Autor: Servan
martes, 15 de septiembre de 2015
Sección: Artículos generales
Información publicada por: Servan


Mostrado 2.567 veces.


Ir a los comentarios

El onocéfalo

Tema del onocéfalo u hombre con cabeza de asno en el lejano oriente, medio oriente, mediterráneo.

EL  ONOCEFALO.     

 

 

En el interesante Dialoghi sopra la medaglia, de A. Agostini (traducido al italiano en 1736), leemos:

In alcuni medaglie di Adriano si vede scritto AEGYPTOS, como si  dice in Greco, e vi è scolpita una donna, che tiene un Sistro in mano, che pare un’archetto di quelli, che usano i Francesi al giuoco della Palla, ma non hà più, che tre ò quattro corde per lo largo lente, & era istrumento musicale, che suonavano nella Provincia di Egitto i sacerdoti della Dea Iside, e de i suoi figliuoli Arpocrate, & Onocefalo, i quali si veggono in alcune medaglie similmente col sistro.

Onocefalo ha la testa di Asino, & il restante d’uomo, & un sistro in mano, e cosi se trova in una medaglia di Valentiniano con la parole VOTA PUBLICA.

Descrito en el Dicc. numismático general de T. A. Guseme como: VOTA. PUBLICA. Anubis con cabeza de asno, en la D. sistro, en la S. caduceo, bolsa o báculo.

Hay aquí un malentendido; en un mito, Onocéfalo debe ser hijo de Isis y hermano de Harpócrates, pero en una moneda (Walsh 28) se ve claramente a Serapis y en el reverso a Anubis con ca-beza de chacal, portando el sistro y el caduceo conductor de almas, no concordantes con Set onocéfalo. (v. R. Wünsch, Sethianische Verfluchungstafeln… y P. Carus, Anubis, Seth…).

Pareciera ser un aspecto no satánico del asno o una equivocación del grabador. El asno significa la energía fálica procreadora, sin límites, por lo que puede llegar al caos y la destrucción; debe ser encadenada. La civilización se asienta en el encadenamiento                           de los necesarios instintos de procreación y muerte (Liebe-strieb/Todestrieb). El cosmos se origina de esta energía, que sin freno puede también destruirlo, incendiarlo; de donde también la necesidad de la castración de Urano por Kronos-El-Saturno-Marduk  y la ingestión del falo paterno por Zeus.



Considerado como ilustración de la Misa del Asno, pero hay representaciones muy antiguas. ‘...en los capiteles románicos de la catedral de Estrasburgo, desgraciadamente desaparecidos... se veía... el asno, como en Aulnay, llevando el Evangelario.’ (O. Beigbeder, Léxico de los símbolos, Ed. Encuentro, Madrid 1989). v. Vishnú cabeza de caballo llevando los Vedas.

‘In two separate works written in the early third century, Tertullian relates this peculiar anecdote, which took place in Carthage. An apostate Jew and an arena employee ...publicy paraded a picture of a man dressed in a toga and carrying a book (*), but with the head and distinctive ears of an ass. The

hoof of an ass protruded from the toga. Beneath the picture was the following label: DEUS CHRISTIANORUM ONOCOETES.’ (R.W. Bullet).

Onocoetes significa algo así como ‘nacido del coito con un asno’.

Hay otros ejemplos de esta extraña imagen del asinus togatus. Un proverbio árabe dice: himarum yahmilu sifran, ‘un asno llevando las escrituras’ (S. Bashear, Riding beasts.) Corresponde a una declaración de Mahoma, quien era prácticamente analfabeto, ante los Doctores de la Ley.


Curiosamente, Palatino parece haber sido el lugar de veneración de Pales, la divinidad con forma asnal (femenina, masculina, o ambas).

Considerado habitualmente como una burla sacrílega a un cristiano, esta hipótesis es la más improbable, pues ello significaría ser la primera representación de la crucifixión (la cual es en realidad posterior  a Constantino). . También debe ser una falsificación el hoy perdido Orfeo Baco crucificado.

Puede observarse la forma de una Y, propia de Set (y de los pitagóricos; de donde la Didaché, etc.)

Más coherente es la hipótesis de Jung, que vincula esta imagen a los cultos setianos, a la representación de IAO Sabaoth, IAO Abraxas (IO es asno en copto, como onomatopéyico; relacionado aquí a IAW), a los cultos esotéricos de Saturno (Baal Hamman).

‘Se ha creído que era una caricatura contra los cristianos; pero más de 500 años antes una cabeza de asno (Ker – onos) era muy frecuentemente el jeroglífico de Cronos (Chronos) Saturno.’ (G. D’Orcet, Rabelais et le secret de Pantagruel.)

Sin embargo dice Agrippa (De vanitate): ‘Se deduce con toda claridad que no hay ningún animal tan susceptible de acoger la divinidad como el asno… Este nombre {asinarii} era antaño con el que los romanos calificaban a los cristianos, llamándoles asinari y solían pintar la propia imagen de Cristo con orejas de asno.’

Saturno es el planeta que corresponde al sol nocturno; en la es-fera de las estrellas fijas, Orión ecuatorial y la Maligna Pata de Buey Rojo (nuestra Osa mayor). Saturno es el sétimo planeta.

Los pecados son siete, en diferentes partes del cuerpo, gobernados por los siete espíritus estelares malignos: las 7 estrellas de Orión, las 7 de la Osa menor. (‘El Norte es el Mal de Dios’)

Saturno es el nombre alquímico del plomo, de donde ‘saturnismo’, envenenamiento con plomo.

En Contra Celso (Orígenes) se encuentra la ecuación Plomo – Jronos Saturno- Asno.

‘El sétimo era como un asno, llamado Thaphabaoth u Onoel, siendo de aspecto de asno.’  (También Thartharaoth, Zartaoth, Onioth.) E. Lévi (History of Magic): ‘Thartac, a god holding a book, wearing a mantle and having the head of an ass.’

‘Chewan (=Saturne) était adoré chez les Arabes sous la forme d’un image d’âne, et nous reconnaisons en lui la planète qui règne sur le sabbat.’ (Ibn Esra, cit. Vischer.)

‘Kaiwan era el nombre de Saturno entre los antiguos árabes y sirios, y como lo ha probado recientemente E. Schrader, también entre los asirios. He aquí las palabras de Amós: ‘y vosotros llevaréis a Sakkuth vuestro rey, y a Kaiwan, la estrella de vuestro Dios, imágenes que vosotros os habéis hecho.’ Por consiguiente, el profeta reprochará a los hebreos la adoración del planeta Saturno.’ {Kajjamanu asirio}

G. Schiaparelli, La astronomía en el Antiguo Testamento.

‘Les mêmes Chaldéens adoraient Orion sous le nom de Niphla ou de Miphle-Seth’ (Origine de tous... Ch.F. Dupuis).

La correspondencia dialéctica Sol diurno/Sol ctónico; Aurora matinal/Piel de asno, etc. se da en una estructura mítica de trasformaciones especulares. Por ejemplo, lo que es rápido  en el cielo, es lento en la tierra (v. gr, el camaleón; essai sur la religion Bambara, G. Dieterlen), lo que es luminoso en el cielo es oscuro en la tierra (v. gr. el rayo, que carboniza en la tierra; cifr. M. Schneider, Origen musical).

De allí que las trasformaciones alquímicas se den precisamente entre contrarios; el plomo asnal (saturniano) se trasforma en oro solar, lo menos valioso (heces de asno) en lo más valioso (oro), lo oscuro en brillante y viceversa, como un movimiento perpetuo de metamorfosis dialécticas en el universo.



IAW, pronunciado Iao, Abraxas, porta el látigo de las divinidades solares, la cabeza de asno de Set (‘que mantiene y renueva los ciclos’ de la metempsicosis); su nombre recuerda el alfa  y ómega órfico pitagórico, así como Io, el nombre copto del as-no. IAW, Tres Personas en Un dios.

IAW Abraxas tiene cabeza de gallo (alectrocéfalo) en la maña-na, de león en la tarde, de asno en la noche (Set Tifón), por último es acéfalo (Osiris, Dionisio, Orfeo, Juan Bautista).

Véase también: Un crocifisso amuleto onocefalo (Montagnana)

Études sur la magie grecque, Delatte. Les intailles magiques, F. Zwierlein. L’anguipède alectorocéphale, M  M Philonenko.

De la magia para trasformar las cabezas de hombres en cabezas de asno: Cut off the head of a horsse or an ass (before they be dead), otherwise the virtue or strength thereof will be the lesse effectual, and make an earthen vessel of fit capacitie to conteine the same, and let it to be filled with  the oile and fat thereof; cover it close, and dawbe it over with lome; let it boile over a soft fier three dales continuallie, that the flesh boiled may run into oile, so as the bare bones may be seene; beate the haire into powder, and mingle the same with the oile; and annoint the heads of the standers by, and they shall seeme to have horses or asses heads. Scot’s Discovery of Witchcraft. (1584).

v. History of the Damnable Life and Deserved Death of Dr. John Faustus.

Corresponde a Jushkaparik o Vushkaparik armenios.

Frecuentemente manifestación de Vishnú o de su mujer Laksh-mi, o del gandharva Tumburu. Asociados a la música, a la sabi-duría y a la restauración de la virilidad. KimPurucha, ¿Qué hu-mano?, de dos naturalezas, hermafrodita. Batô Kannon (Japón)

 

M.F. de Mély publicó el interesante estudio Le Christ à tête d’âne du Palatin (Academie des Inscript. et Belles-Letres, 1908, 52-2, p- 82-92) donde dice:” Saint Epiphane, parlant contre les Gnostiques, nous apprend que: ‘les uns, dit-on, représentent Dieu sous la forme d’un âne…’

Minutius Felix est moins affirmatif: ‘J’entends dire que les chrétiens, par une sottise qu’on ne peut expliquer, adoraraient le tête d’un âne, animal immonde.’ {Estas palabras las pone M. Felix en boca de Caecilius Natalis, en Octavius, c. 240-300. v. Marc-Aurèle de Renan, pg. 395}

Tertullien dans son Apologétic, au chapitre de l’Onocoitès, s’écrie: ‘Rêvez-vous, comme d’aucuns, quand vous pensez qu’une tête d’âne est notre Dieu?’. Et il affirme que c’est Tacite  qui,  dans son Histoire, rapporte ce mensonge.

Josèphe, dans son Traité contre Apion, nous apprend qu’Apion ne craint pas de dire que dans le Temple de Jerusalem les Juifs avaient mis une tète d’âne. ‘Un nommé Zabaide s’en vint tranquillement au Temple. Là, il prit la tête d’or tou kántho-nos.’ (*)

L’accusation d’adorer une tête d’âne fut lancée contre les Juifs, bien avant que la religion chrétienne fût connue; c’est seulement au commencement du IIIe siècle qu’elle passe des Juifs aux Chrétiens.”

Cántharos significa onagro (asno salvaje), esperma; vaso en forma de cabeza de asno. Escarabajo (cárabo) que molido propor-ciona el polvo cantárida, afrodisíaco.

En el dictionnaire de Chantraine: Kántharos: Et. obscure. Un rapprochement avec le nom de l’âne kánthon est proposé par Strömberg.                                         Kanthís: crottin d’âne. Le radical kanth- pouvait être préhellénique.

‘Le cadavre de l’âne donne naissance à des scarabées (Pline l’Ancien XI. 70).,, ici l’idée repose sans doute sur un jeu étymologique, reprís par Souda … entre cantharos ‘scarabée’ et canthôn ‘âne’. (Miseranda sortis, E. Wolff)

San Epifanio (Adv. Haer. 26,12) dice que Zacarías (padre de Juan Bautista) vio en el templo un hombre con forma de asno.    

                                                                                               

 

 


                



No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


    No hay más información.
    ...0

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba