Autor: Servan
viernes, 09 de mayo de 2008
Sección: Etnografía
Información publicada por: Servan


Mostrado 11.072 veces.


Ir a los comentarios

La Montaña sagrada

Debido a que la sabiduría del grupo desaconseja este artículo, no está disponible.


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 atzavara 09 de mayo de 2008

    Servan, la montaña, el Merudanda o espina dorsal del mundo. Mira, encontré ésto en un libro que simplifica un poco los tonos mitologicos y esotéricos.

    "Debo poner un ejemplo, y emprendo un viaje por el sueño que siempre me tuvo caminando por un angosto valle. Ese paisaje no lo había visto nunca. Esa sensación de perdido me dijo que en el momento en que hubiese una salida, debía rememorar el paso que supone ascender a una cumbre y poder vislumbrar el lugar desde una perspectiva mucho más amplia.

    Entonces, no sabía que la cumbre era la cabeza, y por seguir las imágenes que me impresionaban, dentro de mí había un espíritu que quería que ascendiese a una peculiar montaña.

    Un fin de semana me propuse ascenderla, y cuál fue mi sorpresa que, en el momento en el que accedí a la cima, descubrí que mi espíritu se sentía satisfecho, pero, conforme descendía, oía en mi interior que el camino real era arrancar una voluntad y lograr imponerla en la cabeza, supuesta cima y soleada cumbre.

    Debía de servirme de la gesta para marcarla una vez alcanzada la cima.

    Es por eso que muchos clavan una bandera cuando coronan la montaña más alta del mundo.

    Por eso, en mi ascenso, abría los brazos formando una cruz cuando arribaba y alegar en mi defensa, que la experiencia interna era correcta con todo lo que me traía un sueño: yo estaba perdido pero, luego, me encontraba subiendo por un camino que me llevaba hasta el punto de ver que el destino me tenía preparado una señal allá en la cumbre. Gracias a ella sabía dónde estaba, gracias a que antes de nacer ya hubieron hombres que marcaron las cumbres con singulares signos que no distingo de las gestas, y entendí enseguida que las cúspides eran las cabezas; pero las señales, las ideas.

     La mejor idea era una forma de ver el destino señalado con tanta precisión, que no fue difícil seguir el camino y, desde entonces, si demoraba la marcha era porque seguía la señal que así lo indicaba.

    La idea muchas veces se ilustraba como una luz en la cabeza.

    Las ideas se mantienen confusas porque no las usas como lumbres y no las sitúas en la parte más alta."

  2. #2 elpater 10 de mayo de 2008

    Y tan desacertado es tomar como referencia para estudios históricos a un poeta como Ezra Pound como a un ideólogo fascista (y abiertamente pro-nazi, no lo olvidemos) como Evola. 
    Ese tradicionalismo no sólo es trasnochado, sino abiertamente machista (en el sentido más rancio), clasista y en sus consecuencias genocida. Ésas son las bases teóricas que usted nos está ofreciendo, Servan.
    A otros les colarán. A mí, no.

  3. #3 Uma 11 de mayo de 2008

     

    Elpater  316

    “….La referencia a usted viene porque tengo la impresión de que confunde un poco la historia de las religiones con el estudio de los símbolos; la impresión me viene de un comentario suyo en otro hilo….”

    Pues ya vé usted también se equivoca en sus impresiones.por lo menos  ha dicho “tengo la impresión” y eso ya es algo.

     solo  por los autores de los que le he hablado,aquí y en el xpresate, podría haber deducido que no me interesa el símbolo por si mismo, aislado de su contexto histórico, ritual,mítico.

     Pero ya se sabe,los humanos somos subjetivos  y,por lo que veo nadie se libra de ello.es reconfortante constatarlo.

    Por otra parte, hay una serie ,no ya de símbolos ,sino de estructuras ,que son comunes y se manifiestan   en tiempos y  lugares  muy diversos. como bién explica Eliade, la experiencia religiosa tiene su propia lógica. Y  por muchas complicaciones y evoluciones que presente una religión a lo largo  de su historia ,siempre vuelve a las formas básicas.

     

    Recogíamos en un capítulo anterior la tendencia que tienen los seres supremos de estructura celeste a desaparecer del primer plano de la vida religiosa cediendo su lugar a fuerzas mágico –religiosas más activas ,más eficaces y de alguna manera ,más relacionadas con la “vida “

    En efecto,las llamada ociosidad de los seres supremos uránicos se reduce,en último análisis a su aparente indiferencia hacia las vicisitudes ,cada vez más complejas de la vida humana.

    Por razones de protección (contra las fuerzas adversas,contra los sortilegios ) y de acción (ñla necesidad de asegurarase el sustento por la magia de la fertilidad etc)el hombre se inclina hacia otras “formas” religiosas de las que vá descubriendo que depende  cada vez más:heróes civilizadores,grandes diosas fuerzas mágico-religiosas (maná etc),centros cósmicos de fecundidad (luna ,agus vegetación ,etc).Es el fenómeno de sustitución (general,como vimos en  todo el área indomediterránea ) de la figura suprema uránica por un dios atmosférico y fecundador ,muchas veces esposo o simplemenet acólito subordinado de la gran madre telúrico-lunar –vegetal ,y padre a veces de un “dios de la vegetación”.

    No deja de ser significativo el paso de “creador” a “fecundador”,la transición de la omnipotencia ,la transcendencia  y la impasibilidad uránicas al dinamismo,a la intensidad y al dramatismo de las figuras atmosférico –fertilizantes-vegetales…..”

    Como se puede ver , la historia de las religiones es algo más que el relato de los avatares y vicisitudes de los dioses ,los mitos y los ritos.

     Se trata de extraer estructuras generales que permitan entender ese aspecto de la vida de las sociedades humanas  y de los individuos concretos que hemos dado en llamar religión y que implica no solo una colección de dioses y cultos sino una concepción del mundo,de  la propia sociedad, del papel de esta,,el individuo,la casa ,el poblado ,los grupos de edad  etc en el cosmos.

    Puro esoterismo.

    Esat frase es interesante;está aplicada en concreto a América,pero se puede extrapolar  a todo el mundo

    "..En el fondo,solo tenemos dos alternativas.o aceptamos la posibilidad de una transmisión cultural histórica desde el paleolítico del viejo mundo hasta el neolítico del nuevo mundo,o aceptamos el concepto de C.G.Jung(1975)de los arquetipos y el inconsciente colectivo.." Gerardo Reichel-Dolmatoff,"Chamanismo y orfebrería".

    Pues no tiene  que ser solo Jung .Si ha leído,que supongo que sí , los estudios de Jean  Clothes y Lewis Williams acerca del arte paeolítico ,verá que ellos manejan la idea de una estructura mental, cerebral, común a homo sapiens ,que en estados alterados de conciencia permite percibir  una serie de formas que son  practicamente universales (el “ prácticamente” es por si acaso) .

    Estas formas son comunes,pero evidentemente  cada cultura las interpreta según sus propios parámetros.

     Pero hay formas que se repiten de forma asombrosa en tiempos y lugares diferentes,

    Constatarlo no es esoterismo. Esoterismo es atribuirlo a los ovnis…aunque quién sabe donde está la caverna de la que surgen las ideas.

    En cualquier caso,ese debate pertenece a la filosofía

      Y  a la sicología, no a la historia de las religiones aunque , lógicamente le toca de alguna manera.

    Yo ya he dicho aquí muchas veces que hay muchas formas de acercarse al mito: desde la filosofía,la poesía,la sicología ,la sociología ,la historia sin más o la historia de las religiones tal y como se concibe ahora y no hace sesenta años. 

     Este último enfoque es el que a mí personalmente es el que más me interesa,aunque no es incompatible refexionar sobre los mitos desde otros puntos de vista,siempre y cuando se sepan delimitar los campos.

     

    Servan ,lo de  Mari y el Amboto iba solo como un dato más.

     Pero bueno,como todo esto es esoterismo mejor ir haciendo el petate para no acabar en la hoguera.

    Marxismo-estalinismo: pues sí claro, era marxismo –leninismo un simple error por las prisas ,aunque como lapsus es significativo.

      Marx fue en mi opinión un Intelectual  tremendamente   lúcido .otra cosa es la deriva a la que se llegó en la aplicación del marxismo a la practica política  .

    Por lo demás,pater ,lo de las intenciones ,que si adivino,que si no adivino ….etc.como ya le he dicho,lo mismo que me dice a mí se lo puede aplicar a usted .si lo hace así,quedaremos en paz.

     

  4. #4 Servan 11 de mayo de 2008

     Los mitos son, en mi opinión, como temas musicales, que se metamorfizan, varían en intensidad y coloración, conServando cierta estructura interna que les hace reconocibles, como v.gr. el tema del mal en El anillo del Nibelungo. Esta opinión tiene cierta cercanía a la de L- Strauss.

  5. #5 alevin 12 de mayo de 2008

    Servan, asombrame eso de que "montagne" derive de "engloutir", pero bueno. Siguiendo con los montes sagrados ¿no es curioso que el Machu-Pichu también sea considerado "ombligo" del mundo por sus fundadores?. Además en ti #26 expones degluciones de falos értiles, ¿podría relacionarse ese comentario tuyo con una explicación que me dieron en Delfos sobre que el "onphalus" era en realidad la representación de un glande? y buscando enredear un poco más la madeja ¿no recuerda el monte sobre el que se construyo Machu Pichu la forma de un falo o, si afinamos de un glande?.machu pichuomphallusPaz y bien

  6. #6 Goudineau.5 14 de mayo de 2008

    Servan: viendo su artículo y los comentarios, me ha venido a la mente una asociación que, seguro será descabellada, pero ¿no son similares los betilos fenicios al omphalos o sólo me lo parece a mí?.

    Y en otro orden de cosas, aunque no tenga relación con este artículo: sabe de alguna documentación web sobre iconografía de Kíbele y su acompañamiento simbólico? 

  7. Hay 6 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba