Autor: Uma
lunes, 10 de agosto de 2015
Sección: Artículos generales
Información publicada por: Uma


Mostrado 2.280 veces.


Ir a los comentarios

Las élites y la procesión

Una asociación de ideas entre las procesiones del mundo antiguo y las católicas de semana santa en los años 60

En algunas vasijas iberas podemos ver imágenes de lo que
parecen procesiones .Algunas  serían de  tipo cívico y  servirían a toda la comunidad para cohesionarse,
para reafirmarse en sus creencias acerca del origen ,para hacer ofrendas y
sacrificios a los dioses patronos y también para escenificar el orden social y quizá
incluso cósmico. Serían procesiones en las que quedaría patente quienes eran
las personas importantes del lugar, sus dirigentes ,sus líderes religiosos:en
una palabra, sus élites y también se representarían los mitos por los que tal o
cual jefe o linaje ejercerían el poder.



En esta ocasiones las personas importantes harían exhibición
de sus riquezas :joyas fantásticas,caballos con arreos esplendorosos ,vestidos
realizados con tejidos especiales y difíciles de conseguir.




Leyendo sobre todo ello me vino a la cabeza que estas festividades
y actitudes no son algo tan alejado en el 
tiempo.Todos,especialmente los de determinada edad hemos asistido a
fiestas patronales en las que hacían acto de presencia las autoridades del
lugar exhibiendo sus mejores galas ,medallas y condecoraciones ;quizá había una
reina de las fiestas con un traje regional cuya riqueza dejaba patente que
venía de una familia que se podía permitir tal dispendio.Probablemente también algunas
personas gastaban más de lo que podían para demostrar un mayor estatus ,como
ocurre en bodas y comuniones.



Quizá las procesiones de Semana santa anteriores a la Transición
eran el rito por antonomasia en el que podía plasmarse todo el orden social ,pues
era aquel en el que quedaba patente la unión del poder civil y el religioso.El
poder humano y el cósmico.



En los años 60 España vivía bajo la dictadura del general
Franco.Como Hitler y Mussolini ,el dictador  había elaborado todo un “corpus” de ideas
según la cuales él ,”el caudillo” ,había salvado a la patria del caos y del  mayor  de los peligros ( el comunismo),había acabado
con el hambre y los horrores de la guerra y había encaminado al país por la
senda del progreso y la civilización.



No lo había  hecho
sólo : Dios había estado de su parte ,como premio por defender a su Iglesia
.Esta,agradecida ,sirvió como instrumento de control ideológico al servicio de
la dictadura ,recobrando el papel que ,salvo excepciones había tenido en este
país durante más de un milenio.



EL caudillo era el defensor de la patria ,el protector de
los españoles y el brazo armado de la divinidad .Ese era su mito fundacional y la
sociedad lo aceptaba así , de grado o por la fuerza .



Un niño que asistiera en los años 60 a una procesión de
semana santa veía discurrir ante sus ojos , antes de los tenebrosos y
enigmáticos penitentes un despliegue de uniformes y medallas ,.Las esposas de
alcaldes, gobernadores y mandos del ejército llevaban mantillas y peinetas de
concha ,las más caras posibles. Collares de perlas blancas sobre el vestido de
luto. Las autoridades eclesiásticas vestían ropajes esplendorosos , aunque en
tonos de luto .Todo se envolvía en el humo del incienso.Después venían los
pasos con las imágenes religiosas y,al final,detrás de ellas ,el pueblo llano
seguía cantando y portando cirios.



En los balcones con la bandera de España adornada con un
crespón negro.





Los niños que asistían a las procesiones de semana santa
aprendían muy pronto que había personas que estaban aparte del común;que tenían
joyas y ropajes inalcanzables y que estaban allí por la gracia de Dios. Aprendían
que había un caudillo salvador que dirigía los destinos de todos ayudado por el
señor del universo y que quien renegaba de uno renegaba del otro  en un acto supremo de desagradecimiento.



También para una mente infantil los cofrades eran un mundo
aparte ,pero al contrario de lo que ocurría con las autoridades , a estos el
traje y la capucha los convertían en seres anónimos ,iguales unos a otros y
casi fantasmales  .Aún así a también
había quien elaboraba el hábito con tela especialmente buena ,a pesar de la
vocación ,en principio igualitaria de las cofradías.



Ahora sigue habiendo fiestas patronales a las que acuden o
no las autoridades civiles ,sigue habiendo procesiones de Semana santa pero  ya sin un mito fundacional que relacione Estado
y religión y  sin la obligación de aceptar
la idea de que las élites están ahí por  una voluntad divina que hay que respetar so
peligro de que el orden del cosmos se destruya .  



 



http://www.museuprehistoriavalencia.es/resources/files/APL/APL24/APL24_10_Bonet_Izquierdo.pdf



http://www.celtiberia.net/es/conocimientos/?idp=6014



http://cosasdelorca.com/2015/03/15/galeriafotos_semana_santa_lorca/



No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Servan 10 de ago. 2015

    La sociedad como un microcosmos que repite el orden cósmico y así también le asegura magicamente, repitiéndose en infinitas imágenes especulares hasta la psiquis del individuo que está en un orden siempre acechado por el principio del mal y el desorden, la autarquía y el principio del placer.

  2. Hay 1 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba