a dar
un repaso al conjunto de ostracas con incisiones “Post Cocturam” aparecidas en
Calahorra y localidades vecinas y que constituyen el conjunto mayor de este
tipo de ostracas aparecidas en el PV y alrededores después del de la Llanada
Alavesa.



 



Comenzaremos
con el grafito hallado en el término de Alfaro, fechable en el siglo I-II AC,
en semisilabario ibérico, leyéndose LUEIKAR.



 



Otro en las
cercanías de Alfaro, también en semisilabario ibérico y de las misma época,
leyéndose  -ELIKUM.



 



Otros en
Entrena, leyéndose los signos TI, BE y KE.



 



Otro fechable
en el siglo I DC, con la inscripción en signario ibérico TI.



 



Otros
encontrados en Calahorra. En un fragmento datable  en el siglo I y escrito supuestamente en
semisilabario ibérico, se lee TA, TI y TO.



 



Hay otros dos
grafitos fechables en el siglo I-II DC, de interpretación incierta.



 



Todos estos
grafitos se pueden consultar en el trabajo: Inscripciones paleohispánicas sobre cerámica de la Rioja de Serafín
Olcoz Yanguas



 



Otro en
hallado en Calahorra con la inscripción latina “PX”, que el autor interpreta
como “Pondera XV (….), haciendo referencia a la capacidad del recipiente. Este
se puede consultar en: Sobre Un Grafito
de Interpretación Discutida de Ignacio Simón Córnago



 



Otra hallada
también en Calahorra con la inscripción latina: EVTYCHETIS PONE. Se puede
consultar en el artículo: Una Jarra de
Cerámica Romana Con Inscripción Post Coctvram de Rosa Aurora Luezas



 



Otra hallada
en le polígono “Las Tejerías”  de
Calahorra, con la inscripción latina: VRSE. Esta se puede consultar en el
artículo: Restos Arqueológicos de Época
Romana En Polígono Tejerías de José Luís Cinca



 



Un poco
separadas en el espacio encontramos el conjunto de ostracas halladas en Navarra.



 



En el
yacimiento de La Custodia en Viana (Navarra), encontramos las siguientes:



 



Una ostraca escrita
en semisilabario ibérico con las letras: “R”, “TO o TI” y “BA”.



 



Otra ostraca,
también en semisilabario ibérico con la letra: “U”



 



Otra ostraca,
también en semisilabario ibérico con la inscripción: “KARU” o “KARTU”.



 



Otra ostraca,
también en semisilabario ibérico con la palabra “AIO”.



 



Otra ostraca,
también en semisilabario ibérico con la letra: “KA”.



 



Otra ostraca,
también en semisilabario ibérico con la letra: “TI”



 



Otra ostraca,
también en semisilabario ibérico con la palabra: “ELANOU” o “ELANOTU”.



 



Sobre la
adscripción étnica de los habitantes de este poblado, nos podremos pronunciar
cuando se haga una excavación profesional del yacimiento con su estratigrafía,
mientras que los restos arqueológicos correspondan a hallazgos fortuitos
debidos a las labores agrícolas efectuadas dentro del yacimiento, creo que es
un poco aventurado pronunciarse sobre una u otra adscripción.



 



También en
Fontellas (Navarra), se encontró una ostraca con la inscripción en
semisilabario ibérico “MA”.



 



En Tudela se
encontró otra ostraca, también escrita en semisilabario ibérico con la
inscripción “BO”



 



También en el
yacimiento de “El Castejón de Árguedas”, situado en dicha localidad navarra, se
encontró una ostraca, también en semisilabario ibérico con la palabra
“NALBANKE” o “NALBANDA”.



 



Todas estas
ostracas se pueden consultar en el artículo: Inscripciones paleohispánicas sobre cerámica de Navarra de Serafín
Olcoz Yanguas



 



 



 



 



 



 



No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 zervan 08 de jun. 2017

    Es un hecho curioso que en todos los continentes el Arco iris sea una serpiente mítica, como dice me parece Guénon. Mari sería la muchacha o mujer del Arco iris, que creo se observa en el caldero de Gundestrup.

  2. #2 zervan 08 de jun. 2017

    El arco iris (y la Vía láctea, que es el arco iris nocturno) tiene aspectos muy interesantes.
    El primero es que el arco iris es doble, si se mira con atención, uno sobre otro. En América, uno es macho y el otro hembra.
    El segundo es que el arco es cuádruple según su ubicación, en América en los puntos solsticiales (no cardinales) que forman la cruz cósmica indígena, por ejemplo en el tambor o kultrún mapuche
    En Amazonía según su ubicación el arco es nefasto, trae lluvias de pudrición, o benéfico, trae lluvias fecundantes. Ambos tienen el mismo nombre (Bororo), pero la PRONUNCIACIÓN es diferente, lo que es de suma importancia, pues un shamán no puede equivocarse y atraer mágicamente un arco iris nefasto.
    En tercer aspecto de arco, estudiado por L-Strauss, es su relación con lo podrido, por lo tanto con el buitre (la zarigüella, el opossum) que es el dueño del fuego, por lo tanto puede comer carne podrida. Las aves que se ven en el caldero de Gundestrup deben ser buitres que llevan las almas por el camino de los muertos. Al respecto lo que dice Garcilasso Inca del arco. (Rel. la vagina dentada, ¿de la vieja?)
    Otro aspecto es su dualidad, representada (igual que la Vía) con una Serpiente anfisbena, una de cuyas cabezas es devoradora, está muerta (monstruo sin mandíbula inferior en la iconografía S asiática, Tao T''''ie), la otra está viva y de ella proceden los seres, quizás aludiendo a los ciclos de transmigración.
    También está relacionado con esta Serpiente el número 13 de los ciclos venusianos, representado por una escalera con 7 escalones de subida y 7 de bajada, como el superior no es lo uno ni lo otro, da el número 13, número sagrado de la Serpiente que origina ciclos de 52 años solares, etc..
    Ello da la imagen de la Serpiente de los ofitas, que según Liaño corresponde a Draco, en el cual estaba la estrella polar hace 5 000 años (alfa draconis). Yo creía que era más bien Escorpio en el cruce del Ecuador con la eclíptica, o quizás ello corresponda a otra estructura mítica. O puede ser ambos en el sentido que las estructuras ecuatoriales se reflejan en las polares. Véase al respecto la estructura musical del cosmos en Gaffurius, así como el emblema de Lorenzo de Medici (en E Wind, Misterios paganos).
    Pudiera pensarse que el Arco expresa todas la potencialidades anímicas planetarias, como hilos de la Moiras que se entrecruzan caprichosamente formando nuetras vidas, las cuales se desatan en el momento de la muerte para ser utilizdas, en nuevas combinaciones, en otras vidas. En ese sentido tendríamos 7 almas con destinos posteriores diferentes (o 7 vestidos) (o 6 +1), lo que estaría acorde con algunos conceptos budhistas.

  3. #3 Servan 08 de mayo de 2018

    En efecto, o por los mitos celtas, tan semejantes a los tracoindios que originó la suposición que el caldero de Gundestrup fuera celta; por lo demás los mitos súmerosemitas están muy cercanos (las palabras griegas terminadas en oss son habitualmente prehelénicas) (Dionisos Tamuz), y aún a los mitos egipcios (Dionisos Osiris). Dionisos es un Dios extranjero porque viene del mar, de la muerte. Así también las setas, los enanos, los sapos, vienen del mundo de las Madres, del mundo de la muerte. La capucha de los enanos, de las setas, les asemeja al prepucio, a los recién nacidos con un pedazo de placenta en la cabeza, y la seta misma es semejante a una placenta con su cordón umbilical. Sobre los mitos placentarios escribió Tibon (México).

  4. #4 Servan 10 de mayo de 2018

    Qué interesante, Laccurris. No lo conocia. Me recuerda algunas svásticas americanas. Ahora, si es 4  cabezas, debiéramos pensar que son 2 anfisbenas de doble cabeza. La anfisbena está especialmente relacionada con el arco iris y con la Vía Láctea, aparece por ejemplo en el caldero de Gundestrup y fue motivo de una publicación en esa excelente revista que fuera Anthropos de Basilea. La anfisbena es una mediadora entre el cielo y la tierra, tiene un extremo devorador y otro generador.

  5. Hay 4 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba