Autor: S. Paz Eyzaguirre, M.D. En: amsterdamsur.nl
viernes, 30 de mayo de 2008
Sección: Artículos generales
Información publicada por: Servan


Mostrado 11.862 veces.


Ir a los comentarios

Il Cenacolo

Estudios de iconografía: Leonardo.

Il Cenacolo (1495 - 1497)

Cuando Vasari ve el Cenáculo, ya el mural estaba enormemente dañado.

Después de numerosas restauraciones, algunas de ellas desafortunadas, ¿podemos saber cómo era originalmente?

Existen algunas reproducciones-interpretaciones tempranas.

I. Grabado de autor desconocido, c. 1498, Viena, Graphische Sammlung Albertina, inv. 1952/ 366 a.

II. Incisione in rame, lombarda, della 'Cena' di Leonardo; en F. Malaguzzi Valeri, La corte di Ludovico il Moro, T IV, pg. 51-52, donde dice:

Il Kristeller richiamó l'attenzione su alcune reproduzioni diligenti, un po' fredde, della Cena di Leonardo da Vinci con qualche variante l'una dell' altra (R. Soriga, I libri xilografici, 1911). La più fidelle all' originale deve esser di poco tempo posteriore all' esecuzione dell' affresco.

Hay algunas diferencias con el mural tal como hoy lo vemos. En I- un gato al centro, que en II está en la esquina derecha (hoy se observa una mancha de aspecto quizá gatuno); parece verse un pez en el plato frente a Cristo.

Lo que más llama la atención es la ausencia de la extraña estructura que hoy vemos frente a la mesa, difícilmente atribuible a Leonardo, y en su parte superior la presencia de un letrero que dice AMEN DICO VOBIS QVIA VN(VS) VESTRVM ME TRADITVRVS E(ST).

'No es posible imaginar con mayor verosimilitud a los apóstoles en el momento de oir la voz de la verdad infalible cuando Jesús dice: Uno de vosotros ha de entregarme.

Luca Pacioli, cit. F. Zöllner, Leonardo da Vinci.

En cambio no aparece un pequeño cartel ilegible sobre la ventana derecha, que podemos quizá suponer reemplazaba esta leyenda.

De lo cual dice Steinberg:

In the first surviving copy, a Milanese engraver attempted to pinpoint the 'moment' described in the painting, by inscribing a passage from Matthew on the tablecloth in front of Christ (cit. S. Rutherglen).

Hay consenso en que el momento elegido por Leonardo, es aquel en que Cristo anuncia que uno de sus discípulos le traicionará (1). Ello pudiera aludir, según algunas opiniones, a las circunstancias políticas de la corte sforcesca, en que pudiera darse la traición de algún cercano al príncipe.

Otro detalle importante es el de la mano derecha de Cristo. En el actual mural, la mano derecha parece coger algo, o quizá entregar a Judas el pan de la traición (2); en cambio la mano izquierda se abre, como ofreciendo el pan consagrado, ante la mirada maravillada de Santiago.

En el grabado lombardo ambas manos están en actitud de ofrecimiento. La factura de la actual mano derecha es -en mi opinión- una inhábil restauración, impensable en un excelente anatomista como Leonardo (v. Study of woman's hands, London,Royal Coll. of Windsor, no. 12 558).

De ello dice Matteoli:

5. the open hand extends the promise of life to the dead.

6. the palms, alternatively down- and upturned to the dark and light side of the room prefigure the Judge of the Second Coming.

(The last supper).

La mano que coge y la mano que da son un antiguo símbolo religioso, que se observa v.gr. astronómicamente en las dos osas o carros o manos de Rhea, una de las cuales toma las vidas en tanto la otra las devuelve.

III. Oleo s. XVI, autor desconocido, Tongerlo, Museo da Vinci.

Resumiendo:

1.El cartel aparece idéntico en los grabados, desaparece en el óleo.

2. El gato se observa frente a la mesa en I, a un costado en II, y desaparece en III sin dejar una sonrisa.
3. Cristo presenta rayos de gloria en los grabados, un pequeño nimbo en el óleo.
4. La mano izquierda de Judas, ambas de Juan, y la mano derecha de Cristo (más girada en el óleo) son grotescas.
5. El absurdo artefacto frente a la mesa, no aparece en los grabados ni en el óleo.
6. El cuchillo de Pedro no se ve en los grabados.
7. Todo ello hace pensar en un grave deterioro del mural, especialmente en su zona central-baja, por motivos físicos.

Il Cenacolo; evidente referencia al Simposio de Platón ('El banquete'), esto es una reunión para beber, cenar, para dialogar sobre el amor. El sentido más propio en griego podría ser: el ágape.

Se trata entonces de una discusión (dialéctica) sobre el amor.

Tesis, amor pagano; antítesis, amor cristiano; síntesis, el concepto renacentista del amor, que reconcilia la antigua sabiduría y belleza, con la verdad de Cristo (Pico, Ficino).

El análisis iconográfico de Il Cenacolo muestra evidentemente esta concepción florentina; sin embargo Panofsky dice (Estudios sobre iconología):

"Es significativo que Leonardo da Vinci, adversario de Miguel Angel en la vida y en el arte, profesara una filosofía diametralmente opuesta al neoplatonismo."

Como ha sido dicho, los apóstoles están distribuídos en cuatro tríos.

Los de la parte derecha del mural (lado luminoso), corresponden a tríades platónicas.

Bibliografía

Platón: Simposio (El Banquete o Del amor)

M. Ficino: De amore.

E. Wind: Pagan Mysteries of the Renaissance (Misterios paganos).


Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 servin 23 de jul. 2017

                                                   la pittura è filosofia  (L da V)


    I.  El sector central-bajo del mural fue destruido en 1652 para abrir otra puerta al refectorio de los monjes.

    II. No hay en la Cena alimentos animales (productos de cópula).
    Leonardo, como Zoroastro (que confeccionaba sus invenciones mecánicas), era vegetariano,  a semejanza de los órfico pitagóricos (dada la creencia en la reencarnación o metensomatosis), creencia posiblemente compartida por su madre, esclava quizás yazidi cuya religión no estaría basada en el Libro.
    Dice Leonardo (Proy. Gutemberg 844):
    Rey de los animales -diría mejor de las bestias, siendo tú la mayor- ya que has medrado matándoles en orden a que ellos te den sus hijos en beneficio de tus tripas, que has hecho sepultura de todos los animales
    Y YO DIRIA MÁS SI ME FUERA PERMITIDO DECIR TODA LA VERDAD.

    III.  TRIADES PLATONICAS
    La teoria dell´amore neoplatonico, esposta per prima de Ficino nel famoso commento al Simposio de Platone, abbe un´influenza fortissima su artisti e poeti e determminò la nascita de un´ampia trattadistica sull´argomento tra Quattro e Cinquecento, di cui vanna ricordati innanzitutto gli Asolani di Pietro Bembi (1505) e il  Cortegiano di Baldassare Castiglioni (1513-18).
    Il neoplatonismo nell´arte rinascimentale, C Pierante.

    A. PRIMERA TRIADE PLATONICA DEL EXTREMO LUMINOSO.
     Trata de un convivio de amigos de la filosofía que beben (simposio) y cenan (cenáculo) mientras dialogan sobre un tema: el Amor.
    Observamos en este diálogo a Ficino, a Platón y un tercer personaje que, erróneamente, han identificado algunos como el propio Leonardo.
    Ello no puede ser ya que en ese tiempo Leonardo tenía c. 48 años. Hay en la toscana un dicho, que recoge (rechazando) Leonardo: ogni pittore depinge sè. (v. F Zöllner, Ogni pittore...).
    Pero más aún, en esta tríade dialéctica le Tesis es la sabiduría pagana (Platón), la Antítesis la sabiduría cristiana (por ejemplo San Pablo, o San Agustín) y la Síntesis que les armoniza, Ficino. De modo alguno podía ni debía Leonardo arrogarse la posición de Antítesis.
    Así pues:
    Platón: El amor es el deseo de la belleza que se perfecciona en Dios.
    Cristo: Dios es amor.
    Esto os mando: Que os améis los unos a los otros. (Juan 15.7)
    El que no ama no conoce a Dios, pues Dios es amor. (Juan).
    L´amor che move il sole e l´altre stelle  (Dante).
    Ficino, síntesis dialéctica, extiende vehemente el brazo mostrando que Cristo es el camino de perfeccionamiento del alma hacia el Bien, la Sabiduría y la Belleza.

    B. SEGUNDA TRIADE PLATONICA.
    -Personaje con la mano en el pecho: Amor.
    -Personaje extasiado en Cristo: deseo de la Belleza.
    -Personaje semioculto señalando a lo alto: Perfección de la tríade en Dios, la cual no debe ser aludida directamente (v.gr. Hermes agitando las nubes en la Primavera de Botticelli).
    EL AMOR ES EL DESO DE LA BELLEZA QUE SE PERFECCIONA EN DIOS.
    Esta tríade es unificada por Leonardo en el Angelo Incarnato, en el Bautista/Baco del cual dice G E Gadda:   Il culmine del processo astrattivo, platonizante, del divino Leonardo.
    (La Unidad se despliega en la Tríade, la Tríade se reconstituye en la Unidad. Pico.)
    La mano en el pecho, Amor. Los ojos estrábicos del ebrio, el delirio voluptuoso del alma entregada por completo al Amor. El índice elevado, la progresión y perfección del alma raptada (remeatio) por Dios.
    Por ello Rafael, discípulo de Leonardo, representa a Platón en la Scuola di Atene con los rasgos de Leonardo, elevando el índice  lo alto.

    IV. TERCER TRIO, NO TRIADE.
    Judas, tenebroso, enfrenta al Señor con gesto desafiante, mientras coge el pan mojado en vino.
    Pedro, enfurecido por el aviso de la traición, pregunta a Juan el nombre del traidor para matarle con su daga.
    Juan se mantiene inconmovible en su entrega a Cristo.
    -Pero uno de los que estaba con Jesús, extendiendo la mano, sacó su espada e hiriendo a un siervo del Sumo sacerdote, le cortó la oreja.
    Entonces Jesús dijo: Vuelve tu espada a su lugar, porque todo el que tome espada, a espada perecerá.
    Mat. 47,51.
    -Jesús dijo entonces a Pedro: Mete tu espada en la vaina. La copa que el Padre me ha dado ¿no la he de beber?
    Juan 18,11.
    ¿Acaso Leonardo introduce acá un tema inconexo con las tríades platónicas, el anuncio de la traición?
    ¿O este trío ahonda en un aspecto de la conciliación de la sabiduría pagana con el mensaje de Cristo?
    Platón, en el Critón, relata cómo Sócrates -antes de su injusta muerte- rechaza el huir, así como rechaza devolver mal por mal.
    Sócrates: Entonces, de ningún modo se debe obrar injustamente.
    Critón: Sin duda que no.
    S: Luego, ni siquiera el que es tratado injustamente ha de devolver mal por mal, como piensa la mayoría, ya que de ningún modo se ha de obrar injustamente.
    C: Es evidente que no.
    S: Por tanto, Critón ¿no se debe hacer el mal, o no?
    C: Sin duda que no es conveniente, Sócrates.
    S: ¿Y es justo que, como dice la mayoría, el que sufre algún mal responda con nuevos males, o no?
    C: De ningún modo.
    S: Pues sin duda el hacer el mal a los hombres ni difiere en nada a ser injustos.
    C: Dices la verdad.
    S: Luego, no se ha de responder a la injusticia ni se ha de hacer daño a ningún hombre, cualquiera sea el daño que de él se reciba.
    (v. The concept of love by Plato in the Symposium compared with the concept of love by John in the Holy Scripture. S Warren Slate.
    The last days of Socrates and Christ: Eutyphro, Apology and Phaedo read in conterpoint with John´s Gospels. G. van Kooren.)

    V. El Tema que unifica, da sentido e impregna el Cenacolo no es pues, el anuncio de la traición a los Apóstoles y sus diversas reacciones ante ello, como se ha repetido (v.gr. Goethe), sino la conciliación de la sabiduría pagana (Platón) con el mensaje de Cristo.
    Harmonia est discordia concors (Gaffurio)
    Coincidentia oppositorum  (N de Cusa)
    Señala así el camino del alma, su perfección merced al amor, hacia lo justo, lo sabio, lo bueno y lo bello.

                                                                                                                                                                       2017







  2. Hay 1 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba