Autor:
miércoles, 02 de julio de 2008
Sección: Sobre las palabras
Información publicada por: lapurdi


Mostrado 12.829 veces.


Ir a los comentarios

"An", una raiz de carácter espacio-temporal

Hay raices que parecen ser comodines que las utilizamos para casi todo, y una de ella, sin dudar, es la raiz "an". Creo que es la que forma palabras con sentido de espacio-tiempo, ya que el mismo "cuando" y "cuanto", apenas las separa un matiz y són conceptos aplicados al tiempo y a la cantidad (espacio).

El prefijo o sufijo "an"

cuando hablamos es muy importante establecer el tiempo de las acciones, de los hechos, y en el espacio igualmente interesa saber el lugar donde se situa una cosa, una persona o un hecho.
Una de las raices que nos ayuda a explica la ubicación de los hechos y de las cosas es la raiz "an" que no encontramos en su estado más puro en nuestra lengua castellano, pero si aglutinada com muchas otras raices, morfemas y lexemas.
Para comenzar tocaré las palabras vasca que por se mucho más simples y sencillas, quizás por su primitivismo, facilmente se pueden asociar a la raiz "an" y a su significado. En el aspecto de los morfemas vascos de caso, tenemos la terminación "an" (etan en el plural) que se utiliza para el caso inesivo, el que se refiere al lugar, aunque también se utiliza para los adverbios temporales.
Tenemos, por ejemplo, "etxe-an", en la casa, o "ordu-an", entonces, pero en una traducción más al pie de la letra seria 'en la hora'. Para analizar bien una raiz es necesario saber que las variaciones fonéticas y ortográficas hacen confundirnos o dudar sobre si se trata de la misma raíz o de dos distintas. Así "han", con "h-" és el adverbio de lugar 'allí', con una "h" que podemos decir totalmente inútil. Curiosamente la terminación "an" y el adverbio "han" coinciden con tantos topónimos, y sobretodo macrotopónimos, que significan 'lugar', y para ser más explicitos 'en' o 'allí'. Me refieron a nombres como "Sud-an", "Ir-an", "Esp-aña", Bret-aña", "Germ-an-ia", "Cerd-aña", etc.
Sobre "an" como morfema también lo encontramos en las lenguas latinas, aunque no sea reconocido por los filólogos como tales morfemas o afijos. Se trata de palabras tan corrientes como "qu-an-dus", 'cuando', y en donde "an" tiene el mismo significado que el morfema inesivo vasco. También lo encontramos aplicado a la cantidad: "qu-an-tus", 'cuanto', con un referencia al espacio, y más concretamente a la cantidad de ese espacio. El mismo lo encontramos en plabras con diferente raíz: en lugar del morfema interrogativo "qu", se utiliza el más genérico i de carácter involuntario como es "t-", dando compuestos como "t-an", o "t-an-to". Aquí ya empezamos a ver la igualdad de concepción en el espacio y el tiempo, como dos dimensiones que se pueden cuantificar, utilizando para ello la raíz "an".
Pero podriamos preguntarnos: ¿si el valor de "an" lo hacemos traducir como algo así como un adverbio de tiempo (en) o de cantidad (tan), puede tener otro valor que los englobe y de alguna manera los sobrepase a los dos?
La verdad es que si nos remitimos al griego encontramos facilmente soluciones: "antos", se refiere al brote de una planta, o al rebrote o a la flor, es decir, aquello que surge, que crece, que aumenta y que se encuentra arriba. Como prefijo "an" en griego tiene el sentido de lo que esta 'arriba', como vemos en la palabra "an-verso", o cara que esta arriba, o el "an-odo", camino hacia arriba, o también la palabra "anfo", todos dos, o "ana", sobre, encimam o "ano", arriba, o "anfi", de la cual debió derivar "ambi", con el significado de 'sobre, toncando a'. Muchas palabras griegas se forman con estos prefijos: "ana-lio", disolver, de donde "lio", se podria traducir como 'atar, ligar'. También se ve claro el significado en "an-ago", 'conducir arriba' o "ana-pleo", navegar arriba.

Palabras de tiempo y de espacio

Se ve pues clarament el valor generalizado de 'arriba' para "an", a la vez que tiene connotaciones que significan 'encima, sobre, juntamente', aunque para este último valor tenemos la palabra "ama", con el significado de 'juntament, con'. ¿Tiene alguna relación este prefijo "ama" con otras palabras latinas? Realmente si, en primer lugar vemos palabras que son casi calcadas a las griegas como "ambo", los dos, casi identica a nuestro "ambós", también "ambio", 'dar vueltas' quizás por el hecho que estar encima indica que se esta cerca pero si formar parte de una cosa (juntos pero no revueltos). Encontramos un compuesto de "am-" que junto a la raiz "bil" forma la palabra "amplus", 'grande' ("ample" en catalán, con el sentido de 'ancho'). También "ample", adverbio de modo que significa 'ampliamente, generosamente', y también "am." junto a la raiz "bul", da el verbo "ambulo", 'caminar', que ha dado nuestros 'ambular', y segun la Real Académia 'andar', aunque creo que no es necesaria la participación de "bul" para dar "andar", ya que el catalán "anar" puede muy bien evolucionar de "an" sin necesidad de otra raíz.
Volviendo a las palabra con resonancias espacio-temporales, tenemos en latín "ante", 'delante', que forma derivados de tiempo como "antes", "anterior", "anteayer",  "antiguo", etc. y otros más especiales como "ante-" utilizado para formar compuestos como "antesala", "antepuerto", "antecima", etc. Muy próximo a "ante" tenemos la palabra griega y latina "anti" también utilizado como prefijo para hacer compuestos, pero aunque tiene el mismo valor de "ante", delante, se toma como algo contrapuesto, enfrentado.
Por lo tanto, "an" ya no solo nombre a lo que esta arriba, en la cima, sino a lo que va delante, en primer lugar, antes que otra cosa. De aquí que nombres de adverbios temporales parecen tener que ver con esta raíz, como, por ejemplo, "annus", aó en latín, que podria referirse al momento álgido, en el zénit del sol, en la época del solstició de verano, y que por extensión haya comprendido todo el tiempo entre una cima y la siguiente, es decir, el año solar. Parecido ocurre con la palabra "mane", mañana, que se refiere a los primeros momentos del dis, y ya no referidos al sol, sino al arranque del dia cronológico, a la madrugada, ya que esta es asociada con las horas "altas", como momento que comienza el dia (aunque sea de noche) y como momento en que las horas estan altas por ocupar la parte delantera del dia. De aquí que la "mañana" como el dia que sigue al de hoy es una extensión del otro punto culminante a partir del cual se forma el nuevo dia. La mañana abre el dia de después. De "mane" surge la "semana", como los siete dias o siete mañanas. El hecho que en "mane" haya una "m-" inicial unida a "an" puede deberse a que el tiempo se conceptualiza como algo que se va desprendiendo, sin solución de continuidad, o mejor decir "disolución" de continuidad. Podriamos ver en el tiempo algo que surge desde el inicio, desde lo alto y que se va desprendiendo y bajando hasta agotar el dia.
Otras palabras que parecen tener con este "man" referido al tiempo pueden ser los verbos "permanecer" o "mantener",  en donde el proceso de cambio de las horas parece no afectar al estado de las personas o cosas, quizás por que "-ecer" le diera un sentido diferente a "man." Igualmente podemos decir para la palabra "ango", en latin 'apretar, estrechar', ya que la presencia al final del ffonema "-g-" introduce un sentido a "man" de 'extraer', y por lo tanto una desparición del concepto introducido por "man" en el sentido de algo ancho, o ampuloso. Derivan de ella palabras como "angosto", "angustia", etc. y provienen de la estrechez de salida por un paso no ancho. Precisamente esta última palabra, "ancho", la Real Académia la hace derivar fonéticamente de  "ambulo", al igual que "andar", aunque parece que ni una ni otra puedan derivarse de este verbo y si de las muchas virtualidades que tiene la raíz "an".
En vasco al tiempo antiguo se le denomina "aintzin", antiguo, con una raíz añadida "tzin", que bien puede conectar con los tiempos pasados verbales, acabados casi siempre en "-en" o "-in".  Otras palabras muy parecidas se refieren a espacios, como "aintza", gloria, es decir, la parte más alta de un espacio espiritual. También los adverbios de cantidas se forman con esta raiz: esta vez con "h" como "hain", tanto, o "hainbat", un tanto, o "hainbeste", otro tanto. También "gain" tiene el carácter de nombre como 'cima física' y de adverbio de lugar: 'encima'. Otro nombre muy empleado en toponimia para referirse a las cimas es "gan" que tiene el significado de 'punta' como lugar cimero en forma aguda.
Tanto, tant, "hain", cogen el valor de cantidad y de cosa grande, como lo hace también el adjetivo "handi", grande, o "anitz", muchos, o como en las palabras castellanas "manta" (cantidad y a la vez algo que esta encima), "manar", "mandar", y en sentido negativo "man-co", "man-car"(faltar), o también "manga", en el sentido de algo que sirve para extraer la "man-" o cantidad, conjunto de cosas. La misma palabra "mano" da nombre al extemo de la extremidad superior, y la palabra "anca" al extemo de la extremidad inferior, que quizás por eso lleva la "-k" de extracción, por estar situada hacia abajo. Justament en vasco "hanka" se refiere más que a la pierna al pie.
Una cosa que no está situada en el suelo sino encima, formando un piso superior, son las "andas", y aquello que se situa al lado, junto, y ampliando su contonrno, es un "an-ejo", lo mismo que para formar los adverbios de compañia o de unión tenemos el catalán "amb", con, y el inglés "and", y. Todos ellos suman y se superponen encima.
Aunque no todas las palabras que llevan juntas estas dos letrs o fonemas (a + n) són ya la raíz "an", si que muchas de esas palabras las podemos relacionar con esta raíz. De aquí la versatilidad y polifuncionalidad de esta tan simple palabra o raíz. Para poder saber mejor si és esa la raíz es necesario conocer también las raices que se unen a ella. En el caso de la palabra griega "ángel", traducida como 'mensajero", en realidad esta compuesta de dos palabras "ank", en el sentido de pregonar, difundir, hacer grande, y "ele", palabra. Por lo tanto "angel" tanto en su aspecto nominal, el ser, o en el aspecto verbal que también lo tiene, significan la persona o la acción que anuncia una palabra, un mensaje. En vasco "angel" es "aingeru" donde bien podemos ver la tendencia de esta lengua a reforzar la "n" con una "i-" previa. .
Muchas otras son las palabras que se derivan de, o que tienen entre sus componentes, esta raíz: "ana-lisis", "af-an", "an-illo", "an-sia", "an-te" (piel), "ampuloso", "án-gulo", "m-an-dar", "an-helo", "an-unicio", "an-sa", "an-guila", o las palabras vascas "antz", parecido, ya que este se puede expresar como lo que sale o nace de la que esta encima en la cara visible, también "anai", hermano, puesto que expresa el otro que suma al hijo anterior, o las palabras catalanas: "am-pit", repecho de la ventana, "canalla", hijos, "anegar", inundar, etc. Vease como la "n" en los casos que viene seguida por una labial se transforma en "m".
Ya para acabar dos disgresiones toponímicas o macrotoponímicas: la primera referida a "Andorra", país de los altos, en la zona más alta del Pirineo, junto a una segunda raiz "orra" que también podria ser "uria", como en N-uria, que se refiere a las corriente de agua. Juntas hacen el significado de corriente de las cimas. El otro nombre es "Andalucia", a veces relacionado con "andi", grande, y con una segunda raíz que parece estar mucho más clara "lucia", relacionado con "luze", largo,  que no solo se conserva en el vasco sino en el nombre del pescado alargado "lucio" o "merluza". "Anda-" creo que arranca del sentido de 'extremo', o de parte inicial, ya que si miramos Europa, el inicio de ella esta en la punta del cabo de San Vicente, zona andaluzo-lusitana, ambas con la misma raiz, más "anda." que explicaria lo del extemo, la parte primera del continente.
Todo ello nos da un valor fundamental para "an" en su referencia no solo al espacio y el tiempo, sino a todo aquello que crece, que esta en la parte alta, en la punta, y desde donde arranca una cosa, y que además se encuentra asociada a otras dimensiones de crecimiento como lo ancho, o incluso aquello que crece hacia abajao, cuando el extremo de ello es el resultado de un crecimiento, de un aumento.


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 concano 03 de jul. 2008

    Escribe aquí (borra esto).

  2. #2 concano 03 de jul. 2008

    Cerdaña ¿ no viene de Sardinia-sardina ?.

  3. #3 crougintoudadigo 03 de jul. 2008

    Un trabajo sorprendente caro Lapurdi

     

    Perdone la ignorancia de nuestras paredrías pero San Anderel, San Andrés, Sant Ander? cierto esquí nórdico llamado andor ¿Podrían acaso estar relacionados con esa raíz que nos comenta y tener su sentido de "andar". De ser así en el caso de San Andrés (de Teixido) el apostol podría compartir el caráctes psichopompos de un santo anterior, precristiano y acaso celta, similar a Ogmios "El Camino" o a Setanta "El caminante".

      En algo de esto andaba a trabajar el caro y egregio indoeuropeista Eulogio Losada Badia, pero se adelantó la ingrata parca.

    Salud y Gloria

  4. #4 crougintoudadigo 03 de jul. 2008

    "Todo ello nos da un valor fundamental para "an" en su referencia no solo al espacio y el tiempo, sino a todo aquello que crece, que esta en la parte alta, en la punta, y desde donde arranca una cosa, y que además se encuentra asociada a otras dimensiones de crecimiento como lo ancho, o incluso aquello que crece hacia abajao, cuando el extremo de ello es el resultado de un crecimiento, de un aumento".

    Es un bello y magnifico final. Por eso a coger la barca para el Alén, en San Andrés de Teixido, vai de morto o que non foi de vivo.

  5. #5 Brandan 03 de jul. 2008

    ¿Podríamos darle a manes el significado de los que nos precedieron, considerando la "solución" de la m?

  6. #6 atzavara 04 de jul. 2008

    Anda-" creo que arranca del sentido de ''extremo'', o de parte inicial, ya que si miramos Europa, el inicio de ella esta en la punta del cabo de San Vicente, zona andaluzo-lusitana, ambas con la misma raiz, más "anda." que explicaria lo del extemo, la parte primera del continente.

    An-teo, no creo que fuese andaluz pero vivia en el extremo occidente

  7. #7 lapurdi 07 de jul. 2008

    Hola a todos,

    Iendo a las palabras más antiguas, o al menos así lo parecen, por referirse a conceptos espaciales, tenemos la palabra "anterior", donde se ve muy claro el valor de "anter-" referido a todo aquello que aparece en primer lugar, lo mismo que otras palabras con ese significado (antes, antiguo, etc.). También "an" tiene el concepto de lo que aparece en primer lugar desde un punto de vista espacial, como en "an-verso", es decir la cara que esta más arriba, en la parte más alta o más externa, pero que también es la primera en verse, la que da la cara. Yo creo que de esas palabras más elementales se dió nombre a otras más humanas en el sentido que se refieren a nuestros congeneres, incluso a nombres que nos definen, como "m-an", hombre en inglés, "an-dro", hombre en griego, "hu-m-ano", sin palabras, etc. Incluso "an-dere" vasco significa mujer, pero más concretamente ''señora, ama'', como si fuera la jefa del grupo.

    De hecho "an-der", parece tener, además de "an" la raiz "ter" que comparte con "an-ter-ior", y que segun creo se refiere a los límites que cierran algo, ya sea físico (exterior, ultra, inter, etc.) ya sea más psicológico, como es la familia y sus relaciones cerrades: ma-dre, (ma-ter), padre, fra-ter-no, etc. Por lo tanto, y uniendo ambas raices (ter y an) tenemos que "ander" seria la persona importante, la que va delante, cosa que también se relaciona con otras palabras de significado parecido: "andreia", valentia, "antos", flor, "antena", etc., siempre referido a cosas o parte de cosas que aparecen arriba, en el extremo, en la parte del-an-tera, como son las flores, las anteras y las antenas. Por lo tanto el "ander" seria la persona importante, el cabeza de familia, tal y como se conserva en el vasco "andere" o "andre", para la cabeza de familia o señora, ya que se trata de un matriarcado donde la cabeza de familia es la mujer.

    Incluso la isla griega Andros es la que está más al extremo norte del grupo de islas Ciclades, por lo tanto la anterior, la delantera. Otra palabra curioso es la alemana "andere", con el significado de ''otro, diferente, distinto'', que se relaciona con el prefijo "an-", y con la conjunció catalana "amb", con, y con la conjunción inglesa "and", y. Todas esas palabras se refieren a aquello que está delante, añadido, (ante-anti), que por ello no es parte nuestra, sino algo diferente, y con el cual podemos contar como añadido, como compañia, y a veces como contraposición y oposición.

  8. #8 xurxo 08 de jul. 2008

    Sobre a raiz de Andalucia... tiña entendido que -anda, do semita, quer dicer xardín = Edem: o xardim da luz??? (como segue a ser para moitos dos que chegan ás suas praias!!!)

  9. #9 lapurdi 10 de jul. 2008

    Hola Xurxo,

    Sé que son muchas las posibles etimologia para el nombre "andalucia". Casi la mayoria relacionadas con la presencia de los vándalos (vandalen-haus, casa de los vándalos, tamort-uandalos > tamort-u andalos, tierra de vándalos, etc.). No creo en estas porque hay que relacionar Andalucia con su vecina Lusitania. Luz o Lus es la raiz, a la que se debe añadir "anda-". Que quiere decir "luz" y "anda" es otro tema.

    Luz, del vasco "luze" es largo, y yo lo relaciono con la longitud que representa Europa vista de este a oeste. Tanto Lusitania como Andalucia caen al final de esta longitud, en la parte extrema. De "luz" conservamos el nombre en el nombre del pescado "lucio" o "merluza", también "lluç" en catalán.

    Sobre "anda", si lo relacionamos con el vasco podriamos utilizar la palabra "andi", grande, pero creo que se relaciona más con "an" en el sentido de lo que esta delante, en el extremo, más arriba, tal y como ocurre con Andalucia, en el extemo y en la parte delantera de Europa, máxime si tenemos en cuenta que el sur de Portugal también deberia formar parte de este topónimo ya que el cabo de San Vicente es el punto más occidental de Europa.

    En conjunto "anda-lucia", seria la parte alargada del extremo de Europa, y que antiguamente podia haberse nombrado solo con "luci-tania", ya que de una manera o otra se superponene. Queda la Bética, o valle del rio Betis, pero creo que el topónimo Andalucia se relaciona más con Lusitania.

  10. Hay 9 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba